Connect with us

Actualidad

“Historias extraordinarias”, de Gabriel Rimachi Sialer, reseñado por Alicia Meza

El escritor y periodista peruano Gabriel Rimachi Sialer presenta su octava entrega, una colección de cuentos de corte fantástico y ciencia ficción que ya viene cosechando buenas críticas.

Published

on

Fotografía: Sengo Pérez

Este año el escritor peruano Gabriel Rimachi Sialer ha publicado dos libros (que suman 8 a su producción personal): “La increíble historia del Capitán Ostra”, breve novela infantil que ha recibido muy buenos comentarios por su propuesta alejada del facilismo con el que se ha tratado a la literatura infantil los últimos años; e “Historias extraordinarias”, libro de cuentos de corte fantástico y ciencia ficción publicado por Editorial Arsam, que en las pocas semanas que lleva circulando ha cosechado ya estupendos comentarios de la crítica y los lectores.

Dice la contra del libro: “El universo temático de este libro es vasto, pero en ningún caso indefinido: dondequiera que se presente, su común denominador es el desconcierto del protagonista ante su precaria existencia y la multiplicidad de factores que pueden llevarlo del más sincero optimismo a su desesperación: una relación imposible marcada por la brutalidad de una guerra en “En el frío de la noche”; unos aguijones con pinceladas de surrealismo que abruman al narrador en “Canto en el infierno”, “Técnica mixta” o “Esperándome volver”; la cadena progresiva de tragedias y el terror psicológico, en “Tan oscura como la noche”; hasta las disquisiciones filosóficas, científicas y místicas truncas y en la que acaban atrapados los protagonistas -como los lectores- en esta intensa y fantástica tela de araña“.

La periodista Alicia Meza, en su programa semanal dedicado a la cultura, recomienda su lectura.

Disponible en todas las librerías de Lima y en el Círculo Nacional de Lectores. Recomendado.

Comentarios

Actualidad

Afectación emocional de los trabajadores de salud durante la pandemia de covid-19

Published

on

La OMS declaró el 11 de marzo del 2020 como pandemia a la transmisión del COVID-19. Desde entonces muchas cosas han acontecido, tanto para la población general, como para los profesionales de la salud.

Para los trabajadores sanitarios, la pandemia ha representado mayor carga de trabajo, agotamiento físico, reducción de dotación de personal y muchas veces tomar decisiones difíciles sobre el racionamiento de la atención en base a condiciones no adecuadas y recursos e insumos limitados. Por otro lado, también hay estrategias que han contribuido a disminuir el malestar del personal de primera línea, comunicación clara, limitación de horas de turno, áreas de descanso, así como un amplio acceso y reglas detalladas sobre el uso y gestión de equipos de protección, y entrenamiento adecuado en el manejo de pacientes con COVID-19.

Los estudios demuestran que una parte importante de los trabajadores de salud tiene afectación, ya sea en su nivel de ansiedad o estado de ánimo. Sin embargo, se debe tomar en cuenta de que este grupo laboral, por su actividad en si misma, impregna en el trabajador un estrés por la responsabilidad de sus acciones y el riesgo de exposición a muchas enfermedades.

Las tasas de depresión y ansiedad del personal de salud, en el contexto de pandemia, alcanzan el 22.8% y 32.8%, respectivamente.  La prevalencia de insomnio alcanza el 34.32%. Esta última cifra es importante porque, la presencia de insomnio en este grupo laboral incrementa la posibilidad de aparición de ideas suicidas. Son más afectados, en todos los casos, los trabajadores de primera línea (quienes realizan la atención directa de pacientes infectados por COVID-19),  en comparación con otros grupos de trabajadores. No obstante las cifras mencionadas, los trabajadores de salud no buscan ayuda en salud mental, y de ellos los varones tienen menos posibilidad de acercarse al profesional pertinente para resolver los temas emocionales que le aquejan, una de las razones es por incompatibilidad de horarios, y no menos importante, porque consideran que pueden ser estigmatizados por los otros trabajadores de salud.

Cuando se hace una diferenciación entre grupos profesionales, la prevalencia para depresión se calcula en 30.30% para enfermeras y 25.37% para médicos. La depresión parece afectar más a mujeres que a varones para ambos grupos, como sucede en la población general. Sin embargo, no se debe dejar de tomar en cuenta que las mujeres pueden tener sobrecarga de actividades, toda vez que probablemente dediquen más tiempo a actividades del hogar y de cuidado de sus hijos.

Se debe tomar en cuenta, que adicionalmente a las medidas de confinamiento que provocan malestar tanto en la población como en los trabajadores de salud; éstos deben resolver aspectos como sus desplazamientos al centro de labores y también el retorno a sus hogares; también pueden estar afectados por un sindrome peculiar conocido como “trastorno por estrés de titulares”, que se manifiesta por ansiedad e irritabilidad, como consecuencia de estar expectante al contenido de noticias en torno a la pandemia en este caso.

En la población general, también hay datos interesantes; las tasas de ansiedad leve, moderada y severa fueron de 21.3%, 2.7% y 0.9%, respectivamente.

Con respecto a los factores asociados con mayor nivel de angustia psicológica podemos mencionar: género femenino, adultos jóvenes, estado de salud previo deficiente, tener familiares o conocidos infectados por COVID-19.

También se han hecho estimaciones a partir de un estudio en población asiática, casi el 50% de las personas diagnosticadas con COVID-19 presentaba síntomas depresivos, más del 55% presentaba ansiedad y casi el 70% presentaba síntomas físicos. En este estudio, las personas también informaron de insomnio (67,92%) y pensamientos de automutilación o suicidio (25%).

Por lo expuesto, se debe considerar como prioridad la atención de la salud mental, del personal sanitario de primera línea, y de los sobrevivientes a infección por COVID-19: población general y profesionales de la salud. Se debe tomar en cuenta, además, la asistencia a familiares de pacientes víctimas de esta pandemia. Las lecciones deben servir para mejorar lo precario de nuestro sistema de salud y estar atentos a eventos futuros similares, aun cuando no hayamos superado esta pandemia.

Referencias

Prevalence of depression, anxiety, and insomnia among healthcare workers during the COVID-19 pandemic: A systematic review and meta-analysis. Brain, Behavior, and Immunity 88 (2020) 901–907

Mental health outcomes of the CoViD-19 pandemic. Riv Psichiatr 2020; 55(3): 137-144

 

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Salud mental, un desafío en tiempos de confinamiento

Published

on

Ante esta nueva realidad de pandemia por el covid-19, la salud mental a nivel mundial ha sido afectada, según datos de OMS, los servicios de salud mental han experimentado una crisis en el 93% en los países. En Latinoamérica los países de la región como Argentina, Colombia, Ecuador se encuentran bajo esta dificultad donde la inversión para salud mental es mínima.

El Perú no es ajeno a este desafío que nos enfrenta esta cuarentena.  Muchos de nosotros en estos tiempos de aislamiento y confinamiento hemos tenido alguna dificultad en relación a salud mental. Este escenario nuevo e intenso que crea incertidumbre, miedo, ansiedad, estrés son producto de diversas alteraciones en nuestra salud emocional. MINSA reporta que el 70% de ciudadanos han pasado por algún problema de salud mental y la falta de acceso a servicios de atención temprana crea brechas en el sistema.

¿Qué podemos aprender ante la pandemia del covid19?

Debemos resaltar que toda persona tiene la capacidad de mejorar y renovarse hacia sí mismo en cada momento. En este nuevo contexto de pandemia en primer lugar; debemos adaptarnos a los cambios desde el aspecto mental, en la forma de vivir y de las nuevas formas de relacionarnos.

En segundo lugar; ser resilientes.  Buscar formas de superar esta adversidad propia de este confinamiento por el covid 19.

En tercer lugar, ser conscientes de nuestras habilidades e incorporar nuevos recursos que nos lleven a mejorar en este tiempo de pandemia. La inteligencia emocional en mi opinión sería una clave para facilitar estas relaciones con los demás, la autorregulación, automotivación y empatía son recursos que debemos potenciarlos. 

Si bien es cierto que no tenemos una vista clara de todo lo que vamos enfrentar en esta pandemia, debemos estar preparados emocionalmente para lo que demande este nuevo reto.

En pandemia. ¿Cuáles son los efectos psicológicos en la salud mental?

Los efectos que estamos observando en las personas son altos niveles de estrés, puesto que, se ven vulnerables, abrumados ante situaciones que demanda una alta tensión. Por dar algunos ejemplos, gran parte de las personas presentan síntomas de estrés en este confinamiento porque han perdido su trabajo, han perdido un ser querido y a causa de las restricciones sanitarias se han visto frustrados e impotentes por no estar bajo su control desencadenando depresión.

Ciertamente los problemas para dormir, irritabilidad, ansiedad, sentimientos de desesperanza, depresión, son síntomas actuales que provoca la circunstancia en el entorno del covid-19 y que en un futuro cercano demarcarán el inicio de otras enfermedades mentales.

En nuestro país la violencia social manifestada en la familia, en violencia física, en violencia de género, el abuso de sustancias, se agudiza cada vez más. Son señales que se manifiesta por esta situación y, es aquí donde el sistema de servicios de atención psicológica es primordial para proteger a los grupos vulnerables que se ven afectados.  

¿Cuáles son las recomendaciones para llevar una salud mental saludable en este tiempo de covid-19?

En mi experiencia sugiero:

  • Tener una adecuada gestión de emociones es vital para sí mismos y para nuestro entorno familiar. Nos ayudará a ser más tolerantes y resilientes.
  • Innovar en nuevas dinámicas de interrelación con los miembros de familia. La comunicación es un elemento básico que debe ser empleado para expresar lo que estamos experimentando en familia.
  • Tener una correcta higiene del sueño.
  • No saturarnos de información.  Tener calidad de información ya que sabemos que pudiéramos ser susceptibles a las mismas.
  • Ayudar a grupos vulnerables; como los adultos mayores en actividades diarias.
  • Organizar el tiempo con flexibilidad. Discernir lo urgente de lo importante para ello se sugiere diseñar una matriz de administración del tiempo, también llamada matriz de Eisenhower.
  • Tener una dieta saludable y hacer ejercicios.
  • Tener una mente positiva y esperanzadora ante esta nueva realidad.
  • Buscar apoyo profesional desde una primera señal que pueda estar alterando nuestra salud mental. 

Es propio opinar bajo este marco de pandemia del covid-19, ha sacado a relucir los problemas de salud mental que siempre han estado y no haber sido prestado adecuadamente la atención, si bien hay programas para un servicio de atención en salud mental, no es suficiente. En el Perú aún no se modifica la ley de política en salud mental y el cual retrasa todo el proceso de implementación para el beneficio de los ciudadanos. Esta crisis desnuda nuestra realidad como sociedad, sin embargo, pienso que jamás es demasiado tarde para actuar desde diferentes espacios para la prevención y promoción de salud mental en nuestro país. 

Pienso que para acortar esta brecha en salud mental se debe ampliar planes, políticas, programas y servicios que ayuden a fortalecer la cooperación y así contribuir a promover una cultura de salud mental en el Perú. Un aumento en la inversión económica para el bienestar de los servicios en salud mental, así como principalmente dejar de lado estigmas o etiquetas en relación a salud mental.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Daniel Hermoza: “Los chinos necesitan que el mercado eléctrico esté de acuerdo a sus intereses, por eso están presionando para que el precio spot esté alto”

Published

on

Desde que la República Popular de China comenzó a comprar empresas del sector eléctrico en el Perú, se ha iniciado una campaña que busca elevar los precios del mercado spot. Recordemos que en el 2017 la hidroeléctrica Chaglla fue vendida a los chinos y a inicios del 2020 Luz del Sur fue adquirida por el mismo consorcio estatal: China Three Gorges-CTG (Tres Gargantas) por la suma de US$ 3,590 millones.

Esto ha generado gran preocupación en los consumidores peruanos, por el temor a las altas tarifas en el recibo de luz que generaría el monopolio de la energía eléctrica. De la misma forma las Mypes temen que el alza de la energía tenga un efecto negativo en su producción.

Conversamos con Daniel Hermoza, Director de Mypes Unidas del Perú y Director de Capemypex, que nos detalla la preocupación de casi 300 mil Mypes en el Perú sobre la situación del sector eléctrico. También nos comenta sobre la lucha que vienen realizando para lograr bajar la valla del mercado libre con la finalidad de ingresar a un mercado con mejores ofertas de energía eléctrica.

Además, es categórico en señalar que no existe una distorsión en el mercado eléctrico. Aquí la entrevista.

¿Qué le parece el fallo de la Corte Suprema a favor de Luz del Sur?

Hay que respetar los fallos del Poder Judicial, así nos guste o no nos guste. Creo que el Poder Judicial ha analizado la demanda de acción popular que se ha presentado y obviamente ha considerado que hay asidero para que falle en contra de ese decreto. Ahora ya está en manos de Osinerming y del Ministerio de Energía y Minas, para que ellos determinen cuál será la metodología para determinar el precio spot, que es lo que finalmente a todos los consumidores debería preocuparnos, en la medida de que actúen dentro de los parámetros de respeto a las leyes de mercado en primer lugar y a los consumidores. Por el momento hay mucha especulación al respecto, ya que no hay una propuesta de pie firme.

¿Cree que la norma del 2017 ha estado generando un cobro excesivo como mencionan representantes de Luz del Sur?

Una vez que la Corte Suprema ha dado su fallo, es, digamos subjetivo dar una opinión diciendo si afectó o no afectó. Obviamente el Poder Judicial señaló de que sí, que es una norma que afecta la aplicación de los precios, pero nosotros que somos comerciantes y fabricantes entendemos que las reglas del mercado son así. En este momento millones de MYPES en el Perú están vendiendo sus productos sacrificando sus costos, inclusive con la finalidad de tener liquidez y poder mantener sus operaciones hasta que las cosas mejoren. Entonces, para nosotros no es muy extraño que una empresa pueda declarar eventualmente costos menores de lo que realmente ha costado la producción de un producto, porque así es el mercado; a veces produces un determinado bien y lamentablemente no es lo que tú pretendes, pero el mercado te obliga a vender a menor precio. Creo que en el mercado de la electricidad está sucediendo eso.

¿El cambio de normativa a favor de Luz del Sur afectaría a las MYPES?

Todavía no sabemos a ciencia cierta qué es lo que se va a proponer. El tema está ahorita en la cancha de estas dos instituciones. Esperemos que ellos piensen en los consumidores y no en la pretensión de una empresa que quiere tener un precio regulado que le permita determinar un costo mayor o igual al que tenemos hoy en día; pero creemos que todavía no podemos decir lo que van a sacar estas instituciones a las cuales se les ha encargado la evaluación. Nosotros estamos esperando a ver qué es lo que pasa en los próximos días para poder pronunciarnos. Ahora, si el precio va para arriba claro que nos va a afectar. Hoy en día la electricidad para todo el aparato productivo es muy importante; panaderías, metalmecánica, calzado y confecciones, utilizan la electricidad como insumo principal para mover las máquinas. Cualquier cosa que genere un alza nos va a afectar. Estamos hablando de un universo entre 250 mil hasta 300 mil MYPES a nivel nacional, que podrían ser afectadas si es que la pretensión de una empresa de querer los precios altos prospera.

Empresarios textiles se verían afectados.

El panorama parece complicado…

Si el precio spot sube artificialmente; ojo, que cuando digo artificial es porque va contra las normas del mercado. Por ejemplo, ustedes del mundo periodístico tienen los avisajes que deben venderlos más baratos, porque obviamente no hay demanda, y tienen que ajustarse a eso y bajar sus precios. Por qué la electricidad no puede estar en el juego de la oferta y la demanda, por qué tiene que ser distinto.

Si las MYPES logran ingresar al mercado spot serviría para reactivar también la economía.

Efectivamente. En este momento las empresas grandes, arriba de los 200 kilowatts de potencia gozan de precios preferenciales, porque obviamente el mercado es así, y eso no está mal, no es indebido. Y si tú estás en una coyuntura en el cual el precio de generación tiene que bajar porque la demanda ha disminuido, te tienes que ver beneficiado y eso a su vez tiene un efecto multiplicador, porque si tienes un menor costo de producción, ese menor costo de producción te facilita bajar precios para poder mantener tu mercado activo. Si yo tengo una ventaja en el insumo de electricidad en un menor precio, pues obviamente eso me va a ayudar a mantenerme en el mercado en un momento de crisis. No es como dicen los detractores del libre mercado, digamos, los señores que han lanzado esta acción popular, que señala que perjudica, porque ese subsidio que tiene la energía limpia dicen que es muy alto. Yo no creo que sea así, porque a la larga, si tú no lo pagas, por un lado, lo pagas por el otro.

Daniel Hermoza.

¿Qué piensa de los voceros de Luz del Sur cuando usan la palabra “distorsión” que es repetida por mucha gente incauta?

No existe ninguna distorsión; el mercado tiene un comportamiento a nivel mundial. Hasta en Rusia y en China las reglas del mercado impactan en la producción; por ejemplo, en estos últimos meses de crisis sanitaria, el Perú ha incrementado a 113% la importación de productos chinos. Por qué ha pasado eso, porque obviamente China al ver que los mercados al cual ellos vendían eventualmente, en esta crisis han bajado sus precios. Y los importadores qué hacen cuando bajas el precio, incrementan el volumen de compra. No es que exista una distorsión, es el comportamiento natural del mercado, y esto pasa en todo mundo, incluido los países comunistas como la República Popular de China y Rusia.

Hay una gran preocupación de la población peruana, porque Luz del Sur ha sido comprada por una empresa estatal China, y se teme el monopolio que podría originarse ¿Qué piensa sobre eso?

El monopolio viene del hecho de que ellos han comprado Luz del Sur que es una distribuidora por 3, 400 millones de dólares, y también han comprado otras operaciones de producción como las que vendía Odebrecht; es decir, la Central Hidroeléctrica Chaglla. Creo yo, a ellos les conviene que el precio spot esté alto, porque a la hora de negociar con contratos a futuro necesitan que lo generado que ellos han comprado tenga un precio alto; primero para aparentar recursos de inversión y segundo para que tenga la sostenibilidad que ellos quieren. No sé si me dejo entender. En estos momentos los chinos tienen distribución y tienen generación. A ellos les conviene que los precios spot que ahora están bajos, a futuro estén altos. De tal manera que eso generado tenga un precio razonable para retribuir a sus inversionistas; porque si se mantiene bajo, ellos podrían ir a perdida. Los chinos necesitan que el mercado eléctrico esté de acuerdo a sus intereses, por eso están presionando para que el precio spot esté alto.

Hidroeléctrica Chaglla.

Siempre se ha hablado de la injerencia del Gobierno de la República Popular China en el Perú ¿Cuál es su percepción en ese sentido?

Hoy en día, este gobierno en general ha demostrado tener algunas debilidades frente a modelos que no deberían obedecer a nuestra realidad. Yo no sé si el gobierno chino está haciendo una presión; en general todos los gobiernos defienden las inversiones de sus empresas. La diferencia es que las inversiones chinas son del Estado. Otra cosa, es un empresario chileno privado que invierte en el Perú, porque el gobierno trata de garantizar su inversión, porque es un privado que esta defendido por su gobierno. En el caso de China, es el Estado el que invierte, son empresas estatales las que invierten y las que compran y las que están generando un gran monopolio. Hace poco pasó con los barcos chinos que han estado depredando el mar. No es extraño que ellos tengan esa metodología invasiva imperialista en todo sentido: energía, alimento, minería.  Yo no creo que sea malo en sí mismo, porque genera divisas al Perú, pero lo que no se puede permitir es que ellos en nombre de cuidar sus empresas hagan uso, primero de las leyes; porque en el 2017 presentaron un proyecto de ley para intentar regular el precio spot. Ese proyecto quedó en nada, y hoy en día presentan una acción popular con un sector de abogados que obedecen más o menos a su doctrina, que son los que salen a defender al pueblo y al final lo que están haciendo es defender los intereses de una empresa. Yo veo un monopolio estatal que trata de llegar a su objetivo de mantener precios altos, de tal manera que no se perjudique la inversión china que han hecho hace poco tiempo.

¿Las MYPES como organización han tenido un acercamiento con el Ministro de Energía, Luis Incháustegui sobre el tema del sector eléctrico?

Nosotros hemos enviado documentos, no al ministro Incháustegui, pero sí al ministro anterior. En primer lugar, se pronunciaron sobre el tema de la valla; ellos creen que no debería por un tema de contrato de concesión, que podría haber una perdida y llevaría al Perú a una denuncia internacional, lo cual no es cierto. Pero ellos tienen, una posición que defiende la inversión privada, que no está mal, pero la inversión privada debe defenderse siempre y cuando no afecte el interés público, y el interés público en este momento de pandemia es cuidar a los consumidores, para que no paguen más de lo que han venido pagando.

¿Con el Congreso han tratado el tema?

Lo que hemos acordado a nivel gremial y estoy hablando del gremio de todo el Perú… lo que hemos acordado, es hacer un poco la lucha por lograr que se baje la valla del mercado libre; de tal manera que las MYPES puedan ingresar al mercado libre de la electricidad.  El Ministerio de Energía y Minas no nos escuchó; felizmente el Congreso sí nos ha escuchado, hemos tenido algunas reuniones con algunos congresistas que sí están de acuerdo. Creo que el hecho de que te permitan ingresar al mercado libre de electricidad es una decisión, ya que si tú quieres te quedas en el mercado regulado, o si quieres te vas al mercado libre; el tema es que tienes la opción de decidir. Hoy por hoy no tienes esa opción, hoy somos unos secuestrados de las empresas distribuidoras; no tienes la opción de elegir y esa es nuestra batalla.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

¿Cuándo se jodió la cultura en el Perú?

Published

on

Politiquería barata. Luisito Comunica, como un embajador de la cultura mexicana en Perú. Feminismo ignorante. Machismo avasallador. Oenegeros, autoritarios, conservadores, nostálgicos de las dictaduras. Defensores de valores familiares caducos. Panegiristas afiebrados de la revolución. Intelligentsia podrida enquistada en la burocracia del poder. Periodismo que mueve el trasero y no la pluma. Artistas lumpen que hacen pornografía de la miseria. Dictadura del algoritmo. Humor tiktokero y simplón. Literatura bipolar que oscila entre lo degradante y la evasión. Historiadores enfeudados a las sombras del pasado. ¿Cuándo se jodió la cultura en nuestro país?

Hay que decirlo con claridad: la cultura en el Perú se jodió con el advenimiento de la República. Si la cultura es la expresión viva y cambiante del hombre y su humanidad, este proyecto se truncó con el nacimiento de la República. Porque fue ahí cuando se prometió la igualdad y la forja del alma nacional. Y fue ahí cuando se obvió el valor mínimo de decencia social: la equidad. Lo que vivimos ahora es la consecuencia de ese proyecto postergado.

Esta cultura mediocre —nacida al calor del mojón de unos cuantos gallinazos— es lo que vivimos ahora.

La politiquería del siglo pasado y de este siglo, que no alcanza para drama beckettiano —y sí, en mucho, para un entremés de la jaula de las locas— es el magma diario que contamina nuestra respiración cívica. Y día a día, año tras año, la podredumbre de la prensa nos muestra las figuritas de papel, que dizque nos representan y rigen los designios del país, por elección popular. Y mientras los politicastros claman por una vitrina mediática para posicionarse en el escaparate, a esta prensa rastrera le urge más tiraje y más clickbait. Una simbiosis perfecta —de baba y pus— que deja más ignorante al ciudadano del Perú.

En este sueño —no de opio, porque Valdelomar y sus adláteres no nos dejaron ni un carajo— es donde pernoctan los partidos políticos en el Perú.

Y ahí está la izquierda destruida, procaz y oenegera, que intenta recomponerse y armarse como si replicara el mito del Inkarri. La izquierda sin intelligentsia —de analistas políticos que mueven las nalgas al ritmo del bitute y hablan de democracia— secuestrada por el buenismo de los políticamente correctos. El aprismo de las mil caras, ramplón y perverso —más alanista que hayista y menos aprista que Juan Gonzalo Rose— que intenta dar lecciones de moralidad. El fujimorismo de sotista,  dogmático, ignorante y corrupto, con politólogos asalariados que se mueven como fantasmas en los intersticios de la prensa y el poder. El antaurismo ortodoxo, que ha hecho del color de piel una religión y que catequiza incautos vendiendo miseria. El acciopopulismo del napalm en la selva y payasos subordinados, que viene a hacernos creer que Belaúnde fue el mejor presidente del Perú. El analfabetismo que Acuña la ignorancia, cuyo único progreso es tener intelectuales petipanes a sueldo, que ofician de traductores. Los moraditos desabridos que bailan al son de Reactiva. El podemismo analfabeto —de las universidades de papel— que no entiende el concepto de democracia. La panda del pescado, que se muerde la lengua porque el verbo no hace milagros en su boca. Y el vizcarrismo, que nadie eligió y nadie sabe cómo llegó; con la prensa adicta comiendo de su mano. La peste de los políticos, el agua servida de las leyes por encargo, de los carpetazos y los lobbys. La lacra del terrorismo carnicero y criminal. Y el autoritarismo y abuso de la milicia en el país. El silencio de los corderos obsecuentes, los programas de televisión de nombres deslumbrantes. Como si en nuestro país sucedieran hechos que transformaran la política mundial. Como si no fuéramos simple caja de resonancia de lo que otros gritan en el exterior.

En este humus, en esta pus, en este arroyo podrido de wáter closet es donde se mueve la prensa adicta que se amanceba con los jerarcas del poder. Con chupatintas a sueldo y opinólogos de oficina, con aprendices de periodismo que desconocen a Paco Igartua y a Luis Felipe Angell, Sofocleto, autor de “Los cojudos”. Esta prensa que perrea y tetea al ritmo de Reactiva. La prensa de opinólogos improvisados y analfabetos que disparan bolas de caca por encargo. La prensa de los consultores y mecedores de la opinión popular. El periodismo que olvida su más grande designio: ser una abeja zumbando en la lengua del poder. Esta prensa de periodistas evasores y alpinchistas. Estos periodistas de medio pelo, de tinta estéril, de pluma infestada de heces, que creen que por intercalar un verso de Rimbaud, un extracto de John Reed o una cita de Pulitzer ya son cultos, ya son conocedores, ya son preparados.

Ese es el caldo coprolálico que el ciudadano se come todas las mañanas. El caldo de la desinformación y el engaño. Con encuestas que funcionan como casas de tolerancia. Con sondeos que, dizque, miden la voluntad popular mientras llenan su bolsillo de marmaja, de biyuye, de molido. Y de esta misma realidad nace la historia, que los historiadores conocen cada vez menos y cada vez mal. Los historiadores que viven enfeudados a las sombras del pasado y que creen que por colocar la etiqueta de República en el título de sus libros, estos se van a vender mejor. Esos mismos que deslizan ideas provocadoras para generar ventas y revuelo.

Y aquí se forman y se consolidan los dizques intelectuales de nuestra nación; los académicos que viven divorciados de la realidad, evadidos del tráfago mundano, enquistados en departamentos, como si desde ahí se pudiera ejercer el pensamiento de un modo cabal. Los académicos que complotan y pactan, acartonados detrás de estúpidas tesis, al calor de teorías caducas, arropados por universidades de cartón. Estos académicos que ahora miran, sin horror, cómo es que seguimos viviendo —igual que hace 200 años— entre la corrupción y la venalidad.

Y más allá pulula también un sector de artistas contemporáneos, una panda de desastrados que oscila entre la evasión, el tour de la miseria o el culto al pasado. Que bajan la cerviz ante el poder, que hacen el recorrido de la miseria y prosan la desgracia. Y creen que así el país va a cambiar en algo. Con analfabetos e ignorantes que no entienden el lenguaje del arte. Con lumpenescos que se creen transgresores. Con soñolientos que intentan escapar de la realidad.

Y más acá, en este magma mugriento, se mueve también otro sector de diversos profesionales: abogados sin escrúpulos, con buena pilcha y la lengua afilada, delincuenciales, aviesos y de arteras mañas, sociólogos de consultoría y lobby, antropólogos sin vocación. Y toda la podredumbre que emerge cada año, tratando de ser la intelligentsia de nuestro país.

El feminismo burdo y odiador, que propone la unidad pero promueve la sospecha y la culpa: donde cualquier hombre es delincuente hasta que no demuestre lo contrario. El feminismo que destruye las palabras con la estaca de la x. El feminismo de todos y todas. El machismo que avasalla, viola y cree que tiene derecho a controlar la vestimenta de las mujeres. El homosexualismo ignorante, que no conoce ni a Wilde ni a Harvey Milk. El veganismo censurador, sectario y recalcitrante. El correctismo político donde todo está mal, donde todos ofenden. Y donde todo tiene que ser sacrosanto. El correctismo que quiere extirpar los deseos oscuros, las pulsiones de la humanidad. Y los políticamente incorrectos que se las dan de irreverentes —gracias al puritanismo de los políticamente correctos— y  lo único que hacen es defender valores caducos.

Las mujeres que empinan el culo para una foto de Instagram y creen que eso es empoderarse, los hombres analfabetos que se hacen peinados de Woody Woodpecker, El pájaro loco. Los tatuajes que se esparcen por los cuerpos, como si fueran la puerta graffiteada de un baño público. Los ignorantes adictos al balón, que se la dan de conocedores de fútbol y que siguen borregamente a Guerrero, pero  no saben que la selección peruana fue la única que le hizo un desplante a la Alemania nazi, el siglo pasado.

Los subnormales que creen que el sexo, en estos tiempos, es signo de empoderamiento, liberación o transgresión, como si no viviéramos en un sistema que impele a ello y le hace creer a los cojudos que ser así es ser cool. Como si el sexo no fuera el gran caramelo que nos venden y no vale nada. Un caramelo tan desgastado que no tiene sabor. Que no jode a nadie.  Pero que se vende como si fuera la última apacheta del desierto. Y los cojudos compran, como si fuera novedad.

Los politólogos estúpidos, que detectan teorías políticas en Game of Thrones, pero no conocen a Norberto Bobbio ni a Schmmit. Los intelectuales de Twitter, que creen que debatir es tener a cojudos comentando una idea cojuda.

El humorismo estúpido que se enrola a las filas del correctismo buenista. El humor de tik tok, de los que hablan estupideces, de lo que arman farsas idiotas. Ese humor que no conoce a Lenny Bruce, pero vibra con Asu Mare.

Así está la cultura en el país, mientras el ciudadano de a pie, el viandante, el peatón, tiene que manguear día a día para comer.

La cultura que promueve el alcoholismo y el exceso. Que le da voz y voto al parásito, al hijito de papá, al mantenido, al ocioso, al vago. La cultura que no promueve el deporte. La cultura que odia al intelectual y al académico. La cultura que promueve moda y música extranjera. La cultura que enaltece al procaz, al palabrero, al charlatán. La cultura que no tiene sentido ni dirección. La cultura que premia al antisocial, al enajenado, al que no le importa un carajo su sociedad. La cultura que genera desidia, apatía, alpinchismo e indiferencia. La cultura donde cualquier mequetrefe improvisado da lecciones, de cultura, a la galera.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

La esclavitud de la mente: El control mental en sus dimensiones psicológica y fisiológica

El presente artículo fue publicado en mi columna de Ssociólogos de España, en la revista digital Con nuestro Perú y difundido por el Colegio de Ciencias Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha. Es un documento sustentatorio y referencial para la asociación Viactec España. El pasado jueves 15 de octubre se realizó el 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas con la ponencia del Relator especial Contra la Tortura y otros tratos crueles y degradantes, Nils Melzer.

Published

on

“La esencia de la coerción psicológica consiste en que aquellos que actúan bajo su efecto tienen la impresión de que están actuando por iniciativa propia. La víctima de la manipulación mental no sabe que es víctima. Las rejas de su prisión le son invisibles, y cree que es libre. El hecho de que no es libre, sólo es aparente para los demás. Su esclavitud es estrictamente objetiva.”
Aldous Huxley, 1958.

“Podemos imaginarnos el desarrollo de fuentes de energía electromagnética, cuya potencia la podemos modular, formar y dirigir, además de acoplarla al cuerpo humano de una manera que nos permite la inhibición del movimiento muscular voluntario, el control de emociones y actos, la inducción de sueño, la transmisión de sugestiones, la interferencia con la memoria retentiva de corto y largo plazo, la producción de esquemas de experiencia artificiales y la erradicación de los esquemas de experiencia existentes.”
Panel de Consejeros Científicos de la Fuerza Aérea Estadounidense, 1996

Introducción

La historia, entendida como proceso histórico de trabajo o sistema de producción y reproducción humana, ha girado a lo largo de los milenios alrededor de la apropiación ajena de lo que fueron y son los frutos y el esfuerzo físico del trabajo de los demás. Este hecho, radicado en la propia división del trabajo y en la sociedad de clase, ha permanecido a través de las diferentes etapas históricas o modos de producción bajo formas variadas pero de una misma esencia, que es la sumisión de una parte de la sociedad en condición de clase explotada bajo la otra, dominante.

Aquella persona o clase social, cuyas herramientas para producir y reproducir su vida, cuya fuerza y producto de trabajo, y cuya actividad vital misma están sumisos bajo la determinación y apropiación por otro u otra clase, puede considerarse estar en condición de esclavo. Desde el “esclavo clásico”, propiedad físico-directa del amo, el siervo atado a la gleba, propiedad indirecta del terrateniente, hasta el esclavo asalariado o trabajador moderno, posesión indirecta del propietario de los medios de producción modernos, su característica común es ser una herramienta explotable, desechable y sustituible una vez agotada su vida productiva.

A lo largo del proceso de trabajo y en cada etapa de su desenvolvimiento, las respectivas clases dominantes se han visto en la necesidad de encontrar la manera más eficiente para racionalizar, justificar y legalizar las diferentes formas de esclavitud objetiva bajo la cual se han encontrado sumisos las clases explotadas, y sobre todo de obtener el “consenso” de estas últimas para que aceptasen su condición social dependiente y sumisa, bien sea por desconocimiento e ignorancia, bien sea por la interiorización psicológica y la subsiguiente afirmación mental-subjetiva de su realidad objetiva.

Aparte de la propia dinámica del proceso de trabajo, que lo ha llevado a engendrar nuevas formas de esclavitud con cada nuevo modo de producción, y nuevos mecanismos de adaptación social cada vez más refinados, el factor decisivo para la perpetuación de un sistema basado en la esclavitud objetiva, ha sido y sigue siendo el acondicionamiento subjetivo, es decir el control mental. Nada más eficaz para el sistema de trabajo en lo que concierne su conservación y perpetuación, que su auto-reproducción en la psiquis y la mente de quienes lo sustentan con su fuerza de trabajo y “el sudor de sus frentes”, es decir, con la energía de sus propias vidas. En este sentido, los trabajadores-consumidores modernos, determinados en su vida productiva por los dictámenes del mercado laboral y el sometimiento bajo largas jornadas de trabajo diario, movidos en su vida recreativa por los dictámenes del consumismo, y así conducidos en la totalidad de sus vidas por una especie de “control remoto” y lejos de reconocer y romper su determinación ajena, constituyen, sin duda y “ocultos a plena vista”, los nuevos esclavos del Siglo XXI.

Parece que la esclavización de la mente y por ende del comportamiento del ser humano en el recién comenzado siglo XXI ya ha alcanzado niveles irreversibles, a causa del control mental que actúa constantemente y sin misericordia sobre sus víctimas para evitar que éstos se rebelen contra un orden social intrínsecamente inhumano y explotador. En lo siguiente abordaremos los dos aspectos del control mental, constituido, en analogía a los dos lados de la actividad cerebral humana, por un componente psicológico y uno fisiológico. El aspecto psicológico-mental tiene que ver con la interiorización – a menudos conflictiva – de la explotación, opresión y discriminación del orden social existente, y la afirmación de sus tradiciones, normas y valores, es decir, su ideología. El aspecto fisiológico-mental tiene que ver con la manipulación tecnológica de las mentes de todos aquellos, que no han logrado adaptarse psicológicamente al actual orden social dominante, y quienes niegan y rechazan la esclavitud en todas sus formas. Con la entrada a la denominada era de las frecuencias, se ha posibilitado la manipulación directa de los procesos cerebrales en base de la tecnología electromagnética y el uso del pleno espectro de las frecuencias para tal fin.

Este último aspecto resulta particularmente preocupante ya que salta a la vista, que el grado avanzado de explotación – y sobre todo la destrucción del ya obsoleto trabajo manual-físico a través de la miseria, del hambre y de las nuevas guerras desatadas a escala planetaria – , exige un mayor y cada vez más directo grado de control mental, para evitar la formación de una conciencia y resistencia global revolucionaria-emancipatoria, que contrarrestaría el actual curso de destrucción total, y acabaría con todas formas de esclavitud y con la explotación económica, opresión política, discriminación social y alienación humana.

1. El aspecto psicológico del control mental

Llama la atención, que la abrumadora mayoría de aquellos, que integran las filas de quienes están obligados a vender su fuerza de trabajo y cuya existencia está precisamente enmarcada dentro de la determinación ajena o esclavitud objetiva, son los mismos que más decididamente defienden al sistema explotador y opresor del cual son víctima. Han plenamente interiorizado su condición dependiente, es decir, afirman que su entorno económico, financiero, jurídico, político, social y moral esté dominado por una cada vez más reducida clase social, propietaria de los medios de producción, destrucción y comunicación, y escondida detrás de un “intermediario anónimo”, que es el mercado.

La interiorización de la esclavitud objetiva y su reproducción constante en la psiquis de sus integrantes con incidencia correspondiente en su comportamiento, es condicio sine qua non para su continuidad y funcionamiento sin obstáculos. Especialmente en tiempo de crisis o declive como el que estamos viviendo actualmente, donde las consecuencias de la competencia feroz, la brutal reducción de puestos de trabajo, los cortes en gastos sociales, y el costo humano y financiero del militarismo lo llevan en sus hombros los esclavos asalariados y el ejército de reserva de trabajadores a escala mundial, el sistema depende cada vez más de un exitoso acondicionamiento mental, para que sus integrantes piensen, actúen, sienten, crean y respondan de manera confirmatoria, más nunca crítico-negativa ante los abismos del mismo.

Entre los mecanismos propiamente psicológicos, mediante los cuales se efectúa el drenaje de lo que resta de la energía vital de los esclavos asalariados, y su conversión en reacciones inofensivas para el sistema, figuran la transformación de su aburrimiento y frustración de la vida en agresión, que es convenientemente canalizada hacia el apoyo incondicional del militarismo y fascismo; un ejemplo de lo cual lo vemos actualmente en la actitud afirmativa de casi la mitad de la población estadounidense respecto a las atrocidades cometidas por las tropas norteamericanas en Irak. Otro mecanismo de adaptación psicológica lo constituye la desviación de cualquier inconformismo hacia esquemas de consumo, sobre todo en las “sociedades opulentas”, o hacia el reforzamiento de valores religiosos, que retro-alimentan la esclavitud objetiva por fomentar caracteres adaptados, sumisos, devotos y creyentes ante las autoridades superiores y el orden social y económico existente. Si bien y en cierto grado fomentado por factores externos, estos mecanismos psicológicos de desviación son, en gran parte, producto de la propia incapacidad de aquellos, que forman los integrantes de la esclavitud objetiva, de ser libres. Su miedo a la libertad1 es, además, cuidadosamente cultivado por la educación, las tradiciones, normas y valores vigentes, y hoy más que nunca fomentado por el acondicionamiento mental de los grandes medios de comunicación de alcance global, que proporcionan una percepción selectiva de la realidad, bien estudiada desde el punto de vista del impacto psicológico que intenta causar en sus lectores.

La manipulación constante de las mentes de miles de millones de personas, expuestas a un sinfín de noticias, impresiones, realidades y ficciones por la televisión, la prensa, la radio y el cine – todos convergentes en un sólo aparato de propaganda, que se ha dado a la tarea de sistemáticamente borrar los límites entre la realidad real y la realidad virtual -, 2 dificulta en extremo cualquier esfuerzo de pensar y actuar autónomamente, y actúa en función de la total e irreversible homogeneidad mental de la audiencia.

Entre los métodos de semejante acondicionamiento mental destaca el fraccionamiento del pensar, efectuado mediante la sobrecarga de “información” y el bombardeo de “noticias” durante las 24 horas del día, aparentemente no relacionadas entre sí, pero todas portadoras del mismo mensaje sublime. Al convertir la “información” en un bien de consumo masivo y efímero, se logra la destrucción de las facultades de memorizar y contextualizar y por ende la capacidad de razonamiento y formación de juicio propio. La audiencia – en su vasta mayoría esclavos asalariados, dependientes de la venta de su fuerza de trabajo y sometidos al yugo de la explotación -, por no tener ni tiempo ni energía para críticamente reflexionar sobre las “noticias” consumidas diariamente, se convierte en mero receptor y reflector de la “información” recibida, tragando sin reserva sus mensajes subyacentes y sometiéndose de tal forma al acondicionamiento mental, es decir, recibe un estímulo y responde de una manera calculada por terceros.

Otro de los métodos del control mental en su dimensión psicológica es el empleo bien calculado del miedo en combinación con el fomento de la ignorancia, en una fórmula, que intenta sembrar el caos para poder cosechar la reacción del sentimiento de pánico e inseguridad de la población, ofreciendo “soluciones” prefabricadas a la medida de la élite gobernante y agradecidamente aceptadas por los gobernados, aún cuando contengan medidas abiertas de represión y restricción.3 El control mental de la población en general, en casi todas partes del mundo y afectando a billones de seres humanos, trabajadores y consumidores que conforman el universo de esclavos ocultos a plena vista, se ha ido perfeccionando en la medida que sus víctimas tienen la convicción de pensar y actuar a propia cuenta, sin enterarse jamás de sus cadenas de esclavitud objetiva y subjetiva.

Sin embargo, hay quienes escapan el control y la manipulación psicológica, por lo que el asunto clave para los que controlan no es, a cuantas millones de personas se les pueda manipular la mente con éxito, sino a cuantas personas efectivamente no se les puede manipular la mente, y cuáles son los métodos alternativos para controlarlos.

2. El aspecto fisiológico del control mental

Por lo general, se tiende a relacionar el aspecto fisiológico de la manipulación mental con las enfermedades psíquicas y su tratamiento con psicofármacos, que alteran la estructura química del cerebro y pueden cambiar el estado de ánimo. Aún cuando esto es una contundente realidad que afecta a una gran parte de la población sobre todo en los EE.UU. y Europa, donde millones de personas sufren depresiones y están bajo tratamiento con psicofármacos, es decir, manipulación mental prescrita,4 queremos dirigir la atención a otro tipo de control mental que se efectúa en base y a través de ondas electromagnéticas.

El que la humanidad se encuentre, desde el punto de vista de las ciencias, en plena transición de la era de la materia hacia la era de las frecuencias, gracias a los vertiginosos avances tecnológicos, no sólo significa que hemos entrado a la era de la „información“ y comunicación instantánea global, sino y también que la tecnología moderna ha empezado a hacer uso del hecho, de que el cuerpo y cerebro humano pueden responder a ondas electromagnéticas y radioeléctricas provenientes de su entorno, y entrar en resonancia con seres vivos, con la tierra, y con aparatos y sistemas tecnológicos.

Ya al comienzo del siglo pasado, el científico de origen croata, Nikola Tesla, descubrió que la tierra posee una frecuencia electromagnética propia, hecho reconfirmado en los años 1950 por el científico alemán, W.O. Schuhmann. Schuhmann determinó, que la ionosfera -la capa exterior de la envoltura gasiforme que rodea la tierra – , y la superficie de la tierra forman un condensador esférico natural, es decir, un medio natural de almacenamiento de carga eléctrica, con una frecuencia propia en el rango debajo de los 10 hertzios. La particularidad de esta frecuencia de resonancia terrestre o Frecuencia Schuhmann es, que constituye al mismo tiempo una frecuencia de resonancia del cerebro humano.5

Si se miden las corrientes eléctricas del cerebro humano se puede constatar, que éste emite ondas electromagnéticas de una frecuencia entre 1 y 40 hertzios. La ciencia divide el espectro de frecuencias electromagnéticas del cerebro humano en cuatro ámbitos, que llevan relación con diferentes estados de conciencia: Las ondas delta (1-3 hertzios), correspondientes al sueño profundo y los estados de coma; las ondas theta (4-7 hertzios), correspondientes al sueño normal; las ondas alpha (8-12 hertzios) correspondientes al estado despierto-relajado; y las ondas beta (13-40 hertzios) correspondientes al estado plenamente despierto.6

Por medio de la mencionada frecuencia de resonancia terrestre o Frecuencia Schuhmann, cada cerebro humano se encuentra en una relación de resonancia a la tierra, por coincidir las frecuencias fundamentales del cerebro humano con las de la tierra. Este hecho posibilita la manipulación de los cerebros humanos a gran escala a través de la modulación o manipulación técnica de las ondas Schuhmann, tecnología ya existente y operable en forma de las instalaciones HAARP en Gakona, Alaska.7

Ahora bien, en la medida en que los mecanismos psicológicos de adaptación y la manipulación mental psicológica-convencional podrían resultar insuficientes para el control mental de la población en general, y específicamente frente a la cada vez más abierta brutalidad del sistema de trabajo basado en la esclavitud objetiva, que alcanza niveles alarmantes de destrucción y devastación tanto de la sociedad como de la naturaleza, se hacen indispensables nuevas formas de control y esclavitud mental. Más que 25 años atrás y de manera verdaderamente visionaria, el anterior consejero de seguridad nacional del ex-presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, entonces profesor en la Columbia University, escribió:

“Los estrategas políticos se ven en la tentación de aprovechar las investigaciones científicas sobre el cerebro y el comportamiento humano. El experto en geofísica, Gordon J.F. MacDonald – un especialista en problemas de estrategia de guerra – dice, que la inducción artificial de impulsos eléctricos, suministrados en intervalos de tiempo minuciosamente calculados, podría causar un esquema de oscilaciones de ondas electromagnéticas con elevados niveles de carga eléctrica encima de determinadas regiones de la tierra. De esta manera podría pensarse en el desarrollo de un sistema que podría inhibir considerablemente la actividad cerebral de poblaciones extensas en regiones seleccionadas, por un período de tiempo extendido. … No importa, cuán profundamente preocupante les parezca, a algunos, el pensar en utilizar el medio ambiente para manipular el comportamiento humano en pro de nuestras ventajas nacionales; lo cierto es que la tecnología que nos permite tal uso se desarrollará, muy probablemente, dentro de unas pocas décadas.” 8

Efectivamente y tal como lo predijo Brzezinski, la tecnología para la manipulación y ruptura de los procesos mentales del cerebro humano a gran escala, ha sido operable desde 1991, con la realización del antes mencionado proyecto HAARP, un experimento conjunto del Instituto Geofísico de Alaska con la Fuerza Aérea y la Marina Estadounidense, en asociación de intereses de corporaciones privadas que se desempeñan en el área de tecnología de defensa, inteligencia y tecnología espacial.9

Ya en los años setenta del siglo pasado, Brzezinski anticipó y visualizó una sociedad Orwelliana, rígidamente controlada y dirigida, vinculada con las posibilidades de supervisión y control como las brindan las nuevas tecnologías, en aquél entonces a penas emergentes. Esta sociedad sería dominada por una pequeña clase social o „élite tecnológica“, descrita por Brzezinski en las palabras siguientes:

“Más allá de las restricciones impuestas por los tradicionales valores liberales, ésta élite no hesitaría de realizar sus objetivos políticos por medio del uso de las técnicas más novedosas para manipular el comportamiento público, manteniendo la sociedad bajo estricta supervisión y control. La dinámica tecnológica y científica se alimentaría a su vez de ésta situación provechosa.” 10

Hoy, treinta años más tarde, esta élite tecnológica, sobre todo concentrada en EE.UU. y Europa, tiene todo un arsenal de tecnologías de supervisión y vigilancia, control y manipulación a su alcance, que incluye armas y tecnologías electromagnéticas, de radiofrecuencia, acústicos, ópticos y de microondas, que están destinados a causar interrupción y ruptura en el ámbito de sistemas de comunicación, y desorientación sensorial o incapacitación mental en el ámbito personal y control de masas. Lo preocupante de las tecnologías electromagnéticas es, que pueden cubrir un área grande con un sólo sistema y que constituyen armas silenciosas de difícil detección.

3. Posibilidades tecnológicas de la manipulación mental y corporal

Entre las posibilidades de la manipulación mental-fisiológica, figuran el sonido (infrasonido, ultrasonido), la luz (luz visible, luz infrarroja, luz ultravioleta), los campos magnéticos (campos parejos, campos intermitentes), los campos eléctricos intermitentes de baja frecuencia, los campos eléctricos intermitentes de alta frecuencia, la radiación con rayos X, y con rayos radioactivos.11

El cerebro humano reacciona al infrasonido12 de una frecuencia entre 7 y 8 hertzios con la emisión de las anteriormente mencionadas ondas alpha, equivalentes al sueño ligero o estado relajado-meditativo. Cuando el cerebro es artificialmente estimulado con esta frecuencia, se le inhibe el pensar consciente, y se le imposibilita el ejercicio mental más rudimentario como por ejemplo la solución de una tarea matemática simple. En otro rango de frecuencias bajo 20 hertzios, el infrasonido estimula oscilaciones fuertes de los órganos internos y sus vasos sanguíneos, como el corazón, los pulmones y el estómago, y puede llevar a la muerte por desangramiento interno, por la ruptura de los vasos sanguíneos.13

El estar expuesto al ultrasonido14 causa estados de angustia, nausea, dolor de cabeza, contracción muscular y silbido de los oídos. Relámpagos de luz emitidos en el espectro de las frecuencias de las ondas cerebrales, pueden inhibir la actividad cerebral consciente, y emitidos en intervalos rápidos, pueden causar ataques epilépticos. En un experimento realizado por científicos norteamericanos con 100 personas de pruebas, la combinación de ultrasonido con impulsos infrarrojos de una frecuencia de 15 hertzios causó silbido de los oídos o pérdida de audición y visión en 70 personas, vómito en 25 personas, y ataques epilépticos en 5 personas.15

Se distinguen dos tipos de efectos en cuanto a la manipulación físico-mental por medio de exposición a campos electromagnéticos de alta frecuencia, como las microondas, que poseen una frecuencia de 1 giga hertzio y más. Según las variaciones en su intensidad, las microondas pueden tener diferentes efectos biológicos. Microondas de alta intensidad causan el efecto térmico, que destruye las células vivas. Microondas de intensidad media, causan el efecto no-térmico, que perturba la comunicación intercelular y neuronal; el estar expuesto a las microondas de intensidad comparablemente baja por larga duración, causa “electro-estrés”, es decir, propensión a enfermedades inmunológicas y cancerígenas. Entre los efectos no-térmicos de las microondas figuran, concretamente, la alteración del ritmo cardíaco, cansancio rápido, perturbación del sueño nocturno, sudoración elevada, sensación de vértigo, nerviosidad extrema, hormigueo en brazos y piernas, perturbaciones generales del sistema nervioso vegetativo y de la función de los nervios cerebrales. La formación de ondas estacionarias dentro del cráneo a causa de determinadas frecuencias de resonancia, puede llevar a la parálisis temporal del movimiento corporal. 16

La irradiación con campos electromagnéticos intermitentes de alta frecuencia, puede causar perturbaciones en la coordinación general de los procesos de movimiento y de los sentidos, que afectan la percepción de la temperatura, la visión, el sentido del tacto y la coordinación general del cuerpo, efectos como los registrados en personas en estado de ebriedad. Las ondas electromagnéticas de alta frecuencia inciden negativamente en la comunicación de las neuronas.17 La irradiación con energía electromagnética radio frecuente de baja intensidad incide en los sistemas químicos del cerebro y reduce el comportamiento agresivo.18

Si bien los ejemplos dados oscilan entre chocantes y fantásticos, y más aún la imaginación de que existan tecnologías que efectivamente emplean ondas electromagnéticas de diferente índole y frecuencia para la manipulación e incapacitación mental y/o corporal, la existencia y el desarrollo científico de las mismas es bien conocida bajo el término eufemístico armas no-letales. Con este término se denominan “armas que pueden incapacitar, someter o alterar el comportamiento de personas sin matarlas”, aún cuando sí pueden ser letales y causar daño y minusvalía permanente.19

4. Aplicación de la tecnología de manipulación mental / corporal

Ya en el año 1992, en un artículo de un diario alemán, se ha podido leer lo siguiente sobre el desarrollo tecnológico de armas no-letales de índole electromagnético:

“Las Fuerzas Armadas Estadounidenses están desarrollando una pistola de microondas, que causa severos trastornos físicos y paro cardíaco. La pistola de microondas no es ningún invento de la ciencia ficción. Investigadores americanos piensan, que este tipo de arma puede ser empleada sobre todo en “conflictos de baja intensidad”, es decir, en guerras civiles y guerras de guerrillas. … Forma parte de las llamadas armas no-letales, objeto de investigación militar desde hace años atrás. … El arma podría causar trastornos físicos, psíquicos, perturbaciones sensoriales, desmayo, perturbación visual, nausea y otros males. De aplicarse en dispersión amplia, grandes grupos de personas pueden ser neutralizadas.” 20

En su asesoramiento de ciencia y tecnología de armas no-letales del año 2003, el Naval Studies Board observa lo siguiente:

Las armas no-letales ” … operan en tres ámbitos: Primero, en el de los objetivos anti personales, que incluye el control de masas, el incapacitar a individuos, (y) la denegación de acceso a determinadas áreas …; segundo, en el de los objetivos anti-materiales, que incluye la denegación de acceso a determinadas áreas a vehículos, naves o aviones; … y tercero, en el de los objetivos de incapacitar al adversario, que incluye la neutralización de instalaciones y sistemas … (bélicos). Las tecnologías de armamento no-letal cubren un amplio espectro, inclusive las áreas relacionadas al desarrollo de sistemas acústicos, químicos, comunicacionales, electromagnéticos y eléctricos, mecánicos (de enredamiento), tecnologías de información, aparatos ópticos, proyectiles y municiones no-penetrantes y muchos otros. El empleo de las armas no-letales en conjunto combinado con la guerra psicológica, la guerra de información y/o guerra electrónica, podría resultar especialmente efectivo.” 21

Lo que se presenta como un conjunto de medidas y sistemas tecnológicos para el empleo militar en situaciones de combate de guerra, específicamente la manipulación e incapacitación temporal o permanente de la mente y del comportamiento humano del adversario con sistemas „no-letales“, está, en realidad, diseñado y planificado para el uso en el más amplio espectro posible, inclusive doméstico. Esto quiere decir, que lo que algunos llaman la tecnología de control político22 está destinada a ser empleada en contra de la propia población civil con fines de controlar cualquier tipo de expresión y manifestación crítica o disidente, cualquier oposición política seria, o una posible resistencia o desobediencia civil en situaciones domésticas extremas.

Considerada una tecnología de doble uso con un potencial prometedor, ya en 1994, un borrador emitido por el director de planificación política del Departamento de Defensa, Christopher Lamb, propuso la integración de las tecnologías no-letales de uso militar al ámbito civil, propuesta según la cual las armas no-letales se llegarían a emplear explícitamente en contra de los adversarios domésticos del gobierno estadounidense de turno:23

“El término ‚adversario’ lo hemos utilizado en su sentido más amplio, incluyendo a todos aquellos que no constituyen enemigos declarados, pero quienes están dedicados a actividades que nosotros queremos frenar. Esta política no excluye el empleo, legalmente autorizado, de las armas no-letales por parte de las fuerzas militares estadounidenses en refuerzo de la ley civil.” 24

Dos años más tarde, en 1996, en palabras realmente entusiásticas, el panel de consejeros de la Fuerza Aérea estadounidense dibujó las posibilidades de terror y control mental sobre quienquiera sea declarado adversario, bien sea a nivel doméstico, bien sea a nivel exterior, en las palabras siguientes:

“Podemos imaginarnos el desarrollo de fuentes de energía electromagnética, cuya potencia la podemos modular, formar y dirigir, además de acoplarla al cuerpo humano de una manera que nos permite la inhibición del movimiento muscular voluntario, el control de emociones y actos, la inducción de sueño, la transmisión de sugestiones, la interferencia con la memoria retentiva de corto y largo plazo, la producción de esquemas de experiencia artificiales y la erradicación de los esquemas de experiencia existentes.” 25

En relación a las aplicaciones específicas de semejante tecnología de intrusión, que viola una esfera tan exclusivamente privada como lo es el propio cuerpo y cerebro, el panel visualiza el siguiente escenario concreto:

“Nos parece igualmente posible crear voces de alta calidad y precisión dentro del cuerpo humano, lo que amplía las posibilidades de sugestión y control psicológico oculto. Si un impulso microonda de alto poder en el rango giga hertzio choca con el cuerpo humano, ocurre una perturbación de temperatura muy pequeña, asociada con una expansión súbita del tejido levemente calentado. Esta expansión es lo suficientemente rápido para poder producir una onda acústica. Si se emplea una corriente intermitente de impulsos, debería ser posible crear un campo acústico interno en el rango entre los 5 y 15 kilo hertzios, que es audible. Por ende, podría ser perfectamente posible de „hablarles“ a nuestros adversarios selectos de una manera que sería muy perturbador para ellos.” 26

Conclusión

Aunado a los mecanismos psicológicos de adaptación social y los métodos convencionales de manipulación mental psicológica, que actúan a favor de la perpetuación de la esclavitud objetiva y subjetiva de la vasta mayoría de la población mundial que vende su fuerza de trabajo para subsistir, las nuevas tecnologías electromagnéticas de intrusión al cuerpo y cerebro humano le añaden una dimensión aterradora a la esclavización de la mente.

Frente a las tecnologías de control mental, especialmente para todos aquellos que han podido escapar hasta cierto grado la manipulación mental generalizada, que han logrado mantener un mínimo de autonomía en su razonar y actuar, que han preservado su actitud crítica y su sentido de rebeldía y negación en relación a un sistema violador de la dignidad e integridad humana, el concepto libertad – opuesto a el de la esclavitud – adquiere un significado nunca antes imaginado.

Pensar o “ser pensado“, actuar o “ser actuado“, vivir o “ser vivido“ – esto es la cuestión.

1 Uno de los exponentes del Freudomarxismo, Erich Fromm, en su conocida obra Miedo a la Libertad, distingue tres principales mecanismos de evasión de índole psicológico, que impiden que el individuo moderno reconozca y rompa las cadenas de su esclavitud objetiva, esto es, el autoritarismo, la destructividad y la conformidad automática, que actúan en función de evadir una vida en libertad positiva, activa, responsable y autodeterminada, tan urgentemente requerida para poder construir una sociedad verdaderamente humana y emancipada.

2 Dos ejemplos actuales son la ya notoria (y continua) manipulación mediática en torno a los acontecimientos políticos de la historia reciente Venezolana, y los “reportajes“ de los grandes medios de comunicación global sobre la continua guerra estadounidense en Irak, específicamente el genocidio cometido contra la población de Fallujah, que es ocultado detrás de la mentira del combate del “terrorismo islamista-extremista“ y presentado en pantalla al estilo video-juego o “televisión real“ (reality TV).

3 El ejemplo más destacado es el 11de Septiembre de 2001 o “evento catalizador“ tan urgentemente requerido por el nefasto gobierno estadounidense en concordancia con las élites propietarias de las grandes corporaciones, para llevar a cabo sus planes militaristas de dominación mundial, tal como minuciosamente elaborado por el Proyecto para un nuevo Siglo Americano. (Véase Jutta Schmitt, El “Proyecto para un Nuevo Siglo Americano” y sus Incidencias en América Latina, http://www.franz-lee.org/files/pnac.htm)


4 Una cantidad cada vez más grande de escolares en EE.UU. y Europa es sometida, forzosamente, al tratamiento con psicofármacos a causa de supuestos “desordenes“ de comportamiento y aprendizaje, o porque “padece“ de “atención deficitaria“ o del “síndrome hiperactivo“, con lo cual la población escolar constituye un universo de conejillos de india para las compañías farmacéuticas y para los experimentos de control mental y de comportamiento de la juventud. Sobre los efectos nefastos de estos experimentos, como lo son los conocidos casos de matanzas de compañeros de clase y de maestros por alumnos en diferentes escuelas estadounidenses, véase 
http://www.prozactruth.com/childrenkilling.htm


5 Véase Jutta Schmitt, El Medio Ambiente como Arma de Destrucción Masiva: Tecnología de Modificación Ambiental y Guerra Geofísica; pág. 10; 
http://www.franz-lee.org/files/medio_ambiente.html


6 Véase 
http://www.bunkahle.com/Aktuelles/Astromedizin/Tempelhof/gamma.htm

7 HAARP; High-Frequency Active Auroral Research Program (“Programa activo de investigación de auroras de alta frecuencia); un “calentador ionosférico“, que consiste en un gigantesco campo de 180 antenas transmisoras de alto poder, que envían energía radioeléctrica de alta frecuencia hacia partes previamente seleccionadas de la ionosfera, la cual la refleja en forma de ondas electromagnéticas de baja frecuencia que penetran cualquier cosa viva o muerta, y la superficie terrestre. Véase Jutta Schmitt, El Medio Ambiente como Arma de Destrucción Masiva, op. cit., págs. 8-10

8 Citado en: Nick Begich / J. Manning, HAARP- Vandalism in the Sky?, http://www.whale.to/b/haarp1.html

9 Jutta Schmitt, op. cit. pág. 8

10 Citado en Nick Begich, op. cit.

11 Véase Günther Wahl, Waffentechnische Kuriositäten (“Curiosidades en tecnología de armas“), Journal-Verlag Schwend, Schwäbisch Hall 1990, citado en: http://www.totalitaer.de/waffentechkurio.htm; revisado 14/11/04.

12 Sonido con una frecuencia debajo de los 20 hertzios (=20 oscilaciones por segundo).

13 Günther Wahl, op. cit.

14 Sonido con una frecuencia superior a los 20 kilo hertzios. Para una breve descripción de la tecnología acústica de incapacitación temporal, véase: Gary Eastwood, Perfect Sound from Thin Air, New Scientist, Sept. 7, 1996; http://www.datafilter.com/mc/newScientistAcousticalHeterodyning.html; revisado 15/11/04

15 Günther Wahl, op. cit.

16 ibidem.

17 Günther Wahl, op. cit. – Conste de paso, que la ciencia médica presume, que existe una relación directa entre las nuevas enfermedades que padecen los habitantes de los países altamente industrializados y la creciente polución electromagnética, conocida como “electro-smog”, que se ha intensificada a partir de la instalación masiva de redes de telefonía digital en los años 90. Paralelamente a la acelerada “electrificación” de la vida, ha aumentado la cantidad de enfermedades de civilización como la anemia, alergias, depresiones, perturbaciones del ritmo cardíaco, migraña, cansancio crónico, reumatismo, enfermedades neurológicas, trastornos circulatorios, ataques de vértigo, debilitamiento del sistema inmunológico, trastornos del ritmo biológico, y cáncer. Véase http://www.t0.or.at/~oliver/e-smog.htm.

18 Allen H.Frey, Jack Spector, Exposure to RF Electromagnetic Energy Decreases Aggressive Behavior; in: Aggressive Behavior, vol. 12, pp 285- 291; citado en: http://www.totalitaer.de/aggressiveb.htm


19 Véase 
http://www.datafilter.com/mc/nonlethalWeapons.html; sitio web que ofrece toda una serie de documentos actuales que tratan sobre cuestiones tecnologías y jurídicas concernientes a las armas “no-letales”.


20 Heide Platen: “Elektromagnetische Wellen als tödliche Waffe” (Ondas electromagnéticas como arma letal), TAZ, 14. 04. 1992, citado en: http://www.totalitaer.de/waffentechkurio.htm; .


21 An Assessment of Non-Lethal Weapons Science and Technology, Naval Studies Board (NSB; panel de estudios navales); en 
http://books.nap.edu/books/0309082889/html/R1.html#pagetop

22 Un asesoramiento técnico, realizado 1998 en el marco del Parlamento Europeo, sobre el alcance y empleo de algunas de estas tecnologías para el control de la población civil en general, se refiere a éstas explícitamente como tecnología de control político; véase 
http://www.europarl.eu.int/stoa/publi/166499/execsum_es.htm; documento entero en idioma inglés disponible en: http://www.seprin.com/informes/stoa-atpc.htm


23 Véase Nick Begich, New Non-Lethal Weapons May be Used Against U.S. Citizens, (Nuevas armas no-letales podrían ser utilizadas en contra de ciudadanos estadounidenses); entrevista con Kenneth Burke, publicado en: 
http://www.geocities.com/Area51/Shadowlands/6583/project248.html


24 Véase Department of Defense Directive, Policy for Non-Lethal Weapons, Office of the Assistant Secretary of Defense, Draft July 21, 1994 ; citado en: 
http://www.mindcontrolforums.com/haarpbook.htm

25 New World Vistas: Air and Space Power for the 21st Century; June 1996; USAF Scientific Advisory Board (SAB).
Citado en: Environmentalists against War: Nonlethal Weapons – Biological Process Control (Ambientalistas contra la guerra: Armas no-letales – Control de procesos biológicos); http://www.envirosagainstwar.org/edit/index.php?op=view&itemid=943


26 ibidem.

(*) Escritor, poeta, editor y sociólogo. Presidente del Instituto Peruano de la Juventud (IPJ) y director del sello independiente Río Negro.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Frente Nacional de los Pueblos rechaza la sentencia de Acción Popular a favor de Luz del Sur

Published

on

El Frente Nacional de los Pueblos del Perú, presidida por Angélica Sánchez, se pronunció respecto a la sentencia de la Corte Suprema a favor de Luz del Sur.

PRONUNCIAMIENTO

Rechazamos la sentencia de Acción Popular 28315-2019 de la Sala Constitucional de la Corte Suprema que favorece a Luz del Sur.

A nombre del Frente Nacional de los Pueblos del Perú, expresamos nuestra desazón e intranquilidad ante el riesgo que corre el mercado de electricidad regulado y libre ante lo emitido por la Sala Constitucional de la Corte Suprema, teniendo como efecto inmediato el incremento de los precios de la energía, el alza del costo marginal (o precio spot) de US $10 a US $ 25 el megawatt/hora, de esta forma ganarían los generadores hidroeléctricos como #LuzdelSur, que antes vendían barata su energía pero que ahora podrán venderla a precios más “competitivos” en el mercado spot.

Recordemos que LDS es un gran productor de electricidad que tendría todos los incentivos para vender la energía a los mayores precios posibles, teniendo una concentración vertical pues genera, transporta y distribuye energía y eso no está permitido por Ley.

Es falso decir que la introducción de costos fijos en la construcción de precios de las generadoras que usan gas natural permitirá mejorar los precios de los consumidores. ¡NO MIENTAN!

Una vez más, nosotros los consumidores somos los afectados, ya que con esta decisión se incrementaría el 15% de las tarifas para las familias, además de golpear la industria con incrementos de precio de aproximadamente 50%. ¿es que piensan acaso que somos un pueblo ignorante? ¿Así se pretende crecer y recuperar la economía del peruano?…¡NO!

#LuzDelSur #NoAlReciboVirus #fueraluzdelsur #NoAlMonopolio #alpuebloseleescucha

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Desalojo de película en Chilca

La Policía Nacional del Perú llevó adelante un impresionante operativo de desalojo ordenado por el juez de Chilca Johans Cárdenas Díaz.

Published

on

La VII Región Policial, a cargo del general Jorge Luis Cayas Medina, realizó con éxito el plan operativo de desalojo en los predios ‘La Sirena’ (14 has) y ‘El salitre’ (50 has), ordenado por el Juez de Chilca Johans Cárdenas Díaz.

El operativo policial se realizó la mañana de ayer viernes 23 de octubre, bajo un extraordinario plan que permitió la recuperación de los predios. El abogado de la familia Guizado Portillo, Luis Alfonso Morey Estremadoyro, informó a los medios de comunicación que se había concretado esta acción judicial en coherencia con lo determinado por el Juez de Chilca y la exitosa planificación y ejecución de la Policía Nacional del Perú.

“Hoy se marca un antes y un después en la historia de la justicia peruana. Hemos logrado demostrar que la ley se puede hacer cumplir en todos los rincones de nuestro país. Expreso mi reconocimiento a la Policía Nacional del Perú y al sistema judicial, así como a los medios de comunicación independientes y a los portales de investigación”, dijo Morey luego de lograr la recuperación de los predios.

Se desalojó finalmente a Fidel Sánchez Alayo de los predios que ocupaba y donde había levantado un centro de diversiones que incluía cientos de caballos de paso, una mansión y hasta una excéntrica plaza de toros privada levantada en su nombre.

Antes de iniciar el desalojo, el juez de Chilca Johans Cárdenas Díaz, denunció a la prensa que dos abogados de los Sánchez Alayo lo amenazaron diciéndole que su cabeza va a rodar. El juez fue enfático en señalar estas amenazas y agregó: “Como ciudadanos ustedes también tienen el deber de realizar denuncias si algo me pasa a mí. Yo no vengo acá en contra de personas, yo estoy dando cumplimiento al deber”.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Congresista Absalón Montoya: «Muchos trabajadores y pacientes del INEN murieron por la covid-19»

En los meses más críticos de la pandemia, varios ambientes del INEN como la capilla, el área de admisión, la sala de urgencia fueron usados para albergar a los infectados por el coronavirus.

Published

on

La covid-19 no solo afectó a los hospitales del Minsa, de la Sanidad y de EsSalud, sino también a los institutos especializados en cáncer. En tan solo tres semanas, muchos de los ambientes del INEN como la capilla, el área de admisión, la sala de urgencia, pasillos, etc., se vieron colapsados no de pacientes oncológicos sino de personas infectadas por el coronavirus. Incluso se tuvo que habilitar todo un piso para colocar a los pacientes pediátricos y adultos infectados por el SARS-CoV-2.

«Esta situación ocasionó que muchos pacientes, trabajadores médicos y técnicos del INEN fallecieran», afirma el congresista del Frente Amplio Absalón Montoya.

Ante la amenaza de una segunda ola de la pandemia, y con el fin de evitar que los institutos especializados en cáncer del país se vean nuevamente desbordados, el congresista demandó a las autoridades del Minsa se amplíen los turnos de atención y de cirugías en las tardes y los sábados hasta llegar nuevamente a condiciones normales.

En los meses más críticos de la pandemia (marzo-julio), el INEN vio mermado su capacidad de atención en casi 80 %.

Según el congresista y también médico de profesión, el instituto tuvo que cancelar el 70 % de las cirugías programadas y reducir en 50 % las atenciones por especialidad.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending