Connect with us

Periodismo

“El swing de doña Miriam”, por Umberto Jara

Umberto Jara

Published

on

En el Perú actual, para hacer política no se necesita ningún talento. El efecto lo padecemos los ciudadanos pero lo celebran los caricaturistas: les alivia el trabajo; pocas veces hubo tantos actores decididos a tan estridente ridículo. Lástima dolorosa que sea a costa de la vida de miles de peruanos.

Esta vez estamos en manos de los populistas, una temible especie porque detrás de todo populista se esconde un inepto con iniciativa, ese género que es capaz de destruir un país a punta de errores envueltos en discursos falsos. Un modelo de populista sin brillo es el padrino de Richard Swing que, a la vez, ocupa el cargo de Presidente de la República. Al verlo, un cincuentón dirá: “Populistas, los de mis tiempos”. Es verdad, Belaunde solía divagar con cierta elegancia y Alan García mentía con tanta convicción que se creía sus propias mentiras.

Vizcarra es rústico. Sale en televisión en el horario de almuerzo a sabiendas de que los peruanos ya no tienen qué comer. Cree que puede ser, a la vez, pan y circo. Acaso su única virtud sea superarse a sí mismo. Lo consiguió este mediodía. Alzando la voz y con falsa indignación proclamó que su gobierno no es “el gobierno del tarjetazo”. Así, intentó convencernos, sin mencionar su nombre, de que su recomendado Richard Swing tiene méritos. No se ha percatado el padrino-presidente de que en las redes sociales —ese lugar cibernético que ahora hace el trabajo del silencioso Cuarto Poder— se exhiben los vulgares deméritos de su (sospechoso) ahijado.

Si algo caracteriza al populista es el desparpajo. Con el tiempo (no se necesitará mucho) este parrafito volverá a ser citado y lo citarán los que ahora callan: “El haber participado de una campaña política no da derecho a un cargo público. Eso se gana con trayectoria. Este no es el gobierno como otros del tarjetazo. Los cargos se obtienen por mérito propio”.

Mentir con tanta desfachatez tiene un costo: aviva la memoria de aquellos que no queremos ser engañados. No es Richard Swing el único que exhibe “mérito propio” en “el gobierno sin tarjetazos”. Digamos como cierto esperpéntico personaje de antaño: “Que pase el siguiente” y quien sigue en la lista del “mérito propio” es la señora que manda y ronca en Palacio de Gobierno, doña Miriam Maribel Morales Córdova.

Abogada especialista en Gestión Medio Ambiental y con estudios en Antropología, es famosa en los pasillos de la política pendiente de investigación. Si bien aún no ha alcanzado la terrible inmortalidad de los titulares, es conocida como la mano derecha (y, sobre todo, izquierda) de Martín Vizcarra. En el entorno palaciego dicen de ella que es consejera y confidente presidencial con mando, ama de llaves de la agenda presidencial, primera ministra en la sombra, supervisora del Consejo de Ministros, autora de renuncias exigidas y también afable recolectora de “funcionarios de confianza”. Es tan vigorosa su presencia que hasta los históricos fantasmas republicanos de Palacio de Gobierno aseguran que nada, ni ellos, pueden moverse si doña Miriam no da su venia.

Fue voceada como primera ministra en marzo de 2019 pero fue un lapsus de vanidad descartado con prontitud porque sus tareas necesitan de las sombras, sombras que la impertinente Contraloría General de la República —a la que detesta el Sr. Presidente— iluminó a raíz de la costosa remodelación, sin sustento suficiente, de la cocina y comedor de Palacio de Gobierno. Avive el seso y recuerde el peruano olvidadizo que así debutó doña Eliane Karp de Toledo: remodelando Palacio de Gobierno con costosas facturas sobre compras que fueron, unas cuantas, a Palacio y, muchas otras, a la casita de Camacho.

Los políticos populistas suelen ser regionalistas. Don Martín y doña Miriam lo son. La cuestionada remodelación de cocina y comedor —Perú, país gastronómico— fue realizada por la empresa MLE Contratistas Generales cuyo gerente es Luis Enrique Espinoza Chacón, ¿natural de? Sí, de Moquegua.

Pero estamos citando un pecadillo menor si se compara con los pecados mayores que habrán de asomar cuando concluya la tragedia del Covid-19. El escándalo de la contratación de Richard Swing —a quien recibía en Palacio doña Miriam— es apenas el hilo de una suculenta madeja.

Mientras tanto, sigan aplaudiendo los que gustan de aplaudir el engaño y sigan cantando, si es que aún cantan en los balcones el “Contigo Perú”. La cruel evidencia es que ya vamos rumbo a los cinco mil muertos oficiales (los reales suman una cifra mayor) y los 155,671 contagiados de hoy son muchísimos más. Y mientras sigue la farsa del mediodía, mientras algo se pudre en Dinamarca. Recordemos queridos compatriotas (incluyo a los que van a insultar por estas líneas) que Montesinos tuvo su Pinchi Pinchi, Toledo su Eliane, Humala su Nadine y cuando un país no aprende de su historia la vuelve a repetir mientras aplaude al que no debe aplaudir y mientras tolera que se ejerzan poderes como los que usurpa doña Miriam en el gobierno de los “méritos propios”.

Comentarios

Actualidad

Caso Sanchéz Alayo: abogado pone al descubierto presunta organización criminal

Luis Alfonso Morey, abogado de la familia Guizado Portillo indicó que “en la denuncia por crimen organizado se evidencia que los terrenos han sido ocupados a través de testaferros y personas que hoy se encuentran como prófugos de la justicia”.

Redacción Lima Gris

Published

on

En las últimas horas el caso Sanchéz Alayo comenzó a sonar con más fuerza. El abogado de la familia Guizado Portillo, Luis Alfonso Morey, anunció que han venido realizando una batalla legal contra Fidel Sánchez Alayo, acusado formalmente de dirigir una organización criminal con operaciones fraudulentas de valiosos terrenos al sur de Lima.

Luego de años de investigaciones, procesos judiciales y gracias a los testimonios de gente valiente, hoy se da a conocer a la opinión pública nacional e internacional la forma en la que la Familia Sánchez Alayo se ha ido apoderando de los terrenos más valiosos del sur de Lima.

Fidel Sánchez Alayo.

“La familia Sánchez Alayo no goza de buena reputación. Los crímenes que enlutaron a los Sánchez Paredes y los líos en los que se ha visto envuelto Fidel Sánchez Alayo han hecho que la gente les tema. El miedo que se siente entre los humildes pobladores de Chilca es muy similar al que se percibe en las redacciones de los principales medios de comunicación, las agencias de relaciones públicas y los Estudios de Abogados más prestigiosos de la ciudad de Lima”, señala Morey.

Para intentar evitar el desalojo que se realizará este viernes 16 de octubre, los Sanchéz Alayo presentaron una irregular medida cautelar otorgada por el Juzgado Civil de Santiago de Chuco, a cargo de la jueza Carmencita Torres Hilario, en favor de la empresa Inversiones Las Arenas Corp. SAC, que tuvo por objeto impedir el desalojo. Hace unas horas el juez de Chilca rechazó la medida cautelar de Santiago de Chuco y ordenó proseguir con el desalojo.

Dirección de Santiago de Chuco presentada por inversiones Las Arenas. Dueña de la propiedad negó que allí exista alguna empresa, menos Las Arenas.

En el Perú la excentricidad de ciertas personas es una de las señales que ha permitido descubrir —jalando el hilo de la madeja— a organizaciones criminales que han operado y siguen operando con impunidad y en complicidad con autoridades, periodistas vendidos, jueces y policías. Tienen el dinero y los contactos suficientes para librar mil batallas. Las mafias —como la liderada por Rodolfo Orellana— se desmoronó gracias a valiosos testimonios de gente que pese al temor que tenía empezó a hablar.

¿Qué se hizo en los terrenos de Chilca? Fidel Sánchez Alayo ha levantado un centro privado de diversiones con todo tipo de excentricidades: caballerizas, coliseo de gallos de pelea, piscinas y hasta una plaza de toros levantada en honor al ‘Clan Sánchez Paredes’. “En la denuncia por crimen organizado se evidencia que los terrenos han sido ocupados a través de testaferros y personas que hoy se encuentran como prófugos de la justicia”, indicó el abogado de la familia Guizado Portillo.

Placa de la Plaza de Toros de los Sánchez Alayo.

La otra batalla de Morey

Fidel Sánchez Alayo ha sido acusado formalmente de dirigir una organización criminal que con operaciones fraudulentas se ha apoderado de buena parte de los terrenos más valiosos del sur de Lima. Se trata de una denuncia por crimen organizado, lavado de activos, usurpación agravada, falsificación de documentos, falsedad genérica, fraude procesal, cohechos, uso de documentos falsos y daños agravados.

Abogado Luis Alfonso Morey.

Morey aceptó el encargo de la familia Guizado y durante semanas su equipo estudió el caso y todo lo que ha ocurrido en los últimos años de pleitos judiciales. Luego de las investigaciones, Luis Alfonso Morey reveló la manera en que opera Fidel Sánchez Alayo. Pero esto no ha sido una tarea fácil. En su camino se encontró con un permanente intento de bloqueo en las investigaciones.

Entre algunos comentarios y advertencias que el abogado de la familia Guisado recibía, figura la del director de una importante agencia que le dijo por WhatsApp: “Consejo de pata: es mejor no meterse en esos temas. Se trataría de crimen organizado, no te compliques”. Otro mensaje de un abogado especialista en litigios le advirtió: “Esa gente es brava, ni te metas”.

El abogado ha revisado el caso, leído el expediente, conversado con los testigos, visitado el lugar y viene exponiendo la denuncia ante la opinión pública nacional e internacional. Por ese motivo le han recomendado adquirir una camioneta blindada y contratar a un chófer de resguardo. Desde hace una semanas el abogado de la familia Guisado cuenta con un resguardo que antes cuidaba a su socio. El resguardo es experto en tiro instintivo selectivo y ha sido entrenado en la técnica israelí. Un consultor amigo suyo que es experto en seguridad le advirtió que no debe escatimar en seguridad personal.

Aquí un video de Digital TV con de la denuncia de Luis Alfonso Morey.

Este viernes 16 de octubre se debe llevar adelante el desalojo en los predios La Chutana (50 hectáreas) y la Sirena (14 hectáreas) en el distrito ecológico de Chilca, a 60 kilómetros de Lima, los mismos que se encuentran en posesión de Fidel Sánchez Alayo.

Terrenos en posesión de los Sánchez Alayo.

La prensa internacional también viene difundiendo el caso Sánchez Alayo, el canal asociado a la prestigiosa cadena CBS dio a conocer la noticia en Estados Unidos. El medio internacional señaló “En Perú otro escándalo de corrupción denunciado por la prensa. Se trata de una presunta apropiación ilegal de terrenos donde estarían involucrados los integrantes de la familia Sánchez Alayo. Recordada por haber sido investigada en los Estados Unidos por lavado de activos. La denuncia acusa directamente a Fidel Sánchez Alayo, por haberse apropiado de terrenos en la localidad de Chilca”.

Aquí el video del informe de la cadena estadounidense.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Mario, la luz no se extingue

Umberto Jara

Published

on

No fuimos amigos. Me habría encantado serlo. Cuando lo conocí por los afanes del Mundial Rusia 2018, me sorprendió su inmensa y natural empatía. Divertido, lleno de anécdotas, sin distancias ni vueltas. Había hecho un peregrinaje alucinante hasta Moscú. Cruzó como un aventurero todas las fronteras que fueron necesarias en una combi que partió desde Bélgica. Y contaba esa historia con una gracia y una simpatía inigualables. Pero era mucho más que una persona con encanto. Era un camarógrafo todo terreno, conocido, respetado y querido en el ambiente periodístico. El imprescindible camarógrafo de raza que sabe ir detrás de las historias junto al reportero de calle.

En su adiós me apena también que con él se va, demasiado pronto, el camarógrafo que se está perdiendo como se pierde el periodismo de batalla. Las imágenes no se recolectan, se buscan, se eligen, se construyen, se captan. Y para eso hay que tener pasión, hay que amar lo que se hace, hay que arriesgarse, hay que meterse donde sea y como sea y hay que hacerlo con la cámara al hombro, hay que sentir que el ojo más valioso es el que mira por el visor. Ese era Mario Tarazona. Por eso siempre tenía una historia para contar.

En mi recuerdo quedó marcado el orgullo que él tenía por sus orígenes provincianos, algo muy valioso en una ruin ciudad como Lima que siempre trata de ponernos en segundo lugar a los que tenemos la suerte de venir del interior. Era de Pomabamba, Ancash. Tenía la pinta de sus ancestros españoles y la estima altiva por sus paisajes, su comida, sus costumbres. He leído unas línea de César Seijas que lo describen con la precisa ternura de un amigo: “Un pomelito a tu salud, un cuycito por la tarde y que tu camino al cielo sea con dicha hablándole a todos de las maravillas de nuestra tierra”. No es necesario añadir más para entender su amor por nuestra sierra.

Conocí a Mario Tarazona por mi querido amigo Lenin Díaz. Ambos compartían el amor por el cine. Lenin me hizo saber una historia entrañable: la película que se puso a filmar Mario. Un western andino. “El fugitivo de los andes”. Un Clint Eastwood del histórico spaghetti western rodado en los andes peruanos. Una hermosa locura que Mario filmó siguiendo el clima de las cuatro estaciones del año porque su guión (y su alma) así se lo exigían. Un loco maravilloso capaz de llevar su pasión por el cine a la realidad sin tener ningún complejo por atreverse a lo que se atrevió Sergio Leone. Si lo había embelesado de niño por qué no vivirlo.

Quienes compartieron oficio, charlas y diversión con él, le están dando el más hermoso adiós que se puede dar: la unánime coincidencia del afecto. Su amigo, el magnífico reportero Percy Guzmán, lo resume de este modo: “Un tipo encantador, donde llegaba caía bien, en cualquier destino del mundo él conocía a alguien, y las comisiones las convertía en una gran aventura”.

En mi caso, sencillamente, me habría gustado ser su amigo, beber unas copas charlando hasta extinguir la noche, como era antes en el buen periodismo. No ocurrió así. Para decirte adiós me presto esta linda frase de Alvina Ruiz, para ti Mario: “Ese encanto y luz que te caracterizaban”.

Comentarios
Continue Reading

Periodismo

Feliz Día del Periodista, por Rodolfo Ybarra

Rodolfo Ybarra

Published

on

Pequeño testimonio de parte

En 1989 ingresé a la Escuela de Periodismo JBM. Me era muy difícil estudiar en La Cantuta en el día y en la noche recibir clases con mis grandes maestros: Manuel Miguel de Priego Chacón, Hernán Flores Valdivieso, Walter Meza Valera, etc., aparte de que iba a la San Marcos y colaboraba en medios de izquierda, pequeños periódicos que subsistían a duras penas y donde los periodistas prácticamente trabajaban ‘ad honorem’ o porque simplemente amaban esta profesión. Por ese año, también entré a colaborar con radio Santa Rosa del cura Juan Socolich y “Nuestra Época”, un programa de denuncias donde se hablaba de gente desaparecida en zonas de emergencia. El país se caía a pedazos y no había tregua. Eso lo sabíamos bien quienes hacíamos periodismo contra las cuerdas. Denunciar desapariciones o “excesos” de los militares montesinistas también tenía su costo.

En 1991, mi compañera de estudios y jefa de informaciones de un diario de izquierda, Melissa Alfaro Méndez, fue despedazada por un sobre bomba. (Un día antes había estado con ella hablando de poesía y de los niños de la calle y le había prestado mis escritos para que se pusiera al día porque se había matriculado a destiempo). También muchos otros amigos periodistas caerían en el fuego cruzado y a otros los meterían presos, como fue el caso de nuestro compañero Juan José Herrera a quien lo mandaron al Castro Castro por un montón de años sin ser culpable de nada. Muchos otros amigos periodistas saldrían del país o se asilarían como hizo nuestro amigo, Juan “Jarita” Berrospi, quien también fue torturado salvajemente y fue condenado a más de 10 años de prisión, solo por no develar sus fuentes de quienes le entregaron el croquis donde se encontraban los cadáveres de los cantuteños masacrados por el grupo Colina y cuya denuncia cambió los destinos de nuestro país. (Un enorme abrazo, viejo amigo, donde estés, todavía recuerdo tu viejo sombrero y tus viejas sandalias con los que caminabas por los pueblos jóvenes recogiendo testimonios de nuestro pueblo).

En 1997, junto a otros amigos periodistas fundamos una asociación y entramos con la pierna en alto a canal 27 UHF con un programa contracultural muy novedoso: rock, literatura y política. Los universitarios de esa época nos buscaban para hacer sus denuncias contra el Estado y el poder de facto establecido. Muchos artistas, poetas, literatos, músicos, dramaturgos y jóvenes activistas pasaron por el programa “Degeneración” del cual llegué a ser su director. Cabe resaltar que fuimos censurados e incluso nos enteramos después que la antena del canal en el morro de Chorrillos fue retirada. Eran tiempos difíciles, luchar a la contra era nuestro sino y no daríamos nuestro brazo a torcer.

He trabajado también en otras revistas y he colaborado en periódicos de provincias y del extranjero. También he escrito una veintena de libros, entre poemarios, novelas, cuentos y ensayos, y, actualmente, colaboro en Lima Gris donde he escrito más de una centena y media de textos sobre cultura y actualidad y tengo un blog con casi 700 mil visitas: rodolfoybarra.blogspot.com. También he escrito un aproximado de cinco mil artículos periodísticos. No ha sido ni es fácil ser periodista, pero a pesar de todo, mi pluma siempre fue libre, y, aunque algún tiempo pasé hambre y frío, nadie jamás pudo comprar mi conciencia.

Y así permaneceré.

Un gran abrazo para todos los periodistas.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

La ciudad como experiencia comunicacional

Raúl Allain

Published

on

La ciudad que antes era un espacio físico comunicacional, ahora es una experiencia virtual. Como consecuencia del efecto de los medios de comunicación, la urbe tradicional se ha transformado en un espacio mental. Y con más intensidad ahora, por influjo de la internet, se origina una interconectividad o “mundo digital”, también denominado ciberespacio o realidad virtual.

Hemos pasado del influjo de los mass media tradicionales (prensa, radio, TV y cine), a los medios digitales, que están desencadenando una revolucionaria experiencia comunicacional, codificada mediante señales de orden analógico o digital.

El sentido ciudadano de pertenencia disciplina nuestro imaginario haciéndonos partícipes de un nuevo orden consumista de bienes y servicios, pero a la vez nos condiciona a vivir dentro de una realidad tan compleja como nuestra capacidad de articular e integrar los imaginarios colectivos.

Precisamente, lo que diferencia al hombre de los animales es la simbología que crea el ser racional y que prevalece más allá de la experiencia. Los símbolos surgen de los objetos y a su vez crean los pensamientos, motivan o estimulan el actuar.

Vivimos una época atípica de la aldea global. Nuevamente concluyo que la tecnología nos impone nuevos paradigmas de comportamiento y además nosotros generamos nuevos códigos o símbolos. He ahí la contradicción social: ¿Hombres o zombies? Racionales que crean pensamientos con simbología o seres deshumanizados que viven sin sentido.

La aparición de la computación y la internet –como tecnología que en primera instancia tuvo una aplicación militar– permite la construcción de una red global que es puro espacio cibernético y virtual.

Esa espacialidad comunicacional y simbólica teje la ciudad virtual o telépolis: interconectada a terminales que procesan la información que sólo existe en caracteres numéricos, es decir digitales; señales que circulan como intercambios simbólicos entre pantallas de procesadores que desmarcan las fronteras territoriales físicas y que trascienden los espacios.

El problema es la uniformización de los intercambios y formas de relacionarse simbólicamente en todas las culturas. Países celosos de los contenidos simbólicos de internet prohíben su acceso a los ciudadanos, censura que genera conflictos de orden político y que necesariamente obliga a una redefinición de las políticas de acceso al ciberespacio.

Análisis y crítica de la sociedad de la hiperinformación

En la actual “sociedad de la información”, nos encontramos viviendo un panorama en el que la humanidad es bombardeada (tele)comunicacionalmente por noticias falaces divulgadas para desorientar y alienar. O en un caso de alteración mínima, se inyecta seudoinformación y propaganda fabricadas desde medios de comunicación adeptos al poder y al sistema económico imperante.

La audiencia –en su vasta mayoría esclavos asalariados, dependientes de la venta de su fuerza de trabajo y sometidos al yugo de la explotación–, por carecer de tiempo y energía para reflexionar críticamente sobre estas “noticias” consumidas diariamente, se convierte en mero receptor pasivo de la “información” recibida, tragando sin reserva sus mensajes subyacentes y sometiéndose de tal forma al acondicionamiento mental-corporal.

Es decir, el individuo recibe un estímulo y responde de una manera calculada por terceros. Al convertir la “información” en un bien de consumo masivo y efímero, se logra la destrucción de sus facultades de analizar y contextualizar y por ende la capacidad de razonamiento y formación de juicio propio. Alienación total.

Otro de los métodos de la doblegación humana en su dimensión psicológica es el empleo bien calculado del miedo en combinación con el fomento de la ignorancia. Esta fórmula intenta sembrar el caos para poder cosechar el incremento del sentimiento de pánico e inseguridad de la población.

Los políticos de gran corrupción adictos al poder ofrecen “soluciones” prefabricadas a la medida de la élite gobernante y agradecidamente aceptadas por los gobernados, aun cuando contengan medidas abiertas de represión y restricción.

El control mental-corporal de la población en general, en casi todo el orbe, afecta a billones de seres humanos, trabajadores y consumidores que conforman el universo de esclavos del sistema. Esta sombría metodología se ha ido perfeccionando en la medida de que sus víctimas creen tener la convicción de pensar y actuar soberanamente, sin enterarse jamás de sus cadenas de sumisión objetiva y subjetiva.

Tal como lo hemos afirmado, entre los métodos de semejante acondicionamiento mental destaca el fraccionamiento del pensamiento, mediante la sobrecarga de “información” y el bombardeo de noticias fabricadas durante las veinticuatro horas del día, aparentemente no relacionadas entre sí, pero portadoras del mismo mensaje subliminal: no pienses.

(*) Escritor, poeta, editor y sociólogo. Presidente del Instituto Peruano de la Juventud (IPJ) y director del sello independiente Río Negro.

Comentarios
Continue Reading

Periodismo

“De algo nos tenemos que morir”, por Umberto Jara

Umberto Jara

Published

on

Aprendí mucho de este país gracias al periodismo. No el de escritorio, sino el que consiste en ir al lugar de los hechos y observar y acercarse a la gente, sin juzgarlas y haciendo el esfuerzo por entender el contexto. De ese modo aprendí una amarga lección: vivimos en un país autodestructivo con un inmenso sector de pobladores que cree que se puede rivalizar con la muerte. En distintas regiones pude observar que cuando existe un riesgo y alguien pide prudencia se le suele responder: “De algo nos tenemos que morir”.

Es cierto, la única certeza del ser humano es que no lograremos evitar la muerte pero, por lo mismo, deseamos que el momento llegue lo más tarde posible. Sin embargo, millones de peruanos tienen la asombrosa costumbre de retar a la muerte. Suben a buses interprovinciales a sabiendas de que el chofer está borracho o, si es época de fiestas, invitándole un trago; en caminos peligrosos le piden velocidad al conductor; construyen sus moradas allí donde el río se desbordará; se envenenan con extrañas pócimas de curanderos o con el dióxido de cloro y, en tiempos de pandemia, se amontonan en discotecas como si estuviesen un verano en Agua Dulce. Son los peruanos que se echan un pulso con la muerte bajo la bandera que algún suicida pintó: “De algo nos tenemos que morir”.

Existe también la costumbre de normalizar la violencia cuyo efecto es acostumbrarse a la presencia de la muerte. Los doce años de terrorismo no sirvieron para tener lecciones aprendidas. En lugar de enseñarles a los hijos que la pobreza desesperada genera violencia se les inculcó la costumbre del celular de alta gama, las zapatillas de moda y el meneo oligofrénico.

Así hemos llegado a este país en el que pensar, reflexionar, entender es una práctica en desuso. No es casualidad que la frase más famosa de Ricardo Gareca provenga de un pedido desesperado del técnico: “Pensá”. Algo que se supone normal, en Perú hay que pedirlo.

No tenemos disposición para aprender y entender la atrocidad de la muerte. Tenemos la tendencia a acostumbrarnos a ella, a normalizar su presencia. No nos conmueve por sí misma. Y cuando aparece una noticia brutal, o imágenes atroces o episodios cruentos, la reacción es lanzar en las redes sociales textos cargados de juzgamientos. Mueren asfixiadas 13 personas en una discoteca y asoma, como guadaña, el espíritu juzgador de la peruanidad. Las redes sociales se inundan de frases como estas: “gente irresponsable, se lo merecía”, “que los dueños de la discoteca vayan a la cárcel” “que juzguen a los policías”. Y listo. A esperar el siguiente episodio mortal porque de “algo nos tenemos que morir”.

Nadie se plantea ¿por qué llegamos a esta situación? ¿qué hacemos para cambiar el rumbo? Y en ese tema tienen un rol gravísimo los medios de comunicación. Tomemos el caso de América Televisión. De pronto su pantalla se inunda con la amplia cobertura de los 13 fallecidos por irse de juerga a una discoteca y plantean una pregunta reiterada ¿quién es el culpable? pero se trata del mismo canal que no pregunta quién es el culpable de que el Perú sea el primer país en el mundo con la tasa poblacional más alta de muertos. En ese tema, no les interesa ningún “culpable”.

Es el mismo canal que justificó al sociópata Víctor Zamora en el tiempo que fingió ser ministro de Salud. Cuando la indignada protesta de los médicos abandonados estuvo por sacarlo del cargo en los programas de América Televisión lo defendieron utilizando esta bárbara excusa: “no es momento para cambios”. Después, preparando la cancha para que Zamora retornase al gobierno con el disfraz de asesor, le daban tribuna y le ¡pedían opinión¡ como si el sepulturero pudiese enseñar a evitar la muerte.

Ahora dan amplia cobertura para el caso de la discoteca pero silban bajito cuando de trata de los 60 mil peruanos muertos. Muertos no en una discoteca, sino en los hospitales y en las casas; miles de muertos por falta de oxigeno, por falta de mínima planificación y por actos de corrupción.

Para el periodismo coronavirus, trece muertos por bailar son noticia; sesenta mil peruanos muertos y sin oxígeno, no son noticia. Con el cinismo que vienen exhibiendo, solo falta que un día de estos nos digan: “De algo nos tenemos que morir, y tras la pausa comercial quédate con Esto es Guerra”.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Claudia Cisneros responde a nuestra publicación sobre su hermano

Edwin Cavello Limas

Published

on

El 19 de agosto publicamos en Lima Gris el informe titulado “Los contratos del hermano de Claudia Cisneros en el Gobierno de Martín Vizcarra”, la publicación realizada por nuestro editor Luis Felipe Alpaca, revela que los hermanos Cisneros Méndez lograron posicionarse en la esfera del poder y durante el Gobierno de Martín Vizcarra han conseguido jugosos contratos con el Estado.

El periodismo actúa con hechos. Nuestra fuente de información de los montos cobrados por Luis Eduardo Cisneros Méndez y Mariana Mariela Cisneros Méndez, hermanos de Claudia Cisneros, han sido la OSCE y el portal de Transparencia. Fuentes que la periodista Claudia Cisneros debería conocer y revisar, antes de señalar que nuestra publicación es una difamación.

Aquí el comentario de Claudia Cisneros dirigido a nuestro editor:

“Es curioso que te llames abogado cuando escribes una mierda tan sesgada y tendenciosa en la que no cuentas toda la historia, sino solo las piezas que, para la conveniencia de tu ataque, parecen encajar. Sería divertido y no más que una anécdota si no fuera el caso de que estás cometiendo difamación. Y lo más probable es que no publiques este comentario, con suerte lo harías. Pero alguien con tal agenda no puede hacer esto de forma independiente. Lo curioso de tus jefes es que pueden seguir intentando encontrar algo ilegal y poco ético en mi familia, ¡y nunca lo harán! Entonces, al menos tienes un trabajo LOL hasta que legalmente tengas que pagar por tu difamación”.

La información publicada por Lima Gris es respaldada con documentación. Nuestro trabajo periodístico es investigar y cuestionar. El periodismo está para incomodar y no para servir al gobierno ni a sus funcionarios de turno.  Somos periodistas independientes y nunca hemos tenido jefes señorita Cisneros. No nos alquilamos para la televisión como lo han hecho y lo siguen haciendo muchos mercenarios de la información.

Tal vez a la periodista Cisneros le resulte difícil entender que se puede hacer periodismo independiente.  Hay que recordarle que eso no se enseña en las universidades y mucho menos se aprende en una Maestría en Estados Unidos.  Además, con sus comentarios pretende que no haya cuestionamientos, un criterio dictatorial que busca suprimir la libertad de investigar. En consecuencia, la labor periodística de Lima Gris seguirá en su misma línea.

Nuestro mayor capital periodístico es la libertad. Somos periodistas, no relacionistas públicos.

Comentarios
Continue Reading

Literatura

Soñar no cuesta nada

Rodolfo Ybarra

Published

on

Soñé que el Covid-19 se llevaba a Vizcarra y a todos sus ministros y gerentes de la Confiep. Soñé también que los Picasso, los Brescia, los Romero, los Añaños y otros malos empresarios se iban detrás del dizque presidente. Y que los politicastros de izquierda y de derecha tomaban lejía industrial para salvarse. Soñé que Phillips Butters se ahogaba en un montón de baba junto a Aldo Mariátegui y Mónica Delta y Magaly Medina que reclamaba porque le hagan respiración boca a boca mientras Juliana Oxenford se desgañitaba “en vivo y en directo”.

Y otros peleles y pobres diablos de la gran burguesía corrían con un balón de oxígeno en la espalda y vi mezclados entre ellos a Kenji Fujimori y a Daniel Urresti y a Cipriani y a Jimy Santy y a Chibolín con su banda rojiblanca y varias señoritas que decían “todes”, “todes”, “cuidemos nuestra ‘cuerpa'”. Y un montón de bataclanas, sátrapas y chicos ‘realitys’ tosían como perros y caían por el desagüe junto a jueces corruptos y malos policías que disparaban al aire y se atoraban comiendo langoy y otros desperdicios malogrados que repartía un conocido bufón metamorfoseado en “gobernador regional”, mientras el alcalde de Lima con una cara de pánico, caía por un w.c . junto a sus regidores y otros mandamases de otras comunas venidas en desgracia; y miles de niños lo señalaban con el dedo.

Estos pequeños eran ángeles, pero abajo estaba un aprista panzón y endemoniado que, con su gran boca, lo fagocitaba todo, junto a otros expresidentes, asesinos, rateros, violadores, vendepatrias y narcotraficantes que ardían en un perol sobre el que bufaba un animal híbrido con la cara de Meckler, Donald Trump y Alejandro Toledo. Y a un costado Beto Ortíz reía con su rostro grasoso y Jaime Bayly vomitaba una sanguaza horripilante desde Nueva York y para el mundo entero, cosa que celebraban con bombos y platillos la CNN y la CBS y hasta Caracol y Andina de Radiodifusión Nacional y un largo etcétera.

Y al final de todo, cuando parecía que vendría lo peor y entre truenos y centellas y hasta se empezaban a levantar los cadáveres de renegridos enganchaesclavos como Manuel Ulloa Elías y hasta Mariano Ignacio prado que se robó en costales la plata en la guerra con Chile y otros zombis iban tomando posesión en la casa de Pizarro y una retahíla de grotescos payasos se iban sentando en el congreso, por fin el pueblo se despertó de su largo e histórico letargo, sano y fuerte, y asumía, para siempre, el control de su destino.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Laboratorios de fake news reciben más de 25 millones de dólares de Google y Amazon

Elvis Herrada Erquiaga

Published

on

Y no es falso. Según un informe del Global Disinformation Index (GDI), la desinformación asociada al Covid-19 está siendo financiada por publicidad en línea que hasta el momento invirtió más de 25 millones de dólares a las páginas que producen fake news.

El principal inversor de estos bulos es Google que pagó 19 millones de dólares a laboratorios fake para colocar publicidad en sus páginas. Le sigue Amazon con 1,7 millones y otras compañías menos conocidas como Open X, Xander o Taboola, que completan la astronómica cifra que solo abarca los meses de enero a junio del 2020.

La investigación detalla que la publicidad pagada se dio en 480 páginas web en idioma inglés que difunden desinformación en los tópicos: orígen del virus, conspiración racial para expandirlo, responsabilidades gubernamentales, alternativas de salud y nivel geopolítico. Ojo, este trabajo no incluye landing pages en otros idiomas, ni tampoco incluye publicidad en redes sociales, ni en videos.

Así que imaginen el monto general. Pero eso no es todo, la investigación va mucho más allá y revela algunas de las marcas que colocan sus anuncios en banner inmensos a través de google ads. Entre ellos están la marca de autos Seat, la marca de cosméticos L’Oreal, la gigante de fotografía Canon, la web de economía y finanzas Bloomberg, la página de productos del hogar Wayfair e inclusive la BMA (British Medical Association), la mayoría con más de 500 millones de visitas al mes en páginas infodémicas.

Como se sabe estos anuncios no son colocados directamente por las empresas que publicitan. Un rastreo de la GDI identificó a los servidores de anuncios que a través de posicionamiento SEO colocan publicidad en las noticias que tienen más vistas. Estas son: Publimatic, Criteo, Rubicon, Moneytizer, Teads, entre otros.

Lo cierto es que estas páginas web son un negocio en sí mismas, puesto que generan más de cinco millones de vistas por mes, lo que las convierte en un buen negocio para Google Ads. Cabe recordar que solo en 2018 Google alcanzó los 136.800 millones de dólares en facturación de publicidad, un 23% más que el año anterior. Y lo que nos espera para el 2020 es que Google y Facebook reciban siete de cada diez euros gastados en publicidad en internet en Europa.

Según la GDI en 2019 los sitios de desinformación generaron alrededor de 235 millones de dólares por año. Con esta data imaginemos como el nuevo orden mundial tiene el poder de los medios de comunicación masivos en sus manos enganchados, como siempre por la publicidad.

No es por nada que Donald Trump quiera censurar a Twitter porque estos colocaron un link de verificación adjunto a sus twits racistas y desinformativos. Sucede que Twitter ya recibió por Google una advertencia de la Unión Europea donde le exige informar sobre los filtros que existen en sus plataformas para impedir la inversión en fake news.

Su contraparte Facebook no censuró a Trump y esto provocó que sus programadores hagan una huelga de teclados caídos. Los ciudadanos se están uniendo contra la desinformación con respuestas inmediatas ante el aumento masivo de la infodemia. Nosotros también ayudemos a combatirla.

*CEO Agencia HEFE Network. Fundador de LaTrue plataforma digital ganadora de la 1ra Hackathon contra la desinformación

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending