Connect with us

Internacional

Chile le dice NO a nueva Constitución con tintes feministas

Rechazo de la ciudadanía chilena fue rotunda. Presidente Boric anuncia que insistirá en modificatoria de Carta Magna.

Avatar photo

Published

on

Triunfó la coherencia. El pasado mes de diciembre, los chilenos eligieron a Gabriel Boric, un izquierdista de 36 años con barba y tatuajes, para que fuera su presidente en una coalición de gobierno con el Partido Comunista, quien impulsaba la modificación de la Constitución de Chile a través de un plebiscito.

Gobierno de Gabriel Boric pretendía imponer una constitución feminista y “plurinacional”. Ganó la sensatez del pueblo chileno. Foto: Reuters.

Este último domingo, la ciudadanía chilena le dijo que no a la propuesta de Boric y el Partido Comunista de Chile, que sugería mayores derechos sociales, pero que también le otorgaba independencia a sectores indígenas de ese país, así como extraños derechos como la “neurodiversidad”.

El proyecto mantenía una economía de mercado, pero aspiraba a consagrar un nuevo catálogo de derechos sociales en materia de salud, aborto, educación y pensiones, con énfasis medioambiental y una “plurinacionalidad” indígena.

Precisamente, entre los elementos que más divisiones provocaron del proyecto, está haber consagrado la plurinacionalidad indígena y haber incluido en su nuevo catálogo de derechos sociales el aborto, el derecho a la vivienda “digna” en un texto con un marcado énfasis medioambiental que, sin embargo, mantenía el modelo de economía de mercado.

Más de 15 millones de electores estaban convocados a las urnas en una jornada con alta participación por voto obligatorio. Unos 12,8 millones de ellos han votado en este gran llamamiento electoral. La realización del referéndum sobre una nueva carta magna, tras la gran revuelta social del 2019 en reclamo de mayor justicia social, había contado con el apoyo de casi 80% del electorado en un plebiscito de octubre del 2020 que abrió el proceso constituyente.

En un referéndum celebrado el 4 de septiembre, el 62% de los votantes rechazó la constitución elaborada por la convención; ninguna de las 16 regiones de Chile la aprobó. Las encuestas habían mostrado durante meses que la carta sería rechazada. Pero ninguna preveía un margen de 24 puntos. La magnitud de la derrota es un golpe para el Sr. Boric, que apoyó el proceso de redacción de la constitución.

Presidente de Chile reconoce el rechazo a elaboración de una nueva constitución. Foto: diario El País.

Presidente Boric insistirá en una nueva Convención Constitucional

Por su parte, el Gobierno del presidente Boric quiere convocar otra convención constitucional para volver a redactar un proyecto. Los políticos de la oposición intentarán dificultar la presentación de candidatos independientes y que el proceso dure sólo seis meses en lugar de un año más. “No necesitamos empezar de cero. Fue el impulso de la convención para refundar el país lo que llevó al fracaso de este proceso y tenemos que evitarlo”, dice Javier Macaya, presidente de la Unión Democrática Independiente, el mayor partido de derecha de Chile.

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Internacional

“Trabajando todos juntos por el bien mundial”, por Joseph Wu

Avatar photo

Published

on

Escribe: Joseph Wu
Ministro de Relaciones Exteriores
República de China (Taiwán)

La comunidad mundial está haciendo frente a una serie de crisis sin precedentes: desde el continuo desafío de las variantes del COVID-19 y los estancados esfuerzos para mitigar el cambio climático, hasta las interrupciones en la cadena de suministro y la invasión, no provocada, de Rusia a Ucrania. Ahora más que nunca, la creciente intimidación retórica y militar de China está poniendo en peligro la paz y la estabilidad regionales. Todo esto tendrá un impacto en la seguridad y el bienestar del mundo. Mientras que los miembros de la ONU se reúnen nuevamente en Nueva York este año, es oportuno recordarles a estos líderes que, todas las personas, incluido el pueblo de Taiwán, merecen que sus voces sean escuchadas y formar parte del esfuerzo global colaborativo para abordar estos duros desafíos por el bien mundial como fin supremo.

Con la fama de ser Faro de la democracia en Asia y fuerza para el bien en el mundo, Taiwán es un socio valioso que puede contribuir de manera sustantiva a superar estos desafíos globales. Desde el estallido de la pandemia del COVID-19, Taiwán ha brindado sostenidamente apoyo humanitario en todo el mundo, incluido máscarillas y suministros médicos más necesarios que nunca, y ha desarrollado y compartido su vacuna local. Taiwán también envió más de 550 toneladas de suministros de auxilio al pueblo de Ucrania tras la invasión rusa a ese país, además de efectuar donaciones por más de 40 millones de dólares estadounidenses para los refugiados ucranianos.

Asímismo, Taiwán está comprometido a combatir el cambio climático con un plan para lograr emisiones netas de carbono cero para el 2050 y la implementación de políticas para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Como la 22ª economía más grande del mundo en términos de PIB y el mayor productor de semiconductores, Taiwán desempeña un papel clave en las cadenas de suministro mundiales. Como defensor de la democracia, Taiwán está trabajando para salvaguardar el statu quo y apoyar el orden internacional basado en reglas comunes. Mientras que China utiliza la coerción para exportar su autoritarismo al extranjero, Taiwán deja que su sociedad libre y abierta sirva como ejemplo.

Lamentablemente, Taiwán no es permitido de participar en el foro de cooperación global más grande e importante, debido a la represión implacable de la República Popular China. Al combinar deliberadamente su principio de “Una China” con la Resolución 2758 de la Asamblea General de las Naciones Unidas – la Resolución que determinó hace unos 50 años quién representa a “China” en la organización – Pekín está confundiendo al mundo al difundir la falacia de que Taiwán es parte de la República Popular China. Contrariamente a estas reclamaciones falaces, la Resolución no toma una posición sobre Taiwán ni incluye la palabra “Taiwán”. El statu quo a largo plazo es que la República de China (Taiwán) y la República Popular China son jurisdicciones separadas y ninguna está subordinada a la otra. El pueblo de Taiwán sólo puede estar representado en la comunidad internacional por su gobierno elegido libre y democráticamente.

La interpretación errónea de la Resolución 2758 de la Asamblea General de Naciones Unidas ha privado durante mucho tiempo a Taiwán del derecho a participar en las Naciones Unidas y en sus agencias especializadas, y también ha negado a la comunidad internacional la oportunidad de beneficiarse de las contribuciones de Taiwán. Peor aún, los esfuerzos de la República Popular China por reescribir el estatus de Taiwán en la ONU socavan aún más la paz y la estabilidad mundiales. Las recientes y peligrosas maniobras militares realizadas por Pekín en torno a Taiwán son un buen ejemplo de ello.

La propia Carta de la ONU establece claramente que los propósitos y principios de las Naciones Unidas son mantener la paz y la estabilidad internacionales, y que las disputas internacionales deben resolverse por medios pacíficos. Sin embargo, Pekín continúa realizando ejercicios militares intimidatorios en áreas alrededor de Taiwán, socavando el statu quo en el Estrecho de Taiwán, aumentando las tensiones, afectando al comercio y al transporte internacionales y poniendo en riesgo la paz y la seguridad regionales. Estas acciones irresponsables deben ser condenadas y detenidas. Dadas las actuales circunstancias, es aún más importante que la ONU y sus estados miembros dejen de permitir que dicho miembro, que irónicamente es miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, dicte las posiciones de la organización para que se ajusten a su propia agenda política. Consentir las ilegales reclamaciones de China sobre Taiwán solo desestabilizará la región, lo que también va en contra del propósito fundamental de la ONU.

Taiwán defenderá firmemente su soberanía y seguridad. Como miembro responsable de la comunidad internacional, Taiwán también seguirá ejerciendo la moderación en respuesta a las provocaciones de China, y trabajará junto con países de ideas afines para defender la paz y la estabilidad en la región. Tal y como le hemos mostrado al mundo a lo largo de los años, continuaremos cumpliendo nuestras responsabilidades internacionales comprometiéndonos activamente y contribuyendo con la comunidad internacional.

El tema de la 77ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, “Un momento decisivo: soluciones transformadoras para desafíos interrelacionados”, nos recuerda deliberadamente los graves desafíos que enfrenta la comunidad internacional: la pandemia del COVID-19, la escasez de alimentos y energía, las cadenas de suministro mundiales interrumpidas, el cambio climático… y lamentablemente la lista continúa. Cuando la ONU habla de “soluciones conjuntas” y de “solidaridad” para hacer frente a “crisis interconectadas”, no podemos estar más de acuerdo. Taiwán está más que dispuesto y es capaz de ser parte de tales soluciones conjuntas. Con toda seguridad, los resilientes 23,5 millones de taiwaneses no deberían ser excluidos de estos esfuerzos globales tan importantes e impostergables.

Estamos agradecidos de que los países de todo el mundo estén comenzando a darse cuenta de lo que Taiwán puede ofrecer y muchos de ellos apoyan la sólida participación de Taiwán en el sistema de la ONU. Entre ellos, el Parlamento Europeo aprobó abrumadoramente una resolución, el 6 de julio de este año, expresando su apoyo a la participación significativa de Taiwán en las organizaciones internacionales. Los países del G7 también han expresado un apoyo similar. En particular, el pasado mes de octubre el Secretario de Estado de los EE UU, Antony Blinken, alentó públicamente a todos los estados miembros de la ONU a unirse a los EE UU para apoyar la participación significativa de Taiwán en el sistema de la ONU.

Nuestros obstáculos compartidos requieren que todos pongamos manos a la obra. Esas graves crisis interconectadas no podrán resolverse hasta que el mundo entero se una. Taiwán ha demostrado ser un socio confiable e indispensable, y el pueblo de Taiwán está dispuesto a contribuir. ¡Trabajemos todos conjuntamente a una por el bien mundial!

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Viernes Literario: Cusco en la XV Feria Internacional del Libro de Cochabamba

Lee la columna de Pavel Ugarte Céspedes.

Avatar photo

Published

on

Como cusqueños debemos agradecer el enorme gesto simbólico de la XV Feria Internacional del Libro de Cochabamba, que ha identificado su mayor fiesta literaria con la Cultura Inca. El Cusco como capital cultural también motivó la décimo quinta edición que se viene realizando desde el 7 de setiembre y concluye este fin de semana. Apreciar en su afiche la imagen del Inca Garcilaso de la Vega, cuya casa conservamos y donde realizamos actividades culturales y presentaciones de libros, es para los garcilasistas un detalle que guardaremos como una de nuestras reliquias pétreas en nuestra ciudad.

Perú y Bolivia estamos hermanados por la cultura andina y fue el Cusco la capital política, administrativa y religiosa del Tawantinsuyo. Investigaciones como las del Dr. Brian Bauer nos dicen que el Cusco tiene más 3000 años de antigüedad y el mismo tiempo de asentamiento continuo. Nuestros pueblos se vincularon por el Qhapac Ñan, el sistema vial andino que todavía hoy parte de la Plaza Mayor del Cusco, el Hawkaypata hacia toda Sudamérica. La delegación cusqueña llegó a ese tinkuy literario siguiendo esa ruta y la emoción de sus ancestros.  Llevaron consigo lo más valioso de un pueblo, su memoria. Gracias a la invitación de la Cámara Departamental del Libro de Cochabamba, compartieron en estos días un homenaje a la vida y obra del historiador cusqueño Donato Amado Gonzales (1962-2022), quien inesperadamente nos ha dejado en el mes de junio y quien con sus publicaciones demostró la continuidad de la cultura inca en nuestro período virreinal y también republicano. 

El Inca Garcilaso de la Vega, Narciso Aréstegui, Clorinda Matto de Turner, Uriel García, Luis Eduardo Valcárcel, Andrés Alencastre, Luis Nieto Miranda, René Ramírez Lévano y Raúl Brózovich, son protagonistas de la literatura cusqueña y por ello expusimos algunas de sus obras en la conferencia “Joyas Impresas de la ciudad del Cusco”, junto a revistas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Publicaciones que encontramos en el rescate bibliográfico que realizamos en la Biblioteca Municipal del Cusco, Gustavo Pérez Ocampo, espacio que ostenta el nombre de uno de nuestros grandes poetas y pensadores. Compartimos el Mapa Literario del Cusco donde nuestra cultura impresa sobre pasa el papel y también se esgrime en la oralidad. Por ello, habrá que reescribir la historia literaria peruana pues los cánticos e himnos de los incas y la tradición oral de la cultura quechua y amazónica, los edifican como el primer y mayor antecedente de la poesía nuestra. En este Mapa Literario hemos integrado las ciencias sociales con la literatura en una ciudad donde el mito, la realidad y la cultura viva se confunden desde hace siglos.

Anael Pilares, Director Editorial del Centro Bartolomé de las Casas, presentó dos emblemáticos libros de reciente publicación gracias a esta importante institución cultural. Cómo piensan los indios de Gonzalo Lamana (2022) y El Cusco de José María Arguedas de Hugo Chacón (2022). Ambas publicaciones demuestran que el Cusco sigue siendo fuente de inspiración, reflexión y lo que es todo un desafío, la investigación. Como autor cusqueño brinde las conferencias arriba reseñadas y presenté mi libro más reciente Andesground (Santiago de Chile, 2022). En los siguientes días se sumarán el artista César Aguilar Peña de la revista de humor gráfico Chillico y el narrador Mario Guevara, director de Sieteculebras, revista de arte y literatura.  

Esta invitación de la FIL Cochabamba a los escritores cusqueños demuestra una vez más el gran respeto que el mundo le tiene a nuestra historia, arte y literatura, por los mismo debe comprometer mayores esfuerzos de las instituciones culturales de nuestra ciudad. En reciprocidad, la organización de la IX Feria Internacional del Libro y la Lectura de Cusco, invitó a la Cámara Departamental del Libro de Cochabamba a nuestra fiesta del libro, renovando los milenarios lazos que nos unen como países hermanos y andinos. 

Comentarios
Continue Reading

Internacional

La reina Isabel 2 y las teorías de la conspiración

Lee la columna de Hans Herrera Núñez.

Avatar photo

Published

on

Desde el foro de 4chan hasta influencers de la conspiración en redes, por muchos años ha surgido una leyenda en torno a la figura de una pobre viejecita inglesa amante de los sombreros. Averigüe aquí como está simpática señora que sobrevivió a 14 presidentes de los EE.UU., 6 Papas y a la segunda guerra mundial, y cómo se convirtió en uno de los iconos de las teorías de conspiración de esta curiosa antipatía en la cultura popular.

Muchas personas aseguran que la monarca de Inglaterra era reptiliana. Parece que todo empezó cuando en 1993, el teórico de la conspiración David Icke publicó el libro “El Secreto más grande”, en el cual sugería que la familia real, y en especial su cabeza, la reina, pertenecían a una raza alienígena que junto a las familias de banqueros judíos, los Rothschild y Rockefeller, formaban parte de una élite global que domina el mundo en las sombras. Está inocente historia fue tomando fuerza con la llegada del internet, se le fueron añadiendo el Club Bilderberg, los secretos de la Reserva Federal, el 11 de septiembre y un largo, largo etcétera. Esto a la vez que la legitimidad de las élites del Stablishment global (partidos, políticos, multinacionales, ONU, FMI, etc.) comenzaban a perder fuerza , apoyo y cercanía con la población de las potencias mundiales , especialmente EE.UU. y Europa.

Las teorías de conspiración, una especie de gran narrativa colectiva si lo vemos desde el género de la ficción, fueron creciendo exponencialmente, al punto de construir auténticas, y muy convincentes, narraciones que pretender explicar el poder y su funcionamiento en el mundo.

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial al día de la muerte de la reina, han pasado exactamente 77 años y 7 días. A ello súmese  el hecho de que este año murió asesinado el ex primer ministro de Japón, Abe, en un magnicidio sospechoso por todas las fallas de seguridad que favorecieron su extraña muerte, y luego falleció Mijaíl Gorbachov, el último zar rojo de la Unión Soviética, siendo enterrado sin un funeral oficial. Ahora muere la reina, quizá la muerte más esperada en el ambiente Geopolítico, justo en un momento de crisis alimentaria global en ciernes, guerra en Ucrania, crisis de Taiwán, apenas unos días después de la asunción de la nueva primera ministra de Reino Unido, esto sin mencionar el Brexit, y la posibilidad real e inevitable ahora de una independencia de Escocia en los próximos años de esta década. Cómo sea este es un momento histórico, y los teóricos de la conspiración lo relacionan también con las muertes de los otros jerarcas “reptilianos/illuminatis” de los últimos años como fue el caso de Rockefeller y Rothschild, este último muerto cuando su avioneta chocó contra un helicóptero.  

Si exploramos los orígenes de esta creencia de algunos respecto a que la reina era una reptiliana, habríamos de remontarnos psicológicamente a una antipatía personal. Pero, ¿por qué habría gente dispuesta a odiar a una viejecita que se pudría en dinero? Una razón más poderosa que la política y el dinero entre las masas podría ser que se origina en Diana de Gales.

Cómo recordaremos, Diana era amada por todos, menos por la reina Isabel II. Sin ahondar en detalles, el día de la muerte de Diana en circunstancias sospechosas que también alimentaron otras teorías de conspiración, el protocolo de la casa real británica fue lento y prácticamente irrespetuoso, tomando en cuenta que Diana era la mamá de los nietos de la reina. Es sabido que una presión mediática y ese mar de flores que el pueblo inglés dejó frente al palacio de Buckingham, forzaron a una reacción y pronunciamiento oficial de duelo de la corona y en especial de la reina. Este debió ser el momento más molestoso de la ex reina, una suegra que no puede ignorar a su molesta nuera ni siquiera muerta. Esa fue a todas luces una victoria moral de Diana, simbólica pero más duradera que el bronce. Una victoria que la reina se tuvo que tragar.

Cómo sea, es posible que a raíz de ese desagravio tardío de la reina hacia la princesa del pueblo, incubase el veneno de la antipatía a la monarquía británica. Porque las teorías de conspiración relatan la naturaleza sobrenatural de la familia real, pero excluyen de esta a Diana y a sus hijos, más bien consideran estás narrativas a Diana como una víctima de la reina reptiliana y una élite global, pues supuestamente según algunas narrativas conspirativas, Diana era una mujer que sabía demasiado.

Ya en el pasado hubieron escándalos que revelarían otras facetas oscuras de la familia real, como es la que brevemente insinúa la serie The Crown, en el que la reina habría tenido dos primas con discapacidad mental, Nerissa y Katherine quienes murieron en 1986 y 2014 respectivamente. Dos primas que fueron abandonadas en un psiquiátrico, y de las que se olvidó la familia, pues al parecer no las habrían tratado a ellas si quiera en secreto. Cuando Nerissa murió en 1986, solo el personal del hospital asistió al funeral. En fin, todas nuestras familias esconden más de una vergüenza en la alfombra, y los Windsor no son la excepción.

Las nuevas teorías sin embargo consideran en su narrativa un nuevo factor a partir de su muerte: una reconfiguración y revisión de las altas esferas del Deep Power para este año y el próximo apuntando al año 2030. En efecto, la corona vive una crisis que solo se agudizará al tener a la cabeza a un rey, Carlos III, de avanzada edad. Un escenario semejante solo podríamos remitirlo a los pocos años después de la muerte de la reina Victoria, quien reinó un huevo de años, y a cuya muerte sucedió poco después la horrible sangría de la Primera Guerra Mundial, la cual se detonó cuando una sociedad secreta, la Mano Negra, mató al príncipe heredero del Imperio Austro húngaro. Más allá de significados esotéricos, la Historia enseña que a largos reinados, estabilidad, siguen años turbulentos de crisis y a veces hasta guerras.

Porque en efecto, en este momento ya no hay un número 1 allá arriba en el poder. Arriba ya no hay nadie. El tiempo de los números 1 simplemente terminó.

Una cosa es cierta fuera de toda duda, al ahora rey Carlos III se le murió su mamá, y él no puede, por el protocolo de “sonríe y no te quejes”,  ni siquiera llorarla, no se le permite vivir ese duelo. Y eso sí que es fuerte.

Dios salve al Rey, por el bien de los ingleses, larga vida al Rey.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Falleció el destacado escritor español Javier Marías

A los 70 años murió uno de los escritores contemporáneos más destacados de España.

Avatar photo

Published

on

Desde España se confirmó se deceso, según información de su familia, su muerte fue a causa de complicaciones de una neumonía bilateral, que lo mantuvo hospitalizado en coma desde hace varias semanas en la Clínica Quirón, en Madrid.

El también dramaturgo, editor e integrante de la Real Academia Española (RAE) desde 2008, escribió 16 novelas, entre estas “Corazón tan blanco” y “El monarca del tiempo”, además de cuatro libros de cuentos, literatura infantil y más de una veintena de publicaciones periodísticas y ensayos. Sus libros han sido traducidos a 46 idiomas, con ventas de casi nueve millones de ejemplares en 56 países.

Fue un eterno candidato al Premio Cervantes y en múltiples ocasiones, su nombre figuró en la lista de aspirantes al Premio Nobel; no obstante, durante su carrera recibió varios premios, entre estos el Premio Nelly Sachs; los Premios Grinzane Cavour y Alberto Moravia; además de The America Award.

Su último libro, ¿Será buena persona el cocinero?, llegó a las librerías en febrero pasado. Se trata de una recopilación de las columnas que había publicado entre 2019 y 2021 en El País Semanal, donde llevaba casi dos décadas ocupando la última página. “Más de 900 domingos”, le gustaba recordar, entre puntilloso y resignado por “no haber convencido nunca a nadie de nada”. Durante años fue el último colaborador regular que enviaba a la redacción sus artículos por fax. Su única concesión tecnológica fue pasar a enviarlos por Whatsapp después de fotografiar los folios que salían de una Olimpia Carrera Deluxe a la que, con ironía, vinculaba el destino de su obra: el día que fallara la máquina de escribir, lo dejaría”.

El pasado 15 de agosto, la editorial Alfaguara informó de que el escritor y académico Javier Marías (Madrid, 1951) padecía una afección pulmonar “de la que estaba en proceso de recuperación”. Finalmente, el académico, que ocupaba el sillón ‘R’ de la RAE, no ha podido vencer la afección respiratoria que sufría.

Comentarios
Continue Reading

Internacional

El rechazo chileno: Boric pierde, Cristian Warnken gana

Lee la columna de Alejandro Herrera Núñez.

Avatar photo

Published

on

Derrota total. Así fue la derrota del Apruebo a la nueva Constitución chilena, un plebiscito con más sabor a desapruebo hacia la gestión de Gabriel Boric. Ni Pinochet en el plebiscito de 1988 obtuvo una derrota tan aplastante cómo la ocurrida ayer. De los 300 distritos electorales chilenos, el Apruebo solo ganó en 8. Todo el mapa de Chile fue un rotundo RECHAZO. Entretanto un nuevo rostro emerge en el panorama político chileno, un viejo conocido de los escritores. Si alguien merece ser calificado de ganador de esta goleada de anoche, ese sin lugar a dudas es Cristian Warnken.

Boric pierde

Atelier el líder comunista llamó a este plebiscito la madre de todas las batallas. Podrá pensar después de la paliza de anoche, que está derrota podría ser la madre de todas las derrotas.

Presidente de Chile tras su derrota.

Sin lugar a dudas las elecciones plebiscitarias, independiente a sus naturalezas electorales, acaban convirtiéndose en referéndums  sobre rostros específicos. Está sin duda no fue una excepción. El apruebo de la nueva Constitución estuvo muy ligado a la figura del presidente Boric, que acabó no solo haciéndole campaña, de manera indirecta, pero campaña en favor del Apruebo, sino que además le terminó contagiando la percepción de la mala gestión de su presidencia. Esto último involucró una peligrosa simbiosis en que el gobierno de Boric se contagió de los pasivos de la nueva Constitución con su apoyo irrestricto, a la vez que le contagiaba a la campaña del Apruebo los resultados de su mala gestión gubernamental  respecto al conflicto mapuche en el sur, el narcotráfico en el norte y la inflación galopante en todo el país. De modo que en cierta medida este fue un desapruebo a la gestión del gobierno de Gabriel Boric, que cada vez se acerca más a convertirse peligrosamente en un Pedro Castillo de la ingobernabilidad en Chile. Y esto es de sorprender porque Boric, Jackson y Vallejo, los líderes estudiantiles del 2011 que ahora en 2022 son gobierno, se suponen expertos en la política, pero eso parece no basta. La política sola no basta.

Cómo dijo el tucán Bedoya, la política es antropológica, la gente vota no por planes quinquenales, la gente vota por personas, por rostros con nombres. Y este plebiscito tenía claro un nombre y apellido en el Apruebo. Pero, ¿Y en el rechazo?

Cristian Warnken y la belleza de pensar

El Rechazo pudo tener por nombre y cara a los líderes de la derecha como son Kast o a Parisi, incluso al ex presidente Frey, pero felizmente Dios existe y es chileno. Ese nombre con rostro para sorpresa de todos no fue otro que el de  un comunicador, profesor de literatura y amante de la poesía: Cristian Warnken, el hombre que la mayoría de escritores latinoamericanos conocen por haber entrevistado a Roberto Bolaño.

De haber sido el Rechazo percibido bajo el rostro de Kast o Parisi o Frey,  seguramente el Apruebo ya hubiese ganado desde antes de ayer.

Warnken, de la cultura a la política.

La aparición de Warnken fue de una sorpresa que la mayoría de los políticos subestimó. Su inocente carta abierta desencadenó un movimiento, que luego sería Amarillos por Chile, que de febrero a septiembre construyó una red de 70 mil ciudadanos descontentos con el radicalismo que tomó la Convención constituyente. Primero Warnken alertó y llamó a buscar consensos a la Convención cuando todavía no terminaba su borrador final, es decir cuando los casi dos años de trabajo convencional de la nueva Constitución se pudieron salvar. Sin embargo la Convención fue soberbia y no escuchó. Cuando la nueva Constitución fue consagrada ya solo quedó la lucha electoral en una campaña que la mayoría estimaba como una puja entre una derecha debilitada y una izquierda envalentonada. La aparición de Warnken y está ancha base de los amarillos, que iban de cristianos demócratas a izquierdistas moderados, intelectuales y profesionales, terminó por impulsar el rechazo en pocos meses.

Lo que Warnken con su sonrisa honesta proponía era un Rechazo en positivo, un rechazar que no era vuelta al pasado sino detenerse a pensar, y volver a comenzar. En resumen, se trataba como el nombre de su programa de entrevistas: la belleza de pensar.

Para los que conocemos el trabajo de Cristian era, sobre todo visto desde el extranjero, muy extraño, casi novelesco verlo en debates políticos, hablando de la Constitución o la plurinacionalidad. De repente era como ver un personaje de una novela de Chesterton en una trama de un cuento de Roberto Bolaño.

¿Quién es Cristian Warnken?

Desde la verja de su jardín tiene un programa de radio enfocado a la poesía. Durante casi toda su vida adulta Cristian se ha consagrado a una sola cosa: la cultura. Mientras otros se desgastaban en pírricas guerras culturales (como si fuesen ricos feudos los arrabales de la literatura o el cine contemporáneo), el Cristian hablaba con todos y a todos daba espacio. Siempre con un buen ojo para reconocer lo bueno, y la honestidad intelectual de saber valorar a quien es mejor. Así lo hizo cuando en 1998 en la feria del libro en Chile hizo la mítica entrevista a Roberto Bolaño para La belleza de pensar. Como si de una profecía de su propia trayectoria actual se tratara, Cristian dio la bienvenida con un poema a Roberto, “a este extraño país llamado Chile”. Y este “extraño país” de repente tiene a Cristian como la cara más modestamente contenta de una de las victorias más bellas del pensamiento sobre el impulso que la historia latinoamericana ha conocido. Porque está es una victoria de la moderación que exige el pensamiento, y eso en nuestra historia común de desastres no dejan de ser milagros, bellos milagros de pensar antes de volvernos a tropezar con la misma piedra en el zapato.

Warnken y Bolaño.

Quizá la poesía sirva para algo, pues. Mientras la política solo busca entender para controlar, la poesía ¿qué es? Es inspiración que transforma. A ese desierto que es la política latinoamericana le ha florecido un cactus que le regala sus flores. Porque la poesía si sirve para algo es que tiene el poder de transformar la realidad. Y nuestra realidad es un enfrentamiento de nosotros contra nosotros. Ese es el veneno de la política que ayer perdió.

Comentarios
Continue Reading

Internacional

El desastre chileno: el plebiscito del odio

La enfermedad de Chile se puede resumir en una enfermedad de Historia. De sueños abortados, traiciones, promesas falsas y rencores heredados.

Avatar photo

Published

on

Si todavía quedaba alguien que odiara a Chile, ahora podrá tenerle pena y horror. El país modelo de Latinoamérica es un país que se muere. Anegada en odios sectarios el actual plebiscito de salida respecto a la nueva Constitución, destapa como si de una alcantarilla de tratara todo lo peor de un pueblo. El sábado pasado en un evento a favor del Apruebo en Valparaíso un grupo activista hizo una “performance” frente al público donde se metía literalmente la bandera chilena en el trasero. Este episodio rechazado “transversalmente” por toda la izquierda a favor del Apruebo, ha servido sin embargo de corolario para sintetizar en una imagen un proceso político que empezó como el sueño de una revolución en 2019 y que ahora ha revelado sin pudor el retraso cultural, social y cívico del país modelo.

Al cierre de la campaña del Apruebo, 300 mil chilenos llenaron las calles. Sin embargo, hay un voto silencioso que no es necesariamente de derechas y que trae entre sus flores algunas esperanzas. Porque la esperanza de la política no viene de la política y menos de la economía, sino del oficio más inútil del mundo.

El pecado original: sin perdón no hay reconciliación

La enfermedad de Chile se puede resumir en una enfermedad de Historia. De sueños abortados, traiciones, promesas falsas y rencores heredados. Las protestas sociales de septiembre de 2019 que llevaron al presidente Piñera a convocar un plebiscito sobre una nueva Constitución (no sin antes el costo que fueron las docenas de ojos de manifestantes a manos de los perdigones de carabineros), tienen su origen en el reclamo a las políticas neoliberales cuya manzana de la discordia fue la hasta ahora vigente Constitución de 1980, una constitución aprobada por plebiscito el 11 de septiembre de 1980 durante la dictadura. Sin embargo los reclamos sociales de septiembre de 2019 también volaban en los sueños retro maníacos (entre los más exaltados) por un ajuste de cuentas con la Historia. El 4 de septiembre de 1970 el líder socialista Salvador Allende hacia historia al ser el primer líder socialista y marxista en el mundo en ganar las elecciones democráticamente. El 11 de septiembre de 1973 todos sabemos cómo acabó ese sueño y empezó la pesadilla de las caravanas de la muerte. Este sueño chileno de Allende a su vez corresponde a su experiencia juvenil ante el fugaz paso de la República socialista de Chile de 1932. Una revolución que conquistó el poder por unos meses y que falleció con la renuncia forzosa de Carlos Dávila el 13 de septiembre de 1932, a lo que seguiría un periodo de anarquía. Los sucesos de 1932 a su vez recuerdan a la guerra civil chilena de 1891. Y que acabaron el 19 de septiembre de 1891, cuando el presidente de Chile, Balmaceda, se disparó en la pieza de la Legación Argentina donde estaba refugiado. Como queda históricamente claro, los septiembres chilenos son siempre negros. Y este 4 de septiembre es el plebiscito de salida sobre la nueva Constitución. Y francamente ningún chileno sabe que pasará después. Absolutamente nadie.

Camila Vallejo, Guirgio Jackson y Gabriel Boric cuando eran líderes estudiantiles.

Requiem por el modelo y sueño chileno

Pero volvamos al presente. Chile votará este domingo el plebiscito de salida de la nueva carta magna, la más progresista de Latinoamérica. Las opciones son simples: apruebo o rechazo. Ahora después de año y medio de un proceso constituyente extenuante existen serias posibilidades que la nueva Constitución para Chile, la cual más del 80% de chilenos votó a favor en el plebiscito de entrada, se vaya al traste. Porque los sueños cuando se cumplen no son lo mismo que cuando se sueñan.

El plebiscito en Chile paso de ser uno sobre la Constitución a ser un plebiscito de aprobación o rechazo a la gestión de Boric que no tiene ni un año al mando.

Los chilenos cuando votan lo hacen en castigo a alguien. Votaron la reelección de Bachelet en castigo a Piñera, y votaron de vuelta a Piñera en castigo a Bachelet, y votaron Boric en castigo a Piñera. Lo peor es que la campaña del plebiscito se ha personalizado monstruosamente. Boric asumió y relacionó el destino de su gestión a la aprobación de la nueva Constitución y eso tiene un precio. Y es que los políticos nunca caen bien, y mucho menos cuando están en el poder.

Lucha armada mapuche.

Pero volvamos al comienzo

Erase una vez Chile, el país modelo, en crecimiento de PBI, ingreso per cápita, acceso a servicios y estándares casi europeos, un país que hasta parecía blanco. Entre todas las sanas y enfermas envidias, no dejábamos de ver su sólida institucionalidad que fortalecía su democracia. Pero un día una simple subida en el pasaje del servicio de transporte en Santiago desencadenó una ola de protestas que se tradujeron en las revueltas sociales de septiembre de 2019, las más agresivas y violentas que tuvo Chile desde el retorno a la democracia. Ese estallido reveló que Chile no era lo que se vendía. Que el modelo que tanto aportó ya estaba agotado. Se estima que solo en el mes de septiembre durante las protestas carabineros de Chile disparó más de dos millones de perdigones. El resultado en números, como le gusta a la derecha que se le hable, fue según la Fiscalía de Chile de 23 personas muertas desde septiembre a noviembre de 2019. Cinco murieron a manos de agentes del Estado y otras dos fallecieron mientras estaban detenidas en una comisaría, otros más murieron durante saqueos, asaltos o a consecuencia de heridas durante los enfrentamientos. El total de heridos fue de 2500 según Cruz Roja, el número de lesionados por balas de goma y perdigones fue de 400 según el Instituto Nacional de Derechos Humanos. El colegio médico de Chile reportó en las primeras dos semanas de protestas un número de 180 personas con lesiones severas en uno de sus ojos. De este grupo el 30% quedó completamente ciego de un ojo. En las campañas por Boric el año pasado así como por el apruebo de este año, los tuertos son lo primero que se ve.

El rechazo al “paco”, al caribenero, es el rechazo a la autoridad entendida como el fantasma de la dictadura. La extremada violencia tanto de los policías como de los manifestantes en 2019 dejan claro una atmósfera de enfrentamiento que no ha hecho más que empeorar y empeorar.

La aparición de una nueva generación de políticos como Camila Vallejo, Giorgio Jackson o Gabriel Boric, formados en las luchas estudiantiles, tuvo por marca su espíritu de rebelión contra la autoridad. Esta generación de nacidos entre 1983 a 1992 ocupa ahora los ministerios, directorios, congreso y presidencia de la hasta ahora República de Chile. Y de acuerdo a sus consignas de izquierda liberal progresista, el refundar/redefinir Chile más parece deconstruir una historia nacional en favor de una historia plurinacional e identitaria. Cambiaron el sólido modelo chileno, ya en declive desde el segundo gobierno de Bachelet, por el sueño de un Chile nuevo y revolucionario.

Jaime Guzmán creador de la constitución de 1980.

Lo que está pasando en Chile es según el periodista de Radio Bio Bío, Tomás Mosciatti, un proceso revolucionario en qué confluyeron un proceso constituyente con un gobierno que rompía el Stablishment político y generacional dominante en Chile desde 1990.

Y en esto la nueva Constitución ejemplifica este regeneración política, pero como toda exaltación juvenil peca de apresurada.

La nueva Constitución tiene 389 artículos, es la más extensa del mundo. Muchos constitucionalistas y politólogos  la han calificado desde ser una constitución extremadamente reglamentaria hasta ser una “Constitución poética”, por ofrecer más de lo que puede dar. Lo que está fuera de dudas, es que la nueva Constitución soñada por los chilenos solo ha logrado dividirlos más que Pinochet en vida. En este momento ya no se discute sobre la Constitución de 1980, la constitución de Pinochet (aunque para ser más justos era la del constitucionalista Jaime Guzmán), en este momento ya no se enfrentan a los rezagos del pasado traumático chileno, hoy de lo que se debate, y no se está seguro como, es que futuro elegir. O mejor aún, qué es Chile hoy. En esa disyuntiva incierta se encuentran anegados los 15 millones de chilenos que irán a votar este domingo.

Y en medio el radicalismo.

El problema del entusiasmo es que despierta sus propias pesadillas, en este caso la polarización tanto de la derecha más reaccionaria como de los grupos identitarios más radicales de la izquierda chilena: como colectivos trans, grupos feministas, el propio Partido Comunista, pero sobre todo se ha radicalizado de manera recalcitrante en ciertos grupos indígenas mapuches cómo es la CAM, la Coordinadora Arauco-Malleco, la cual viene asaltando camiones de carga, coches particulares, atacado a la policía, y recientemente incendiado un museo.

Ambulantes centro de Santiago.

Desde la llegada de Boric al poder no ha habido descanso. La presión sobre todo de parte del conflicto mapuche ha sido de tales efectos, que ha desdibujado el perfil esperanzador del gobierno de Boric e incluso dañado seriamente la confianza en la nueva Constitución. Recientemente una ministra de Boric tuvo que renunciar por revelarse conversaciones entre está, la ministra Jeannette Vega, y el líder radical mapuche, Héctor Llaitul, luego de que éste anunciara su intención de mantener la lucha armada. Como si no fuese suficiente el líder mapuche en conversaciones interceptadas se refirió al presidente Boric de la siguiente manera: “Ese hueón del guatón culiao del Boric. Ese hueón sí que le tengo mala, porque va a ser un convertido culiao (…) No, ese hueón se va a vender, ya se vendió ese con…, aparte de ser socialdemócrata y jurar medio Che Guevara, ahora va a andar (…) con los grupos económicos y va a gobernar igual, acuérdate de ese hueón, en el contexto del gobierno de ese cu… me van a matar a mí, acuérdate hueón”.

Pero además de la presión mapuche radical, están las vaguedades que el sueño de la nueva Constitución ofrece a esta población a través de unos derechos especiales y diferentes (casi preferenciales en el trato procesal) respecto a los demás chilenos. Por otro lado la idea de la plurinacionalidad en el nuevo texto constitucional, calcada del texto constitucional de la Bolivia  de Evo (obra maestra de ese Maquiavelo trasandino que es García Linera), no ha hecho más que generar  sospechas entre los ciudadanos que hicieron que la aprobación por la nueva Constitución pasará solo en dos semanas en el mes de abril, de un tajante apruebo en las encuestas a una situación actual en que el rechazo subió y lidera hasta hoy todos los pronósticos de que gane el plebiscito de este domingo.

Pero esto no solo es un tema legal y cultural, o pasar de un Estado unitario a un Estado plurinacional, sino que el gobierno de Boric, igual que Allende en 1970, enfrenta la mayor subida en la inflación del peso. A pesar de la intervención del Banco Centra de Reserva, liderado por directivos de izquierda con un cuestionable perfil técnico, el dólar no deja de subir frente al peso (al día de hoy la compra está a 896 pesos respecto al dólar), y eso que se ha quemado casi la mitad de las reservas chilenas para contener la inflación.

Respecto a la percepción internacional, la situación no es diferente. Para Bloomberg, Chile ya no es el  favorito de Latinoamérica, ahora es más riesgoso que el caótico Perú. En uno de sus pronósticos de hace unas semanas, dejo claro que a cinco años había más garantías de que Perú pagará su deuda antes que Chile. Es decir, Chile ya no genera confianza. Y eso ya golpeó la economía oficialmente este trimestre. El mes de septiembre Chile ha entrado formalmente en recesión, un año antes de lo que se había pronosticado.

Por otra parte hay otros elementos endógenos y exógenos que afectan a Chile, como es el narcotráfico que ya abrió sucursal en un norte de Chile que ya parece México, y no solo por los desiertos dónde aparecen cadáveres y la policía que es sobornada, existen sospechas de que el Ejército vende armas al cartel. Además está el problema de migración de venezolanos y haitianos, el crecimiento de la informalidad, el centro de Santiago se ha llenado de vendedores ambulantes, pero también de crimen, hace un par de meses se reportó un asesinato a dos cuadras a la espalda de La Moneda; a eso hay que sumar el crecimiento de poblados, pueblos jóvenes o villas miserias, que surgieron ante la pandemia y la imposibilidad de seguir pagando alquiler, lo cual llevo a muchos poblar zonas periféricas. Chile está viviendo en este momento su desborde popular, y Santiago se parece más a la Lima de 1980 o 1990, que al Santiago de 2018.

Está es la situación de la salud de Chile. El pronóstico sin embargo no es reservado, es evidente. Chile es un país enfermo, y su enfermedad es contagiosa.

Escándalos de la constituyente y la (re)aparición de Cristian Warnken

El proceso de la constituyente (Convención) chilena empezó mal desde la convocatoria. Si bien una nueva Constitución fue una exigencia del 80% de los chilenos, los constituyentes (convencionales) elegidos, los más diversos e inclusivos que se pueda maginar, no estuvieron a la altura de la historia. Desde una convencional como la tía Pikachu a otro convencional que mintió de ser un enfermo de cáncer para ser votado, pasando por sesiones que más que debatir se basaron en la descalificación del otro, tuvo por resultado final un país enfrentado como nunca.

Una consecuencia de este pésimo proceso constituyente, fue la aparición de una nueva fuerza política ciudadana: Amarillos por Chile. Apareció en  febrero de 2022 cuando el periodista cultural y profesor de literatura Cristian Warnken, el mismo que entrevistó a Bolaño en 1998, lanzó una carta abierta que fue firmada y endosada por intelectuales y ciudadanos comunes, que acabaron por formar rápidamente el movimiento de los Amarillos por Chile (una reminiscencia de los chalecos amarillos de Francia), los cuales ya suman 60 mil chilenos adherentes  en pocos meses. Esto surgió como una alerta de Warnken frente al giro alucinado de la Convención constituyente chilena que comenzaba a abusar de su poder. El rechazo a la nueva Constitución que lideraba una derecha antipática, de repente fue encabezado por una centro izquierda sensata y con sentido común, que en estos momentos es la que impulsa al hasta ahora mayoritario voto por el rechazo.

Heridos protestas.

Cómo dice Warnken, no se trata de un rechazo para volver al pasado que ya fue, sino de rechazar para empezar de nuevo, pero bien. Porque lo que necesita Chile es una  nueva Constitución pero buena. Una constitución que no divida sino que una. De los casi 400 artículos que compone la nueva Constitución, Warnken ha declarado que bastaría con reformar unas cuarenta, pero también el rediseñarlo de manera que acerque a los chilenos en lugar de enfrentarlos.

Cómo él, nuestro querido casi compatriota, Rodríguez Elizondo fue crítico al nuevo texto constitucional. En palabras del viejo periodista de Caretas: “Pensemos que Mariategui, el mayor indigenista de América Latina,  tenía un libro que decía ‘peruanicemos el Perú’, no refundemos el Perú, peruanicémoslo. Así mismo Elizondo tomó como ejemplo constitucional para Chile, la Constitución peruana de 1979, en que socialdemócratas del APRA y social cristianos del PPC se pusieron de acuerdo en pleno fin de la dictadura militar para hacer un acuerdo nacional cuyo objeto fuera la justicia social y el respeto a la persona humana. A la actual nueva Constitución chilena se le reclama que ofrezca derechos hasta a la naturaleza mientras no deja claro la libertad individual frente a una omnipresente presencia nominal del Estado, en tanto garante de una infinidad de nuevos derechos. Un Estado así más parece un Estado Patriarcal.

Rodríguez Elizondo, escritor y peruanista.

En resumen, las mentes más lucidas de la centro izquierda se desencantan por el rechazo en este plebiscito. Si puede llegar a ganar el rechazo será por la centro izquierda y no por la derecha. Pero en especial será por el impulso y apoyo que le ha dado un rostro tan amable como el de Cristian Warnken, el hombro que apostó su vida a la cultura, quien entre demócrata cristiano e izquierdista (Warnken votó por Boric el año pasado), es ahora la encarnación de ese Rechazo sin odio que parece más cercano al otrora No de 1987, ese No de la ilusión y la alegría que ya viene.

Dios bendiga a los hombres de buena voluntad. Y a los buenos profesores de literatura.

Comentarios
Continue Reading

Internacional

Sujeto armado intentó matar a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner [VIDEO]

Sin embargo, resulta sospechoso que vicepresidenta continuara caminando como si nada hubiese pasado sin que se activen los protocolos de seguridad.

Avatar photo

Published

on

Un intento de asesinato contra una autoridad delante de una muchedumbre sería la escena más compleja para un criminal, pues sabría inmediatamente que, de lograr su cometido, sería capturado en cuestión de segundos. Cuando ocurren ese tipo de situaciones, de manera automática se activa un protocolo de seguridad por parte de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, protegiendo a la autoridad con sus cuerpos como si se tratara de un escudo humano, para luego retirarla de la zona. Todo eso no sucedió y la vicepresidenta continuó caminando como si no hubiesen atentado contra su vida.

De acuerdo a los ocurridos relatados por las fuentes oficiales de la prensa argentina, la vicepresidenta se dirigía a ingresar a su vivienda de La Recoleta, en Buenos Aires.

fuente: telefe.

El presunto atacante fue detenido en la intersección de Juncal y Uruguay, mientras que el arma se encontró “a escasos metros del lugar”, dijo la Policía.

Opositores de Cristina aducen que todo se trataría de una puesta en escena por parte de la vicepresidenta para subir su popularidad. Foto: DW.

De acuerdo con los primeros datos de la investigación, Fernando Andre Sabag Montiel, ciudadano brasileño de 35 años, intentó dispararle a la vicepresidenta de la Nación con una pistola bersa apta para el disparo, según fuentes judiciales. Tenía cinco balas en el cargador, precisaron fuentes de la investigación. El dato también fue confirmado por el Presidente Alberto Fernández durante la cadena nacional. Fue reducido por las fuerzas de seguridad pocos segundos después de haber intentado dispararle a la cabeza a la titular de la Cámara de Senadores.

Trascendió que el sujeto se acercó a la valla más cercana a la vicepresidenta argentino y gatilló, sin embargo el disparo no salió. Justamente eso fue destacado por el presidente Alberto Fernández en su mensaje.

“Este atentado merece el más enérgico repudio de toda la sociedad argentina, de todos los sectores políticos, de todos los hombres y mujeres de la república, porque estos hechos afectan nuestra democracia”, expresó.

El presidente Fernández anunció también que se dispuso declarar feriado nacional el día de hoy.

El feriado es para que en paz y armonía, el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, de la democracia y en solidaridad con nuestra vicepresidenta”, anotó.

Comentarios
Continue Reading

Internacional

Adiós a Gorbachov, el último zar rojo

Lee la columna de Hans Herrera Núñez.

Avatar photo

Published

on

En medio de una guerra contra una ex república del otrora imperio soviético, Rusia se ve cercada no solo de sanciones internacionales sino también de emociones encontradas. Hace una semana moría asesinada por un atentado terrorista la hija de Alexander Dugin, uno de los mayores exaltadores del nacionalismo ruso. Ayer moría casi olvidado del mundo el último líder de la extinta Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, un hombre sin el cual es seguro que no tendríamos el s. XXI que tenemos, y posiblemente ningún otro.

Es sabido todo lo que se dice sobre Mijaíl: que fue el secretario general elegido más joven desde tiempos de Stalin, que su glasnost y Perestroika abrieron el imperio, pero también que lo sepultaron. Sin Mijaíl la Guerra Fría continuaría hasta hoy o puede también que acabara en una guerra nuclear hace muchos años. Cómo fuera, Mijaíl es una contradicción dialéctica, salvó al planeta del holocausto nuclear pero hundió a su imperio. Un hombre de paz sin duda, pero un hombre al fin al cabo.

Gorbachov era un hombre nacido dentro del socialismo, hijo de la URSS, de niño no conocía otro mundo que no fuera el de su imperio. Fue la URSS la que permitió el ascenso social de un hijo de agricultores hasta las más altas esferas del politburó. Cómo un hombre socialista de los años 60, vio con buenos ojos el socialismo humano que lucharon los checoslovacos en 1968. Quería eso para su bloque, y en efecto lo puso en marcha apenas tuvo el poder.

Pero ser joven e idealista y manejar el imperio más grande de la historia son cosas incompatibles. Sobre todo cuando su imperio se manejaba sin ningún respeto a los DD.HH. y tampoco respetaba la soberanía de las naciones. Sin embargo la idea, la necesidad de cambio urgía entre los rusos. Esa idea se traducía en una palabra: свобода, libertad. No como los liberales la piensan sino como un europeo oriental la vivía: imaginándola, soñándola. El sueño de la libertad de rusos, checos, polacos o rumanos es algo que ningún inglés o americano conoció, y que solo Gorbachov tuvo las agallas de  ofrecer, no porque lo prometió, sino porque su generación lo soñó. Y él era precisamente la encarnación de ese sueño.

El hombre de la marca roja en la cabeza fue el hombre que retiró los tanques de la loca aventura en  Afganistán, ese país bárbaro que le costó 15 mil vidas a la URSS. La retirada soviética no significó el desastre inmediato que fue la retirada americana de Biden el año pasado, pero si significó entregar un país entero a las hordas de la superstición islámica que la consumen hasta hoy: el talibán.

Sin Gorbachov es sabido que no hubiesen dado elecciones libres, y sin manipular, en Polonia en 1989, las cuales desencadenaron la revolución de terciopelo en Checoslovaquia, la revolución rumana, la húngara y la caída del muro de Berlín, no porque la empujarán los líderes liberales desde occidente, sino porque fue empujada de golpe por el pueblo europeo oriental impaciente de tanto esperar tocar ese cielo que era su sueño. Fue ese dejar hacer de los pueblos de parte del KREMLIN lo que permitió que floreciera la libertad, la auténtica libertad. Esto ocurrió durante las revoluciones pacíficas de 1989 en un proceso que se conoce como “el otoño de las naciones”, algo así no había pasado desde 1848. Quizá el mayor legado de Gorbachov es haber permitido que los pueblos decidan su camino.

El mayor desacierto de Gorbachov es no haber sido lo suficientemente fuerte para mantener el Imperio vivo.

Engañado por los occidentales que le prometían ayudas económicas y empujado por las presiones nacionalistas dentro del Imperio (Mijaíl intentó incluso con el uso legítimo de la violencia impedir la independencia de los separatistas de las repúblicas bálticas), Mijaíl vio deshacerse su poder. Presionado desde el ala conservadora del partido que le dio el golpe de agosto de 1991, y golpeado por el ala reformista del partido dirigida por Yeltsin que buscaban tomar el poder echando a Mijaíl; Gorbachov no tuvo más remedio que dimitir.

El 25 de diciembre de 1991, Mijaíl Gorbachov dio su último discurso como líder de la Unión Soviética. Era el discurso que ponía fin a la vida de un imperio que había vivido la edad de un hombre promedio: 74 años. En el discurso Mijaíl explicaba sus intenciones como sueños, la de un futuro para los pueblos, pacíficos y prósperos. Cosa que se contradecía con la realidad que encontró y vivió. La URSS podía ser capaz de crear satélites espía y cohetes transcontinentales de última generación, pero era incapaz de suministrar sus propios mercados en Moscú de manera eficiente. Su gente debía callar y obedecer. El socialismo se había anquilosado, y el Imperio era incapaz de dar una buena vida a su gente.  Un fragmento de su discurso dice: “Tenemos mucho de todo: tierra, petróleo, gas, y tampoco Dios nos ofendió en cuanto inteligencia y talentos. Pero vivíamos bastante peor que en los países desarrollados. Nos atrasábamos cada vez más respecto a ellos. Y esto debido a que estábamos atenazados por un Estado burocrático y autoritario (…) esa militarización del país que desfiguró nuestra economía, la conciencia y la moral social”.

El sueño de Gorbachov por un Imperio con  rostro humano acabó esa noche de Navidad de 1991 cuando por última vez el himno del imperio soviético sonó mientras la bandera roja era arriada del Kremlin. Durante todo el siglo XX, millones de hombres y mujeres dieron su vida por esa bandera roja en los cinco continentes. Esa era la bandera de un sueño internacional. Los comunistas  indonesios masacrados en 1965, la lucha de los partisanos en la Segunda Guerra Mundial, las guerrillas comunistas en Centroamérica y Sudamérica, la resistencia heroica de los comunistas de Vietnam al enfrentar a dos imperios. Durante todo el siglo XX los desesperados hijos de Eva soñaron con un mejor futuro, con pan para sus hijos, con igualdad, con justicia. Esos sueños también se trastornaron en envidia, celos, en el holocausto del año cero de Camboya, en la persecución a homosexuales en la Cuba de Fidel Castro, en las hambrunas de Ucrania y China, en revoluciones culturales que humillaban y mataban a los revisionistas. El Imperio era un sueño de pobres desgraciados, un sueño que duró la vida de un hombre, un sueño con pies de barro y crimen: el gulag, la persecución, la invasión. Pero los sueños nunca mueren. Los sueños viven en el corazón, ojalá aprendiésemos de nuestros sueños y de esa experiencia llamada Socialismo Real. Porque lo que el Imperio Soviético fue es lo único que pudo ser en la realidad el socialismo. Solo eso y nada más. Sin embargo la lucha continúa.

“Nuestros esfuerzos comunes darán en un futuro sus frutos (…) Les deseo todo lo mejor”. Mijaíl Gorbachov, 25 de diciembre de 1991.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending