Connect with us

Cultura

MINISTERIO DE CULTURA PAGÓ 175 MIL SOLES AL CANTANTE RICHARD SWING

Edwin Cavello Limas

Published

on

Los pagos del Ministerio de Cultura realizados al cantante Richard Cisneros, también conocido como Richard Swing, asciende a los 175 mil soles. Esto ha generado gran indignación ya que uno de esos pagos por el valor de 30 mil soles fue realizado el 24 de abril del 2020. Es decir, en pleno estado de emergencia. Mientras miles de artistas luchan por un bono, el Ministerio de Cultura desembolsa miles de soles para el cantante Richard Swing. Aquí el informe completo de todos los pagos.

¿CÓMO EMPEZÓ LA RELACIÓN ENTRE RICHARD SWING Y EL MINISTERIO DE CULTURA?

Esto se remonta al año 2018, donde el cantante realiza su primer trabajo por la suma de 21 mil soles por el servicio de promover el uso de los espacios culturales de la sede institucional del Ministerio de Cultura.

Fuente: OSCE.

¿QUIÉN ESTABA COMO MINISTRA DE CULTURA EN ESA FECHA?

Pues nada menos que la exministra Patricia Balbuena, quien ocupó el cargo entre el 03 de abril al 30 de noviembre de 2018. Recordemos que Balbuena renunció al cargo de ministra por el escándalo de corrupción más sonado en los últimos años. Los protagonistas de ese escándalo fueron el exviceministro Luis Villacorta Ostolaza y la exministra Patricia Balbuena Palacios.

Debido a que la empresa en la cual el viceministro había sido accionista y que en ese momento estaba a cargo de su primo, ganó una licitación en el Ministerio de Cultura en el año 2018 de un contrato para la evaluación de 44 monumentos arqueológicos cerca de los cuales podría haber pasado el Rally Dakar del año siguiente (proceso de Adjudicación Simplificada N° 034-2018/MC, cuya buena pro fue otorgada a la empresa Arqueo Andes S.A.C.), hecho que salió a la luz, por lo que renunciaron los implicados: el viceministro Villacorta y otros directores del Ministerio de Cultura, algunos de los cuales han retornado después a laborar en esta institución. Ahora Patricia Balbuena se encuentra en el cargo de viceministra de Desarrollo e Inclusión Social.

REUNIÓN EN EL DESPACHO MINISTERIAL

Luego del primer trabajo realizado por Richard Swing para el MINCUL, el cantante realiza una visita al Ministerio de Cultura el 14 de setiembre del 2018 para una reunión en el despacho ministerial con la ministra Balbuena. La reunión fue a las 11 de la mañana y duró hasta las 11:45, tal como aparece en el registro de visitas de Transparencia del Ministerio de Cultura. ¿Qué hablaron en esos 45 minutos? Pues todo nos hace suponer que se habló de más contratos para Richard Swing, ya que, el 29 de octubre del 2018 el Ministerio de Cultura lo vuelve a contratar por el monto de 21 mil soles por “Servicios de una persona natural para que identifique actividades que permitan promover una cultura participativa utilizando los espacios culturales de la sede institucional del Ministerio de Cultura”.

MÁS CONTRATOS

Tras la renuncia de Patricia Balbuena, el Ministerio de Cultura contrata por tercera vez a Richard Swing el 18 de febrero del 2019, esta vez es por la suma de 7 mil soles y por el “servicio de intervención en actividades culturales con el fin de promover el uso de los espacios culturales del gran teatro nacional”. Durante este lapso de enero a junio de 2019, y a pesar de la denuncia de corrupción, Patricia Balbuena ocupa el cargo de asesora en el Despacho Presidencial.

Fuente: OSCE.

El 02 de mayo de 2019, por cuarta vez el Ministerio de Cultura contrata a Richard Swing por el monto de 7 mil soles por el “servicio de apoyo operativo para la oficina de comunicaciones e imagen institucional”. Pero la buena racha volvería para el cantante el 24 de junio del 2019, donde el Ministerio de Cultura lo contrata por quinta vez por un monto de 21 mil soles por el “servicio de organización y ejecución de eventos organizados por la oficina general de recursos humanos”. Casualmente para esta fecha Patricia Balbuena ocupa un nuevo cargo en la Presidencia de Consejo de Ministros como Jefa de la Oficina de Cumplimiento de Gobierno e Innovación Sectorial.

Fuente: OSCE.
Richard Swing.

El 27 de setiembre del 2019 Richard Swing sigue con la buena suerte laboral y es contratado por el Ministerio de Cultura por el monto de 8 mil soles, por el “servicio de ejecución de eventos organizado por la oficina general de recursos humanos”. Y solo un mes después, exactamente el 30 de octubre del 2019 es contratado por séptima vez por el MINCUL por el monto de 27 mil soles, por el “servicio de ejecución de eventos organizados por la oficina general de recursos humanos”. Para esta fecha Richard Cisneros ya era conocido como el caserito de Recursos Humanos del Ministerio de Cultura.

Fuente: OSCE.

LA BUENA RACHA EN ESTADO DE EMERGENCIA

El 2020 Richard Swing comienza el año con el pie derecho, siendo contratado por octava vez por el Ministerio de Cultura el 12 de febrero de 2020 por el monto de 33,400 soles, por el “servicio de organización y ejecución de evento de integración institucional”.

Fuente: OSCE.

Pero la buena racha de Richard Cisneros no se detiene y es contratado por el Ministerio de Cultura por novena vez en plena cuarentena y crisis económica. Esta vez un contrato del 24 de abril de 2020 asciende a 30 mil soles, por el “servicio de ejecución de actividades motivacionales a través de conferencias virtuales para mejorar en rendimiento laboral personal y social de los servidores del ministerio de cultura”.

La suma total que el Ministerio de Cultura le pagó a Richard Cisneros asciende a 175, 400 soles. Monto que fue cancelado por nueve contrataciones, todos los contratos se realizaron durante el Gobierno del Presidente Martín Vizcarra y en la gestión de los ministros: Patricia Balbuena, Rogers Valencia Espinoza, Ulla Holmquist Pachas, Luis Jaime Castillo Butters, Francisco Petrozzi Franco y Sonia Guillén Oneglio.

La ministra Guillén tiene que responder por las recientes contrataciones, ya que este personaje se jacta de tener buenos contactos en el Ministerio de Cultura. ¿Tendrá algo que decir la Secretaria General Diana Tamashiro Oshiro?

Comentarios

Cultura

Fiscalía interviene oficinas de la sede central del Ministerio de Cultura

Redacción Lima Gris

Published

on

La 1° Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Centro y la Policía Nacional del Perú intervienen las oficinas administrativas del Ministerio de Cultura, con el fin de recabar documentos sobre las contrataciones de Richard Javier Cisneros Carballido.

La denuncia documentada presentada por Lima Gris viene destapando nueva información sobre el caso Richard Swing. Esta mañana la fiscal adjunta Yenny Huacchillo Nuñez, de la Primera Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Centro,  intervino las oficinas administrativas de la sede central Ministerio de Cultura, ubicado en la avenida Javier Prado en San Borja.

La intervención de la fiscal Huacchillo Nuñez que dirige este operativo, se realiza con el apoyo de policías de la Dirección Contra la corrupción de la Policía Nacional del Perú (Dircocor). La documentación que se debe recabar son los contratos realizados al Richard Swing desde el 2018 hasta abril del 2020.

La denuncia de Richard Swing también provocó la renuncia de la exministra Sonia Guillén, quien dejó el cargo junto a otros funcionarios relacionados al caso Swing. El nuevo titular de la cartera de Cultura es Alejandro Neyra, quien en el año 2018 fue ministro de Cultura de PPK, y ahora regresa como ministro de Cultura del presidente Martín Vizcarra.

Comentarios
Continue Reading

Coronavirus

COVID-19: Estrellas de Hollywood respaldan el pedido de auxilio de pueblos indígenas del Perú

Redacción Lima Gris

Published

on

Desde artistas de “Game of Thrones” hasta actores como Morgan Freeman son las celebridades que tienen como objetivo recolectar un fondo de $5 millones de dólares en los próximos 60 días para que los guardianes de los bosques estén protegidos de la pandemia en los nueve países que conforman la Amazonía, entre ellos el Perú.

¿Quién ayuda a los defensores de los bosques? ¿Quién asegura que el líder indígena que vive en la Amazonía recibirá atención médica cuando el Perú está colapsado? Esta pregunta, que no parece haber sido prioridad para el gobierno durante la pandemia del COVID-19, sí se la hicieron “Dios” o hasta un personaje de “Game of Thrones”, hablamos de Morgan Freeman y Oona Chaplin, respectivamente.

Lo que sucede es que los artistas de Hollywood, a diferencia del gobierno peruano, se dieron cuenta de que la vida de los defensores de los bosques tropicales amazónicos (pueblos indígenas) peligran ante la evolución de la pandemia del COVID-19, según lo dan a conocer las últimas denuncias de los hermanos indígenas afectados.

Hasta el momento, según la Red Eclesial de la Panamazonía (REPAM) registra más de 100 mil casos conocidos de COVID-19 y más de 5 mil muertes confirmadas en toda la región amazónica de Latinoamérica. Solo en la selva peruana la cifra estimada asciende a más de 10 mil contagios y 400 muertes, según las direcciones regionales de salud del Perú. De modo que a medida que el coronavirus continúa propagándose, los pueblos originarios están cada vez más en riesgo y podrían enfrentarse a un potencial etnocidio. 

Los pueblos indígenas Shipibos de Ucayali y los de Loreto como los Mátsés, Ticunas, Kichwa, Bora, Huitoto Muruy, Urarinas, Achuar entre otros, vienen reportando de manera constante infectados y muertes. Sin embargo, debido a la falta de recursos sanitarios en toda la región, las autoridades de salud no notifican y actualizan estos casos reportados desde las distintas comunidades, por tal razón, quedan vulnerables y desatendidos. A esta realidad se le suma el riesgo del contagio del virus, las actividades de deforestación y extracción ilegal en territorio indígena.

Por ello, artistas como Barbra Streisand (ganadora de dos premios Óscar); Jane Fonda (dos Óscar), el famoso guitarrista Carlos Santana y otros artistas decidieron lanzar un evento benéfico de talla mundial en el marco de la campaña “Artistas Unidos por la Amazonía: Protegiendo a los Protectores de los Bosques”. Una coalición de organismos no gubernamentales (distintas ONG), artistas y científicos como la renombrada primatóloga británica, Jane Goodall, que participaron del acto benéfico que se transmitió de manera virtual en FB y en la web Artist for Amazonia, sin embargo, el apoyo de las celebridades de la ciencia y el cine de Hollywood no se detiene y siguen buscando fondos de emergencia para la Cuenca Amazónica.

Fondo mundial por la Amazonía para atender las denuncias indígenas

En el mes de abril, se creó el Fondo de Emergencia para la Amazonía, cuyos recursos económicos se han proyectado la adquisición de pruebas rápidas para la detección de contagios, las medidas preventivas, la compra de alimentos y de suplementos para el personal médico, las comunicaciones de emergencia, rutas de evacuaciones, la protección a los territorios indígenas y los alimentos para las comunidades afectadas por la pandemia.

Para lograr este fondo de ayuda, estrellas de Hollywood decidieron solidarizarse y sumarse en la campaña, en la cual, los dirigentes indígenas hicieron llegar sus demandas. Así como lo hizo el actual presidente de AIDESEP (organización que representa más de 2000 comunidades en toda la Amazonía peruana, con 109 federaciones locales y 9 organizaciones regionales), quien informó la situación crítica que vienen sufriendo los pueblos indígenas en el marco de la pandemia del COVID-19, frente a espectadores de diferentes países que participaron de la transmisión en vivo de la iniciativa “Artistas Unidos por la Amazonía”.

“Nuestros hermanos están muriendo, nuestros hermanos están en cama, enfermos y eso nos preocupa bastante. Yo, que viví en carne propia con esta enfermedad, con este virus COVID 19 me siento muy preocupado por mis hermanos. Por eso, hemos hecho llegar nuestras demandas y propuestas al Estado Peruano y pedimos la atención sanitaria inmediata y diferenciada” así lo señaló Lizardo Cauper, líder indígena Shipibo y actual presidente de AIDESEP.

El líder indígena shipibo logró pedir al gobierno peruano detener las actividades extractivas que ponen en riesgo el territorio y las comunidades. “El gobierno peruano tiene que detener todas las actividades extractivas, todas las empresas mineras, forestales o petroleras. Por ejemplo, Ocho Sur (grupo de palma aceitera ubicado en Ucayali) que sigue trabajando y pone en riesgo a nuestra población indígena por el contagio. También la empresa petrolera Geopark”, añadió Lizardo Cauper. 

Otro ciudadano que exige atención para su comunidad nativa es Daniel Vela Collantes. “Pedimos su colaboración para poder atender a los hermanos Matsés que están en esta ciudad, para cubrir sus necesidades, la alimentación y el alojamiento, además de las medicinas porque algunos ya están enfermos. Para enfrentar a esta enfermedad y cumplir la cuarentena, necesitamos su colaboración, pedimos que nos apoyen” estas fueron sus palabras como jefe de la comunidad nativa Matsés varada en Iquitos, una de las ciudades con más contagios de COVID19 en todo el Perú.

SOS desde Ucayali, comunicadores indígenas piden ayuda

En las comunidades indígenas de Ucayali la señal de Internet no existe. Sin embargo, el Ministerio de Cultura del Perú solo difundió sobre el COVID-19 en lenguas indígenas desde su web. Por ello, los comunicadores indígenas, ante la falta de información y acceso a ella, asumieron la tarea de comunicar en su lengua por radio sobre la propagación del coronavirus, pero al hacerlo se enfermaron.

 “Llevo 32 días contagiado por este mal covid-19, hace poco me han detectado a mí y a 5 miembros de mi familia. Vivo en carne propia esta enfermedad, así como yo, otros comunicadores indígenas, nos hemos contagiado cubriendo e informando a las comunidades indígenas desde la radio. (…) Hasta ahora 66 hermanos shipibos han muerto en la región de Ucayali, por falta de atención del Estado. Mis hermanos están muriendo.” denunció Ítalo García Murayari, comunicador indígena del pueblo Shipibo-Konibo.

Finalmente, Leila Salazar-López, Directora Ejecutiva de Amazon Watch, una de las ONG que están involucradas en el fondo amazónico, señaló: «La Amazonía y sus pueblos se encuentran en estado de emergencia debido al cambio climático y la pandemia del COVID-19, es un crimen contra naturaleza y contra la humanidad. Es un momento para que todos se unan y actúen en defensa de los bosques y en solidaridad con los pueblos indígenas y tradicionales de toda la Amazonía, quienes protegen la gran selva tropical y el clima para toda la humanidad y la vida en la Tierra».

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Ministerio de Cultura: ¿En qué se gastará los 50 millones?

Edwin Cavello Limas

Published

on

El caso Richard Swing nos tiene atentos a todo lo que ocurra con el tema económico del Ministerio de Cultura, y esto es importante porque no queremos que otros Richard Swing vuelvan a meterse al bolsillo 175 mil soles por «conferencias sapienciales», entre otras órdenes de servicio.

Como se sabe, el Ejecutivo dispuso la transferencia de 50 millones de soles a favor del Ministerio de Cultura con la finalidad de mitigar los efectos económicos en dicho sector, a través de subvenciones no reembolsables y la adquisición de contenidos culturales en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Esto a simple vista parece positivo. Pero el asunto es que se le está inyectando más dinero al ministerio que no realizó un buen gasto de su presupuesto. En otras palabras, esto puede ser visto como un premio al caso Richard Swing.  Lo que hubiese tenido sentido, es reestructurar el Ministerio primero y al mismo tiempo cortar las cabezas de todos esos grupitos enquistados durante estos 10 años, y luego recién inyectar los 50 millones. Pero en el Perú los políticos de turno hacen las cosas al revés.

Hay que dejar en claro que esos 50 millones no tienen nada que ver con el famoso y tan ansiado “bono económico” para los artistas en condición de vulnerabilidad. Esos 50 millones destinados por Decreto de Urgencia tienen como finalidad financiar la adquisición de contenidos culturales y apoyos económicos a personas naturales y jurídicas, principalmente.

Según la Resolución Ministerial N°136-2020-MC el gasto será de la siguiente forma: Para la puesta en valor y el uso social del Patrimonio Cultural se ha destinado 6 millones 300 mil soles. Para el Desarrollo y Promoción de las artes e Industrias Culturales se ha destinado 43 millones 472 mil 361 soles; y para las Acciones Centrales (gastos administrativos y planeamiento) se destinó 227 mil 639 soles. Todo eso suma 50 millones de soles.

Después de todo el escándalo del caso Richard Swing, que incluso ha salpicado al presidente Martín Vizcarra, lo que los trabajadores del sector cultural se preguntan ¿Cómo se hará para evitar que este dinero caiga en manos de otros Richard Swing? O en manos de los grupitos que son los caseritos del MINCUL.

Otro dato importante es que el MINCUL durante casi 10 años de su creación ha mostrado incapacidad de gestión, y de los 14 ministros que pasaron por el MINCUL, 11 son de la PUCP. Este dato nos hace pensar que el Ministerio de Cultura parece haberse convertido en una caja chica no solo de Richard Swing (Doctor Honoris Causa), sino también de la gentita de la PUCP.

Aquí los ministros PUCP: Juan Ossio Acuña (antropólogo PUCP). Luis Peirano Falconí (sociólogo PUCP). Diana Álvarez. Calderón (abogada PUCP). Jorge Nieto Montesinos (sociólogo PUCP). Salvador del Solar Labarthe (abogado PUCP). Alejandro Neyra Sánchez (abogado PUCP) – 2018. Patricia Balbuena Palacios (abogada PUCP). Ulla Holmquist Pachas (arqueóloga PUCP). Luis Jaime Castillo Butters (arqueólogo PUCP). Sonia Guillén (Docente de la PUCP) y Alejandro Neyra Sánchez (abogado PUCP) -2020.

Esto también se repite en los viceministerios donde el 95 % de los viceministros tienen la sigla PUCP. Mientras esto sucede, el bono prometido para los artistas en condición de vulnerabilidad nunca llega.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

MAQUINACIONES: Poéticas del caos

Raúl Allain

Published

on

(Fotografía de Robert Capa, «Muerte de un miliciano«)

En tiempos de pandemia, palpamos el dolor y la tragedia. No solo en aquellas imágenes que muestran seres humanos fallecidos envueltos en bolsas de plástico, sino también en el grito desesperado de los desempleados, que ante el hambre de su familia no tienen otra alternativa que salir a las calles para buscar el pan de cada día como vendedores ambulantes, y que huyen para que el serenazgo no les decomise lo único que tienen para sobrevivir. En medio de este panorama, no olvidemos que la vida tiene todos los matices.

Felizmente hay medios de catarsis, para liberar el alma y sublimar la tragedia de la vida…

A lo largo de la historia de la humanidad, el arte es un medio que registra todas las palpitaciones sociales y el ritmo de la vida, con todos sus matices. En la historia del arte, de manera esencial, caben todos los “temas universales” que son materia de cada de uno de los géneros artísticos, y también del pensamiento filosófico.

El amor, la muerte, las guerras, las tragedias de la humanidad, y las grandes victorias, son materia prima que nutre el devenir de la Historia y, de modo inmanente, la creación artística. Ya sea en la Ilíada y la Odisea de Homero, que perennizaron las guerras de la antigüedad griega y transmiten el fragor de las batallas y los combatientes heridos de muerte, hasta los cantares de gesta del medioevo, donde se puede percibir la lucha por el honor y la defensa de los pueblos, hasta el inmortal Guernica de Picasso, que plasma en blanco y negro el dolor de los caídos en la Guerra Civil española, encontramos muchos referentes en el arte. Y ya en tiempos modernos, los corresponsales de guerra, también se sumergieron en el dolor de los combates para extraer testimonios e imágenes dolorosos, tal como lo plasmó el genial Robert Capa en la Muerte de un miliciano; captando con su cámara el preciso instante en que un combatiendo cae herido mortalmente por un balazo. Son expresiones impactantes, trágicas y dolorosas, como la vida misma.

En el Perú, abundan los exponentes de ese arte profundo, vital, que nos confronta y nos lleva al límite planteando, a veces sin decirlo explícitamente, una gran pregunta: “¿Cuál es el sentido de la vida?”.

César Vallejo (Santiago de Chuco, La Libertad – París, 1938) es el máximo poeta peruano –y considerado uno de los mayores exponentes de la poesía en lengua castellana– y de verdad es uno de los vates nacionales más hondos, de poesía “trágica y estremecida como cosa que se sufre o que se ama”, tal como la describió Francisco Xandóval. Algunos críticos califican a Vallejo como “el poeta del dolor”, porque consideran que incluso cuando habla de amor o de esperanza, lo hace con una voz doliente, que en su poema “Espergesia” se atreve a gritar: “Yo nací un día / que Dios estuvo enfermo, / grave”.

Es tan grande la poesía de Vallejo, que el crítico Thomas Merton, llegó a afirmar que es “el más grande poeta después de Dante”.

Hasta en la fe y la esperanza, el autor de Trilce habla desde la médula del sufrimiento. En su poema “Voy a hablar de la esperanza”, escribe: “Yo no sufro este dolor como César Vallejo. Yo no me duelo ahora como artista, como hombre ni como simple ser vivo siquiera. Yo no sufro este dolor como católico, como mahometano ni como ateo. Hoy sufro solamente. Si no me llamase César Vallejo, también sufriría este mismo dolor. Si no fuese artista, también lo sufriría. Si no fuese hombre ni ser vivo siquiera, también lo sufriría. Si no fuese católico, ateo ni mahometano, también lo sufriría. Hoy sufro desde más abajo. Hoy sufro solamente”.

En “Los nueve monstruos” se radicaliza, yendo más allá de la literatura y la metáfora:

“Y, desgraciadamente, / el dolor crece en el mundo a cada rato, / crece a treinta minutos por segundo, paso a paso, / y la naturaleza del dolor, es el dolor dos veces / y la condición del martirio, carnívora, voraz, / es el dolor dos veces.”

Hacemos nuestra la exhortación de Vallejo: “Señor Ministro de Salud: ¿qué hacer? / ¡Ah! desgraciadamente, hombre humanos, / hay, hermanos, muchísimo que hacer”.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Ministerio de Cultura: “Un cuento de nunca acabar”

Luis Felipe Alpaca

Published

on

Ayer juramentó como decimocuarto ministro de Cultura Alejandro Neyra Sánchez. Él es un diplomático de carrera que además cumple con el oficio de escritor y durante el régimen de PPK también estuvo al frente del ministerio apenas por setenta y seis días. Eso sin contar que anteriormente estuvo al mando de la Biblioteca Nacional del Perú, y también fue director del Centro Cultural Inca Garcilaso de la Cancillería. Es decir, su meritocracia para esta nueva designación obedece a que ostenta galardones académicos concretos, pragmáticos y factuales, lo que para cualquier gurú especialista en manejo de imagen institucional significan logros palpables y que por consecuencia lo ponen como la pieza ideal para que resuelva los eternos problemas de aquella cartera. El currículo del nuevo ministro Neyra suena rimbombante, pero me temo que aquella rimbombancia por el momento encaja en el plano de lo políticamente correcto.

Creo que hoy podemos afirmar que el expresidente Alan García creó el ministerio de Cultura en 2010 para darle caché a la estructura de nuestra política nacional, ya que ese sector lo poseen mucho antes: Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Ecuador, Uruguay, e incluso Bolivia, cuya creación fue un año anterior que Perú. Y en pleno siglo XXI Perú no podría quedarse atrás.

Sin embargo, nuestro país desde 1972 ya tenía un pequeño organismo público descentralizado y medianamente efectivo en gestiones de cultura y sobre todo en la conservación y preservación del patrimonio cultural, en especial el material. Me estoy refiriendo al Instituto Nacional de Cultura (INC) que para variar estaba adscrito al ministerio de Educación; no obstante, aquel pequeño ente tuvo que verse absorbido por el nuevo Mincul. A pesar de eso, recuerdo a Santiago Zavalita y no puedo evitar preguntarme ¿En qué momento desapareció el INC?

El ministerio de Cultura fue lanzado con bombos y platillos y como cereza del pastel se inauguró al año siguiente un Gran Teatro Nacional de estilo posmoderno que le costó al Estado nada menos que 280 millones y que para mantenerlo tiene que desembolsar 10 millones cada año. Por su parte, los ortodoxos defensores de la creación del ministerio de Cultura inciden en el argumento de que estamos a la altura de las grandes capitales del mundo, porque eso significa una clara muestra de institucionalidad y esfuerzo para reivindicar a nuestra cultura, arte y patrimonio arqueológico a los ojos del mundo. 

Todo eso suena bonito y altisonante, pero mejor bajemos al llano y hagamos la pregunta de rigor ¿Cómo vamos por casa?

El ministerio de Cultura en Perú parece haber sido inspirado en una película de terror al estilo de la Profecía, porque cada uno de sus ministros luego de haber asumido la cartera termina maldito, desprestigiado, vapuleado, y malhumorado; como se diría en términos televisivos quemado. ¿Las razones? Evidentemente son distintas; empero, no se puede negar que entre esos quemados y quemadas ha habido profesionales que a lo largo de sus vidas han construido sus carreras de forma prolífica y por ello obtuvieron prestigio en sus especialidades, pero ni siquiera con esos pergaminos pudieron administrar un ministerio, ni lograron megaproyectos ni gestiones eficaces en su sector.

Ministro de Cultura, Alejandro Neyra. Foto: Miguel Mejía Castro.

Entre ellos tenemos a Juan Ossio, Susana Baca, Luis Peirano, Ulla Holmsquist, Francisco Petrozzi, e incluso la propia Sonia Guillén cuyo puesto inevitablemente rodó como cabeza de turco. Ahora bien, entre los casos más deplorables se encuentran Jorge Nieto Montesinos, Patricia Balbuena, Rogers Valencia, Luis Jaime Castillo (a pesar que su primo Phillip Butters le haya hecho constantes cherrys en la radio). En cuanto al caso de Diana Álvarez Calderón (la ministra que por oficios de Nadine Heredia fue la que más duró en un ministerio de Cultura) resulta de por sí aterrador, porque desde que en su discurso de investidura mencionó que Choquequirao era una Huaca, vislumbramos al instante que iba a ser la peor ministra de Cultura; hasta ahora no comprendo por qué esa señora se mantuvo tres años en la cartera (junto a su viceministra Patricia Balbuena).

Aquí no se trata de ser un feroz cancerbero, ni adoptar el papel de un demoledor implacable que solo pretende desprestigiar gratuitamente y sin razón alguna a una importante entidad del Estado. Claro que no, pero tampoco se puede defender lo indefendible, y si algo no da para más y no funciona, entonces hay que decirlo porque nosotros también somos parte de la cosa pública, porque somos y adoptamos el rol de administrados, y tenemos todo el derecho de cuestionar y descalificar a los administradores si es que estos no cumplen a cabalidad con su verdadero rol. En ese sentido el ministerio de Cultura no funciona, porque si en diez años de ejercicio ininterrumpido aún no se han dado el menester de elaborar un registro genuino y descentralizado de artistas y gestores, menos lo van a hacer ahora.

¿El ministro Alejandro Neyra podrá batallar contra aquella metástasis que sufre el Mincul? La verdad, creo que no. Él no podrá con unas Industrias Culturales que no existen, con un DAFO argollero, con una Ley de Libro y de Cine muertas; con un Viceministerio de Interculturalidad que como premio consuelo solamente otorga certificados a los profesores quechua hablantes, y que no integra de manera sincera a las culturas de todos los rincones del país como dicta la verdadera concepción de interculturalidad, porque su Academia Mayor de la Lengua Quechua es cada vez más invisible; con una Dirección General de Patrimonio Cultural que flagrantemente viola su verdadera naturaleza de protegerlo, porque generalmente le quita potestad a sus propios arqueólogos para que protejan las Huacas que habitualmente se vienen destruyendo, y porque otorga los denominados Retiro de Condición de Patrimonio Cultural de acuerdo al capricho del poderoso que lo solicite, como así lo solicitó en su momento el propio Martin Vizcarra en su casa de Moquegua, y como así lo otorgó don Panta Salvador del Solar cuando le concedió a El Comercio la potestad de destruir el Monumento Arqueológico Prehispánico Pando 540, porque estorbaba y estaba ubicado en la cochera de su sede de Pueblo Libre; con un Archivo General de la Nación que no puede detener los robos sistemáticos de sus joyas documentarías; con una Biblioteca Nacional que el propio Neyra (me refiero a Alejandro, porque ahora es Ezio Neyra el que está al mando) no pudo reorganizar en su momento.

Así están las cosas, es lamentable reconocerlo y claro que duele, pero el ministerio solo ha demostrado que tiene potencial para algo. Su potencial se reduce a ser cantera y agencia de empleos con sueldos dorados para los grupitos hegemónicos de culturosos, y que incluso en las redes sociales se mantienen calladitos porque así se aseguran de cautelar la chambita que podría caer en cualquier momento. En ese sentido, durante los últimos años se ha utilizado el armatoste de la avenida Javier Prado como una Babilonia y/o una Pompeya para realizar festines, extrañas contrataciones y CAS arreglados, cenas, viajes y eventos coloridos para agasajar a la manchita nice que generalmente es de la Pontificia (se dice que esa dinámica de cofradía cerrada de la Cato, la instauró Lucho Peirano).

Sinceramente, no creo que Alejandro Neyra pueda cambiar el statu quo del ministerio, y menos reestructurarlo nada más porque sea un tipo bienintencionado, porque se necesita mucho más que eso. Sin embargo, es menester darle el beneficio de la duda.

En tanto, el nuevo ministro Neyra puede hacer que me trague mis líneas si es que lo primero que se digna a hacer es dar una conferencia de prensa para responder muchas preguntas ante la opinión pública por la escandalosa contratación del personaje Richard Swing a través de las gestiones de seis ministros de Cultura Vizcarristas. Claro está que él no tiene nada que ver con esas contrataciones pasadas, sin embargo, como nuevo titular de la cartera debe tomar el toro por las astas y tiene que afrontar inmediatamente aquel problema.

Y si quiere obtener crédito, prestigio y respeto debe dar sus primeras muestras de transparencia. Y para lograrlo, en esa conferencia deberá indicar que ya está investigando dentro de los interiores del ministerio, pero debe hacerlo sin eufemismos, y con planteamientos concretos, como por ejemplo: ordenar subir en la plataforma institucional para la exposición pública los expedientes de los Términos de Referencia (TDR) que valoraron la calidad, características y las condiciones de servicio que supuestamente envió Richard Swing a los responsables de estos pedidos desde julio de 2018 hasta abril de 2020, así como exigir las explicaciones de los funcionarios involucrados para que revelen el porqué del pedido de esos servicios y por tanto las razones que primaron para decidir sus conformidades.

Asimismo, no es para nada difícil obtener los productos de aquellos servicios, como la relación de trabajadores que se beneficiaron con los talleres, y en especial la inmediata propalación de los videos que corroboren sí realmente se dio aquellos servicios virtuales de coaching motivacional, o en su defecto para calificar la calidad de los mismos. Todo eso debe coincidir y concordar con el Plan Operativo Institucional (POI) de acuerdo al Plan Anual de Contrataciones (PAC) del ministerio y que a su vez esté acorde al Reglamento de Organización y Funciones (ROF) que supervisa OSCE, tomando en cuenta que todo gasto de contratación previamente debe ser planificado, porque de otra forma no debería darse, ya que para esa opción existen otros protocolos administrativos que deberán sustentar la urgencia del servicio a contratar. Es decir, tiene que haber documentos que sustenten toda la extraña contratación de ese señor, pero ya deben mostrarla sin más dilatación.

Además, el nuevo ministro de Cultura debe dar un rápido pronunciamiento y así dirigirse a todo el gremio de artistas y gestores culturales que han sido abandonados por el ministerio en estos casi tres meses de cuarentena y deberá comprometerse en una audiencia pública para explicar cómo administrará y destinará los 50 millones de soles que el gobierno le inyectó a su cartera para que finalmente atiendan a aquel sector que se encuentra aún en orfandad económica. Es decir, debe afrontar y dar explicaciones legítimas para aplacar la indignación nacional que siente la población contra el ministerio de Cultura.

Ahora bien ¿El gremio de cultura confía en que Alejandro Neyra cumplirá con todo lo que esperan y demandan de él?  No olvidar que el ministro Neyra tiene formación de diplomático, y el principio rector de un diplomático es no confrontar, ni buscar la confrontación. El objetivo primordial de un diplomático es generar un ambiente sosegado y de concordia para mantener las buenas relaciones bilaterales. Y en este caso, las relaciones bilaterales serían entre el ministro de Cultura y el presidente Martín Vizcarra. Ergo: no nos hagamos ilusiones.

La situación endémica que acarrea el ministerio de Cultura no es por culpa de Alejandro Neyra, ni por culpa de Sonia Guillén, y al parecer los ministros/as que ingresen próximamente, no querrán encargarse de una papa caliente y solo se limitarán a enbolsillarse el jugoso salario de 30 mil soles, y en el caso de los más desfachatados, evidentemente que aprovecharán para acomodar a sus amigos como funcionarios de Nivel F5, eso sin contar los telefonazos que tendrán que soportar desde Palacio para contratar a uno que otro advenedizo. ¡Así funciona señores!… y encima nos vienen con el cuentazo de la Lucha Anticorrupción.

Los ministros de Cultura en Perú han demostrado que son los mandaderos y mandaderas del Presidente de turno, porque les temen, porque no tienen los pantalones ni las faldas bien puestas para exigir las demandas que sus carteras requieren con urgencia. Una cosa es ser subordinado, pero otra es ser servil y lambiscón. Por eso es lamentable que hayan llegado a niveles de pordioseros que con miedo estiran la mano a los eventuales titulares del MEF para que este únicamente les dé migajas. De eso me convencí cuando tuve cara a cara a Lucho Peirano y a pesar que todo orondo me respondió que el ministro de Economía Luis Castilla lo recibía todas las semanas y que le había aumentado el presupuesto a 70%; a pesar de eso, su gestión brilló por su inacción e inercia porque nunca se vio reflejada por ese aumento de presupuesto. Finalmente, a este ministerio de Cultura no lo salva nadie… ni el mero Gilberto Gil si acaso aceptara el cargo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

OK COMPUTER: LA FIGURA ELÉCTRICA Y MUTANTE

Doan Ortiz Zamora

Published

on

En la portada del disco, el cruce de las avenidas 84 y 91 de Hartford se encuentran en una dimensión azul, trazos verticales anuncian el desprendimiento de un orden para dar origen a una nueva teoría. Un hombre en tiempo indefinido ordena una acción, próximo a una distancia relativa: una equis (una marca que afronta la deidad eléctrica contemplando el vacío). ¿Podría estar duplicado el mismo hombre en el margen izquierdo? ¿Convertido en trazos? O podría desprenderse como su pasado y futuro, como la línea definitiva de un giro.

Todo se resume al diseño de Stanley Donwood para la mítica portada de Ok Computer de Radiohead. Existe una interpretación para su destino y para la exhortación de sonidos que se van a mezclar con signos centrados en puertas, caminos, abismos e historias.  Ok Computer fue el tercer disco de Radio Head, después de Pablo Honey y The Bends. Este ente monstruoso de aspecto sutil y mutante, crea una escena de teatro en cada canción, si tendría que ser calificado artísticamente sería nombrado: el ritual de la contemplación. Los cambios armónicos de este disco, dictan el discurso melódico del llamado a un viaje, teclas en el horizontes y guitarras que viven en una pradera sensorial rítmica, hasta explosionar y convertirse en dos animales evolucionando en cada segundo y creando un habitad de color aun no explorado. El 0:00 anuncia Airbag, las guitarras alinean un juramento silencioso, la batería desfoga y la voz se desprende con: “In the next world war / In a jackknifed juggernaut / I am born again In the neon sign scrolling up and down / I am born again / In an interstellar burst / I am back to save the universe / In a deep, deep sleep of the innocent”.

Un nuevo nacimiento, frente a un letrero de neón que se desplaza de nuevo, tal vez en una tercera guerra mundial, existe una explosión y el ente enunciativo nace de nuevo y está preparado para salvar el universo porque ha emergido de una explosión interestelar.

La banda de rock alternativo Radiohead lanzó el 16 de junio en Reino Unido, su disco: Ok Computer, grabado en los lugares rurales de Oxfordshire y Bath a fines de 1996 y a inicios de 1997. En este disco aun se puede apreciar las influencias britpop, como las guitarras en un amplio sostenido de notas y los crecientes efectos que armonizaban las terminaciones de las estrofas. Las letras del álbum estuvieron constituidas por la vieja tradición de la banda, sobre una dura crítica al consumismo, el malestar social posmoderno, el estancamiento político y la carencia de ideas por parte del individuo ante una sociedad devastadora.

Ok Computer logra el ingreso de Radiohead al mercado estadounidense. La banda se acrecienta de manera virtual logrando un sonido renovado y de mucha aceptación en sus nuevos adeptos. Al inicio los productores pensaron que el tercer disco de Radiohead tenía que ser una extensión de su segundo disco The Bends, por el interés de fidelizar a sus seguidores y seguir con una estructura que ya había dado resultados. El oponerse rotundamente a esta idea era una maniobra arriesgada y completamente descabellada, si analizamos desde el punto de ventas del mercado y la aceptación de las masas (manía comercial que actualmente la mayoría de artistas aceptan). Sin embargo, los integrantes de la banda no dejaron el lado artístico y la esencia de su música, y decidieron atreverse a darle un giro a la estructura de sus canciones para crear algo totalmente distinto, teniendo en consideración que las maquetas e ideas de un posible The Bend 2, ya se cocinaba en sus estudios. La banda decidió que la producción de su tercer disco lo harían ellos mismos (valor agregado que les demandaría libertad y conexión en la cadencia musical), es así que compraron sus propios equipos de grabación.

Trabajar en un lugar distinto a los de las grabaciones de los dos discos anteriores, creaba una cierta magia que ya se veía condensar en toda la producción de la nueva creatura. El ambiente rural y la separación de la urbe, logro emancipar las ideas sobre la metáfora del sonido y la idea creativa de las letras. Todo era lo mas cerca aparecido a la invención de algún descubrimiento inquietante que iba a conmocionar a toda la humanidad, en este caso el rock alternativo ya no iba ser el mismo, unos científicos con instrumentos de rock iban a dar origen a la seducción de la música eléctrica por inesperados sonidos y prolongados encierros de un silencio convertido en secuencia. En forma de tomar un descanso, la banda salió de gira en plena grabación a Estados Unidos, para ser teloneros de Alanis Morrissette. Paranoid Android, himno de esta canción, toma un verdadero giro en el viaje, cambiando su duración de catorce minutos a los seis y medio, desterrando a grandes solos de órgano. El complejo sobre la “Búsqueda del Alma” en The Bends, había quedado distanciado a kilómetros de cuerdas, efectos, ecos de voces y bajos que se prolongan. Lo desconocido fue un acierto para Radiohead, no basarse en estructuras de los sesentas o setentas o cambiar las segundas estrofas a canciones fuerza de bandas sólidas.

La primera canción del disco: Airbag; es originada por el big bang del guitarrista Jhony Grenwood con una fender telecaster plus, que incluye un toque de luminosidad producido por un artefacto brioso como es el shred master de Marshall, usado en varias canciones del disco, y en el cual se instaura un sello que marca el estilo de Ok Computer. La canción Fitter Happier, es una muestra instrumental que inicia la mitad del disco; un hecho renovador y arriesgado que otras bandas no tomaron en cuenta. Considerando la proliferación de una tendencia ligth en el mercado, con letras simples y coros repetitivos que sean provocativos y a la vez contagiosos. La segunda parte del Ok Computer es un paisaje al centro magnético de un poblado llamado Radiohead, de una constitución política diferente, donde las normas emanan de mensajes publicitarios de la década de 1990. En Climbing Up the Walls, la batería con sonidos metálicos queda armonizando todo un esplendor de mundo paradójico a este y una serie de insectos invaden con una sinfónica extraña que accede a descubrir otro tipo de efecto ambiental.

Los escritos del genial Noam Chomsky también inspiraron a la banda para crear Electioneering, donde un predicador fluye un discurso de compromiso político y artístico. Karma Police viene sobre la cotidianidad, los integrantes se decían entre ellos: si haces mal, vendrá la policía del karma a sancionarte. E indudablemente la canción se armoniza con lo ya comentado, los efectos, las guitarras distintas haciendo sentidos opuestos pero juntos a la hora de la melodía. Ok Computer cristaliza ese mundo nuevo cibernético en todo sentido, en las letras sobre la diversidad de la tecnología y la relación directa con el hombre y su entorno; pero la vez es el despertad de imágenes eléctricas que desprenden de un viaje al mismo lugar en otra dimensión llamada Radiohead.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Congresistas Edgar Alarcón y Alcides Rayme se pronunciaron ante la renuncia de Sonia Guillén

Redacción Lima Gris

Published

on

La ministra de Cultura Sonia Guillén renunció a su cargo este viernes luego de la presentación del Gabinete en el Congreso de la República. Los cuestionamientos por la contratación de Richard Swing, han generado duras críticas a la administración del presidente Martín Vizcarra. El pago de los 175 mil soles desde el 2018 y su acercamiento a Palacio de Gobierno de Richard Cisneros provocaron la investigación de la Comisión de Cultura del Congreso y del Ministerio Público.

Según los comentarios de los congresistas Alcides Rayme, presidente de la Comisión de Cultura, y Edgard Alarcón, presidente de la Comisión de Fiscalización, la salida de Sonia Guillén no detendrá las investigaciones para determinar responsabilidades detrás de las contrataciones de Richard Swing.

Debido a la renuncia de Sonía Guillén, Lima Gris se comunicó con el congresista Alcides Rayme Marín, presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural, quien señaló:

«La renuncia de la Ministra de Cultura no detendrá las investigaciones para determinar responsabilidades detrás de las extrañas contrataciones de Richard Swing y otros; por ello La Comisión de Cultura acordó en su última sesión remitir lo actuado a la Comisión de Fiscalización. Nosotros seguiremos cumpliendo nuestra función de control político en beneficio del país, no dejaremos de pronunciarnos respecto a cualquier acto irregular que detectemos».

 Edgar Alarcón, congresista de Unión por el Perú y presidente de la Comisión de Fiscalización. Vía Twitter mencionó:

Por otro lado, el Ministerio Público, mediante la fiscal anticorrupción Janny Sánchez, abrió una investigación preliminar sobre la contratación del cantante Richard «Swing» Cisneros, por parte del Ministerio de Cultura.

Comentarios
Continue Reading

Coronavirus

URGENTE: LOS PUNTOS DE CULTURA Y ARTISTAS EN CUARENTENA

Redacción Lima Gris

Published

on

Por Miryam Reategui
(Directora del Centro Cultural Nosotros, Punto de Cultura desde el 2012)

Los Puntos de Cultura (PC) debieron ser convocados por el Ministerio de Cultura tanto para hacer el registro nacional de artistas como para el catastro. No utilizaron el potencial logístico de los PC, -eso afirmó la Contraloría-, al saber de varias listas de última hora organizadas por la Dirección de Artes, o otros colectivos interesados que presentaron al MIDIS para el bono. Ninguna fue fiable por su inmediatez y por no estar corroboradas. La Ministra nunca mencionó a los artistas ni a los PC, cuando debieron, -como dijo la Contraloría-, ser presentados como un sector registrado, organizado y vulnerable que necesita ser beneficiado. ¿Quién omitió esa información y mandó a la ministra con listados selectivos? Industrias Culturales-Dirección de Artes, empeñados en ignorar los PC.

Son casi 269 PC distribuidos en todas las regiones del Perú. Cada PC representa a Artistas, a gestores de la cultura viva; conoce su distrito, su comunidad. Conocen la realidad del Arte, a los artistas y el quehacer socio-cultural de su zona.

En el 2011 el Ministerio de Cultura creo los Puntos de Cultura. Fue como RECONOCIMIENTO A LA TRAYECTORIA ARTÍSTICA Y DE PROMOCIÓN DE LA CULTURA DE ORGANIZACIONES CULTURALES del Perú, fundadas muchos años antes de la creación del MINCUL. Hubo una convocatoria, y debían tener personería jurídica e inscritos en Registros Públicos, precisamente a fin de realizar convenios de cooperación cultural. Se presentó un expediente con documentos sustentatorios del trabajo artístico realizado, próximos proyectos y una serie de formularios. Deben estar en el archivo y los vamos a pedir para mostrarlos a Contraloría. Muchos no quisieron ser PC porque decían que era «hacerle el juego al gobierno». Otros creímos de buena fe, que era la oportunidad de empezar el desarrollo cultural y artístico esperado.

Pero en el transcurso de los años, intereses ocultos han tergiversado el fundamento de los PC. Por lo que aclaro: los Puntos de Cultura, son y nacieron para fortalecer el desarrollo artístico-Cultural e influenciar en la comunidad y en los gobiernos locales y lograr sensibilizarlos. Toda la experiencia cultural de cada asociación, debía ser difundida. Eso es muy claro para los PC antiguos. Sin embargo la Dirección de Indistrias Culturales y Artes, el 2019 quiso desaparecer los PC. Borrón y cuenta nueva con la nueva Ley. Pretendió esfumar la existencia de siete años de muchos PC creados el 2012 y 2013. No lo permitimos; este tema lo trataré extensamente en otro escrito.

Ahora la web dice que los PC están identificados con el trabajo social comunitario que «busca ampliar el ejercicio de los derechos culturales a nivel comunitario, con especial énfasis en niños, jóvenes y población en situación de vulnerabilidad; impulsando la inclusión, empoderamiento y ciudadanía intercultural.» ¿Qué es eso? Un palabreo de ONG. Debe incluir en esa acción a los Artistas, cultura viva y educación. El Ministerio de Cultura olvida promover el desarrollo cultural, promocionar al ARTISTA, las Artes, la Cultura Viva y el Patrimonio. Aunque el MINCUL no trabaja de acuerdo a sus fundamentos, los PC siguen los objetivos de las políticas culturales, y deben empoderarse más su labor creativa, artística, de promoción de la cultura y el arte para enriquecer la salud física, emocional y mental de la población.

La omisión no debe continuar de parte del MINCUL. Los PC representan a la cultura, a las artes y a los artistas. Son gestores culturales genuinos. Han trabajado ad-honoren ocho años favoreciendo la imagen del MINCUL. Hacen viables las políticas culturales, trabajan social y artisticamente propiciando el desarrollo sensible de sus regiones. Son un puente entre el Ministerio de Cultura y artistas, actividades, centros de cultura y los gobiernos locales. Cubren vacíos e indiferencia del MINCUL. ¿Y cómo ha respondido el MINCUL? Ignorando la existencia oficial de los PC y entreteniendo con proyectos mínimos y concursos irrelevantes.

El Ministerio de Cultura nunca habló de presupuestos para los PC, se tocaba el tema y lo desviaba, cuando es lógico y normal programar un presupuesto aunque sea mínimo. Los PC deben tener un presupuesto, no esperanzas de concursos tipo carrera de caballos donde apuestan 100 y ganan 5. No es así, eso no sirve para la sostenibilidad de las ideas, de la voluntad, ni de la infraestructura de los PC. En Brasil, como en Bolivia, Argentina, y en muchos países que tienen organizaciones parecidas adjuntas a sus Ministerios, éstos tienen un presupuesto Estatal para ellos, aunque sea mínimo, porque se enriquecen mutuamente, se fortalecen. Somos trabajadores del arte y la cultura. Considerar un presupuesto es con voluntad política.

Los PC no pueden trabajar ad-honoren para fortalecer la imagen del MINCUL. Ha sido un error y afan de cooperación. Porque si el MINCUL contrata a Swing por S/. 175,000 para «charlas y bailes motivacionales y búsquedas de espacios artísticos», no tiene sustento moral para pedir gratis el trabajo de 269 PC!! Es una burla, falta de respeto, maltrato. Siempre han dicho que los PC son lo mejor que tienen y sin embargo no invierten ni 1 sol en los PC: Todo gratis.

Contraloría observó que Industrias Culturales no trabajó con los PC, teniendo la logística para registrar a los artistas y levantar un mapa cultural que exprese quien es quien en la cultura.

Queda en nuestras manos que los Puntos de Cultura, participen en las reuniones del MINCUL que verán las distribución de los 50 millones, sea mediante proyectos u otras formulas. Somos gestores culturales y promotores del desarrollo cultural en nuestras regiones y distritos. No somos improvisados ni hemos hecho listas de última hora, ni nos hemos re-inventado en la pandemia. Los PC representamos por oficio y reconocimiento oficial al movimiento socio-cultural del país. Y con justa razón nos menciona la Contraloría. Si cambian Ministra e Industrias culturales renuncia porque el MINCUL tambalea, los PC por Ley y por Derecho, seguiremos trabajando.

Hay que entender que somos un estamento y que los Puntos de Cultura, no somos parte del descalabro del Ministerio, por el contrario, hemos sido ignorados en nuestra labor.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending