Connect with us

Actualidad

ESTUDIO SOBRE EL CLIMAX DEL CEBICHE

Published

on

a Mar 2

1.

Cada peruano tiene su propio cebiche y cada quien su recinto y establecimiento. Más ahora que ha dejado de ser plato doméstico para convertirse en paradigma de reputación y sabiduría de uno. La institución ‘cebichería’ aporta en la notoriedad e imagen del perfil más cuidado de todos. Se escoge el sitio y la plaza como se elige novio, equipo de fútbol o perfume muy personal. Una ‘cebichería’, entonces, merece estudio y análisis porque debe ir con la tendencia, con el caché ciudadano y sobre todo, con la personalidad del elector. Pobre de aquel que elija un recinto cebichero sin linaje, será entonces condenado al averno de la vergüenza y la zoncería.

Lo he afirmado otra vez, el cebiche es el potaje más complicado de la gastronomía peruana por su sencillez. Y es complejo porque las carnes marinas no se cuecen –aunque tienen fuego interior–, se maceran, y en extremo, solo se remojan. Son entonces pulpas crudas, blandeadas y empapadas. Y es bandeja de memoria por su fórmula: ácida, picante y dulce. Tiene aroma a sahumerio y esencia a bálsamo. Por ello, es plato del instante, su tiempo es atemporal y solo es del momento eterno. El cebiche no se reproduce pero tiene hija: la leche de tigre. En las costas peruanas es chalana de vientos y mareas y ungüento digestivo para mitigar la desmesura de los zumos de la tranca inmejorable. Así, cura la tormenta digestiva y aviva la arrechura.

Todos los potajes se fundaron en la tierra. El cebiche es plato de mar dentro. Por eso cuando se lo devora uno siente que está en una balsa o yate. El cebiche es plato de galeón y fragata por la cercanía entrañable con el mar. A babor, es de pescados de filetes blancos y a estribor, de mariscos virulentos de pulpas jurásicas. Comer un cebiche en la playa, frente al mar o en el puerto, es capítulo de bitácoras arraigadas. Asociado al limón purificador y cebollas lacrimógenas, produce orgasmos paulatinos. Armonizado con cerveza fría o vino blanco cuasi helado, origina en la caverna del paladar una orgía de musas y cancamusas benéficas. Sé come de día, lo prefiero por la noche, luego de la lidia amorosa.

El Cebiche es peruano por antigüedad. Seguro que los comían en Caral por su cercanía al mar. Y están registrados en los huacos moches y de la collera del señor de Sipán, cómo producían sus alimentos, o sembraban, o cazaban y cómo se comía en el norte del Perú hace casi 5 mil años. Las carnes y tubérculos se hacían en pachamanca, al vapor, los hervían o los maceraban. En Brujas de Cachiche con César Alcorta, Walter Alva y Fernando Cabieses, culminamos un safari gastronómicos en los pagos del Señor de Sipán. Y cierto, dimos cuenta de un Cebiche de lenguado con ají limo macerado en jugo de tumbo. El tumbo, pariente de las granadillas de Lambayeque, es planta mágica e hizo de limón antes del limón, para el majestuoso cebiche.

Cebiche pedriti y javier wong

Don Pedrito Solari y Javier Wong, maestros de los cebiches en el Perú

2.

El futbolista Toto Terry era amigo de Pedrito Solari, el cebichista mayor. Terry comía todo crudo desde aquella amanecida en Chincha donde se empujó una corvina al limón y sin ropa. Eso lo recordaba Solari ahí en su local a puerta cerrada entre las calles Cahuide y Pachacútec en Jesús María. Solari y su filosofía y maestría: el “Cebiche cinco elementos” que era patente de filósofo: Lenguado en cubos perfectos, limón amadurado, ají limo del rojo, cebollas machas “y nada más” que es el quinto ingrediente. Algunos pedían yucas y choclos desgranados. Pero él recomendaba no distraer la matriz de su plato emblemático y único con tamañas mariconadas.

 

Que Pedrito fue quien afinó su creación, allá por 1934, cierto. El cebiche en un santiamén. Así confirmo que es verdad que los potajes tienen edad como las mujeres, pero que no se dicen. Solari tenía la mirada más profunda del ejido, y lo recuerdo. Y hacía memoria de sus inicios en los jirones Matajudíos, el Callejón del gallo, o la Quinta los trapitos, en la Lima vieja. Porque viejo era su arte como este gran capítulo de la cocina antediluviana. Cierto, su cebiche fue arcaico por posmoderno, vetusto de glamur y harto vigoroso y cada vez más fresco para devorarlo apenas se servía en plato hondo y con cuchara y con el auto encendido para fugar a los paraísos ensabanados del tálamo.

Con don Pedro Solari estábamos de acuerdo que ‘la cebichería’ –con b de bonito– resultaba una institución de anclaje, solera y abolengo exclusiva de Lima y El Callao antes de los procesos del desborde popular y los laberintos de la ‘choledad’. Cebiche se puede probar hoy en el Perú, pero como restaurante con ese nombre, en la capital y su puerto. Exagero por jugar de local, el cebicherismo contra natura también se practica desde Tumbes y hasta Chimbote pero a veces peca de surrealista por ser presentado como una banda, con tomates, zarandajas, cancha y hasta apio, de cómplices

a Mar 3

3.

En el capítulo nacional, allá por los años cincuenta del siglo pasado, la primera cebichería se llamó “El Peñón” de don Roque Chee y de su esposa Hilda Rodríguez. El local se ubicaba en la cuadra tres de la avenida Luna Pizarro en La Victoria en una zona muy popular rodeada de tallares y callejones. No obstante,  apoteósico “El Peñón”, que amén de los cebiches, presentaba en pizarra un Cebiche a la piedra que era un verdadero “levantamuertos”. La familia Chee en realidad más que construir hizo pública una cocina de crustáceos y moluscos con escaso cartel legal.  Recogiendo el viento marino, ahí se oficializó la Parihuela –que venía del Callao en plan de fuga–  y se presentó en sociedad con independencia absoluta a la llamada Leche de tigre (invento de un cocinero huancaíno) especialistas en Patasca de cabezas y tripas.

El Peñón fue al principio apenas un restaurante de un solo ambiente donde se expendía cebiches de pescados y mariscos –ya se incluía lechugas, camotes y rocotos– con autorización edil. Y vamos que se los elaboraba de cojinova y hasta de bonito. Había los “mixtos” y se remataba con la contundente Parihuela –sopa o chupe marino denso, concentrado,  de rechupete, con hartos tomates sudados– de cangrejos, choros y a veces camarones. No existía el “Chepita Royal” ni “El mordisco” ni “Mi barrunto”. Sus habitúes, eran gente matrera y de pueblo entrenada en el disfrute de los frutos marinos. Con vino blanco o cervezas heladas, ¡Vaya al diablo el perrito y la calandria!

Otra nave insignia de nuestro plato nacional fue “Mariscos Rolando” de la cuadra nueve del Jirón Washington en el Centro de Lima. El local llegó a tener cuatro pisos y fue sitio obligado de artistas, periodistas, futbolistas y uno que otro abogado. Rolando Herrera, el propietario era un tipo especial, de origen arequipeño, tenía una mano ‘bendita’ por quítame estas pajas. Con su hermano “Chino viejo”, le otorgaron realce y lujo al cebiche que solo se atendía al mediodía. Todos sus mozos poseían dotes artísticas, y el antro era una fiesta. Aparte de los cebiches, qué de sudados, qué de pescados al vapor, y mi favorito, el lenguado al mensí. El restaurante de Rolando Herrera ya no existe más, la destrucción del Centro de Lima se lo llevó de aquella cuadra que era un carnaval en ese tiempo y ahora solo quedan los rescoldos de la memoria limonosa.

ceb 1

Cebiche en La Mar de Miraflores.

4.

Hace unos días, unos amigos mejicanos me llevaron en la Ciudad de México a conocer sus cebiches. En El Danubio a siete cuadras de El Zócalo en calle Uruguay Nro. 3 en el Centro Histórico, pidieron un cebiche del mero mero México. Perdón, era una suerte de ensalada nada jugosa, con trozos de pescado marchitado, ajíes amargos, cebollas en cuadritos, tomate palta y kétchup. Nada que ver. Luego, yo mismo encontré el restaurante El Cardenal Centro Histórico, e igual, el cebiche fue intragable.  No obstante, fue inmejorable en su Sopa Verde o las Angulas a la bilbaína. No tengo nada con los mexicanos o ecuatorianos. Pero el Cebiche es de los “5 elementos”, como lo afirmó para siempre el gran Pedrito Solari.

Y el Cebiche peruano, según historiadores como Juan José Vega, viene de las épocas de la Cultura Mochica cuando se elaboraba con pescado fresco y era macerado con el jugo fermentado de una fruta llamada tumbo, y posteriormente, con los quechuas, el pescado era macerado con chicha. Recién con los españoles, es que se agregan dos ingredientes de la costumbre culinaria mediterránea: el limón y la cebolla. De esa época es el aporte de la gran influencia morisca. Hoy existen cebiches de toda laya. En el restaurante “Manolo” de La Punta el cebiche se elabora con mango y en otros huariques se le agrega leche de tarro, una descalificada aberración, como mezclarlo con palta y tomate y pop corn.

¿Y cómo se escribe Cebiche? Por ahí decían de acuerdo al pescado. Pescado pobre -es un decir- con “C” y “B” y si es de carnes marinas apitucadas, con “S” y “V”. Veamos, el plato fue declarado por un Decreto Supremo del Instituto Nacional de Cultura “Patrimonio Cultural de la Nación”. Tanto, sí. El Decreto Supremo de marras argumenta que el título es por considerarlo históricamente en uno de los platos principales del país. La norma del 2004, indica que la ortografía correcta es con “S” y “V”, y no con “C” y “B” como los peruanos estamos acostumbrados a escribirlo. Posteriormente en la Resolución Ministerial 708/2008 del Ministerio de la Producción publicada el 18 de septiembre de 2008 en el diario oficial El Peruano, se declara el 28 de junio de cada año el “Día del Ceviche” a nivel nacional.

Cenchie LA BUENA MUERTE

Monoru Kunigami de las cebichería La Buena muerte. Antiguo local Barrios Altos.

5.

Los asiáticos llegados al Perú desde el siglo XVIII afirmaban haciéndose los pendejos que todo del mar se come, menos los barcos. Y no les faltaba razón. La colonia japonesa, que es protagónica en la historia del Perú desde 1900, matizó su cocina original con el concepto nikkei, de fusiones y contrastes. En el caso del cebiche brindaron un aporte de variante fundamental: al pescado no se lo macera siquiera sino que se lo remoja ligeramente en un jugo de limón con salsa de soya y un toque de wasabi. No es ortodoxo, pero es plato de recreación.

Grandes cocineros de raíz oriental son autores de esta extraordinaria refundición. El genio del maestro Humberto Sato no se puede soslayar. Allá, en su restaurante laboratorio de la Av. Costanera en el distrito de San Miguel instauró una cocina de encuentro inventivo y resolución prodigiosa, también en el capítulo de pescados y mariscos –solo recordar su Chita a la sal y me pongo a llorar –.  En ese orden, Rosita Yimura, la capitana de La Ciudad del Pescador, es otra exponente mayor de platos contemporáneos de este encuentro cultural. Había que probar su Pulpo a la oliva para encontrar la razón de comer. En todo caso, Sato como Yimura son dueños de un cebiche de autor, pleno, con sapiencia y cuajo.

Minoru Kunigami fue el cebichista forjador de una nueva estación de la cocina peruana. En 1959 había fundado su restaurante de pescado y mariscos La Buena Muerte. El nombre se le ocurrió porque su local se ubicaba frente a la plazuela e iglesia del mismo nombre. Algunos intrépidos señalan que esta debió ser la primera cebichería en Lima. No creo. Otras cebicherías tienen data más antigua. Sin embargo, el ciudadano Kunigami fue un adelantado en tejer dos cocinas ancestrales, la peruana y la japonesa. Su propuesta de cebiches mixtos pasando por un Tacu tacu con uñas de cangrejo y hasta el kamaboko rotundo, confirman que en ese viejo local de los Barrios Altos se erigió una cocina original y de fuste.

Cebiche Octavio Otani

Don Octavio Otani, de las cebicherías Lobo de mar, Miraflores.

6.

Octavio Otani y sus establecimientos bautizados como Lobo de mar son también baluartes de esta cocina nikkei fundadora. Su origen es peculiar porque sus padres don Ishizaku Otani y Shisuyo de Otani fueron de los primeros migrantes japoneses que llegaron al Perú en los albores del siglo XX. Estaban radicados en Huaral donde habían tenido 12 hijos cuando ocurrió la Segunda guerra mundial y lo perdieron todo. Ya refugiados en los pagos de Surco se dedicaron al negocio de la comida. Hoy donde se ubica Monterrico establecieron un tambo lo que ahora podemos llamar una bodega que ofrecía pensión a los trabajadores de las chacras de la zona. Aquello fue el inicio. Entonces don Octavio comenzó a preparar cebiches de bonito y de cojinova. El resultado un plato singular, un registro único que él humildemente señalaba que era por el uso del batán.

El mérito de la familia Otani y el aporte principal a la profusión de sus cebiches es el trato de los frutos de mar apenas macerados. Preparados al instante, además por una respetable razón económica. Cuando el cebiche pasaba horas macerándose, entonces se reducía a casi la mitad. Su estilo se ha venido estilizando siempre y se respeta rigurosamente la frescura, sencillez y calidad y cuidado de sus insumos. Además, el trato con los caracoles, el pulpo, el camarón y el calamar amén de la sal y limón no llevan otros sazonadores que aquello es el gran aporte de la cocina nikkei que se puede comprobar en restaurantes como La Buena Muerte y Lobos de mar.

En el espectro de cocineros nikkei no puede falta el gran sensei Lorenzo Kanashiro de El Atlántico restaurante de la Av. Nicolás Arriola en  La Victoria. Su cebiche también es único, fresco, rotundo. Lorenzo viene de la vieja guardia de cocineros de fonda. En su antiguo local de la Av. Manco Cápac se forjó de una experiencia con la cocina criolla que luego gracias a la influencia de sus hijas –tres son cocinas de la nueva hornada— devino en un notable hacedor de placer para el paladar. Baste probar su Cebiche de tramboyo y pejesapo, entonces se comprenderá que la eternidad sí tiene sabor

cebiche 2 Lorenzo Kanashiro

Lorenzo Kanashiro, de El Atlántico Restaurante de Santa Catalina, La Victoria.

7.

Otro cebichero de nota es Javier Wong –solo trabaja con lenguados y pulpos–se puede codear con artistas plásticos y escritores. En el libro “Javier Wong. El mejor cebiche del mundo”, Gastón Acurio dice sobre este prodigio culinario de Wong: “Es la utopía de cualquier chef: cocinar por cocinar, porque lo llevas dentro. Poder saltar de la cama a la cocina y esperar a que tus clientes lleguen a comer lo que tú cocines”. Wong tiene talento pero es un chiflado. En todo caso es cocinerista de humores. Cuando está contento cocina mejor. Amigo de poetas como César Calvo, Antonio Cisneros y Rodolfo Hinostroza, se torna audaz. Se le respeta, porque sus cebiches son como un poema.

En mis recientes recorridos por el interior del país he probado cebiches distintos y diferentes. En Tumbes se come con cubitos de tomate y un frejol llamado zarandaja. En Piura lo distinguido es el limón es de la región de Chulucanas y con pescados como la cachema o la caballa. De Chiclayo es imborrable el recuerdo de la variable del Chiringuito (Guitarra o Raya seca y deshilachada con jugos de limón). En Chimbote no me pierdo el “Salpreso”, un cebiche de pescado semi seco que el cliente lo prepara al gusto.

Y es una delicia en Iquitos el cebiche de dorado, pescado de río con sabor a mar. Supongo que soy injusto con algunos cebiches. Me gusta el de Ica, en “Soy Perú” en calle Salaverry 329 y en compañía de la poeta Leydy Loayza. De Arequipa, los cebiches de Chala, Ocoña, Camaná y Mollendo. Cebiches que dan pelea con todas las zarzas. La última vez me prepararon un plato llamado “Sivinche” de camarones. Potaje preparado en “Laurita, la Cau Cau”, un plato rescatado de los peroles de las mejores picanterías del sur.

Ceb 5

Cebiche de Catacaos, piurano, en la picantería La Paisana. Magadalena, Lima.

8.

Finalmente diré que en La Quebrada, Cañete. En setiembre son las festividades de Santa Efigenia. Ahí se organiza un extraño ritual, el Festival Nacional de Comegatos en homenaje a la santa patrona. Para la ocasión y por mi curiosidad periodística cubrí esa fiesta. Pobres gatos -ojo, criados para la ocasión-. Ahí se lucían qué de manjares a base de la carne de los meninos. Potajes inéditos para pasar a la inmortalidad. Además, el aquelarre sale con festejo y harto cu-cu, ese movimiento de la lujuria incontenible. Y hay pisco acholado y cachina y bajamar y hasta con revolcada con harina de chuño para esos cojudos que son víctimas de los diablos azules, que algo estarán pagando. Así puede probar Picante de gato, Seco de gato, Gato brosther y la última vez me sorprendieron con Cebiche de gato. Todos los cebiches son un manjar, este último me ubicó en los mismos fastos del cielo, salvo, sin respirar.

Bien, el Cebiche es más grande que cualquier norma gramatical. Su construcción es todo un arte hecho con la sencillez del ingenio. Hoy es potaje del pobre o del que tiene dinero y se prepara en todo el Perú. Su elaboración no pasa de los cinco minutos y se come de inmediato. Le gusta al grande y al chico, a mujeres y hombres. Es pues, la síntesis de nuestra gran culinaria nacional que sabe de abundancias y diversidad y también de reconocimiento y camaradería. Entonces debo nombrar los cebiches de Sonia Guardia, matrona de Chorrillos, los de Gastón Acurio, los de Cucho La Rosa, los de Fernando Vera Horna y los que preparaba mi padre.

a-sato

Senseí, Humberto Sato. Restaurante Costanera 700.

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Actualidad

¡No hay más vacunas! Chinchanos denuncian que limeños agotaron sus respectivas dosis

Tras la masiva llegada de viajeros capitalinos a Chincha en busca de la vacuna Pfizer, la población de una de las zonas más golpeadas por la pandemia del COVID-19 no pudo inmunizarse.

Published

on

Las malas decisiones traen graves consecuencias. Luego del masivo arribo de viajeros limeños a la ciudad iqueña de Chincha para inmunizarse con la vacuna de marca Pfizer contra el COVID-19, la población local vio agotadas sus respectivas dosis asignadas.

Como es sabido, en Lima se inocula a los ciudadanos con la marca china Sinopharm, una vacuna sumamente cuestionada y criticada por diversos medios de comunicación que la tildaban de tener poca efectividad para combatir los efectos del coronavirus. Esto hizo que cientos de limeños viajaran a la cercana ciudad de Chincha, en la región Ica, al enterarse que los lugareños iban a ser inmunizados con la dosis de la vacuna estadounidense Pfizer, cuya efectividad es superior a la china, ya que está destinada a grupos más pequeños de población.

Sobre el origen de los viajeros que no quisieron vacunarse en su lugar establecido, el director del Hospital San José de Chincha, Richard Sifuentes, confirmó que “casi el 80% de vacunas aplicadas ha sido para un grupo que ha llegado de la capital en diversos puntos de vacunación que tenemos aquí”.

Desafortunadamente, esto hizo que acapararan las dosis asignadas para la provincia chinchana cuando ésta ha sido una de las zonas más afectadas por la pandemia del COVID-19.

Es por ello que, las autoridades enviaron un comunicado señalando que “ante la alta demanda de vacunación de primera dosis para la población de 25 años a más informamos que hemos culminado con la cantidad de dosis asignada a nuestra provincia”. Asimismo, indicaron que “estaremos en coordinación con el Ministerio de Salud donde posteriormente se informará sobre una nueva programación de primera dosis”.

Todas las vacunas sirven

Vale aclarar que, de acuerdo con el infectólogo del Hospital Cayetano Heredia, Leslie Soto, la Sinopharm alcanza el 79% de eficacia mientras que la Pfizer llega hasta el 95%. Asimismo, precisó que ambas marcas son útiles pues ayudan a superar los efectos del COVID-19, al superar el 60% de la efectividad.

Denuncias en redes sociales

Debido a este hecho, en las redes sociales, se denunció que varios ciudadanos chinchanos, al acercarse a los centros de vacunación en busca de su segunda dosis, les comunicaron que no habría vacunas hasta un próximo aviso.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Crematorio Piedrangel se opone a incinerar restos de genocida Abimael Guzmán

“Es una cuestión de solidaridad con las miles de inocentes víctimas” se lee en el comunicado.

Published

on

No quieren ni sus restos. El crematorio privado Piedrangel informó a través de sus redes sociales que no prestará sus instalaciones para incinerar los restos del cabecilla de Sendero Luminoso Abimael Guzmán, en caso estas sean requeridas por las autoridades del gobierno.

De acuerdo al comunicado se trata de “una cuestión de convicción y solidaridad con las miles de inocentes víctimas producto del terrorismo”, y no por cuestiones políticas.

El crematorio también expresa su rechazo “al terrorismo y, en especial, a quienes sembraron sangre y muerte en el país como parte de los grupos genocidas Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru -MRTA”.

Durante la pandemia se incrementaron los procesos de cremación, evidenciándose que en la capital hay pocos. Uno de ellos es Piedrangel, el cual es el que más cremaciones ha realizado a las personas que fallecieron víctimas del Covid-19. Otro de ellos es el crematorio del Cementerio El Ángel, administrado por el Ejército, así como los privados Mapfre y Campo Fe.

Ante esta negativa el cuerpo de Guzmán continúa a la espera de ser incinerado, luego de aprobarse el último jueves la ley que permite cremar los cuerpos de terroristas o traidores a la patria.

Dicha Ley incorpora el artículo 112-A a la Ley 26842, Ley General de Salud, estipulando el destino de los cadáveres de fallecidos que cumplían condena por los ya mencionados delitos.

En el caso del cadáver de un interno que venía cumpliendo condena con sentencia firme por los delitos de traición a la patria o de terrorismo, en su condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones terroristas, cuya entrega, traslado, sepelio o inhumación ponga en riesgo la seguridad nacional o el orden interno, el fiscal competente, en decisión motivada e inimpugnable, dispone su cremación, previa necropsia”, dice el documento.

La Autoridad Sanitaria, en coordinación con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio del Interior, ejecuta lo dispuesto en un plazo máximo de veinticuatro (24) horas. La cremación se realiza en presencia de un representante del Ministerio Público, para fines de identificación, quien levanta el acta correspondiente”, añade.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Terrorista Elena Iparraguirre denuncia homicidio del sanguinario Abimael Guzmán

El lento andar de la Fiscalía y el Ejecutivo para cumplir la ley permitió que Elena Iparraguirre exija reconocer el cadáver de su esposo y busque retrasar su cremación.

Published

on

A nueve días de la muerte del genocida Abimael Guzmán Reynoso, cabecilla terrorista de Sendero Luminoso, y debido a la demora para efectuar la orden de su cremación por parte del Gobierno y la Fiscalía, sus allegados continúan avanzando en la ruta por evitar la incineración de sus restos.

Es por ello que, la terrorista Elena Iparraguirre “camarada Miriam”, a través de su abogado Sebastián Chávez Sifuentes, presentó una denuncia penal a la Fiscalía indicando que su esposo Guzmán fue asesinado.

En el escrito, la condenada a cadena perpetua demanda que los peritos de parte ejecuten pericias al cadáver del cabecilla terrorista y que Iparraguirre pueda reconocer el cadáver, para que, de esta forma, al recibir el informe, la utilicen para darle una “digna sepultura conforme a sus creencias”.

Asimismo, a pesar de que la necropsia a Guzmán señalara que falleció a consecuencia de una neumonía y que ningún hematoma había sido encontrado en su cuerpo que indicara algún golpe, se presentó una solicitud por presunto homicidio.

Contrario a estos cuestionamientos, Sebastián Chávez Sifuentes, el abogado de Elena Iparraguirre, precisó ante la prensa que la denuncia no planea demorar la incineración.

“No (se busca eso), esa denuncia no tiene nada que ver con el tema de la ley porque la carta (de Iparraguirre) ya estaba proyectada desde el siguiente día de su muerte”, acotó.

“Si lo creman o no es (un tema) de la Fiscalía y del Gobierno que se ha metido en un tema que no le compete”, finalizó.

Como es sabido, desde la semana anterior en la Morgue Central del Callao se encuentran los restos del genocida esperando su incineración, ordenada por la ley promulgada por el presidente Castillo y aprobada por el Parlamento. Ésta indica que, los restos de las personas sentenciadas por traición a la patria y terrorismo, cuyo deceso se dio en prisión, deberán ser cremadas en un plazo no mayor a las 24 horas.

No se ordena la cremación

La Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao, liderada por el fiscal Vladimir Farfán Kehuarucho, todavía sigue alargando la orden de la cremación del cadáver de Abimael Guzmán, fallecido hace nueve días. Trascendió que, espera cumplir algunas diligencias como medida previa a la incineración.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Millonarios sueldos en el Ministerio de Relaciones Exteriores

Planilla dorada. Se revelaron gastos excesivos en los sueldos de embajadores, cónsules, funcionarios y consejeros. Los ingresos mensuales de los funcionarios de la Cancillería bordean los 100 mil soles.

Published

on

A pesar de la crisis económica que embarga a la sociedad peruana en general, con cierres de empresas, compañías, y hasta bodegas, con un gran porcentaje de peruanos aceptando la cuestionada suspensión perfecta de labores, en el Ministerio de Relaciones Exteriores se vive un ambiente digno de un edén.

De acuerdo con el diario oficial El Peruano, en su edición del 16 de setiembre, en el ítem acerca de las “Declaraciones juradas de Ingresos, Bienes y Rentas de los funcionarios y servidores públicos de Estado”, se ha descubierto las cifras astronómicas que brinda la Cancillería.

El diario Expreso publicó que, de acuerdo a los escritos, el asesor de la Dirección General para Asuntos Ecónomicos, Enrique Carlos Cárdenas Aréstegui, lidera la lista de sueldos exorbitantes con un ingreso mensual de 89 mil soles. Él cumple las funciones de coordinador de la secretaría técnica de la comisión multisectorial para promover las acciones de seguimiento orientadas a una mayor vinculación del Perú en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Continuando con el infame registro de los funcionarios de Torre Tagle, el embajador del Perú en Corea del Sur, Daúl Jesús Enrique Matute Mejía, percibe un salario de 82,210.81 soles. Asimismo, el embajador en España, Claudio Julio De La Puente Ribeyro obtiene 81,155.69 soles del sector público.

Siguiendo esta línea, Harold Winston Forsyth Mejía, padre del excandidato presidencial George Forsyth y representante permanente ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) recibe 77,170.78 soles mensualmente.

El resto de la lista se completa así:

Julio Eduardo Martinetti Macedo, embajador en Italia y representante permanente ante los Organismos Internacionales con sede en Roma tiene un salario mensual de 70,933.04 soles.

Carla Stella Maris Chirinos Llerena, cónsul general del Perú en Boston, tiene un sueldo de 69,812.33 soles.

Elizabeth Alice González Porturas, cónsul del Perú en Madrid percibe un haber mensual de 67,728.67 soles

Luis Felipe Quesada Inchaústegui, embajador ante China: 69,213.1 soles

Cristina María Del Rosario Ronquillo de Blödorn, embajadora en Francia: 67 mil soles.

Rosa Liliana Gómez Cárdenas de Weston, funcionaria de la Embajada del Perú en Alemania: 66,173.00 soles.

Carlos Mario Del Castillo Giuffra, director de Relaciones Educativas y del Deporte de la Cancillería: 59,751.26 soles.

Yesica Noemí Fonseca Martínez, presidenta de la Comisión Alterna de Asuntos Migratorios: 59,607.58 soles.

Carlos Rafael Polo Castañeda, embajador en la India: 58,573.97 soles.

Hernán Alejandro Riveros Nalvarte, cónsul en Ámsterdam: 57,525.59 soles.

Julio Hernán Garro Gálvez, embajador en México: 55,558.21 soles.

Francisco Xavier García Lara, cónsul adscrito (segundo secretario): 54,606.91 soles

Patricia Amelia Esther Nava Pérez, cónsul en Medellín, Colombia: 50,393.84 soles.

Claudia Liliana Lapeyre Bringas, cónsul adscrito en París, Francia: 48,472.57 soles.

Julissa Beatriz De Jesús Alegre, jefa de la Cancillería en el Consulado de Perú en Nagoya: 46,545.00 soles.

Guillermo Gustavo Arévalo Medina, del Consulado General en Paterson, New Jersey: 43,658.00 soles.

Hugo Omar Tovar Orellana, primer secretario en el Servicio Diplomático del Perú: 39,920.00 soles, entre otros.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Comunidades ubicadas en el Lote 8 llevan más de 80 días bloqueando las carreteras

Demandan mayor agua potable, así como energía eléctrica en el sector.

Published

on

Exigen atención. Las comunidades de San Juan Nativo, San Juan Campesino y Nueva Libertad, ubicadas en Loreto, vienen reclamando un mayor diálogo con el Gobierno, así como con las autoridades de la empresa Pluspetrol Norte, quien aún opera el Lote 8.

Debido a la escasez de elementos tan básicos como el agua potable, el servicio eléctrico, o incluso el desabastecimiento de botiquines, incluyéndose que muchos de los medicamentos que se encuentran en las postas de salud ya están vencidas, esas comunidades vienen acatando una medida de fuerza en la zona industrial y alrededores del campamento Percy Rosas, ubicado en el Lote 8.

Luego de una reunión telefónica sostenida con los Apus de las tres comunidades, la Defensoría del Pueblo realizó una visita de supervisión a dichas localidades, entre los días 13 y 16 de setiembre.

Luego de la inspección de la Defensoría, se comprobó que dichas comunidades no cuentan con servicios básicos desde hace tiempo, estando abandonas a su suerte tanto por la empresa como por el Gobierno.

Adicionalmente, se recogió la indignación de la población respecto a accidentes ambientales cercanos y su afectación al medio ambiente, particularmente a su principal fuente de agua, el río Corrientes.

Comunidades aledañas al Lote 8, demandan mayor atención ante olvido de las autoridades. Foto: diario El Comercio.

Al término de la inspección en las comunidades, el equipo de la Defensoría sostuvo una reunión con las autoridades de cada poblado en conjunto, quienes propusieron como posible fecha de reunión el lunes 20 de setiembre, en las instalaciones del campamento Percy Rosas del Lote 8. Los Apus de las comunidades han anunciado, refirió la Defensoría, que llegarían a Iquitos y considerarían un diálogo con el Gobierno en esa ciudad. La Defensoría recomendó que el Gobierno Nacional y el Gobierno Regional de Loreto tomen una decisión al respecto.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Fotografía

Published

on

Abimael Guzmán ha muerto. Todas las noticias repiten ese nombre para mí proscrito, me duele pronunciarlo; es primicia y tendencia en cualquier medio a nivel nacional. “Murió el genocida”. “Falleció el sanguinario líder senderista a los 86 años de edad”. No sé cuántas veces habré maldecido su nombre buscando una explicación y solo me he topado con un largo silencio.

Empiezo a leer todas las portadas y aún no salgo de mi incredulidad, cuando a los segundos recibo un mensaje de mi hermano José: “¿Ya te enteraste?”; “sí”, le contesto escuetamente. Arrojo el celular en el sillón y camino por mi casa, de adelante para atrás, sin sentido, en círculos, como una mosca sin rumbo fijo.

“Por fin te moriste, hijo de puta”, alcanzo a pronunciar. ¡Por fin te moriste! Repito una y otra vez, hasta donde llegue mi voz de cuarenta años, y siento que mis ojos se empiezan a enrojecer para dejar caer una solitaria y lánguida lágrima; esa que durante más de treinta años permaneció escondida en mi interior, esa que no se atrevió a caer, tal vez por cansancio, o porque todas las demás ya habían dejado un surco invisible en mi rostro. Las lágrimas, como el agua misma, con el tiempo pueden dejar marcas sobre los corazones más duros e inexpugnables. A la vista de los demás somos como cualquiera, pero pocos o ninguno saben el pasado de uno y lo tan frágiles e indefensos que fuimos.

A mi madre la mataron los terrucos. Se la llevaron como a muchos de mi pueblo y nunca más regresaron. Yo era muy niño aún, pero recuerdo perfectamente cómo sucedió. La cogieron del cabello y la sacaron de mi casa mientras no paraban de insultarla. Mi hermano José, quien es tres años mayor que yo, me sujetó lo más que pudo mientras yo no paraba de patalear y llorar. ¡Mamá! ¡Mamá!, gritaba y José solo atinaba a abrazarme. Un mechero ennegrecido había quedado encendido encima de la mesa de comer y la puerta no sabía si quedarse abierta o cerrada. Mamá ya no estaba y mi hermano y yo nos quedamos llorando arrodillados en mitad de la sala.

“No salgas, Marcelito, ya volverá”, me consolaba mi hermano, pero ambos sabíamos que esa podía ser la última vez que la veamos con vida; solo me decía eso para que los terrucos no me maten a mí también.

A mi papá también lo habían matado, pero a él lo pudimos encontrar en una fosa común.

Era maestro de escuela mi viejo, y los senderistas lo acusaron de ser un soplón. Nunca lo fue. A él al menos lo íbamos a visitar a su nicho, y mi mamá le cantaba canciones de amor y tristeza.

“Corazón, corazoncito

¿cuándo volverás?

Tal vez hoy, tal vez mañana

Te juro, mi amor

Aquí me encontrarás”

Siempre terminaba bebiendo licor más de la cuenta y mi hermano tenía que quitarle la botella a la fuerza, jaloneándola para que regrese a casa con nosotros, ya caída la noche.

Mi mamá me puso Marcelo porque ella se llamaba Marcelina. Mi hermano una vez me contó que ella pensaba, cuando estaba embarazada de mí, que iba a tener una niña y tenía pensado ponerle Marcela, pero nací yo.

De ella solo me quedan recuerdos; recuerdos bonitos y malos, como la vez que se la llevaron los terrucos en medio de la noche, pero mi mente de manera casi irracional ha ido tapando esa parte de mi memoria, sin embargo, con la noticia de hoy es como si algo dentro de mí se hubiera desenterrado.

Pasan las horas y ahora todos se preguntan qué hacer con el cadáver del terrorista. ¿Enterrarlo?, ¿quemarlo?, ¿arrojar al mar sus cenizas? Bien hubiera querido yo tener al menos ese momento para poder despedirme de mi madre, besar por última vez su rostro y decirle cuánto la amo, y la seguiré amando. Pero esos malditos la desaparecieron y no sé dónde dejaron su cuerpo.

Nunca me pude despedir. Nunca pude sujetar su mano ni honrar sus restos. Solo tengo una fotografía de ella, recuerdos de mi infancia, cuando mi mundo era un horizonte entre dos montañas, cuatro gallinas, un perro, las estrellas allá arriba, y el aliento tibio de mi madre, invitándome a dormir.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Libertad de expresión versus apología del terrorismo

Published

on

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh) advirtió que cualquier tipo de manifestación pública que respalde o enaltezca alguna organización terrorista o rinda homenaje a líderes como Abimael Guzmán se considera delito de apología del terrorismo.

“Ante la comisión del citado ilícito y sin perjuicio de las acciones que realice el Ministerio Público, esta Procuraduría iniciará las acciones legales correspondientes contra los responsables, estando sujetos a recibir una pena de hasta 15 años de pena privativa de la libertad”, señaló el procurador público especializado en delitos de terrorismo del Ministerio del Interior, Milko Alberto Ruiz Espinoza.

Horas después del anuncio del deceso de Guzmán, a los 86 años, en la prisión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao donde cumplía cadena perpetua por terrorismo, el Ministerio de Justicia se adelantó a la posibilidad de que algunos simpatizantes del fundador de la organización criminal Sendero Luminoso (SL) puedan manifestarse en su apoyo.

En su comunicado “Las revelaciones en el caso Iber Maraví” (https://tinyurl.com/nkp38bz3) la organización de derechos humanos Waynakuna señala que según el registro histórico de la región de Ayacucho se presentan importantes y punibles acciones terroristas que ejecutó Sendero Luminoso.

El documento registra la historia del terrorismo: “El 17 de mayo de 1980, Sendero Luminoso realiza su primera operación terrorista en el pequeño distrito de Chuschi, el cual está ubicado en la provincia de Cangallo. (…) Quien dirigió esta zona para Sendero, tuvo que haber organizado el ingreso de Abimael Guzmán a este pueblo además de obtener los recursos para los actos violentos, como la gasolina y otros detalles para este atentado”.

El Consejo de la Prensa Peruana (CPP) solicitó al presidente Pedro Castillo Terrones más transparencia y una mejor comunicación con el periodismo durante una reunión en el Palacio de Gobierno. Ponemos de relieve la necesidad de respetar y promover la libertad de expresión y de prensa en beneficio de la democracia peruana, en vista de recientes agresiones a periodistas, de las limitaciones que existen a su labor diaria y de la vulneración de las Declaraciones de Chapultepec y de Salta (https://tinyurl.com/3ycwajta).

Estos documentos son promovidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de Estados Americanos (OEA).

El Consejo de la Prensa Peruana en su comunicado publicado en el mes de julio señaló una “amenaza a la libertad informativa en el Perú” por las posturas del partido gobernante Perú Libre sobre las libertades de expresión, de prensa y de información, “según están consagrados en la Constitución y en los tratados internacionales”.

El CPP expresó en su comunicado (https://tinyurl.com/57uskmfn): “Esta organización recuerda que algunos de los planteamientos de Perú Libre están prohibidos por el ordenamiento legal peruano y la Convención Americana de Derechos Humanos, de la que el Perú es signatario, y rechaza cualquier intento de limitar el derecho de los ciudadanos de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole”.

Debemos señalar que el sábado once de septiembre, la legisladora Yessica Roselli Amuruz Dulanto del grupo parlamentario Avanza País envió un oficio al titular del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos del Perú, Aníbal Torres Vásquez, solicitando un “informe documentado y con carácter de muy urgente”, respecto a “la conversación telefónica del sábado 11 de setiembre entre la terrorista Elena Iparraguirre con la presidenta del INPE Susana Silva Hasembank”, según indica el documento.

El ministro Torres Vásquez señaló a la prensa que su sector sugiere que el cadáver del líder terrorista Guzmán sea incinerado y sus cenizas esparcidas en el mar para que no se le entierre y así evitar delitos de apología del terrorismo. Cuestionó, además, que haya personas que pongan en duda el deceso del cabecilla terrorista.

“Hay que hacer presente a la población que rendirle homenaje, que hacer movilizaciones en memoria de Abimael, es apología al delito y pueden ser procesados por esa razón”, señala Aníbal Torres Vásquez.

La Cancillería de la República subrayó que la posición del Perú frente al terrorismo es de total condena, al pronunciarse tras la muerte del cabecilla de Sendero Luminoso. Señaló que el Perú y la comunidad internacional condenaron enérgicamente las acciones terroristas de Guzmán, que enlutaron a la Nación.

Según la reciente encuesta de Datum Internacional, para Lampadia, el 58% de peruanos a nivel nacional percibe que el presidente de la República, Pedro Castillo, no está capacitado para gobernar el país.

Salvemos la libertad de expresión.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

La gran estafa del Bitcoin

El emprendedor Naveed Saghir fue víctima de una estafa de inversión. Dicho fraude con bitcóin le despojó de US$ 690,000 dólares.

Published

on

El empresario de 44 años Naveed Saghir perdió los ahorros de su vida al caer en una “estafa de inversión”. Él que con éxito se dedicaba a su negocio de sistemas para ver “cine en casa” en el noroeste de Inglaterra, luego de años de trabajo, ahorros e inversiones responsables, hasta principios de 2021 ahorró casi US$690.000 en bitcoin.

Pero, luego vino la “pesadilla”, porque al poco tiempo descubrió que fue engañado por estafadores en línea que le robaron todo su dinero:

“Destruí mi vida, la cambié para peor y necesito advertirle a la gente: si me puede pasar a mí, le puede pasar a cualquiera”, anuncia Saghir.

Mientras que viene superando el daño mental y emocional que sufrió por tirar al retrete su futuro financiero, él quiere compartir al mundo su historia para tratar de evitar que otras personas se conviertan en víctimas.

“He dirigido mi negocio durante los últimos 20 años y siempre he sido muy cuidadoso con el dinero. Ya sea relacionado con mi negocio o con mi vida, he hecho que cada centavo cuente. Pero tomé una mala decisión y me atraparon”, remarcó.

Saghir fue víctima de un tipo de fraude conocido como “estafa de inversión”.

Esta modalidad, se ejerce para que las víctimas sean engañadas y entreguen dinero a personas carismáticas que ofrecen inversiones falsas con la promesa de que habrá grandes beneficios.

Naveed Saghir.

El testimonio de Saghir dice:

“Estaba viendo videos en YouTube, cuando encontré un anuncio que ofrecía la oportunidad de invertir en acciones y llené un formulario solicitando más información”.

“Al día siguiente recibí una llamada de alguien que se presentó como un agente de servicio al cliente y pagué US$350 para comenzar a invertir”.

“Al día siguiente me llamaron de nuevo, esta vez era alguien que se describió a sí mismo como mi administrador de cuenta y me dio un nombre de usuario y una contraseña. para un sitio web comercial extremadamente convincente”.

Él realizó su primer pago a finales de mayo y tan pronto como dio ese primer paso terrible, los estafadores lo atraparon. Luego, le mintieron y le prometieron más ganancias; pero cuando comenzó a perder dinero, lo convencieron de que lo recuperaría pronto y lo engañaron para que siguiera entregándoles más.

Finalmente, a fines de agosto Saghir, les entregó US$25,000 dólares y 14,25 en bitcóin, por un valor cercano a los US$690,000 dólares, de acuerdo al valor actual de la criptomoneda.

El boom del bitcoin y su tremendo riesgo

El creciente interés de grandes inversores e individuos en comprar bitcóin se ha acelerado en el último par de años y con el desarrollo de aplicaciones que permiten comprar y vender bitcóin en un par de minutos desde el celular, la adopción de la criptomoneda se ha intensificado.

En esa línea, el precio del bitcóin en lo que va de 2021 ha seguido una curva ascendente, pese a las permanentes advertencias de autoridades que aseguran que la divisa es una burbuja que estallará en cualquier momento.

Sin embargo, El principal riesgo es que se trate de una burbuja financiera que termine dejando en la ruina a todos los que depositaron su “dinero real” en una moneda virtual que no tiene respaldo de ninguna institución.

Y como nadie en el mundo es “dueño del bitcoin”, tampoco nadie es responsable.

Esa es la principal razón, por la que constantemente los presidentes de los bancos centrales de las grandes potencias del mundo le dicen a la gente que no inviertan sus fondos en criptomonedas porque terminarán “perdiendo todo su dinero”.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

PUBLICIDAD

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending