Connect with us

Actualidad

Lima 01.20 / BAR ‘PALERMO’, EL ASERRÍN ILUSTRADO

Published

on

1.
Lima entonces, era una ciudad que trasnochaba o amanecía en sus convulsos años cincuenta. En ese entonces, la avenida Nicolás de Piérola, en el centro de la ciudad y conocida por los lugareños como la «Colmena» -antes que Camilo José Cela habitara en su propia «Colmena»- era un acrisolado bulevar donde la modernidad y la elegancia caminaban de la mano en medio de una arquitectura que se construía ante la imperiosa necesidad de establecer una urbe cosmopolita.

En aquel entonces, Lima consolidaba una identidad urbanística única. Y sus gentes eran esos limeños que se paseaban por esa Colmena Izquierda -llamada así desde la Plaza San Martín hacia los rumbos del Este-, pasmándose cada día con los nuevos establecimientos de luminosos escaparates, los flamantes restaurantes de neón, sus estrenados cafés de espejos centelleantes y todos sus rostros y todos sus personajes y todos sus sonidos.

Al llegar al Parque Universitario -frente a la antigua casona de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos- que le había otorgado ese título estaba situado un edificio de seis pisos de rasgos adustos. Era el hotel Colmena en la mismísima vía; hospedaje obligado para los inéditos limeños de nuevo cuño, habitantes precisos del estrenado tiempo de la creciente capital peruana. En las amplias tiendas del primer piso del hotel y gozando de cierto prestigio ya, el «Café y heladería Palermo» era parada necesaria para hacerse de una legalidad y prez -exigencia propia que la quisquillosa Lima solicitaba a sus coterráneos-, amén de un momento de contrapunto social y unos cremosos helados, más para el espíritu que para el propio cuerpo.

Los inmigrantes italianos que llegaron al Perú desde el siglo pasado y masivamente después de la Segunda Guerra Mundial, se distinguieron en Lima por establecer sus comercios con aquellas esencias de su fibra peninsular: las pastas y facturas, las helados escrupulosamente batidos y por cierto, sus panes y pasteles generosos.

La familia Cocchella era de la zona norte de la península italiana, gente trabajadora pero ocasional. El padre de los Cocchellas había llevado con esmero el negocio del «Palermo» y el hotel, pero sus intereses mayores estaban puestos en la industria metálica. En el verano de 1950, el respetable señor Cocchella, agotado de tiempo, colocó muy a su pesar un aviso en la vitrina principal de la cafetería: «Traspaso tienda, precio moderado». Y esa ya es otra historia.

2.

Shinjo Kuniyoshi y su esposa Matsu Arashiro, después de observar con sosegada calma sus primeras 24 horas que pasaron en Lima aquel año de 1929 y luego de la travesía inenarrable de 58 días que los trajo desde Okinawa en el Japón, tomaron la decisión más trascendental de sus vidas: aquí nos quedamos, se dijeron y los dos agregaron solo con el pensamiento y la mirada en ese mismo instante: hasta que la muerte nos separe. Dos hijos habían quedado en Okinawa, dos hijos que luego murieron en la gran guerra y que nunca volvieron a ver a sus padres porque don Shinjo había prometido, al cabo de cinco años, regresar en mejor posición económica. Y desde ese mismo día en el Perú, el joven señor Shinjo pasó a llamarse Santiago y la joven señora Matsu tomó por nombre el de Margarita, ambos flamantes vecinos de las rumorosas y festivas calles porteñas del Callao.

Antes, muchos años antes, otras familias okinawenses se habían establecido no solamente en Lima sino a lo largo del valle del Alto Rímac al centro, en las valles de Chancay al norte y Cañete al sur. Casi todos, trabajaban en las duras y fatigosas faenas campesinas. Los que se quedaron a vivir en la capital, al principio como pequeños comerciantes ambulantes y ayudantes, se repartieron con familias y amigos, en los barrios del Cercado, La Victoria, Breña, Rímac y los Barrios Altos. Pero para ese entonces, los años cuarenta, ya se habían hecho de pequeños negocios, básicamente la conducción de reducidas bodegas, peluquerías, bares y cafés.

Los Kuniyoshi no tardaron en fundar una encomendaría, especie de breve almacén, en la industrial y transitada Plaza Unión a donde se habían mudado con el fruto de sus primeras ganancias. Para Santiago Kuniyoshi, luego de los ingratos sucesos de 1940-1945 y que los afecto de sobre manera, la tienda no le fue ajena. Muchos de sus paisanos, convertidos en expertos comerciantes y luego de administrar el reconocimiento general por sus sacrificios, esfuerzos y superaciones propias, no dejaron de apoyar a la emprendedora familia Kuniyoshi que ya para esto había ido creciendo, también generosamente, con el nacimiento de diez hijos.

3.

En «El Palermo», don Santiago Kuniyoshi inició el conocimiento de otro tipo de clientes. Todos llegaban a sus mesas de riguroso traje, cargados de libros y papeles, atados a conversaciones exaltadas e interminables que al principio él no comprendió. Pero don Santiago tenía otra facultad a parte de su palmaria tenacidad, le gustaba escuchar y mirar a los ojos. Así, cayó en cuenta que estaba al frente de una clientela clasificada. Cierto, su establecimiento se ubicaba frente a la universidad de San Marcos, la más prestigiosa y antigua de América. Cierto, estas personas eran distintas a aquella que lo frecuentaron en la encomendaría de la Plaza Unión. Cierto, era muy cierto entonces que había que tener otra aptitud y otro ‘trato’ porque don Santiago estaba de acuerdo con esa máxima que aprendió muy bien y que decía que el cliente siempre tiene la razón.

El aprendizaje fue su acto mayor. Entonces de un tiempo para adelante, al regresar a su casa de la avenida Brasil, su esposa y sus hijos, observaban a don Santiago leyendo profundamente extraños libros, enigmáticas revistas, indescifrables documentos que el cuidaba que extrema reserva. Eran las publicaciones que sus nuevos amigos, aquellos que habitaban el universo de sus dominios, le prestaban u obsequiaban luego de sesudas y grandilocuentes explicaciones. Don Santiago no tardó en cambiar. Así se hizo más reflexivo. Si antes pasaba como un tipo silencioso y de palabras exactas, ahora parecía más bien un monje tibetano, confundido como un cliente más en una de los apartados, tratando de explicar el mundo a sus nuevos amigos que él llamaba «los pensadores».

Entonces, uno de sus hijos, el que más lo seguía, que también se llamaba Santiago y que ya asumía las responsabilidades que exigía el enorme «Palermo», descubrió el origen de aquel cambio. El señor Kuniyoshi, había descubierto el casi inexpugnable universo de una buena parte de la intelectualidad peruana. Y ahora, el joven Santiago, había comenzado a seguir los atrevidos pasos de su padre. «El Palermo» era un establecimiento amplio, el más grande que se recuerde en la zona. La atención era esmerada pero nada especial en los servicios de la cafetería, el restaurant y el bar.

En su primeros años, sus 22 mesas familiares, alfombradas de aserrín y tatuada por la efervescencia nocturna, albergaban casi las 24 horas de día a un conjunto que reunía a profesores y estudiantes de la universidad de San Marcos y alguno que otro de la Universidad Católica, la mayoría procedía de las Facultades de Letras y de Derecho. Pero también eran clientes conspicuos, toda la feligresía periodística, porque hasta allí llegaban, al cierre de la edición, toda laya de gente de prensa: redactores y reporteros de La Prensa, La Crónica y El Comercio, los diarios más importantes de aquel entonces.

4.

El lugar, atraía por varias razones que no eran por cierto el decorado y su escenografía. Era un café y bar como otros cualesquiera que existían en los predios de la universidad, el Parque Universitario o la Plaza San Martín. No obstante, la apacible contemplación que observaba don Santiago y sus hijos, la solícita atención que practicaban los mozos –Broncano, Linares y Vitelio– y que satisfacían las exigencias más extravagantes del clientelaje sin mayores dramas, era el encanto que trasuntaba ese «Palermo» de los años cincuenta. Porque los que llegaban con suficientes reservas económicas, podían ver sobre su mesa una buena botella de pisco peruano; los que lucían un presupuesto regular lograban atiborrar su espacio de cervezas y cigarrillos; los que mostraban exiguos recursos alcanzaba a tomarse algunas tasas de café; y los otros, aquellos que caminaban con los bolsillos vacíos, pues nada, se sentaban sin ser molestados y miraban pasar las horas y el mundo rodar.

De repente se observaba en agitadas reuniones, juntos pero no confundidos, al novelista José María Arguedas y al maestro Raúl Porras Barrenechea, a los poetas Alberto Escobar y Francisco Bendezú, al estudiante de historia Pablo Macera, y al pedagogo Oscar Franco. A los periodistas Pedro Alvarez del Villar y al crítico y poeta Augusto Salazar Bondy. Al filósofo Víctor Li Carrillo y al estudiante de derecho Félix Arias Schreiber. Al sociólogo Aníbal Quijano y al narrador Eleodoro Vargas Vicuña -en el 55, recién llegado de Arequipa-, al poeta Juan Gonzalo Rose y al historiador Emilio Choy, al cuentista Oswaldo Reynoso y al crítico de cine Hugo Bravo, a las estudiantes de Letras –casi musas–, Esperanza Ruiz, Nícida Coronado y Evalina Gayoso.

Todos, jóvenes personajes de un gran fresco que podía retratar la convulsa cultura peruana de los años cincuenta, años de la férrea dictadura militar del General Odría. La mayoría, asistentes en fervorosa procesión desde el leyendoso Patio de Letras de la Universidad de San Marcos. Otros, en sistemático ritual académico -los poetas Pablo Guevara, Leopoldo Chariarse, Washington Delgado y el escritor Julio Ramón Ribeyro-, llegaban en grupos acicalados desde los claustros de la Universidad Católica y atiborraban el lugar con su irrecusable deseo de descubrir el Perú de las ideas y de los dédalos políticos de su coyuntura. Encontraban, quién lo duda ahora, en «El Palermo», la libertad que no encontraban en los espacios universitarios que la sociedad peruana les había entregado para su continuidad.

Así el mítico «Bola» rejuraba que en uno de los baños había estrechado su diestra –y su siniestra también– al mismísimo Ernesto Guevara, antes de ser el «Che» y antes de ser «El Comandante», cuando estuvo de paso a la revolución y en moto. Y contiguos a otros escritores y poetas en ciernes, y junto a otros sublimados artistas de las letras y la plástica, y observados y comprendidos por la familia Kuniyoshi que los albergaban, inmigrantes también a su manera, componían un apasionado mosaico con esos otros parroquianos, la mayoría de clientes, foráneos en Lima, llegados desde el interior de las provincias del Perú a tomar posición en una geografía propia como ajena.

5.

Cierto, «El Palermo» se fue convirtiendo en capilla y catequesis, en aula alternativa y universidad de la propia vida. Aquel fue su atractivo y su pudor. Su exclusivo clientelaje sabía bien que ahí iba a encontrar a sus congéneres, a esos seres que vivían preocupados por el origen de las cosas, por la explicación de los fenómenos totales y por el fondo y la forma estética con qué explicar que la vida existe de otra manera. Así, se tejían los diálogos profusos y cotidianos, triviales o trascendentes, triunfales o dramáticos, amargos o hedonistas. Y en cualquier momento hacía su ingreso un gran maestro o un irreverente poeta, un profundo filósofo o un cultivado periodista, un anecdótico pintor o un fulgurante novelista, todos reunidos en ese café y bar limeño que el tiempo convirtió en sala magna e institución.

En medio de esa bohemia y tertulia, la familia Kuniyoshi, don Santiago y sus hijos mayores, protagonizaron una función normativa. Se los respetaba como ellos respetaban el resplandor de las ideas que en esas mesas de «El Palermo» adquirían categoría de fe teológica. Se los respetaba porque el joven Santiago y su hermano Julio, en los años siguientes, persistieron en esa mutua atención y tomaron la posta dejada por el fundador de aquel lugar entrañable para artistas, pensadores y políticos, desde aquellos tiempos de los primeros años de la década del cincuenta. Porque Santiago y Julio, en tiempos posteriores –ya existía el piano que era tocado por el maestro Freddy Ochoa cuando «El Palermo» era ya un snack bar–, con su proverbial protección, apoyaron y animaron publicaciones, presentaciones de libros y hasta respetuosas ceremonias para festejar un cumpleaños o la llegada o despedida de algún hijo ilustre de sus mesas.

Suele decirse que el gran poeta peruano Martín Adán fue el primer limeño certificado que inauguró la lúdica costumbre de asistir a «El Palermo» en las épocas de los italianos al final de la década del cuarenta. Le encantaba el tiempo detenido y el sordo estruendo de las ideas silentes y musicales –según confesión de parte–, y porque incluso en su horas más frenéticas –que las había sobre todo los fines de semana– era un simple y confuso bar, pero donde nadie lo molestaba ni interrumpía el discurrir de sus imágenes poéticas que escrupulosamente dejaba escritas en finas hojas de servilletas y que el mozo Broncano guardaban con sumiso respeto y para la posteridad.

Igual fervor habitaba en los sentimientos del notable pintor Víctor Humareda, quien todas las noches y mucho más en los años ochentas, se acercaba con su carga briosa de colores remojados en los vinos de su mundo cromático y secreto, a domar sus demonios y a contarle cada vez una historia distinta a Julio Kuniyoshi. Así, los espacios del mítico bar, albergaron en su momento a casi todos los militantes de la llamada «Generación del 50», constructores de una revista emblemática: «Letras Peruanas». Allí también se forjaron grupos y movimientos, los más importantes, aquel de los prosistas del grupo «Narración» en los años sesenta y su revista del mismo nombre.

6.

Un lustro más tarde, en casi la misma mesa, irrumpió con su sibilino universo integral el movimiento poético Hora Zero y todos sus manifiestos y toda su zarabanda de lúcidos locos tiernos. Y «El Palermo» de la familia Kuniyoshi, en aquel apasionante interregno, pertenece a la infinidad de páginas libres de la literatura peruana. Su nombre y su influencia se lee en la novela de Julio Ramón Ribeyro «Los geniecillos dominicales» donde los protagonistas, todos jóvenes iconoclastas y al mismo tiempo revolucionarios e incendiarios, traman cambiar el universo al calor de sus ideas y en el esplendor de sus cervezas.

Y ha quedado escrito también en célebres poemas, en cuentos y otras novelas como el marco de referencia de otras épocas, como registro vivencial y generacional –la llamada Guerra Fría, la Revolución Cubana, la muerte del poeta guerrillero Javier Heraud, la Revolución Cultural China, las revueltas de París y Praga, el Chile de Allende y Pinochet y el Perú, desde los fastos de la dictadura odriísta, pasando por la anémica gesta demócrata de Belaunde y hasta la revolución del General Velasco– en otras estatuas del tiempo. A Julio Kuniyoshi, en la lejanía de los años, le compitió la ingrata tarea de cerrar el capítulo de un ilustre pasado de este mítico café-leyenda. Fue una noche de noviembre de 1989 cuando se bajaron definitivamente las puertas metálicas de «El Palermo».

Cuarenta años habían pasado desde aquella vez cuando don Santiago o Shinjo Kuniyoshi había encendido las luces majestuosas de sus aposentos que iluminaron con su calor y resplandor a más de una generación de intelectuales, escritores y artistas, y que alguna vez escribieron en alguna de sus mesas, los versos abrumadores de sus vidas y de sus frescas presencias con las cualidades de los espejos de la memoria. Yo recuerdo de niño ese fulgor y los estruendos que escapaban desde las entrañas de sus mesas del fondo y me preguntaba qué era aquello que se defendía con tanta pasión.

7.

Era «el café de los ensueños», decían que decía mi padre, también activo concurrente y emisario de las influencias que de aquel «Palermo» se tejían para el mito. Después, hasta su barra llegué ya de adolescente a pedir una copa de pisco para el frío de la nueva vida, un picante cebiche para agarrar fiereza digestiva y una cerveza fría para soportar mis primeras calenturas ante la sensualidad de las partes ajenas. Años más tarde, en 1973, mi voz se hizo ronca porque ya instalado en una de sus mesas, y con otros jóvenes poetas del movimiento Hora Zero, gritaba cada vez más fuerte por las tardes, alto gritaba con los puños y de noche, para que el planeta oiga mi templanza y ahí ha quedado su filo y su ternura para rendirle este homenaje.

Pero no solo Friedrich Nietzsche, «más allá del bien y del mal», también desde su antiguo amor a la sabiduría no corrompida, aparecía Ortega y Gasset, y hasta el nirvana como fuente ideológica del fascismo germano, era el fuerte de Arthur Schopenhauer, en los gritos de Jorge Pimentel o Juan Ramírez Ruiz o Tulio Mora o Enrique Verástegui, jóvenes aún, entre los puchos de la vida y los cigarrillos prestados y las medias botellas de pisco Vargas y los capachos bien remachados. Kant se enfrentaba al general Velasco y la Reforma Agraria a Garcilaso.

Así Kin Novak era más mujer que Laura Antonelli o al revés y Gladys Arista decía ser más fiel que Cuchita Salazar. Y recitábamos a Thomas Nashe, poeta impuro del mil quinientos: «Una flor es la belleza, que se marcha y se consume…El polvo ha cerrado los ojos de Helen, es hora de morir estoy enfermo: Señor ten piedad de nosotros». Así, a las cuatro de la mañana, apagábamos la luz del «Palermo» y todos nos íbamos a dormir con Helen. Y así lo recuerdo.

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Actualidad

Universidad Católica determina que ex magistrado Eloy Espinosa-Saldaña cometió plagio

Ex miembro del TC fue denunciado por su exasesor ante esa casa de estudios, acusándolo de haber copiado fragmentos de dos de sus artículos.

Published

on

Plagio al más alto nivel académico. No solo se le acusa al dueño de la Universidad César Vallejo, César Acuña, de haber cometido plagio, sino que estos delitos (el plagio está previsto en el art. 219 del Código Penal), según la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), también salen desde reconocidas personalidades del mundo académico.

La PUCP ha concluido que el ex magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Eloy Espinosa -Saldaña sí tiene responsabilidad respecto a la denuncia de plagio presentada por su ex asesor Juan Manuel Sosa ante esa casa de estudios, esto debido a la publicación de dos artículos en la revista Derecho y Debate.

Mediante una cédula de notificación, se le comunicó al demandante la decisión adoptada por la Comisión Disciplinaria para docentes y pre docentes de la PUCP.

Declarar responsable al docente Eloy Andrés Espinosa-Saldaña Barrera por haber incurrido en la falta disciplinaria tipificada por el numeral 21 del Anexo 1 del Reglamento Unificado de Procedimientos Disciplinarios de la Pontificia Universidad Católica de Perú”, se lee en el documento.

Por ello, decidieron imponerle a Espinosa-Saldaña una sanción de suspensión sin goce de haber por el plazo de dos semestres académicos, medida que aplicará durante los periodos 2022-2 y 2023-1.

Según los procedimientos de la PUCP, establecen que el exmagistrado goza de la facultad de impugnar su sanción ante el Poder Judicial.

Como se recuerda, en setiembre del 2021 el abogado y catedrático Juan Manuel Sosa acusó al exmagistrado del TC, de quien fue asesor desde el año 2014 hasta comienzos de setiembre, de haber reproducido el contenido de su tesis “La satisfacción de las necesidades básicas como mejor fundamento para los derechos” en dos artículos académicos.

“Cuando me comentan sobre uno de los artículos plagiados, yo lo reviso con minuciosidad, reconozco mi redacción y veo que se ha copiado 18 o 19 de las 22 conclusiones de mi tesis. Luego, revisé el otro y vi que la situación era similar”, indicó el catedrático para el diario El Comercio.

Sosa, además, señaló que Espinosa-Saldaña ha reproducido su trabajo sin atribuírselo en exposiciones en las que ha participado. “Básicamente, hace una reproducción oral de este plagio en sus conferencias”, dijo.

Por otro lado, Sosa negó haber notificado el presunto plagio a la PUCP y aclaró que pidió su reubicación en otra dependencia del TC, tal como consta en un correo electrónico de fecha 6 de setiembre del 2021.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

¡Tembló el sur del país!

Fuerte sismo de 6.9 se sintió en Puno, Tacna, Cusco, Arequipa y también en Chile y Bolivia.

Published

on

La tierra sigue temblando y nos advierte que hay que estar preparados. Esta mañana, siendo las 7:02 de la mañana, se registró un sismo a 20 kilómetros al noreste de la provincia de Ayaviri, región Puno, causando el pavor de toda la población sureña que se dirigía a sus centros de labores o estudios. El movimiento telúrico tuvo una profundidad de 240 kilómetros, según información brindada por el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

De acuerda a dicha institución el sismo registro una magnitud de 6.9 en la escala de Richter, sintiéndose en distintas regiones como Cusco, Arequipa, Moquegua, y Tacna; incluso, en los países fronterizos de Bolivia y Chile. Hasta el momento no se reportan víctimas mortales ni daños materiales de consideración.

En Arequipa, por ejemplo, el movimiento sísmico hizo que la ciudadanía salga de sus domicilios y quienes se encontraban transitando por las pistas y avenidas tengan que detener sus vehículos.

“La zona es muy cerca de Arequipa, es por eso que se ha sentido muy fuerte que incluso en otras regiones que están más a sur que otras regiones como por ejemplo Moquegua y Tacna, que también lo han sentido. Hasta estos minutos, no se ha reportado un daño significativo en el sentido de que no se ha reportado daños en infraestructura ni pérdidas humanas”, declaró a RPP Bárbara Cuadros, vocera del COER (Centro de Operaciones de Emergencia Regional).

Sin embargo, añadió que los informes que le han llegado son de caídas de rocas. “Ya estamos conocimientos de que ha habido algunos deslizamientos de caídas de rocas, por ejemplo, acá en Yura, en Arequipa, a la entrada, también por zonas aledañas al aeropuerto”.

Este martes 31 se realizará el primer simulacro a nivel nacional del Sismate

Muchos se vienen preguntando por qué el Sistema de Mensajería de Alerta Temprana (Sismate) no se activó esta mañana para advertir de un inminente temblor, pero la realidad es que ese programa aún se encuentra en su fase de prueba. Sin embargo, recientemente el premier Aníbal Torres adelantó que este martes 31 de mayo se realizará el primer simulacro multipeligro en el distrito de Chorrillos a las 10 de la mañana. El primer ministro también comentó que empezarán a sonar las alarmas de los celulares como parte de la advertencia a una supuesta emergencia. Como se recuerda, hace un par de semanas, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) realizó un simulacro de prueba a nivel nacional para verificar la operatividad del Sismate, generando la confusión de gran parte de la población pues se trataba de un hecho sin precedentes.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Ministerio de Comercio Exterior tras los pasos de las casas de apuestas online

Ministro Roberto Sánchez presentó anteproyecto de ley para la creación de un impuesto para el rubro de las apuestas por internet.

Published

on

El mundo de las apuestas ha ido en constante evolución; si antaño estaba la ruleta y las cartas sobre la mesa, ahora gracias a la tecnología uno no necesita tener que acudir a un casino o local de apuestas pues con un solo click desde su dispositivo móvil puede participar de los juegos de azar.

A propósito de eso, su regulación aún se encuentra en estado primigenio en nuestra legislación y por ello el titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Roberto Sánchez, informó que el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de ley que propone regular los juegos y apuestas deportivas online. La iniciativa ya fue enviada al Congreso, donde deberá ser debatida y analizada para su posterior publicación.

Esta iniciativa propone la creación de un impuesto directo aplicado al Ingreso Neto (Net Win) a las casas de apuestas que operan a través de internet. Con esta iniciativa, los juegos y apuestas deportivas online se sumarán a los juegos de casino y máquinas tragamonedas realizados en establecimientos presenciales, que actualmente están gravados al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

El proyecto también busca proteger a los sectores vulnerables de la población mediante controles de acceso de menores de edad y ejecución de políticas de juego responsable destinadas a prevenir el desarrollo de conductas adictivas.

Además, busca evitar que la explotación de los juegos y apuestas deportivas a distancias sea empleada para la comisión de delitos relacionado con el lavado de activos y financiamiento del terrorismo o para la comisión de fraudes, delitos informáticos y cualquier otro propósito ilícito.

Los requisitos que deberán cumplir las empresas dedicadas a las apuestas online

En ese sentido, las empresas que se dediquen al rubro de apuestas deberán estar inscritas en el Registro Único de Contribuyentes (RUC). Asimismo, deberán tener un representante legal en Perú y el dominio web de su plataforma debe tener la terminación “.pe”.

En ese marco, si las empresas que desean realizar esta actividad no cuentan con la autorización sectorial respectiva, estarán prohibidas de realizar contratos de publicidad o patrocinio.

Cabe menciona que el Mincetur sería la entidad responsable de otorgar las autoridades para el uso de plataformas tecnológicas en juegos y apuestas deportivas, así como en locales físicos.

En caso de no cumplir con lo establecido en el proyecto de ley, las sanciones pueden ser una multa de entre 1 UIT a 500 UIT, la suspensión de actividades, cancelación de autorización y/o registro administrativo, e inhabilitación.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

MasGamers y Arenales Plaza se unen para presentar las clasificatorias al Claro Gaming MasGamers Festival 2022

El 29 de mayo inicia la clasificatoria.

Published

on

Durante los próximos meses, las clasificatorias para las diferentes actividades del Claro MasGamers Festival 2022 se llevarán a cabo en activaciones presenciales en Arenales Plaza, centro comercial icónico de las aficiones geek y el gaming.

Estas activaciones contarán con todas las medidas de seguridad y ofrecerán una amplia variedad de actividades, videojuegos de consolas, smartphones y PC, con grandes premios.

Esto a su vez, dará a los gamers más oportunidades de participar antes del evento central. Además se contará con el apoyo de diversas marcas del rubro tecnológico que siempre nos apoyan para brindar la mejor experiencia a los gamers.

¡El Claro MasGamers Festival está de vuelta y todo comienza en las clasificatorias rumbo al evento! Los esperamos en Arenales Plaza a partir del domingo 29 de mayo. Revisa las redes sociales de MasGamers para más información.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Monstruo de Chiclayo se habría suicidado esta mañana en su celda del penal de Challapalca

Personal del INPE lo encontró colgado en su celda esta mañana.

Published

on

Murió atormentado. Día y noche su mente era su peor enemigo y su más extremo e implacable castigador. Juan Antonio Enrique García, apodado como el ‘Monstruo de Chiclayo’ por haber violado a una menor de tan solo 3 años en el mes de abril, encontró el ‘infierno’ en vida y habría terminado con su vida suicidándose aproximadamente a las 9:45 a.m. dentro de su celda del penal de máxima seguridad de Challapalca.

El delito que había cometido conmocionó a todo el país y la población alzó su voz de protesta exigiendo la pena máxima para el violador, quienes enardecidos quemaron la vivienda donde perpetró esa atroz vejación contra la menor de edad. Para fortuna de Enrique García la Policía Nacional logró salvarlo de un inminente linchamiento popular, siendo derivado posteriormente al penal de Challapalca, ubicado en la zona más alta del departamento de Tacna.

Murió el ‘monstruo de Chiclayo’. Su deceso se encuentra en investigación. Foto: difusión.

Colgado en una tela blanca que parecería ser una toalla, el violador fue encontrado por el personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) esta mañana. Lastimosamente no podrá cumplir condena en vida.

A través de un comunicado, el INPE confirmó que el sujeto de 54 años se quitó la vida ese martes 24 de mayo a las 9:50 a.m.

“Personal de seguridad del establecimiento penitenciario hallaron al interno sujetado por el cuello con una tela de color blanca, el cual estaba adherida en uno de los extremos de los barrotes de su celda”, se lee en el documento.

Según precisan, personal de salud verificó que el interno no presentaba signos vitales, procediendo las autoridades penitenciarias al aislamiento del ambiente. Además, remarcan que el sujeto era custodiado al estar en un ambiente de meditación y observación, pese a esto, se quitó la vida.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Apertura del Óvalo Monitor Huáscar empezó con el pie izquierdo [VIDEO]

A los 5 minutos de inaugurado se generó una impresionante congestión vehicular.

Published

on

Las grandes urbes del planeta como Ámsterdam o Tokio vienen implementando un excelente servicio de transporte público, aligerando considerablemente lo caótico que se puede volver una ciudad con millones de habitantes que se desplazan de un lugar a otro diariamente, sin embargo en el Perú es todo lo contrario.

 Más allá de que existe un plan para la construcción de una red de trenes que atraviesen toda la ciudad, eso está pensado para un largo plazo, y sumado que eso va a ritmo de tortuga, pareciera que se viene pensando más en el transporte privado y no en una verdadera red vial de buses de transporte público.

Esta mañana, la Municipalidad de Lima (MML) inauguró el paso a desnivel del óvalo Monitor Huáscar. Esta obra, supuestamente, tiene como objetivo principal aliviar el intenso tránsito en el distrito de Surco, no obstante, luego de unos cuantos minutos de abierto el paso a los vehículos se generó un impresionante tráfico en la avenida Javier Prado.

Según imágenes difundidas por Panamericana Noticias, aproximadamente a las 7:58 de la mañana, el tránsito con dirección hacia La Molina estaba casi vacía; sin embargo, en el distrito de San Isidro la situación se tornó distinta, evidenciándose una fuerte carga vehicular.

En ese sentido, un funcionario de la MML explicó que debido a que se trataba del primer día con el transcurso de las horas se irán realizando evaluaciones para facilitar el tránsito a los conductores.

“Justamente acabamos de inaugurar esta infraestructura vial, tan importante obra de la Municipalidad de Lima. Nuestros especialistas en tránsito están evaluando el comportamiento, estamos en una hora punta, vemos que el tráfico hacia La Molina es muy fluido, pero el tráfico hacia San Isidro está un poco cargado, justamente tenemos a los inspectores haciendo la evaluación correspondiente”, dijo el ingeniero José Buleje al medio de comunicación.

Sobre el óvalo Monitor Huáscar

La construcción, que tiene una extensión de 2 kilómetros, busca que los vecinos de La Molina, Surco, Ate, San Borja y San Luis ahorren hasta 30 minutos en sus viajes diarios. Asimismo, se espera que se disminuya un 85% de la carga vehicular en la intersección de las avenidas Javier Prado Este, Las Palmeras y el Golf Los Incas, sin embargo, el día de hoy en su hora punta se evidenció que aún persiste el tráfico por esa importante vía.

La obra cuenta con 21 pilares de concreto sísmicos y 9.297 m² de losa en el viaducto. Este a su vez tiene dos carriles de 3,3 metros de ancho, tanto de subida y bajada. Además, incluye iluminación led, señalización y reubicación de paraderos. Se han contemplado veredas y cruceros semaforizados, así como áreas verdes.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

UCV tiene plazo hasta el viernes para responder por la tesis de Pedro Castillo y la Primera dama

Sunedu solicita información sobre las acciones tomadas por la casa de estudios por el presunto caso de plagio.

Published

on

Fecha límite. La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) informó que la Universidad César Vallejo (UCV) ha solicitado días adicionales para entregar información requerida por el ente sobre su actuación respecto a presuntas irregularidades en la tesis para optar el grado de magíster del presidente Pedro Castillo y su esposa Lilia Paredes.

“Habiéndose vencido el plazo establecido en la solicitud, la UCV ha solicitado días adicionales para entregar dicha información”, señala Sunedu. Y agrega que, transcurrido este plazo, tomará acciones de acuerdo a sus competencias. El nuevo plazo vence este viernes.

“Es importante precisar que, en el marco de la autonomía universitaria, la evaluación y revisión de las tesis y otros trabajos de investigación es responsabilidad de cada universidad, no de la Sunedu”, precisan.

No obstante, la Sunedu enfatiza que las universidades “tienen la obligación moral y ética de cuidar su prestigio garantizando la calidad, pertinencia, integridad y originalidad de los trabajos de tesis”.

“La superintendencia sí está facultada –y así lo ha hecho en esta oportunidad– para requerir a las universidades información sobre su actuación en estos casos, a fin de determinar si dichas actuaciones se han realizado conforme a su propia normativa y las leyes vigentes”, subraya Sunedu.

Por otro lado, la Sunedu recuerda que el modelo de licenciamiento institucional, aplicado entre el año 2015 y el 2021 para la evaluación de universidades, se establecieron dos indicadores orientados a verificar la implementación de políticas de resguardo de la integridad en el desarrollo de la investigación, como la aprobación de un Código de Ética para la investigación y el establecimiento de políticas de protección intelectual.

Allí se establecieron los mecanismos de control y sanciones para el resguardo de la propiedad intelectual.

Respuesta de la César Vallejo

En tanto, el pasado 12 de mayo, la UCV informó a la opinión pública que la tesis hecha por el presidente Pedro Castillo y la primera dama Lilia Paredes, mantiene su “aporte de originalidad” y que el “porcentaje de similitud” se mantiene dentro de los parámetros admitidos por la casa de estudios.

En aquella ocasión indicaron que, de acuerdo a la comisión que analizó la tesis de la pareja presidencial, existe “un 43% de similitud con otro trabajo de investigación, pero esto no representa plagio”.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Accidente dentro del Play Park en SJL deja varios adolescentes heridos [VIDEO]

Y como compensación administradores de los juegos mecánicos les entregaron boletos para que vuelvan a usar el Tagadá.

Published

on

Nueva negligencia en los juegos mecánicos. En esta ocasión un nuevo accidente se suscitó alrededor de las 6 de la tarde dentro de las instalaciones del Play Park en el distrito de San Juan de Lurigancho (SJL) en donde parte del letrero luminoso se desprendió cayendo sobre un grupo de jóvenes que disfrutaban del popular juego Tagadá.

Según narraron los estudiantes, ellos vivieron momentos de terror luego que una letra del anuncio luminoso cayera sobre las cabezas de los adolescentes mientras el platillo se encontraba girando, ocasionándoles fuertes golpes alrededor de la cabeza.

Lejos de socorrer a los accidentados los responsables de los juegos mecánicos solamente les ofrecieron boletos para que regresen otro día a utilizar ese mismo juego.

De acuerdo a un reporte de RPP, no existe personal de fiscalización y solamente hay una persona que manipula ese juego mecánico que recibe a decenas de adolescentes a diario.

Lo más indignante de todo es que tanto los administradores del Play Park como la propia municipalidad de SJL no han emitido ningún pronunciamiento, dejando en claro que la impunidad y negligencia impera en ese distrito. Incluso, de acuerdo imágenes compartidas por los indignados vecinos del distrito, se logra apreciar que ese local seguirá atendiendo con normalidad hoy desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la noche.

Y no debería causar extrañeza ya que el alcalde de SJL Álex Gonzáles parecería estar más concentrado en su campaña para la alcaldía de Lima que procurar poner orden en un distrito donde la autoridad se encuentra ausente desde hace varios meses.

“Loco helicóptero”. Polémico alcalde estaría más concentrado en ocupar su tiempo en preparar su campaña para el sillón municipal de Lima. Foto: difusión.

Juegos antiguos reciben poco mantenimiento

Cabe recordar que en marzo de este año también se reportó un accidente similar en la sede del Jockey Club del Perú, ubicado en la avenida Javier Prado, distrito de Surco.

En aquella ocasión, uno de los carritos del Play Land Park se salió del riel, resultando lastimados severamente una pareja de primos. Conocida la denuncia, el municipio de Surco procedió a clausurar el local debido a que los administradores no permitían que se realicen las revisiones correspondientes.

“Transcurrieron cuatro minutos y de golpe frenó. Parecía como un incendio porque la gente comenzó a gritar y vimos a una chica que pedía ayuda por el amigo y miraba al centro. Del carrito no vi que se salió, sino que el chico salió (despedido)”, relató uno de los testigos a Latina Noticias en esa ocasión.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending