Connect with us

Arte

EN VIVO: MINISTRO DE CULTURA RESPONDE AL CONGRESO

Published

on

En vivo el ministro de Cultura Rogers Valencia, responde al Congreso de la República sobre las denuncias contra el patrimonio cultural.

Comentarios

Música

Barrio Calavera festejará sus 15 años de vida artística en El Huaralino

Grupo de rock fusión se presentará este 24 de setiembre junto a artistas invitados como Mar de Copas, Daniel F, Mar de Copas, y muchos más.

Published

on

Luego del exitoso concierto ‘Mátalos a Todos’, el popular local El Huaralino ahora será escenario de otro festival en conmemoración a los 15 años de la banda nacional Barrio Calavera, quienes se presentarán junto a artistas como Rossy War, Mar de Copas, Pelo D’Ambrosio, Milena Warthon, Chabelos, Daniel F, y muchos más en lo que será una maratónica sesión de música peruana.

Lo que empezó como una tocada de amigos en el barrio, hoy se ha convertido en una realidad musical de proyección internacional con la fusión del ska, la cumbia, el rock y la música popular. El evento está programado para este 24 de setiembre en el renombrado local El Huaralino de Lima Norte.

De esta forma, Barrio Calavera ha decidido celebrar este ciclo de vida artística con una fiesta musical que congregará a 13 artistas, entre cantantes y agrupaciones de arraigo masivo, que estarán reunidos en un evento al que el público podrá acceder desde la 1 p.m. en El Huaralino.

De ‘quino’. Barrio Calavera cumple 15 años y lo quiere celebrar con todos sus seguidores este 24 de setiembre en El Huaralino.

Así el rock, la cumbia, el ska, el folclore, el pop y la música de diversos cantautores están garantizados con la presencia de Mar de Copas, Chabelos, Pelo D’Ambrosio, Rossy War, Daniel F, Milena Warthon, Tourista, No Recomendable, Turbopótamos, Olaya Sound System, La Nueva Invasión, Cristina Valentina y La Pólvora que presentarán sus diversas propuestas musicales en este concierto que espera reunir a más de cinco mil personas.

Este festival es el inicio de las celebraciones por los 15 años de Barrio Calavera, que también incluirá una gira nacional e internacional. Hasta el momento, la banda peruana de fusión ha realizado más de diez giras al exterior en Chile, Ecuador y México compartiendo escenario con Los Auténticos Decadentes, Los Rabanes, Chico Trujillo, Babasónicos, entre otros.

Las entradas se encuentran desde hoy a la venta en la plataforma de Joinnus desde 59 soles.

Comentarios
Continue Reading

Literatura

El escritor y candidato a la alcaldía de Jesús maría, Luiz Carlos Reátegui, presentó su nuevo libro “El susurro de tu piel” en la FIL de Lima

Published

on

El libro “El susurro de tu piel” ha causado mucha expectativa entre los lectores que se encuentran ya en su búsqueda para poder tenerlo entre sus manos y disfrutar de la genial pluma característica de Luiz Carlos Reátegui, consta de siete relatos, donde se tocan temas sobre las percepciones humanas, la discriminación, la homosexualidad, la infidelidad, la relación conflictiva entre padres e hijos, la mirada y sentido de urgencia del mundo, etc. Luego de que sus libros anteriores (Isabella Nápoles, Prohibido besar a las cholas, La casa abuela) se agotaran rápidamente en tan solo unos meses, la acogida y los buenos comentarios por parte de los lectores en redes sociales han sido más que notorios y satisfactorios.

La literatura es como la democracia, en donde la voz de los lectores, es la voz de Dios. Dijo el político y escritor  Luiz Carlos Reátegui ante el buen recibimiento de los lectores.

En virtud a ello, es que en la Feria Internacional del Libro de Lima hoy se presentó a las 3pm en la sala Clorinda Matto y ya se encuentra disponible en el stand 11 del grupo editorial Mesa Redonda para todos aquellos que deseen adquirir este imperdible conjunto de relatos.

Luiz Carlos Reátegui trabajó el libro sobre cuatro ejes. La percepción humana vivida en carne propia en sus diversas formas, la insatisfacción, el sentido de urgencia en el mundo, y la indolencia social.

En El susurro de tu piel cuenta su autor: Aún hay personajes que pueden parecerse mucho a nosotros o ser una proyección de lo que jamás desearíamos. Son siete relatos que se han venido trabajando desde hace tres años, se tocan diversas tramas, cada uno es independiente pero en su conjunto quizá se pueda percibir la sensación de una realidad social y universal. En los buscadores de internet y redes sociales pueden ver el camino que han recorrido estos relatos de corte Ribeyriano, Carveriano quizá o hasta podría decirse con un guiño a Cortázar. Sabemos que Reátegui ha ganado Premios literarios nacionales e internacionales y en otros ha sido finalista, hasta llegar a ésta bien merecida edición que viene acompañada de más personajes como nosotros: reales, tangibles, genuinos, conmovedores, perturbadores.

Del libro y de su autor ha señalado la periodista Carla Tello, lo siguiente: “Luiz Carlos Reátegui, nos lleva de paseo por distintas situaciones. En lo cotidiano podemos encontrar lo extraordinario. Son historias en la que te ves identificado, los va a sorprender.”

Y añade el escritor Eloy Jáuregui: “Luiz Carlos Reátegui es un autor que tiene en su escritura una sensualidad que ilumina, forja, moldea e intriga, hace magia emulsionando el zumo de las historias, haciéndonos soñar despiertos.”.

Asimismo el músico Salim Vera, menciona: “Muy buenos cuentos, excelente narrativa, es inevitable encontrarse e identificarse en ellos”.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Comida de Gusanos: el arte como enfermedad

Una mirada a la novela de Jonathan Diez.

Published

on

¿Se puede ser cuerdo y amar la locura? La respuesta es un rotundo Sí. El policial es todavía un género raro en las letras peruanas, pero un policial sobre un pintor y con un fondo de paisajes de locura es algo que se asemeja a despertar la curiosidad por vivir una pesadilla. Comida de Gusanos de Jonathan Diez, es precisamente eso: vivir una locura y querer quedarse en ella solo por amor a la locura.

Es difícil saber porqué hacemos lo que hacemos, tal vez por eso los escritores solo se dedican a escribir. El oficio de escritor es un oficio de valientes, un ejercicio solitario, se escribe desde uno mismo para uno mismo. Y en lo profundo de esa soledad se está cara a cara con uno mismo. Si no se acaba loco es porque se escribe. Cervantes pudo ser Don Quijote, pero optó por hacer algo más práctico: exorcizarse escribiéndolo.

Jonathan Diez es un escritor limeño perdido entre Francia, Alemania y Luxemburgo. Tiene un perro, le gusta el rock pesado, toca la batería y se pasea por campos sembrados de torres de alta tensión si es que no cerca de centrales nucleares. Da clases de español a despreocupados preadolescentes europeos. Y en todo ese tiempo piensa, piensa, piensa qué escribir, qué contar y por qué sentir lo que siente cuando siente de verdad.

Hincha de Alianza Lima, escribió hasta hace poco en El Peruano, pero su carácter de escritor lo empujó a retirarse pronto frente a las directrices del diario oficial de El Estado. No le gusta las medias tintas ni las cervezas sin alcohol. Defiende su libertad como lo haría un francés del siglo XIX. Su primera aparición como escritor fue con un cuento intimista dentro de la antología Hastío editado y dirigido por Kareen Spano en el año 2020. Su primera novela Comida de Gusanos se publicó este año, 2022, apenas hace unos meses. Esta novela es una rara y bien lograda exploración del alma del artista. Matias, sin tilde, es el protagonista de la historia, un hombre aquejado por una extraña enfermedad desde niño. A través de un misterioso médico, el Dr. Tristán, Matias encontrará en la pintura su tabla de salvación y una cura a su enfermedad. Años después, ya adulto, Matias buscará reencontrarse con su mentor y salvador con el único fin de hacerle un retrato. En el camino conocerá a Violeta, la femme fatal de esta historia, una mujer de identidad escurridiza, un homenaje a Dalí. Entretanto Matias caerá en El silencio, un extraño pueblo donde nada es lo que parece, y en dónde hasta los mendigos traen sorpresas.

Con una estructura narrativa que recuerda a una novela policial, pero con permanentes guiños a la historia del arte y el psicoanálisis, Comida de Gusanos se presta como un raro artefacto dónde la poesía aparece salpicando la historia en un ejercicio de intuición y música que hace justicia a lo que siente y sueña un pintor. Pero sobre todo para graficar los ojos de un demente rodeado de dementes. Y en cuyas páginas la locura puede ser un espejo que quizá podemos comprender más de lo que quisiéramos.

Lo único malo de la novela es que la terminas de leer rápido.

Su libro está disponible en librerías El Virrey, La Familia y ahora también en el stand 22 y 26 de la Feria Internacional del Libro de Lima, también lo encuentras en el stand de Estruendomudo. Imperdible si te gustan las historias de locura y misterio que se transforman en baladas de amor a la orilla de un río de un país sin nombre.

Comentarios
Continue Reading

Música

El Rock peruano remecerá El Huaralino este sábado 6 de agosto

14 bandas nacionales dirán presente en el festival ‘Mátalos a todos’ 2022.

Published

on

Hablar del local El Huaralino muchas veces ha sido relacionado con grandes presentaciones de música tropical o tradicional, acaparando la atención de propios y extraños por sus inmensas convocatorias, pero en esta ocasión los seguidores de la música rock tomarán este sábado 6 de agosto sus instalaciones para disfrutar de una maratónica presentación, donde se reunirán 14 bandas de la movida local.

Todos los rockeros extrañábamos los grandes eventos, en donde un grupo tras otro tocarán sus mejores canciones para placer del público oyente, y debido a la pandemia muchos de esos eventos tuvieron que permanecer en suspensión.

El singular nombre del festival es a su vez el título de un tema del cantante de No Recomendable, Edson Espezúa, quien también es uno de los organizadores de este evento, y que asegura que esta será la primera versión de muchos otros festivales similares que se ofrecerán más adelante en Lima Norte.

En el Festival ‘Mátalos a todos’ se presentarán diversas agrupaciones de rock nacional entre conocidas y emergentes. Así desfilarán en el escenario bandas como Amén, Zen, 6 Voltios, Rafo Ráez & Los Paranoias, No Recomendable, Uchpa, Tourista, Barrio Calavera, Olaya Sound System, La Nueva Invasión, A tiempo, Fiesta Cínica, Noiz y el infaltable cantautor Daniel F.

Entradas desde 39 soles en Joinnus.

“Todos los de mi generación hemos soñado con tocar en El Huaralino, un lugar mítico que era como la meca de muchas bandas. Ahora todos tendrán la oportunidad de vivir la experiencia en este festival donde vamos a celebrar el rock nacional con muy buenas agrupaciones”, afirma el cantante de No Recomendable quien anuncia que el sábado 6 de agosto El Huaralino abrirá sus puertas a las 13:00 horas para que el público pueda asistir al festival y apreciar el espectáculo de los exponentes de la escena nacional.

Comentarios
Continue Reading

Patrimonio Cultural

Destrucción arqueológica en Lima: patrimonio cultural en riesgo

Published

on

El antropólogo José Joaquín Narváez Luna es uno de los autores que ha investigado y documentado el “arrasamiento” de zonas arqueológicas en Lima a lo largo del siglo XX en su estudio titulado “La destrucción del patrimonio arqueológico en el valle del Rímac-Perú”, publicado en https://equiponaya.com.ar/congreso/ponencia3-3.htm

“En el valle bajo del río Rímac, donde ahora se encuentra ubicada la ciudad de Lima, capital de la República del Perú, se dio en tiempos prehispánicos una larga y compleja sucesión de ocupaciones humanas que dejaron las evidencias de su presencia en los numerosos sitios arqueológicos que se encuentran ahora dentro del casco urbano de la moderna ciudad. Sin embargo, tan valioso patrimonio arqueológico ha venido siendo destruido desde el arribo mismo de los españoles, durante toda la Colonia y comienzos de la República por obra de las grandes haciendas que se distribuían en el valle. Pero será en el siglo XX cuando ocurrirán los peores destrozos debido a la expansión urbana moderna de la ciudad, especialmente a partir de la década del 40”, afirma.

Anota que la apariencia del valle bajo del Rímac en la actualidad es radicalmente distinto a la que tenía hace sólo 50 años. “El crecimiento explosivo poblacional de la ciudad se puede ver en cifras: según el censo de 1940, Lima albergaba a 645,172 habitantes; en 1961 la cifra se triplicó a 1’652,000 habitantes, en 1972 se quintuplicó a 3’302,523, en 1981 el volumen fue siete veces mayor, 4’492,260 (Matos Mar 1988: 72). El censo de 1993 arrojó nada menos que 5’706,127 personas. Esta expansión de Lima desde su núcleo original arrasó a su paso muchos monumentos arqueológicos que se erigían en el valle bajo del Rímac”, explica.

Narváez Luna plantea que fueron cinco formas de destrucción de los monumentos arqueológicos del valle de Lima de los últimos 50 años: destrucción por urbanizadoras (especialmente entre las décadas del 40 y el 60); destrucción por el estado y municipios (al construirse obras de carácter público); por invasiones, y al reconstruirse sitios arqueológicos para habilitarlos al turismo.

En cuanto a la “voracidad” de las urbanizadoras, el caso más representativo es el de Huaca Pucllana, pirámide de 30 metros de altura ubicada en Miraflores y perteneciente al Intermedio Temprano-Horizonte Medio 1 y a la cultura Lima o Maranga.

“Pucllana sufrió daños desde la Colonia al ser huaqueada y utilizada como atalaya para el avistaje de piratas. En 1854 sirvió de parapeto durante la batalla de La Palma entre Rufino Echenique y Ramón Castilla quienes se disputaban el poder y durante la batalla de Miraflores entre los ejércitos peruano y chileno durante la Guerra del Pacífico en 1883 (Ravines, 1985:74)”, afirma. Sin embargo, escribe Narváez, los mayores destrozos ocurrieron cuando la Compañía Urbanizadora Surquillo lotizó completamente el sitio y lo vendió en parte entre 1930 y 1965 al amparo de resoluciones del Ministerio de Fomento y Obras Públicas. Con grandes maquinarias demolieron amplios sectores de la parte baja del monumento, destruyendo plataformas, plazas, recintos, etc. La enérgica intervención del Patronato Nacional de Arqueología pudo detener los destrozos aunque gran parte del sitio había quedado afectado. Abandonada por mucho tiempo, en 1982 por iniciativa de la Municipalidad de Miraflores se inició la recuperación del monumento con extensas excavaciones a cargo de la Dra. Isabel Flores Espinoza, quien ha dedicado toda una vida al estudio y rescate y fue directora del Museo de Sitio hasta el año 2020 realizando importantes trabajos de investigación. Actualmente, Pucllana es buen ejemplo de conservación y puesta en valor de un sitio arqueológico.

Si bien Pucllana, a pesar de los grandes destrozos, pudo salvarse, otros monumentos arqueológicos no tuvieron mejor suerte. Según un estudio que Narváez efectuó en 1994, “sólo se conserva el 27% de los monumentos arqueológicos existentes en 1944 en los distritos de Lima (Industrial), Breña, San Miguel, Pueblo Libre y Magdalena del Mar”. Otro caso ocurrió en 1943, año en que se demolió la pequeña huaca llamada San Isidro, situada entre la Huaca Pan de Azúcar y el Golf de San Isidro, a solicitud de la sucesión Luisa Paz Soldán de Moreyra (Ravines, 1985: 74).

En cuanto a la destrucción por el Estado y municipios, está el caso de la destrucción de la Huaca Concha durante la remodelación del Estadio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Asimismo, las invasiones y asentamientos humanos modernos en zonas arqueológicas se han dado por ejemplo en Armatambo (cerca al Morro Solar en Chorrillos), Cerro La Regla y Garagay (San Martín de Porres), Pampa de Cueva (Independencia), Canto Chico y El Sauce (San Juan de Lurigancho), Huaquerones (Ate-Vitarte), Villa el Salvador y El Ferroviario (Villa el Salvador), etc.

Este tema lleva a Narváez a una reflexión final: “¿Por qué en un país donde el discurso oficial, desde la fundación de la República enaltece el pasado prehispánico y la riqueza de su Patrimonio Arqueológico, ocurren tan masiva destrucción de dicho Patrimonio? Más aún, ¿Por qué si existe desde la Independencia una serie de leyes que protegen el Patrimonio Arqueológico y normas legales que sancionan a los destructores en la práctica en muy pocas ocasiones se sanciona a tales destructores y en cambio la mayoría de los casos quedan en la más completa impunidad? Da la impresión de haber por un lado un discurso oficial, que es compartido en mayor o menor grado por los miembros de la nación, y por otro lado un comportamiento radicalmente distinto. Y es que la nación ha hecho un uso oportunista del Patrimonio Arqueológico Nacional. Es muy útil cuando se trata de reforzar en algún momento los sentimientos de nacionalidad, de regionalismo y de identificación y unidad nacional, si así el momento político lo requería. Pero no se titubeó en destruirlo cuando se interponía en las grandes obras públicas y privadas o en las obras de carácter electoral, sea por parte del gobierno central o los gobiernos locales”.

El problema que surge para Narváez es que se dieron nuevas leyes que legitiman la destrucción del patrimonio, por ejemplo los Decretos Supremos Nº 028-97-PCM y el 017-98-PCM, que pretenden regularizar la situación de las poblaciones que ocupan zonas arqueológicas para darles títulos de propiedad; asimismo la ley Nº 26961, “Ley para el Desarrollo de la Actividad Turística” en la cual se entiende a los sitios arqueológicos como “Zonas de Potencial Turístico” y ya no como Patrimonio Cultural considerándosele solamente como un mero producto económico, y el Decreto Supremo Nº 008-98-AG “con la cual se transfieren terrenos eriazos al Sector Privado para desarrollo agrícola, así contengan sitios arqueológicos, frente a los cual el INC sólo tendría quince días para pronunciarse sustentado su posición con planos perimétricos, memorias descriptivas y ubicación de coordenadas UTM, cuando en la mayoría de los casos no existen dicha información para los sitios conocidos y menos aún para los sitios desconocidos, y que evidentemente se encuentran en zonas eriazas”.

(*) Escritor, sociólogo y analista político. Consultor Internacional en Derechos Humanos para la Asociación de Víctimas de Acoso Organizado y Tortura Electrónica (VIACTEC).

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Roger Santiváñez presenta su libro ‘New Port’ en Lima

Escritor y catedrático radicado en los EEUU, Roger Santiváñez, presentará una nueva edición de su aclamado poemario ‘New Port’, en el local municipal de Salamanca de Monterrico, con la participación especial de diversos artistas.

Published

on

El poeta y catedrático piurano radicado en EEUU, Roger Santiváñez, presentará su aclamado poemario ‘New Port’ (Francisco León Editor, 2021) en Perú, el próximo sábado 6 de agosto, a partir de las 6:00 PM, en el local municipal de Salamanca de Monterrico (cuadra 11 de la avenida Los Quechuas).

La presentación del libro ‘New Port’, se llevará a cabo en el marco del evento ‘Descentralización de la cultura’, organizado por la Asociación Salamanquinos en Acción.

La presentación del poemario ‘New Port’ contará con la participación en los comentarios del autor, Roger Santiváñez, además de destacadas personalidades de la poesía local: José Agustín Haya de la Torre, Mayra Jara, Carla Vanessa, Leda Quintana Rondón, Francisco León, Gino Dueñas y Pablo Salazar Calderón, quienes ofrecerán un recital de poesía en homenaje al autor.

La actividad poética también tendrá un espacio musical, el cual tendrá como invitados a: Rafo Ráez, Carlos Boro (pionero del rock en Salamanca), Javier Rodríguez (violinista de la Sinfónica Nacional del Perú), Los Viejitos de Barrón (del escritor Juan José Sandoval) y el Conjunto Caminar.

Cabe señalar, que el poemario ‘New Port’ apareció en el año 2015 en una primera edición de formato libro objeto. Desde su lanzamiento, ‘New Port’ fue considerado un homenaje al barrio de Puerto Nuevo, en el Callao. El poemario en sí presenta dos textos interdependientes y muy narrativos: aquellos dedicados propiamente a Puerto Nuevo, con personajes como Vietnam Guerra, Jimmy Marchena y el negro Lalo, y que hace uso del lenguaje de la calle, en una experiencia que remite a la escritura de Antonin Artaud y William Burruoughs, donde se narran experiencias con el síndrome de abstinencia, con un estilo alucinado y neobarroco.

Róger Santiváñez (Piura, 1956) integró el grupo poético La Sagrada Familia y fue fundador del colectivo Kloaka.

DATOS

Presentación del poemario ‘New Port’, de Roger Santiváñez.

  • Fecha: sábado 6 de agosto, a las 6:00 PM.
  • Lugar: Local Municipal de Salamanca de Monterrico (Los Quechuas 1120).
  • Participación poética: José Agustín Haya de la Torre, Mayra Jara, Carla Vanessa, Leda Quintana Rondón, Francisco León, Gino Dueñas y Pablo Salazar Calderón.
  • Participación musical: Rafo Ráez, Carlos Boro (pionero del rock en Salamanca), Javier Rodríguez (violinista de la Sinfónica Nacional del Perú), Los Viejitos de Barrón (del escritor Juan José Sandoval) y el Conjunto Caminar.

Comentarios
Continue Reading

Literatura

“El pasaje”, un cuento de Mario Castro Cobos

Published

on

El pasaje, a los ojos de la mayor parte de personas que pasaban y repasaban por ahí, no contenía esencialmente nada fuera de lo común, así que por lo tanto no tenía sentido ocuparse de él. Solo atravesarlo, como atravesamos… muchas cosas, muchos seres, casi todo. A lo más, en algunos, el pasaje provocaba un principio de curiosidad -como para decir que el pasaje despertaba justamente en su condición de pasaje una curiosidad pasajera…- Tras pasar pasabas suave y raudo a otra cosa y entonces era como si nunca hubiese existido.

Lo olvidabas así, sin más, por completo. No era por fuerza mi caso, en repetidas ocasiones. Mi fascinación era inconsciente, involuntaria, sensual, oscura. Agujereaba algo en mi imaginación. A mí, debo confesar, ese pasaje me producía una especie de simpática debilidad. No lo dudaba. El pasaje era definitivamente más fuerte que yo, como si me induciera al ensueño, estando a la vez totalmente despierto. En efecto, como quien sueña, o como quien tiene visiones puntuales y espontáneas, como si su imagen estuviera o fuera proyectada en el aire a muy poca distancia, una película muy corta que no cesa de repetirse enfrascada y enroscada en ella misma como una obsesión independiente del soñador o como un río que hace de puente tumultuoso entre dos mares y no como algo ‘real’ pero resulta que sí fue real: el pasaje permitía, con la interrupción de su irrupción inesperada, ir -casi diría deslizarse, como dentro de un tobogán o un útero alargado- de una calle a otra, en manido tiempo récord, abriendo, con su presencia solapada y subrepticia, la larga cuadra, singular y monótona, entre anónima y severa, que era ‘nada más’ que un muro gastado -a la vez que abstracto- entre las dos calles que todos sabíamos extrañamente paralelas y radicalmente distintas entre sí.

Evocaban dos destinos cercanos, muy cercanos, que nunca, pasara lo que fuera, se cruzarían. No se entendía cómo uno las sentía tan lejanas y excluyéndose mutuamente estando de manera crudamente física tan mágicamente cerca. El pasaje, sin que importara que estuvieras apresurado y abstraído y retraído y distraído y contraído y expandido te hacía detenerte (sin detenerte necesariamente del todo en él, pero ‘algo’ se detenía en ti) -era un hueco horizontal- y te hacía como saborearlo, como un pensamiento impetuoso y vertical que exigía ser pensado en el momento mismo, tenía un aire propio, un espesor delicado, era una membrana metafísica, te sacaba de donde fuera que estuvieras con su indefinible (y sensible e inexplicable y palpable) fuerza de atracción, era mucho más que un área decolorada o gris indecisa o borrosa que conectaba en breves momentos de automáticos pasos fáciles dos estados de ánimo de esa parte equívocamente apacible y de vulgaridad próspera de la contradictoria ciudad.

Yo pasaba por ahí por el puro placer de pasar, era como algo ya pensado desde antes o como algo sin pensar ¿mis pasos pensaban por mí? y lo que el cuerpo disfrutaba la mente aún no lo podía nombrar, y de pasada diré que al pasar por el pasaje yo también era el pasaje por el cual yo pasaba, como al pasar por el pasaje el pasaje pasaba por mí.

El tiempo en efecto pasaba formado de otra forma ahí.

Conectaba el lugar con algún recuerdo perdido en el abismo sin cerrar de la infancia. Como cuando el misterio de cualquier cosa resultaba más bien dulce que oscuro u hosco o inquietante. De niño, sin embargo, que yo pudiese recordar, nunca pasé por ahí… ¿O es que sí pasé por ahí y pasó algo que he olvidado y por eso vuelvo? Sería muy fácil pensar así. El pasaje sería destruido tiempo después y reemplazado por un rentable estacionamiento, tan práctico como un robo o un asesinato, pero más allá de ese detalle me seguía preguntando qué otra cosa más sentía cada vez que atravesaba ese espacio terso e intrigante, y que siempre, hiciera lo que hiciera, se me escapaba al tratar de atraparlo cuando era yo quien quedaba atrapado.

Era (aquí vamos de nuevo, pero ya acaba) una especie graciosa de mini-calle que, teóricamente, no debería encontrarse allí, y que, por tanto, casi clandestina, bien improvisada, superpuesta, pero inocente y apacible, ambigua en su concepción y completamente clara en su uso, se diría una callecita como de juguete y de hecho solo para peatones, que debería dar a un parque, me gustaba que estuviese pensada como un error hecho a propósito, como una broma dentro de una arquitectura más pesada o seria, pero enormemente funcional. Era como si disimulara su existencia sin decidirse a reemplazar por completo el orgullo por la modestia, pero sin esconderla tampoco completamente, el pasaje no daba muestras de experimentar vergüenza de ser lo que era, como alguien que no quería sobresalir pero que, no obstante, queriéndolo o no, transparentaba una incógnita ignorada, que se sentía pero que no se sabía al final qué era… cual ámbito privado hecho público, como una porción de una casa sacrificada para beneficio de la gente que usaba el pasaje y sintiendo su poder sin ponerse a pensar en el porqué.

Conservaba una prestancia discreta y evocadora, un pasillo que lejos de borrarse al cruzarse no solo llevaba de un estado de ánimo a otro y de una calle a otra y de un mundo a otro y de unas personas a otras sino que era un estado de ánimo en sí. ¡Y de qué manera lo era! ¿Pero aún no he dicho qué unía? Dos calles opuestas, como amantes secretos que se entienden y encuentran sus momentos más espirituales en el acto tan preciso de la conversación entre sus sexos. Era lo que necesitaba unirse porque estaba separado.

Era un corte. Sí. Cortaba flujos de pensamientos. Te metía en otro flujo. Y yo me pegaba a qué. Pero no era estridente, no chocaba. Era un corte que no producía dolor sino placer. Era como una puerta sin puerta -abierta y disimulada por la que podía pasar cualquiera. Te llevaba de un punto a otro, sin que le importara para nada unirlos, sin unirlos realmente. Lo hacía limpiamente, pero en el fondo no era cosa suya. El pasaje objetivamente ya no existe pero está en mi mente, y con este texto pretendo, al menos en parte, que esté en la tuya, que viva en ti, y que te incomodes y tampoco entiendas bien nunca de qué rayos estoy hablando y porqué tendrías, maldita sea, que leer algo que ni se entiende y de lo que ahora vas a escapar.

Pero ahora puede que encuentres pasajes así o cosas así por todas partes.

Comentarios
Continue Reading

Música

Grupo Los Rabanes son premiados por Spotify

Fueron galardonados por superar los 50 millones de reproducciones de sus populares canciones.

Published

on

El grupo panameño Los Rabanes recibió una placa de reconocimiento por haber obtenido 50 millones de streaming en Spotify, acompañados del reconocido productor Emilio Estefan, en los Estudios Crescent Moon en Miami, EE.UU. “Este es un momento histórico. Los Rabanes siempre han sido innovadores en todas sus obras trayendo el sonido de Panamá al mundo con las fusiones que hemos hecho durante tantos años. Hoy reciben los 50 millones de difusión (streaming) y esto no es nada comparado con lo que se viene. Creo que el disco que están haciendo ahora trae una innovación más grande por la experiencia de la banda”, dijo Estefan.

Precisamente, Los Rabanes se encuentran realizando los preparativos para trabajar nuevamente con el reconocido productor Emilio Estefan, quien se encargará de supervisar la próxima producción musical que los artistas panameños lanzarán este año.

Emilio Regueira, vocalista y líder de Los Rabanes, se mostró muy agradecido y emocionado por el premio de Spotify que considera como una recompensa a los tantos años de trabajo en la música. “Los Rabanes estamos muy agradecidos con este premio que nos han dado todos los oyentes: 50 millones de streaming en Spotify. ¡Esto es un inicio, porque lo que viene son 500 millones más y mucho más!”, afirmó entusiasmado junto al tecladista Randy Cuevas con quien acudió a Crescent Moon. Además, el panameño también agradeció a Emilio Estefan por las colaboraciones que han hecho juntos con hits como “Señorita a mí me gusta su Style”, “Perfidia”, “My Commanding Wife”, “Bam Bam”, entre otros conocidos éxitos de la banda.

Emilio Estefan junto a Los Rabanes. Foto: Julio Tapia / Rockass Online Music.

En esta nueva etapa musical, Emilio Estefan se unirá a la mesa de producción del próximo álbum de Los Rabanes que se empezó a grabar meses atrás en Monterrey, México, junto a los productores Raniero Palm y Victoria Kühne. El sonido de la agrupación panameña se está reconstruyendo y, según lo que ha adelantado Emilio Regueira, lo que sigue “es una verdadera bomba sonora que no dejará indiferente a nadie”.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending