Connect with us

Música

Latin Jazz “Kebola”

Published

on

 Un grupo que nació en Lima, iniciándose tocando en el “Jazz Zone” en el 2004, conformado por Abel Páez y Laureano Rigol ambos cubanos, que se animaron a crear ‘Kebola’. Tuvimos la oportunidad de escucharlos en el II Festival del Cajón peruano, donde dieron un concierto con una variedad de sabrosos ritmos.
Laureano Rigol es un apasionado de la música, con influencias como Son 14, Opus 13, Afro cuba, Bam Bam, conjunto casino y muchos más, nos cuenta también como llego al Perú y cuales fueron sus inicios en la música. Acaban de grabar su primera producción y ahora lo tenemos aquí desde Holguín para todo el mundo.

Comentarios

Cultura

“Todos vamos a morir”, no lo digo yo, lo dice Niños Sin Smartphones

El álbum menos polémico en la historia del rock peruano.

Published

on

Nos lo advirtieron pero no les hicimos caso. La banda peruana Niños Sin Smartphones trabajaron incansablemente desde marzo del 2020 para hoy presentarnos su esperado primer álbum de larga duración al que optimistamente titularon “Todos vamos a morir”, una colección de 12 tracks en los que el dúo le canta a sus (des)amores, desencuentros y frustraciones de pandemia.

Y todo empezó como una broma negacionista ante la llegada de la pandemia a inicios de 2020. Daniel Ruiz-Gonzalez, uno de los responsables de este álbum, cuenta que cuando el gobierno decretó oficialmente la cuarentena en Perú, él bromeaba alegremente diciéndoles a sus allegados que “Todos vamos a morir”, tratando de ocultar maquillar el miedo y la incertidumbre que sentía. Finalmente, esos sentimientos encontrados, fueron plasmados en las canciones que compusieron durante la pandemia y hoy forman parte del disco.

Por su parte, Dennis García, la otra cara del proyecto, cuenta que el sonido tan ecléctico logrado en el álbum refleja precisamente a los múltiples temores, recuerdos y frustraciones pandémicas. Así, encontraremos canciones furiosas, ruidosas, melancólicas, calmadas e incluso bailables. Todos los tracks fueron compuestos luego de dialogar mucho sobre temas en común en los que influyeron también sus estados de ánimo. El “Todos vamos a morir” se convirtió en una motivación para valorar la vida, hacer más música y concretar el disco.

“Casi todo lo hemos grabado los dos tocando al mismo tiempo. “No Corona”, por ejemplo, es en vivo, hasta las voces. Como ese tema lo mezcló Justin Moshkevich (4 premios Grammy), parece que tocamos chévere, pero todo es mentira”, cuenta entusiasmado Dennis García. “Si estas canciones las pudiéramos hacer en concierto sería alucinante. Pero habría que ensayar porque hace tiempo no hacemos conciertos y el otro día hicimos uno por Facebook y dimos bastante pena”, finaliza Ruiz-Gonzalez.

En el álbum participan músicos nacionales como Rafo De La Cuba (bajo), Guillermo Saldaña (bajo), Carlos Ubillús (trombón), Valí Cáceres (guitarra eléctrica) y Sebastián Gereda (pandereta roja). Producido ejecutivamente por Zhenna Luque, “Todos Vamos a Morir” ya está disponible en Spotify y en todas las demás plataformas digitales donde se escucha la música.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Efraín Miranda Luján: poeta de la pachamama y de los truenos

Published

on

Arequipa, 2004. Efraín Miranda Luján y Mario Mayhua Quispe, fruto de esa amena conversación, salió a la luz el libro “Conversaciones con el poeta indio Efraín Miranda. Foto: Mario Mayhua.

El viernes 10 de abril del 2015, a los 90 años de edad, y tras una larga enfermedad que arrastraba y que lo mantenía en un delicado estado de salud, dejó de existir en el distrito de Yanahuara (Arequipa), el reconocido poeta puneño Efraín Miranda Luján, nacido el 02 de marzo de 1925 en la hacienda de Condoraque, antes pertenecía al distrito de Cojata (Huancané) y ahora al distrito de Quilcapunco (San Antonio de Putina).

Debo señalar en estas líneas el esfuerzo e interés mostrado por Efraín Miranda Luján, por varios años, en el mundo mágico de las letras y en razón a ello, su obra literaria está siendo revalorada y difundida cada vez más. Entre sus principales poemarios están: “Muerte cercana” (1954), “Choza” (1978),”Vida” (1980) y “Padre Sol” (1998), que es el resultado de un trabajo silencioso y fecundo a la vez. Cada una de sus libros refleja la situación social, por la dura realidad y el deseo de abolir el dolor humano, el tiempo y la muerte. Sus poemarios inéditos, reposa intranquilo el que compusiera sobre la Pachamama.

Entonces afirmamos enfáticamente que, “Muerte Cercana” es el primer poemario de Efraín Miranda Luján, en el que expresa su sentir cotidiano y su arraigo social. Lo que más impresiona en este valioso libro son los siguientes versos: ¡no me grites de calle a plaza: cholo; grítame de selva a cordillera, de mar a sierra, de Tahuantinsuyo a la República; INDIO! ¡Lo soi! ¡A puntapiés, insultos y balas: lo soi! ¡Explotado, robado, asesinado; lo soi! ¡Con mi esqueleto, mi ecología y mi Historia: lo soi!

Deseo pues dejar expresa constancia de que “Choza” es un excelente libro de poemas que a la sazón permitió al autor desarrollar los elementos de su propio lenguaje: la libertad de la palabra y la armonía del verbo, los cuales marcaron una continuidad en su discurso poético, la misma que refleja una poesía contestaria, realista y sin ambages.

Vale decir, nuestro propósito a estas alturas, es relievar el poemario “Vida”, que su contenido es testimonial porque retrata una época ya por desaparecer, pero sus escritos despierta un interés necesario por los temas que aborda. Como dijo, Walter Paz Quispe Santos, en el suplemento cultural Totoria: “Efraín Miranda Luján pone una barricada contra el sentido común dominante del otro, para que retorne el significante de la escritura de los espacios interiores del yo dominado”.

Sin duda alguna “Padre Sol” es una magnífica obra poética de mayor factura, en donde la concepción ideo-cultural nos permite concebir su visión del mundo, que a la postre denota que el verso pueda hermanar y trascender al ser humano, precisamente sus versos florecen durante la primavera.

No está demás señalar que Efraín Miranda Luján es una de las más importantes voces de la Generación del 50, junto con poetas de la talla de Leoncio Bueno, Luis Nieto Miranda, Mario Florián, Gustavo Valcárcel, Alejandro Romualdo, Jorge Bacacorzo, Víctor Mazzi, Washington Delgado, Juan Gonzalo Rose, Carlos Germán Belli, Francisco Bendezú, Pablo Guevara y Marco Martos.

Sebastián Salazar Bondy nos manifiesta: “Los poemas de Muerte Cercana anuncian a un creador hondo en la inspiración y excelente en la creación. No se trata de un poeta culto, libresco, versado en letras. Ningún ardid hay detrás de estas canciones de solitario que se mira en cada aspecto de la incesante realidad y crédulo se vierte en palabras exentas de cualquier consideración literaria al uso”.

En 1997, el célebre poeta peruano Efraín Miranda Luján junto con el dinámico docente Mario Mayhua Quispe. Foto: Mario Mayhua.

Ernesto More escribió: “Miranda no sólo se ha desinflado en la estepa collavina, sino, que viene cargado la alforja con elementos culturalmente nativos, a revelarnos ese mundo desconocido que el Perú lleve dentro de sí, los gérmenes de una cultura milenaria, que como los granos encontrados en las tumbas, comienzan a florecer en cuanto terreno propicio y riesgo oportuno”.

Christian Reynoso Torres nos dice: “A comienzos de la década del 60, Miranda regresó a Puno para trabajar como profesor de una escuela rural en la comunidad de Jacha Huinchoca, al sur de la capital. Es en este lugar donde establece contacto con la realidad y el hombre del campo; fascinado por ello, decide quedarse a vivir allí por más de quince años. Esta experiencia, más la cultura universal que adquirió a través del aprendizaje autodidacta, le sirvió para construir y nutrir su poesía”.

Obras literarias.

De esta manera, Efraín Miranda Luján conserva un gran reconocimiento de carácter ciudadano, transparente y honesto como se merece todo poeta de la condición humana. Asimismo, en su vasto conocimiento, el Perú es mágico, maravilloso y trascendental, canta a la vida y a la esperanza. Y nada le detiene en el camino, sino más bien, batalla contra todas las adversidades simultáneas, en el que genera una interacción humana, destinada a preservar la cultura viva y la memoria social ante un gobierno sórdido e insensible a la vez.

Todo es un acto de magia y fe en la palabra impresa, sólo así es posible afirmar que, en gran parte, sus obras literarias alcanzan su verdadera expresión poética. Por eso con mucha razón es considerado como uno de los máximos exponentes de la poesía puneña. No obstante ello, el deceso de Efraín Miranda Luján ha causado un profundo pesar en los escritores del ámbito literario y al mismo tiempo, nos dejó como aporte y legado su cuantiosa obra escrita, principalmente poética.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Chabuca Granda desde La Habana en su centenario (1920-2020) por Julio Barco

Published

on

El estreno del homenaje Chabuca Granda desde La Habana es un justo merecimiento a una de nuestras más altas cantautoras.  Este no es un homenaje más  sino que se trata de un doble reconocimiento: por un lado, por los 100 años de Chabuca Granda, y, por otro, una afirmación de la unión del canto de Chabuca con los sones de Cuba. Este homenaje tiene a Helson Hernández como director y productor general, con invitados de México, como Paulina Izquierdo; de Perú, como Julie Freundt; de Cuba, como Lindiana Murphy, quienes por cierto unen sus talentos para interpretar  El Puente de los suspiros, uno de los temas más sentidos de todo el proyecto, y homenaje internacional a nuestra cantautora. Por otro lado, se suman muchos músicos cubanos, como María de Jesús, con su bella interpretación del tema Amor Viajero; también escuchamos el piano y la voz de Félix Bernal que interpreta magníficamente El Surco. Este tema, de lejos, es uno de los más hermosos de todo el proyecto. Cito algunas líneas de la canción:

En una hora triste quise cantar

Y dentro de mi canto quise gritar

Y dentro de mi grito quise llorar

Pero tan sólo canto para callar…[1]

Esta hermosa composición sintetiza en sí misma todo el voltaje lírico de Chabuca: metáforas como joyas rutilantes que — como el buen simbolismo egurianosugiere y no menciona directamente, y es, claro, una suerte de manifiesto del temple interno de su sensibilidad: una marea profundamente sanguínea donde el arte y la necesidad de cantar es vital como la vida misma.  En el sentido anteriormente calibrado, la idea de clarinar, —por ejemplo—, es decir, ese atrevimiento del que pretende hace de su voz una melodía y ritmo, pasión y belleza, es una afirmación a ese oscilar del canto, esa dubitación donde la  no solo representa la intimidad y subjetividad propias sino, como en el caso de Chabuca, se torna un registro coral, que se populariza y se canta o susurra como parte de la propia atmósfera. Así es el arte popular que brota de ciertos labios y luego purifica el aire se hace canto de generaciones, voz de multitud, la misma multitud que se encierra en el solitario oyente que goza de sus ritmos. Una voz canta y encanta a todas, aunque su perfume anónimo quede regado como jazmín nocturno.

Este último punto, coincide con una conversación que dio Chabuca donde explicaba, humildemente, que lo importante de su arte, era el tema de su arte, los personajes, la esencia, y no necesariamente ella. Sin embargo, sin ella, ese mosaico de posibilidades no se conocería ni llegaría a deleitarnos ni alcanzaría los niveles que solo su talento personal y su tesón podían alcanzar.

Volviendo al documental, también aparece el embajador de Perú en Cuba, Guido Toro, que ofrece una idea del trabajo de promoción cultural dedicado a difundir la música de Chabuca Granda. Desde otra orilla, Teresa Fuller, hija de Granda, aparece agradecimiento el homenaje y esperando que sea posible que se realice este año en Cuba. Así como Ricardo Palma, J. Gonzalo Rose, César Calvo, Sebastián Salazar Bondy o Julio Ramón Ribeyro, Chabuca Granda es motivo de pensar el canto que nace de intempestivo movimiento de las ciudades, de las odiseas y movimientos de sus personajes, de los sueños y amores que profesan propios como ajenos. Muchos de los que vivimos en Lima, la grisácea, de seguro pasamos siempre por la famosa Alameda Chabuca Granda e ignoramos la fina poesía de su arte y la autoría de sus ritmos. Esta es una gran oportunidad de darle una vuelta a ese pasado que, perpetuamente, se refresca y persiste como pozo en la mirada de los nuevos oyentes que disfrutan del tono sutil y apasionado de su música.  Pueden entrar directamente dando click en este link:


[1] https://www.youtube.com/watch?v=kJsw6j_2Z9I&t=115s

Comentarios
Continue Reading

Cine

Ministerio de Cultura: Presidente Sagasti anunció que transferirá 20 millones para los artistas

Published

on

Ministro Alejandro Neyra, presidente Francisco Sagasti y Susana Baca.

La pandemia que vivimos todos los peruanos desde el año pasado, ha menoscabado la salud y la economía de todos nosotros; sin embargo, nadie puede negar que el sector cultural y artístico han sido uno de los más golpeados económicamente hablando, porque dejaron de percibir ingresos durante más de 10 meses.

En esa línea, hace dos días la cantante y exministra de Cultura, Susana Baca, le pidió a su amigo el presidente Francisco Sagasti a través de una carta, que como ella y sus colegas artistas la estaban pasando mal económicamente, necesitaban de apoyos de parte del Estado.

Lo curioso, es que Francisco Sagasti hizo caso exprés al pedido de su amiga Susana, e incluso la visitó hasta Santa Bárbara en Cañete y esto fue lo que anunció: “En primer lugar para anunciar de que tenemos un pequeño programa de apoyos económicos a los artistas, algo que Susana y muchos otros artistas han venido reclamando… sabemos que esta pandemia los ha afectado duramente y los artistas son absolutamente necesarios en nuestra vida cultural y en nuestra vida como país, no solo para alegrarnos, sino, para hacernos sentir nuestra identidad cultural; hacernos sentir lo que somos como país, y por eso hemos hecho un gran esfuerzo. El ministro de Economía y Finanzas finalmente, ha accedido a buscar una manera de dar apoyo a los artistas, y próximamente estaremos publicando un Decreto de Urgencia en el cual anunciaremos que se reanudan estos apoyos”.

Sin embargo, la plata no viene sin un pedido previo, porque el mandatario también pidió una condición:

“Pero además de eso, he venido a pedirle un favor especial a Susana y en realidad a todos los artistas en momentos tan difíciles, tan complicados como lo que estamos viviendo ahora con una crisis de salud, crisis económica, crisis social, crisis política y también crisis de valores. He venido a pedirles a través de ella a todos los artistas, y también con el apoyo del Ministro de Cultura, que los artistas se unan a una campaña para cuidarnos los unos a los otros, para respetar los protocolos y que tenemos que usar mascarillas, mantener distancia, lavarnos las manos y estar en lugares ventilados como este hermoso pueblo de Santa Bárbara en Cañete y que nos ayuden los artistas a promover este tipo de comportamiento que es absolutamente necesario para que todos los peruanos y peruanas podamos luchar con éxito contra la pandemia”. 

Ahora bien, por más que en estos momentos cruciales, la situación crítica en el país obligue a poner prioridades como el abastecimiento de oxígeno a lugares que no pueden adquirirlo, también es cierto que nadie se niega a que el gobierno apoye a los artistas; en este sentido, el ministro de Cultura Alejandro Neyra afirmó que el MEF ya ha autorizado destinar 20 millones de soles a favor de los artistas. Sin embargo, cuando ese dinero llegue a las canteras del Mincul ¿Cómo lo distribuirán? Si tomamos en cuenta cómo administraron un fondo similar durante el año pasado.  

Recordemos:

El gobierno anterior, a través del MEF durante 2020 destinó al ministerio de Cultura una inyección económica de 50 millones de soles (Decreto de Urgencia 058-2020) para que sean distribuidos a toda la legión de artistas nacionales como una modalidad de bono y/o subsidio; sin embargo, en el ministerio de Cultura variaron la naturaleza original de ese fondo y crearon las denominadas Ayudas Covid, que se clasificaron en 8 líneas de apoyo económico, tanto para Industrias Culturales y Artes, como para Patrimonio Cultural Inmaterial.

Esas ayudas, no eran otra cosa que una convocatoria abierta para que la gente postule al apoyo económico y sustente el fondo requerido, a través de un concurso que tenía una serie de requisitos, donde incluso pedían que los artistas postulantes presenten un proyecto que estuviera listo con antelación.

Esa ayuda no se distribuyó de forma equitativa ni transparente y por ello hubo cuestionamientos. Por ejemplo, en la adquisición de libros, donde incluso intervino el Congreso y la propia Contraloría General de la República.

En suma, esos 50 millones, en su mayoría alentaron e inyectaron dinero a empresas culturales sólidas, y en menor medida, a personas y artistas naturales que realmente lo necesitaban por su alto grado de vulnerabilidad. 

Entonces, esta vez ¿cómo se distribuirán esos 20 millones? Si tomamos en cuenta que la señora Susana Baca, prácticamente y según lo que podemos leer en la redacción de su misiva, ha pedido ayuda para sus colegas músicos y no precisamente para toda la diversidad de artistas en todas sus expresiones:

“No dejes que ahora el desafío del cargo en el día a día te desvié de ese sentimiento, ayúdanos a sobrevivir con dignidad; nadie quiere ver a mis compañeros músicos vendiendo golosinas en los ómnibus, ver a mis amigos músicos dejando de ser los artistas que somos para convertirnos en mendigos, para recibir las sencillas monedas de la gente, porque ya no hay espacios de trabajo”, le pide la señora Baca a Sagasti.

Queremos creer, que la señora Susana Baca por la emoción que la embargó al escribir esas líneas, no pretendió excluir a los “artistas” que realizan artes visuales, escultura, literatura, poesía, dramaturgia, cine, teatro, actuación, arte vivo, danza, decima, performance, fotografía, entre otras inacabables actividades ligadas al arte.

Solo cabe, esperar el anunciado Decreto de Urgencia para poder colegir los detalles y alcances del apoyo a los artistas y esperamos que esta vez, la ayuda sea equilibrada y no apoye a esa gama de influencers, youtubers y tiktokers que se han vuelto un inevitable virus y que, de hecho, también se subirán al carro de artistas.  

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La soprano Blanca Galdos presentó su placa: “Honrar la vida”

Published

on

Hoy sábado por la noche, dentro de la Feria del Libro de Huancayo, se presentó el disco “Honrar la Vida” de la cantante y declamadora Blanca Galdos, quien desde hace buen tiempo nos viene sorprendiendo con su voz melodiosa que escarapela la piel. Luego de viajar a México, Centroamérica y el Brasil, podemos decir que Blanca ya era hora de que oficializara su placa donde hay catorce temas que van desde “A mi hermano Miguel” hasta “Llego con tres heridas” o “La Oración del Labriego” de Felipe Pinglo y “Te quiero” de Mario Benedetti, entre otras joyas imperdibles de la música peruana y universal.

Cabe anotar que para este trabajo contó con la participación del maestro Coco Linares, premio “Personalidad Meritoria de la Cultura Peruana”; asimismo como el apoyo del maestro de canto Luciano Garrido y de sus hijos, también músicos: Enrico y Francisco Garrido, entre otros personajes ilustres de la música y la intelectualidad peruana entre los que está su señor padre que entregó el cuadro que ilustra la placa: el pintor Enrique Galdos Rivas.

Aquí las palabras de Blanca Galdos sobre el evento:

Les cuento que estaba prevista esta presentación para el año que pasó, pero ello, como comprenderán, fue imposible. Pero las cosas se concretan, aunque se demoren y hoy, resulta gratísimo para mí y para quienes me aman, que mi trabajo pueda difundirse a través de un espacios de arte y de cultura como es la Feria.                              

Yo agradezco esta bendita oportunidad y me alegro de que mi disco se llame Honrar la Vida, porque es un recordatorio perenne de que estamos aquí para algo y por algo y ello, tiene que ver mucho con la gratitud, con la generosidad, con la humanidad, con nuestro ser, aún en tiempos tan dolorosos en donde casi todos hemos perdido seres amados e irremplazables. Pero también, tiempos de amor.                                                                               

                                                                                                            Honrar la Vida!

Aquí la trasmisión del evento en la Feria del Libro de Huancayo:

Comentarios
Continue Reading

Cine

Los festivales culturales que migraron a lo digital

Published

on

Cuando se inició la emergencia sanitaria y surgió el confinamiento social el circuito cultural en Perú se vio afectado. Las galerías de arte, los cines, los teatros, las bibliotecas y los museos tuvieron que cerrar sus puertas. De golpe se cancelaron importantes ferias y festivales culturales; sin embargo, en el país algunas de esas organizaciones han sido tenaces y se reinventaron con el único fin de no truncar sus misiones y sus ofertas culturales. En ese sentido, importantes marcas como el Festival de Cine de Lima, el Festival de Cine Al Este, el Hay Festival Arequipa y la Alianza Francesa de Lima asumieron el reto e inauguraron sus eventos de forma no presencial utilizando como herramienta, la tecnología para ingresar al mundo virtual.

Revista impresa Lima Gris N° 20.

Lima Gris conversó con cada uno de sus directores para que nos den sus impresiones sobre los avatares que tuvieron que afrontar en esta pandemia que le declaró la guerra a la cultura.

Iniciada la pandemia muchos festivales fueron cancelados; solo algunos festivales lograron organizarse a pesar de tenerlo todo en contra. Marco Muhletaler, director del 24º Festival de Cine de Lima, mencionó:El miedo estaba ahí todo el tiempo. Yo creo que sí, fuimos muy claros en el momento de que lo que haríamos era llegar a hacerlo, y hemos tenido idas y venidas básicamente por temas de recursos, hasta que fuimos encontrando los aliados, los soportes y las plataformas. Yo quería estar seguro de que íbamos a poder atender al público de la mejor manera posible, porque quería que las películas se puedan ver bien, que los cineastas y los distribuidores con quienes trabajamos hace más de 24 años, puedan confiar en nuestra plataforma para tener una buena manera de exhibir sus películas, y cuando lo tuvimos, recién lo anunciamos”.

Marco Muhletaler director del CCPUCP y del Festival de Cine de Lima. Foto: PUCP.

En la ciudad blanca el Hay Festival también migró a lo virtual, con una clara premisa: resistir.  Ángela Delgado Valdivia, directora de Desarrollo del Hay Festival Arequipa 2020, señaló:La situación fue compleja y difícil. Cuando se decretaron las medidas de confinamiento estábamos a casi dos semanas de hacerlo en Gales, pero la decisión se tomó rápido y se migró a lo digital. A Arequipa no le tocaba otra solución que atender a las medidas de seguridad por la pandemia y seguir adelante. Lo que quiere el Festival es sentar continuidad y dejar un precedente; dejar el alma, y dejar la huella”.

Ángela Delgado. Foto: Julio del Carpio.

Otro de los festivales de cine que fue golpeado por la pandemia es el XI Festival de Cine Al Este, dirigido por David Duponchel. Para él, el tema económico fue importante ya que se tuvo que realizar una inversión onerosa para migrar a lo virtual. “Pienso que ha sido más caro, porque se ha tenido que hacer una plataforma. Nosotros, lo que hemos tenido como suerte en esta edición, es la respuesta de los directores”, señaló Duponchel.

Otro importante eje cultural en el Perú, es sin duda la Alianza Francesa. Para su director Nicolás Mezzalira, ha sido una experiencia intensa migrar en corto tiempo a lo virtual.“El teatro lo tuvimos que parar, pero hemos logrado terminar con suerte nuestro gran festival llamado Temporada Alta de Teatro Experimental, que fue hasta la quincena de febrero. Pero sí tuvimos que anular luego toda la temporada de artes escénicas y también la galería de artes visuales; aunque esta galería se ha reiniciado hace un mes y medio cumpliendo con los protocolos y ya está funcionando con un aforo súper reducido; pero el teatro todavía no. Y el cine según la fase cuatro abrirá a fin de mes”, explicó Mezzalira.

Con la pandemia también se tuvo que prescindir de muchos trabajadores; Marco Muhletaler manifestó: El equipo fue mucho más pequeño. Tuvimos que adaptar la organización a las realidades de esta nueva forma de hacer festival. Algunos empezaron a aprender cosas nuevas, y tuvimos que estar en otras posiciones a las habituales. Para muchos, era como aprender a hacer algo nuevo”.

Pero como en toda crisis, también aparecen nuevas oportunidades, una de ellas fue nuevos puestos de trabajo en áreas de comunicación digital y community manager. En ese sentido, Ángela Delgado precisó: “Nuestro equipo de comunicaciones del Festival tomó contacto con cada una de las personas y grupos presentes que están involucrados en el asunto de community manager, o de emprendimientos culturales y comunicativos a partir de la plataforma internet. Hemos dado más énfasis y creo que se lo seguiremos dando al equipo de comunicación digital que es tan necesario y tan pertinente en este tipo de estrategias”.

Una de las preguntas pertinentes ante la nueva experiencia virtual fue ¿cuál será la respuesta del público? David Duponchel afirmó: “Aproximadamente sumado a todo lo que es gratis, siempre ha sido entre diez mil y doce mil espectadores. Este año todavía no tenemos las cifras, pero lo que ha pasado es que hay más miradas de películas; entonces hubo menos gente que ha comprado su ticket. Pero la gente también ha visto más películas porque había películas gratis y también hubo un pago que hacer y había una preventa que nos ha ayudado también a pagar algunos derechos de películas”.

David Duponchel. Foto: Al Este de Lima.

En el caso de la Alianza Francesa, Mezzalira explicó: “En abril fue 40% menos. Somos una sociedad sin fines de lucro, pero el 90% de los ingresos de la Alianza Francesa vienen de las clases; entonces si haces el cálculo: 40% sobre el 90% es un golpe súper fuerte. El mercado del idioma no ha sufrido mucho con referencia a los otros mercados; como, por ejemplo, el de los restaurantes, que han sido destrozados durante seis meses. Y te puedo decir que octubre de 2020 fue mejor que octubre de 2019 en volumen de inscripciones, y por eso hemos mantenido todos los sueldos y todos los empleos al cien por ciento”.

Ante una crisis provocada por la pandemia, el respaldo de algunos auspiciadores se mantuvo en algunos casos; en otros, se tuvo que bregar ante la ausencia de marcas. Marco Muhletaler mencionó: Nosotros contamos con la colaboración del BBVA que se ha mantenido este año tal cual, y estamos muy agradecidos por seguir apostando por el Festival de Cine. La verdad, es que tampoco hicimos una campaña muy agresiva para salir a buscar a otros auspiciadores, pero ahí se unieron algunos auspiciadores en el camino”.

Además, agregó: “El Festival se ha hecho con casi el 8% del presupuesto regular y las entradas tenían los precios más bajos. Una entrada era para toda una familia, o para un grupo de personas que comparten una pantalla; pero también la virtualidad llevaba a otras salidas desde el punto de vista presupuestal; porque no teníamos deudas tan grandes en pasajes y en hoteles y otros costos que son muy altos”.

Por su parte, Ángela Delgado manifestó: Se han portado súper bien, porque sabemos que es un año difícil. Y si ustedes ven nuestra lista de patrocinadores, son empresas que nos han seguido casi desde el primer año; fieles, sólidas y comprometidas con los objetivos. Ahora, es evidente que el monto ha descendido por las propias circunstancias y lo entendemos bien. Lo que no entendemos y en esto me permito ser muy cuidadosa con lo que estoy diciendo: es que haya instituciones como el Gobierno Regional de Arequipa que se comprometió a un patrocinio para el Festival, pero lamentablemente no contestó nuestras cartas; lo ha hecho recién hace unas semanas diciéndonos que no pueden por la pandemia, pero nosotros también nos cuestionamos y nos gustaría saber qué tipo de políticas y qué tipo de consideración tienen hacia el área cultural”.

Una de las estrategias que utilizaron los festivales virtuales, fue la preventa. Una importante herramienta que evitó que el golpe económico sea más fuerte. En ese sentido, David Duponchel afirmó: “Hemos vendido mucha preventa a 29 soles, pero también había muchos estudiantes y por eso este año hemos vendido muchos tickets, pero al final hay poca recaudación porque tienes que cobrar 12 soles a los estudiantes nacionales para que vean 60 películas, pero atrás de esas 60 películas hay titulación y está la plataforma que tiene un costo. Lo que pasó realmente es que se divide el ingreso de dinero con el cine; por ejemplo, Cineplanet te toma la mitad, más el impuesto de la municipalidad, y no te queda mucho sobre el boleto final y eso es un problema, porque los festivales todo el tiempo no pueden contar con el apoyo del Estado, porque también se tienen que sostener”.

Pero cada festival también tuvo sus propias limitaciones; en algunos casos la ausencia de público fue mayor. Para Marco Muhletaler este año: “Ha sido menor y necesariamente tenía que ser así, porque recordemos que este año el Festival tuvo 30 películas, versus las 167 películas que tuvo el año pasado en su sección principal, más otras 300 en la sección de la Muestra Itinerante. Por otro lado, se pensaba que por el hecho de que sean virtuales los tickets iban a ser ilimitados. Pero los distribuidores nos marcaron a nosotros un numero de tickets y el universo total de tickets que nosotros podíamos vender ha sido de 15 mil, pero eso no significaba que eran 15 mil personas y de acuerdo a la estadística que hicimos, cada ticket vendido significaba que cada día era visto por 2 personas en promedio”.

Instituciones comola Alianza Francesa en plena pandemia apostaronpor una inyección cultural permanente, para ellos las redes sociales jugaron un papel importante como plataforma. Estamos muy orgullosos de todo el equipo, porque tuvimos una semana donde sabíamos qué hacer y lo hicimos con una onda un poco ligera, desde el 16 de marzo subimos una canción por ahí, un libro y una visita virtual al Museo del Louvre. Pero como actividad más fuerte empezamos a partir de la quincena de abril con danza en casa y luego nos tomó como dos semanas para montar el primer festival en línea en danza. Y eso no se improvisa; la política cultural tiene que ser muy clara porque consideramos que los artistas iban a ser muy impactados”, destacó Nicolás Mezzalira.

Nicolás Mezzalira. Foto: Rqphoto.

En todo cambió se suscitan también nuevos problemas. La tecnología es un gran aliado, pero muchas veces hay cosas que suceden de forma inesperada. Marco Muhletaler nos cuenta ese curioso momento del Festival de Cine de Lima: “Sin duda este año el tono que debía tener toda la comunicación no era celebratorio. Celebrar la fiesta del cine no era el enfoque en ese momento, pero sí era el momento propicio para seguir viendo cine y pensamos que debería ser un espacio de conversación, difusión y de reflexión sobre dónde estábamos en ese momento y en la inauguración hicimos un conversatorio sencillo pero profundo a la vez. Y en la clausura llegamos a hacer lo mismo, pero tuvimos la primera baja fuerte de internet en toda la emisión del festival, porque no habíamos tenido ni un solo problema serio, pero en plena clausura se cortó la trasmisión a la mitad y tuvimos que grabarla para poder emitirla, pero el público fue muy cálido también”.

Otro de los retos que tuvieron que afrontar los festivales, fue la difusión en los medios de comunicación. Vender un evento virtual en plena pandemia no fue una tarea fácil. David Duponchel detalló: “Ha bajado y ha subido. Internacionalmente ha subido; hemos tenido un montón de artículos en Argentina y hemos tenido artículos en la prensa de América Latina. Y nacionalmente un poco menos, porque no tuvimos televisión local este año. Solo en cable estuvimos en Wantan Night y en prensa escrita, en El Comercio y Correo”.

Al pasar de un festival presencial a uno virtual, sin duda se pierde algo, pero también se gana. Para los directores de los festivales, ¿qué se perdió y qué se ganó con esta nueva experiencia?

Marco Muhletaler: “Yo creo que ganamos la posibilidad de que el contenido sea más democrático y llegue a más regiones del país. Ahora, lo que más perdió el Festival es el espacio de comunicación y de encuentro físico que no solamente se vive en las salas, porque se viven en los pasillos, en la cafetería, en la sala de prensa y en el día a día”.

Ángela Delgado: “Si somos conscientes de las circunstancias, creo que vamos ganando en presencia mediática a nivel internacional; vamos ganando en conocimiento respecto al Festival hacia diversos públicos. Qué hemos perdido… yo creo que eso es temporal y momentáneo. Se pierde la calidez del contacto directo, eso es un factor humano irresistible y además imprescindible en el contacto humano porque es nuestra propia naturaleza”.

David Duponchel: “Lo que hemos perdido son quizás los encuentros que uno hace en un festival y la calidad de la proyección, porque hay películas que necesariamente se tienen que ver en una sala de cine. Pero también sentí que ganamos en las clases virtuales, porque hubo como un calorcito que lo vivimos en directo y los contactos con mi equipo… nos hemos visto casi siempre vía conversa”.

Nicolás Mezzalira: “Yo vengo de las artes escénicas de la calle y siempre militaré para que volvamos a los espacios físicos, porque creo que a nivel antropológico las artes escénicas es más que presenciar un espectáculo. Es recrear el círculo mágico de la palabra, el enlace social y el vínculo social. Somos animales y necesitamos abrazarnos. Y la otra cosa es que el arte y la cultura están ahí para eso, y no es casualidad que sea el sector más impactado por todos, porque al final arte y cultura es donde desde miles de años nos hemos encontrado nosotros. Y se ha ganado algo para capacitaciones, porque todas esas herramientas como zoom, y google earth, todo eso existía antes del 16 de marzo, pero no estaba en nuestro pensamiento y a nadie se le había ocurrido hacer un Congreso Mundial de las Alianzas Francesas con zoom, en lugar de que todos vayan a París”.    

(Articulo publicado en la revista impresa Lima Gris N° 20)

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Índigo retrató la inmensidad del MAR en su tercer álbum

Published

on

Ya hemos presentado antes algunos adelantos que Índigo nos hizo de este, su esperado tercer álbum de larga duración. En él, la banda mantiene un concepto artístico bastante cuidadoso y detallado muy ligado al mar. En tanto la parte estética como lírica del álbum se basan en la relación que existe entre el mar y la inmensidad de las emociones humanas; en la sensación de infinito y de cómo ambas comparten evocaciones similares como la calma, melancolía, furia, alegría, y más.

Mar cuenta con 16 tracks que fueron concebidos y trabajados desde finales del 2018, desarrollando el sonido que ahora identifica a la banda en el que destacan las atmósferas melancólicas y ensoñadoras derivadas del dream pop con una base rítmica bastante potente.

Así mismo, este importante lanzamiento viene acompañado del videoclip de “Excesos en espiral”, tercer corte del álbum. Aquí, tanto la canción como el vídeo retratan la decadencia de las relaciones amorosas hasta sucumbir en el círculo vicioso de la monotonía. La sincronía audiovisual nos muestra la impotencia y todos aquellos sentimientos encontrados que experimentan las relaciones en ese contexto.

Las grabaciones se hicieron en los home-studios de Darko Sáric y Jonatan Zuñiga y algunas baterías se grabaron en Huaca Estudio. La producción y mezcla del álbum estuvo a cargo de Darko, excepto en “Excesos en espiral” donde participa Alejo León en la co-producción; la masterización a cargo de Carli Beguerie de Argentina.

Escucha el álbum en tu plataforma favorita de streaming.

Un dato extra:

La última canción del álbum titulada “Dime que cambiar” es cantada, a modo de coro, por amigos y personas que acompañan a la banda en esta nueva etapa.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Para los amores intensos de verano: “Verano Infierno”, primer LP de Fernanda Perochena

Published

on

La talentosa cantautora peruana Fernanda Perochena inicia el 2021 con mucha buena actitud y con disco nuevo bajo el brazo. Luego de soltar algunos sencillo a lo largo del 2019 y 2020 anticipando lo que vendría, finalmente nos presenta Verano Invierno, su álbum debut que nos acerca a sus anhelos, inquietudes y temores de verano.

Tras su debut en solitario a inicios de 2019, la cantautora Fernanda Perochena nos ha regalado un puñado de canciones cuya carga emocional introspectiva nos permitió adentrarnos en su mundo y entender mejor sus inquietudes creativas. En 2020 conocimos sus sencillos “Otro café”, “Detrás de ti”, “Fragmentos” y “Despertarse al mediodía” que anticiparon Verano invierno, su primer álbum de larga duración que acaba de estrenar.

Verano invierno es un disco de larga duración compuesto por 10 tracks en los que la cantautora repasa una a una sus influencias musicales que van desde el R&B, pasando por el pop experimental, hasta la música electrónica. El resultado es un disco bastante versátil que acompañará al escucha por diversos paisajes y momentos significativos en los que Fernanda deposita sentimientos, conflictos, pasiones y emociones evocadas por el verano limeño.

“El nombre viene principalmente de lo que me hace sentir el disco, un sentimiento nostálgico pero a la vez emocionante de verano, mezclado con un poco de oscuridad. Pero a la vez tiene varios elementos que en mi cabeza suenan a infierno, como los efectos y sonidos que pintan una paleta más oscura en algunas canciones y resuenan con algunas letras más depresivas del disco”, comenta Fernanda sobre su álbum

Verano Infierno ya está disponible en Spotify, Deezer, YouTube y demás plataformas de streaming.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending