Connect with us

Actualidad

Mario Vargas Llosa: El textualista

Published

on

Escribe: Eloy Jáuregui
Fotos: Miguel Mejía Castro

“Festejar a Vargas Llosa es celebrar la tradición literaria peruana y la universal que han permitido construir este gran y único universo vargasllosiano que es uno de los más reconocidos en el mundo”. Así aseguran en la FIL 2019 de Lima respecto al nobel peruano homenajeado en esta versión. Pero el escritor es mucho más que eso. Porque fue periodista precoz cuando aún escolar y a los 14 años ingresó de reportero del diario La Crónica de Lima. Al mudarse a París, se incorporó en la Agencia France Press y también trabajó en la Radio Televisión Francesa. Dos libros sobre reportajes extensos alimentan su bibliografía periodística, Diario de Irak e Israel/Palestina. Hoy, su columna Piedra de Toque se sigue publicando en numerosos diarios del mundo.

“Un escritor tiene la ventaja de que puede convertir un fracaso en materia literaria, y eso lo alivia. La escritura es una venganza, un desquite de la vida”.

M.V.Ll

1.

Aquel solitario y frío invierno de 1983 cuando visitamos a Mario Vargas Llosa con el fotógrafo Severo Huaicochea a su casa, llegamos al nublado Barranco llenos de incógnitas. Y de pronto comprendí a cabalidad lo que era la soledad del escritor. Lo íbamos a atrapar en su misterio. Su soledad de solemnidad frente a la página en blanco. Cita para dos, el hombre y su máquina. Mejor, reunión de un dúo de a uno. Teclas a la espera de unos dedos. Dedos titilantes en ese afán de escribirlo todo. Escritura de un seducido deicida, solitario y final.

Vargas Llosa estaba sosegado y ya sospechaba por qué habíamos llegado a su dominio. Luego de una secretaria malgeniada, nos hizo ingresar a su espacioso estudio y escuchó todo aquello que le contaba de un encargo que le enviaba su entrañable amigo, Félix Arias Schereiber (1). Y aquella fue la llave para que nuestro Nobel se distendiera, hablase reposado y nos muestre los secretos de su carpintería literaria. Su escritorio, sus fichas, su colección de lapiceros, y su máquina eléctrica a quien llamaba “la mula”.

La primera impresión era la de un hombre en extremo ordenado. En sus reposteros de ingenios había retazos de periódicos y revistas atrapados a unos ganchos con etiquetas, breves libros de consultas con separadores que más parecía a un árbol de navidad, unas toallitas de mano, unos frascos de no sé qué, supongo lociones, algunos objetos como pisapapeles, y otras vituallas donde el escritor descargaba su furia como un boxeador frente a la bolsa de arena. Entonces estábamos frente a un ser especial pero luego la desilusión porque hablamos de fútbol y otros asuntos banales que terminaron cuando yo le explique mi teoría sobre el humor porcino de Ferrando. Y él se puso en guardia.

Muchos años después, también entre las brumas, encontraría al ya Nobel Vargas Llosa caminando en medio de las sombras en el campus de la Universidad de Lima. Era la víspera del estreno en Lima de “Las mil noches y una noche”, aquella adaptación de espectáculo multimedia donde él actuaba –y lo hacía muy bien– junto a la actriz peruana Vanessa Saba. Precavido, el hombre se había quedado la noche anterior en el campus para reconocer los misterios del escenario. Y lo asalté entre los jardines universitarios temiendo lo peor, pero no, Mario Vargas Llosa estaba distendido otra vez y me siguió la corriente.

Y hablamos de todo y de nada. Y él fue así, preguntón y curioso. Ora quería saber que para qué era ese pabellón, ora que cómo diablos era la conducta intelectual de los jóvenes estudiantes. Dos guardaespaldas prestos nos seguían a unos pasos y sin disimulo. Aquella vez comprobé que Vargas Llosa estaba nutrido de vida y sus consiguientes enigmas. De esa vez eran sus sentencias sobre que la cultura se había banalizado, que triunfaba la frivolidad en su peor sentido, que el erotismo había perdido en favor de la pornografía, que la posmodernidad era, en parte, un experimento fallido y pedante, que el periodismo amarilleaba sin piedad, que la política se degradaba irremediablemente, y que en ‘la civilización del espectáculo’, el cómico había terminado siendo el rey.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler en Arequipa.

Polémico hasta sus cachas y volviendo a ese invierno de1983, aun recordaba mi curiosidad por su rutina. Qué cómo era que empezaba a escribir. Vargas Llosa me señaló entonces su batería de lapiceros Faber-Castell, Lucas Pens, bolígrafos, plumas fuente, lápices. Curiosos y majaderos, le hicimos una foto donde se le ve escribiendo a mano. Cierto, luego confesaría que todo lo empezaba a escribir siempre a mano limpia. Que así hacía bosquejos y una suerte de mapas conceptuales. Que sus primeras versiones siempre eran con tinta “seca” y en cuadernos. Luego venía lo mejor, contaba entre vergüenza y timidez, que empezaba el día a las 5 de la mañana –cuando no salía a correr– corrigiendo lo del día anterior. Y que a media mañana otra vez escribía, o un retazo de crónica, o un pedazo de novela o terminaba con un trozo de un ensayo. Y así hasta la 2 de la tarde. Que almorzaba reposado y bien relajado, una siesta luego y en la tarde a leer y preparar sus clases, charlas y conferencias. Que esa era su humilde rito de obrero de la abstracción y la fantasía.

2.

Existe la foto. Tiene la edad de la adolescencia. Y yo la guardo con un afecto especial. El retrato apareció rescatado en el blog del caricaturista Heduardo. Ahí Mario Vargas Llosa tiene 18 años (1,954) y escribe en una vieja máquina Remington en la redacción de La Crónica. Luce el mismo perfil. Narigudo y dientes de conejo. Camisa manga corta, reloj, lapicero en el bolsillo y la mirada amarrada a esa cuartilla palpitante –supongo– en medio del tráfago del diario, que aguardaba la escritura de esa impronta que, pasados 60 años, hoy se erigen como la mejor del mundo.

En otra foto y ya a colores lo observo a sus setentaitantos años en el Congo –acopiando información para su novela “El sueño del celta” –. Ahí luce canas y arrugas, pero tiene el mismo rictus de quien se juega la vida mientras escoge y registra cada palabra. Entre ésta y la otra foto de su juventud apurada pasó más de medio siglo. ¿Escribiendo? Sí. Y sigue, no se alarmen. Y es admirable. Y es ejemplo. Confieso que no comparto sus ideas políticas ni sus pataletas. Ya habrá tiempo para ese desahueve. Pero como periodista, Vargas Llosa es irreprochable. Y como deicida –ese que niega la creación de Dios— es genial al fundar un universo personal y propio. Cito: “El hombre era alto y tan flaco que parecía siempre de perfil. Su piel era oscura, sus huesos prominentes, y sus ojos ardían con fuego perpetuo…” Carajo, ni la Biblia.

Su creatividad desbordante había cumplido su servicio militar obligatorio de las redacciones –aquello que asemeja al relato de Alberto Fuget en Tinta roja– y las desventuras deljoven periodista. De ahí que escribí en un retrato anterior que aquello que me amotinaba era esa actitud de reverencia y su contrario que Vargas Llosa mantiene con cualquier escritura. Así, su rito no es mito. Es la observación de un hombre que está interesado en su entorno más insustancial y que lo lleva a la abstracción y de ahí al acto religioso de su escritura anti piadosa y mística.

El texto vargallosiano no tiene nada de enigma. Al contrario, en su transparencia es calistenia escribal, rigor por la precisión en la información y lecturas pasionales. Cierto, aquello que se le exige a todo buen periodista. La ecuación es: disciplina, severidad y una pizca de talento. Cito a Vargas Llosa en esta ‘caza’ de citas quien parafrasea a Flaubert: “Escribir es una manera de vivir y esa sentencia es absolutamente exacta. Mi manera de vivir es escribir, mi vida entera está organizada en torno a mi trabajo. Yo nunca dejo de escribir”. ¿Flaubert? ¿Sabrá algún profesor de colegio que a qué diablos sabe esa Madame Bovary? Bien, el escritor francés es (fue) la luz de ese y este Vargas Llosa. ¿Y un maestro de escuela conoce de aquella “La orgía perpetua”? Lo dudo, como cantan Los Panchos.

En su libro sobre Onetti (2), Vargas Llosa rememora una vieja e intensa conversación con el escritor uruguayo. Dice que Onetti sintió estupor cuando Vargas Llosa le confesó que escribía con horario, cada día, bajo una estricta disciplina, como “un oficinista”. Onetti, al contrario –le confesó– era caótico en su escritura, antojadizo, anotaba desordenadas notas sueltas y escribía cuando le venía la reverenda gana. Si Vargas Llosa mantenía una relación marital con la literatura, Onetti, era el perfecto adúltero. No obstante, algo hacía cómplices a estos excesivos escritores. El ceremonial libresco. Ante una duda, corrían a la biblioteca y ubicaban el libro y con el lapicero en la boca y mientras con una mano sostenían la página exacta, con la otra escribían o “tecleaban” la cita correcta. Hoy no es así. Para eso existe Google, y se acabó y punto.

Al ser hombre de sentencias, en su texto Elogio de la lectura y la ficción, Vargas Llosa sostenía: “Aunque me cuesta mucho trabajo y me hace sudar la gota gorda, como todo escritor, siento a veces la amenaza de la parálisis, de la sequía de la imaginación, nada me ha hecho gozar en la vida tanto como pasarme los meses y los años construyendo una historia, desde su incierto despuntar, esa imagen que la memoria almacenó de alguna experiencia vivida, que se volvió un desasosiego, un entusiasmo, un fantaseo que germinó luego en un proyecto y en la decisión de intentar convertir esa niebla agitada de fantasmas en una historia”.

“Escribir es una manera de vivir”, decía Flaubert. Sí, muy cierto, una manera de vivir con ilusión y alegría y un fuego chisporroteante en la cabeza, peleando con las palabras díscolas hasta amaestrarlas, explorando el ancho mundo como un cazador en pos de presas codiciables para alimentar la ficción en ciernes y aplacar ese apetito voraz de toda historia que al crecer quisiera tragarse todas las historias. ¿Solo en la ficción? No. Llegar a sentir el vértigo al que nos conduce una crónica o una novela en gestación, cuando toma forma y parece empezar a vivir por cuenta propia, con personajes que se mueven, actúan, piensan, sienten y exigen respeto y consideración, a los que ya no es posible imponer arbitrariamente una conducta, ni privarlos de su libre albedrío sin matarlos, sin que la historia pierda poder de persuasión. Y así remataba con una ‘Media Verónica’ –el pase con el capote y no la actriz mexicana– el Nobel: “Es una experiencia que me sigue hechizando como la primera vez, tan plena y vertiginosa como hacer el amor con la mujer amada días, semanas y meses, sin cesar”.

3.

De aquel día de la visita a la casa de Barranco, el ritual de Vargas Llosa cambió diametralmente. Lo sé. Alguna vez leí en una de sus entrevistas que alertaba sobre el efecto negativo que Internet está produciendo en nuestras vidas. Reconociendo muchas cosas buenas que nos han traído las nuevas tecnologías de la información y comunicación, Vargas Llosa cuestionaba el impacto en la gestión propia de nuestros conocimientos y señalaba, a modo de resumen, que “más información significa menos conocimiento”. Exagerado afirmaba que Internet afectaba a nuestra forma de procesar la información y el conocimiento, y, por ejemplo, nos llevaba a un manejo diferente de la memoria – “para qué ejercitarla si tengo un disco duro para almacenar la información– o a despreciar la lectura completa de libros –“para qué leer un libro si puedo encontrar múltiples reseñas y citas en Google. Entonces, cuanto más inteligente sea nuestro ordenador más tonto seremos” –.

Pero vamos por partes, hoy un periodista sin Internet es como un cóndor sin alas. Recuerdo así un texto de Daniel Arjona en el suplemento El Cultural (3): “Los escritores se enredan”, de cómo Facebook y Twitter unen ya a autores y lectores. El autor pone un breve ejemplo: “Tengo salmorejo para cenar, con jamón y huevo duro picado. Y son las 21,15. Una poderosa razón para despedirme por hoy” Gracias y un abrazo”. 140 caracteres con espacios –parece un haiku de Matsu Basho–. Es un ‘twitt’ que escribe el novelista español Arturo Pérez Reverte. Así, despide su día con tan trivial y apetitosa anotación a sus más de 20.000 lectores-seguidores de su perfil en la red social Twitter, para que se enteren que un escritor también come y hasta se alimenta por no decir otras cosas. 

Entonces, si el periodista vive en las redes del enredo, y Pérez Reverte es carne de prensa, entonces Vargas Llosa confesaría en diferentes ocasiones que las Redes Sociales ni le va ni les viene. Algo así como “no tengo tiempo”. Rodeado de secretarias, auxiliares y la familia –hasta en eso es atípico rebelde–, no es un pez en el agua precisamente con esto de los Blogs, el Twitter y el Facebook. Que, para muchos analistas en comunicación, resultan hoy de acompañante ideal para un contador público o un dentista. Para otros sería un callejón o quinto patio. Así, este tejido de redes de ciudadanos hablantines, es un coro donde uno lee a un hijo del vecino mandarnos a los quintos infiernos porque a uno le gusta los toros, por ejemplo, a otros nativos digitales que se enamoran en nuestras narices, proferir una sentencia contra el poeta Arjona porque prefieren a un ‘metalero’. Así ante esta versión del ‘Gran Hermano’ –como dice el otro Arjona– adolescente con espinillas, los escritores, editores, libreros y todo el mundillo literario en pleno conviven ahí, con mayor o menor fortuna.

Sin embargo, tiempo después confesaría su pecado en el diario El Tiempo: “Tengo una computadora que utilizó como una máquina de escribir. Excepcionalmente, cuando estoy fuera, en Nueva York, por ejemplo, no hay más remedio que entrar a Internet para leer los periódicos. Si quiero saber qué pasa en España, qué pasa en el Perú tengo que ir a Internet, a Google. Pero no me siento en mi elemento, definitivamente no estoy en mi elemento. Tengo verdadero terror al ver gente que solo vive para las pantallas”.

Y me voy al otro extremo. En el caso de Gabriel García Márquez, su Facebook reunía en sus últimos días a más de 400.000 seguidores y el “Gabo” ni andaba enterado de esa masa turbia que se enfrascaban en Tiempo Real en incansables discusiones sobre sus libros, listados de obras preferidas y entrañables declaraciones de amor por sus personajes. Y si Vargas Llosa ha declarado su fobia a este tejido malhecho de advenedizos y atorrantes, pues no puede negar que a pesar de ser el Nobel 2010-2011, luce apenas 20.000 seguidores en Facebook contra los 6.000.000 que persiguen a Lady Gagá, por ejemplo.

4.

Con enredos y sin la red, la escritura real y la de ficción de alguna manera se hacen poesía como los registros periodísticos de Mario Vargas Llosa que ha hecho que las noticias –esa materia prima del acto de facto– viajen codo con codo junto a sus desafíos literarios. En su libro El lenguaje de la pasión (4) que reúne 46 crónicas-ensayos, brilla uno, el dedicado a Octavio Paz, que precisamente origina el título del libro y que, al referirse al poeta mexicano, explica que sucumbió ante el afán de la novedad descritas en sus conferencias de Harvard y que luego lo obligó a publicar Los hijos del limo (5) “como un sutil veneno para la perennidad de la obra de arte”.  El comillado es mío.

Para los que amamos la crónica periodística como un pretexto para escribir literatura encontramos en El lenguaje de la pasión una original provocación. Sé escribe como se vive. Unos de manera turbia y otros tratando a sangre y fuego encontrar la luminosidad. En Vargas Llosa cito tres libros que rasuran la pelambre de lo cotidiano. Son artículos abigarrados de rabia y belleza, tres conjuntos de ensayos –aquella literatura de las ideas–, agrupados en Contra viento y marea, Desafíos de la libertad y, por cierto, El lenguaje de la pasión.

De éste dirá Vargas Llosa. “Los textos que componen este libro son una selección de los artículos que aparecieron en mi columna *Piedra de Toque*, en el diario El País, de Madrid, y en una cadena de publicaciones afiliadas, entre 1992 y 2000. “Desde niño me fascinó la idea de esa “piedra de toque” que, según el diccionario, sirve para medir el valor de los metales, una piedra que nunca vi, que todavía no sé si es real o fantástica. Pero el nombre se me impuso de inmediato a la hora de bautizar mi columna periodística. Una columna en la que, un domingo sí y otro no, me esfuerzo por comentar algún suceso de actualidad que me exalte, irrite o preocupe, sometiéndolo a la criba de la razón y cotejándolo con mis convicciones, dudas y confusiones”. Se entiende. Vargas Llosa está jodidamente condenado a escribir cada día. ¡Pero, vamos! Es una orgiástica penitencia.

En el Perú, César Vallejo y José Carlos Mariátegui –dúo ilustre entre tríos de fuste– fueron antes que cualquier cosa, también periodistas. ¿Merecían el Nobel? Sí. Entonces me aseguro: El periodismo mejora la calidad de vida e incluso, educa. ¿Y en el Perú de hoy? Otra vez, en bolero, lo dudo. Qué hacer, como diría Lenin. Leer a Flaubert y harto Vallejo. Pensar que se puede ser feliz trabajando en periodismo. Qué se convierta en una pasión. Que obligue a ser honesto. Que disuelva las intolerancias. Que nos atiborre de sensibilidad, ternuras y libertad. ¿Se puede? Sí. Vargas Llosa lo acaba de instituir. 

En otras oportunidades Vargas Llosa ha dicho: “Muchas cosas de mi escritura se las debo a todo lo que he vivido con el periodismo, por ejemplo, Conversación en La Catedral no la hubiera podido escribir sin el periodismo. El periódico es una fuente extraordinaria de temas”. Pero yo recuerdo aquella frase “vuelta de espaldas a la problemática más viva y urgente de la sociedad peruana”, que pronunció Vargas Llosa en 1997, cuando recibió el título de doctor honoris causa en la Universidad de Lima. En esa ocasión su discurso fue conmovedor.

Nos decía a los que escribimos y que ayudamos a que los jóvenes aprendan a manejar también aquel “lenguaje de la pasión”, que ese alejamiento de otrora entre la ley de la calle y el rigor de la cátedra, hoy felizmente habían desaparecido. Tenía toda la razón. Yo lo vivo a diario al conversar con los alumnos que llegan ásperos desde Los Olivos y fragantes de allá al sur, en “Eisha”. Entonces termino con una de sus frases: “Un escritor tiene la ventaja de que puede convertir un fracaso en materia literaria, y eso lo alivia. La escritura es una venganza, un desquite de la vida (…)” Para hacer todo eso ha sido preciso “mantenerse en forma, cuidarse, viajar, a Palestina, a Irak, a Afganistán, ha sido preciso ir al Congo, al Amazonas, al Pacífico en busca de Gauguin. La verdad es que no he parado. Y no pienso parar. Mientras tenga ilusión y curiosidad y me funcione la cabeza, que de momento creo que me sigue funcionando. La vejez no me aterroriza mientras pueda seguir desplazándome. Me acerco a la muerte sin pensar en ella, sin temerla. Mientras trabajo me siento invulnerable”. Eso y esto es el amor a la página en blanco, aquella que tenemos que embarazar dulcemente con ‘el sutil veneno de la perennidad’.

Pie de página

(1) MVLl. y Arias Schreiber había militado en “Cahuide”. Base universitaria del Partido Comunista Peruano en la UNMSM. MVLl se hacía llamar “Camarada Alberto”, Arias Schreiber era el “Camarada Jacobo” y Lea Barba, luego esposa de Arias Schereiber era la “Camarada Aída”. Ver Conversación en la Catedral.

(2) El viaje a la ficción. El mundo de Juan Carlos Onetti. Mario Vargas Llosa Alfaguara. Madrid, 2008.

(3) Elcultural.es: http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/27860/Los_escritores_se_enredan

(4) El lenguaje de la pasión.  Santillana, Barcelona 2007.

(5) Los hijos del limo. Seix Barral, 1974.

(TEXTO PUBLICADO EN LA REVISTA IMPRESA LIMA GRIS N° 17)

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Actualidad

Miembros del grupo de extrema derecha “La Resistencia” protestaron en el frontis del Ministerio de Cultura [VIDEO]

Acusan a la titular de esa cartera, Gisela Ortiz, de estar malversando el presupuesto.

Published

on

Lo volvieron a hacer. Los miembros de “La Resistencia” volvieron a aparecer, pero esta vez no alzando su voz de protesta contra el presidente de la República de turno, sino contra la ministra de Cultura, Gisela Ortiz, reclamándole que de una vez por todas se ponga a trabajar para todos los peruanos y no solamente para un “grupo de caviares”.

“Esta señora (Gisela Ortiz) fue la que propuso esa ley del Ceviche, ley absurda, ley con la cual van a parametrar el consumo y preparación del ceviche. Ahí se van los millones”, manifestó uno de los voceros de la protesta realizada hoy en el frontis del Ministerio de Cultura.

Caras conocidas. “La Resistencia” ahora apunta en contra de la actual ministra de Cultura. Foto: difusión.

En otro momento despotricaron contra la ex presentadora del programa “Costumbres” de Canal 7, Sonaly Tuesta, afirmando que en solo dos meses llegó a cobrar más de 60 mil soles.

“Sonaly Tuesta ahora ha cobrado en dos meses 60 mil soles. Qué peruano está cobrando actualmente ese dinero en estos tiempos de recesión”, vociferaron.

Cabe recordar que actualmente la ex conductora de “Costumbres” se viene desempeñando como viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, por obra y gracia del presidente de la República, de acuerdo a la resolución suprema N°014-2021-MC, del día 05 de noviembre de 2021.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Repsol mintió: No fueron 7 galones sino 6 mil barriles que se derramaron en litoral peruano [VIDEO]

Y realizan trabajos de limpieza con recogedores de basura.

Published

on

La empresa española Repsol nos miente en nuestras narices. Primero, a través de un comunicado informaban que se había “logrado contener el incidente”, y que solamente se habían derramado 7 galones de petróleo, pero las labores de limpieza y las imágenes mismas demuestran completamente lo contrario.

Sin precedentes. Brindar información errónea podría costarle a Repsol una fuerte sanción. Foto: diario Expreso.

De acuerdo con el ministro del Ambiente, Rubén Ramírez Mateo, el desastre que viene afectando las costas de Ventanilla y que amenaza con extenderse por el fuerte oleaje, se estima que se derramaron alrededor de 6 mil barriles de crudo, equivalente a dos canchas de fútbol profesional.

En declaraciones a la prensa, el ministro del Ambiente sostuvo que la versión de Repsol es que el incidente se produjo cuando un buque internacional que llevaba un millón de barriles de petróleo, descargaba combustible para ser refinado en la planta ubicada en Ventanilla.

De acuerdo a la empresa española, la situación se generó por las altas mareas registradas en el litoral debido a la erupción de un volcán submarino cerca a Tonga.

Ramírez Mateo indicó que en la reunión que sostuvieron la tarde de ayer con directivos de Repsol, se les exhortó a ejecutar con rapidez sus procedimientos de contingencia para evitar mayores daños ambientales y, de ser necesario, contratar el servicio de otras empresas para esa tarea.

Según declaraciones del ministro, Repsol podría ser sancionada hasta por 30 mil UITs, equivalente a 138 millones de soles.

Agregó que se tomará en cuenta si la empresa no informó a tiempo sobre el derrame de crudo en Ventanilla, pero además si no informó debidamente sobre la magnitud del desastre. “Hay una gradualidad, si incumplen, el Estado va a ser inflexible”, aseveró.

El ministro dijo que tras un sobrevuelo en el litoral se ha observado que la contaminación del petróleo llega casi hasta la bahía de Ancón.

En tanto la Cancillería del Perú ha calificado este derrame como el “peor desastre ecológico ocurrido en Lima en los últimos tiempos”.

Trabajos de limpieza se realizan hasta con recogedores de basura

Aunque parezca insólito personal de limpieza viene realizando el recojo del petróleo con recogedores de basura cerca a las costas de Ventanilla, cosa que resulta poco efectiva debido a la magnitud del derrame.

Por su parte, la refinería La Pampilla (administrada por Repsol) indicó que viene ejecutando “las labores de remediación del litoral costero y limpieza de playas en el distrito de Ventanilla” en mar y tierra.

En el escrito precisan que en el mar se han desplegado más de 1500 metros de barreras de contención que cubren todas las zonas afectadas. Además, indican que seis lanchas con brigadas de 50 personas vienen recuperando hidrocarburo con desnatadores tipo skimmer y material absorbente especial, para su posterior disposición segura.

En tierra, se “vienen trabajando en devolver a su estado original la zona del litoral” y para ello se ha dispuesto que más de 200 personas divididas en cuadrillas con equipo especializado efectúen labores de remediación en playas Cavero, Bahía Blanca y Santa Rosa”.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Prácticas profesionales y pre profesionales serán reconocidas como experiencia laboral

Anoche se publicó promulgación de Ley N° 31396 que permitirá a los estudiantes acceder a más puestos de trabajo en la actividad pública y privada.

Published

on

En muchas ocasiones los practicantes son los que se tienen que ensuciar las manos y trabajar más horas de lo permitido, eso, claro está, sin el conocimiento de la SUNAFIL, ya que podría tener consecuencias a futuro en su trabajo. Ellos, la última rueda, se venían encontrando en una situación de vulnerabilidad que asemejaba a las épocas de las grandes plantaciones algodoneras. Afortunadamente, esa realidad no oficial poco a poco va cambiando.

Ahora sus prácticas contarán como experiencia laboral. Foto: RPP.

Anoche el Congreso de la República se aprobó la Ley N° 31396, la cual fue publicada en la Edición Extraordinaria del Boletín Oficial del diario El Peruano, la cual indica que el ámbito de aplicación de la norma es todas las entidades comprendidas en el Decreto Legislativo 1401, decreto que regula las modalidades formativas de servicios en el sector público, y en la Ley 28518, Ley sobre modalidades formativas laborales.

La mencionada norma aplica tanto a practicantes profesionales como pre profesionales, egresados de instituciones de educación superior universitaria y no universitaria del sector público y privado.

En el caso de las prácticas pre profesionales, el requisito indispensable es haber laborado al menos tres meses en su centro de trabajo o hasta que el estudiante adquiera la condición de egresado.

Por el lado de las prácticas profesionales, la Ley considera como experiencia laboral un plazo máximo de 24 meses.

Además, en el caso una persona inicie sus prácticas pre profesionales en una institución y luego continúe como practicante profesional, serán reconocidas de manera acumulativa.

Bajo esta medida, ambas modalidades formativas serán reconocidas para postular en el sector público y puestos laborales en el sector privado.

Otro rasgo de esta norma es la modificación del artículo 12° del Decreto Legislativo 1401, que aprueba el Régimen Especial que regula las Modalidades Formativas de servicios en el sector público.

Este decreto establecía que las prácticas profesionales solo podían desarrollarse en el periodo de 12 meses después de egresar. Ahora, este plazo se amplía por 24 meses.

El dato:

La Ley establece, por otro lado, que los egresados de instituciones de educación superior universitaria y no universitario en el periodo 2019 -2022 pueden acreditar prácticas profesionales realizadas hasta 24 meses después del levantamiento del estado de emergencia sanitaria a causa del Covid-19.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Lo quieren ver muerto: periodista lanza incendiario tuit y amenaza de muerte a presidente Castillo

Y diario donde trabaja periodista anuncia que tomará “las medidas internas que correspondan”.

Published

on

Se le soltó la cadena. Al parecer el periodista del diario Trome, Dave Jimmy Hernández, (perteneciente al Grupo El Comercio) se le olvidaron sus clases de periodismo y dejó de lado que su profesión no acaba finalizada su jornada laboral, sino que es una forma de vida.

Un héroe nacional que se acerque al chotano de mi… y le meta un balazo, a lo J.F. Kennedy“, escribió Hernández que estaba replicando el tuit de un usuario que pertenece a los colectivos de ultraderecha que acosa insistentemente a varias autoridades y personalidades políticas.

Tras lo sucedido y enterado de ello, el Consejo de Ministros realizó un llamado a los periodistas y a la ciudadanía en general para desterrar cualquier tipo de violencia física o verbal.

“El Consejo de Ministros en pleno rechaza y expresa su profunda preocupación por las expresiones violentas y amenazantes contra el presidente de la República, Pedro Castillo, vertidas por un periodista que labora en el medio de comunicación de amplia lectoría a nivel nacional”, se lee en el pronunciamiento.

En ese sentido, la PCM destacó que el Gobierno es respetuoso de la libertad de expresión y prensa, pero destacó que la actividad periodística tiene que ejercerse de manera responsable y basarse “en principios básicos que observen el respeto a los derechos humanos fundamentales, como es el derecho a la vida”.

Por su parte, el diario Trome también se pronunció por las declaraciones de su hasta ahora trabajador Dave Jimmy Herández, indicando que tomará medidas sancionadoras contra el periodista.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Lo último: Fiscalía allana sede del MEF por presuntos “pagos fantasmas”

Más de 40 personas vienen siendo investigadas de pertenecer a la presunta organización criminal “Los Incorregibles”.

Published

on

En un megaoperativo conjunto personal del Ministerio Público, la Policía Nacional del Perú (PNP), y la Contraloría iniciaron este miércoles diversos allanamientos, entre las que se encuentra la sede del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), así como municipios y gobiernos regionales, como parte de la investigación que se le sigue a la presunta organización criminal denominada “Los Incorregibles”, cuya modalidad sería la apropiación ilícita de fondos públicos.

Presunta organización criminal habría operado dentro de la sede del MEF. Foto: diario Gestión.

De acuerdo a las investigaciones realizadas, “Los Incorregibles” delinquían a través de la vulneración, manipulación e interferencia del Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF) y para esto los presuntos delincuentes habrían suplantado la identidad de algunos funcionarios.

El megaoperativo está a cargo de personal de la Dirección Contra la Corrupción (Dircocor) y la Fiscalía especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima. También participan del mismo un equipo de Contraloría. La investigación es por los presuntos delitos contra la administración pública en la modalidad de peculado doloso, lavado de activos.

Esta organización habría suplantado la identidad de algunos funcionarios públicos (con y sin conocimiento) por medio de sus códigos de acceso al sistema en mención, y para ello manipularon y/o alteraron las fases del registro SIAF (devengado y girado).

Esta situación, cometida en agravio de gobiernos regionales, provinciales y distritales a nivel nacional.

Personal de la Contraloría interviniendo las oficinas del MEF. Foto: Contraloría del Perú.

El fiscal Omar Tello, coordinador nacional de las fiscalías anticorrupción, informó a la prensa que para la sustracción del dinero de fondos públicos se simulaba la generación de expedientes para proceder a los desembolsos ilícitos.

Hasta el momento esta organización criminal hacía todo de manera virtual y remota, se generaba por ejemplo una compra fantasma dentro del sistema y se procedía a realizar el desembolso correspondiente”, señaló.

Tello precisó que hay más de 40 personas investigadas, entre funcionarios y personas particulares. Indicó que además de allanamiento la diligencia judicial incluye la detención preliminar por 15 días de cinco civiles, señalados como los cabecillas de la organización.

También señaló que el perjuicio económico se estima en más de 1 millón 800 mil soles que fueron sustraídos y que con esta diligencia judicial “se ha paralizado la sustracción de más de 20 millones de soles”.

Los allanamientos se realizan también en las siguientes entidades:

1. Gobierno Regional de Apurímac – sede Chanka

2. Municipalidad Distrital de Majes-Caylloma – Arequipa

3. Municipalidad Provincial de Víctor Fajardo – Ayacucho

4. Gobierno Regional de Madre de Dios

5. Municipalidad Provincial de Huancayo – Junín

6. Gobierno Regional de Arequipa

7. Municipalidad Distrital de Mara-Cotabambas – Apurímac

8. Municipalidad Distrital de Ricardo Palma-Huarochiri – Lima

9. Municipalidad Distrital de Supe Pueblo-Barranca – Lima

10. Municipalidad Distrital de Punta Negra

11. Ministerio De Economía y Finanzas

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Cadena de boticas sale a desmentir desabastecimiento de medicamentos como el paracetamol

Explican que lo que verdaderamente viene ocurriendo es la demora en su distribución.

Published

on

Si uno cuenta con las dos dosis de la vacuna contra el Covid-19, y si añadido a eso se ha aplicado la dosis de refuerzo, de contagiarse podría padecer síntomas ligeros que pueden ser tratados con medicamentos al alcance de la mano. Una de esas medicinas es el paracetamol, que sirve para aliviar la fiebre y dolores leves.

Debido a esas cualidades muchas personas han optado por realizar su tratamiento desde casa. Es por ello que la creciente demanda de esa pastilla ha ocasionado que muchas boticas comiencen a especular con su precio y hasta anunciar que existe una escasez de misma, elevando el precio real del medicamento hasta en un 100%.

Precio de blíster de paracetamol varía entre S/1.5 y S/2, pero debido a especulación su precio se ha visto incrementado. Foto: diario El Peruano.

Enterados de esos falsos rumores la directora de la Asociación Nacional de Cadenas de Boticas (Anacab), Carla Sifuentes, manifestó que no existe una escasez del medicamento paracetamol en su versión genérica.

“Es bien importante aclarar y brindar tranquilidad a la población. La problemática que vivimos no es por desabastecimiento de medicinas, particularmente de paracetamol, lo que ocurre es que ante esta tercera ola, nuestros trabajadores dentro de la cadena logística de abastecimiento han sufrido contagios y eso genera demoras al momento de distribuir (medicinas) correctamente a los locales de farmacia, señaló a RPP.

Sifuentes puntualizó que esta misma coyuntura se vivió en la primera ola de contagios COVID-19 en el Perú; además, precisó que los inventarios y stocks que realizó Anacab en los 2,400 locales de boticas que la conforman, demuestran que sí “están abastecidos con paracetamol y genérico”.

Sin embargo, Sifuentes consideró que a nivel nacional “existen algunas demoras para tener el abastecimiento de manera correcta en todos los locales de farmacia”. Sobre esto último, indicó que se están haciendo todos los esfuerzos para mantener la operatividad.

Consultada sobre las especulaciones de que exista un manejo de mercado, la directora de Anacab insistió en que todo es un tema de “limitación de personal” para abastecer los locales.

También precisó que Anacab solo representa 6 cadenas de boticas a nivel nacional (2,400 locales). En paralelo, explicó que existe un aproximado de 12,000 farmacias privadas que son independientes.

“Que una farmacia especule con el precio de medicamentos es un pecado”, explica especialista

Por su parte, el ex decano del Colegio de Químicos Farmacéuticos de Lambayeque, Luis Montenegro Serquén, se mostró indignado porque algunas cadenas farmacéuticas hayan empezado a especular con el precio del paracetamol.

Yo toleraría que una persona ajena especule, pero que una farmacia lo haga, más que un problema, es un pecado. Una farmacia está hecha para cubrir la brecha que el Estado deja y que la gente consiga el tratamiento”, dijo el especialista para el diario La República.

Finalmente, se mostró de acuerdo a la posible decisión del Ejecutivo se establecer un tope de precios en los medicamentos de primera necesidad. “Me parece bien que se establezca un tope, pero hay que tener cuidado para que esto no se amplíe a otros productos y se especule con ellos. El problema es que se genere contrabando y falsificación”, finalizó Montenegro Serquén.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Derrame de petróleo en Ventanilla: Una gran mancha negra difícil de ocultar

Afectación al medio ambiente en algunos medios periodísticos solamente aparece en una minúscula columna.

Published

on

Los principales medios de prensa escrita se vienen encargando de hacer pasar la noticia del derrame de petróleo cerca a las costas de Ventanilla, Santa Rosa y Ancón como un pequeño incidente, pero su gravedad es tan grande porque viene afectando el ecosistema existente en el litoral peruano. Versión ofrecida por la refinería La Pampilla (subsidiaria de Repsol) indica que solo se derramaron siete galones de petróleo, pero resulta inverosímil debido a la cantidad de crudo que se viene extrayendo del mar.

El presunto incidente ocurrió alrededor de la una de la tarde del sábado 15 de enero cuando el buque Mare Dorium, de bandera italiana, realizaba el proceso de descarga de crudo, pero debido a las “mareas inusitadas” provocadas por la erupción de un volcán submarino en Tonga. Esto originó que el proceso ordinario de descarga se vea alterado y se derrame parte del petróleo en el mar, explica la refinería La Pampilla.

Las altas mareas registradas en el litoral peruano la tarde del sábado 15, como consecuencia de la erupción de un volcán con epicentro en el mar de Tonga, alteraron el proceso de descarga de crudo del buque Mare Dorium a la Refinería La Pampilla que se realizaba en esos momentos”, indicó la compañía en un comunicado.

Como producto de ello se registró un derrame limitado debido a la violencia del oleaje que ocurrió en plena faena de descarga La refinería activó inmediatamente sus protocolos de seguridad y sus brigadas lograron controlar el incidente”, se agregó en el pronunciamiento.

Un mar negro. Parte de la costa ha sido afectada por derrame de petróleo ocurrido el pasado sábado. Foto: diario El Comercio.

Ayer por la mañana, el ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, acompañado de personal especializado del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), supervisó los daños ambientales que se produjeron en dos playas de Ventanilla, producto del derrame de petróleo ocasionado por la Refinería La Pampilla.

Durante la inspección técnica el titular del Ambiente precisó que los daños ambientales se circunscriben a las playas Cavero y Bahía Blanca. “Hay un grave daño a la biodiversidad, incluso puede incidir en la salud humana, y se ha ordenado que esta zona sea aislada para todo tipo de actividad”.   

De esta forma, Ramírez precisó que con toda la información recolectada se levantará un acta para iniciar los trabajos de limpieza, descontaminación y remediación de la zona afectada.

Muchas especies afectadas han sido derivadas al Parque de las Leyendas para su cuidado. Foto: diario Gestión.

OEFA da un plazo de 10 días a Repsol para que limpie las playas

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) dictó medidas administrativas de cumplimiento inmediato a Refinería La Pampilla S.A.A., operada por Repsol, a fin de prevenir daños acumulativos o de mayor gravedad tras el derrame de petróleo crudo ocurrido durante las operaciones de descarga del Buque Tanque Mare Doricum, en Ventanilla. Son cuatro medidas diferentes que se cumplirán al mismo tiempo.

La empresa deberá identificar las zonas afectadas por el desplazamiento del hidrocarburo derramado, en un plazo máximo de dos días hábiles, para evitar mayores afectaciones que repercutan en el suelo, agua, flora, fauna y recursos hidrobiológicos.

También deberá liderar las acciones de limpieza del área de suelo afectada por el derrame de petróleo crudo en la zona de playa Cavero y otras áreas que pudieran verse afectadas, en un plazo máximo de 10 días hábiles.

Paralelo a ello, Repsol tendrá que asegurar el área, realizar la contención y recuperación del hidrocarburo sobrenadante en el agua de mar de Ventanilla y en otras áreas en las cuales exista la presencia de hidrocarburo, en un plazo máximo de cinco días hábiles.

Finalmente, los operadores de La Pampilla tendrán que ejecutar la segregación, almacenamiento, transporte y disposición final de los residuos sólidos y líquidos peligrosos y no peligrosos generados como consecuencia de las actividades de la limpieza de las áreas afectadas, en un plazo máximo de ocho días hábiles.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Lima está de aniversario en medio de una ola de robos y asaltos

Hace unos días Legislativo solicitó declararla en estado de emergencia y pide apoyo de las Fuerzas Armadas para patrullar las calles.

Published

on

Hace 487 años los fundadores de Lima jamás se habrían imaginado que esa ciudad llegaría a tener más de 10 millones de habitantes y que se expandiría de una manera tal que los límites, que en un principio fueron colocados, no bastarían para las olas migratorias que llegan a la capital buscando una oportunidad.

De similar manera jamás se les debió pasar por la mente que las calles estarían cubiertas por neón y telarañas de cables colgando de los postes, o el bullicio de los autos y los vecinos que hacen sus fiestas sin importarle la tranquilidad de los demás. Mucho menos se deleitarían con el rugir de los populares vehículos denominados mototaxis recorrer, cual carrera del Dakar, las pistas deterioradas de la ‘Ciudad de los Reyes’, pasando a toda bulla con un enorme parlante.

Entre robos al paso, sicariato, extorsión, meretricio a vista y paciencia de los transeúntes por muchos de los distritos de la capital, comercio ambulatorio que tiene las puertas abiertas gracias a un alcalde fantasma, obras absurdas como un puente construido en la costanera, corrupción dentro de los mismos municipios, etc., así Lima, fundada por Francisco Pizarro, avanza a paso errático en olor a multitud.

Los gallinazos. Robos al paso son una constante en toda la capital. Foto: diario Correo.

Mientras el ciudadano de a pie ‘se las juega’ día a día para que no le quiten lo poco que tiene, hace unos días el Congreso de la República ha solicitado al Ejecutivo que Lima sea declarada en emergencia ante el desborde de la delincuencia que ahora no es exclusiva de los peruanos, sino que se ha incrementado por la migración extranjera. Ante ello, el ministro del Interior, Avelino Guillén, se encuentra de acuerdo a que se combata de una vez por todas la delincuencia.

“Nosotros queremos anunciar que vemos con beneplácito la decisión del Congreso de invocar que se declare el estado de emergencia en Lima Metropolitana. Esto nos va a permitir contar con un mayor número de efectivos para su trabajo específico, esto es el combate a la delincuencia, declaró Guillén para TV Perú Noticias.

Respecto a la ayuda que brindarían las Fuerzas Armadas para contener la ola delictiva, el titular del Interior se mostró a favor de que estos solo “salgan a patrullar y vigilar lugares o dependencias públicas, para que policías que realizan esa labor puedan dedicarse a investigar el delito”.

Avelino Guillén también adelantó que se fortalecerá la inteligencia y la investigación de la Policía Nacional del Perú“Vamos a colocar más policías en las calles, sacar a policías de las dependencias policiales y ubicar en su reemplazo a personal administrativo”.

Por otro lado, reiteró que desde su sector impulsarán que la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) se convierta en una Dirección de la Policía.

Antiguo tranvía de Lima en la década de los 50. Con mucho menos habitantes cuentan los más longevos que todos se conocían en la calle y que la vida de barrio era la constante de los limeños. Foto: Archivo de Antiguas fotos del Perú.

Pero no solo basta con que el Ejecutivo declare el estado de emergencia, sino que realmente exista una cabeza que lidere ese plan (plan que debería ser articulado por nuestro alcalde pero que en la actualidad tenemos a un holograma que solamente se excusa cuando algo ocurre), que estudie a fondo el problema. Los distintos municipios deben de poner de su parte, en cooperación con la Policía y la misma sociedad civil. De no ocurrir nada seguiremos repitiendo, año a año, cómo la capital del Perú viene siendo tomada por mafias nacionales y extranjeras.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending