Connect with us

Actualidad

MANUEL MORALES: SI TIENES UN AMIGO QUE TOCA TAMBOR

Published

on

Acaba de editarse el libro Manuel Morales TRAPOS LÍRICOS, Lancom, Lima 2018, un estudio  de Tulio Mora y que con justicia le rinde homenaje al gran poeta  peruano que fue Morales. El texto recupera sus poemas de su único libro Poemas de entrecasa  (1962), Poemas no recogidos en libro y su última producción Trapos líricos. Además de una excelente crónica de presentación donde  descubrimos a ese gran personaje y persona que fue el poeta fallecido en Porto Alegre Brasil en el 2007.

 

1.

Y está en sentado en la cabecera de la mesa de la cantina El anzuelo en la cuadra tres del jirón Huancavelica en el Centro de Lima. Y se ha desabotonado la camisa y luce un bividí blanco impecable cuando se concentra en el destino de ese rodar de los dados desde su cubilete al que atrapa con fiereza. Y junta las cejas, frunce el ceño y enciende su mirada preparado a construir su próximo juego que sí abate el azar.  Y gana, como toda la noche pero no celebra. Sereno arrima sus palos de fósforo cerca de su vaso y nos mira. Luego pide: “no se asusten” y apenas ubica a Chontril, el mozo, y pide dos cervezas con los dedos, como ese viernes, como todos los viernes que lo hemos visto llegar desde Chiclayo a la casa-colectivo que está ahí no más, en el segundo piso y que regenta Jorge Pimentel.

Hoy ha llegado más temprano y ahora solitario, se ha ubicado en la misma mesa de todos los fines de semana y nos está esperando. Y cuando a las carreras preguntamos por él nos dicen que ya está abajo, con el cubilete, con la mesa perfecta y siempre las dos cervezas. Y bajamos a los trancos y lo abrazamos como al hermano mayor y nos pide que le contemos qué ha pasado. Y nada, que el país está revuelto, en pie de lucha, que apareció un gremio de pescadores fachos y sonríe tranquilo, que él sabe de ese asunto, que él es sociólogo medio tiempo y qué de huelgas y sindicatos no han pasado por su gabinete.

Que es detector de moñas y entuertos allá en al norte porque trabaja en Sinamos. Y se pega un ‘espich’ de coyuntura política y rápido saca un gancho de zurda: “¿han leído a Eluard?” Y más rápido todavía lo cita: “Pero yo vi los ojos más hermosos del mundo, / Dioses de plata que tenían zafiros en sus manos. Y celebramos el júbilo de tener como amigo a ese hombre que llega desde el norte con su poesía y el cuajo de sus cinco dados, por verlo otra vez seduciendo toda la vida y a dentelladas toda la noche. Y dice que arriba, en su mochila hay un king kong de 2 kilos, que hay que dividirlo entre el  Juan Ramírez, el Zambo Verásteguí, Jorge y yo. Y le contamos que estamos preparando el I Congreso de Hora Zero para julio. Y vivimos intensamente aquel 1971 y Lima no es la ciudad que uno quiere, pero igual, la soporta y,  a los navajazos la poetiza porque existe una cultura del caos y hay que pegar en el lugar seguro y con actos rotundos y contundentes.

Dice Tulio Mora en su texto introductorio al libro “Manuel Morales: Trapos Líricos”:

 “Lo había llamado a su oficina para consultarle por el significado de ciertas palabras de un poema escrito en portugués que deseaba incluir en la muestra de Hora Zero, “Los broches mayores del sonido”, publicada en 2009. Una joven, seguramente la secretaria, con voz que delataba tristeza, me dio la noticia. Aún incrédulo, llamé a su casa, y Liara, su hija mayor, hizo la confirmación. Mientras me comunicaba con los compañeros de Hora Zero para anunciarles la muy mala noticia, pensé que nuestro reencuentro telefónico y de correos electrónicos, iniciado en 2005, había sido también su despedida. (Un accidente doméstico había sido la causa. Fue en 2007. El autor de “Poemas de entrecasa”, el único libro que publicó y lo ha convertido en leyenda generacional, tenía entonces 65 años y vivía en Brasil (Porto Alegre) hacía 30 años)”.

LIBRO trapos líricos

2.

Cuando nos arrojan del bar, el hombre menta la madre, amenaza al dueño pero luego lo toma en brazos, le habla al oído y pegan la carcajada. Después, que cuídense mucho y, detiene un taxi, paga y nos despide hacia Miraflores a Jorge y a mí. Él tiene en la casa-colectivo su cama intocable. Durante la semana nadie osa ni sentarse en ella. Hay un letrero en la pared junto a la cabecera: “Aquí duerme Manuel Morales. Sé libre, acuéstate en el suelo”. Cierto. Sus sábanas y manta de un material antialérgico lo hacen especial. Por eso también se lo respeta. “Es que a veces se le cierra el pecho y se pone como loco”, dice la señora que hace la limpieza. El hombre sufre de asma pero no habla del tema y maneja sus inhaladores como un cowboy taciturno pero de ira implacable.

Los sábados se levanta a mediodía. Lo primero que dice es: “No existe el poeta que marca tarjeta”. Y agrega: “A las cuatro voy a ver mis asuntos”. Cierto, pero antes nos vamos a El Peñón, de la avenida Luna Pizarro en La Victoria. Cebiches y parihuelas ahora con cerveza negra lo ponen más locuaz. Ya está con nosotros Mario Luna y como es de Chimbote, con él hacen otras migas. Se habla de Velasco, del proceso, de los militares, de la revolución sin partido. Pero alguien toca el Aullido de Ginsberg y el otro, los Cantares de Pound.

Entonces la poesía nos invade nuevamente. Y en este invierno limeño aparece el sol de la lucidez. Y a los gritos estamos a favor y en contra. Los versos: “Yo vi caminar por las calles de Lima hombres y mujeres carcomidos por la neurosis…” del poema Salmo del Zambo Verástegui, entra a tallar. Así somos. Podemos hablar de fútbol y la metáfora termina con una media verónica casi siempre de poesía. Repito, siempre de poesía. Y así se va la tarde. El hombre paga y se marcha rumbo a Santa Cruz, su barrio, en las orillas del Miraflores náutico. El eco de sus sentencias ha calado en mi memoria y cuando se va, las cuotas de sus sombras calaveras nos dejan alertas, agazapados y excitados.

Añade Tulio Mora:

“Manuel Morales, ya famoso por su único libro, que obtuvo un premio en la universidad La Cantuta (1967), me confesó que jamás volvería a escribir. Su decepción era muy grande al descubrir que la poesía no iba a proporcionarle dinero para vivir. ¿De dónde habría sacado que la poesía lo haría célebre y solvente? Eso no significaba que dejaría la literatura, agregó, pero pensaba dedicarse a la narrativa. Ya ¿en 1969?, el mismo año que publicó “Poemas de entrecasa”, él como Rimbaud quería olvidarse de la poesía, esa “merde”. Escuchándolo, cómo no recordar al ex poeta adolescente que acabó de negrero y traficante de armas, delirando agónico, mientras preguntaba a su madre por las barras de oro que llevó atadas a la cintura hasta Marsella”.

manuel-morales-21

3.

Sol sonámbulo que despierta sobresaltado. El movimiento Hora Zero a partir de 1970 crea bases en Chiclayo y Pucallpa. Pimentel, Ramírez Ruiz y Verásteguí habían publicado en el norte la primera revista de HZ donde se editó un compacto de poemas con otro aliento y talante y el primer manifiesto Palabras Urgentes: “Que se cojan entonces la segadoras, que se limpien los escombros (…) Si somos iracundos es porque esto tiene dimensión de tragedia. A nosotros se nos ha entregado una catástrofe para poetizarla. Se nos ha dado esta coyuntura histórica para culminar una etapa lamentable y para inaugurar otra más justa, más luminosa”.

Esa prédica y aquella poética había inflamado a los jóvenes poetas de aquel Centro de Lima que invadían los bares y cafés que se articulaban entre la Plaza San Martín y el Parque Universitario. Jóvenes poetas desconectados hasta ese entonces de una poesis o lampo, una teoría o estructura y de un espíritu o escritura, que fuese afín a sus vidas y utopías. A principios de los 70 del siglo pasado, la mayoría había llegado a Lima de provincias a estudiar a universidades públicas: San Marcos, Villarreal, La Cantuta.

En aquel tiempo se entendía que el escribir poesía era insertarse en un complejo proceso de asunción reflexiva intensa o arte de iniciados sólo para algunos seres privilegiados y ascéticos. La generación del 60 ya había intentado el irrenunciable camino de romper cabos anquilosados en un clasicismo poético conservador y sin originalidad. El país tenía grandes poetas que al publicar un libro, rotundos, negaban cualquier atisbo de subversión textual. Se escribía poesía como ordenaba el canon.

Tulio Mora sigue contando:

“Manuel Morales explicaba que “Escribir poesía es más difícil que levantar una mesa con los dientes” y “Escribir poesía no se lo deseo ni a Súperman”, frase de manera menos ingeniosa vuelve a repetir en una de las tres cartas que me envió en 2005. En las cartas que recibí hasta el 2007, reflexiona sobre política y poesía, citando autores con autorizada solvencia, se descubre que jamás adoptó la radical decisión de Rimbaud. La prueba eran sus poema brillantes sobre la homérica Penélope, una prostituta brasileña del siglo XIX, “Tres monjas francesas bañándose al sol”, y un estupendo homenaje a Juan Gonzalo Rose que aparecieron en “Los broches mayores del sonido”. Pero aun así, es inexplicable que no hiciese el menor esfuerzo de publicar su obra inédita, asumiendo que si los había escrito en portugués, bien pudo incorporarse al cuerpo literario del país que le dio su segunda nacionalidad y donde nacieron sus hijas Liara y Chiara”.

Morales 2

Manuel Morales con su familia en Porto Alegre, Brasil.

4.

Y esa matriz que admiraba a la generación del 27 permitía la rebeldía con un volumen adecuado jamás más allá de lo intenso. Las matrices poéticas de Martín Adán, Alejandro Romualdo o Washington Delgado, cada uno a su manera y cada uno, padre de un estilo incomparable, eran sediciosas e insurrectas porque eso es la poesía, pero cargaban en su estro y ardor con la descomunal despensa de lo clásico.

Y ese molde era su brillante espada pero también su ataúd expresivo. Por ello, los jóvenes poetas del 70, cada quien también a su manera, comenzamos a escribir conectando por primera vez el desnudo universo de nuestro anclaje a este mundo, tomando la praxis tajante de las corrientes vanguardistas del planeta e inyectando nuestro radical sello personal. No había tiempo para aquel apostolado vicario y de padrinazgos.

En ese clima revuelto de la revolución de Velasco, de la migración desarticulada tomando la capital del Perú y de los partidos de izquierda consolidándose en una impronta desordenada aunque más reflexiva luego del fracaso de los movimientos guerrilleristas, en ese Perú de los 70 es cuando aparece un nuevo poeta en el escenario –ya no parnaso—caótico de un país en trance. El orgasmo nacional y la revolución internacional marxista.

Sigue contando Tulio Mora:

“Dos años después de su fallecimiento, su ex esposa me envió una hermosa carta y una caja de 249 páginas. La mayoría de ellas estaba escrita a máquina y algunas manuscritas. Ella me pedía conservar los inéditos y publicarlos, si estaba a mi alcance, de otro modo debía entregarlos a una universidad. Además, sabía que una dificultad existente es el poco interés que los editores le conceden a la poesía, pero yo mantenía el entusiasmo de convencer a alguien para que tradujera los textos. Nunca lo encontré.

Hasta que Alfredo Portal, poco antes de fallecer (2014), me disparó a bocajarro una sugerencia que más sonaba a orden: “tradúcelo tú, Manuel tiene que ser publicado”. Y eso fue lo que hice socorrido por tres diccionarios cuando las vacaciones forzadas me brindaron un tiempo para dedicarlo a la poesía”.

Morales 4

Manuel Morales fue el hermano mayor del primer Hora Zero: Juan Ramírez Ruiz, Jorge Pimentel y Enrique Verástegui.

 

5.

El hombre sabe de esto y de aquello. El hombre se llama Manuel Morales y ha muerto joven allá en su casa de Porto Alegre, al sur de su Brasil pintado en su camisa y clavado a su corazón y adonde se fue hace 35 años. Como cuenta Tulio Mora: “Se marchó en 1977 tras de su esposa, una preciosa brasileña que aún recuerdo hoy con un pañuelo verde en la cabeza y un monito tití en el hombro”. Manuel Morales que vio la luz de este mundo en Iquitos en 1943, ha muerto en ese hogar de colores y besos. El 2 de octubre del 2007 se fue quien fue el que fue. Un hombre insular al principio. Otro, aquel que nos consentía y nos pedía audacia y temple. El poeta que llegaba con encomiendas y talegas de cariño.

La poesía en el gimnasio.  La última vez que lo  vi fue como la primera. Estaba como siempre en la cabecera de una de las mesas del Palermo,  y no hacía otra cosa que hablar de poesía. Tenía el rictus del maestro marginal petardista y tablajero pero vivía en ese espacio iluminado de la palabra prosódica y malmandada. El Palermo, debo decirlo, era el bar más grande que se recuerde en La Colmena, a unos metros de la Casona de la universidad de San Marcos. Y escribí: “Estoy solo como esa vez. Y llega Jorge Pimentel, serio, elegante y rotundo. Juan Ramírez Ruiz, risueño debajo de sus bigotes a lo Javier Solís, y Enrique Verástegui como un Jimmy Hendrix buscando su guitarra.

Todos esperamos a Manuel Morales que viene no se sabe de dónde.  Tengo 16 años y escribo poesía por empacho pero frente a grupo excelso, me amorato. Pero aparece Manuel Morales. En el fondo, él era el jefe. Y habló de la alta poesía italiana, la Loren,  la desventaja de Pasolini  y otra vez la poesía. Una cuchillada de ternura, esa noche contra los hachazos de sombras. Y Manuel Morales, hercúleo en esencia y dibujado en el dado donde rueda su palabra y su sexo y polifonías. Morales es de naturales y baja el toro así. Cuando está de mañana se erecta de sombras.

Por la tarde lee a Pratolini y escupe cupidos. Se enamora al anochecer del silencio de la luz. Y cuando se acuesta, agata a la presa y felicea. Su ayuno es descomunal por espumas y poemas. Así crea la recta retorcida y el semen del sema. Morales se fue Brasil y su ternura la envía con su loro. Está bronceado de ternuras y degüella las tristezas. Canta al Vinicius y corretea monjas, el maestro. Si supiera que lo amamos no se hubiese muerto. Si viera cómo lo extrañamos sería imperecedero. Si olvidara que lo vamos a recordar a morir, Morales estaría de hachazo y resondrándonos. Entonces en el cielo lo veo, con la cuenta.

Tulio

Tulio Mora, autor de la selección, traducción e introducción del libro:  “Manuel Morales, Trapos Líricos”.

CODA

Y cuánta desolación, maestro, yo que lo abracé como quien tiene un duelo con su padre. Como quien desafía la muerte. Como quien con la amistad se hace hermoso. Fogatas de amor, los hechos nuestros. En una última carta que le envía a Jorge Pimentel desde su terraza en Porto Alegre dice: “Ustedes dirán, Manuel Morales vivió lejos y nos olvidó. No es verdad. Siempre viví con mi conciencia transformada en un derrelicto. Y hallo que fue bien. Desde lejos vi a mi generación crecer. Tengo orgullo de ser un militante de Hora Zero, el movimiento que con mis hermanos ayudamos a erguir para que la poesía no sea una farsa y sí el resultado dialéctico de una generación que ansiaba la libertad contra todos los indicios del oficialismo (…) Soy, como ya dije a mi hermano Miguel Gutiérrez, un hombre libertino cuyo negocio ahora es enamorar. Vivo en el sur del Brasil. Un lugar muy interesante por sus mujeres lindas. Ya habrá oportunidad para que les cuente mi vida”. Y así quedó escrito.

Finaliza Tulio Mora:

El poema final de este libro, un homenaje a Emilio Adolfo Westphalen, deja en claro que no compartía el proceso (literario/judicial) contra toda la poesía peruana, respaldado además por una de sus cartas, en uno de cuyos párrafos opina que se trató de un comprensivo desborde juvenil para dar inicio a una poética renovadora que él encabezó casi contemporáneamente al reconocimiento del que ya gozaban Antonio Cisneros, Rodolfo Hinostroza y Luis Hernández, artífices del modo británico-norteamericano en su versión cosmopolita y culta.

“Y sobre la tarde y sobre las calles hay indicios de una nueva escritura”, escribe en el hermoso poema dedicado a su esposa en trance de dar nacimiento a una de sus hijas. Afirma también que “escribir es vivir”, en unas “Anotaciones” que acompañan a sus inéditos: Los poemas de Manuel Morales no tienen fecha de caducidad, el prodigio de su intemporalidad (entre muy altos ejemplos que se incluyen en esta muestra, otro que ya se ganó derecho perpetuo de antología es “Newborg”) consiste en que el autor transforma cualquier acto intrascendente, aun el más trivial, en poesía”.

 

SI TIENES UN AMIGO QUE TOCA TAMBOR.

Si tienes un amigo que toca tambor
Cuídalo, es más que un consejo, cuídalo.
Porque ahora ya nadie toca tambor,
Más aún, ya nadie tiene un amigo.
Cuídalo, entonces.
Que ese amigo guardará tu casa.
Pero no lo dejes con tu mujer, recuerda
Que es tu mujer y no la de un amigo.
Si sigues este consejo, vivirás
Mucho tiempo. Y tendrás tu mujer
Y un amigo que toca tambor.

 

Poemas de entrecasa, (1969) Manuel Morales.

 

(*) Los fragmentos del texto de Tulio Mora pertenecen al prólogo del libro Trapos líricos.

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Actualidad

Descuartizar en el Perú: salen libres asesinos de Solsiret

En medio del escándalo político de Pedro Castillo, sus denuncias por plagio y las graves acusaciones de Zamir Villaverde, en un hecho inaudito la justicia peruana funciona y libera a los descuartizadores de Solsiret Rodríguez.

Published

on

El 23 de agosto de 2016, Solsiret Rodríguez Aybar, estudiante de Sociología de la Universidad Federico Villarreal, desapareció de la casa donde vivía con su pareja, Brian Villanueva, y con sus dos hijos pequeños. En la misma casa vivía, además, la familia de su pareja. Sus padres la buscaron por todo Lima, salieron en televisión, tuvieron el apoyo de los noticieros radiales y de colectivos feministas que realizaban plantones exigiendo más interés de parte de las autoridades por este caso, que se suponía un feminicidio más. La búsqueda fue larga e infructuosa y no hubo comisaría ni hospital que no visitaran los padres buscando a su hija. Pero Solsiret Rodríguez nunca salió de aquella casa en el Callao. O al menos no salió completa.

Aquella noche del 23 de agosto de 2016, Solsiret tuvo una fuerte discusión con su concuñada, Andrea Aguirre, quien, al ser descubierta cuatro años después, confesó que la había matado de manera accidental y que, por temor a lo que pasaría, había llamado a su pareja, Kevin Villanueva (hermano de Brian Villanueva, gemelos), para que vieran juntos qué podían hacer. Entonces la descuartizaron. Andrea Aguirre se quedó con la cabeza de Solsiret, que mantuvo en un envase plástico, en el baño de la casa de sus padres. Una pierna seccionada en tres partes estaba en su ropero, las partes envueltas en periódicos. Los brazos, la otra pierna y el torso fueron enterrados en varios lugares del Cercado de Lima por su pareja, Kevin Villanueva.

Luego del espantoso crimen, la madre de Brian Villanueva, Yolanda Castillo, sabiendo del crimen cometido, cambió los muebles y el piso de la habitación donde su hijo y su nuera asesinaron y desmembraron a Solsiret. Brian Villanueva fue a la comisaría a denunciar a Solsiret por abandono de hogar y luego, como evidencia de que Solsiret seguía viva pero lejos de su hogar, mostró a la policía el registro telefónico de las supuestas llamadas que él recibía cada cierto tiempo, supuestamente de Solsiret. El celular de Solsiret lo tuvo siempre Andrea Aguirre.

Condenados ambos a una prisión preventiva que terminó el pasado 12 de mayo, los acusados de homicidio calificado (y probable feminicidio en una figura legal llena de vacíos a la fecha), saldrán libres esta semana por exceso de carcelería, en lo que se ha considerado una burla a la justicia y a los padres que, desde el momento en que apareció pare del cadáver de su hija, no ha cesado de exigir justicia en todos los medios de comunicación posibles. Y es esto último lo que ha llamado la atención: el día de hoy el padre de Solsiret denunció en los noticieros matutinos que han sido los mismos colegiados que ven el caso quienes le han advertido que se aleje de las cámaras y que no declare a la prensa porque “esa presión no va a influir en su decisión”. ¿A qué decisión se refieren? ¿A que quizá están considerando la posibilidad de declarar inocentes a dos asesinos confesos? ¿A eso se refieren los jueces?

Mientras tanto, la justicia, esa estatua cuyos ojos están cubiertos con una venda mientras sostiene una balanza, adquiere un nuevo significado. El de la vergüenza.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Insólito: Niños convivían en un centro de rehabilitación para drogadictos [VIDEO]

En el centro de rehabilitación de Huachipa “Vittale” convivían 36 adultos y seis menores de edad.

Published

on

La vulnerabilidad de los niños y niñas expuesta en su máxima potencia. Un reportaje del programa Punto Final reveló que al menos desde el año 2017 el Estado viene enviando a los infantes a distintos centros de rehabilitación para adultos con problemas de drogas, desatándose así un serio problema sobre la ubicación de los menores de edad.

El programa dominical recogió el testimonio de dos adolescentes que fueron llevados en el 2017 al centro evangélico para rehabilitación de drogadictos y alcohólicos “Jehova Jireh”. Ellos contaron que el pastor a cargo los castigaba a correazos.

Dos años después, en el 2019, fueron rescatados 14 menores que eran maltratados en forma deplorable en el centro “Imanol” de San Juan de Lurigancho. Cinco de estos menores estaban en ese hogar por encargo del Ministerio de la Mujer, detalló la fiscal Cristina Gómez.

El pasado 4 de abril, la congresista de Acción Popular Marleny Portero, quien se encontraba acompañada de una fiscal de familia, visitó el centro de rehabilitación “Vittale” de Santa María de Huachipa. En sus instalaciones se encontraron a 36 adultos compartiendo los ambientes con 6 menores de edad; cuatro de los niños habían sido enviados por el Ministerio de la Mujer.

Por su parte, César Cárdenas, director de Niñas, Niños y Adolescentes del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), informó que se ha iniciado un proceso para sancionar a los responsables.

Según un comunicado del MIMP, el país presenta un déficit de centros de atención residencial, agravado tras la pandemia, que ha dejado alrededor de 80 mil menores de edad en la orfandad.

Por su parte, la titular de esa cartera, Diana Miloslavich, adelantó que su despacho se encuentra investigando los hechos de violencia, pues algunos menores denunciaron que fueron maltratados y expuestos a dormir en una misma habitación con adultos en rehabilitación.

“Desde el ministerio de la Mujer nos encontramos en constante investigación frente a hechos de violencia. Por ello hemos iniciado la reestructuración de las Unidades de Protección Especial UPES. Siempre con el compromiso de garantizar y defender los derechos de las infancias y adolescencia”, expuso la ministra de la Mujer en Twitter.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Ex congresista golpea a conductor de radio por sentirse difamado

El ex congresista Wilder Ruiz Loayza agarró a golpes al conductor de radio Jorge Galindo en pleno programa en vivo por sentirse difamado.

Published

on

El ex parlamentario luego de escuchar por la radio diversas acusaciones contra su persona, fue hasta la cabina de radio Sol e ingresó en pleno programa en vivo para increpar a Jorge Galindo sobre los comentarios que Wilder Ruiz Loayza señala como difamación.

“Sus comentarios durante meses lo tengo todo grabado. Con la risa hipócrita y burlándose de mí lo tenía al frente y ya no me controlé. A Jorge Galindo le debe estar pagando algún grupo económico”, mencionó el ex parlamentario.

En pleno programa en vivo, Wilder Ruiz Loayza le increpó diciéndole: “La verdad a mí me sorprende Jorge. Yo que te he abierto un espacio para que trabajes en el Congreso, yo te he dado de comer varias veces, yo que te he tendido la mano cuando más lo necesitabas, y ahora tú vienes a hablar hue… de mí. Quiero que ahora lo aclares o lo demuestres, o en todo caso, espero una disculpa pública en este momento”.

Según el parlamentario los comentarios son difamatorios y tiene registrado varios que el comunicador realizó durante los últimos meses.

Wilder Ruiz Loayza ha estado en la permanente defensa de la azucarera Anduahuasi y de sus trabajados. Para el ex parlamentario, detrás de la difamación estaría el grupo Bustamante. Intentamos comunicarnos con el conductor de radio Sol pero no recibimos respuesta.

Aquí un fragmento del programa donde el ex congresista explotó y agredió al conductor Jorge Galindo.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Gobierno del Perú decide expulsar a activista venezolana

Paulina Facchin asegura que todo se trata de una orden expresa del presidente Nicolás Maduro.

Published

on

La activista por los derechos humanos en Venezuela, Paulina Facchin, denunció el pasado miércoles que el gobierno peruano le ha notificado una resolución de expulsión del país luego de vivir más de 10 años en Lima. Según explico la activista, las autoridades nacionales argumentan que ella mintió en la información brindada durante el proceso que realizaba para conseguir la nacionalidad peruana.

“Debido a la persecución política que sufro, en el 2018 solicité la nacionalidad peruana, cumpliendo con todos los requisitos jurídicos y eso se convirtió en un proceso arbitrario y una cacería de brujas al mejor estilo del Chavismo, pero en Perú”, manifestó la abogada venezolana para RPP.

“Se expuso en redes sociales información personal y familiar en redes sociales y en agosto del 2020 me informan que se inicia un proceso de expulsión arbitrario. Ellos alegan que yo he mentido en el momento de la solicitud de la nacionalidad, cosa completamente falsa“, añadió.

De acuerdo a Facchin, el proceso cerró un año después con un resultado a su favor, pero de manera sorpresiva reabrieron el caso para luego sentenciarla y de esta manera ser enviada a su país natal.

“Yo me defendí y se cerró el caso en agosto del año pasado, pero lo reabrieron el viernes y dos veces estoy siendo juzgada por la misma situación. En ningún momento se me ha permitido acceso al expediente. Yo trabajo en un estudio jurídico, yo presenté mis credenciales correspondientes que fueron aprobadas por el ministerio de Trabajo y en Migraciones”, sostuvo Facchin.

Para la activista, esta persecución viene iniciando desde el régimen del presidente venezolano Nicolás Maduro, y se materializa cuando en los países “gana el gobierno socialista del siglo XXI”. Nicolás Maduro me quiere llevar a Venezuela por denunciar sus acciones contra los derechos humanos. Convertirme en una nueva presa política”, afirmó.

Por otro lado, indicó que si bien fue notificada recién hoy, la Policía Nacional puede ejecutar en cualquier momento la expulsión y solo queda esperar que ellos procedan a capturarla y repatriarla a su país.

Colectivo “Amigos de Venezuela” en contra de extradición de activista

El colectivo “Amigos de Venezuela” lamentaron que el Poder Ejecutivo haya decidido expulsar a la activista venezolana Paulina Facchin, quien es una de las mujeres críticas del gobierno dictatorial de Nicolás Maduro en nuestro país.

“Nuestra más enérgica protesta y rechazo a esta decisión, que tiene por objeto acallar la voz de una activista de los derechos humanos, perseguida política en su patria, que se ha caracteriza por representar en el Perú a los sectores democráticos venezolanos, de cuyo trabajo damos fe”, se indica en un documento.

Asimismo, plantean que la resolución en su contra debe ser dejada sin efecto ya que existe el grave riesgo de que funcionarios, influenciados por el chavismo, la expulsen a su país natal.

De esta forma, violarían “El art. 22 de la Convención Americana de los Derechos Humanos, que señala que en ningún caso puede ser expulsado a otro país, donde su derecho a la vida o a la libertad personal está en riesgo a violación a causa de sus opiniones políticas”, se lee en el escrito. De acuerdo al colectivo, si Facchin regresa a Venezuela le esperaría la cárcel y el alto riesgo de perder la vida.

En otro sentido, los ‘Amigos de Venezuela’ añadieron que resulta escandaloso que el Gobierno peruano no haya expulsado a los delincuentes venezolanos con permanencia ilegal en el país, pero sí quieren expulsar a “una persona honorable, abogada registrada y que reside en Perú desde hace 11 años con su familia”

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

De terror: Minedu adquiere desinfectante para pisos y lo distribuye en los colegios como jabón de manos [VIDEO]

Veinticuatro instituciones públicas han obtenido este producto altamente perjudicial para la piel.

Published

on

Un error que podría costar demasiado alto para salud de miles de escolares. De acuerdo a un informe del programa Punto Final dio a conocer que el Ministerio de Educación (Minedu), a través de la UGEL 05, la cual se encuentra a cargo de más de 45 colegios del distrito de San Juan de Lurigancho, compró jabones para desinfectar pisos y repeler plagas y los distribuyó a diferentes colegios públicos de dicho distrito; no obstante, fue usado para el lavado de manos de docentes y estudiantes.

Según una Resolución Directoral de fecha 17 de agosto de 2021, la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), le otorgó a la empresa Daryza una autorización sanitaria para la fabricación y comercialización de desinfectantes y pluricidas. Sin embargo, en el producto cuestionado no figura el dato de la forma de uso, con lo cual se estaría infringiendo la información del proyecto de rotulado.

Este producto puede producir severos daños a la vista, un daño renal y efectos a largo plazo. Incluso, puede llegar a alterar el sistema nervioso porque puede tener partículas de metales pesados. De acuerdo a documentos del portal Perú Compras, el Estado adquirió 89.222 unidades de dicho jabón, por un valor de S/ 439.284. La UGEL 05 de SJL recibió más de 77 mil frascos de este producto y los distribuyó a diferentes centros educativos del sector.

El dominical solicitó la versión de Perú Compras, ya que en su catálogo de ventas, se muestra al desinfectante en la sección de jabones. Recibiendo como respuesta un comunicado informando el retiro del artículo de su lista.

Asimismo, al comunicarse con un representante de la empresa Daryza, se cuestionó que no presentan autorización de Digemid, encargado de aprobar la comercialización de productos sanitarios que se usan en el cuerpo humano, a lo que la trabajadora respondió que “cada entidad define su propio concepto fuera de lo que nosotros podamos haberle comunicado. No llegamos a controlar toda la cadena”.

La doctora Lidia Ester Hildebrando, del Digemid, advirtió que llama la atención que este desinfectante indique tener glicerina, cuando el piso no requiere un cuidado como el de la piel. Además, también muestra imágenes de frutos que podrían llevar a confusión y a creer que es jabón para manos. Incluso la presentación con dispensador es sospechosa.

Por otro lado, se conoce que las autoridades han iniciado los operativos en distintos almacenes para retirar el producto Daryza del mercado.

En tanto, Ana Peña Cardoza, representante del Indecopi, precisó que si el producto se puede usar directamente sobre la piel, en la piel debe de aparecer la autorización de la Digemid, y si es solo para superficies, debe contar con la autorización de la Digesa.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Ricardo Belmont gana juicio a sus hijos y consigue recuperar su canal de TV y radio

El también ex alcalde de Lima indicó que su antigua señal de radio también volverá como RBC La Estación.

Published

on

Vuelve ‘el hermanón’. El ex alcalde de Lima (1990 -1995) Ricardo Belmont Casinelli está que sonríe de oreja a oreja luego de que el último 29 de abril la Corte Superior de Justicia de Lima Sur resolviera declarar improcedente la demanda de Ricardo Martín Belmont Vallarino, hijo del empresario, quien pretendía declarar nula la revocatoria de anticipo de herencia otorgada por su padre en registros públicos a sus hijos, poniendo fin de esta manera a 6 años de disputas legales entre padre e hijos por la propiedad de RBC Televisión y RBC radio.

La defensa legal de Belmont Casinelli, el abogado Luis Alfonso Morey, asegura que en los próximos días la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) ordenará el cambio de titularidad de las acciones “en favor de su legítimo propietario”.

Morey Estremadoyro también mencionó que la disputa por las dos propiedades del ‘hermanón’ se inició luego de que el ex candidato presidencial entregara un anticipo de herencia de las acciones del canal RBC a sus hijos Ricardo Martín Belmont y Lucienne Belmont Vallarino, quienes “se comportaron de mala manera” al despojar a su progenitor de su canal y de su radio por lo que fue obligado a revocar dicho anticipo.

Luis Alfonso Morey, abogado de Ricardo Belmont.

“Frente al comportamiento indebido de los hijos, quienes desalojaron a Ricardo Belmont, él se vio obligado a revocar este anticipo. Ellos se comportaron de una manera indigna, de una forma tal que la ley dice que aquel que ha dado una propiedad puede dejarlo sin efecto”, explicó Morey.

A mayor detalle, el abogado de Belmont Casinelli explicó que dichas acciones de RBC no serán “entregadas de inmediato” a Ricardo Belmont ya que éste convocará primero a una junta de accionistas con el objetivo de remover a los actuales directores y nombrar a un nuevo gerente. “Todo esto debe hacerse respetando la ley, debería hacerse en los próximos 2 meses. Antes del 28 de julio, tanto el canal 11 como la radio 91.9 F. M. ya deben estar operadas por Ricardo Belmont”, añadió.

Belmont tras los pasos para recuperar su radio

En tanto, en enero de este año, nueve funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), un fiscal y efectivos de la Policía Nacional intervinieron las oficinas de Radio PBO (actual empresa que viene haciendo uso de la señal de radio), ubicado en Chorrillos, para allanar e incautar sus equipos de telecomunicaciones por haber operado sin autorización ni licencia del MTC.

Al respecto, el abogado de Ricardo Belmont aclaró que dicha radio, patrimonio de RBC Televisión, operaba por negligencia de su hijo, quien perdió la licencia. “Hubo todo un incidente porque la radio se volvió pirata al no haber renovado su autorización a tiempo”, agregó.

Aclaró que el canal RBC funcionaba con normalidad hasta que Ricardo y Lucienne Belmont Vallarino le quitaron la emisora a su padre llevándola a Indecopi por parte de los acreedores.

“La decisión de Ricardo Belmont es que tanto RBC televisión como la estación de radio PBO vuelvan a ocupar los espacios que como marca les corresponde. El señor Philip Butters tendrá que acercarse al legitimo titular si es que quisiera tener algún programa en la radio RBC”, aseveró.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Gloria entregó 340 mil soles al CNP para hacer pasar leche en polvo como leche evaporada

Decano del Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP) precisó que su institución no se encarga del análisis de laboratorio sino de la etiqueta que le mandan.

Published

on

Mala leche. La empresa Gloria se encuentra en serios cuestionamientos, luego de que se conociera que se emitieron dos pagos para que el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP) avalara la venta de leche evaporada parcialmente elaborada con polvo de leche en una de sus presentaciones.

Antonio Castillo, decano del CNP, reveló durante una entrevista que la institución recibió de la empresa Gloria dos pagos de 170 mil soles con el fin de que se apruebe esta presentación que viene en los conocidos tarros azules. Asimismo, contó que este proceso estaba a cargo de un comité “cerrado” cuyos datos de los integrantes por seguridad se mantienen en anonimato.

A través de una conversación con Tv Perú, el titular del CNP, dejó en claro que la institución que dirige no realiza un examen de laboratorio de cada uno de los alimentos, sino que, únicamente, se limita a revisar la etiqueta que les presenta la empresa interesada, amparado para este particular en el Codex alimentario.

Dado que las empresas presentan una simple declaración jurada de lo que tienen sus productos, no se hace una evaluación de los nutrientes en laboratorios (…) luego de eso, el comité nos dice si el producto puede ser evaluado y el consejo directivo toma la decisión”, sostuvo.

“Nuestra capacidad no llega para un gasto tan grande, como realizar un análisis de laboratorio”, explicó el directivo.

Además, Antonio Castillo, precisó queel aval no se da por un “simple intercambio económico”, sino que pasa por una evaluación y análisis del producto y sus especificaciones técnicas, “alineado con la normativa vigente del Minsa” y la reglamentación de alimentación saludable.

“El comité de aval es totalmente cerrado. No se conoce a los miembros para evitar que sean condicionados por alguna empresa. Se pueden mencionar (los nombres) al final de esta gestión (Castillo será relevado del CNP el 26 de junio), para conocer a las personas que han evaluado, que son personas probas y con conocimiento de los productos avalados”, afirmó.

Ante estas revelaciones, Castillo, una vez más aclaró que las observaciones realizadas en la Ley presentada por Patricia Chirinos, sobre una presunta disminución de grasas y nutrientes si se incluye solo leche fresca en la fórmula, podrían resolverse, “probablemente”, tomando “un poquito más de leche”. Es decir, si la ración de leche queda corta en materia nutricional, basta con tomar un poco más.

Sin embargo, durante la entrevista, el funcionario evitó mencionar si la leche evaporada elaborada con leche fresca es mejor o no que la versión con leche en polvo, “pues son distintos productos”, acotó de manera escueta.

“Desde su inicio, en el año 2020, el aval ha tenido un costo de S/ 170.000, por la envergadura de este producto, que es de bandera para esta empresa (Gloria). La renovación fue por el mismo monto”.

Cabe precisar que el aval vence este mes de mayo, y debe ser renovado con las nuevas directrices de Midagri.

La respuesta de Gloria.

Por su parte, la empresa de leche Gloria envió una respuesta al portal América Retail, en donde se defiende ante los cuestionamientos y el pago que realizó al CNP.

“Leche Gloria S.A., como empresa de alimentos responsable por garantizar productos de alta calidad y buscando mantener siempre informados a sus consumidores sobre los beneficios nutricionales de sus productos, solicitó el aval de una institución científica de prestigio en nuestro país, como lo es el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP) para su producto Leche Evaporada Gloria”, refirió en un escueto comunicado.

Además, detalló que en 2019 inició un “riguroso proceso” para lograr el aval de la leche evaporada, tal como lo hace la industria de alimentos de “primer nivel” alrededor del mundo.

“Se siguieron los procedimientos establecidos por la institución que incluye la revisión de certificaciones y sustentaciones científicas relacionadas. Se cumplió con todas las exigencias técnicas y, con satisfacción para nuestra compañía, la institución otorgó este aval en el año 2020, el mismo que se encuentra actualmente vigente”, finalizó.

Con información de La República y América Retail.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Carta a mamá

Published

on

Anoche soñé que venías a arroparme como cuando yo era todavía una niña, y te quedabas despierta hasta que yo empezara a cerrar mis ojitos por el sueño. Es curioso que te diga esto, pero me vino a la mente ahora que tengo dos hijos todo lo que alguna vez hiciste por mí. Todas esas horas de desvelo, las amanecidas en donde nos visitaba el frío y el ruido de la lluvia cayendo en nuestro techo de calaminas. Ese tic tic tic que penetraba nuestra tranquilidad.

Ahora que los veo a ellos recuerdo todo eso, y me parece increíble que hasta ahora no te haya dado las gracias por todo lo que hiciste por mí y mi hermano, porque tengo que decirlo nos sacaste adelante a pesar de todas las adversidades posibles; de esa pequeña casita sin ventanas, de los baldes de agua que teníamos que cargar para lavar las cosas, de ese arenal que era nuestro patio allá en Ventanilla en el año 1989, de esas largas caminatas para llegar al colegio y donde siempre estabas tú, sin quejarte, cansada sí, pero sin reclamarnos nada, de pie, tal vez destruida por dentro, pero todo eso nunca nos lo demostraste.

Ahora creo entenderte, los años también me pesan y desde luego que vengo pasando por todo lo que nos ofreciste. No en la misma situación, pero el rol de ser madre nos multiplica como personas y nos desarrolla un sexto sentido.

Es increíble la fuerza que sacaste para que tú sola, desde las cuatro de la mañana, nos formes como personas de bien, nos vistas, nos peines y nos alimentes con tu ternura y buen humor.

Como aquella vez en que mi hermano enfermó de gravedad y tuviste que cargarlo hasta la posta para que lo vean ¿Cuántos kilómetros caminamos? ¿tres, cuatro, cinco? Y ya ahí recién te digan que tenían que derivarlo a un hospital para atenderlo. Esa vez, dentro de la posta me dijiste “regresa a la casa que yo me llevo a tu hermano”, y tuve que hacer el camino de regreso a casa sola, llorando porque lo veía muy mal, pero tú no derramaste lágrima alguna. Esas cosas, mamá, no se me borrarán jamás. Tu serenidad ante todo, tus pausas al hablar, y tu manejo de las situaciones, muchas veces adversas; todo eso nos enseñaste. No quiero que me malentiendas con sugerir que se trataba de insensibilidad de parte tuya, pero esa templanza me fue forjando a lo que soy en la actualidad.

Ya esa noche volviste con Eduardo y el vecino Alberto que se ofreció en acompañarte. ¿Lo recuerdas? Ese viejo que siempre pensé que te estaba cortejando, pero solo se trataba de mi imaginación. A mí nunca me agradó y eso creo que tú bien lo sabías. Tocaste la puerta y salí descalza a recibirlos. Fue ahí que me contaste que a mi hermano le habían detectado un tumor en su estómago y que requería de operación. Yo no entendía bien todo lo que me estabas contando pero al ver tu rostro entendí que era algo grave.

Pasaron los meses y la conducta de mi hermano y la tuya empezaron a cambiar. Ya no salíamos como antes a las fiestas, dejamos de frecuentar a los familiares para darle tiempo a Eduardo, él dejó de ir al colegio y a ti se te notaba mucho más demacrada. Ya intuía que el dinero en ese momento no solo tenía que bastar para comer, sino que se necesitaba mucho más para los medicamentos y tratamientos de Eduardo.

Fue por eso que me esforcé el doble para obtener las mejores notas y conseguir un buen sueldo como profesional, pero no podía sacar de mi mente a ninguna hora del día todo lo que tú venías pasando. Estas cosas nunca te las he contado pero muchas veces salía de casa para ponerme a llorar en la oscuridad del arenal, y tú seguramente habrás hecho lo mismo en tu habitación cuando no te veíamos.

Y así pasaron los años y la salud de mi hermano nunca se restableció. Una tarde no dio para más y solo quedamos las dos. Siempre pensé que fue una muerte lenta; los médicos ya te lo habían advertido y tener esa carga encima, día a día, te habrá ido carcomiendo hasta lo más profundo de tu ser, mamá.

La tarde de su entierro te vi acariciar su tumba como cuando me arropabas en las noches, y estoy segura que le habrás una cantado una canción bien bajito para ese largo y eterno sueño. Tus ojos no pudieron más y comenzaste a llorar tanto que se me vino a la mente inmediatamente el sonido de la lluvia en nuestra calamina de nuestra casita de Ventanilla. Tic tic tic, caían en mi alma y yo también me quebré.

Dos años después me casé y me fui a vivir con mi esposo a Costa Rica mientras tú te quedaste allá en Perú. Hoy más que nunca quisiera volver a tenerte a mi lado, mamá, tenerte aquí conmigo y hablar de todo o de nada, o solamente caminar y quedarnos en silencio, mirándonos una a otra para ver si aún quedan secretos entre las dos.

Con todo mi amor, tu niña de los arenales, María Laura.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending