Connect with us

Actualidad

Chacalón / EL GORRIÓN QUE BAJÓ DE LOS CERROS

Published

on

Chacalón ya no canta pero su voz además de seguir perpetuando un estilo para los provincianos de la Lima, informal y achichada, hoy habita en los fastos de los prodigios y hasta le quieren construir un parque. Hace milagro también, dicen, si le rezas con fervor. «Chacalón» fue el artista que vivió en el magma de la pobreza más cruel y hoy sigue siendo un paradigma de los desterrados, que a más de una década de su muerte hoy lo consideran un santo y ocupa la versión masculina de otro personaje venerado por los humildes, los ladrones y las prostitutas, Sarita Colonia.

Tibio todavía, entre visiones difusas y el olor al alcanfor final, Chacalón había distinguido aún las facciones de Dora Puente, su esposa, pero apenas alcanzaba a descifrar lo que entre gemidos ella le decía. En el breve espacio de la sala de la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Javier Prado, Lorenzo Palacios Quispe, «Chacalón», recién tuvo la certeza de que se moría y ya casi embalsamado en los atonales himnos de ronquidos quiso pedir agua, aire, por favor, un poco más de vida. Era la media tarde de un 26 de junio de 1994, e injusto el silencio absoluto de pronto lo dominó y la parca se encargó de entonarle su punto final.

A Lorenzo Palacios Quispe lo siguen llamando «Chacalón» como si estuviese vivo. Para sus devotos, aquello de que el hombre está muerto son pamplinas. Su leyenda ahora tiene de mito religioso. “El Faraón” – así el decían los locutores–  de la cumbia peruana que dejó este mundo físico cuando había cumplido 44 años, vive a regañadientes en los páramos del cementerio El Ángel en los viejo Barrios Altos limeños.

Ese día había muerto «El Faraón de la cumbia peruana», el ser de la alegoría del provinciano en Lima, su emblema y paradigma; pero desde aquella vez, su linaje había procreado al mito, al personaje que devino en predestinado santo, en un ídolo de contraseñas, en un virtuoso venerable. Su vida misma le había inventado la leyenda y esta tenía sus consignas. Que fue alcohólico, que vivía de las mujeres, que era lo que dicen un «achorado» de marca mayor, y él apenas era el artista popular que cantaba junto a los cerros que estrangulan la capital para sobrevivir fotografiado a las angustias familiares sin etiqueta.

Tenía 44 años cuando lo enterraron. Y esa despedida fue memorable incluso sobre las cicatrices que dejan el barrio y sus albañales. Qué de multitud no llegó hasta el camposanto, qué de rituales bajopoblanos no se exhibieron aquel atardecer. Su pueblo, embriagado por el dolor contenido, no halló mejor oportunidad para que ahí, en el cementerio El Ángel, cuartel Santa Glicenia 33-B, se cortara los brazos y garabateara sus tatuajes. Y el ataúd, lanzado por el gentío, estrujado por el amor a navajazos que transportaba como un Cristo y a duras penas al ídolo muerto de un paro cardiaco y más muerto todavía de vida desmesurada se marchaba para siempre. El parte médico hablaba de un coma diabético y de una sangrante úlcera gástrica y hasta de un virus inclasificable en ese momento. Luego se sabría que «Chacalón» había fallecido de rabia, pena y añoranzas.

 Una voz contra las miserias

Para aquellos que lo conocimos, «Chacalón» fue ese ser necesario para el imaginario del pobre y el desarraigado sin horizontes. Y daba la talla porque cantando resolvía como una válvula de escape la frustración nacional de los peruanos marginales, aquellos que todavía habitan en la bienaventuranza de lo prodigioso, esos que horadan las márgenes de la informalidad. Por eso construyó su propia estampa para enarbolar las insignias de una cultura ilustrada en la hibridez: la cultura chicha. Expresión celebrada del provinciano conquistado por la megalópolis limeña y que resignan su sino al nudo o trenza capitalino que los atrapa y los mimetiza con la magia miserable de la sobrevivencia a tal punto que son muy pocos aquellos que retornan a sus pueblos. Peruanos de fronteras adentro, cultura del interregno y pesadumbres, costumbres del tráfago de la postración.

Su madre, doña Olimpia Quispe, había llegado a Lima desde Huamanga en el invierno de 1942 y aún adolescente se empleó como sirvienta en el barrio de Santa Beatriz. Dicen que sus paisanos le anunciaron a los gritos que tenía muy buena voz, y era cierto porque la joven Olimpia poseía un timbre que le hacía cantar los huaynos de su tierra aternurados entre sus llantos tutelares y las melancolías que canonizaban el aroma a las retamas. Un domingo debutó en el Coliseo Nacional de la avenida Bolívar en La Victoria, y Luis Pizarro Cerrón, el empresario avieso, la bautizó con el nombre de “La Huaytita”. Así quedó, así, jovencita y todavía extraviada, así se fue ganando la vida, «sola, siempre sola…» como cantaba la Flor Pucarina, en un mercado donde los hombres imponían el rigor del trago y la violencia despótica del macho.

En ese ambiente doña Olimpia conocería a Lorenzo Palacios Huaypacusi, huancaíno y cargador de La Parada. La música, el zapateo y las cervecitas hicieron lo demás. De aquel breve amor embriagado nacería Lorenzo Palacios Quispe, esa criatura que cuando vio la luz del mundo, sin embargo, no tuvo la suerte de conocer al hombre que doña Olimpia le dijo que era su padre. Luego le sucedieron otros hermanos y aún cuando niño fue conociendo a otros tantos padrastros. La mamá ahora vendía anticuchos y habitaban en un atropellado cuarto de un callejón del cerro San Cosme. El niño Lorenzo jamás se dio cuenta cómo un hombre de carácter férreo, Silverio Escalante, de pronto fue el tipo extraño a quien él debía decirle «papá» y así creció, entre las carencias y las broncas, los rostros extraños y los excesos de los mendrugos.

 En la geografía de la pobreza

Entre los cerros San Cosme, San Pedro, El Pino y El Agustino existe el lugar sin dueño, la zona más violenta de los extramuros limeños. La gente es hosca y sin escrúpulos. Campea la delincuencia, las drogas y la prostitución. En los albores de los años cincuenta, como bien refiere José Matos Mar [1], la presencia de los provincianos en Lima alcanza proporciones demográficas inconmensurables. La Carretera Central, la principal vía que comunica a la capital con los pueblos de los Andes centrales, desemboca precisamente en ese cuadrante de la marginalidad. Hasta ahí llegaron esos peruanos desalojados de sus querencias y fueron a dar a las cumbres de la miseria desde donde se puede ver el mar. Invadiendo los cerros, se fueron haciendo al principio de casas de esteras en un aglutinamiento urbanístico sin orden ni concierto. Ahí creció Lorenzo Palacios Quispe.

Entre Manzanilla y el jirón Sebastián Barranca la vida no vale nada. Aquí las prostitutas y sus cafichos, más allá los borrachos bebiéndose la existencia alcohólica y sus últimos suspiros metílicos. Ahí, el Lorenzo niño tenía que sobrevivir ahora robando frutas de los camiones, ahora de «campana», ahora de aguatero de burdel y lo sabían, y quisieron corregirlo a correazos y dicen que se arrepintió. Y entonces desde los 7 años tuvo que trabajar de lustrabotas, de ambulante, de ayudante de cocina y hasta fue ‘pájaro frutero’ [2]. En la casa, los hermanos seguían llegando así como cuanto extraño se aparecía por el callejón.

Según me confesó en la entrevista que le hiciera en una tarde de julio de 1989 [3], él nunca supo con certeza cuántos hermanos fueron porque era tal la promiscuidad en la familia que Lorenzo no supo diferenciar quién era su pariente, quiénes sus tíos, quiénes sus primos. Cuando estuvo en edad escolar lo matricularon en un colegio fiscal de la avenida San Pablo. Lorenzo tenía habilidad para cualquier cosa menos para los libros. Su padrastro –contaba «Chacalón»– lo encontró una vez jugando fútbol en vez de estar en clases. Esa noche lo flagelaron. Lorenzo no lloraba pero le dijo al padrastro que prefería el trabajo a los cuadernos y desde aquella vez lo emplearon en un taller de zapatería. No obstante, un rencor inconfesable lo había marcado para siempre y su destino le había cancelado su inocencia. Ese invierno sin abrigo le cambió la vida y se hizo hombre sin recargos.

El artista de los necesitados

Lorenzo ya había cumplido los 15 años y entre otras cosas había aprendido también la técnica fina en la elaboración de zapatos para damas. Fue así que me contó en aquella conversación en su casa y entre vasos de cerveza y aguardiente cómo se inició en el canto: «Una tarde en el campo del colegio Labarthe, allá por la avenida México, en un festival musical deportivo, yo estaba jugando fútbol. Era un campeonato relámpago y yo era arquero del club Juventud Chacapampa. Mis compañeros, mis patas, que sabían que yo cantaba en las cantinas, me animaron a subir al escenario porque había un pequeño concurso para principiantes. Subí al estrado que estaba detrás del arco y donde un rato antes habían cantado mis ídolos del folclore. Era domingo y recuerdo clarito, ahí estaba Picaflor de los Andes, Flor Pucarina, Princesita de Yungay y otras estrellas del huayno. Yo estaba picado, ya nos habíamos tomado casi dos cajas de cerveza, pero no desentoné y me aplaudieron y de futbolista pasé a ser cantante profesional. Como nosotros éramos pobres y misios, al menos esa noche llevé alguito para la comida, para la olla de la casa».

La música folclórica, a partir de los años 60 había encontrado un amplio nicho tanto en la radio como en los discos. «Picaflor de los Andes» era un ídolo de multitudes y llenaba cuanto festejo o fiesta se realizaba en los coliseos [4]. Ya en esos años, otro artista andino, «El Jilguero del Huascarán», era quien más discos vendía en el país. Pero el Perú estaba invadido por los ritmos tropicales, la Sonora Matancera y las cumbias de Tulio Enrique León. Así, producto de esa influencia, en 1965 aparece un grupo nacional distinto: Los Pacharacos de Fredy Centi, quienes ‘tropicalizaban’ los huaynos que tenía origen en el valle del Mantaro. La mezcla sonaba rara pero enganchaba con los públicos migrantes. Luego irrumpen dos bandas típicas de esa misma zona de la sierra peruana: Los Demonios del Corocochay y Los Demonios del Mantaro. Estos últimos imponen el tema «La Chichera». Para muchos estudiosos del fenómeno ‘chicha’, este es el momento en que se gesta el género y que abriría las puertas a una transformación en los gustos y las modas y que traspuso el umbral de lo puramente musical para convertirse en un hito sociocultural en el Perú [5].

 El laberinto de la «choledad»

Pero en aquel tiempo Lima se sofisticaba –como afirma el sociólogo Eduardo Arroyo– siguiendo las pautas del american way of life. En la capital aparecen discotecas, supermarkets, snack bars, fuentes de soda. Surgen a imagen y semejanza de los mall americanos tiendas como Sears Roebuck y grandes almacenes por departamentos, y hasta se pone de moda un deporte: el bowling. El país y la capital pasan de aristócratas a plebeyos. Simultáneamente, la cultura criolla se torna agresiva y aparece un término para denominarla con propiedad: «Lima se achora» [6].

En esa Lima de contrastes y transfiguraciones, Lorenzo Palacios ya está convertido en un maestro en el taller de zapatería donde se hace de un amigo entrañable, Mauro Puente. Con él asisten a cuanta fiesta hay en el barrio y acompañan a sus ídolos –en aquel tiempo ya estaba de moda el grupo Los Destellos del guitarrista Enrique Delgado– hasta las fiestas más lejanas de Comas y San Martín de Porres. Son, pues, Los Destellos los precursores de la cumbia peruana, híbrido musical que al fusionarse con los aires andinos cuaja perfectamente a tal punto de quitarle popularidad al huayno y al huaylash que, como géneros masivos, integraba a la mayor cantidad de provincianos serranos de la capital. Mauro Puente tenía una hermana, Dora, y ella también los acompañaba con sus amigas a aquellos bailes donde la gente bebía hasta perder el conocimiento. Lorenzo Palacios, una noche de esas, no pudo más contra los arrebatos de su corazón y tuvo que confesarlo. Estaba enamorado de Dora, y de la declaración de amor, su matrimonio civil y el nacimiento de su primer hijo, el mismo «Chacalón» cuenta que él mismo no sabe qué tiempo pasó y apenas le pareció un instante.

Era el tiempo de la insurgencia de otros grupos como «Los Diablos Rojos» de Marino Valencia, «Manzanita y su conjunto», «Pedro Miguel y sus Maracaibos». Desde la selva llegaba «Juaneco y su Combo» y «Los Mirlos», dos conjuntos que llegaban con las mismas ganas de conquistar la capital. Luego aparecerían «Los Ecos» de Edilberto Cuestas y el Grupo Celeste de Víctor Casahuamán. Es con el «Grupo Celeste» que Lorenzo Palacios debutaría en una fiesta tropical en el local «Mi Huaros Querido» de San Luis. En este conjunto cantaba «Chacal», el hermano de Lorenzo, pero esa noche no llegó. Así, cuentan que el director, Víctor Casahuamán, observó que ahí se encontraba Lorenzo tomándose unas cervezas con sus amigos, lo llamó a un apartado y le propuso que cantara en lugar de su hermano. Lorenzo cantó y no desentonó pero aún no tenía nombre artístico. Terminado el espectáculo le dijo al director, casi en secreto: «Si mi hermano es Chacal, entonces yo seré Chacalón».

Muchos investigadores del fenómeno «chichero» afirman que con «Chacalón» se inicia la verdadera «chicha», la ortodoxa y genuina. Es decir, como afirma Wilfredo Hurtado Suárez [7], que la «Chicha» es el primer producto cultural que genera la migración y que perfilan los avatares de la asimilación de los provincianos a los desafíos de la gran ciudad. «Chacalón» así, es el paradigma. Sin duda, los éxitos de sus temas [los de corte romántico, los del recuerdo al terruño, los del despechado y los del «achorado»] se expandieron en el ámbito nacional homogenizando amplios sectores urbanos y rurales. «Chacalón», no obstante, coexiste al mismo tiempo y es popular sin desplazar radicalmente las múltiples expresiones andinas más antiguas y las nuevas representaciones del folclore tanto así que hoy, casi una década después de su desaparición, en programas radiales, clubes provincianos, campos deportivos, restaurantes-recreos y carpas, cantantes como Max Castro o Dina Páucar siguen teniendo su público como la chicha –con nuevos grupos y cantantes— también tienen el suyo.

El huayno se hace electrónico

Es verdad, con «Chacalón» comenzó a perfilarse un nuevo estilo de cantar y tocar la cumbia peruana. Por eso, aquellos músicos criollos del género tropical sintieron que, en el fondo, Lorenzo Palacios estaba cantando un nuevo tipo de huayno, con el agregado de la percusión caribeña pero con un gemir casi genético que se le escapaba del alma. De ahí que lo llamaran peyorativamente «cantante chichero». No obstante, fue «Chacalón» quien le puso a la chicha el aliento de barrio serrano, del cerro cholo y también le dio un himno a todos los migrantes de la urbe: en el tema «Soy provinciano», que pertenece a Juan Rebaza, y que por esos enigmas y argucias que tienen los músicos aparece como autor el mismo «Chacalón»,  este dice: «Soy muchacho provinciano,/ me levanto muy temprano,/ para ir con mis hermanos,/ a trabajar…/ No tengo padre ni madre,/  ni perro que a mí me ladre,/ sólo tengo la esperanza,/ de progresar…». Era un himno reivindicativo y un lamento de un destino inmisericorde. De esta manera y no de otra, su cantó prendió en el corazón de su pueblo y de ahí que los promotores y locutores acuñaran esa famosa frase que se entonaba a los gritos en cuanto ‘chichódromo’ se presentaba Lorenzo Palacios: «Cuando canta Chacalón, bajan los cerros». Y cuánta verdad había en aquella sentencia.

En los años ochenta, el Perú retorna a la democracia luego de 12 años de dictadura militar. Surgen nuevos íconos y aparecen otras tendencias. El clima de libertad se siente también en las zonas marginales, que con la llegada de Alfonso Barrantes a la alcaldía metropolitana de Lima, sectores siempre marginados se ven representados en sus más amplias aspiraciones. En la sierra, al contrario, el clima violento impuesto por Sendero Luminoso genera un desplazamiento masivo a las urbes. Es a partir de esa época que «Chacalón» consolida su estilo. Sus temas «Por ella la botella», «Viento», «Sufrir, llorar para qué» y la ya famosa «Soy provinciano» le otorgan una popularidad inusitada. Hacía buen tiempo se había separado del Grupo Celeste y formó otros conjuntos como El Súper Grupo hasta encontrar los acompañantes adecuados –‘su mancha’ como él decía– para integrar «La Nueva Crema», el grupo que lo encumbró como a nadie.

Entonces se muda del cerro de San Cosme e inaugura su casa en el complejo residencial Los Incas en el barrio de Santo Cristo. El grupo graba para el sello Horóscopo de Juan Campos y después el mismo «Chacalón» crea su sello porque le advirtieron que los empresarios chicheros lo estaban estafando. Hoy, su viuda Dora Puente reconoce que el cantante jamás ganó una fortuna, como aseguraban algunos. Por el contrario, afirma que los que hicieron dinero con él fueron los empresarios que lo manejaron. El propietario de la promotora El Pacífico, Juan Ortiz Ñauri, el ya mencionado Juan Campos del sello Horóscopo y los dueños de la Promotora Markahuasi. De Víctor Casahuamán, el director del «Grupo Celeste» la señora dice que este lo explotaba y que lo hacía cantar a diario con una paga miserable. Dora Puente asegura que al momento de morir «Chacalón» sólo dejó deudas, por lo que tuvieron que vender las combis, el auto de uso personal y la casa de Los Incas. Hoy, la viuda de «Chacalón» habita en una modesta vivienda en San Juan de Lurigancho, casa que le compraron sus tres hijas que siguen viviendo en los EE.UU.

La fortuna que jamás existió

Paco Pajuelo, su amigo y guardaespaldas, recuerda que a partir de 1984 había actuaciones todos los días. Luego comenzaron las giras y llegó la fama. No obstante, niega que «Chacalón» organizara sus propias fiestas y él mismo invirtiera en cerveza. Al contrario, él sólo ganaba por cantar y ese dinero servía para mantener a su organización artística de 12 personas. Cierto que vivía en los fastos de la popularidad pero que aquello lo obligaba a donar, obsequiar y reconfortar a los menesterosos que lo seguían. Por algo no era amigo del animador Augusto Ferrando quien lo invitaba a su programa de Panamericana Televisión, y su mundo, aunque se fue agrandando hasta convertirse en una mega estrella de la canción popular, en el fondo no era un ser feliz –secuelas traumáticas de su infancia hubiera afirmado un sicólogo— a pesar de que lo reclamaban en Bolivia y también en Ecuador y hasta tuvo oportunidad de actuar para la colonia peruana residente en Nueva York.

Lorenzo Palacios, sin embargo, era un tipo calmo y de vida familiar. Ya tenía siete vástagos e hizo todo lo posible para que sus hijas residan en los EE.UU. Ahora, algunos podían decir que tenía dinero y que la prosperidad le sonreía. Que fue cierto que invirtió en autos y las combis para que trabajen en el servicio urbano. Pero marcado por ese estigma del pobre, el dinero se le iba como agua entre los dedos. Por eso para muchos resulte extraño que un día se le ocurrió ingresar a estudiar cosmetología junto a su esposa –«Sabes, era para no perder el tiempo porque yo sólo trabajaba por las noches», me contó– y al tiempo era ya un señor peluquero. Poseía también un diploma de sastre y él mismo mandaba a diseñar sus trajes. Todos eran brillantes, con lentejuelas, de colores chillones. «Así se viste mi pueblo» decía y seguía acumulando trabajo y amigos, los de verdad y esos que se chupaban su plata. El ambiente que frecuentaba, paradójicamente, él mismo lo había construido y entonces no podía escapar del alcohol y de las vedettes y los hampones que se aprovechaban de su fama.

Ahí comenzaron los problemas familiares porque la prensa amarilla hablaba que a «Chacalón» lo habían visto en restaurantes y hostales con una y con otra. Además, como reconocería después la esposa, muchos de sus amigos sólo estaban cerca de él porque el hombre tenía dinero y hasta le hacían firmar documentos cuando «Chacalón» estaba ebrio. Guillermo de la Riva, su amigo desde la niñez, recuerda que todos le decían que deje ciertas amistades y que no frecuente ciertos lugares de mala reputación. «Chacalón» no hacía caso. Nadie se explicaba por qué había cambiado tanto y ya no era ese hombre generoso que oía a sus verdaderos amigos y estaba atento a su vida familiar. Cierto, la factura que luego le pasó la fama fue cruel porque en ese tiempo aparecieron otros grupos más jóvenes con igual arraigo masivo. Los Shapis, Vico y su grupo «karicia», y el «Grupo Alegría» del gran Alín y otros más y que no sólo tocaban muy bien sino que habían introducido mejores arreglos e instrumentos electrónicos que nadie sospechaba su hubieran podido utilizar en este tipo de música. Entonces la competencia se hizo dura y había que dar la batalla.

Cervecita, licor amargo

Todos están de acuerdo que era en las fiestas de «Chacalón» donde la gente consumía más licor. Según el mismo De la Riva, un domingo en una fiesta se vendía mil docenas de botellas de cerveza. Los otros grupos no llegaban ni a la mitad. Pero otro aspecto era cierto: cada vez había que estar a la vanguardia porque los jóvenes habían comenzado a «rockear» o «salsear» los ritmos chicheros y habían ganado nuevos públicos. Entonces, la Lima de los provincianos vivía para la música y la insurgencia del sector informal se fusionó a este movimiento. Las playas de estacionamiento del Centro de Lima los fines de semana eran convertidas en salas de baile y otros locales dedicados sólo al negocio folclórico tuvieron que modernizarse, cambiar de equipos porque aquella música que había patentado «Chacalón» se había vuelto del gusto masivo, había invadido toda la capital y hasta el mundo académico, el intelectual y los políticos se preguntaban qué estaba pasando.

Don José Irei, el dueño de Radio Inca, recuerda que cierta vez le preguntó a «Chacalón» por qué en sus fiestas todos bailaban con los dedos en punta. «Chacalón» le confesó que era porque todos querían demostrar que portaban navajas o cuchillos. Y no le faltaba razón, esa fanaticada de avezados, drogados y ebrios y a punto de los diablos azules sacaban sus cuchillos frente al escenario y se cortaban los brazos en señal de compromiso con su ídolo. Una cosa de locos, decía Irei quien cuenta ahora que sus seguidores, aunque parezca mentira, han aumentado. «En el tanque que está sobre el cerro San Cosme la gente llega en peregrinación, rezan frente a varias imágenes –fotos y dibujos– del cantante y hasta le piden milagros».

«Chacalón» contaba que la gente pobre pero honrada tiene en este país dos únicas misiones: «La chamba y el vacilón. No hay más. Si no chapamos para nosotros la mitad de cada una estamos fregados. Hay que saber, hay que encontrar el secreto para chambear contentos. Uno no puede sacrificar la chamba o la pendejada. Tenemos que agarrar la mitad de cada uno. Porque uno puede tomarse su trago, puede jaranearse, puede tener un montón de mujeres, aunque yo siempre digo: hay que tener tres canales como máximo, pero tienes que sacarte la mugre trabajando para darte esos lujos. Si no, agarramos, formamos nuestra banda y nos ponemos a asaltar bancos». Esa era su filosofía. Por eso, desde el estrado, él metía un carajo cuando comenzaban las broncas y más parecía un sacerdote. Por eso para muchos era «Papá Chacalón». Y así lo llamaban porque siempre estaba demostrando que se trataba de un ser sencillo y humilde. «Trabajo con mi gente en lugares pitucos o en mercados de unos asentamientos humanos. No me hago problemas. Yo pude quedarme en los Estados Unidos. Pero estoy aquí, con mis cholos. Yo soy fanático del Alianza Lima y del Señor de los Milagros. Por eso soy feliz porque tengo un chupo de ahijados».

Era sabio, a su manera, que dos meses antes de morir presentó en un baile a su hijo José María como su sucesor. En ese entonces el chico apenas tenía 12 años y hasta hoy sigue cantando sin mayor fortuna como un fantasma que sólo hace extrañar al ídolo. Otro de sus hijos, Juan Carlos salió malo y hace unos años fue liquidado por la policía cuando robaba un auto. «Chacalón» fue sabio a su manera que el mismo preparó su entierro como si fuera una fiesta. Querido como ninguno, esa tarde del 26 de junio de 1994, dos días después de su muerte, la multitud, su gente, lo dejó arrebatada para siempre en su última morada. Lloraban y se cortaban y borrachos tropezaban como una danza demoníaca que hasta hoy no acaba.

——–

[1]          Matos Mar, José. Desborde popular y crisis del Estado: el nuevo rostro del Perú en la década de 1980. Perú Problemas. IEP. Lima 1984.

(2]          Sobrenombre que se le da a los niños que viven por su cuenta y tienen que alimentarse con lo que roban. Hoy se les suele llamar «pirañas».

[3]          Revista «Festival», número 6, publicada por IDESI. Lima, julio de 1989.

[4]          La institución «Coliseo» –suerte de carpa de circo— fue el primer escenario artístico para los artistas provincianos. Famoso fue el coliseo Manco Cápac en los años 40 y el coliseo Nacional en los 50.

[5]          Carlos Iván Degregori, «Huayno, chicha: el nuevo rostro de la música  peruana». IEP. Lima, 1997.

[6]          «El achoramiento» deviene del término «choro» [ladrón] y que a su vez se deriva del lunfardo argentino «chorro» de igual implicancia.

[7]          Wilfredo Hurtado Suárez. «La música y los jóvenes de hoy: los hijos de la chicha» En «Lima, aspiraciones, reconocimiento y ciudadanía en los noventas. Carmen Rosa Balbi, editora. Fondo Editorial PUCP. Lima 1997.

(Texto tomado del libro PROVINCIANO SOY – Historias de la cumbia peruana, que se publicaran en el 2013)

Comentarios

Actualidad

Ex congresista César Combina viajó a España para solicitar asilo político

Bajo el argumento de que habría recibido amenazas de muerte por parte de Vladimir Cerrón.

Published

on

Adjudica sus temores al secretario de Perú Libre, Vladimir Cerrón, y cree que él está detrás de todas las amenazas que viene recibiendo. Ante ello, El excongresista de la República por Alianza para el Progreso (APP), César Combina, viajó junto a su familia a España para solicitar asilo político tras denunciar diversas amenazas de muerte en su contra.

“Estoy aquí con toda mi familia, hemos recibido amenazas de muerte desde los inicios de la segunda vuelta y creo que todos sabemos que estamos tratando no contra políticos, sino contra criminales”, manifestó en Willax.

De acuerdo al exlegislador por Junín de APP, quien también pasó por las filas del fujimorismo, las amenazas fueron de tal grado que llegaron hasta sus propiedades ubicadas en Lima y Chanchamayo. Cuenta que todo inició cuando fue denunciado ante el Jurado Electoral Especial (JEE) por presunta vulneración de la neutralidad electoral.

“Esto me puede acarrear en cualquier momento y con algunos amigos que tiene Vladimir Cerrón y Perú Libre en la Fiscalía, cualquier tipo de acción contundente, por ejemplo llevarme preso, se me ha empezado un proceso de difamación por el caso del padre de Vladimir Cerrón, ya sabemos que esto es la forma de cómo operan para buscar callar a sus adversarios y opositores políticos”, agregó Combina.

Finalmente, manifestó temer al gobierno del presidente Pedro Castillo y acusó a Cerrón Rojas por persecución política.

“Estamos tratando contra una mafia, una organización criminal que no da ningún tipo de seguridad sobre los derechos humanos. Los que nos hemos enfrentado y estamos en la lista negra de Vladimir Cerrón, somos los primeros en que vamos a ser perseguidos políticos, mientras que los otros responden con violencia, persecución jurídica y legal y crímenes”, sentenció.

Uno de los que más faltó en el hemiciclo

Durante sus días como padre de la patria, según el portal 7días.pe, César Combina fue uno de los parlamentarios que más faltas tuvo durante el periodo congresal 2020- 2021.

De acuerdo al mencionado portal informativo, de enero de este año hasta el 15 de mayo el congresista Combina faltó 55 veces a llamados de lista, de un total de 26 sesiones plenarias que el Legislativo tuvo hasta el último 13 de mayo en que debatieron cerca a un centenar de proyectos de ley.

Cuadro de asistencia a las sesiones plenarias del Congreso.

De acuerdo al cuadro de asistencia, el también vocero de Alianza para el Progreso, figura como ausente o falta injustificada, no con licencia, ni en comisión de servicios. Solo en una ocasión figura con licencia oficial.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

A partir de hoy suben las tarifas eléctricas

Para consumidores residenciales, industrias y comercios.

Published

on

Otro golpe más a los bolsillos. No bastó con que los insumos de primera necesidad se hayan incrementado, ni que el balón de gas doméstico se haya ido por las nubes, ahora otro incremento más que hace ajustar los cinturones de todos los ciudadanos.

Las tarifas eléctricas subirán a nivel nacional a partir de hoy, miércoles 04 de agosto, según determinó el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

Para consumidores residenciales, industrias y comercios.

No hay luz al final del túnel. Tarifas eléctricas a partir de hoy costarán más. Foto: Perú 21.

El incremento de los precios de la electricidad será de unos 3.45% para los consumidores residenciales, y de 3.92% para los usuarios industriales y comerciales.

De acuerdo con información de Enerkory, consultores de energía, la tarifa doméstica para quienes consuman menos de 30 kWh al mes era de unos S/ 12.39 y ahora subirá a S/12.82, unos S/ 0.43.

En el caso de quienes consuman entre 31 y 100 kWh el costo de la electricidad era de S/ 54.5, y ahora subirá a unos S/56.4, es decir, unos S/ 1.88 más.

Para quienes consuman más de 100 kWh también habrá variaciones en sus recibos de luz. Si consume 150 kWh al mes y antes pagaba S/ 103.4 en julio, este mes la tarifa sería de S/ 106.9.

Solo para los usuarios residenciales, desde que inició la pandemia las tarifas eléctricas han subido entre 11.4% y 11.9%.

Para las industrias, desde marzo del 2020 hasta agosto del 2021 los precios de la energía eléctrica se han elevado entre 13.2% y 14%.

Explicaciones a su incremento

Voceros del Osinergmin señalaron que este ajuste se debe a variaciones en los costos de tres componentes del sector eléctrico: generación, transmisión y distribución.

La variación en la transmisión se debe a la entrada en operación de la Línea de Transmisión en alta tensión de Aguaytía a Pucallpa, de 138 kilovoltios.

Además, en el caso de distribución se registró un aumento en los precios del cobre y aluminio, metales usados en el tendido de redes eléctricas en zonas urbanas.  

Martín Vizcarra y la empresa China Three Gorges (tres gargantas)

Sin embargo, este incremento de tarifas tiene un trasfondo más oscuro. Lima Gris desde inicios de este año fue denunciando las irregularidades entre el Estado peruano y la empresa china.

Investigado ex mandatario recibiendo a comitiva china.

Como se recuerda, la empresa China Three Gorges, días antes del cambio de gobierno (15/7/2016), había conseguido —integrando el consorcio Hydro Global— la concesión de la Central Hidroeléctrica de San Gabán III (205.8MW) en la provincia de Carabaya (Puno), con una inversión de US$ 438 millones. Un dato importante que marcaría la relación de la empresa china con el gobierno.

Es así que en setiembre del año pasado se oficializó la compra del 83% de acciones de Luz del Sur de manos de la empresa china “Yantze Power”, filial de “China Three Gorges” (CTG), compañía que actualmente genera el 29,7% de la electricidad que las distribuidoras eléctricas compran para que millones de peruanos tengan luz en sus casas.

Al respecto, en esa ocasión, para la Asociación de Consumidores del Perú (Aspec), la compra por parte de CTG a través de Yantze Power significaría que una sola empresa “sea quien produzca energía y quien la distribuya al usuario final”

“Si bien las normas establecen mecanismos para que las distribuidoras compren la electricidad vía licitaciones, asegurando las tarifas más competitivas, esta operación de integración entre la mayor distribuidora del Perú y las generadoras de un mismo grupo económico, podría tener como consecuencia el incremento de los precios de venta de electricidad. Es decir que, Luz del Sur, al comprarle la energía a las generadoras de su propio grupo (sin licitaciones de por medio) podría aumentar los precios del recibo de luz a 4 millones de peruanos (33% de hogares)”, resaltó, Crisólogos Cáceres, presidente de Aspec.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

¿Opio digital? Empresa china Tencent limita videojuegos para menores de edad

La propuesta para limitar los juegos para menores se produjo horas después de que las acciones de la compañía cayeran hasta un 11%.

Published

on

Tencent Holdings, anunció que limitará el tiempo de juego para los menores de edad y que prohibirá que los niños de menos de 12 años realicen compras dentro del juego. La compañía de videojuegos más grande de China, sintió el golpe de un artículo en los medios estatales que cuestionó los juegos calificándolo de “opio espiritual”.

Una publicación del diario Economic Information Daily, afiliado a la agencia de noticias oficial china Xinhua criticó abiertamente que los videojuegos lleguen a menores de edad sin el control de los padres. Esto produjo que las acciones de la compañía Tencet comenzarán a caer.

El artículo se centró en el popular juego Honor of Kings como uno al que los menores eran adictos. Esto debido a que miles de niños sin el control de sus padres juegan más de ocho horas al día, provocando una adicción que perjudica la salud mental de los más pequeños.

Un niño debe pasar solo hora y media en los videojuegos.

El periódico señaló: “El ‘opio espiritual’ se ha convertido en una industria que vale cientos de miles de millones”. Dentro del artículo también se menciona que no se debe permitir que ninguna industria se desarrolle de una manera que “destruya una generación”.

Mediante un comunicado, Tencent precisó que limitará el tiempo de juego para los menores a una hora al día, y que durante las vacaciones permitirá dos horas al día. Los niños menores de 12 años también tendrán prohibido realizar compras dentro del juego, añadió.

Según la ley china, los usuarios menores de 18 años pueden jugar juegos en línea durante un máximo de una hora y media al día y tres horas durante las vacaciones.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Comerciante acusa en vivo a Alicorp de subir los precios de productos [VIDEO]

Published

on

Una vendedora de abarrotes del mercado “El Bosque” de San Juan de Lurigancho afirmó que Alicorp es la primera empresa que sube el precio de su aceite. Esto se dio durante una transmisión en vivo y en directo en el programa “América Hoy” del canal América Televisión, que buscaba informar, luego del incremento del dólar, sobre el crecimiento de los precios de los insumos.

“Quiero decirle a la población peruana que por favor no se preocupe pues solamente son especulaciones. Los precios siguen igual. Solamente el aceite ha variado porque la materia prima está escasa, nada más. Pero todos los precios de productos básicos están normales”, manifestó la comerciante cuyo nombre no se supo.

Ante esta situación, contraria a lo que los conductores del programa esperaban, insistieron en conocer si solo el aceite era el único producto que había variado.

“Solo el aceite, nada más. Y quiero decir que la primera marca que subió el precio fue…”, precisó la vendedora que fue interrumpida pues el reportero, rápidamente, le rogó que no dijera el nombre de la misma. Pero la valerosa mujer lo ignoró y continuó con su acusación. “Fue Alicorp”, acotó sin ningún reparo ante la incredulidad de todos.

Este hecho fue sumamente comentado en las redes sociales, en particular Twitter, donde los usuarios manifestaron su posición en rechazo a la empresa Alicorp.

“Ya no compraré sus productos”, “las conductoras recibirán sus resondradas”, “no alarmen a la población”, “los monopolios quieren mantener su poder económico”, son algunos de los tuits que se pueden leer en la referida red social.

Tengamos en cuenta que Alicorp es la más importante comercializadora de alimentos procesados como el aceite, fideos, galletas e importadora de trigo del exterior. Además, maneja el 95% del mercado de la mayonesa, 82% de la mazamorra, 66% de refrescos instantáneos, 52% de aceites comestibles y 33% de las galletas.

Todo esto trae a colación la vez que Dionisio Romero Paoletti, entonces presidente de Alicorp y del Banco de Crédito del Perú, entregó de forma oculta más de 15 millones de soles a Keiko Fujimori en las campañas presidenciales de los años 2011 y 2016. Este suceso fue declarado a la Fiscalía y la propia excandidata fujimorista supo reconocer.

Asimismo, es preciso recordar que el congresista fujimorista Miguel Castro se mostró en contra de los octógonos que saben avisar qué productos contienen un alto contenido de azúcar, sodio y grasas saturadas que curiosamente Alicorp posee. Con este crucial aviso, los consumidores pueden evitar el sobrepeso, la diabetes, el cáncer y otros males cardiovasculares.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Casa de la Literatura vuelve a abrir sus puertas

A partir de hoy viene ofreciendo cuatro servicios presenciales previa inscripción.

Published

on

Para los que aman el contacto con los libros en físico, las buenas historias y las letras, la Casa de la Literatura, ubicada en la antigua Estación Desamparados del tren, vuelve a estar abierta para todo el público que desee visitar sus instalaciones y hacer uso de sus servicios, claro está, previa reserva y respetando todas las medidas de bioseguridad para su ingreso.

Según información de la misma página oficial de la Casa de la Literatura, se encuentran habilitados los siguientes servicios: Área de estudio en el Café Literario, Recorrido en la exposición permanente Intensidad y altura, Narración oral y recorrido mediado en el Bulevar Infantil y el Servicio de lectura en la Biblioteca Mario Vargas Llosa.

Si usted desea acceder al servicio deberá llenar la ficha de reserva. Los menores de edad también completarán la ficha de manera individual, pero si se desea acceder a más de un servicio, se debe completar un formulario por cada uno de ellos. El acceso a los servicios se hará efectivo al momento que se confirme la reserva.

Los usuarios solo podrán acceder al espacio donde se desarrolla el servicio reservado. No podrán transitar en otras áreas.

Tenga en cuenta que es importante cumplir con todas las medidas de bioseguridad. La visita para el Área de estudio en el Café Literario es individual.

Para el Área de estudio en el Café Literario, de martes a sábado, se habilitará el café exclusivamente como lugar de estudio. Cada lector podrá llevar su propio material de lectura así también sus laptops. Este servicio se inicia el martes 3 de agosto.  En horarios de martes a viernes, de 2:00p.m. a 5:00 p.m. Sábados, de 10:00 a.m. a 1:00 p.m. La capacidad es de 17 personas por día, desde los 16 años. Se puede acceder previa reserva en la web de La Casa de la Literatura www.casadelaliteratura.gob.pe.

Invitación para todos los amantes de las letras, grandes y chicos. Ilustración y composición: Jenny La Fuente.

Las reservas se realizarán con una semana de anticipación y el formulario estará habilitado de lunes a miércoles de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

También se habilita el servicio de recorrido de exposición permanente. La actividad inicia en la sección Voces tejidas, donde se explorará la diversidad lingüística del país. La visita irá recorriendo uno a uno los nudos de la exposición y será comentada por un mediador para luego dar espacio a que los visitantes puedan explorar la muestra.

El recorrido finaliza en la zona Revelación del mundo con una lectura y conversación a partir de un texto, que dialoga con los textos que conforman esta última sección.

También se habilitó el de Narración oral y Bulevar Infantil. La experiencia consta de una narración oral del relato El viaje al cielo y un recorrido por el mural del mismo nombre elaborado por los artistas Juan Osorio y Trudy Macha. En este recorrido se invitará a los visitantes a dialogar y explorar a partir de este relato sobre el origen de los alimentos.  

Si usted tiene planeado visitar ese fantástico lugar, la Casa de la Literatura se encuentra ubicado en Jirón Ancash 207, al costado del Palacio de Gobierno, en el Centro de Lima.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

El Congreso de Astronomía llega a su fin con más de 100 científicos

Published

on

Los sistemas binarios son un tipo de fuente muy importante para la astrofísica de altas energías. Se trata de objetos peculiares en el que se producen una serie de fenómenos que ayudan a responder preguntas de física y a entender la retroalimentación del Universo.

Pere Blay Serrano, docente e investigador de VIU dio una charla  sobre la relación de los fenómenos astronómicos y los móviles, en la que explicó que algunos materiales de los smartphones se producen en la creación de cuerpos astronómicos como las supernovas o los agujeros negros, y que por su escasez habrá que reciclarlos.

Con gran éxito finalizó la IV edición del Congreso de Astronomía BeXRB2021, organizado por VIU – Universidad Internacional de Valencia, en colaboración con la Agencia Espacial Europea (EAA). Se trata de la primera vez que VIU acoge este evento, que se celebra cada tres años, y que sirve como espacio de debate para la comunidad científica internacional.

El tema de debate de este año ha girado sobre los llamados Sistemas Binarios de Rayos X con compañera Be, un tipo de fuente importante para la astrofísica de altas energías.

Son objetos peculiares en el que se producen una serie de fenómenos que ayudan a responder preguntas de física relacionadas con las teorías de Einstein, de la Ley de Gravitación Universal y de cómo se comporta la luz y la materia en condiciones extremas.

Más de 100 científicos de todo el mundo

A lo largo de los cinco días (del 26 a 30 de julio) han participado más de 100 científicos de todo el mundo, muchos de ellos catedráticos y eminentes miembros de la comunidad astrofísica y de universidades, como Oxford, George Washington e instituciones como la NASA.

Durante las sesiones se han impartido charlas divulgativas de primer nivel, se han repasado varios procesos (de acreción, estallidos y transferencia de masa), se han presentado estudios (temporales, multifrecuencia, de población y en otras galaxias), y se ha analizado el papel de las misiones espaciales.

Prestigiosas charlas divulgativas

En lo que se refiere a las ponencias, tres prestigiosos científicos han hablado sobre diferentes temas: los smartphones, el universo invisible y los sistemas binarios de rayos X; las estrellas variables y por qué no siempre brillan con la misma intensidad, y las estrellas binarias.


Entre ellas destacó la charla divulgativa de inauguración del Congreso con Peter Kretschmar, responsable de XMM-Newton en el Centro Europeo de Astronomía Espacial que explicó que los sistemas de estrellas binarias rayos X no pueden ignorarse por ser 10 veces más grandes que el sol y más brillantes. Además, subrayó que son muy activas y que cuentan con un alto nivel de emisiones, muy superior al de otras estrellas. Esto responde a distintos patrones que se deben analizar por su importancia para el mundo de la física y la astronomía. 

Los fenómenos astronómicos y los smartphones

Por su parte, Pere Blay Serrano, Docente e Investigador de VIU, impartió una charla sobre la relación de los fenómenos astronómicos y los móviles. Blay explicó que algunos materiales de los smartphones se producen en la creación de cuerpos astronómicos, tales como: supernovas, agujeros negros o vientos estelares. Estos elementos generados por las fuerzas más violentas del universo son escasos y muy valiosos en nuestro planeta.

Es este sentido, el investigador señaló que: el hecho de que sean elementos limitados, y difíciles de obtener, es lo que los hace valiosos. Son escasos por que los escenarios en que se producen también son muy pocos. “Actualmente se estima que en la vía láctea tenemos una supernova cada 100 años. Mientras que, los elementos más comunes se forman en casi cualquier tipo de estrellas, los más pesados necesitan procesos más específicos que impliquen estrellas masivas, sistemas binarios que sobrevivan después de explosiones de supernova, etc”.

Igualmente explicó que: “mientras tenemos miles de millones de estrellas catalogadas en la galaxia, los sistemas binarios conocidos que pueden llegar a producir kilonovas son del orden de un millar (de los cuales, unos 200 son los que nos interesan en el congreso). La diferencia en número explica muy bien la escasez de los elementos que necesitan eventos energéticos para formarse”.

En relación a los materiales, Blay subrayó que “seguramente en un futuro no muy lejano empresas privadas desarrollaran minería interplanetaria, que nos permitirá utilizar estos elementos conseguidos de asteroideos u otras lunas del sistema solar”.

Algunos ejemplos de estos elementos son: el oro y la plata (como las medallas otorgadas a los deportistas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020), y otros menos conocidos como el paladio, el praseodimio, antimonio, disprosio, gadolinio, neodimio, todos ellos, dentro de nuestros teléfonos móviles.

El brillo de las estrellas, la física y la retoalimentación del Universo

Por su parte, Julia Alfonso Garzón, Científica en el Centro de Astrobiología de Madrid, impartió una sesión divulgativa sobre los tipos de cuerpos celestes que existen en el espacio entre los que se encuentran “planetas, satélites (como la luna) y estrellas. Cuando se juntan estrellas y planetas lo llamamos sistema planetario. Cuando tenemos dos estrellas juntas hablamos de estrellas binarias. Cuando hay un grupo de muchas estrellas que se formaron a la vez (a partir de la misma nube de gas y polvo), lo llamamos cúmulo. Las agrupaciones muy grandes de estrellas (~100000000000 estrellas) se llaman galaxias. Las agrupaciones de galaxias se llaman cúmulos de galaxias. Y luego ya tendríamos el Universo” señala la científica.

Respecto a las estrellas, Julia Alfonso remarcó que “hay muchos tipos y para clasificarlas usamos dos parámetros principales: la temperatura y la luminosidad que, para una misma temperatura, es directamente proporcional al tamaño de la estrella (las más grandes tienen más brillo). Pero al final, para asignar lo que llamamos “tipo espectral y clase de luminosidad” (que se traduce en el tipo de estrella), usamos la temperatura y el tamaño”. Alfonso señala que la variación de la luz que desprenden las estrellas es un fenómeno que se registra desde 1054 en China. Y es que “es importante estudiar las variaciones en el brillo de las estrellas, porque con esas medidas podemos clasificarlas y podemos mejorar los modelos que intentan explicar los mecanismos responsables de lo que vemos en el universo”.

La investigadora explica que algunos cambios en su brillo vienen por ocultación de un objeto por otro o por rotación de la propia estrella, mientras que otros provienen de cambios intrínsecos en las propias estrellas. “Las estrellas pueden ser variables fundamentalmente por dos motivos. El primero, las variaciones extrínsecas debidas a efectos geométricos y la luz que recibimos, que varía según se mueven, como ocurre con los eclipses en sistemas binarios. El segundo, son las variaciones intrínsecas que se dan cuando se produce un cambio físico dentro del propio objeto, como pulsaciones (la estrella se expande y se contrae), erupciones (la estrella expulsa material al exterior), explosiones de Supernova (o bien porque se ha depositado demasiada materia sobre una enana blanca, o por la muerte de una estrella masiva), etc.”, explicó.

De todas las estrellas, este Congreso se ha centrado en analizar los Sistemas Binarios de Rayos X, compuestos por una estrella “normal” y un objeto compacto, que suele ser una estrella de neutrones o un agujero negro. “Estos sistemas se encuentran entre los objetos más brillantes y energéticos del Universo y son claves para entender los fenómenos físicos que tienen lugar en las condiciones más extremas. Además, el estudio de estos objetos nos ayuda a entender la evolución de la vida de las estrellas, así como la forma en que se retroalimenta el Universo. Es decir, a entender lo que pasa cuando se dan explosiones violentas y se expulsa material al medio interestelar, que en el futuro será utilizado para que se formen nuevas estrellas”, señala la científica del Centro de Astrobiología de Madrid.

Principales conclusiones del congreso

Son varias las conclusiones que sacan los expertos del congreso. Una de ellas está relacionada con la aplicación de nuevas técnicas de espectroscopia, polarimetría y observación con raditotelescopios, que ha llevado a lograr grandes avances en estos estudios. Se tratan de progresos que han permitido relacionar diferentes tipos de subgrupos que existen dentro de los sistemas de estrellas binarias de rayos X, de tal manera que, en la actualidad, los investigadores pueden entender qué sucede cuando la materia deja una estrella en un sistema binario y colapsa con el otro cuerpo celeste.

Otra conclusión está relacionada con la tecnología utilizada en las últimas misiones espaciales. Actualmente, las ciencias aplicadas permiten observar de una forma óptima el brillo de las estrellas, por muy tenue que sea. Según el investigador de VIU, Pere Blay, dice: “Si queremos ampliar nuestra frontera de conocimiento, necesitamos instrumentación cada vez más sensibles. Eso implica un desarrollo tecnológico continuo. Además, en las condiciones extremas en que se encuentra la instrumentación en espacio, no es fácil que funcionen correctamente, por lo que los controles de calidad son muy estrictos”.

Además, señala que “gracias a dichos avances, los detectores en nuevas misiones como eRosita, ya en espacio, nos han permitido observar acontecimientos que antes no podíamos, como aquellos momentos en que el brillo en rayos X de estos sistemas era tan débil que no los veíamos”.

En lo que se refiere a las nuevas técnicas de observación en radio, el profesor Pere indicó que “por primera vez detectar estos sistemas con radiotelescopios. Además, las mejoras en algunos algoritmos de análisis también nos han permitido sacarles mejor partido a datos de misiones espaciales en vuelo desde hace algunos años”.

De esta manera, los científicos no descartan que en un futuro se produzca un gran avance en el estudio de los datos de neutrinos (pequeños neutrones) y ondas gravitatorias. Esa información ayudaría a corroborar las hipótesis de muchas teorías basadas en la física de partículas, lo que es de gran relevancia por que se pueden abrir muchos caminos hacia lo que se entiendo hoy en día como fenómenos astronómicos.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Cinemark y Cineplanet anuncian su regreso desde este jueves

Luego de más de un año sin realizar operaciones, ambas cadenas de cine estarán disponibles para todo público, cumpliendo los protocolos de limpieza y seguridad.

Published

on

Después de tanta espera por parte del público, y que sus locales en todo el Perú se encontraran clausurados por la pandemia del nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2), Cinemark Perú y Cineplanet anunciaron en redes sociales el retorno de la atención al público, abrirán sus salas esta semana cumpliendo todas las medidas de bioseguridad, además de restricciones para evitar nuevos casos de contagio.

El anuncio fue mediante sus cuentas oficiales en Facebook e Instagram, en la que dieron de público conocimiento que, desde este jueves 5 de agosto, reabrirán sus puertas al público.

“¡El momento esperado cada vez más cerca! Regresamos este jueves. Tu bienestar y la de todos es nuestra prioridad. ¡¡Pronto más detalles de los cines que iremos reactivando desde este jueves!!”, indicó la cadena Cinemark.

Dicha compañía cuenta con salas de cine en Lima y en otras regiones del país como: Arequipa, Trujillo, Piura, Cajamarca, Huánuco y Huancayo.

Se ha reforzado los protocolos de limpieza y seguridad para evitar nuevos contagios de la COVID-19 con permanente desinfección de sus locales para brindar “una segura experiencia”

De igual manera, se dio conocimiento que por el momento no se permitirá el ingreso de alimentos y bebidas en las salas de sus cines.

“Por el momento no podemos vivir la magia del cine con el consumo o venta de alimentos dentro de nuestros cines de acuerdo a los lineamientos del Gobierno. Esperamos contar muy pronto con los permisos necesarios ¡para volver a disfrutar de tu gaseosa y canchita favorita!”, manifestó la popular cadena.

De igual manera, Cineplanet anunció que desde este jueves 5 abrirá sus puertas al público en general.

“¡La espera terminó! Desde este jueves 5 de agosto nos volveremos a ver con todos los protocolos de seguridad. Podrás revisar la cartelera y cines disponibles desde este mismo jueves. Mantente atento a nuestras redes sociales para conocer más sobre nuestro regreso”, publicó mediante su página de Facebook.

Cineplanet cuenta con salas en las ciudades de Lima, Arequipa, Piura, Chiclayo, Trujillo, Huancayo, Juliaca, Tacna, Puno, Huánuco, Cajamarca, Cusco y Pucallpa.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Sorprendente: fuertes vientos siguen afectando la región de Piura [VIDEO]

Los fuertes vientos destrozaron los techos de las casas de varias familias. Los pobladores de la región Piura solicitan ayuda humanitaria. Aquí el video.

Published

on

La naturaleza continúa demostrando su fuerza. Según el alerta del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, los vientos en ciertos lugares de la región Piura se han presentado y las consecuencias es contra las familias que viven en los distritos de Canchaque, San Miguel de El Faique y posiblemente Huarmaca.

El diario Regional de Piura menciona que la fuerza de este evento natural perjudicó los precarios techos de las viviendas y de algunos locales públicos. Pobladores dieron cuenta de los impactos de los fuertes vientos en esa localidad, donde se requiere atención de las autoridades regionales y locales, para brindar ayuda humanitaria a estas familias que quedan a expensas.

Como se ve en el video, la afectación de viviendas y voladura de techos en Canchaque y San Miguel de El Faique, en el contexto del aviso meteorológico N 152 del SENAMHI, emitido el día sábado el 31 de julio, prosigue hasta este 2 de agosto.

“Según el SENAMHI existen registros de vientos de hasta 45km/h en la estación de Huarmaca. Es muy probable que, en algunos puntos, como en Canchaque haya habido ráfagas de viento (aumento brusco del viento en un determinado intervalo de tiempo) que han superado los 50 – 60km/h.Según el COER Piura fue interrumpido el fluido eléctrico y los servicios de telefonía”, señala el diario.

Aquí el video.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending