Connect with us

Opinión

De Aristóteles a Pedro Castillo

Lee la columna de Carlos Alfonso Villanueva.

Avatar photo

Published

on

El filósofo Aristóteles (384 a.C-322 a.C.) es autor de un libro que reúne reflexiones, ensayos y lecciones sobre la política realizados a lo largo de su vida, de ahí que lleve por título: Política, considerado desde antiguo un tratado clásico de la teoría del Estado. En particular, volver a él, y más específicamente examinar el Libro V, Sobre la inestabilidad de los regímenes políticos resulta enteramente pertinente en esta difícil hora, toda vez que la postura reflexiva y los sólidos conceptos del filósofo, proyectados en el tiempo y el espacio, pueden ayudar a comprender la parte sustantiva en que radica el problema político peruano; y, por consiguiente, contribuir a entender lo que debemos hacer para superarlo con acierto, objetivo más que necesario, vital.

El Estagirita sostiene que no basta un régimen y el Estado cuenten con el mejor cuerpo de leyes para el logro del buen gobierno tanto como salvarlo de las asechanzas; son necesarios otros requisitos que juzga importantes. A estos denomina: Cualidades del hombre de Estado y que es imprescindible poseerlas si lo que el politikon pretende, sobre todo, es ejercer las «magistraturas supremas». ¿A cuáles se refiere en concreto? En primer lugar, que solo se puede ser hombre de Estado quien manifiesta «amor al régimen establecido»; o sea, quien respeta el orden legal. En tal sentido, debe «evitar con el más escrupuloso esmero el atentar contra este ni en poco ni en mucho», porque su encadenamiento solo conduce a la destrucción del sistema político y la anarquía social. Ahora bien, sostener esto no equivale a renunciar al propósito de modificar un determinado corpus normativo en busca de su mejora; sin embargo, es imprescindible hacerlo con versación sobre cada materia para acertar, estar en correspondencia con el contexto social y proceder de forma legal.

En segundo lugar, que esté dotado de capacidad administrativa; y entendamos bien, Aristóteles no se refiere a cualquier nivel de la misma, pues pone énfasis en que debe poseer la «mayor competencia en las tareas de su cargo»; tareas que solo son propias de los mejores, los más capaces. La meritocracia, se infiere, es la consideración para aspirar a participar en la administración de cualquier régimen político. De tal modo, el hombre de Estado no puede ser un inepto; muy por el contrario, requiere, necesariamente, encontrarse y ser reconocido entre los mejores, entendible, porque su ámbito funcional es el de la compleja solución de los problemas de la Rēs pūblica (cosa pública).

En tercer y último lugar —aspecto central en situaciones anómalas como la nuestra—, el hombre de Estado debe poseer y hacer demostración inquebrantable de virtud moral y observancia de la justicia. La justicia es parte integrante de las virtudes (Retórica), y la virtud en conjunto, la capacidad benéfica, cuya función es la vida buena, por lo cual es el bien perfecto (Ética Eudemia).  Aristóteles sostiene que el hombre, en principio, a diferencia de los animales, tiene la capacidad de actuar con moralidad toda vez que está dotado de razón y libertad; posee el hábito de obrar bien, tanto al elegir como actuar, sin necesidad de que lo haga por mandato de la ley, pues actúa en acatamiento de la razón natural, que juzga rectamente distinguiendo en toda circunstancia lo bueno de lo malo. Afirma, por tal razón, que el hombre de Estado debe mostrarse moral en su vida individual y, de manera muy especial, colectiva (pública), al par que su comportamiento en toda circunstancia ha de ser ético. Añade que, si bien la virtud moral se manifiesta en todos los seres, para él, y esto es capital, «el ser que manda debe poseer la virtud moral en toda su perfección», evitando con ello que se anteponga al bien común el particular; dicho de otro modo, que el interés personal prime o desplace al bien común. De ocurrir esto último, se colige, el mandatario quedaría despojado de autoridad, predicamento y la adhesión de los ciudadanos, que ya no lo seguiría porque habría dejado de ser spoudaios (ser valioso, confiable por ser virtuoso y dispuesto a servir). La virtud moral y la política, en conceptos del filósofo griego, no solo están estrechamente unidas, sino que además se condicionan mutuamente.

Para Aristóteles, el hombre de Estado, configurado como «hombre bueno» (u hombre de bien, valioso…), es la más efectiva garantía del objetivo central de la práctica política: la felicidad de los ciudadanos, el bien de la polis, que es traducción política de su pensamiento esencial: el fin supremo de la vida humana es la felicidad, o sea alcanzar la eudemonía. Esta calificación es tan importante para el destino de los pueblos que llega a estampar su famosa frase-concepto: «Un Estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas leyes buenas». Dicho así, claro está, pero sin dejar de insistir y advertir, que «un digno gobernante es bueno y sabio» a la vez. Con ello, el filósofo pone al hombre de Estado, necesariamente datado de valores morales inquebrantables, como clave de la prosperidad social, y donde no de la desgracia de su sociedad.

Compulsorio

A la luz del pensamiento aristotélico, conocida a actuación pública de Pedro Castillo Terrones se ubica en la antípoda —en un punto diametralmente opuesto— de las indispensables cualidades que tiene que reunir un hombre de Estado, un presidente de la República. No es esta la ocasión de ocuparnos de sus múltiples muestras de ineptitud; pero sí de poner necesariamente en cuestión su moral pública, pues tras las investigaciones realizadas por el Ministerio Público, existe contra él el largo número de 191 elementos de convicción, calificados como graves y fundados, y que lo señalan, nada menos, como jefe de una presunta organización criminal, misma que ha dado lugar a la presentación por parte del citado organismo persecutor del delito de una fundamentada denuncia constitucional, ante el Congreso de la República, ya admitida a trámite por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

Pedro Castillo Terrones, desde los presuntos ilícitos cometidos en la casa del pasaje Sarratea al inicio de su gobierno, como por la participación en ellos de su núcleo familiar, parte de cuyos miembros se encuentran prófugos o se suman como implicados, hasta las declaraciones, delaciones y pruebas aportadas por integrantes del entorno político administrativo más cercano a él, o por las empresarias López y Goray Chong, y las contundentes denuncias públicas y pruebas directamente comprometedoras ofrecidas el día de ayer por Fernández Latorre, ex jefe de la DINI, y el señor Butters, se muestra ante los peruanos como un ciudadano indigno de ejercer la presidencia del Perú. La revelación pública de estos hechos conduce a comprender la insólita fuga de implicados; la agresividad de Castillo y su Ejecutivo contra los poderes públicos encargados de investigar el delito e impartir justicia, y también contra miembros de la Policía Nacional; asimismo, sus constantes ataques a la prensa de investigación no adicta y hasta la inaceptable amenaza pública a los ciudadanos mediante la promoción y exhibición de grupos de cariz paramilitar; y, tras los reveces jurídicos experimentado por su defensa ante las autoridades competentes y las consecuencias derivadas de la colaboración eficaz, su intento ilegal de hacer confianza al objeto cerrar el Congreso y convocar a una asamblea constituyente de corte autoritario en busca de impunidad.

¿Qué hacer?   

Volvamos a Aristóteles. Si tenemos presente con él que el rasgo que mejor define al ciudadano es su participación en comunidad, y que «su tarea es la seguridad de esta», bien se sostiene, por extensión, que en actual problema político, nos compete el cuidado del régimen democrático, y por ello  exigir cívica y patrióticamente al poder legislativo, ante el cual se ventila la controversia, el cumplimiento de sus deberes de control y sanción del presidente de la República para que asuma las consecuencias constitucionales que se desprenden de su reiterada contravención a la moral pública, que supone la naturaleza y su grado de participación en la comisión de actos de corrupción. Y si bien es verdad que la Constitución señala que: «El mandato presidencial es de cinco años» (Art. 112), también lo que el cumplimiento de este periodo está condicionado a la observancia de una conducta moral pública impecable, pues de lo contrario, como ocurre con el presidente Pedro Castillo desde el inicio de su gobierno, se está sujeto a sanción, es decir, el presidente debe ser destituido del cargo: «La Presidencia de la República vaca por: […] 2. Su permanente incapacidad moral o física, declarada por el Congreso» (Art. 113)». Para tal objetivo, se cuenta con la Moción de Orden del Día 4904/2022, que precisamente propone declarar la permanente incapacidad moral del presidente de la República, que debatida en el pleno ha sido aprobada y notificada al mandatario, para que ejerza su defensa, el día de hoy, 7 de diciembre a las 15 horas.

Es esta una medida política excepcional, nada agradable, por cierto, pero absolutamente necesaria. Para su mejor comprensión, una vez más el Estagirita acude en nuestra ayuda a través de la repetida Política, al ocuparse De las cualidades naturales que deben tener los ciudadanos de la República. Sostiene: «Puede decirse sin temor de engañarse que un pueblo debe poseer a la vez inteligencia y valor, para que el legislador pueda conducirle fácilmente por el camino de la virtud». Pues bien, siguiendo este razonamiento, diríamos: inteligencia, para comprender, más allá de los intereses y e incluso errores cometidos, qué es lo que realmente está en juego y en peligro; y eso, con un mandatario y gobierno acorralado legalmente, es el régimen de libertad bajo el cual juramos todos vivir desde 1821, y que hoy compromete el futuro de más de 33 millones de peruanos. Por último, valor, para reaccionar y rectificarse. Esto es, ante la existencia de tan sólidos indicios o bien pruebas incriminatorias, el Congreso de la República reúna los 87 votos necesarios para, dentro del estricto orden constitucional, vacar al presidente Pedro Castillo Terrones, por su manifiesta incapacidad moral para gobernarnos.

 Será este el primer paso de una nueva oportunidad que debemos darnos los peruanos, y ha de ser seguido por una reforma política y electoral serias, el compromiso firme de llegar a un consenso sobre políticas públicas que siente las bases de una sociedad del bienestar, fruto del capital y el trabajo, liquidadora de la exclusión y pobreza; consenso a la vez, que de una la mayor eficacia y trasparencia de la administración general del Estado, favorezca la participación y renovación de los partidos políticos, y, sobre todo, se muestre muy duro con la corrupción que mina y frustra nuestro desarrollo, nos desmoraliza como sociedad y golpea sobre todo a los más pobres. Por sobre nuestras aflicciones, recordemos a Jorge Basadre: «El Perú es un problema, pero también es una posibilidad».

Comentarios

Opinión

Reinventar la universidad peruana

Lee la columna de Edwin A. Vegas Gallo

Avatar photo

Published

on

Por Edwin A. Vegas Gallo

En este tiempo de creación a diestra y siniestra de universidades públicas, por parte del Congreso de la República, se hace necesario que del seno de la Academia se plantee la reinvención de la Universidad peruana, habida cuenta que los políticos de la Comisión de Educación no lo harán por sus propios intereses partidario.

Hay que entender que la educación es un derecho humano básico, condición intrínseca para la paz con seguridad ciudadana y por ende desarrollo.

En ese derrotero la universidad peruana, tiene un rol estratégico e insustituible de formar profesionales completos para la construcción de la sociedad peruana más sostenible, resistente y pacífica.

Ello requiere de política de Estado de “no dejar a nadie atrás” en términos de acceso y calidad y asimismo sea considerada como bien público evitando su tragedia en la que está inmersa.

Esto en concordancia con los desafíos que se han generado a nivel Perú como: el cambio climático y la perdida de la biodiversidad en el concepto de “una sola salud”, la violencia con aumento de los niveles de delincuencia y corrupción, el aumento de desplazados por aquella, el aumento de la pobreza y la creciente desigualdad económica. Ni que decir del declive de la democracia peruana, lo que trae menos libertad académica, menos pensamiento crítico independiente, menos tolerancia a la investigación científica sobre temas sensibles socialmente como de género, descolonización del currículo, étnica.

La reinvención de la Universidad peruana pasa por acceso equitativo, sostenible, con financiamiento, con diálogo abierto, con ínter y transdisciplinariedad, con  un enfoque de “aprendizaje a lo largo de la vida”, con un modelo educativo que considere experiencias de aprendizaje universitario pedagógicamente informadas y tecnologías educativas enriquecidas.

Para ello la universidad peruana urge renueve su pensamiento, su diálogo, sus decisiones y sus acciones a través de su misión, alejada del ruido de los políticos de turno.

Comentarios
Continue Reading

Opinión

Los 85 años de Alfredo Bryce Echenique

El autor de “Un mundo para Julius” y “No me esperen en abril”, celebra la vida con humor.

Avatar photo

Published

on

El escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, acaba de cumplir 85 años de vida sugestiva, alucinada y novelesca; fiel al estilo del pequeño y solitario “Julius”, no solo por mofarse de su estrato acaudalado; sino, de la hipocresía social en general.  

El autor de las galardonadas novelas “Un mundo para Julius” y “El huerto de mi amada”, tuvo una niñez acomodada y se desenvolvió en un ecosistema aristocrático, como buen hijo y descendiente de banqueros y como tataranieto de José Rufino Echenique, quien fuera presidente del Perú entre 1851 y 1855.

El joven sanmarquino obtuvo un doctorado en Letras y en 1964 se trasladó a Europa, consiguiendo una licenciatura en literatura francesa en La Sorbona. Asimismo, hizo periodismo, colaborando en la revista Oiga, como un firme opositor del régimen de Alberto Fujimori.

Pero no todo fue ‘color de rosa’ para Bryce. En 2007 protagonizó uno de los más bochornosos escándalos por acusaciones de plagio de artículos periodísticos de cercanos amigos. En aquella época el escritor negó todas las acusaciones y se confinó en su casa de Asia, al sur de Lima. Sin embargo, en 2009 Indecopi lo sancionó a pagar una multa de S/177, 500, por plagiar 16 artículos de 15 autores.

A pesar de ello, la narrativa de Bryce, es el deleite de los lectores y en especial—por su imperturbable sentido del humor que mezclaba con embriaguez—cuando presentaba sus nuevos títulos. Recuerdo, cuando lanzó por primera vez sus antimemorias II, “Permiso para sentir” en un elegante salón del Miraflores Park Plaza y su intervención fue tan larga y divertida, que el público no paraba de reír, e incluso, el gordo Massa se paró de su asiento para aplaudir a su amigo.   

Algo curioso en Bryce Echenique, tiene que ver con la decisión de no haber engendrado hijos, por temor a tener descendencia.

“Para mis padres fue traumático ese hijo (Paquito); pasaban la Navidad triste, no había Navidad. Mis hermanos tuvieron miedo de que les saliera un niño que sea como mi hermano. Un hijo me hubiera complicado la vida, no creo que me la hubiera alegrado, creo que más me hubiera alegrado la vida un perro bóxer”.

(Columna publicada en Diario UNO)

Comentarios
Continue Reading

Opinión

Grupo Neón, la luz de los noventas

Lee la columna de Rodolfo Ybarra

Avatar photo

Published

on

Uno de los principales grupos poéticos de los noventas fue “Neón”, fundado inicialmente en los pasillos de San Marcos por Rubén Grajeda (AKA Leo Zelada) y el mítico Carlos Oliva. Luego se integrarían Héctor Ñaupari, Miguel Ildefonso, Mesías Evangelista, Paolo de Lima, Isabel Matta Bazán y muchos otros más en su segunda fase: Harold Alva y la nueva horneada que le darían un nuevo empuje.

Tuvieron recitales masivos como Poesía con Cólera y estuvieron en el ojo de la tormenta cuando Christian Vallejo, jefe editor de La República en ese entonces, los sacó al fresco, pero resistieron la embestida. Estaban hechos de acero inoxidable y el tiempo les daría la razón. Recuerdo que Mario Vallejo, periodista y compañero de estudios (sobrino de Christian) me dijo un día: mi tío quiere hablar contigo y fui al jirón Camaná. Y defendí a Neón no solo porque eran mi generación sino porque eran mis amigos y su poesía siempre me fue de alta estima y consideración.

Tuvieron momentos difíciles y graves como el fallecimiento de Oliva quien dejó inédito el libro: Lima o el largo camino de la desesperación y la partida de Juan Vega, viejo amigo que siempre me guardaba espacio en el cine club del BCR y del cual hasta ahora no se han podido editar sus textos. Ñaupari partiría el 2023 y con él se fue la alegría de este grupo.

Cuando Ildefonso gana el Copé en el año 2001, ganó también Neón. La estética de las calles, la soledad de los bares, la nostalgia, la memoria estaban presentes en la poesía de este vate. Recuerdo que todos los amigos fuimos a un bar a celebrar y Zelada dijo: “Miguel, ya ganó todos los premios, qué más puede haber”. Y siempre habría más. Premios y reconocimientos. Mientras otros acentuarían su carrera en la investigación y la docencia como Paolo de Lima (que acaba de editar: Poesía y Guerra Interna en el Perú, 1980-1992).

Este escriba recuerda cuando fue invitado a participar de Neón, pero otras responsabilidades me lo impidieron (estudiaba en dos universidades) y estaba como director de Aedosmil en la ANEA.

Finalmente, hasta ahora seguimos esperando los libros de Mesías Evangelista, quien regenta un colegio en Ate-Vitarte y siempre ha sido un gran conversador y una de las armas secretas de Neón. Ojalá se anime pronto. Este texto está dedicado a él.

(Columna publicada en Diario UNO)

Comentarios
Continue Reading

Opinión

Otra vez el show de Paolo, doña Peta y el abogado

Lee la columna de Umberto Jara.

Avatar photo

Published

on

Por: Umberto Jara

Paolo Guerrero destaca por dos razones: lleva 40 años tomado de la mano de su mamá y pudo convertirse en ídolo popular gracias a los 13 goles que anotó en 46 partidos en las Eliminatorias Mundialistas.

Es una cifra sencilla pero, en un país en el que faltan el pan, la honradez y los goles, fue suficiente para convertirse en ídolo popular. El problema es que usa de manera incorrecta el sitial que millones de hinchas le dieron y, en estos días, sin ningún respeto a los peruanos, Guerrero vuelve a ejercer la misma actitud ilegal que ejerció en el famoso (y falso) caso de la llamada “contaminación cruzada” y vuelve a escena el mismo trío: Paolo, doña Peta y el abogado Julio García.

Esta vez, Guerrero firmó un contrato y, de pronto, se arrepintió y como quien devuelve el chupetín que le compró mamá, dice: ya no quiero. Atribuye la culpa a la inseguridad ciudadana. El problema es que la ola de violencia ya existía cuando firmó el contrato. Al igual que con la “contaminación cruzada” , existe otra razón que oculta pero ya se revelará.

Por de pronto hay una extraña suma de hechos. El 13 de febrero, César Acuña, el gobernador regional de La Libertad “reveló el verdadero motivo por el que Paolo Guerrero no quiere jugar en César Vallejo: amenazaron a su mamá”. El anuncio no lo hicieron los directamente afectados: Paolo y su mamá.

Al día siguiente, 14 de febrero, el jefe de la Región Policial La Libertad, general José Antonio Zavala, en una entrevista en Panamericana Televisión, desmintió a César Acuña señalando que no se había registrado ninguna amenaza contra la madre de Paolo Guerrero.

Si bien, según Dina Boluarte, César Acuña es el papá de La Libertad, resulta que no es el papá de Paolo Guerrero. Además, como al pequeño gobernador nadie le creyó, recién el 15 de febrero el futbolista tuvo que aparecer para decir que su madre había recibido amenazas TRECE días atrás. Guerrero sostiene que se trata de un episodio gravísimo pero no lo dijo el 2 de febrero, cuando supuestamente ocurrió, sino trece días después y cuando la policía contradijo el anuncio de Acuña.

En la curiosa cronología aparece también el dato de que la denuncia ante la policía la realizaron recién el 14 de febrero. Si según Paolo el hecho es tan grave a tal punto que no puede cumplir con su contrato ¿por qué la denuncia se hizo recién doce días después?

No se sabe si han entregado a la policía los mensajes amenazantes recibidos vía whatsapp. Tampoco se sabe si se hará el peritaje correspondiente para ver si son reales porque tales mensajes de los “peligrosísimos extorsionadores” son bastante peculiares.

Otro dato: para que exista extorsión el delincuente necesita tener a la víctima al alcance para intentar un secuestro o un acto de violencia directo que obligue a pagar el monto exigido por los extorsionadores. En este caso, Paolo Guerrero y su familia están en Brasil y doña Peta en Lima. Resultan bastante tontos los miembros de la banda “Los pulpos de Trujillo” que, además, presentan su CV en uno de sus mensajes. Todo muy parecido a la farsa de la “contaminación cruzada”.

Algo más. Paolo Guerrero al no lograr convencer pasó a usar un tono altisonante y soberbio contra la periodista Fátima Aguilar, quien, con legitimo derecho por ser trujillana, le hizo notar el daño que le estaba haciendo a su ciudad y a los trujillanos porque estaba convirtiendo a Trujillo en el peor lugar para vivir.

Lo concreto es que Paolo Guerrero firmó un contrato y al momento de firmarlo ya sabía que en Perú existe una ola de violencia y que Trujillo y Pataz tienen un alto índice que no combate el gobernador regional, Cesar Acuña, precisamente el factótum del club que lo contrataba. Entonces, Guerrero ¿a sus 40 ingenuos años no preguntó a dónde iba antes de firmar?

También aparece un argumento insólito en este show montado para incumplir con un contrato. En el programa “Ocurre ahora” el futbolista dijo textualmente: “Yo le dije al señor Richard Acuña que no quiero que las amenazas lleguen a oídos de mi mujer porque eso sí sería fatal y por eso fue la determinación de que yo no iba a cumplir con mi contrato porque mi mujer no quiere”.

Allí hay una pista. No hay que olvidar que el 30 de enero la prensa anunció que Guerrero y su pareja, la brasileña Ana Paula Consorte, habían terminado su relación. Luego hablaron de reconciliación pero en esos días de firma del contrato había revuelo familiar.

Lo cuestionable es que Guerrero vuelve a usar su condición de figura deportiva para eludir sus obligaciones. El mensaje es pésimo hacia los niños y jóvenes porque sugiere que aquel que llega al sitial de ídolo puede hacer lo que le de la gana. Es al revés. Una figura pública, un ídolo está obligado a tener un comportamiento muy correcto en retribución a la confianza que la gente depositó en él.

También es cuestionable el comunicado demagógico tratando de disculparse ante el pueblo trujillano después de haber puesto a Trujillo como un lugar tan peligroso como invivible. Guerrero debería enterarse que la ciudad en que vive, Río de Janeiro, tiene un índice de criminalidad de 77.35 mientras que Trujillo alcanza el 66.83 (Base de datos Numbeo).

Una acotación final. El 5 de octubre de 2017, un examen antidoping halló en la orina de Paolo Guerrero rastros de benzoilecgonina, el principal metabolito de la cocaína. Entonces, el futbolista, doña Peta y el abogado Julio García, armaron toda una farsa para justificar que Paolo había sufrido una “contaminación cruzada” por haber tomado un anís en una taza que tenía residuos de mate coca. Fue una versión absurda y, sobre todo, muy ignorante porque pretendió cuestionar a la ciencia médica. Fracasaron. Guerrero fue sancionado con quince meses de suspensión y no lograron sacarle ni un dólar al Swissôtel. Aquella vez publiqué el libro “Así nos robaron” que contiene la investigación que demuestra la gran mentira de la “contaminación cruzada”.

Esperemos que esta vez, los medios de comunicación no se alineen con Paolo Guerrero como lo hicieron la vez aquella del doping, y cumplan con su deber de investigar. Detrás de este show para no cumplir un contrato, existe algo concreto: entre el 2 de febrero y el 13 de febrero algo ocurrió. ¿Qué es lo que Paolo Guerrero oculta?

Comentarios
Continue Reading

Opinión

Paulo Mauro, dignidad y honor frente a Scotiabank

Lee la columna de Rafael Romero

Avatar photo

Published

on

Por Rafael Romero

No es un ciudadano más que levanta su voz de protesta frente a una entidad financiera. Es el adulto mayor y comandante de la Benemérita Guardia Civil del Perú, Paulo Mauro Retamozo, emprendedor desde que era cadete de esta institución emblemática que existió hasta antes de la unificación policial -junto a la PIP y GR- dictada por el primer gobierno de García. Además, es el autor del libro “Perú: seguridad en rojo” y su hermano “Pochito”, Guardia Civil como él, ofrendó su vida por la patria al enfrentarse a Sendero Luminoso en las alturas de Sayán.

Incluso Paulo Mauro Retamozo, a partir de su libro consultado por diversas autoridades, bien pudo haber sido convocado al Ministerio del Interior, pero un juicio con Scotiabank -que dura más de un cuarto de siglo-, no solo atenta contra su proyecto de vida sino que pende como espada de Damocles sobre su propiedad, honor y dignidad, y como él dice, “pese a haber demostrado en sede judicial, que la deuda que se me cobra fue cancelada y que las demandas vienen sin fundamento ni asidero desde que Scotiabank era el Banco Wiesse”.

Para este tema, y su respectiva investigación, tomé contacto con Scotiabank, pero representantes de esta entidad prescindieron aparecer en cualquier entrevista, argumentando que el caso está judicializado.

Paulo Mauro es autor del libro “Perú: seguridad en rojo”

Pues bien, la versión documentada de Paulo Mauro plantea que ha denunciado a Scotiabank por vulnerar sus derechos humanos, mediante el acoso judicial y la extorsión, peor cuando señala que su caso tiene calidad de la cosa juzgada desde el 24 de setiembre del 2008, con la Resolución N° 19, recaída en el Expediente N° 06953-2006.

Paulo Mauro, adulto mayor con sus derechos vulnerados, dice que la patraña e infundio se inició con un crédito promocional dirigido a la pequeña empresa, solicitado a COFIDE en 1993. Este era uno más de los muchos créditos que obtuvo y que honró desde el lejano 1973. En todas las veces que recibió un crédito demostró su diligencia y pagó sus deudas porque eso lo aprendió de su familia y durante su formación profesional en aulas de la Escuela de Oficiales de la Benemérita Guardia Civil, desde el año 1966.

Así, para 1993, recurrió a COFIDE y su representante le consultó si tenía cuenta con algún banco. Entonces Retamozo le dijo que tenía una cuenta en el Banco Wiesse, ya que el crédito solicitado a COFIDE se canalizaba por medio de un banco. El desembolso fue de US49,000 dólares americanos y todo ese montó lo canceló en 1998.

Paulo Mauro y su hermano “Pocho”, emboscado y asesinado por columna senderista en Sayán

Pero, tiempo después, el Banco Wiesse generó un conflicto que dio lugar al Exp. 06953-2006, con la participación del Scotiabank, propiciando incidentes ante el Décimo Juzgado Comercial y un magistrado resolvió en justicia, descubriendo y demostrando que la conversión o división de un crédito en tres fue fraudulento y a todas luces en contra de Paulo Mauro Retamozo. Además, existe en el referido Exp. N° 06853-2006, una Carta de Cancelación emitida por COFIDE, la misma que confirmó que solo hubo un único crédito y no tres.

También señala el denunciante que terceras personas, aprovechando su viaje y residencia en los EE.UU., procedieron a festinar nuevos procesos para desconocer que el Exp. 06953-2006 concluyó con dos Resoluciones, la N° 18 (Dieciocho) del 31 de julio del 2008 y la N° 19 (Diecinueve) del 24 de setiembre del mismo año, que declaró a su favor la cosa juzgada. El juez del 10° Juzgado Civil Comercial al ver que la resolución no fue apelada por el banco, determinó que quedó consentida y conforme a ley ordenó su archivamiento, resolviendo la improcedencia de la Ejecución de Garantía solicitada por el banco, además que la deuda fue total, completa y absolutamente cancelada por la persona de Paulo Mauro Retamozo.

Lamentablemente, señala el denunciante, el banco se entera que viajó a los EE.UU., y malos “operadores de justicia” del Séptimo Juzgado Civil Comercial y de la Primera Sala Superior de la Corte Superior de Lima, tramaron otro proceso judicial (Exp. N° 08877-2011), similar al proceso de Ejecución de Garantías, pese a que ya tenía calidad de cosa juzgada desde el 24 de setiembre del 2008.

Para el inicio del referido expediente, se requería un Acta de Conciliación como prerrequisito para entablar cualquier juicio. Sin embargo, Retamozo nunca fue notificado en su domicilio real en los EEUU. Scotiabank ignoró este incidente y para sus propósitos, vulnerando la buena fe, inventó otra inasistencia de Paulo Mauro Retamozo, acción que se sumó a la fraudulenta pretensión de utilizar copias fotostáticas de los tres títulos valor que el juez había declarado fraudulentos, indica el denunciante.

Desgraciadamente, esto fue avalado por el juez del Séptimo Juzgado Comercial, aprovechando que Retamozo estaba residiendo en el extranjero; y todo ello ocurría en un segundo intento de despojo de su inmueble.

De otro lado, por ser derecho de Paulo Mauro, éste requirió ante el 27 Juzgado Civil el levantamiento de la hipoteca, en el año 2017 (Exp. N° 03113-2017), pero se dio cuenta que el abogado “defensor” de aquel entonces, después de consumado el Expediente 06953-2006, dizque “se distrajo”, pese a su experiencia, e “ignoró” lo que tenía que hacer, “postergando” el pedido de levantamiento de la hipoteca, ventaja que fue utilizada deslealmente por el banco para realizar otra vez la misma pretensión, a espaldas de Retamozo, quien también informa que aquella Acta de Conciliación irregular fue presentada en el Expediente 08877-2011, y ello carecía de verosimilitud.

En tanto, el juez de entonces -mediante Resolución Uno, del 11 de noviembre del 2011-, declaró la inadmisibilidad de la demanda, requiriendo al Banco Scotiabank para que subsane su demanda amañada con otro nombre (Banco Continental), requiriendo asimismo hasta cinco observaciones respecto de su demanda, las que nunca fueron subsanadas.

Aun así, el proceso continuo y con Resolución Dos, del 22 de diciembre del 2011, sin absolver la Resolución Uno, el Poder Judicial la admite, cambiando la suscripción inicial de Banco Continental (resolución uno), por Scotiabank (resolución dos). En esta resolución dos, Scotiabank nuevamente persuade ilícitamente y requiere que se notifique a los emplazados, pero en una dirección inventada o falsa, con el propósito de que éstas primeras notificaciones de ley no lleguen a conocimiento de Paulo Mauro Retamozo.

Scotiabank y los operadores del Séptimo Juzgado aludido, indica Retamozo, vulneraron el debido proceso, y se resolvió de manera amañada, en medio de varios incidentes, hecho que fue denunciado por él ante la OCMA. Está instancia resolvió, favoreciendo al Juez, aduciendo que resolvió de acuerdo al “Principio de Discrecionalidad”.

Gianfranco Castagnola, presidente de Scotiabank Perú, y Elena Conterno, miembro del directorio y ex ministra de Estado.

Durante el desarrollo del Exp. 08877-2011, el juez y sus contradictorias Resoluciones, dio lugar hasta cinco apelaciones. Las mismas fueron decretadas “sin efecto suspensivo”. Así, Scotiabank, empoderado por el sesgo de aquella autoridad judicial, incurrió en desfachateces hasta el punto de aducir que no tenía el Contrato de Cuenta Corriente en Monedas Extranjera Nro. 025-30266, cuya existencia era fundamental para determinar un supuesto saldo deudor. Incluso ese banco adujo, descaradamente, que no tenía el susodicho contrato, y por lo mismo su pretensión no tenía fundamento para continuar. Sin embargo, el juez resolvió que este caso irregular continúe.

Según Retamozo, la Primera Sala Superior Comercial, resolvió a favor de la parte económicamente poderosa, avalando ilícitamente imposibles jurídicos, como es la de resolver de manera incoherente las apelaciones que fueron signadas “sin efecto suspensivo”, en una sola, sin valorar coherentemente cada una de las apelaciones requeridas, lo que para él constituye no solo un abuso sino también otra ilegalidad.

Pese a ello, Retamozo dice que no todos los jueces son perversos y ahí está aquel magistrado que resolvió sobre la improcedencia de la Ejecución de Garantía y también está el juez del 27 Juzgado Civil, que resolvió ordenándole a Scotiabank el levantamiento de la hipoteca. También señala que en el Exp. 03113-2017 obra la Carta de Cancelación de COFIDE N° CF-00501–2007/UAO del 22 de enero del 2007, la misma que el juez del 27 Juzgado Civil advirtió que es la única operación de crédito que tuvo como intermediario el Banco Wiesse, y que ya fue cancelada el 31 de diciembre de 1998, y es parte del Exp. 06953-2006. Todos estos fundamentos obran en autos de ambos expedientes judiciales.

Sin embargo, el juez de Séptimo Juzgado Civil, en el Exp. 08877-2011, no tuvo en cuenta el sospechoso “error” del abogado que contestó la demanda en el contexto de una estrategia malvada “para resolver en contra mía”, indica Paulo Mauro, quien ha verificado que Scotiabank influenció en su contra, para que los operadores judiciales resuelvan, además de las premeditadas infracciones denunciadas, ignorando el precedente de cumplimiento obligatorio, tal como lo establece el Sexto Pleno Casatorio de la Corte Suprema de la República.

Finalmente, Retamozo dice que debido a la influencia del banco se ignora su pedido sobre sustracción de la materia, realizado hasta en tres oportunidades. Por eso acaba de demandar a Scotiabank y los que resulten responsables, por extorsión y coacción en su agravio. También he presentado un Recurso de Amparo en defensa de sus derechos fundamentales. ¿Otra vez la historia nos pone a un David contra Goliat? Seguiremos informando

Comentarios
Continue Reading

Opinión

“Isla Bonita”, la profunda pobreza de nuestro cine

Lee la columna de Edwin Cavello

Avatar photo

Published

on

Una nueva historia filmada en la amazonia peruana estuvo por algunos días en cartelera de los cines limeños, se trata de la película “Isla Bonita”, dirigida por Ani Alva Helfer. Por esos días no la quise ver, ya que las últimas producciones peruanas han sido una rotunda decepción. Pero mi curiosidad por conocer lo que se hace actualmente en nuestro país me llevó a cometer el error de pulsar play en Netflix. Fue así que pude constatar nuevamente que lo que se hace es un remedo que no llega a llamarse “cine”, y donde nos saturan con personajes trillados que saltan a la pantalla grande sin saber actuar.

Patricia Barreto, Emilia Drago y Saskia Bernaola inundan la pantalla con su deficiencia actoral frente a cámaras, todo es muy forzado, todo es muy torpe. La “película” parece un trabajo producido en el taller de algún colegio, donde no importa el guion, la actuación, la fotografía y todo lo que se conoce como lenguaje cinematográfico.

Ani Alva Helfer supuestamente estudió cine en la Universidad de Palermo en Buenos Aires. Me pregunto ¿cuántas veces habrá faltado a clases? Porque el resultado de Isla Bonita parece más el producto de alguien sin estudios ni preparación cinematográfica. Aquí no se ve una educación cinematográfica, ni la influencia del cine argentino que tiene entre sus respetados representantes a Leonardo Favio, Lizandro Alonso, Lucrecia Martel, Sorín, Campanella, Bielinsky, Solanas, Caetano, Subiela y Gaspar Noé.

Preocupa realmente que una persona con supuestos estudios cinematográficos termine realizando algo tan paupérrimo. La selva tiene su belleza, pero esa belleza y misticismo hay que saberla mirar, tal como lo supieron hacer Armando Robles Godoy con “La muralla verde” y Werner Herzog con “Fitzcarraldo”.

A la directora no le pido una obra maestra, pero caer en el conformismo de películas como “Cementerio General” o “Isla Bonita”, es de mediocres. Y eso es lo que se tiene que erradicar de nuestro cine. Basta de historias que parecen un largo comercial de supermercados o detergentes. Los artistas —en este caso los cineastas— se deben arriesgar a construir historias que perduren en el tiempo.

Alguien dirá, pero la película tuvo casi 300 mil espectadores en los cines. Señores, las moscas son millones y les encanta la caca. Hay que entender que no todo lo que se consume masivamente es bueno.

(Columna publicada en Diario UNO)

Comentarios
Continue Reading

Opinión

El rey de la curvas

Lee la columna de Carlos Rivera

Avatar photo

Published

on

Año 2021. En  pleno apogeo de la admiración casi obsesiva  a la imagen del fiscal José Domingo Pérez como la encarnación  de la lucha contra la corrupción me tomé el atrevimiento de cuestionar su papel como un competente fiscal que tomaba los casos  mediáticos y sensibles (como el proceso contra Keiko Fujimori y los sobornos de la constructora Odebrecht  a los diferentes presidentes) y que desde luego requerían   inteligencia y cautela de sabueso  y los más altos estándares de objetividad al ser la  Fiscalía, guardián de la legalidad y que ellos mismos (Vela y Pérez)   lo recalcaban   en sus distintos despachos ante  programas de televisión.   

Pérez aclaraba que cumplían una labor técnica lejos de cualquier intento de politización de su trabajo, distante de tendenciosos usos o vendettas a favor de un sector político. Desde una coalición de medios, el IDL, Vizcarra, los analistas y abogados caviares tejieron todo un andamiaje para celebrar que este par de arlequines iban a ser la prolongación de sus venganzas para atornillarse en el sistema de justicia. Nunca pensaron en cómo enfrentar a unos sujetos a escala corporativa capaces no solo de sobornar a políticos sino de tejer un sofisticado sistema de pagos y una mafia lista para enfrentar las circunstancias de su crimen y las salidas legales (económicas y administrativas) que desde luego debían organizar cuando les tocara la justicia de los respectivos países donde ganaron licitaciones.  Cuando vieron que tenían al frente a ese par de fiscales figuretis dijeron ¡Bingo!

Jóvenes abogados, intrépidos hombres y mujeres de la ley premunidos de su jerga abogadil (y evidentemente antinfujimoristas y progresistas) me salieron al fresco refutando mis afirmaciones por considerarlas inconsistentes y rozar con mi chusca pluma el tan inmaculado nombre que debía estar a lado de Santa Rosa de Lima. El tiempo ha puesto las cosas en su sitio. Pérez lo tuvo todo: prensa, aliados legales, encuestas favorables, hasta se le perdonaban excesos  contra sus superiores o cualquier magistrado al cual podía acusar de coludirse con la mafia o tratar de boicotear su trabajo por el simple hecho de exponer una crítica.

Hago memoria y recuerdo claramente las horas de audiencia en el caso Keiko transmitidas por Justicia TV y en cadena nacional por todos los canales de televisión abierta. Para Jaime Chincha, Mávila Huertas, Nicolás Lucar, Glatzer Tuesta, Gorriti entre otros los peruanos teníamos el deber moral de cuidar a nuestros fiscales que se enfrentaban a la mafia. ¿Era un deber moral aplaudir los abusos de estos fiscales en aras de una lucha anticorrupción? Todos se enamoraron de esta dupla. A nadie pareció sorprenderles las prisiones preventivas, persecuciones, amenazas, los juegos en pared informativo entre IDL-Reporteros y el Equipo Lava Jato contaminando los procesos. 

La Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de San Agustín organizó el 15 de julio del 2019 un Foro Anticorrupción “Caso Lava Jato”. Participaron José Domingo Pérez, Rafael Vela, Richard Concepción Carhuancho, los periodistas Graciela Villasis y Gustavo Gorriti ¿No debía preservarse una imagen de independencia del sistema de justicia en un momento donde más se requería autonomía y objetividad de los casos? Pasión y venganza política. Peligroso coctel, pero solo debíamos aplaudir. Y la muchachada estudiantil se creyó ese delicioso cuento.

El youtuber Carlos Orozco le dedicó hace cuatro años “¿Cómo argumenta José Domingo Pérez?” (https://www.youtube.com/watch?v=rBGjqwr2xIA) donde despliega su admiración por  luchar contra la mafia y entonces “va más allá” y resume: Capacidad de organización para seguir el hilo de los puntos.

Orozco premunido de una zalamería romántica, una efusiva admiración de fanático  sostiene que “[…]este es el estilo Domingo Pérez no verbal coge la prueba lee el testimonio o lo que los documentos oficiales hayan recabado y cuando lo hace mira al juez Richard Concepción Carhuancho cuando termina, es decir, para el remate mira directamente a los defensores, la impresión que es fuerte un tipo con alta preparación bagaje y habilidad retórica que se sabe seguro de sus posiciones y ojo porque la retórica no es un detalle menor estamos hablando de las reglas que esto implica”.

¿Domingo Pérez era ese fiscal moderno encarnando los más altos valores del derecho peruano? ¿Estábamos ante un reformista salvador del Ministerio Público? ¿era un teórico de la justicia o de la filosofía del derecho? ¿era verdaderamente un Demóstenes capaz de sorprender a cualquier auditorio?

El periodista Umberto Jara consultado sobre el fiscal Pérez ante su evaluación como candidato a juez a comienzos del 2023 declaró:

“Los periodistas que encumbraron a Pérez jamás se tomaron el afán de ver su hoja de vida o, peor, si la vieron decidieron ocultar sus incapacidades. Nunca tuvo capacidades para asumir un caso de la dimensión de Odebrecht. Por eso, ahora que fue a rendir examen para ser juez terminó desaprobado. Era fácil darse cuenta de su escaso nivel: bastaba escucharlo hablar con las muletillas que usa, bastaba notar que nunca tuvo una exposición brillante en las tantas horas de televisión que le dieron. Era notorio, menos para la maquinaria mediática que lo inventó. La farsa entonces alcanza a José Domingo Pérez y a quienes lo inventaron” (Diario Expreso, 06 Jun 2023).

Una exposición donde se evidencian las limitaciones de Pérez es la audiencia para revocar la prisión domiciliara de Pedro Pablo Kuczynski. (Fuente: LP. Pasión por el derecho.  Audiencia de prisión preventiva [Caso PPK]: https://www.youtube.com/watch?v=vsxEYdO02qs)  donde César Nakazaki  de manera brillante disgrega las imputaciones de Pérez y destruye sus cimientos acusatorios desde una  sólida teoría y  conocimientos procedimentales. Pérez no racionaliza ni ejercita la lógica en amparo de revelar lo complejo de un proceso, es un ingenuo repetidor de datos, citas de códigos y referencias procesales las cuales redimensiona con un ejercicio de grandilocuencia. Tampoco es un estudioso o portador de una disciplina de penalista laborioso. Pérez, desesperado se limitaba a gritar ante la oralidad apasionada con poder argumentativo de Nakazaki. Libros, cerebro y ley.

Año 2024 y no tenemos ningún avance sobre los procesos, Jorge Barata salió ganando con sus propiedades, la movilidad de su fortuna y la constructora vendió la represa Chaglla y pagó S/610 millones de soles como reparación civil y en cómodas cuotas de 20 años. Nos dejaron sin nada y además nos denunciaron ante el CIADI por US$1.200 millones y tampoco tenemos sentenciados.  Lo más sorprendente fue la firma de un Acuerdo de Colaboración Eficaz que nadie sabe su contenido como si fuera el secreto mayor de un país que solo reclamaba justicia y transparencia.

Los funcionarios de la constructora ahora se desdicen o cambian sus versiones al gusto de sus intereses que obviamente fueron defendidos por el equipo de fiscales. Recuérdese esa frasecita repetida como mantra por los periodistas (o ese coro de abogados que defendían el papel de los fiscales como Omar Cairo y Luciano López) afines a Vela Barba de que Barata y sus cómplices   no podían mentir en amparo del acuerdo y por la férrea voluntad de unos fiscales a los cuales habían tratado como marionetas. No solo mintieron, sino que ahora se ríen en nuestra cara pelada.

Pérez se creyó su papel de superhéroe por encima del bien y del mal.  Fue tan cobarde que cuestionó el voto del magistrado del TC Carlos Ramos Núñez del 2019 cuando el colegiado ordenó la liberación de Keiko Fujimori expresando desde su pedantería: “Esta decisión del TC, como bien lo ha señalado el fiscal superior Rafael Vela Barba, es incongruente, contradictoria y sospechosamente tiene tintes políticos. Por lo tanto, podría ser fácilmente declarada nula si lo solicitan quienes se encuentran legitimados, y es inejecutable”. Jaime de Althaus opinó en el 2020 de las capacidades de negociación de estos fiscales “Si mandan a Vela y Domingo Pérez a negociar con Chile por Arica, vuelven sin Tacna…” Pérez nuevamente amenazó: “¿Cuál es el mensaje que nos está dando Jaime De Althaus con esos ataques a nuestro trabajo? Que no es una persona imparcial”. Nadie podía cuestionarlo.

Ante las declaraciones de Jaime Villanueva sobre la injerencia de Gorriti en su despacho niega tal confabulación y culpa por negligente al fiscal Reinaldo Abia por no preguntar correctamente acerca de que si cuando Villanueva afirmaban que Gorriti dirigía la investigación del Caso Cocteles no quería decir que lo hacía desde la oficina de Pérez. Luego remata: “¿Cuál es la relevancia penal que el señor Gorriti investigue la corrupción? ¿Cuál es la relevancia de que el periodista pueda comunicarse con los fiscales?“, (Entrevista con Jaime Chincha, Canal N,13/02/2024). Pérez se cree inteligente, se eleva en la sombra de sus naderías, se alucina un delicado sofista que maneja la sorna cruel y que todos los demás somos unos ignorantes que no sabemos distinguir un texto declarativo de un colaborador y culpa como siempre a la mafia, a la cual cobardemente no se atreve a señalarla con claridad  sino echarlos colgándose de  declaraciones de otros que le hacen la comparsa como José Ugaz o  Jorge Salas Arenas o desde sus aliados de poder como Gorriti y el IDL.

Sus lamentos de héroe caído, sus fantasmas, sus delirios de persecución y fracaso en el Equipo Especial Lava Jato no son más que la consecuencia triste de sus limitaciones.   Pero lo endiosaron y le prendieron velitas cuando era un ser humano apocado, un fanfarrón abusivo. Cuando naufraguen los casos que llevará a juicio oral con todo a su favor saldrá a llorar y culpar a sus fantasmas. 

Comentarios
Continue Reading

Opinión

Alerta epidemiológica en el Perú

Lee la columna de Raúl Allain

Avatar photo

Published

on

El Ministerio de Salud (Minsa), a través del Centro Nacional de Epidemiología y Control de Enfermedades (CDC), ha emitido una alerta epidemiológica (AE- CDC- Nº 03 – 2024) con el objetivo de sensibilizar al personal de salud de diversas instituciones frente al incremento de riesgos por golpe de calor en el Perú. Esta medida se extiende a los trabajadores de los establecimientos del Minsa, gobiernos regionales, EsSalud, Fuerzas Armadas, Policías y clínicas privadas.

Se declara “alerta epidemiológica por riesgo de presentación de trastornos de la regulación térmica corporal relacionada con las altas temperaturas ambientales en el país”, indicó un comunicado del MINSA. En la alerta, se pide garantizar la atención adecuada de los centros de salud, hospitales y clínicas de los síndromes febriles con énfasis en los niños, niñas, personas adulto-mayores y vulnerables.

El documento de la alerta epidemiológica recomienda garantizar la adecuada valoración clínica y atención oportuna de los síndromes febriles, con énfasis en grupos de riesgo (menores de 5 años, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, gestantes, entre otros), así como evaluar rápido al paciente con sospecha de golpe de calor, con el fin de diagnosticarlo precozmente y, además, brindar un tratamiento temprano y efectivo para minimizar las complicaciones.

Asimismo, mantener frescos y ventilados todos los ambientes de las Ipress, garantizar el abastecimiento de medicamentos e insumos médicos para la atención de pacientes con cuadros de golpe de calor y capacitar a su personal de salud en relación a la atención de pacientes con sospecha o golpe de calor.

El golpe de calor se define como la temperatura corporal por encima de los 39°C asociado a la alteración del sistema nervioso central en forma de estupor o coma debido al incremento de la temperatura en el ambiente. Entre los principales síntomas se presenta mareo, sudoración, enrojecimiento, sequedad de la piel, fiebre entre 39 a 41°C, aceleración del ritmo cardíaco con latido del corazón débil, dolor de cabeza y convulsiones.

En el Perú, en enero 2024, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) ha reportado incremento de temperaturas diurnas en la selva norte y centro con valores superiores a los 36°C e incremento de la temperatura en la sierra sur con valores hasta los 28 °C.

Actualmente, el país se encuentra en estado de alerta por ola de calor, en las principales ciudades de la costa y selva del país se vienen registrando temperaturas entre 30 a 35°C, con incremento de la radiación ultravioleta; considerándose de alto riesgo para la población por la presentación de cuadros de golpe de calor.

El documento también subraya la importancia de una evaluación clínica adecuada y una atención pronta ante los síntomas febriles, poniendo especial atención en los grupos de riesgo como son los menores de 5 años, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas y gestantes.

Se recomienda mantener adecuadamente frescos y ventilados los espacios de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (Ipress), asegurar el abastecimiento de los medicamentos e insumos médicos necesarios, y fortalecer la capacitación del personal de salud para una gestión efectiva. Los síntomas de golpes de calor incluyen mareos, sudoración excesiva, enrojecimiento y sequedad de la piel, fiebre alta, taquicardia, dolor de cabeza y convulsiones.

La alerta se da en un contexto donde el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) ha reportado un aumento de las temperaturas diurnas en diversas regiones del país, lo que ha llevado a declarar un estado de alerta por ola de calor. Las principales ciudades de la costa y la selva peruana experimentan temperaturas entre los 30 a 35°C, aumentando así el riesgo de golpes de calor entre la población.

Con el objetivo de brindar asistencia frente a la situación de golpe de calor, el Ministerio de Salud (Minsa) ha habilitado la línea gratuita 113.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

 

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending