Connect with us

Cultura

“La responsabilidad social en salud” de Emilio La Rosa es la más reciente publicación del FCE

Published

on

La pandemia del COVID 19 ha puesto en evidencia la necesidad de abrir foros y discusiones sobre la responsabilidad social en salud. El doctor Emilio La Rosa, en su nuevo libro, analiza y señala los principales actores implicados en la salud y nos presenta aspectos éticos asociados, considerando que la equidad no puede ser solamente sinónimo de acceso universal a la atención médica de calidad sino también de acceso a otro tipo de seguridades (alimentación, vivienda, educación, medioambiental, etc.).  

Las responsabilidades que resultan de esta constatación constituyen desafíos importantes y pueden ser analizadas dentro del marco de la responsabilidad social en salud, definida como un deber moral de la comunidad y sus instituciones para con la salud.

El libro analiza el concepto y la historia de la responsabilidad social en salud, y del peso de los determinantes de la salud, asimismo, describe la situación sanitaria mundial, también analiza las responsabilidades de los diferentes sectores implicados en la salud, especialmente de la industria farmacéutica y las responsabilidades del sector agroalimentario, sector laboral y social. Mención especial merece su opinión sobre la pandemia que nos azota, por ejemplo dice:

“Si analizamos las epidemias durante los siglos XX y XXI, podemos remarcar que el lapso entre las epidemias se ha ido acortando paulatinamente. Entre la gripe española (1918-1919) y la gripe asiática (1957-1958) ese lapso fue de 39 años, contrariamente a los que sucede desde hace dos décadas, durante el cual el lapso (ente 1 a 7 años) se ha acortado considerablemente…”

Párrafo extraído del Capítulo 3 sobre La pandemia Covid 19.

Emilio La Rosa Rodríguez, médico graduado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha realizado estudios de postgrado en Cardiología, Salud Publica y gestión de Servicios de salud y se doctoró en Antropología y Ecología Humana en la Universidad René Descartes, Paris. Trabajó como investigador en el Collège de France y ha sido Médico-jefe del Instituto de Prevención Pre-clínica de Paris (IPC) y del Centro de Prevención Sanitaria y Social (CPSS) de la Seine-Saint-Denis, Francia, director del Centre de Recherche et d’Etude Santé et Société, Paris (CRESS), vicepresidente del  Comité Internacional de Bioética de la UNESCO. Participó como representante del Perú, en la redacción de la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos, adoptada por la Conferencia General de la UNESCO en el 2005.

El libro se encuentra disponible en la librería Blanca Varela ubicada en jr. Berlín 238, Miraflores y se puede solicitar por WhatsApp al 998329391 o por correo a libreria.blancavarela@fceperu.com.pe.

Comentarios

Cultura

El “Hay Festival” se ha vuelto characato

Published

on

Casi al descuido, podríamos decir que se creó el festival del HAY cuando en 1988 un grupo de amigos, de esos que aman las letras y las artes, se reunió como de costumbre para conversar sobre sus aficiones, en la pequeña localidad de Hay-on-Wye (Gales) y decidió crear un espectáculo que congregara a diferentes promotores de estas manifestaciones. Así, quedó establecido que los participantes podrían ser tanto lugareños como extranjeros.

A partir de 1996, el Hay obtuvo ciudadanía internacional, habiéndose extendido a México, Italia, Brasil, Colombia, España y Perú, con el fin  de difundir la cultura, asumir un compromiso social y privilegiar el pensamiento crítico. Este evento anual, es uno de los más importantes del mundo hispano y ha permitido el intercambio cultural y su desarrollo, además de haberse convertido en una caja de gratas sorpresas, pues no hay reunión a la que no asista algún personaje destacado.

Y ahora al pie del Misti

Arequipa, la ciudad que se caracteriza por su espíritu rebelde y contestatario, ha legado al mundo, hermosas expresiones como el yaraví y las pampeñas, además de exquisitas expresiones gastronómicas. Muchos de sus hijos destacan gracias al talento innato, heredado de ancestros andinos.

Cómo no mencionar los nombres de escritores de la talla de Mario Vargas Llosa, laureado con el Nobel, Oswaldo Reynoso, Oswaldo Chanove, Rosario Córdoba, Carlos Herrera.

A los poetas, Alberto Hidalgo, de verso agudo y satírico, Orlando Bedoya, Raúl Bueno, Shelma Guevara, una cusqueña que desarrolló su poética en tierras mistianas, Luz Vilca, la poeta que deidificó a Eros en sus poemas y otros nombres más.

Entre los pintores nombramos a Vinatea Reynoso, Lucho Palao, Teodoro Núñez Ureta, Carlos Baca-Flor, Gonzalo Olmos. Y en el mundo de la música, a los  que pusieron melodías a la famosa nevada arequipeña, como Luis Dúnker Lavalle, Benigno Ballón Farfán, compositor del famoso Melgar, que viene a ser el segundo himno de la ciudad blanca, Roberto Sánchez Valdez, Carlos Sánchez Málaga y tantos más.

Razones de sobra para que un día del año 2015, sus calles de sillar se llenaran de voces distintas, llegadas de ultramar. El HAY, se instaló con todas las de la ley y durante cinco años consecutivos convirtió el ambiente cultural arequipeño  en una fiesta de colores, letras y melodías.

Este año, pudo haber sido una nueva edición, tan exitosa como las anteriores, si no fuera porque la pandemia mundial ocasionada por el Covid-19, trastocara los planes y obligara a cambiarla  por  proyecciones virtuales. Desde hoy, 28 de octubre hasta el 8 de noviembre, se tienen proyectados 79 eventos (Letras, Artes, Cultura, Periodismo y Cine) con la participación de un sinnúmero de personalidades extranjeras. Las sesiones quedarán grabadas hasta el 15 de noviembre, para que el público acceda libremente a ellas.

Panorama cultural

Para graficar el ambiente cultural de Arequipa y el HAY, Lima Gris conversó con  Luz  Vilca (1969) poeta, periodista, promotora y jefa de Imagen institucional de la Municipalidad Distrital Mariano Melgar y responsable de Prensa de la Municipalidad Distrital de Cerro Colorado.

La periodista, obtuvo el Premio Regional de Poesía del INC, en 1990. Pertenece a la Casa del Poeta Peruano y al Centro de Escritores de Arequipa.

Es Promotora de las Industrias Culturales de la Región Sur del Perú y tiene en su haber los siguientes títulos: “Retrato de una mujer malvada”, “El Trapo y otros cuentos”, Carnaval Loncco de Cayma, que mereció un reconocimiento de parte del Congreso de la República.

Conversando con la poeta

Poeta Luz Vilca.

1.- ¿Cómo ha recepcionado Arequipa la realización de estos 6 HAYs? Qué influencias ha tenido en el ambiente cultural?

Luego que desapareció la Feria Internacional del Libro de Arequipa, los espacios culturales de Arequipa quedaron vacíos, el Hay Festival empezó a realizarse con suma expectativa en una ciudad donde la población recibe siempre con éxito las propuestas culturales.

2.- Cuáles fueron los momentos de mayor significación literaria y poética en Arequipa, a partir de los 60?

Arequipa tiene la característica de tener escritores de grandes cualidades, los escritores han ido manteniéndose vigentes a medida que pasan los años. Entre ellos, Anibal Portocarrero, que seguía escribiendo hasta hace unos años en que falleció. Para mi, el escritor  no tiene generación, se adapta, a la vida y su obra, se valora con la experiencia y el uso de la tecnología.

3.- Qué poetas y escritores tienen significación? ¿Luzgardo Medina Egoavil qué aportes hizo?

El Poeta Maldito, y muy querido por Arequipa, se destacó por su gran producción literaria con 10 libros, todos ellos premiados en diferentes concursos, dos veces fue ganador del Copé de Bronce.  Además, fue un fino compositor musical de himnos, y piezas musicales folclóricas. De mente prodigiosa y conocedor de personajes de todo el Perú. Bastaba conocer un apellido y él podía conocer el lugar de personajes y parientes. Fue generoso con las poetas que iniciaban sus escritos, siempre alentaba a la creación, y participaba en todas las actividades culturales. Un terrible 25 de enero del 2015 falleció. Un mar de personas lo despidieron en el cementerio, poéticamente ese día llovió, como lloramos los que lo queríamos.

4.-Cuáles son los grupos y ediciones físicas y on line que se mantienen en actividad?

En esta nueva normalidad, lo virtual ya es una manera casi oficial de comunicarse, por lo que muchos grupos culturales se comunican especialmente por el Facebook, entre ellos, HBA Noticias, que tiene una secuencia cultural, también está Frase Corta, logra mantener la información cultural, están fan page tienen más de 300 mil seguidores.   Las editoriales y escritores realizan constantemente encuentros virtuales, recitales, homenajes, como lo hace Gloria Mendoza con “tertulias literarias itinerantes internacional”, Ruhu Huarca con “Tiempo libro”, Mauricio Medo con “Laboratorio”, entre otras fan page de escritores y editoriales. Lo trascendental de lo virtual, es que ya no hay fronteras para participar y apreciar las artes en general.

5¿Cuántos de estos escritores y poetas —que trabajan constantemente— han sido invitados a participar en los HAYs? Tú, por ejemplo?

La coordinación la hacen desde un programa ya establecido, no conozco al detalle, pero siempre hay buenos escritores arequipeños, está Jorge Bedregal La Vera, Jorge Turpo, Teresa Ruiz Rosas, el Nobel Mario Vargas Llosa, entre otros, hay mucho movimiento juvenil y adulto. Desde que se realiza el Hay en Arequipa, la ciudad se ha vuelto el centro de cultura del país, y eso es importante.

6.- Veo que este año, la mayoría de los participantes son extranjeros o no arequipeños-hasta ahora veo como único characato, al hispano-peruano Mario Vargas Llosa. Es que esas son las reglas del festival?

El Hay tiene una metódica interesante, no sólo es un encuentro, permite que se desarrollen diferentes temas culturales, científicos, políticos, educativos, entre otros, para mí, particularmente me enorgullece que Mario Varga Llosa nos represente, su voz siempre llegará más allá de las fronteras, y permitirá que Arequipa siga siendo reconocida.

7.- También me llama la atención, aunque ya no debiera hacerlo, la ausencia de mujeres, salvo unas cuantas. Qué pasa, las mujeres no destacan en ninguna de estas áreas que forman parte del programa?

Lo que pasa es que la información solo trasciende con los nombres de las luminarias de grandes obras internacionales, pero sé que  hay buenas escritoras, entre ellas, Teresa Ruiz Rosas, que abordará el tema “la potencia femenina”,  Yesenia Montes, con temas del quechua. He visto la programación y hay un buen grupo de escritoras que definitivamente abrirán el espacio de la conducción de temas muy interesantes. Debo felicitar a la coordinadora, Angela Delgado, a quien conozco y sé de su trabajo esforzado para que el Hay Festival siempre tenga la cuota de talentos arequipeños.

8.- Crees que tenga la misma acogida el HAY 2020 siendo virtual?

Creo que permitirá que un mayor público acceda a esta nueva forma virtual.  Esperemos volver a la parte física, el Hay Festival, no solo es un evento cultural, sino es un evento que permite que la ciudad de Arequipa, se posicione a nivel mundial, para ofertar los servicios de turismo que generan ingresos a la población en su conjunto.

Comentarios
Continue Reading

Cine

HOTEL MONTEREY (1972) de Chantal Akerman

Published

on

Una de las primeras obras de Chantal Akerman (Bruselas, 1950 – París, 2015), Hotel Monterey (1972), es un trabajo de exploración y observación meticulosa, que prescinde del sonido, sobre el establecimiento del título, una modesta residencia neoyorquina, refugio de artistas marginales, desheredados, de gente pobre que aún no ha sido arrojada a la calle.

La cámara fija –predominante en la película -, principia la inspección en el vestíbulo del hotel,  mostrando personas registrándose en la recepción, otras esperando, sentadas o de pie, conversando o sólo mirando lo que sucede. Las imágenes propuestas casi son introductorias: prevalece el espacio abarrotado, el tránsito de grupos, el bullicio –que fácilmente se intuye-, todo nos habla de la vivacidad de esos primeros pisos, incluso cuando los planos se hacen desde el ascensor y los rostros de los que viajan se ven incómodos por ir apretados o se fastidian cuando se abren las puertas y tienen que evaluar si caben o no en el cubículo. Luego sobreviene el cambio, desaparecerán las aglomeraciones. La cámara estática filma pasillos solitarios, columnas, la geometría de la arquitectura; la oscuridad de esos corredores, o su penumbra, y los colores de los botones del sube-baja que apenas parecen destellos en la negrura de esos pisos. De esa oscuridad surgen las habitaciones y sus personajes. Un cuarto, una cama ordenada, un durmiente; un hombre mayor sentado en su pieza desordenada, mira tranquilamente; una mujer embarazada vista desde el pasillo; otros cuartos, un baño -¿común?-, extrañamente luminoso. La aparición de estos individuos -y objetos-, enmarcados en sus habitaciones, compuestos como escenas pictóricas, son imágenes investidas de una familiaridad ajena o distante, una quietud, un retraimiento, que podríamos decir teñido también de cierta tristeza y aire de abandono.

Desde el inicio, la composición del encuadre utiliza elementos del ambiente hotelero, diversos bordes como muros, rejas, vigas, marcos de puertas, intervienen en la conformación del plano, lo definen o recortan, enfatizando así su proceso exploratorio, lo reflexiva de su apuesta, su atención a cada objeto frente a la lente, detallista en cada segmento. La posición fija de la cámara postula un tiempo de espera, de observación atenta frente a lo que acontece o pudiera ocurrir. (Aunque de hecho no ocurra demasiado y sea más bien el tiempo transcurrido el que llena todo el plano, el que parece habitar esos espacios largos y profundos o el que inviste a los sujetos compartimentados).

Más adelante la cámara empezará a desplazarse de manera lenta, con movimientos reiterativos. Ya no será sólo la visión de lo que se presenta enfrente –contemplación-, o los personajes en sus pequeños recuadros, sino los explícitos recorridos del espacio. De noche, la cámara avanza hacia el fondo de otro corredor oscuro hasta dar con una ventana. Al llegar, retrocederá hasta cierto punto del corredor y repetirá el acercamiento. De nuevo en la ventana, se enfocará en la calle y en el tránsito que se ve pequeño, distante, aunque sólo será un vistazo. Volverá de día, rehaciendo los pasos hechos, acaso verificando los efectos de la luz natural. A pleno sol, el paisaje ha perdido su misterio. La cámara irá al encuentro, tanteará el terreno e intentará experimentar la mirada de los habitantes de ese inmueble –o quizás del inmueble mismo-, como en esas vistas a través de las ventanas, pero también desde los techos, observando el cielo, otros edificios, las corrientes de agua, la ciudad toda.

La exploración que del edificio y sus habitantes hace la directora produce el significado de unas vidas centradas en la soledad y el desamparo, a pesar del movimiento y alboroto que se ve al inicio, en la recepción del hotel. A medida que el registro se interna por corredores, escaleras, techos, habitaciones, el silencio cobra más sentido –aunque no oigamos nada durante toda la película-; aquellos espacios remarcarán su calidad de tránsito, de refugio, lugar de reposo se diría, en donde sin embargo sus habitantes parecen estar varados y entonces se muestran como aquellos fantasmas perfectamente enmarcados en sus cuartos o como figuras de un pasado que no reconocemos, pero que están allí, abandonados en esos pisos por los que nadie parece circular.  Así, un sentido conexo recorre los planos que se hacen del exterior, cuando se filma lo que ocurre fuera del edificio, paseando una mirada curiosa y al mismo tiempo insegura, resguardada, siempre con la presencia de algún fragmento (de una reja, de un muro, de una esquina) del hotel, apareciendo en su campo visual, como contextualizando la visión, y estableciendo ese contraste entre los que se encuentran adentro y la calle, o el exterior, ese espacio que cambia con la luz, que inspira tranquilidad y confianza una mañana cualquiera o sugiere aventura y peligros en el ajetreo nocturno.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Ministerio de Cultura: Miguel Det responde al cuestionamiento sobre la selección de libros

Published

on

El 27 de octubre Lima Gris publicó el informe titulado, “Conoce a los expertos que seleccionaron los libros para el MINCUL, y el conflicto de intereses detrás de ello”. La publicación realizada por mi persona en mi calidad de editor revela los nombres de los integrantes de los Comités de expertos que decidieron los 886 títulos que se deberá comprar hasta por un valor de 13.5 millones de soles. Paradójicamente a esta adquisición el propio ministerio de Cultura la denomina “Una histórica adquisición de libros para las bibliotecas de todo el país”. 

Entendemos que el señor Miguel Det esté disgustado por el informe documentado publicado porque devela una situación conflictiva con respecto a su caso en su calidad de experto y coautor al mismo tiempo; no obstante, sus explicaciones en el punto 2 de su respuesta, solamente denotan una justificación incauta e inverosímil de su parte, al explicar que él optó  por suspender su “juicio” y que sugirió “reconsiderar” a los otros expertos de su Comité la elección de los dos títulos aludidos, pero que al final ellos (el señor Det no menciona nombres, pero según sus aseveraciones se presume que estaría hablando de los otros expertos/as que conformaron su Comité de expertos en Literatura infantil y Narrativa gráfica) aprobaron la elección de ambos títulos; y que, a partir de ese momento, él recién manifestó su aprobación.

En resumidas cuentas, el señor Miguel Det primero dice que mantuvo la suspensión de su juicio con respecto a los dos títulos de su coautoría, pero luego afirma que como los otros dos expertos aprobaron dichos títulos, entonces, él también manifestó su aprobación. ¿Acaso eso no es una contradicción? Es decir, primero se abstiene, y luego manifiesta su aprobación. Que los propios lectores saquen sus conclusiones.

Aquí lo que debe entender el señor Miguel Det es que no solo basta decir que él no las eligió, y que por más que al resto del Comité le haya correspondido elegirlas, eso ha generado un conflicto ético, porque en dicho grupo de jueces también había un coautor. ¿Eso es correspondiente y ético, sabiendo que un coautor en esos momentos también era miembro del Comité de expertos?

Luego, se torna irónico y menciona que toda la información está a disposición de quien tenga interés de hacer un trabajo serio de investigación.

Señor Det, el periodismo actúa con hechos y con fuentes de información que brindan las cuantificaciones y cualificaciones, porque las datas están allí y no las hemos inventado nosotros. Además, no es ninguna ciencia ingresar al portal de Transparencia de las instituciones del Estado y a las fuentes virtuales de gobierno de los Decretos de Urgencia, Resoluciones Ministeriales y Resoluciones Directorales. Fuentes que usted debería conocer y revisar.

Ahora bien, sobre el punto 3 de su respuesta; usted menciona literalmente que el título de la nota señala Intereses ocultos; sin embargo, en la publicación no se intenta menoscabar su calidad de persona, pero sí se desentraña resultados cuestionables en aquellas adquisiciones que van más allá de su persona. Recuerde señor Det que Lima Gris en otras ocasiones ha difundido su trabajo y lo hemos entrevistado. Pero como periodistas nuestra labor también es cuestionar estos hechos.

En ese sentido, el periodismo está obligado a desentrañar procesos, procedimientos y deliberaciones extrañas, en caso éstas existan y por eso le informamos que lo publicado no es una mera especulación barata, ya que en estos momentos la Contraloría ha iniciado una investigación sobre este caso contra el Ministerio de Cultura; así como el propio Congreso de la República que a través de su Comisión de Cultura ya citó al ministro Alejandro Neyra para que la próxima semana acuda a dar explicaciones sobre las decisiones que llevaron a elegir a ciertas editoriales extranjeras y a títulos de youtubers extranjeros.

Así las cosas, lo que sí parece por demás patético y lesivo contra el honor de personas que ni siquiera usted señala con precisión señor Miguel Det, es lo que ha escrito en uno de los párrafos finales de su respuesta en el punto 3, cuando afirma que algunos periodistas detrás del tablero buscan vengarse de autoras que fueron víctimas de su acoso.  ¿Qué significa eso señor Det… qué da usted a entender? ¿Diga pues, qué periodista o qué periodistas quieren vengarse de esas supuestas autoras que usted menciona? eso sí es difamatorio.

Y, por último, ante lo que usted llama: “Y no pasa de ser mero sensacionalismo funcional a quien sabe qué intereses”; no tire piedras y esconda la mano, pues, con nuestra publicación no hay ningún interés subalterno que esté detrás, como sí sucede en otros grandes medios y en muchos ministerios y en algunos grupitos de amigos culturosos que entre ellos se acomodan para ganar alguito y se blindan en silencio.

Enfáticamente le decimos, que el único interés que tiene Lima Gris como medio de comunicación, es el de informar a la gente qué está pasando detrás de las instituciones del Estado, así como el de vigilar y dar la noticia con un enfoque independiente, no servimos al gobierno de turno, ni a sus funcionarios.

Lo que sucede es que últimamente a los estudiantes de las facultades de comunicaciones y a un sector polarizado de la propia opinión pública, se les ha vendido la idea de que el periodismo es una práctica que obedece a las Relaciones Públicas para hablar bien de los amigos que están empoderados, previo pago y recibo de gollerías; sin embargo, nuestro mayor capital periodístico es la libertad. Somos periodistas, no relacionistas públicos.  

Estaremos atentos.

Aquí el comentario de Miguel Det dirigido a mi persona:

“Hola, Luis Felipe. Un poco para aclarar la referencia que tu articulo hace a los dos títulos de mi coautoria seleccionados para su adquisición por el MINCUL para la categoría Narrativa Grafica, informarte que:

1. Las obras en mención fueron presentadas por las editoriales correspondientes antes de mi convocatoria como miembro de uno de los comités de evaluación y de que yo tuviese conocimiento de su incorporación a la lista elaborada por el MINCUL de posibles adquisiciones.

2. Que, como consta en las actas de evaluación presentadas al MINCUL correspondientes a mi evaluación , yo no “las elegí” – cosa que en última instancia solo correspondía al comité en su conjunto hacer- sino que mantuve respecto de una y otra la suspensión de mi juicio (aprobación /descarte) y opté por sugerir fuesen objeto de reconsideeación , en vista tanto de lo que podía pasar como un conflicto de interés como de la absoluta ausencia en el mercado local de un material con las características favorables a la lectura gráfica que ambas ofrecen, como cualquier persona que algo conozca de narrativa gráfica y que esté seriamente interesada en el fomento de la lectura gráfica puede constatar. Ya en la instancia colectiva de reconsideración es que los otros dos miembros del jurado consideran, en atención a lo mencionado y por iniciativa propia, aprobar la elección de ambos títulos, ante lo cual no hago sino manifestar mi aprobación. Todo ello consta en las actas del MINCUL que, tengo entendido, están a disposición de quien tenga interés en hacer un trabajo serio de investigación al respecto en atención a lo que era motivo de la selección del material lector: la adquisición del mejor material disponible sobre la materia para beneficio de los jóvenes asistentes, a los espacios de lectura considerados, salvo prueba en contra.

3.En consecuencia, los “intereses ocultos” a los que alude el título del artículo del que, apareces como autor ni son tales ni son personales. Por lo demás, quienes me conocen saben perfectamente de mi calidad como persona y como profesional, y que a nada que no fuesen estrictamente los objetivos específicos del trabajo para el que fui convocado me prestaría. Es en función de ese bien superior que la normatividad fue establecida, y es a ese bien superior mismo al que atendí durante la selección de la que formé parte en condición de jurado en lo que duró el trabajo. Ojalá pudiera decirse otro tanto lo mismo de lo que muchas veces pretende pasar por “investigación” y no pasa de ser mero sensacionalismo funcional a quien sabe qué intereses, lo mismo que de algunos “periodistas” que sólo hacen uso de su tablero para buscar patéticamente vengarse de las autoras que fueron víctimas de su acoso y optaron por no callar.

Saludos.

Miguel Det”.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La UNESCO revela la cara oculta del tráfico ilícito de bienes culturales

Published

on

La UNESCO lanza la campaña internacional de comunicación El verdadero precio del arte para sensibilizar al público y a los amantes del arte de la devastación de la historia y la identidad de los pueblos que supone el tráfico ilícito de bienes culturales, cuyo monto representa casi 10 mil millones de dólares anuales. 

Como muestra la campaña, en algunos casos el saqueo de sitios arqueológicos que alimenta este tráfico es una actividad altamente organizada que constituye además una de las principales fuentes de financiamiento de organizaciones criminales y terroristas. 

La campana marca el 50 aniversario de la Convención de la UNESCO sobre las Medidas que Deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y la Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales, adoptada en 1970. Desarrollada por la UNESCO y dotada de medidas concretas para combatir esta plaga, la Convención es el marco mundial de referencia en este ámbito. 

“El tráfico ilícito constituye un robo caracterizado de la memoria de los pueblos. Despertar conciencias y llamar a la más extrema vigilancia son labores necesarias para luchar contra esta realidad, todavía desestimada”, estima la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay. 

Tráfico ilícito en Perú y América latina 

El tráfico cultural significa un empobrecimiento de la cultura de los pueblos y Latinoamérica es una de las regiones más golpeadas. Así lo señaló Ernesto Ottone, Subdirector General de Cultura de la UNESCO, durante el evento internacional denominado “Foro Cusco: Diálogo Técnico Regional sobre el futuro de la cooperación internacional en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales para América Latina y el Caribe”, desarrollado de manera virtual a inicios de octubre en Cusco.  

“En las últimas décadas hemos sido testigos de un aumento exponencial del tráfico ilícito de bienes culturales. Esta es una triste realidad que afecta a todas las regiones del mundo, incluida América Latina y el Caribe. Tenemos el deber de proteger los valores del pasado, que son esenciales para las sociedades de hoy y las de mañana”, aseguró Ottone. 

Cabe recordar que en Perú se aprobó recientemente la Política Nacional de Cultura, cuya finalidad es garantizar los derechos culturales y para ello, promueve la protección, salvaguardia y puesta en valor del patrimonio, de acuerdo a la condición del bien cultural y respetando la integridad del mismo.  

Como dato adicional, según el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, en 2019 se logró la recuperación de más de mil bienes culturales y en lo que va del 2020, a pesar de las circunstancias, se ha logrado recuperar 328. En los últimos 10 años, se ha repatriado casi 17 mil objetos pertenecientes a nuestro patrimonio cultural. 

Más información en este enlace: https://es.unesco.org/news/celebremos-50-anos-lucha-trafico-ilicito-bienes-culturales 

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Cosmic Drama, historia universal y astrología en su nuevo single “Tenme Cariño”

Published

on

Cosmic Drama, una de las nóveles y más interesantes bandas pop de la escena independiente guayaquileña, presenta su segundo sencillo titulado “Tenme Cariño”, el tercer capítulo de la cronología de un álbum conceptual bastante influenciado por la ciencia ficción, la historia universal y la astrología, en el que cada canción retrata –de manera metafórica- la muerte de grandes pensadores que revolucionaron el conocimiento de nuestro Universo.

Cosmic Drama debutó en diciembre de 2019 presentando su primer sencillo “Otros días”, el segundo capítulo de una fascinante historia fantástica recreada en un contexto retrofuturista influenciado por el legado de los mártires del conocimiento. Esta primera entrega fue inspirada en el psiquiatra y ensayista Carl Gustav Jung, recordado por promover el estudio del mundo de los sueños. Una canción de pop oscuro que retrata el apego autodestructivo en las relaciones amorosas que no logramos superar.

Continuando con ese hilo narrativo, su segundo sencillo “Tenme Cariño” narra la tercera parte de historia, esta vez inspirada en la vida y obra de Hipatia de Alejandría, considerada la primera mujer científica de la historia. Hipatia tuvo un único pretendiente que le demostró lealtad y cierta obsesión tóxica durante toda la vida, sin embargo ella se mantuvo virgen y alejada de relaciones amorosas hasta su muerte. “Tenme cariño” es la petición constante de este pretendiente a la genial Hipatia.

En cuanto a su sonoridad, Tenme Cariño es una muestra de un pop oscuro muy bien ejecutado donde intervienen constantemente syntes con reminiscencias ochenteras que invitan al baile. El single fue autoproducido por la misma banda y la mezcla y masterización estuvo a cargo de Pablo Del Pozo Tkachenko, un importante ingeniero de la escena independiente de Guayaquil. “Son muchas veces guitarras sutiles cargadas de baterías groovys y líneas de bajo que juegan entre la melodía y ritmo, pero por sobre todo el manto de sintetizadores que va adornando el juego cósmico de instrumentos”, menciona Seca Bermeo, líder de la banda, sobre su sonido.

“El álbum narra una tragedia romántica, un drama distópico, y cada una de las canciones esconde simbología de la muerte de algún personaje histórico que por desafiar a las demás mentes de su época fueron mártires del conocimiento. La historia global se desarrolla en Agartha pero en una versión retro-futurista del año 3000. También hay ciertos episodios ambientados en Ganímedes, Marte y Venus que hacen referencia al anime Cowboy bebop, continúa Seca, explicando el concepto artístico del álbum.

El single ya se encuentra disponible en las principales plataformas de streaming.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Conoce a los expertos que seleccionaron los libros para el MINCUL, y el conflicto de intereses detrás de ello

Published

on

El 20 de octubre Lima Gris publicó el informe Algo se pudre en el Ministerio de Cultura. En aquella nota se mencionó varios títulos seleccionados para la “Adquisición de Material Bibliográfico para la Dirección del Libro y la Lectura en el Marco del Decreto de Urgencia N° 104-2020”, organizado por el Ministerio de Cultura, con la finalidad de apoyar a las editoriales que se habían visto afectadas por la profunda crisis económica que vivimos.

En esa línea, las especificaciones técnicas de la DESCRIPCIÓN DEL OBJETO del Decreto y que fueron detalladas por el propio Ministerio de Cultura, señalan que: “Se busca contribuir al fortalecimiento de los servicios bibliotecarios ofrecidos al público, a la generación de condiciones mínimas favorables para el fomento de lectura y el acceso a ella, y la dinamización del sector nacional del libro que se haya visto afectado por el Estado de Emergencia Nacional”.  

Y en el siguiente párrafo continúan resaltando su supuesta inclusión social, y transcriben: “Es importante destacar que el fomento de la lectura y acceso a la información dentro del contexto actual toma mayor relevancia como una estrategia indispensable para la inclusión social, y generar herramientas que posibiliten el ejercicio pleno de los derechos como ciudadanos y el acceso a los servicios que el Estado provee”.  

Los criterios de selección para la adquisición del material bibliográfico, que en algunos casos han sido cuestionables, nunca fue aclarado, ya que los funcionarios del MINCUL se negaron a brindar la información (después del escándalo ya aparece en el a web del Ministerio de Cultura). En ese sentido, todo el mundo se preguntaba ¿quiénes son los expertos que han seleccionado los títulos que el Ministerio de Cultura deberá comprar? Y ante la falta de una respuesta para saber quiénes son los que escogen qué se debe leer en el Perú y qué no, aquí le brindamos la lista de los Comités de Expertos que designó la Dirección General de Industrias Culturales y Artes del Ministerio de Cultura.

Aquí la relación del Comité de Expertos:

Mucha gente no los debe conocer, es por eso que aquí te damos detalles de cada uno de los expertos mencionados en los tres comités.

Comité de Expertos Nº 1 correspondiente a Literatura peruana contemporánea, Clásicos peruanos y Literatura universal.

María Yolanda Westphalen Rodríguez:  Es investigadora y crítica literaria y profesora de la escuela de literatura de UNMSM desde el año 2000. Obtuvo su Maestría en Literatura Peruana y latinoamericana en la misma universidad, así como su licenciatura en Literatura y su doctorado en Estudios Iberoamericanos en la Universidad de Toulouse II- Jean Jaurès, en Francia. El 2001 el Fondo Editorial de la UNMSM publicó su libro “César Moro, la poética del ritual y la escritura mítica de la modernidad” y en el 2005 las “Actas del Coloquio Internacional César Moro y el surrealismo en América Latina”. El 2014 publicó un libro de ensayos titulado “Apuntes en voz alta”. Ha publicado, además, artículos en los libros colectivos: Mujeres y género en la Historia del Perú.

María Carla Galdós Pretto: En su perfil figura que es abogada por la Universidad Católica de Santa María de Arequipa, y tiene un curso de posgrado en Gestión Cultural 2017-2018 por la Universidad de Córdova. En Arequipa es gestora y mediadora de lectura a través de La Bibliobici donde organiza bibliotecas itinerantes y encuentros con otros clubes de lectura.

Rubén Dorian Espezúa Salmón: En su perfil de Concytec figura que es licenciado en Literatura, así como Doctor en Literatura Peruana y Latinoamericana por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y que tiene una Segunda Especialidad en Lingüística Hispánica. Además, es miembro del Instituto de Investigaciones Humanísticas (IIH) de la Facultad de Letras de la UNMSM y miembro del Centro de Estudios Literarios Antonio Cornejo Polar (CELACP). Ha sido Director de la Escuela Académico Profesional de Literatura y Director del IIH de la FLCH de la UNMSM. Sus trabajos de investigación relacionan la literatura con la lingüística y las ciencias sociales en el área andina. Ha publicado los libros: Entre lo real y lo imaginario: una lectura lacaniana del discurso indigenista (2000); Todas las sangres en debate. Científicos sociales versus Críticos literarios (2011); Las consciencias lingüísticas en la literatura peruana (2017); Parkinson, alzheimer y literatura (2017): Perú chicha. La mezcla de los mestizajes (2018). Ha obtenido el Premio Nacional de Educación “Horacio” en 1998 y el Premio Nacional de Ensayo “Federico Villarreal” en 1999.

Comité de Expertos Nº 2 correspondiente a Literatura infantil y Narrativa gráfica.

Rogelio García Carrera: Sobre él no tenemos mayor información de su experiencia profesional y actividades gestoras; sin embargo, sabemos que el 12 de septiembre de 2018, a través de la Resolución Directoral Nº 900282-2018-DGIA-VMPCIC/MC lo designaron miembro del Jurado Calificador del Concurso de Proyectos de fomento de lectura y/o escritura y difusión de libros. Y lo único que se lee en su perfil del jurado en aquella ocasión, es que es un profesional especialista en proyectos de fomento de la lectura y/o escritura. En ese tiempo la ministra de Cultura era Patricia Balbuena Palacios.

Leda Rocío Quintana Rondón: Es parte del equipo técnico del Programa Escribir como lectores en la Fundación SM-Perú, como Co-coordinadora pedagógica. Asimismo, escribe poemas en algunos blogs y portales de poesía. Estudió Educación con mención en Lengua y Literatura en La Escuela de Educación Superior Pedagógica Pública de Monterrico. También estudió Humanidades y Filosofía en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y una Maestría en Educación en UPCH y además es mediadora de lectura.   

Miguel Ángel Vidal Salas (más conocido como Miguel Det): Es un ilustrador y dibujante que antes de dedicarse al arte, estudió biología. Pero más pudo el dibujo en su vocación y dejó la carrera para darse de lleno a la historieta y por eso empezó en los fanzines underground ochenteros y posteriormente trabajó en algunos medios escritos y revistas como Somos, y El Otorongo donde brindó sus gráficas. Ha publicado los libros Novísima Corónica y Malgobierno (2000-2011), con más de doscientas ilustraciones al estilo de Guamán Poma de Ayala; Conversaciones en la ciudad de cartón (2011), novela gráfica sobre el poeta peruano Martín Adán, este título lo realizó en colaboración con Agueda Noriega. Adaptó también la novela gráfica Lima la horrible, escrita por Sebastián Salazar Bondy (2014). Sus fanzines más recientes incluyen Yo soy la rata (2011), Amores Bestiales (2012), Silly Love Songs (2014), y Frutos Efímeros (2014). Su libro Dioses y Hombres de Huarochirí (2016) fue editado por la Casa de la Literatura Peruana.

Comité de Expertos Nº 3 correspondiente a Mujeres en la historia y en las letras, Ensayos peruanos sobre ciencias sociales, Cultura peruana e identidad nacional, Obras de divulgación científica, Obras de pensamiento crítico.

César Augusto Castro Aliaga: Él es un bibliotecólogo que primero se desempeñó como profesor de Educación Básica. Ha sido Decano del Colegio de Bibliotecólogos del Perú. Asimismo, dentro de la institución se desempeñó como Director Técnico, Director General de Bibliotecas Escolares y fue Maestro Bibliotecario en la Biblioteca Central de Ayacucho. Se licenció en Bibliotecología y Ciencias de la Información en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y posteriormente se convirtió en Doctor en Bibliotecología y Documentación con sobresaliente Cum Laude en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido miembro del equipo de investigación sobre Información y Comunidades Indígenas del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la Universidad Nacional Autónoma de México, IIBI-UNAM. Es autor de libros y artículos relacionados a las bibliotecas escolares, bibliotecas públicas y promoción de lectura.

Alexandra Imogen Hibbett Diez Canseco: Ella es Doctora en Filosofía por la Universidad de Londres Birkbeck College, en octubre de 2013; Licenciada en Lingüística y Literatura con mención en Literatura Hispánica en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Además, tiene una Maestría en Lenguas Medievales y Modernas (español) por la Universidad de Oxford. Actualmente, es docente ordinario-asociado a tiempo completo del Departamento de Humanidades en la Sección Lingüística y Literatura de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Marcel Martín Velásquez Castro: Es Doctor en Literatura Latinoamericana por la Universidad Andina Simón Bolívar y Magíster en Literatura Peruana y Latinoamericana por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. También es bachiller en Derecho y Diplomado en Estudios de Género por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Enseña en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, así como en la Pontificia Universidad Católica del Perú y en la Universidad ESAN. Es Director General de Bibliotecas y Publicaciones de San Marcos (2018 a la fecha). Dirigió el Instituto de Investigaciones Humanísticas de San Marcos (2011-2013) y el Fondo Editorial de San Marcos (2016-2017).

Conflicto de intereses

Una de las cosas que no deja de sorprendernos, es la decisión que tomó uno de los expertos en esta adquisición de material bibliográfico. Se trata de Miguel Ángel Vidal Salas, más conocido en el mundo de la historieta como Miguel Det. Él como integrante del Comité de Expertos Nº 2 que corresponde a Literatura infantil y Narrativa gráfica, escogió y seleccionó nada menos que a su propio trabajo y el de su pareja Águeda Noriega, el libro que figura en la lista con el número 801 se titula: “Conversaciones en la ciudad de cartón” de Águeda Noriega y Miguel Det (cantidad de libros por comprar 117).

Lista donde figura el libro de Águeda Noriega y Miguel Det.

El segundo libro es “Cuentos de Valdelomar” (cantidad de libros por comprar 115), novela gráfica con adaptaciones de Águeda Noriega. Dicho título fue editado por la editorial Panamericana (que también edita a Ribeyro, Vallejo, y Valdelomar ilustrado).  Un claro conflicto de intereses que complicaría el proceso de adquisición de libros. ¿Por qué los otros dos expertos permitieron esto?

Lista donde figura el libro de Águeda Noriega.

Lo que también resulta una pregunta pertinente es ¿cuál de los tres comités de expertos seleccionó la compra de 477 ejemplares del youtuber mexicano Luisito Comunica? La misma pregunta nos hacemos con la selección para la compra de los más de mil ejemplares de Minería. ¿Expertos?

Otro jurado beneficiado

Dentro de la lista del proceso de adquisición también aparecen cinco títulos de los libros de la escritora Karina Pacheco Medrano, entre ellos figuran: “Cusco espejo de cosmografías. Antología de relato iberoamericano”, “El bosque de tu nombre”, “La voluntad del molle”, “Lluvia” y “Las orillas del aire” (que figuran con los números 437, 438, 448, 455 y 462). El detalle es que la escritora cusqueña conformó el Comité Independiente de Evaluación del Ámbito del libro y la lectura de los Apoyos Covid.

El comité que conformó la escritora Karina Pacheco, es parte del pack de ayudas covid, ligado al Decreto de Urgencia Nº 058-2020. Como se puede observar en la Resolución Directorial N° 000211-2020-DGIA/MC los miembros fueron: Patricia Rosa Fernández Castillo, Sandro Bossio Suárez y Karina Pachecho Medrano. Por ética el jurado experto debería abstenerse de participar.

¿Una experta inexperta?

Otro hecho que nos llamó la atención, es que la señorita María Carla Galdós Pretto, que conforma el Comité de Expertos que decidió qué libros de Literatura peruana contemporánea, Clásicos peruanos y Literatura universal debía adquirir el ministerio de Cultura, postuló también a la “Convocatoria para la Postulación del Programa Especializado en Mediación de Lectura y Escritura de la Cátedra de Lectura, Escritura y Bibliotecas del Perú 2020”; y salió beneficiada en dicho concurso, organizado por el propio Ministerio de Cultura, con participación de la Biblioteca Nacional y la Casa de la Literatura.

Lo que brinda este concurso y programa formativo son cuatro cursos que se iniciaron desde el 21 de septiembre y que irán hasta el 13 de noviembre de 2020. Los cursos que están recibiendo en estos momentos los ganadores, son: Lectura, escritura y palabra en la era digital / Cultura del libro: de la tableta de arcilla a la tableta digital / Bibliotecas y espacios de acceso a la lectura en la era digital / Didáctica de la mediación-la conversación literaria. El ministerio de Cultura a través de dicho concurso pretende brindar formación teórica y practica a las personas que se quieran desarrollar como mediadores de lectura y escritura del país.

Si tomamos en cuenta que el Decreto de Urgencia Nº 104-2020 para mitigar los efectos económicos producidos por el Covid-19 en la Actividad Editorial y en el acceso a la Lectura fue firmado por el ministro Alejandro Neyra el 09 de septiembre de 2020, ¿Cómo es posible que el MINCUL nombre a una señorita como parte de un “Comité de Expertos”, y al mismo tiempo la premie con la Convocatoria para estudiar los cursos de lectura, escritura y bibliotecas? ¿No se supone que es ya una persona con las suficientes credenciales para formar parte de un “Comité de expertos”? ¿Cómo postular a una de las ayudas económicas del MINCUL y ser a la vez jurado de selección en otro de los concursos del mismo MINCUL? ¿No hay ahí un conflicto ético?

Y luego de firmarse el Decreto de Urgencia, a los nueve días posteriores; la cartera de Cultura en sus oficinas de San Borja, emitió la Resolución Directoral Nº 000328-2020-DGIA/MC con fecha 18 de septiembre del 2020, que reveló la relación de ganadores de la Convocatoria para estudiar los cursos de lectura, escritura y bibliotecas. Y entre los beneficiados se encuentra Carla María Galdós Pretto.

Relación de beneficiarios de la Resolución Directoral Nº 000328-2020-DGIA/MC

Aquí lo extraño es, que la señorita Galdós Pretto, el 31 de agosto de 2020 primero fue designada como parte de los tres Comités de Expertos por especialidad de contenido, según la Resolución Directoral Nº 000277-2020-DGIA/MC; e inmediatamente después de transcurridos unos días, el 18 de septiembre también estaba ganando un concurso para capacitarse en lo que justamente ella ya debía estar preparada. ¿Por qué esa simultaneidad de roles de ser al mismo tiempo juez-experta, y estudiante de un programa Especializado en lectura y escritura? Si tomamos en cuenta que finalmente, en su rol de experta ella ya definió qué Literatura peruana contemporánea y qué Clásicos peruanos y de Literatura universal deberán adquirir las bibliotecas del Perú y de otras instituciones estatales para la lectura de todos los peruanos.

Otro detalle que nos parece hilarante, por las ganas de hacerse autobombo desde la BNP y el Mincul, es la propaganda que ellos mismos se hacen en su web institucional cuando publican en modo de titular: La BNP y Ministerio de Cultura coordinan histórica adquisición de libros para bibliotecas municipales de todo el país. Asimismo, agregan que: “477 bibliotecas municipales a nivel nacional recibirán 400 libros cada una. La inversión para este fin será de 13,5 millones de soles. Esta acción contribuye a la implementación del Sistema Nacional de Bibliotecas que tiene diversos proyectos previstos para la modernización del servicio bibliotecario”.

Otra de las cosas que nos preguntamos es ¿por qué en la lista de los 886 títulos no figuran las mismas cantidades de ejemplares por igual? ¿Por qué a algunos les piden más y a otros menos? algo no tiene sentido.

Finalmente, la Contraloría General de la República ya inició una exhaustiva investigación y mediante oficio enviado al propio ministro de Cultura Alejandro Neyra, busca dilucidar los entretelones y procesos que llevaron a decidir la selección del proceso de adquisición de libros en el marco del Decreto de Urgencia Nº 104-2020.

Del mismo modo, la Comisión de Cultura del Congreso de la República ya cursó una citación para que el Ministro de Cultura acuda personalmente el próximo miércoles 04 de noviembre para que responda y dé explicaciones sobre las presuntas irregularidades en la adquisición de libros por el valor de 13,5 millones de soles. Estaremos atentos.

Aquí la lista completa de los libros seleccionados en el proceso de adquisición del Ministerio de Cultura.

Libros-mincul-2020-covid-19

Comentarios
Continue Reading

Cultura

¿Es buena la ley de libro?

Published

on

¡Por fin parió Paula! Tenemos nueva Ley del Libro y toda la comunidad librera está de plácemes, porque se logró extender por 3 años más la exoneración del pago de IGV a la venta de libros, así como permitir que la Sunat devuelva a los editores cuyos ingresos netos anuales no superen las 150 UITs, el IGV pagado en sus compras de insumos, bienes de capital y servicios. La comunidad librera también salta en un pie por haberse creado un fondo de S/16 millones destinado a la compra de libros para las bibliotecas públicas, así como para realizar convocatorias concursables de estímulo a la creación, la actividad editorial, la mediación de lectura y la internacionalización de las obras peruanas.

Indudablemente es un avance respecto a la ley anterior. Sin embargo, todavía estamos lejos de un régimen que fomente, no sólo la lectura, sino principalmente la dedicación creativa de los escritores peruanos y su articulación a cadenas de valor internacionales. Sigue siendo una ley sesgada a favorecer el negocio editorial de las principales empresas editoras, sin una visión integral de desarrollo de un ecosistema competitivo.

En todos estos años el sector editorial ha gozado de la exoneración del IGV a la importación y venta de libros y afines; del otorgamiento de un crédito tributario por reinversión de utilidades; y un reintegro tributario del IGV pagado en las adquisiciones de bienes de capital, materia prima, insumos, servicios, etc.

Sin embargo, en la práctica qué es lo que se ha venido logrando con estas exoneraciones. Quizás los lectores vuelvan a ilusionarse pensando que con esta ley se beneficiarán con precios más baratos, o los autores vuelvan a esperanzarse en que, con precios más bajos, ahora tendrán más compradores para sus libros.

Ilusiones y esperanzas que se asientan en un supuesto heroico: que el mercado editorial peruano se comporta parecido al mercado de papas (modelo de competencia perfecta), donde confluyen muchos ofertantes y muchos demandantes, por lo cual, al bajar el costo del producto (por efecto de la exoneración tributaria), la competencia entre ellos hace que el precio baje en proporción al menor costo.

La realidad es que el mercado editorial peruano es altamente concentrado. Según datos de la propia Agencia Peruana del ISBN, a pesar de que el 60% de las editoras son micro y pequeñas, ellas sólo registran el 26% de los títulos comercializados; el 74% restante es vendido por grandes empresas editoriales.

La propia Cámara Peruana del Libro reconoce que en 2016 el grupo de 268 empresas editoriales concentraron el 65% del total de títulos registrados en ese año. Incluso, apenas 10 de ellas concentraron el 44,7%, con un promedio de más de 100 títulos cada una de ellas. Si bien no hay cifras actualizadas al año 2020, se sabe que esta concentración se ha agudizado.

Además de ser altamente concentrado, el mercado editorial peruano es muy segmentado; o sea, está dividido en compartimentos estancos. Aun sin cifras, se sabe que la mayoría de los autores tienen un acceso exiguo a las grandes empresas editoriales. El negocio de éstas es editar a autores consagrados o vender títulos de consagrados importados, aparte de las dedicadas a la importación, edición y comercialización de títulos educativos al por mayor.

La mayoría de los autores peruanos auto publican sus obras, o recurren a pequeñas empresas editoras, que suelen cobrarles por publicar, en vez de pagarles derechos de autor. En otros países, las editoras grandes mantienen mecanismos para reclutar autores desconocidos talentosos, como lo hacen los grandes clubes de futbol. Aquí en Perú pedir eso son sueños de opio.

Además de ser altamente concentrado y segmentado, el mercado editorial peruano es muy integrado verticalmente. Las grandes editoras dominan toda la cadena de valor, desde la importación, hasta la edición, la distribución mayorista y el retail. Ello les da un alto poder de negociación con sus proveedores, gran capacidad de marketing y una posición privilegiada en el punto de venta, llámese ferias o cadenas de librerías.

Indudablemente que en ese segmento top, que mueve la mayor parte del negocio librero, no existe ningún incentivo de mercado para reflejar en un menor precio la exoneración del 18% del IGV. Por ello, no extraña que, tras ya casi dos décadas de haber gozado de estos beneficios, ni el gremio del sector ni el Estado han podido demostrar un impacto favorable de ese trato tributario especial.

Es así que el índice de precios en libros subió 28% entre 2005 y 2018, estando vigente el no pago del 18% de IGV en el sector, mientras en Chile en ese mismo lapso subió apenas 6%, estando sujeto al pago de 19% de IGV. Ese diferencial no es explicable por el lado cambiario, dado que el sol se ha depreciado incluso menos que el peso chileno frente al dólar en ese período.

Es cierto que, entre 2000 y 2016, el número de agentes editores subió de 298 a 994, como también trepó la oferta editorial de 2.001 a 6.463 títulos. Sin embargo, muchos de los micro agentes editores (personas naturales o microempresas) nuevos, así como cobran vida un día, al poco tiempo desaparecen.

Los que subsisten lo logran entablando una relación dominante frente a autores que, más allá de su calidad literaria, no tienen opción de acceder a las grandes editoras. Esa ventaja les permite generar una relación contractual informal, que les da amplia flexibilidad para aplicar mecanismos rentistas, generadores de sobre ganancias: impresión de ejemplares extra vendidos sin autorización del autor, incipiente soporte editor, demoras en pagos, exigua labor de promoción, etc. La gran mayoría de escritores peruanos caen en sus garras y suelen ser objeto de estafa.

Definitivamente, todo esto tiene que cambiar, pero no va a cambiar con esta nueva ley. Está pendiente una verdadera “Ley de Promoción de la Lectura y la Escritura Creativa”, que promueva la lectura o escucha y visualización, bajo cualquier medio que implique un proceso de escritura.

Para ello se tendría que ampliar el exiguo fondo de S/ 16 millones a S/ 100 millones anuales, con recursos de Innóvate Perú, expandible 5% por año. Dichos recursos podrían aplicarse a: (1) financiar fondos concursables de una gama de premios literarios y científicos en cada ciudad; (2) promover la participación de escritores y editores en círculos de innovación y proyectos de innovación cultural y empresarial; (3) organizar la entrega de bibliotecas virtuales (tipo kindle) a jóvenes escritores o aspirantes a serlo; (4) becas de estudios de postgrado en escritura creativa o literatura en las mejores universidades; y (5) becas de estadías de escritores peruanos en foros y proyectos editoriales internacionales.

La exoneración de impuestos no es la panacea mientras nuestro mercado sea tan concentrado y segmentado. Definitivamente los escritores peruanos deberían ser el eje de un ecosistema competitivo de difusión, almacenamiento y acceso al conocimiento y la información, articulado al enjambre editorial global de impresos y otros medios audiovisuales.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Comentario sobre la novela “El periodista deportivo” de Richard Ford

Published

on

Eduardo Lago menciona en su libro de ensayos “Walt Whitman ya no vive aquí” que la literatura norteamericana de la segunda mitad del siglo XX tuvo como rasgo característico la necesidad de exigir al lector cierta preparación académica para enfrentarse a las obras de algunos autores que formaron parte de la denominada “Escuela de la dificultad”. Estos serían Thomas Pynchon, John Barth, Robert Coover y Don DeLillo, quienes tuvieron como predecesores a James Joyce, Vladimir Nabokov (por ello D.F. Wallace los llamaba “los hijos de Nabokov”) y Samuel Beckett.  Es en este contexto de estilos complejos, lúdicos y paranoicos que aparecen otras vertientes con rasgos más cotidianos y cercanos a los problemas e intimidad de una sociedad.

Este es el caso de Richard Ford, quien confesó que su destino cambió totalmente a los diecinueve años por leer “Absalón, Absalón” de William Faulkner. Antes de tal descubrimiento, su vida había estado plagada de peleas callejeras, robo de autos y participaciones en carreras ilegales. Tanto lo cautivó la novela del escritor sureño, que decidió convertirse en narrador, a pesar de los síntomas de dislexia que sufría. Transformó a la escritura en un oficio de artesano y en una investigación constante, siendo internado en un hospital al término de cada libro por todo el desgaste que esto lo ocasionaba.

Autor de grandes obras, una de las más importantes, y que lo consagró internacionalmente, es “El periodista deportivo”. Novela que inicia la trilogía de Frank Bascombe, una especie de alter ego.

Hay novelas que destruyen la imagen de la “buena familia” y muestran, descarnadamente, los conflictos que hay en la intimidad de cada uno de sus integrantes. Esta temática ha sido muy explorada por otros buenos novelistas norteamericanos, cuyo fin consistió en derrumbar el inútil espejismo del gran sueño americano y del factor económico como elemento armonizador de la sociedad. Un claro ejemplo es “Pastoral Americana” del magnífico Philip Roth.

Los personajes que forman parte de “El periodista deportivo” no tienen problemas de dinero, sino de espíritu. La historia gira en torno a la figura de Frank Bascombe, quien a modo de confesión, va introduciéndonos en una vida que gira entre el fracaso y la soberbia, actuando casi como un existencialista moderno que convive entre noticias deportivas, relaciones amorosas frustradas y el desencanto por la literatura. Este personaje va destruyendo una magnífica carrera como escritor; su primer libro publicado fue muy alabado por la crítica, pero luego dejaría de escribir mencionaría que no es ninguna pérdida para la humanidad que un escritor decida dar por terminada su labor.

Richard Ford acierta al colocar como episodio inicial de la historia la muerte de Ralph (nueve años), hijo mayor de Frank Bascombe y su ex mujer, nombrada simplemente como “X”.  Empezar contando la muerte de un hijo pequeño sirve como una gran premonición de la atmósfera que envolverá la vida de los personajes. La forma de recordar cada año la muerte de Ralph está cargada de una situación trágica y romántica: encontrarse al amanecer en el cementerio para leer un poema mientras evocan el recuerdo que cada uno tiene de su hijo. Es en este contexto donde Frank desarrolla algunas reflexiones que describen su personalidad y manera de ver el mundo:

“A veces no nos hacemos adultos hasta que sufrimos una gran pérdida. Es como si la vida se convirtiera en una gigantesca ola que se nos llevara, engulléndolo todo”.

Ford nos demuestra que la ficción vale poco ante los dolorosos sucesos de la realidad, esto también lo reafirma al hacer que Frank deje de escribir historias para empezar a trabajar en algo que le genera mayor inestabilidad emocional, viajar constantemente para cubrir noticias deportivas.

A todo esto se le agrega el suicidio de un amigo, Walter, quien en los últimos días de su vida le va confesando algunas situaciones adversas, productos del rompimiento con su mujer (lo abandonó por otro hombre). Walter denigra el aspecto erótico, al confesar que mantuvo relaciones sexuales con una adolescente de trece años, además de sentir una falsa indignación y remordimiento por mantener relaciones homosexuales.  Ante esto, Frank parece no sorprenderse, sino simplemente darse cuenta de que el mundo en sí es algo terrorífico. Por ello utiliza una gran sentencia que lo describe como un personaje muy pesimista:

“A veces creo que ya nadie puede ser feliz”.

El suicidio de Walter parece unir, en la trama final de la novela, a Frank y su exmujer, ya que van de forma clandestina al apartamento de aquel para conocer algunos aspectos desconocidos de su vida. No hay nada raro en lo que ven dentro. Lo que marca esta escena es que Frank le pide a “X” que mantengan relaciones sexuales. Este hecho refleja muy bien la personalidad egocéntrica y repulsiva de nuestro protagonista.

Aparece otro personaje, Vicki (una enamorada pasajera), quien va a terminar por desfigurar la vida de Frank. Ella también vive de los fantasmas del pasado, no puede desprenderse de los recuerdos de su ex relación, y esto deteriora los sentimientos de ambos. Frank constantemente reniega sobre la importancia que le damos a algunas situaciones pasadas de nuestras vidas. Lamentablemente ello es lo que forma nuestro presente y posiblemente nuestro futuro:

“Lo que todos queremos en realidad es llegar a ese punto en el que el pasado ya no nos diga acerca de nosotros mismos y podamos seguir adelante ¿Acaso el pasado es representativo de la vida de alguien?”

La mayoría de los personajes están atrapados a las anclas del pasado, lo cual no les permite mantener una vida estable y segura. La única que parece mantenerse firme es “X”, quien luego de la separación con Frank, empieza una etapa de rejuvenecimiento gracias al deporte que practica, acompañada de sus dos hijos y de algunos hombres que la pretenden constantemente.

Considerado como gran heredero de Hemingway, Ford demuestra una gran destreza alegórica en los diálogos.  Los que más sobresalen son los de Frank y su exmujer, ya que están cargados de nostalgia, dolor, tristeza y fracaso. Al igual que en su corta novela “Incendios”, el escritor sabe mantener muy bien la tensión entre el lector y los problemas familiares de cada uno de los personajes. La relación que hay entre padres e hijos es incierta, lejana y llena de secretos que duelen.

La única muestra de pureza y sensibilidad que presenta Frank, es en los diálogos que mantiene con Paul, su segundo hijo. Hay una escena magistral en que hablan de Ralph, ya que aquel ha enviado un ave mensajera hacia donde esté su hermano muerto, y se presenta algo preocupado porque no sabe cuánto tardará en llegar, a lo que Frank actúa sabiamente al decirle una mentira que lo tranquiliza. A pesar de ello, se percibe una distancia entre ambos, debido a que este ronda la casa de “X” y sus hijos solo para percatarse si es que hay algún pretendiente en casa, no para intentar recuperar a su familia.

La incapacidad de amar con sinceridad es un elemento que destruye la vida de la mayoría de los personajes. El recuerdo del pasado son las heridas que aún nos hacen sangrar, algo que nos aterra, pero que en el fondo parece agradarnos.  

“El periodista deportivo” es una gran novela, por algo Raymond Carver llegó a escribir que Richard Ford “era el mejor escritor activo en nuestro país”.

Probablemente la narrativa norteamericana del siglo XX es la que posee una mayor variedad de estilo y temáticas, a comparación de los demás países. Esto le ha ayudado a enriquecer y consolidar una gran tradición que sirve como base a los nuevos escritores importantes que van apareciendo. Ford es un imprescindible para todos ellos.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending