Connect with us

Cultura

El imaginario popular y la literatura

María Luz Crevoisier

Published

on

¿Cuándo se inició la narrativa oral? Seguramente en cualquier noche del Neardenthal, cuando un cazador anónimo empezó a relatar a la tribu las peripecias de sus afanes o quizá una mujer les fue contando a sus compañeras del clan las aventuras de otros miembros, adornando esa primigenia narración con gestos, sonidos y muchísimas anécdotas como milenios después lo harían las abuelas para tener en suspenso a los nietos.

Lo cierto es que con el avance de la historia humana,las grandes obras literarias se han sustentado siempre en las narraciones populares, leyendas y mitos que fueron recogidos  y recreados por autores de renombre como William Shakespeare, Stendhal, los hermanos Perraul y otros.

En el Perú, circulan historias y personajes que han servido de base a  extraordinarias obras literarias y llevados a la pantalla grande como por ejemplo el Jarjacha, el Kharisiri, el pishtaco oñakaq, este último es un asesino, el degollador de los Andes centrales como Junín, Huánuco, Pasco, Ancash y la sierra de Lima. El enfrentamiento  de la guerra interna, sirvió para metamorfosear  e identificar a este ser con los terroristas. Una manera de realizar la catarsis popular para superar el dolor por tanto sufrimiento.

Entre los escritores que lo hicieron protagonista de sus obras están Mario Vargas Llosa con su “Lituma en los Andes” ,Dante Castro y “Pishtaco”. El teatro como el grupo Yuyachakani, con el montaje “Contra el viento”.

El “sacamanteca” viene a ser un émulo del pishtaco y servía a las abuelas para meter susto a los nietos rebeldes. Porque también la narrativa ha servido como regla de conducta en la comunidad.

Pero los motivos mutan. No sabemos qué personaje o personajes nacerán o ya caminarán sobre la faz de la tierra, como consecuencia de la pandemia. Seguramente la  sabiduría del pueblo peruano habrá creado a un ser terrible y poderoso para representar al virus Covid 19. Eso lo sabremos cuando algún narrador nos presente un cuento, o una novela con el nuevo propiciador de nuestros temores.

Jorge Terán Morvelli, es un investigador  de las narrativas orales, egresado de San Marcos. Sus trabajos coinciden  con una realidad que hemos vivido hace tiempo: la modernización del lenguaje mestizo en las literaturas orales.

Esta vez, decidimos conversar con el joven profesional para ampliar este complejo y siempre importante tema pues forma parte de nuestro ideario popular y de nuestra misma nacionalidad. Jorge Terán nos da en esta coloquial entrevista, una visión amplia y completa sobre la oralidad, siendo uno de los pocos especialistas en este interesante capítulo.

 1.- La narrativa oral es tan antigua como el hombre y sirvió de base a grandes obras de la literatura universal, pues sin los relatos que circulaban en Inglaterra Shakespeare no sería Shakespeare, como Andersen en Dinamarca o los hermanos Grimm en Alemania no hubieran podido darnos las obras que nos dieron. Sin embargo estamos acostumbrados a ver solo el resultado mas no el origen de esos grandes relato, que no disminuyen en absoluto la calidad de sus recreadores. Con esto se trata de no opacar el genio de esos autores (y de otros) o es minimizar el valor de esos relatos orales)

Como se ha establecido, la literatura oral antecede, en cualquier cultura –occidental, latinoamericana, africana, etc.- a la literatura escrita, si la pensamos en un plano histórico. Pero, además,, una vez que llegamos a la segunda, consecutivas y cancelatorias sino que se producen simultáneamente. Por ello, es interesante lo que señalas de las influencias de la narrativa oral en la escritura, en tanto estas dos literaturas, que se soportan en distintas tecnologías de la palabra, tienen relaciones muy fluidas, que van en ambas direcciones; dígase, de mutua influencia. Es cierto, la oralidad alimenta a la escritura literaria, pero, también, a su vez, la escritura alimenta la literatura oral. Además, no solo en en los casos europeos que señalas, sino, como se desprende, en las literaturas en general. Pensemos en el caso peruano. El sustrato oral que las narrativas de autores contemporáneos como Marcos Yauri, Julián Pérez u Óscar Colchado poseen -apelan tanto a la estructuras como a los contenidos provenientes de cuentos, leyendas y mitos- ha sido destacado por la crítica especializada. Desde luego, el caso contrario es también posible. Recuerdo un caso reciente, compartido por un amigo antropólogo, sobre relatos orales en el sur peruano en los que al lado de personajes locales aparecían personajes clásicos como Aquiles o Ulises, producto, me comentó, de las lecturas que la profesora del lugar impartía a los niños.

Cabe señalar que asumir este diálogo fluido, ese transitar, para el caso de nuestra literatura, es un paso necesario para revalorar no solo los relatos orales sino las culturas que recurren a ellos, culturas que, como la andina, hacen uso tanto de la oralidad como de la escritura desde una visión, también, bastante dinámica. (En sentido estricto el relato oral no es exclusivo de las sociedades y culturas mencionadas; las escritas también apelan a ella, pero estamos pensando en, para el caso, las primeras, donde esa relación es, de pronto, más evidente).

2.-El relato oral ha variado de país a país y de épocas. Refiriéndonos a nuestro entorno, no son los mismos aquellos que surgieron durante la Colonia, la Independencia y los primeros años de la República. ¿Juega un papel de catalizador de emociones colectivas? ¿Es una forma de catarsis, de cura social?

Los relatos orales resultan van asociados a la memoria oral, al registro del pasado –una historia alternativa a la oficial- puesto que las comunidades, las sociedades tradicionales han apelado a ella a través de los distintos periodos de nuestra historia que señalas, aunque de ella solo han quedado rastros a través de la escritura. De esta manera, en los relatos orales se halla la memoria de los pueblos, el registro a través de la palabra, de su historia –que es distinta a la oficial, a la que permanece en los archivos escritos, la que se asocia a la escritura-; es, en ese sentido, historia viva; es aparato endoculturador; el relato oral rememora el pasado, reitera las normas de convivencia que garantizan la continuidad de la cultura; cuentos, leyendas y mitos son memoria y ética de la cultura. Además, la memoria oral es más maleable: el pasado se puede reformular, adaptar para la supervivencia del grupo socio-cultural; y ello se aprecia en los cambios en los relatos orales. Es un modo de procesar el entorno, la realidad cambiante. En esa misma línea, dicha recuperación del pasado, se puede entender, también, como –si no exactamente cual catarsis o cura social- sí como procesamiento de eventos traumáticos.

3.- Tomando este axioma, podríamos decir que figuras  como el jarjacha, el temido  pishtaco o kharisiri, han sido utilizados como representaciones diabólicas durante el conflicto armado, tanto de Ayacucho como Ancash, Huancavelica, la sierra de Lima, precisamente en donde se desarrolló el terrorismo. ¿Fue una manera de interpretar estos hechos a la luz del imaginario popular?

Como acabamos de apuntar, la memoria oral, el imaginario popular procesa los eventos traumáticos y los canaliza a través -entre otras prácticas culturales, entre otros soportes de la memoria como el arte popular (retablos ayacuchanos, tablas de Sarhua, tejidos, mates burilados)- de la palabra, de los relatos. El imaginario popular, canaliza, entonces, recurre a estas expresiones, para el caso el relato oral, para dar cuenta de la realidad asfixiante, de los momentos de crisis social, económica, política e, incluso, cultural. El caso del conflicto armado interno es evidente. Cabe señalar, no obstante, que este fenómeno no es exclusivo de las regiones que señalas, sino en general de nuestro país y de diversos y distintos acontecimientos y periodos críticos. Recordemos la Lima de finales de los años ochenta, en medio de la violencia de Sendero Luminoso, el accionar represor del Estado, la crisis financiera, política y social del primer gobierno aprista, aparecen los sacaojos, versión migrante del pishtaco o naqaq. En general son personajes, seres de la noche que atentan contra el mundo andino y el mundo migrante, elementos desorganizadores provenientes de mundos foráneos, de una realidad que hiere, ataca y, en ese sentido, se trata de comprender la naturaleza de esa violencia a través de la lógica que actualizan los relatos orales.

4.- ¿Cuánto de valor tienen esos relatos que siguen circulando por los pueblos?

Una palabra complicada la de valor. Podemos pensarla, primero, en el sentido que propones y, enseguida, ensayar otros tipos de valor, complementarios a la naturaleza del relato oral en sí y su importancia en nuestro país. De esta manera, el valor se vincula con su importancia para los sectores populares -andinos, amazónicos o costeños-, que es la de depósito, archivo de la memoria de los pueblos. Tienen, en ese sentido, una función cultural y social, integradora y reproductora de la cultura y sus normas. Si pensamos en su valor desde un punto de vista estético es claro que, en principio, la función social es eje central, pero no va separada de una dimensión estética que también poseen los relatos orales, pues, en tanto acto, en tanto performance, se necesitan determinadas cualidades para, por ejemplo, relatar un cuento; no cualquiera puede hacerlo: se debe ser ágil con la palabra, poner en ejecución no solo la palabra sino los gestos, el cuerpo en general para relatar una historia que recurre a onomatopeyas, voces, historias que en sí, producen, también, además de conocimiento el placer de oír estos relatos; asimismo, además, de la performance, la misma estructura del relato oral es necesaria para su buena enunciación. Por último, si consideramos su valor en el panorama en general de la narración en nuestro país es objeto, desde luego, de la antropología, así como objeto de estudio también de la literatura y es parte de nuestra historia literaria, no solo como punto de partida sino en su continuidad y vigencia.

5.- Con la pandemia, seguramente se ha recreado su origen y terribles efectos de manera simbólica. ¿Crees que a partir de estos tiempos, surgirán nuevos personajes que asimilen la figura del virus?

Es muy posible. La memoria oral se expresa y reformula los eventos a través de ambientes, personajes, historias, si queremos, tradicionales, o puede crear otros nuevos. Aún no tenemos noticia de ello, dado lo reciente de esta crisis, pero que no nos asombre –es parte de la misma dinámica de la tradición oral-, si se ha adaptado en otros momentos, con el ejemplo que hemos señalado de los sacaojos o con la aparición en momentos de crisis de los pishtacos y las sirenas, que suceda lo mismo –más exactamente, de modo semejante- en nuestro contexto actual o tras superar este caos.

6.- ¿Qué enseñanzas nos trasmiten  los relatos orales?

Como hemos señalado, ya en un plano pedagógico, la dimensión que poseen los relatos orales al interior de las culturas que los enuncian promueven los valores de dichas comunidades, aseguran la difusión, el aprendizaje de las normas necesarias para la convivencia en ellas, para su funcionamiento y reproducción. Si lo pensamos para un público en general, en principio, acercarse a ellos es reconocer ya sea nuestros lazos con las culturas populares, nuestra pertenencia o, si no somos parte de ellas, la posibilidad de aprender a comunicarnos, de aprender a respetarnos y apreciarnos en nuestra diferencia, en nuestra diversidad.

TERÁN MORVELI JORGE ADRIAN

Magíster en Literatura con mención en Estudios Culturales, y Licenciado en Literatura por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Docente Asociado del Departamento de Literatura de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la misma universidad. Con estudios de Doctorado en Literatura Peruana y Latinoamericana en la Unidad de Postgrado de la UNMSM. Codirigió la revista de literatura y cultura Lhymen. Es colaborador de diversas revistas especializadas. Sus intereses académicos giran en torno a las literaturas orales y la narrativa andina contemporánea. Ha publicado: Literaturas regionales. Narrativa huaracina reciente (2013) y ¿Desde dónde hablar? Dinámicas oralidad-escritura (2008). Y ha editado los volúmenes Cuadernos Urgentes: Julián Pérez Huarancca (2018) y Cuadernos Urgentes: Cronwell Jara Jiménez (2019).

Comentarios

Cultura

Luis E. Valcárcel, el profeta de los andes

En las primeras décadas siglo XX, se desarrolló uno de los temas más polémicos y controversiales de nuestra historia: “el problema del indio”. Analizado desde distintos campos (la literatura, la antropología, la filosofía y la política), todos apuntaban hacia un mismo objetivo: la reivindicación del ser más explotado y deshumanizado de nuestra nación.

Joe Guzmán

Published

on

Después de muchos años en que se le negó la identidad, aparecieron autores importantísimos que buscaban resaltar la importancia del indígena en la construcción heterogénea de nuestro país. Para José María Arguedas, el indigenismo se dividía claramente en tres períodos: indigenismo arqueológico (Julio C. Tello), indigenismo dualista (José Carlos Mariátegui y Luis E. Valcárcel) e indigenismo culturalista (Arguedas y Ciro Alegría), sin dejar de lado la importante figura que simbolizó Manuel Gonzáles Prada.  Aunque también hay que recalcar que hubo algunos escritores que, debido a una mala interpretación de la cultura andina, criticaron y desdeñaron sus creencias y cosmovisión. El caso más emblemático es el de Vargas Llosa con su libro “La utopía arcaica, José María Arguedas y las ficciones del indigenismo”.

Entre los mencionados, Luis E. Valcárcel fue el que más sintió el dolor y la pesadumbre de tantos años de injusticias, teniendo una posición mesiánica exaltada con el ánimo de reivindicar el espíritu del mundo indígena. En obras como “Del ayllu al imperio” “De la vida inkaica”, “Tempestad en los andes”, “Historia del Perú antiguo”, contribuyó al conocimiento amplio de nuestra historia prehispánica, no dejando ni un solo momento de enaltecer el mundo andino, ni de lanzar críticas muy hirientes hacia las formas de vida que se adoptaron en la colonización.  

Para Valcárcel, el andinismo es el puro sentimiento de la naturaleza y el derecho a una vida sosegada que busca el bienestar de todos. Es la promesa de la moral de todo un grupo que sirve como oposición ante la falta de valores que ha ido perdiendo nuestro país. Toda esta idealización del mundo andino toma forma cuando entra en contacto con las ideas de Mariátegui, quien consideraba que una verdadera revolución socialista no se podría concebir si no existe una solidaridad con las reivindicaciones indígenas.  Fue él quien animó la publicación de “Tempestad en los andes”, además de escribir el prólogo.

Pocos escritores como Valcárcel han sabido plasmar en sus textos el amor hacia su tierra, comunidad y raza. De este noble sentimiento nacieron las líneas más bellas sobre lo andino, pero también las más amargas y desafiantes.

“Oh, tierra del Inca: los hombres nacieron, lucharon, murieron, dejaron su huella, garras de león o aletazos de cóndor, y tú, impasible, abuela sobrehumana, seguiste tejiendo los siglos. Eres tierra de eternidad y de misterio, eres como la roca inconmovible; te lamen las aguas del tiempo y apenas fijan sus cristales”. (Extraído de “De la vida Inkaika”)

“Un día alumbrará el sol de sangre, el Yawar Inti y todas las aguas de teñirán de rojo: púrpura se tornarán las linfas del Titikaka; de púrpura, aun los arroyos cristalinos. Subirá la sangre hasta las altas y nevadas cúspides. Terrible día de sol de sangre”. (Extraído de “Tempestad en los andes”)

Estos dos fragmentos representan fielmente el espíritu de Valcárcel. La belleza y el dolor unidos en un mundo, dos elementos indisolubles de una historia, cuyas heridas aún no terminan por cerrar. Justamente esto último es lo que quiso demostrar en sus textos, las terribles consecuencias que produjo la colonización en el mundo indígena (perduran hasta la actualidad).

Los colonizadores expropiaron a las poblaciones, reprimieron las formas de producción del conocimiento andino y forzaron a aprender la cultura de los dominadores como forma de subordinación. Buscaron todas las maneras posibles para que los indios se consideren como una raza inferior e irracional.  La concepción del trabajo fue tergiversada totalmente, pasamos de un agrarismo, en el que la relación hombre-naturaleza era de carácter divino y solidario, a una actividad laboral que fue la primera causa de mortandad entre los indígenas.

Valcárcel valoraba la concepción del trabajo en el mundo prehispánico para poder denunciar y acusar el maltrato que sufren los indígenas. Asimismo consideraba que se debe volver a esa reconciliación entre hombre-trabajo-naturaleza para poder alcanzar una purificación individual y reivindicación con nuestra propia historia.

“El amor a la tierra, la solidaridad y la cooperación en el vivir, la sencillez de las costumbres, la fecunda disciplina, el dinamismo volitivo, el hábito del trabajo, el predominio del interés social, el principio de la función como determinante del valor del individuo …”.

Según José Carlos Mariátegui, Luis E. Valcárcel, en su obra “Tempestad en los andes”, se viste de profeta con el objetivo de concientizar sobre la problemática indígena para poder renacer las buenas costumbres prehispánicas, todo ello con un afán de ajusticiamiento nacional. Cuando se habla de un pasado, obviamente no se hace referencia a una regresión total de los modos de vida que había en el Tahuantinsuyo (gran error que cometen algunas personas para criticar la importancia del inkario), sino que apunta hacia algo mucho más importante: el regreso al espíritu de una colectividad solidaria para la construcción del futuro. Solo esto nos ayudará a transformar nuestra nación. Hace hincapié en el desdén que se tiene hacia la tradición autóctona y alienta a los hombres de los andes a luchar y vivir haciendo honor a un pasado que consideraba “glorioso”.

“En el futuro, el Perú tendrá que volver la vista hacia la milenaria tradición agrícola de un pueblo como el andino, al que no le faltó nunca el alimento y que siempre mantuvo un alto índice de nutrición”.

Para Valcárcel, la colectividad lo es todo en la sociedad. El éxito del rápido progreso del Inkario se debió a dos factores principales: la cooperación y la solidaridad. Cada individuo de un grupo adquiría importancia debido a su participación en una comunidad.

Al igual que Gonzáles Prada, Valcárcel también fue crítico ante el cristianismo, considerando que el europeo concibe como síntesis de la existencia la conquista de ultratumba, a diferencia del pueblo andino, que vivió con un sentimiento de seguridad ante la muerte, alcanzando una confianza en el actuar de los hombres y en la alegría de su existencia. Luis A. Sánchez menciona que la Iglesia tardó cincuenta años en reconocer la independencia del Perú, dato muy interesante que permite sacar nuestras propias conclusiones respecto a los intereses de la iglesia en nuestra historia.

Hay que tener en cuenta que la postura de Valcárcel respecto a la colonización lo llevó a escribir algunos textos muy polémicos y debatibles. Se puede tomar como ejemplo el tema del mestizaje, respecto a ello opina lo siguiente:

“Se han mezclado las culturas. Nace del vientre de América un nuevo ser híbrido: no hereda las virtudes ancestrales sino los vicios y las taras. El mestizaje de las culturas no produce sino deformidades”.

Este concepto controversial que tiene sobre el mestizaje es contrastado con las ideas que sostiene José Uriel García en su libro “El nuevo indio”. Este autor propone una armonía entre lo andino y lo español, señalando que el mestizaje es el comienzo del americano total, un estado de espíritu en que se manifiesta la vida cotidiana y la voluntad de nuestros pueblos. El amestizamiento genera un nuevo espíritu que avanza hacia el porvenir y en la realización del “nuevo indio”. Las ideas de Uriel García son muy similares a las que propone José Vasconcelos en su libro “La raza cósmica”.

Es muy importante tener en consideración que la idea de “las razas” nacen con la conquista de América, siendo un eficaz instrumento de dominación social y de control del trabajo. Para Aníbal Quijano, hay una relación directa entre las nuevas identidades raciales y las formas de control laboral no pagadas y no asalariadas; desarrollándose entre “los blancos” la percepción de que el trabajo pagado era privilegio de ellos y no de los indígenas, ni de las personas de raza negra.

Por ello, Valcárcel persiste en escribir respecto al conflicto de las razas, considerando a los “blancos” como usurpadores, opresores, extraños y extravagantes, que no solo sustituyeron al espíritu indígena, sino también a una clase social. Resaltó que el Perú siguió siendo un pueblo de indios en proceso de concientización para la renovación y transformación del país.

Existe un predominio de la subjetividad y romantización del mundo andino en los textos de Valcárcel. La pasión y el desenfreno con que escribió y expuso el amor que tenía hacia sus raíces, la forma descarnada e hiriente de criticar la degradación de los andinos afincados en la capital y la exagerada añoranza del renacimiento incaico le ocasionó muchas interrogantes, polémicas y debates; sin embargo, uno de sus grandes méritos consistió en que supo luchar contra un contexto plagado de prejuicios generalizados sobre la inferioridad del indio y la terrible condición de vida que lo reducía a un simple siervo. Sus obras y actitud ante la vida son el reflejo de un hombre libre que siempre buscó la justicia y el bienestar de la comunidad andina.

En su condición de maestro, historiador y antropólogo ayudó a desentrañar y visibilizar uno de los grandes problemas que interfieren en la reconstrucción nacional. En sus escritos se evidencia que aún no hemos logrado deshacer la colonialidad, ya que esta permanece latente como forma de explotación laboral, en los actos de racismo y en la jerarquización de la sociedad (basta ver lo que ocurre en la actualidad). Mientras que no se resuelva estas cuestiones no podremos encontrar una identidad nacional.

Cada autor es una antena de su tiempo, Valcárcel lo fue de casi todo el siglo XX. Nació en Ilo el 8 de febrero de 1891 y murió en Lima el 26 de diciembre de 1987. La lectura de sus obras debe ser fundamental, especialmente en el ámbito educativo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Racismo y marginalidad en el Perú

Raúl Allain

Published

on

Siendo el Perú un país megadiverso (lenguas indígenas, pisos ecológicos, culturas, gastronomía, biodiversidad, mestizaje), es necesario repensar el concepto de lo cholo, como un factor determinante de amplio significado, pero que todavía persiste en ser la base discriminativa y de desprecio social.

Definitivamente, los ciudadanos de raíces andinas, amazónicas y afroperuanas están en una situación de desventaja, a pesar de que muchos de ellos cuentan con mejores recursos económicos, pero no así una mejor preparación cultural y de conciencia social.

Los denominados “cholos cosmopolitas” lideran un nuevo estatus social. Son reconocidos como “emergentes”, pero si no implementamos un proyecto nacional social no estarán integrados definitivamente. Esto sería una vergüenza porque somos un país aurífero en patrimonios culturales.

En la otra orilla, los “pitucos misios” –símbolo de la decadencia de un sistema social caduco–, pretenden perpetuarse mediante el mecanismo de marginar a otros grupos sociales, lo cual es preocupante. La pregunta: ¿Quién es el grupo que representa mejor a la sociedad peruana?, es obligatoria cuando se celebra al Perú con rumbo al Bicentenario de la Independencia porque indica que somos el escenario de una tragedia moral, cuando en sus publicaciones no favorece a la unidad de familia, núcleo y base de la sociedad.

En el Virreinato, los curacas eran intermediarios entre los españoles y los naturales, según lo confirma María Rostworowski. Muchos de estos curacas mantenían sus privilegios ancestrales. Sirvieron de puente para que los corregidores y encomenderos pudieran explotar mejor a los andinos, tanto en los obrajes como en las minas. Este enclave social de explotación entre hermanos de raza se legitimó hasta nuestros días.

En la época de la sublevación de Túpac Amaru encontramos en el aymara Túpac Katari, uno de sus más importantes lugartenientes, quien acompañado de su ejército andino arrasaba con todo lo que fuera español, mestizo o negro. Este tipo de racismo andino tampoco es justificable. Muchas veces la ostensión de poder político y social conseguido corrompe y convierte a las personas resentidas en seres discriminatorios e intolerantes.

En la época de la Emancipación los enfrentamientos entre realistas y patriotas en la Batalla de Ayacucho y de Junín fueron entre un ejército de indígenas realista contra otro ejército de indígenas y mestizo patriota. Es decir cholos contra otros cholos. Siempre existieron comunidades separatistas que no estaban de acuerdo con los gobierno de turno.

En la República los hacendados y gamonales usaban a los mestizos, negros e indios robustos para que obligaran a trabajar a los campesinos (José María Arguedas). En El zorro de arriba y el zorro de abajoesta situación de discriminación entre andinos o cuasi andinos se halla de manifiesto en las ciudades. De esta incomunicación y marginación entre nacionales se percataron por los viajeros extranjeros Raimondi, Darwin y Humboldt.

Lamentablemente, ahora vemos que muchos congresistas, alcaldes y funcionarios enlodados en la corrupción solamente representan a grupos de poder económico y, en el peor de los casos a organizaciones criminales, tal como se ha visto en los medios de comunicación.

(*) Escritor, poeta, editor y sociólogo. Presidente del Instituto Peruano de la Juventud (IPJ) y director del sello independiente Río Negro.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Lima Gris Radio: Paisana Jacinta / Ministerio de Cultura / Callao Monumental / Las mentiras de Vizcarra

Lo que no te dicen otros medios, aquí te lo contamos. Todo sobre la coyuntura política y cultural de la semana.

Redacción Lima Gris

Published

on

En el programa de Radio Lima Gris hablamos sobre el caso de la Paisana Jacinta y el fallo de la Sala Superior Civil de Cusco, que con el voto dirimente del juez Yuri Jhon Pereyra, confirmó la sentencia del Primer Juzgado Mixto de Wanchaq de Cusco, que ordena que el programa televisivo “Paisana Jacinta” no vuelva a transmitirse más.

Otro de los temas que se trató en el programa fue el lamentable papel viene realizando el Ministerio de Cultura, que desde hace unas semanas viene apoyando al Proyecto Fugaz, empresa vinculada a Gil Shavit, involucrado el la coima de los 4 millones de dólares en el caso de Félix Moreno y Odebrecht. La empresa Fugaz viene atentando el patrimonio arquitectónico del Callao con el insólito apoyo del MINCUL.

También se habló sobre la renuncia del alcalde de La Victoria George Forsyth, que dejó la comuna victoriana para postular en las elecciones a la Presidencia del Perú. ¿Cuál fue la gran obra de Forsyth en La Victoria? nadie sabe, pero aun así quiere administrar un país.

Además, comentamos sobre la coyuntura política y las nuevas denuncias contra el presidente Martín Vizcarra, un Jefe de Estado que nos mintió y nos sigue mintiendo.

Lima Gris Radio se transmite todos los viernes a las 11 am por Radio Planicie 91.5 FM y es conducido por Edwin Cavello Limas y Luis Felipe Alpaca.

Aquí el programa completo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

¡Corre, Lito, corre!, por Helen Hesse

Helen Hesse

Published

on

—La Luna de tu novio se encuentra en Capricornio y la tuya en Aries.

—¿Y eso es malo? —le pregunto a la astróloga mientras miro aterrada la pantalla del computador (con esta pandemia todo se ha vuelto on line).

—Déjame ver. Uy, tienes a Urano retrógrado en casa VII que hace oposición con su Marte en casa I.

—Ya… imagino que no son buenas noticias.

—Definitivamente no, con esas cuadraturas tu pareja podría sufrir hasta un accidente fatal.

—¡¿Es en serio?!

—Lo único que los salva es la compatibilidad solar, porque él es Cáncer, y tú, Piscis. El resto es un desastre, querida.

Esta nefasta predicción revelada me costó 150 dólares. Y la culpa de este mal rato se la debo a mi amiga Maite Benites, quien fue la que me recomendó a esta especie de Maléfica. Ahora no sé si esta seudo astróloga me ha embaucado o si es cierto que los planetas de Lito y los míos no están alineados y esto podría llevarlo infaustamente a la muerte. 

Maite es mi amiga de toda la vida. El primer recuerdo que se me viene a la cabeza cada vez que pienso en ella es el del patio de mi colegio, uno de los más religiosos de Lima, por cierto. La demente de mi amiga había encontrado un escondite detrás del patio de primaria donde nos reuníamos en el recreo algunas ilusas adolescentes para contactarnos con los espíritus chocarreros. Nuestro vehículo: el voluminoso libro Baldor. Maite, como en un ritual mágico, buscaba cualquier ilustración de aquel gordo libro, colocaba encima unas tijeras de acero, lo envolvía todo con un pañuelo morado que había hurtado de su mamá, y luego recitaba un cántico raro. Otras dos tocábamos los ojales de las tijeras y, bueno, lo demás es historia. De pronto, la tijera se movía y podíamos preguntarle lo que quisiéramos. Eran los noventa y no existían películas como El Conjuro o La Ouija, así que nadie tenía miedo de que ocurriera alguna posesión demoniaca. Más bien, era toda una novedad, así que nos moríamos de curiosidad por conocer nuestro futuro; y qué mejor si los vaticinios venían de personalidades tan ilustres como Arquímedes, Pitágoras o Platón. Todo iba viento en popa hasta que un día —como siempre ocurre con toda aventura que se precie— alguien nos acusó con la Madre Superiora y todas terminamos con matrícula condicional.

Después de ese suceso Maite quedó fichada, tanto por las monjas del cole como por nuestros padres. Se convirtió en una apestada, en el bicho raro. El sueño de Maite era ser astróloga, pero su papá, un abogado muy serio e importante, la obligó a estudiar Derecho para continuar con el legado familiar. Se convirtió en una gran abogada, aunque continúo con sus estudios paralelos en esoterismo. Las amigas que continuamos frecuentándola sabíamos de sus aventuras esotéricas, pero en esta vez sí se pasó.

—Maite, ¡la bruja que me recomendaste predijo que Lito se iba a morir si continuábamos juntos! Pucha, recontra mala onda. Le pagué 150 dólares para que me diga que mi planeta asesinará a mi flaco. ¡No puede ser!

—Beatriz, cálmate, respira.

—¿Dónde conseguiste a esa bruja del mal?

—La conocí por medio de Phrabu Kavi Chandra, mi gurú. ¿Te acuerdas de él?

—¿El viejito que me presentaste la vez que pasamos un fin de semana en el Ashram de los Hare Krishna y dormimos en una habitación hecha de caca de vaca?

—Así es.

—Ya, y tú dime, ¿qué hago ahora yo con ese vaticinio?

—Bea, percibo que estás demasiado alterada. ¿Desde hace cuánto que no te haces una alineación de los chacras?

—No te hagas la loca, Maite. 

—Déjame conversar con la astróloga y luego te hablo. ¿Te parece?

¿Quién me manda a contactarme con astrólogos o videntes en estos tiempos de pandemia? Las posibilidades de que el vaticinio se cumpla en esta época son elevadísimas, sobre todo con tanta muerte por el Covid-19. Lito corre riesgo ahora que Urano, un planeta malvado que se encuentra en la Casa VII de mi carta natal, lo puede asesinar.

No aguanté más y le comenté lo sucedido a Annabelle.

—¡Ni los astros lo quieren! —me dijo sonriente.

—No es broma, Annabelle ¿Crees que deba contarle a Lito?

—¿Es en serio, Bea? ¿Estás creyendo en esas tonteras? Lo único cierto de ese vaticinio es que esa farsante te sacó 150 dólares en treinta minutos.

Annabelle tiene razón, las probabilidades de que haya sido víctima de una estafa son más altas de que esa «profecía» se cumpla. ¿Qué necesidad masoquista tenemos algunos seres humanos de buscar las respuestas a nuestras interrogantes en el universo? ¿Qué culpa tiene el pobre planeta Urano, que además no puede defenderse de las calumnias de una falsa vidente? Ay, Maite, desde el colegio, siempre me metes en líos.

Estaba en esas cavilaciones cuando sonó el celular. Es Lito.

—Bea, no te preocupes por lo que te voy a decir, pero acabo de tener un pequeño accidente.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Monumental Callao: Ministerio de Cultura apoya al Proyecto Fugaz vinculado al investigado Gil Shavit

Luis Felipe Alpaca

Published

on

Ministro de Cultura Alejandro Neyra y Gil Shavit.

En el Callao conviven todo tipo de expresiones culturales; sin embargo, la sociología de aquella provincia constitucional ha sufrido cambios radicales como la privatización de su puerto, y el incremento de bandas criminales que se disputan el cobro de cupos y la venta de droga. Asimismo, hace algunos años surgió una empresa denominada Fugaz Arte de Convivir vinculada a Gil Shavit, investigado por corrupción en el caso Odebrecht junto a Félix Moreno. Recordemos que a Shavit, empresario intermediario en la recepción de las coimas, se le ha embargado seis departamentos, cinco predios, tres oficinas, dos camionetas, entre otros, por un total de S/12,9 millones.

A pesar de todos estos antecedentes, el Proyecto Fugaz continuó alojado en una casona republicana de estilo inglés. Allí se iniciaron una serie de eventos artísticos a través de sus galerías de arte y otros negocios. El hecho es que dicho proyecto luego empezó a realizar pintas de murales en los alrededores que al principio cumplían con las normas del respeto al patrimonio y al imaginario de la zona monumental del Callao; pero después, perdieron el control y empezaron a realizar muralizaciones en lugares que estaban prohibidos por la ley, es decir, comenzaron a atentar contra el patrimonio.

Luego la empresa Fugaz a través de La Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del ministerio de Cultura, fue multada con S/. 63 mil soles por realizar un mural de grafitis en un predio que en realidad es declarado Monumento Histórico de la Zona Monumental del Callao y por incumplir conjuntamente las normas del Reglamento Nacional de Edificaciones.

Patrimonio Arquitectónico intacto.
Atentado al patrimonio gestionado por el Proyecto Fugaz.

Pero lo más sorprendente fue, que luego de nueve meses de la sanción, el propio Ministerio de Cultura en plena pandemia y justo cuando hubo el cambio de ministros; es decir, de Sonia Guillén a Alejandro Neyra, emitió una decisión que favoreció a Fugaz, según el oficio N° 000489-2020-DGPC/MC y en cuyo contenido otorga “Opinión favorable para el uso de los muros de los inmuebles declarados Monumentos, de Valor Monumental y los inmuebles de entorno en espacios urbanos de carácter público, Ambiente Urbano Monumental y/o zona Monumental para el pintado de murales siempre y cuando se cuente con consentimiento de los propietarios, y este sea para promover el desarrollo de la expresión artística libre, la cual tendrá carácter temporal y reversible…”

En suma, a pesar de los antecedentes que tiene Fugaz por haber afectado a los patrimonios históricos inmuebles en el Callao, el ministerio de Cultura primero lo multa y luego lo premia, porque ahora esta empresa ya puede realizar el pintado de sus grafitis y murales en inmuebles declarados monumentos, y todo ello sin que antes haya existido algún expediente técnico que evalúe las intervenciones.

Por su parte, nosotros una vez más nos preguntamos ¿Cuál es la verdadera labor de la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Leslie Urteaga, más allá de conocer a Richard Swing? ¿Hasta cuándo el ministro Alejandro Neyra mantendrá en su puesto a esa cuestionada viceministra?  

Otro atentado arquitectónico en la casona del centro histórico en la plaza Gálvez declarada Patrimonio Cultural del Callao. Foto: Facebook de Latido Americano.

Sucede que la Dirección Desconcentrada de Cultura del Callao (DDC) desde hace buen tiempo emitió los informes que arrojaban el detalle de las intervenciones de hasta 60 pintas no autorizadas en inmuebles declarados históricos en el barrio porteño. Dichos informes se remitieron a la sede central del ministerio de Cultura en Lima, para que se concretaran las sanciones pertinentes contra la empresa del procesado, Gil Shavit, pero resulta que hace unos días destituyeron al director de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Callao, Juan Augusto Fernández Valle según la Resolución Ministerial N° 000256-2020-DM/MC, que fue firmada por el ministro Alejandro Neyra. Y en su reemplazo nombraron a César Augusto Benavides Pastor.

Resolución Ministerial N• 256-2020-DM-MC del 04 de octubre que destituye del cargo a cargo Juan Augusto Fernández Valle, exdirector de la DDC Callao.

Conversamos con el exdirector de la DDC del Callao, Juan Fernández Valle para que nos explique el porqué de su salida y otros aspectos relacionados a la gestión cultural del puerto:

Juan Fernández Valle.

¿Hasta cuándo estuvo usted como director de la DDC de Cultura del Callao?

Estuve hasta el 04 de octubre, me parece.

Tengo entendido que usted fue anteriormente director de la DDC y después volvió

Yo he sido director del Callao desde el año 2013. Y de allí estuve unos meses porque me llamaron para encargarme de todas las Direcciones Desconcentradas en la época de Diana Álvarez Calderón y luego regresé al Callao. Yo solamente salí brevemente de noviembre de 2015 a mayo de 2016, y desde junio de ese año regresé a la DDC Callao hasta octubre de este año.

Todos sabemos que el Callao tiene una riqueza cultural patrimonial, arquitectónica, histórica…

Y arqueológica también. Nadie se acuerda de la riqueza arqueológica. El Callao tiene 47 sitios arqueológicos y nadie se acuerda.

Precisamente, lo menciono porque la mayoría de ciudadanos que residen en Lima desconoce de esta riqueza que usted menciona. Y en ese sentido, se ha promocionado mucho que la empresa Fugaz a través del arte ha recuperado y ha puesto en valor gran parte de la zona monumental del Callao; porque se habla que el puerto ha sido abandonado con sus patrimonios materiales e inmateriales, y se critica a la DDC de Cultura que en los últimos años ha abandonado justamente esos patrimonios que usted menciona.

Bueno, eso es un desconocimiento de la gente, porque la DDC es desconcentrada, no es descentralizada. O sea, no tiene funciones autónomas. Además, la DDC Callao nunca ha tenido presupuesto para el cumplimiento de sus funciones. Todos los logros que yo he tenido en mi dirección han sido por apoyo de amistades y donaciones de terceras personas; porque no hay ningún interés ni de la Municipalidad, ni del Gobierno Regional, ni de nadie. Entonces, si usted es propietario de su casa, luego la arregla y la pinta porque es su casa; pero imagínese que su casa es un inmueble declarado Patrimonio, usted igual está obligado a mantener ese inmueble, pero como no es una casa moderna que usted la pinta y la cambia porque se tumba una pared, eso tiene un permiso del ministerio de Cultura para la puesta en valor. Porque el ministerio da la autorización mediante un proyecto; pero eso lo hace la sede central y no lo hace ninguna Dirección Desconcentrada. Una DDC no restaura casas, no construye, ni pinta, porque las casas son privadas, y porque eso es una obligación por ley del propietario; de presentar un proyecto al ministerio y la sede central lo aprueba y el propietario entonces arregla su casa.

Pero lo que usted menciona no parece tan sencillo

Eso no es una opinión mía; así es la ley. El problema es que la gente no sabe y dice que el Estado la arregle. Si el Estado empieza a arreglar las casas privadas, tendría que arreglar mi casa y la de usted también. Entonces, ese es el desconocimiento de la gente. Es muy fácil meterse a internet y ponerse a criticar, pero la DDC no tiene presupuesto, y no hay apoyo ni del Gobierno Regional, ni de la Municipalidad Provincial del Callao, a pesar de que según la Ley Orgánica de Municipalidades y la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales tienen funciones compartidas con el ministerio de Cultura. Pero usted ve que no hay absolutamente ningún tipo de política cultural, ni siquiera vinculada al tema patrimonial, ni menos a otros temas.

Cuando usted menciona que la DDC del Callao no tiene presupuesto ¿A qué se refiere?

El presupuesto de la DDC del Callao es para pagos de servicios (agua, luz, internet), los sueldos de los trabajadores, y una caja chica para gastos menores. Pero no hay presupuesto para ningún tipo de acción, ni para infraestructura cultural… no hay.

¿Entonces, qué labor realizan las DDC, al menos reportan los problemas?

Algunas tienen recursos. Algunas son Unidades Ejecutoras, y algunas trabajan muy estrictamente con otros organismos del Estado que financian las actividades. Porque como le señalé: el ministerio de Cultura tiene funciones compartidas con los Gobiernos Regionales y Locales, pero a veces estas instituciones descuidan esa función. En el caso del Callao en estos años nunca ha habido ningún tipo de apoyo ni del Gobierno Regional, ni de la Municipalidad. Entonces, todo lo hemos tenido que hacer solos. Por ejemplo, usted ve que tenemos el primer y único museo de sitio arqueológico en el Callao que costó 50 mil dólares gracias a donaciones privadas y no le costó ni un sol al Estado peruano. Hemos colocado cercos perimétricos en siete sitios arqueológicos y no le ha costado un sol al Estado, porque tampoco tuvimos de dónde sacarlo. Hemos recuperado un inmueble republicano del siglo XIX en la zona monumental del Callao que es la Casa Uku Shikina (esquina de los jirones Libertad y el jirón Necochea) que ha sido arreglada con el apoyo de terceras personas.

Atentado al patrimonio arquitectónico realizado al costado de la Fortaleza Real Felipe.

Usted menciona que los Gobiernos Locales y Regionales en el Callao nunca han apoyado a la cultura. Sin embargo, ha visto pasar a varios ministros de Cultura durante su gestión en todos estos años en la DDC. Entre los que pasaron ¿Qué ministro/a ha oído sus informes sobre la problemática cultural en el Callao?

Bueno, yo he informado siempre al ministerio de todos los problemas al margen de los ministros. A veces las personas cambian por temas coyunturales. Como usted ha visto, han desfilado muchos ministros, pero siempre he informado al ministerio.

Pero dígame ¿Usted realmente ha tenido apoyo de la sede central del ministerio; o ha sentido que éste ha hecho oídos sordos cuando entregaba sus informes?

No podría decir eso, porque yo he formado parte del ministerio. No es que haya oídos sordos; lo que pasa es que el Estado está mal organizado; entonces no es un tema de voluntades, ni de cólera, ni de oídos sordos como usted lo llama; sino, es un tema de que el Estado está muy mal estructurado, porque no hay institucionalidad cultural fuerte. Por ejemplo, ningún candidato propone Políticas Culturales. Usted ve que en Municipalidades y Gobiernos Regionales los funcionarios no son gestores culturales. Son de cualquier especialidad, pero menos de Gestión Cultural. Entonces, no saben armar Políticas Culturales, no saben nada del Patrimonio, no saben nada de Industrias Culturales, y simplemente se dedican a hacer actividades que no tienen ningún impacto social, ni generan el fortalecimiento de la identidad.

Artistas que participan del Proyecto Fugaz.

¿A pesar que tenemos un Viceministerio de Patrimonio Cultural?

Como le digo; eso no es culpa del Viceministerio. El tema es que no hay Políticas Culturales y no hay articulación. O sea, tenemos un ministerio de Agricultura, pero igual, la gente trata mal a la tierra; entonces, ya no es culpa de un ministerio. Tenemos un ministerio del Interior, pero igual hay una inseguridad. Lamentablemente, no hay políticas culturales regionales, ni municipales… no hay. Y eso es un gran problema, porque usted ve que las Municipalidades y los Gobiernos Regionales hacen cursos, turismo, o cosas deportivas que no tienen nada que ver con el tema cultural, ni patrimonial, ni con el fortalecimiento de la Identidad, ni las Industrias Culturales, ni la lucha contra la discriminación… y eso es cultura; pero ni lo saben siquiera.

Si es un problema estructural, entonces tendría que haber una reingeniería en las instituciones del Estado

Exactamente, porque es un tema social y es culpa de todos nosotros; no es culpa de solo un ministro, porque es un tema estructural. Nadie tiene bibliotecas en sus casas, nadie lleva a su hijo a un museo y más bien lo llevan al estadio de fútbol. Nadie le compra a su hijo un libro porque le compran una pelota. Hay un desprecio por nuestra cultura. Somos una sociedad discriminadora donde queremos parecer norteamericanos y despreciamos todo lo que es nuestra cultura de los pueblos originarios, que son andinos y amazónicos y despreciamos a la cultura afroperuana. Y esa primera educación de la casa, luego uno la lleva a la profesión y al trabajo. Entonces, usted ve a un alcalde y a un gobernador que no sabe nada de Gestión Cultural porque prefiere pues, hacer cosas populistas, pero no fortalecer la identidad y la cultura que es un derecho humano y debe ser democratizada; porque la obligación de mi gobernante es darme acceso a bienes y servicios culturales.

Pero eso está en la propia Constitución peruana

Está en la Constitución, está en la Ley Orgánica de Municipalidades, está en la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales y está en la Ley del Ministerio de Cultura. Y si usted quiere que me queje contra alguien, tendré que quejarme contra el país, porque es un tema estructural.

Para Monumental Callao esto es una intervención artística.

Cambiando de tema. En el Callao se han realizado muchos murales que no han respetado parámetros temáticos, ni inmuebles declarados patrimonios culturales ¿Cuándo usted permaneció en la DDC estuvo en contra de las muralizaciones de la empresa Fugaz?   

Los murales es una forma de arte efímero, sobre todo los grafitis que es un arte popular callejero y clandestino, porque los chicos pintan y se desaparecen porque es un tema de protesta; hasta allí está bien. Lo que pasa es que hay expresiones artísticas muy clásicas y hay otras que son muy modernas. Ahora, el Callao no tiene centro histórico, lo que tiene es una Zona Monumental, porque el centro histórico se destruyó en el terremoto de 1,746. O sea, el área fundacional se destruyó y ahora se llama Zona Monumental y esta zona concentra inmuebles, concentra espacios urbanos y calles que forman parte del Patrimonio Cultural de la Nación y que requieren un tratamiento especial, porque en zonas monumentales hay una serie de requisitos. Al principio, esta firma no los pidió y se les empezó a hacer procesos administrativos sancionadores y esos procesos son largos, porque usted tiene que levantar sus descargos y defenderse; sino, se vician y se caen, así como se cae un juicio porque alguien hizo mal un trámite. Y eso demora; pero nosotros lo hemos empezado y simplemente hemos informado, pero quien resuelve es la sede central del ministerio y por eso les empezaron a colocar multas a estas personas que hicieron estas afectaciones.

¿Directamente quién impone las multas?

La Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del ministerio de Cultura. Y como le digo, la Dirección es Desconcentrada; no es Descentralizada y las funciones son limitadas porque tienen que ser coordinadas con los órganos de la sede central.

Pero bajo su gestión usted impulsó las multas de esas acciones

Yo no he multado. Yo he informado y se han procedido a hacer las multas a quienes afectan el Patrimonio Cultural y dentro de ellos, a esas personas que usted menciona.

Entonces, le pregunto directamente ¿Usted por qué ha salido de la DDC del Callao hace unos días?

No lo sé; porque no me han dado razones. Simplemente, me han agradecido por todos los logros que hemos tenido. El cargo es de confianza; usualmente, la gente dura muy poco tiempo en cargos de confianza, pero yo he tenido la suerte de durar siete años para poder servir al Callao, porque es la tierra de mi familia. Mi abuelo era estibador en el puerto y mi tío era un gran jugador del Sport Boys, y mi abuelo nadaba con Carpayo en La Punta y trajeron el Waterpolo. Entonces, yo estoy muy contento de haber podido servir al Callao porque soy un servidor público y mi especialidad es la política cultural. Hemos hecho todo lo que hemos podido. Lamentablemente no ha habido interés de otros organismos del Estado y tampoco ha habido interés de los medios de comunicación, porque casi nunca han estado presentes con todos los logros que hemos tenido. Usted va al museo arqueológico y se queda impresionado; pero nadie lo ha publicitado, porque no llama la atención, porque a la gente le gusta las noticias medio llamativas.

Se dice que en el ministerio de Cultura lo han destituido porque usted ha ido en contra de las muralizaciones de la empresa Fugaz ¿Qué tiene qué decir?

Yo he cumplido con las normas, y las normas decían que no se puede hacer este tipo de acciones sin cumplir las normas. Y tal es así, que el ministerio me dio la razón y por eso les impuso multas y yo continué con mi trabajo. Ahora como usted verá, mi trabajo no se circunscribió solamente a ese tema, mi trabajo era muy amplio. Usted también tome en cuenta que yo no tenía recursos, ni tenía apoyo de ningún organismo, ni de la Municipalidad, ni del Gobierno Regional. Yo envié doce cartas al actual alcalde del Callao y jamás me respondió y jamás me dio una cita. Ya pasaron dos años de gestión municipal y dígame usted una sola obra en gestión cultural de parte del Gobierno Regional y de la Municipalidad del Callao. Usted que es un comunicador y que es un hombre informado, dígame solamente una obra.

No tengo conocimiento de alguna obra importante en cultura.

Es que no tienen nada, porque se han dedicado a otras cosas; porque no tienen políticas culturales, porque priorizan el futbol y otras cosas pues.

Pero insisto. ¿Ha habido algún incidente cercano con respecto al tema de los murales de Fugaz que hayan provocado su salida?

Bueno, con el cambio de autoridades en el ministerio de Cultura hubo unas reuniones entiendo. Y al final les han autorizado hacer sus murales; eso había sido lo último ya. O sea, la sede central del ministerio de Cultura les ha autorizado con una serie de normas y requisitos y justo llegó la pandemia y han hecho sus pintas… sus cosas y ya lo ha supervisado directamente la sede central del ministerio.

Artistas invitados por el Proyecto Fugaz en Monumental Callao.

¿Y usted se reunió personalmente con el ministro Alejandro Neyra?

Sí, me he reunido con él algunas veces; lo conozco, es un buen gestor. Ya ha sido ministro anteriormente y nos hemos reunido. Él es chalaco y hemos quedado en muy buenos términos y me agradeció por todos los logros que hubo en el Callao. Y como es un cargo de confianza, es voluntad de las autoridades el permitirle a uno retirarlo; entonces, dijeron que finalizaban mis funciones y me han dado una resolución agradeciendo mis servicios.

¿No hay ninguna rencilla, ni algún sinsabor de su parte?

No. Porque es un cargo de confianza. Nosotros estamos y venimos; y mientras estamos tenemos que servir a nuestra sociedad. Yo he tenido cargos desde los veintitantos años. Tengo un título, dos posgrados, siete libros publicados, soy catedrático universitario y tengo un montón de premios y medallas. O sea, soy un profesional en lo mío. Y siempre he salido con las manos limpias, mi apellido limpio y con muchos logros. 

¿Usted conoce al nuevo director de la DDC del Callao, el señor César Benavides Pastor?

No. No lo conozco; no podría opinar porque no lo conozco. El día que yo lo esperé, él no estuvo, pero vino después y ya no nos pudimos comunicar. Pero ya hice mi entrega de cargos. He dejado todo ordenado.

Si pudiera hacer un balance de su gestión en la DDC ¿Cómo la calificaría?

Tendría que preguntarle usted a la gente del Callao. He trabajado sin recursos; soy un hombre honrado, he puesto mis recursos incluso, he pedido apoyo de muchas personas que sin ser del Callao me han apoyado bastante y ahí están los logros. Hay una ampliación de la infraestructura cultural: tenemos Palacio Inca de Oquendo, tenemos Huaca Culebras, tenemos siete cercos perimétricos en las huacas que estaban totalmente abandonadas y ahora están limpias y con letreros. Tenemos la recuperación de un inmueble republicano, le hemos dado mucha vida cultural a la sede de la Dirección de Cultura, hemos homenajeado a artistas chalacos, hemos fortalecido la identidad, hemos luchado contra la discriminación racial, hemos promovido ordenanzas contra la discriminación, porque es un tema tan fuerte y a nadie le importa. No tengo ningún juicio ni nada. Como llegué me voy.

Usted en este momento ya no es funcionario público y quiero preguntarle como ciudadano ¿Qué opina de la empresa Fugaz y su Monumental Callao?

Bueno, ha habido algunas cosas interesantes como las galerías de arte, como los restaurantes que han dado ingresos económicos a la gente de la zona. Pero, por otro lado, también si usted se da cuenta, no hay ningún tipo de fortalecimiento de la identidad chalaca. Y todos esos murales que hay son de temas ajenos. Primero, que nunca ha habido murales en la Zona Monumental del Callao; no es un tema tradicional del Callao y lo malo es que hay una idealización de temas que no son del Callao.

Las temáticas de los murales siempre son importantes, además del respeto a los inmuebles que son declarados patrimonios históricos culturales

Pero esos murales no tienen nada que ver con el Callao pues; tienen que ver con las caras de los que trabajan en esa empresa, tienen que ver con cosas que no forman parte de la identidad del Callao. Además, esos murales no son una recuperación; simplemente es pintar encima de un monumento que se cae, pero no hay restauración. Usted ve que los monumentos se incendian, se demuelen, se caen; pero no hay una restauración. No hay una recuperación en verdad.

Otro atentado al patrimonio arquitectónico. Un mural de un venado con flores.

Pero Fugaz siempre se ha publicitado en sus redes y en la televisión; incluso, El Comercio les dio grandes portadas, con titulares que decían que ellos han recuperado muchas zonas del Callao donde antes había delincuencia y que luego han transformado a los jóvenes marginales para convertirlos en jóvenes de bien. ¿Usted qué opina de eso?

Bueno, si ellos lo dicen… seguramente tendrán sus motivos.

Por otro lado, se habla de gentrificación. ¿Es verdad que en esa zona del Callao se está iniciando una gentrificación silenciosa?   

Las acciones que están haciendo son de arte moderno, y no tienen nada que ver con la identidad, con la historia, con el patrimonio del Callao. Sus temas son totalmente ajenos porque jamás han estado. O sea, es algo artificial. No están hechos por chalacos; viene gente de afuera, vienen extranjeros y, por ejemplo, el Presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso que también es chalaco los denunció y otros congresistas más. Y a la sociedad civil tampoco le ha gustado todas esas acciones. Ahora, gentrificación en verdad no hay, al menos todavía. Todo el mundo habla de esa palabra, y ni la conocen. Y para que se dé una gentrificación, ya tendría que empezar a venir una nueva población de afuera que transforme el barrio; pero eso no se está dando todavía, porque no hay restauración, no hay obras, no hay una construcción, no hay nada. Solamente son pintas en monumentos que necesitan una puesta en valor; pero no se está dando.

En todo caso, la Casa Ronald se recuperó

La Casa Ronald no estaba destruida pues. La Casa Ronald es de cemento y de los años 20; solo la pintaron y la arreglaron. Le pusieron focos, y le dieron vida cultural con las galerías. Y si usted se da cuenta, los restaurantes, las galerías y las tiendas están hechas para un público que no es chalaco. Está ordenado para un público de afuera, para un turismo. Por eso es que traían buses con gente, pero en sí no hay una recuperación para los chalacos… para el Callao. La Zona Monumental del Callao es una ciudad portuaria que estaba súper vinculada al mar; y toda la vida social, cultural y económica giraba en torno al mar. Por eso es que toda la gente que vivía en el Callao antiguo, vivía del mar, ya sea a través de tiendas, con los barcos y el turismo. Y todo eso se perdió cuando se privatizó el puerto. Ya no hay vida allí, tal es así, que mi bisabuelo era estibador, pero ahora un chalaco no puede ser estibador porque los trabajadores del puerto son extranjeros. Antiguamente venían los barcos, traían las cosas y usted en su tienda vendía todo: la cultura, los libros, la ropa, la moda, los discos, todo, todo llegaba… y eso ya se perdió. Por ejemplo, yo recuerdo que de niño me acercaba al puerto y miraba los barcos; ahora los barcos no se pueden mirar, porque está todo cerrado. Eso ha provocado una caída económica de la Zona Monumental del Callao y las familias antiguas se han ido retirando. Entonces, hoy el Callao Monumental es como un gran pueblo joven, porque, así como la gente invade terrenos, también invaden casonas abandonadas, y casi toda la gente que vive allí ha invadido y son posesionarios, porque las familias originales ya se han retirado. Pero estas personas no son dueños y obviamente hay una vida muy pobre; hay mucha vulnerabilidad allí y hay mucha delincuencia. Eso no se puede negar porque es real. Nosotros lo hemos visto muchas veces; es un problema social y multilateral. Y si alguien lo quiere maquillar, es su problema, pero es la verdad y no se puede ocultar esa verdad, porque simplemente con pintar fachadas no está usted cambiando nada.

Entiendo que el trabajo tiene que ser sostenido en los temas de memoria y la recuperación de la…

¡Identidad! El chalaco tiene una fuerte identidad y tiene derecho a que no se vulnere su identidad. Usted no puede traer cosas de la selva y las caras de los trabajadores de esa empresa, porque eso no es parte del Callao. Ni siquiera hay una imagen de la Virgen del Carmen de la Legua, ni siquiera del Señor del Mar, ni siquiera de Miguel Grau; ni siquiera de la participación del Callao en la independencia, ni del Callao en la guerra; ni siquiera una cara de un solo artista chalaco, ni siquiera de Óscar Avilés. O sea, nadie… nadie. No hay nada del Callao; todas son puras pintas modernas de cosas ajenas. Imagínenme a mí que me vaya a Loreto y empiezo a pintar tapadas coloniales en una ciudad de la selva; o me voy a Trujillo y empiezo a pintar puras cosas incaicas cusqueñas.

Ministro Alejandro Neyra y Viceministra Leslie Urteaga.

También hay una frase que suena a desacierto ¿por qué dicen Callao Monumental y el barrio de Castilla?

No existe ningún barrio de Castilla; eso fue un invento de ellos. Castilla es un jirón, que es conocido porque allí había delincuentes. Y lo que hacen ellos es idealizar el tema de la delincuencia con un fin turístico. O sea, están aprovechando e idealizando la delincuencia como algo exótico para gente de afuera. Si usted le pregunta a un chalaco si está contento de que pongan a delincuentes chuceados en los murales, obviamente le va a decir que no.

Sin embargo, Fugaz ha difundido esa idea del barrio de Castilla hace tiempo y en Lima se desconoce lo que usted dice.

Y la prensa le publica eso, pues. Nosotros hemos hecho una gran actividad cultural y la prensa jamás ha hecho ningún tipo de eco a eso. Pero estos señores han hecho una actividad que es cuestionable y toda la prensa está a favor de ellos.

Finalmente, pensamos que su salida de la DDC es una especie de represalia, porque usted se opuso a las pintas de los murales de Fugaz.

Eso tendría usted que preguntarle a quienes decidieron retirarme, pues. Yo no puedo opinar por otras personas.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

¿Debemos tumbar la estatua de Cristóbal Colón?

Roberto Ramírez Manchego

Published

on

¿Fue Colón un asesino, saqueador, genocida? ¿Fue un pro – hombre, un héroe, alguien que merece un espacio público para ser honrado? ¿Los indígenas vivían en paz y armonía, antes de la llegada de Colón y sus huestes? ¿América, sin Colón, era un paraíso terrenal? Cada 12 de Octubre —y con más acritud, desde el primado de las redes sociales— se genera un debate que enfrenta a buenos contra malos. Ganadores contra perdedores. Sin embargo, luego de esta borrachera de ideas, insultos, ataques ad – hominem y demás, no queda claro qué se ganó y qué se perdió.  

Parece que discutir sobre Colón y los colonizadores, en lugar de solucionar conflictos del ayer, ocasiona nuevos problemas en el presente y en el futuro. En el fondo, nadie cree que tirar abajo unas cuantas estatuas vaya a cambiar el status quo. Y si alguien así lo cree. ¿Cuántas estatuas tienen que caer para eliminar el racismo? ¿Cuántas para que cese la discriminación? Si los vicios y las miserias de la humanidad desaparecieran con la caída de las estatuas, entonces las naciones deberían reemplazar los parlamentos y los poderes ejecutivos por una compañía de demolición.

Para bien o para mal, el estado de cosas no funciona así. Existe una gran verdad detrás de quienes niegan el estatus de benefactor a Colón. Una verdad que convive con la censura y con el impulso, tan humano, de destruir lo antiguo tomando como modelo el canon del presente. Colón no fue, bajo ningún punto de vista, un pro – hombre, un dechado de virtudes ni el benefactor de la humanidad: Colón no fue un bienaventurado, Colón nunca dio la otra mejilla ni curó a los enfermos. Colón no fue Jesús. Pero a la vez impulsó, de un modo u otro, los resortes y los cimientos del mundo contemporáneo que conocemos. Negar eso es tomar la parte por el todo y no comprender que, en la humanidad, lo positivo y lo negativo  conviven en romance perpetuo.

Hay un capítulo de Rayuela donde Horacio y la Maga contemplan un acuario y especulan sobre la hermosura de los peces. Ponderan sus cualidades, su belleza, su modo de estar en el mundo. De pronto un pez defeca: “una rayita inmóvil vertical en el agua … un lastre que de golpe los pone entre nosotros, los arranca a su perfección de imágenes puras, los compromete, por decirlo con una de las grandes palabras que tanto empleábamos por ahí y en esos días”. No hay necesidad que Cortázar mencione cuál es esa gran palabra. Se perdería la belleza. La Historia Universal es también esa palabra. Es también, pero no únicamente.

Comprender la Historia es entender que los valores del bien y del mal, desde los que se juzga, necesitan un anclaje en la realidad. Aquellos que encargaron la estatua a Colón, fueron los representantes de una República muy ajena a los vaivenes del presente. En la temprana República, a pesar del discurso igualitario; la discriminación y la distinción entre ciudadanos —criollos, mestizos, indígenas y negros—  estaba institucionalizada. Desde esa perspectiva se tiene que comprender la edificación de estatuas que perduran hasta nuestros días. Sin embargo, eso no debe promover el derrocamiento de las mismas. Tampoco la admiración hacia esas figuras de la Historia. Sólo el conocimiento de los hechos históricos creará las formas críticas para que cada ciudadano pueda juzgar a estas figuras sin necesidad de derrocarlas. Además, Cristóbal Colón, en la avenida que lleva su nombre está bien ubicado. Una avenida en la que partidos políticos, travestis y prostitutas, comparten un espacio democrático es un lugar preciso para recordarlo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Virtualizando el teatro

María Luz Crevoisier

Published

on

Tradicionalmente, una obra de teatro era representada en las tablas y mediante un sofisticado recurso de elementos como decorados, utilería y luces, se creaba el ambiente adecuado para desarrollar las escenas.

El teatro, de esta manera, se convirtió en un sistema de vida al que accedían las diferentes clases sociales y fue especialmente para la mujer del 800 y 900 una manera de socializar, tal como lo indican las novelas La Dama de la Camelias de Alejandro Dumas, Bon Ami de Maupassant y otras de la misma etapa.

América ha creado grandes compañías que tuvieron renombre, así en Bolivia  Thiahuanaco dirigida por un ícono del  teatro nacional, Wenceslao Monrroy y la Lira Incaica de Alberto Ruiz, sin dejar de lado las compañías de Raúl Salmón, Carlos Cervantes, Nuevos Horizontes en Tupiza, un gran proyecto de Líber Forty que tendía a convertir al teatro en una actividad artística e intelectual.

La Argentina se gloria de aquella conformación circense teatral de los hermanos Podestá y nuestro país aún reclama la presencia de compañías como las de Leonidas Yerovi, Percy Gibson y más actuales, Cuatro Tablas, Yuyachkani, de Sara Jofré, Leonardo Torres, Oswaldo Cattone. En fin, un mundillo creado entre bambalinas y aforo.

Pero todo quedó suspendido de manera insólita como si hubiera caído sobre el mundo una bomba de neutrones y aquellas salas, antes tan llenas de público y esos escenarios trajinados millones de veces, debieron hacer mutis, rompiendo una costumbre de siglos y privándonos de este elemento tan necesario.

La sangre vive

Para suplir este vacío, dos personajes de la farándula teatral unieron ideas y experiencia; se trata del reconocido actor y director Javier Valdés y del joven dramaturgo David Ames, egresado de La Católica, quienes junto a un grupo de actores de Colombia, Argentina, España y Perú crearon un elenco fuera de serie para montar durante una temporada cuatro obras teatrales a través de plataformas virtuales de la funcionalidad instagram Live. Los libretos fueron escritos por David Ames a excepción de ATASCADA, por la argentina Vicky Radvick.

Un detalle que no podemos pasar por alto, es que el montaje se realizó con la presencia virtual de los actores ubicados cada uno en su propio espacio y país, cambiando así de manera anecdótica la tradicional forma de montar una obra de Teatro. Para acercarnos a este nuevo planteamiento histriónico, entrevistamos a David Ames, residente en Chimbote.

El nombre de La Sangre Live, está en relación a los argumentos de humor negro e irónicos, ¿o fue escogido al azar como una manera un poco dadaísta de enfocar esta propuesta?

Desde un principio, tuvimos claro el tipo de historias que queríamos contar. Justamente, denotando cuotas de humor negro, misterio e ironía en cada uno de nuestros montajes. Entonces, sí, de hecho el nombre hace alusión a todos esos componentes.

¿El proyecto ha sido diseñado para una corta temporada, como consecuencia de la pandemia o tiene una propuesta para más tiempo? Me dijo que no era para reemplazar la actuación tradicional. Pero podría transformarse en una nueva vía de llegar a más gente, aún cuando se restablezcan las reuniones formales, ¿o no?

Nuestra intención, en todo momento, ha sido crear un nuevo formato de entretenimiento ficcional en vivo, por supuesto, buscando adecuarnos a las circunstancias debido a la emergencia sanitaria, pero montando una cartelera lo suficientemente sólida y atractiva que nos permita perdurar en el tiempo más allá de la coyuntura.

¿Cómo resolverán la puesta de escena? utilizarán decorados, utilería, luces y sonido, elementos casi imprescindibles para un montaje o ya no debemos verlo así en Instangram, quizá no deba llamarse tampoco puesta en escena?

De hecho, la puesta en escena resulta imprescindible para retratar una ficción, en cualquier formato y, claro, este caso no es la excepción. Cada montaje, como todos, tiene sus propios requerimientos y, lógicamente, algunos están más a la mano que otros; todo bajo una dirección de foto y sonido que nos permite remarcar la atmósfera de cada historia.

¿La dirección será de manera virtual y se utilizarán diversas plataformas o una sola? porque me parece que cada actor estará en su propio espacio o se reunirán tomando las medidas necesarias para evitar el contagio. 

El proceso de ensayo y, por ende, la dirección es totalmente remota. De hecho, en abril de este año, nosotros fuimos los primeros en producir un montaje especialmente diseñado para ser transmitido en una plataforma virtual, en nuestro caso utilizamos la red social de Instagram, y hasta el momento nadie más lo hace. La mayoría ha venido haciendo lecturas interpretativas, escenas inconclusas, obras grabadas y también en vivo, pero siempre transmitidas por Zoom o algún portal web.

He visto que las lecturas de las obras son diversas. En la primera es una realización existencial, muy fuerte, pero que no deja de ser muy sugerente. Hay dos comedias ligeras pero también con finales nada convencionales y finalmente, ese retorno de Jesús, está planteado con un mensaje moralista o aleccionador o simplemente como una anécdota histriónica. ¿Cómo consiguieron enlazarse con los actores del extranjero? ¿ellos siguen en sus respectivos países o viven en Lima? ¿Si residen en sus  países, como superan los horarios? ya que es una labor bastante compleja y muy interesante.

Dramatúrgicamente, todas mis obras abordan conceptos existenciales, me gusta retar los enfoques tradicionales que comúnmente te permiten sobrevivir en un sistema que siempre ha buscado mantener controlada y, muchas veces, manipulada a la población. A través de ese prisma, esta venida ficcional de Jesús, probablemente,  rompa con todos los cánones religiosos y sociales relacionados a la existencia de Dios, sin embargo, irónicamente, tenemos la pretensión de que el público pueda encontrarse con Jesús al ver este montaje. Para esto, siempre hemos contado con actores de todo el mundo que, desde hace varios años, son como hermanos para nosotros, de hecho, la razón interna por la que nos llamamos LA SANGRE es porque todos los que trabajamos aquí nos consideramos familia. Lo cual, también nos permite encaminar los procesos de ensayo con paciencia y buen humor a pesar de las diferencias horarias.

Para finalizar ¿es muy costoso hacer este tipo de teatro? ¿cuáles son las ventajas y desventajas?

Depende de cada obra, por supuesto, a nivel de producción siempre buscamos que todos los recursos implementados en el proceso sean proporcionales a la proyección que se tiene de cada montaje.

Aquí la información correspondiente a cada obra:

DOPPELGÄNGER / 16 OCT / 21 HRS (Perú)

•Funciones: 16, 23 y 30 de Octubre, y 6 Noviembre

•Hora: 9 PM

•Plataforma: Instagram Live 

•Duración: 25 min.

•Sinopsis: Un asesino deberá entrenar para afrontar una pelea decisiva que lo llevará a luchar consigo mismo; en un duelo a muerte entre la locura y la razón. Dejando sin espacio a toda lógica y sano juicio, motivado, únicamente, por el sueño de alcanzar la victoria.

•Elenco: Jerónimo Bosia y Nicolás Valdés 

•Dirección: Javier Valdés 

•Libreto: David Ames 

ATASCADA / 17 OCT / 20 HRS (Perú)

•Funciones: 17, 24 y 31 de Octubre, y 07 de Noviembre. 

•Hora: 8 pm. 

•Duración: 25 min. 

•Plataforma: Instagram Live

•Sinopsis: Una joven y promisoria abogada se encuentra en apuros al haber olvidado detalles íntimos de su última borrachera. Para solucionarlo, recurrirá a su hermana que la aconsejará sin dejar de burlarse de la situación.

•Elenco: Alessandra Fuller y Daniela Mayurí 

•Dirección: Javier Valdés 

•Libreto: Vicky Rudnick 

HAPPY BIRTHDAY / 17 OCT / 21 HRS (Perú)

•Funciones: 17, 24 y 31 de Octubre, y 07 de Noviembre. 

•Hora: 9 pm. 

•Duración: 25 min.

•Plataforma: Instagram Live 

•Informes: @lasangrelive

•Sinopsis: Abraham está de cumpleaños, y Lety decide sorprenderlo, ¿pero cuál de los dos recibirá un regalo? “Lo que das te lo das”.

•Elenco: Marisa Minetti y Javier Valdés 

•Libreto & Dirección: David Ames 

ALELUYA / 18 OCT / 16 HRS (Perú)

•Funciones: 18 y 25 y de Octubre, y 01 y 08 de Noviembre. 

•Hora: 4 pm. 

•Duración: 25 min.

•Plataforma: Instagram Live 

•Sinopsis: Jesús ha vuelto. Pero, esta vez, usará los medios de comunicación contemporáneos para reforzar la transmisión de su mensaje; invitando a la humanidad a dar un salto de Fé.

•Elenco: Javier Gallego y Pablo “EL Rolinga” 

•Libreto & Dirección: David Ames.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Escándalo: Ministerio de Cultura propone no demoler hotel Sheraton en Cusco

Redacción Lima Gris

Published

on

Direcitor de la DDC Fredy Esconar y ministro Alejandro Neyra.

Escribe: Tika Luizart Obregón (abogada)
Presidenta Comisión de Juristas Contra la Corrupción y por  la Defensa Social.

En momentos en que afrontamos simultáneamente graves crisis en nuestro país: irregularidades y denuncias de corrupción del caso Richard Swing, hoy se suma  otro escándalo protagonizado por el Sr. Fredy Domingo Escobar Zamalloa, alto funcionario del Ministerio de Cultura de Cusco, quien el día 8-10-2020, manifestó a los diferentes medios de comunicación que se resiste a cumplir el mandato judicial que señala demoler y restituir andenes Incas en el conocido caso Hotel Sheraton de la calle Shapy. Este anuncio fue horas después de la llegada del ministro de Cultura, Alejandro Neyra a la ciudad de Cusco.

Recordemos que Cusco, capital Histórica del Perú, Ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad,  en pleno centro histórico de la Ciudad a pocas cuadras de la plaza de Armas del Cusco, están prohibidas construcciones de más de 2 pisos e igualmente prohibido la construcción de sótanos por el compromiso cultural que existe en nuestra ciudad,  sin embargo, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco  y la Municipalidad Provincial del Cusco autorizaron una construcción en la calle denominada Saphy, (En Quechua significa raíz), raíz de nuestra civilización.

Hotel Sheraton debe ser demolido.

Esta construcción irrazonable e ilegal, fue construida con más de 9 pisos, 2 sótanos y para su construcción y existencia, ha desmontado más de cinco andenes incas y se desconoce el paradero de cinco contextos funerarios. El caso tiene connotación mundial tanto así que la UNESCO, ICOMOS cursaron cartas al Estado Peruano, solicitando la demolición de dicha construcción señalando que en caso contrario el Cusco corre el peligro de perder el título de Patrimonio cultural de la Humanidad (solo por esa construcción descomunal) vinculada a la cadena hotelera de la franquicia mundial del Sheraton; quizás por ello el interés de ministros, congresistas y altos funcionarios del Estado para bloquear e impedir la demolición de la Construcción.

La Comisión de Juristas del cusco, Colectivos patrimonialistas, Foro Cusco, Vecinos del Centro Histórico de la Ciudad, Organizaciones Sociales como la Federación Departamental de Trabajadores, Construcción Civil,  Asamblea Popular  muchas organizaciones barriales, la UNSAAC, estudiantes y  ciudadanía en general,  han realizado acciones cívicas como plantones, marchas, protestas, movilizaciones, paros, denuncias,  en exigencia de la demolición y restitución de los  Andenes Incas, gracias a esta defensa férrea del pueblo luego de muchos años se ha obtenido una Sentencia Constitucional en el  Proceso de Amparo N° 710-2016 que se tramita en el 5to. Juzgado Civil de Cusco bajo la actuación de la Juez Marianela Cárdenas.

Fallo judicial de la demolición del hotel Sheraton en Cusco.

Durante la pandemia del Covid la ejecución se paralizó, pero ahora que se reiniciaron las actividades judiciales se espera la resolución del Juzgado para que ejecute la demolición conforme ordena el fallo judicial el objeto de dicha demolición es la restitución de los andenes Incas.

Sin embargo, en forma escandalosa los funcionarios de Cultura que permitieron y autorizaron la destrucción de nuestro patrimonio cultural en ese sector hoy en ejecución de sentencia pretenden imponer argumentos técnicos para impedir la demolición y así beneficiar a los destructores de nuestro patrimonio cultural.

Pero no solo se trata de acciones obstructivas a la ejecución de la demolición en el proceso judicial, sino que colmo de males, el Director de la DDC, Fredy Domingo Escobar Zamalloa, dio este lamentable anuncio con la  presencia del Ministro Alejandro Neyra, en la ciudad de Cusco, señalando públicamente que no cumplirá con tal demolición porque debe proteger esa área. 

Ministro Alejandro Neyra en Cusco.

Este anuncio  es una clara resistencia la mandato judicial de demolición para restitución de andenes Incas por parte de un funcionario público, lo que resulta por demás escándaloso, ya que es una afrenta al mismo sistema de justicia que en palabras sencillas significa que  dicha Institución y sus funcionarios si son rápidos y eficientes para permitir la destrucción del patrimonio cultural y también son eficientes para evitar conservar y restituir patrimonio Cultural,  esta conducta promueve  el incumplimiento de un mandato judicial  en un caso de interés nacional  obstaculizando la restitución de los  andenes Incas de ese sector.

Podríamos interpretar ese anuncio como una simple declaración que beneficia los intereses económicos  de los destructores de nuestro patrimonio, pues para rematar,  solo les aplicaría una multa insignificante,  pero el hecho  va más allá,  dicha persona es tan peruano como cualquiera de nosotros y además es un funcionario público de una Institución obligada a preservar el patrimonio cultural de la Nación en el Cusco, por lo que sus expresiones muestran la carencia de compromiso con nuestro país, con la  institución que representan y con sus obligaciones y deberes como funcionarios del Ministerio de Cultura,  mostrando una visión sesgada de parte de ellos como si se tratara de un debate de técnicos o ingenieros, lo que no es cierto, pues el tema no se trata de un mero cumplimiento de una sentencia cualquiera, sino, de la restitución de un Derecho de los peruanos, el Derecho a la Identidad cultural, consagrada en la Constitución Política Peruana en el Art. 2° Numeral  2°.. y  de la Declaración Universal de los Derechos humanos.

El cuestionado Director de la DDC Fredy Escobar.

El Ministerio de Cultura debe dejar de lado ese  mezquino debate técnico y entender de una vez por todas que es la restitución de un derecho constitucional, no  de cuánto cemento mantengo para beneficiar a una empresa que causó un daño tan grave, sino,  del legítimo derecho constitucional para que se restituyan  las cosas al estado anterior de la existencia de la construcción, esto es cuando existían los andenes incas y los contextos funerarios, el derecho constitucional de preservar nuestro pasado,  el derecho constitucional de mantener nuestra memoria histórica.

Urge ante esta realidad  la DESTITUCION de dicho funcionario para que asuma la DDC-CUS/MC otra persona que cumpla con la normativa legal,  cumpla con su deber de proteger el patrimonio cultural nacional y que  no  promueva  el incumplimiento del Derecho Constitucional de restitución de andenes Incas. Un funcionario que entienda que tiene la obligación de cumplir el mandato judicial de demolición para restituir nuestros Andenes Incas. Además, es grosero que el ministro de Cultura Alejandro Neyra promueva esto con su presencia en Cusco.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending