Connect with us

Arte

Cultura sin respirador artificial

Christian Wiener Fresco

Published

on

Con la reciente emergencia se desnuda, una vez más, la enorme precariedad del sector cultura en nuestro país. Es cierto que la pandemia ha sido un tremendo golpe a los que trabajan en el área del arte, cultura y espectáculos a lo largo del mundo. La diferencia radica en cómo se viene abordando desde el sector público de cada país el apoyo y reimpulso a la actividad, donde el Perú se encuentra a la zaga, incluso en la región, por no decir inexistente.

La última cereza del pastel es la reciente revelación de las observaciones de la Contraloría General de la República al Ministerio de Cultura, en referencia al listado para el bono de apoyo a artistas y gestores culturales afectados por la pandemia, y que solicitan subsidios monetarios, dónde según el ente de control gubernamental: no se identificó que la Dirección General de Industrias Culturales y Artes, haya hecho uso de su sistema de información cultural o haya empleado el registro de personas naturales y jurídicas que administra y supervisa para verificar y filtrar la información recibida por los particulares.

Una acusación grave, porque con casi diez años de existencia, lo menos que se podía exigir al ente rector de la cultura en el país es que se contara con una base de datos confiable del sector a nivel nacional. Ahora se anuncia la creación de una Unidad de Estudios Económicos para llevar a cabo la tarea, pero independientemente de la nueva oficina, era obligación de las direcciones existentes el llevar adelante este recojo y renovación de información permanente en sus diversas áreas, establecida en el propio Reglamento de Organización y Funciones. Por lo demás, y gracias a la cooperación internacional, en el pasado se pudo sacar adelante importantes iniciativas informativas como el Atlas de Infraestructura y Patrimonio Cultural de las Américas, y la Plataforma de Información Estadística Infocultura.

Ahora se pide la cabeza de la ministra, como si un enésimo cambio de titular en el sector en lo que va de este gobierno, pudiera significar algo nuevo y mejor, y no más de lo mismo. Y no faltan, como siempre, los que claman por el cierre del Ministerio, olvidando lo que fue en su momento el maltratado Instituto Nacional de Cultura.

En realidad el problema de este Ministerio es estructural, y está más allá de las personas que estuvimos allí. Tiene un problema de origen, en las postrimerías del segundo gobierno de Alan García, creándose más por razones de figuración política del mandatario, que en respuesta a una política cultural organizada, que no existía. Por eso en la práctica fue un cambio de nombre y rango del INC, al que se agregó el viceministerio de interculturalidad, por la iniciativa de legisladores nacionalistas, aunque con el mismo presupuesto de la anterior entidad.

Para el Estado la cultura siguió siendo algo accesorio, dedicado a administrar el patrimonio y vivir del mismo, como lo reveló la propia ministra en referencia a los ingresos de Machu Picchu en su última intervención virtual con el Congreso, y tratar de gestionar actividades y concursos en diferentes sectores artísticos. Cualquier iniciativa chocaba con la invariable resistencia del MEF, uno de cuyos funcionarios mencionó alguna vez “que de cultura nadie se muere”. Pero también con la propia dinámica de un estado fraccionado, donde Promperú por ejemplo podía disponer ingentes cantidades de dinero para promover la marca Perú con artistas escogidos a dedo, saltándose por encima cualquier esfuerzo del Ministerio de Cultura por formalizar la relación del sector. Agréguese a lo anterior la situación de enorme precariedad de las direcciones culturales en las regiones, con la notoria excepción de la cusqueña, y la escasa o nula coordinación (cuando no rivalidad) con las oficinas y departamentos de cultura en los gobiernos regionales y municipales.

El Ministerio de Cultura debió ser el ente rector de la cultura a lo largo de todo el territorio, y no superponer funciones ni acciones, buscando optimizar y potenciar los escasos recursos disponibles, propiciando la participación más abierta de todos. Pero una cierta tendencia economicista, que se acentuó en los últimos años con todo el discurso marketero de la “economía naranja” promovido por el BID, privilegió la acción en las industrias culturales –como si ya estuvieran consolidadas en el país- centrándose en los intereses y necesidades de los productores, obviando a los otros actores y trabajadores del sector. Eso se evidencia en la negativa a abordar, e incluso disminuir, los derechos laborales de los trabajadores audiovisuales en la nueva Ley de Cine, y el abandono de las mejoras de la Ley del artista. No extraña por ende que después no se tenga la data de sectores invisibilizados, y se tenga que recurrir a una empresa para obtenerla, no obstante contar con un Registro Cinematográfico (así como lo había también de los Puntos de Cultura) desde antes de la creación del Ministerio. La cultura antes de ser empresas, logos y obras, son personas de carne y hueso que lo hacen posible, como esta pandemia lo demuestra.

Ministra de Cultura, Sonia Guillén.

No deja de ser llamativo que a pesar de haber incrementado su presupuesto en estos años, por ejemplo, la Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios (DAFO) del Ministerio no cuente a la fecha con una base de datos de todas las películas peruanas realizadas con o sin presupuesto público, con sus fichas técnicas y artísticas completas como las que se ponen a disposición, de acceso público, en otros países de la región. Tampoco que se pueda disponer de un archivo de películas nacionales para ponerlas en red, lo que fue evidenciado en la cuarentena. Tal vez eso explique la resistencia de tantos años al tema de la Cinemateca Peruana, porque siempre es más cómodo y seguro seguir administrado lo existente antes que arriesgarse a lo nuevo.   

El Ministerio de Cultura requiere un cambio radical. No es solo más presupuesto, que es necesario e imprescindible, sino un giro en sus planes y metodologías, en todas las áreas (para no hablar de lo que sucede en las de Patrimonio o Interculturalidad, cuya ausencia, más allá de lo retórico, sobre la situación de las comunidades indígenas en la selva es alarmante). Por supuesto que nadie esperaba un evento como el Covid19, sin embargo su capacidad de respuesta ha sido tan lenta, cuando no burocrática, que exasperó con justa razón a los desesperados artistas y gestores culturales, que empezaron levantando firmas y pedidos ante el silencio oficial. En estas circunstancias, la única garantía posible es la organización y agremiación, independiente y no sometida al Ministerio ni ninguna autoridad, para luchar y demandar por los derechos y reivindicaciones elementales en las leyes, como cualquier trabajador, más allá de la ayuda inmediata, que urge para los que no tienen ninguna seguridad de ingreso a fin de mes. 

Comentarios

Cultura

Estímulos Económicos: Dios lo cría y el Ministerio de Cultura los junta

Luis Felipe Alpaca

Published

on

Los Estímulos Económicos para la Cultura es una convocatoria nacional instituida hace algunos años en el Ministerio de Cultura para financiar a los artistas nacionales con sus proyectos personales en artes escénicas, artes visuales, musica, libro, fomento de la lectura, cinematografía y audiovisuales, con un monto de hasta S/. 75,000.00 (setenta y cinco mil y 00/100 Soles) para cada uno.

En ese sentido, el ministerio anualmente convoca a todos los gestores y artistas en su condición de personas naturales y jurídicas del sector cultural para postular a los estímulos económicos y este año 2020 se dio a través de 39 concursos para brindar los respectivos financiamientos.

A continuación algunos de los ganadores de esta convocatoria que residen en Lima.

Por ejemplo, el ganador de la región Lima con un estímulo de S/. 29,920 soles por su proyecto “¿A dónde fue?-Homenaje a Jorge Madueño”, es Augusto Enrique Madueño Poggi. Él es hermano del conocido músico Pelo Madueño y además es de la PUCP. No obstante, este joven músico es muy afortunado, porque también fue ganador en los estímulos de 2019 como persona jurídica con la firma Target MKT E.I.R.L como productor responsable en el Concurso Nacional de Pilotos de Serie con su proyecto “Alcanzando sueños” y recibió con su equipo la suma de S/. 69,920.58 soles.

Asimismo, Luis Alberto Alvarado Manrique también de la región Lima ganó S/. 30,000 soles con su proyecto “Cuatro Recopilaciones Históricas de Música Peruana”. El señor Alvarado Manrique también de la PUCP, además es dueño del sello discográfico y productora Buh Records. Y es otro gran suertudo, porque en 2018 también ganó S/. 30,000 mil soles por su proyecto “Colección Sonidos Esenciales”.

Otra de las ganadoras con los incentivos del Mincul es la conocida violinista Paula Cristina Sasaki Otani, que participó por la región Lima y ha ganado S/. 30,000 mil soles por su proyecto “Yaquilla: 10 años de cine Música para cine”. Pauchi, como se le conoce a la compositora, además de haber dado conciertos en Francia, Japón, Alemania, México y Estados Unidos, ha ganado varios premios por su música en diferentes cinematografías y también procede de la PUCP; incluso, su hermana María Ángela Sasaki Otani es docente en la PUCP, claro está, en una rama distinta.

Otro docente de la PUCP y que en su calidad de Jefe del Departamento Académico de Artes Escénicas de esa casa universitaria y que ha ganado el estímulo económico de S/. 30,000 soles participando por la región Lima: es Aurelio Efraín Tello Malpartida por su proyecto “Esfera Barroca. Música del barroco peruano”. Él es un musicólogo de amplísima trayectoria y nadie niega sus dotes artísticas y la calidad de su proyecto; sin embargo, a pesar que hay gran cantidad de músicos emergentes de otras regiones que requieren incentivos del Estado, el ministerio de Cultura premia y le otorga mayores incentivos a un director musical internacional que tiene un sinnúmero de premios internacionales.

Con respecto al caso de los dos primeros ganadores que mencionamos, Madueño Poggi y Alvarado Manrique… ellos repitieron el plato y ganaron los estímulos económicos dos veces. ¿Acaso no hay otros profesionales que merezcan el premio?

Se sabe que el Ministerio de Cultura es el reducto de la PUCP y de personajes como Richard Swing. Los hechos nos han permitido conocer que el Mincul estos años ha funcionado como la “caja chica” de un pequeño grupo de amigos que en el gobierno de Vizcarra ostentan cargos por dedocracia. Al principio pensábamos que quien había traído ese modus operandi de copar al Ministerio de Cultura de gente procedente de la Cato fue el exministro Lucho Peirano; no obstante, luego de algún tiempo todo siguió igual y con Diana Álvarez Calderón y Salvador del Solar a la cabeza de la cartera, el ministerio de Cultura se convirtió en La agencia de empleos de la Católica. Esperamos que esa “cultura meritocrática” no haya alcanzado también a los premios e incentivos del ministerio. 

El ministerio de Cultura está en crisis desde que fue concebido, pero actualmente con las denuncias contra el actual gobierno de Martín Vizcarra por sus oscuras contrataciones para favorecer a personajes como Richard Cisneros durante la gestión de cuatro ministros/as que salieron por la puerta falsa de ese portafolio, éste como institución del Poder Ejecutivo sigue cayendo en el ojo de la tormenta y a pesar de la cofradía cerrada que se ha formado en su predio de la avenida Javier Prado con su gentita nice que se acomoda entre ella, ya se requiere una poda exhaustiva de su staff general.

No obstante, con el actual ministro Alejandro Neyra no podemos vislumbrar alguna esperanza de que el statu quo en algún momento cambie en ese ministerio. Su blindaje a la viceministra Leslie Urteaga ha sido arduo, incluso minimizó los graves informes de Contraloría contra su Viceministra. La misma que sale bailando con Richard Swing en un video publicado por Lima Gris, luego de haber negado que lo conoce.

Pero al menos estaremos vigilantes cuando nos enteremos a quiénes se les brindará el apoyo económico de los 50 millones de soles que el Estado destinó (Decreto de Urgencia N° 058-2020) para mitigar la crisis económica originada por la pandemia, a los trabajadores del sector industrias culturales, las artes, y patrimonio inmaterial.

Por el momento, el Mincul con esta nueva convocatoria que por cierto tiene un proceso muy engorroso y obstruccionista, ya recibió dos mil solicitudes de exponentes de la cultura y cuyos plazos para las postulaciones de sus cuatro líneas de apoyo venció este 15 de septiembre. 

Estaremos atentos a que no se repita lo de Reactiva Perú, que de manera subalterna brindaron financiamientos a grandes empresas que seguían operando durante la cuarentena y que no requerían de dicha inyección económica por su condición de solventes.

Contamos con que esta nueva línea de apoyo del Ministerio de Cultura no se brinde exclusivamente a la argolla del grupito de amigos, que en su mayoría pertenece a la PUCP. Por nuestra fuente sabemos que no se viene nada bueno con el destino de los 50 millones. Un activo Santiago Alfaro para hasta altas horas de la noche enviando correos. Hablamos del mismo Santiago Alfaro que trabajó de Subgerente de Artes Escénicas e Industrias Culturales de la Municipalidad de Lima con Susana Villarán —hoy con arresto domiciliario—.

Dios lo cría y el Ministerio de Cultura los junta. Eso no es una buena señal.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Concurso de Cuento Infantil en Cusco

Redacción Lima Gris

Published

on

Andino Cusco International School, un colegio cusqueño con 20 años de historia, promueve la lectura y la escritura a través de esta iniciativa. El jurado está integrado por escritores de literatura infantil, periodistas y docentes. El concurso estará abierto hasta el 30 de septiembre.

Con motivo de sus 20 años de vida institucional, Andino Cusco Internacional School lanza el Concurso de Cuento Infantil: “Veinte años siendo agente de cambio para un mundo mejor”. Pueden participar familias, niños, jóvenes y adultos a nivel nacional, enviando sus propuestas al correo concursocuento@andinoschool.edu.pe hasta el miércoles 30 de septiembre.

Los participantes deben enviar un cuento infantil creado por ellos mismos, y/o una adaptación de un cuento ya existente, haciendo referencia al autor original. En ambos casos, podrán presentar la propuesta a través de medios creativos como narración, actuación, fotografía, animación digital, entre otros. Revisa las bases completas aquí: https://bit.ly/3hsDQlK

Tenemos 3 categorías:

✅ Categoría FAMILIA: Participan familias, con hijos hasta los 9 años.

✅ Categoría MENORES: Participan estudiantes entre 10 y 15 años.

✅ Categoría MAYORES: Participan jóvenes desde 16 años y adultos.

¿Qué debe incluir el cuento?

Los cuentos deben desarrollar tres atributos de la comunidad de aprendizaje del Bachillerato Internacional, organización a la que pertenece Andino School. Los cuentos deben reflejar que busquemos ser:

✅ Íntegros: Actuamos con integridad y honradez, con un profundo sentido de la equidad, la justicia y el respeto por la dignidad y los derechos de las personas.

✅ De mentalidad abierta: Desarrollamos una apreciación crítica de nuestras propias culturas e historias personales, así como los valores y tradiciones de los demás.

✅ Reflexivos: Trabajamos de manera autónoma y colaborativa para explorar nuevas ideas y estrategias innovadoras. Mostramos ingenio y resiliencia para afrontar cambios.

¿Quiénes integran el jurado?

El jurado está integrado un equipo de profesionales del mundo de las letras:

✅ Julio Cabrejos Arévalo: periodista de larga trayectoria y escritor de literatura infantil desde hace 15 años. Ha escrito los libros “Fer y Maru, detectives de mascotas” (2014); “Pequito, el aventurero” (2005); “Pequito y la huaca misteriosa” (2008); “Pequito y la maldición del pirata” (2010); y “Pequito y los niños perdidos” (2011).

Julio Cabrejos.

✅ Dora Ugarte Ubilluz: psicóloga graduada de la PUCP y la Universidad de Lovaina, Bélgica. En los últimos años incursionó en la Literatura y en el 2016 publicó “Mi Viaje y otros relatos”. Este año publicó el cuento ilustrado “Pichín”, en español y en quechua.

Dora Ugarte.

✅ Rosell Castañeda Gutierrez: Docente de Lengua y Literatura del Programa del Diploma del Bachillerato Internacional en Andino School. Ha sido activista político y gestor cultural. Actualmente impulsa un proyecto audiovisual, que conjuga su afición por las rutas de montaña con su proyecto de cantautor.

Rosell Castañeda.

¿Cuáles son los premios?

Por categoría se premiará con diferentes premios, entre ellos:

Los ganadores serán anunciados el 14 de octubre en el fanpage de Andino Cusco International School: https://www.facebook.com/andinoschool

¿En qué formato de deben enviar?

El cuento debe ser enviado en la versión que se prefiera:

  • Versión PDF, el cual debe incluir carátula, dibujos y texto.
  • Versión video, cuya duración mínima sea de 2 minutos y máxima de 10 minutos. Este video debe estar en extensión “.mp4”. El cuento puede ser actuado o narrado y/o editado a partir de imágenes, infografías, fotografías o puede ser animado de manera digital.

Los cuentos participantes podrán ser usados en las plataformas virtuales del Colegio y redes sociales (indicando la autoría del participante). Además de ser utilizados como material de lectura, de libre acceso, por estudiantes de Andino Cusco International School y otros centros educativos.

¿Quiénes somos?

Andino Cusco International School es un colegio cusqueño con 20 años de historia. Actualmente, ofrece dos programas de la reconocida Organización del Bachillerato Internacional: el Programa del Diploma y el Programa de la Escuela Primaria; ambos combinan una formación académica basada en la indagación y el desarrollo de habilidades para la vida.

Revisas las bases completas del concurso aquí: https://bit.ly/3hsDQlK

Comentarios
Continue Reading

Cine

Cine: La sola palabra – José Ruiz Rosas, de Karina Cáceres (2020)

Mario Castro Cobos

Published

on

El poema de Ruiz Rosas me recuerda algo que dijo el escritor holandés Harry Mulisch: “Escribo porque mis libros constituyen mi segundo cuerpo, que me sobrevivirá, y todas las otras consideraciones son secundarias”. Así, el poema es el objeto o el cuerpo mágico, el magnífico superviviente, que es también comparable con una casa (ya que el lenguaje es la casa del ser), y por eso las imágenes de los diferentes ambientes de la casa son tan sensibles.  

Ahora me pregunto qué clase de cuerpo, enmarañado o sutil, es una voz… Hablo de una voz, de una voz que me habla, ya sin cuerpo, ocupando, cierta e invisible, una casa… vacía… La voz llena la casa, pero no desaparece el vacío. La sola palabra de la sola voz se apodera casi ella sola de la casa toda, tan sola. El acompañamiento de la música es una punta sutil, entre la interrogación y el suspenso. 

La voz del poeta brota de la radio, y aún más; aunque cercana, viene desde otro lado, del-otro-lado, para unir los dos lados, separados o rotos, que resulta tan difícil (o simplemente imposible) unir. Es un hilo, un puente, un salto. Un corte. Un corte en el aire. -Y los planos son rectángulos de casa y aire-.

Las palabras están solas, en la casa, como la casa, y no lo están; necesitan de nosotros, y nosotros necesitamos de ellas; pero para que un poeta sea un poeta, y para que un poema sea un poema, las palabras deben estar solas… (como diría Martín Adán: escuchando su propia voz). Las imágenes son la casa, y la caja, para que la voz (con voz o sin voz) suene, suene y resuene.

La radio, las palabras del poeta, la casa, las palabras del poeta en una radio, de regreso en su casa, en la emisión radiofónica, el poeta cuerpo-ausente y voz-presente en la grabación, leyendo sus versos, y las imágenes de la casa, de la casa donde vivió el poeta y donde quizá nació el poema, construido, a su vez, como una casa. Las imágenes de la casa: la ausencia del poeta a la vez que su huella. La ausencia del poeta: la presencia de sus palabras, el triunfo pálido o rotundo del poema.

El corto no deja a las palabras solas, los ojos necesitan una casa. El oído lleno de la voz salta al ojo que busca la imagen que no está. Los planos son como fotos, es un espacio aplanado, son tajadas de espacio, el corto es una suerte de foto-poema. Los planos, cerrados, cercanos, como hojas sobre la que la voz imprime y traza sus signos sonoros.

Aquí la película:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La banda nacional Índigo presenta su nuevo sencillo “Bajo el sol”

La banda peruana presenta un nuevo adelanto del próximo disco que verá la luz a finales del 2020.

Renzo Lobato Parra

Published

on

En días de aislamiento social obligatorio por la pandemia del nuevo coronavirus, muchas veces nos sumergimos en sentimientos tenues de melancolía y soledad al no estar cerca de los nuestros. Precisamente, a partir de estas emociones, la banda peruana Índigo compuso “Bajo el sol”, una canción de reivindicación donde la melancolía se convierte en luz.

Manteniendo el estilo de sus recientes lanzamientos, Bajo el sol es una canción en clave dream pop donde las atmósferas etéreas y el constante coqueteo con la música electrónica son el principal atractivo. Ya desde esta nueva etapa en la que Darko Saric asume el liderazgo de la banda, Índigo ha sorprendido con canciones que apuestan por un sonido envolvente cuyo denominador común es el sentimiento de nostalgia.

La banda -actualmente integrada por Drea Sánchez, Jonatan Zuñiga y Darko Saric – decidió aprovechar la cuarentena para concentrarse en terminar el disco. Durante este periodo, Drea incursionó en la realización del concepto y dirección del videoclip Bajo el sol. En el videoclip se utiliza únicamente los filtros del Instagram como base artística-visual.

La grabación y mezcla de la canción fue hecha por la banda y la masterización estuvo a cargo de Carli Beguerie, importante ingeniero argentino que trabajó con bandas como Usted Señálemelo y Perras On The Beach.

Si te gustó “Bajo el sol”, puedes escuchar la discografía completa de Índigo aquí:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Una mirada a la obra de Ricardo Terrones

Redacción Lima Gris

Published

on

Escribe: Ximo Rochera

Homenaje a los muertos que cayeron luchando por la libertad
en medio de un bosque de zarzamoras, mientras por delante
van unos niños memorizando estas palabras y pueblos
y comarcas                              
han dejado de ser benditos y han sido saqueados, arrasados
torturados.

Ave Soul, Jorge Pimentel, Ediciones Sin Fin, Barcelona, 2013

Adentrarse en la obra de Ricardo Terrones (Chepén, Perú, 1976) es como hacer un viaje en el tiempo, dar un salto cósmico, observar cómo sus dos galaxias interactúan dando lugar a una propia en la que millones de estrellas de colorido diverso impregnan las telas simbolizando un aullido pretérito: montañas, animales, cuerpos, cuernos, cabezas, picos, esqueletos…

Existe una dualidad de contrastes patente en toda su obra. La naturaleza frente a la fauna contemporánea, su iconografía mitológica con estética precolombina frente a la conciencia social, el fuerte cromatismo frente a la ausencia de color. Esas dos galaxias de Ricardo Terrones colisionando en cada uno de los trazos precisos que caracterizan sus lienzos.

La naturaleza ontológica de su obra es una representación de la necesidad del autor de contactar con la esencia del ser humano y de su condición en equilibrio con el medio que lo rodea, con la historia, con la creación y también con el origen de la destrucción.

Los personajes de Terrones están, en ocasiones, amontonados, como escapando de un poema que los retine o atenaza, lanzando un grito, o un aullido ginsberiano que quiere ser escuchado por aquellos que lo observan. Se trata de una obra, y unos personajes, pues, que atrapan al observador y le obligan a empatizar con el universo del autor, a observar a través del telescopio de Ricardo Terrones esas galaxias eternamente confrontadas en pre-colisión. En ocasiones, esos personajes, se encuentran rodeados por un aura cromática que los protege a la vez que hace la función de celda bourgeoisiana. Figuras humanas dentro de animales o sometidas a las fuerzas de la naturaleza. Un equilibrio de los ecosistemas que hoy en día parece quebrado. De ahí que la obra de Ricardo Terrones sea un grito, una queja, que muestra el convencimiento y el compromiso que tiene el artista con lo que hace. Una forma de vida. Una manera de estar en el mundo, un respeto a los antepasados, a lo indígena y a la madre Tierra. En cierta medida, como en el muralismo mexicano, en la obra de Terrones los personajes se agolpan y amontonan realizando una queja hacia arriba, quiza una queja que tiene la pretensión de ser escuchada por alguien. O por todo el mundo.

De la misma forma, en la obra de Terrones se acierta a observar la conexión uterina del autor con lo primigenio, con la esencia del hombre, con la madre y la maternidad, con el planeta y aquello que nos provee, con la tierra, la orografía andina y la naturaleza. Todo esto forma parte de la educación del autor en Chepen, su tierra natal.  Forma parte de él y también de su obra. La composición de sus obras recuerda a las de Gerardo Chávez con multitud de personajes representando un todo y el cromatismo de Tilsa Tsuchiya o Fernando de Szyszlo. Nuevamente una galaxia propia con diferentes constelaciones polarizadas por un tamiz particular.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

“Libro abierto” de Gustavo Abanto y La Zafra, una historia de amor a distancia

Renzo Lobato Parra

Published

on

Cuando hay amor, la distancia resulta ser un problema menor. Ese sentimiento esperanzador que provoca el amor cuando se enfrenta a grandes distancias inspiró al cantautor peruano Gustavo Abanto, actualmente radicado en la ciudad de París, Francia, a componer su nuevo sencillo “Libro abierto”, un nuevo adelanto del disco que pronto verá la luz.

“Libro abierto” habla sobre dar un salto de fe y abrir el corazón de par en par como un libro abierto. La canción es un diálogo entre dos amantes que a pesar de la distancia se prometen el uno al otro escribir su historia de amor página a página en el libro abierto de la vida. Fue escrita en Lima durante un periodo de dudas sobre cómo manejar una relación a distancia.

Gustavo Abanto, quien inició su travesía musical en Perú liderando la agrupación de música fusión La Zafra, inicia una nueva etapa sonora como solista desde la ciudad de París en Francia donde reinterpreta la música tradicional peruana desde una visión contemporánea. Para Gustavo, esta single marca el inicio de una exploración musical hacia sus raíces más profundas.

Ya puedes escucharla en las principales plataformas de streaming.

Un par de datos:

La zafra es el proceso que realizaban los esclavos africanos en América para cosechar la caña de azúcar; para ello, normalmente tenían que realizar un largo viaje.

-Para Gustavo Abanto, La Zafra representa eso: Cosecha y Viaje. Y fue así como se tituló su EP debut publicado en 2015.

Escucha aquí toda su música:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La novela de lo culies

En 1872, se empezó a editar por entregas, la novela NURERDIN KAN, en el semanario “El Correo del Perú.” Su autor era el periodista e intelectual Trinidad Manuel Pérez quién lo había fundado un año antes.

María Luz Crevoisier

Published

on

Como el tema resultaba polémico, muchos suscriptores enviaron cartas de protesta, pues hería sus intereses y Trinidad Manuel, debió suspender las publicaciones  guardando seguramente el original con el resto de la trama.

Esta novela fragmentada, hubiera pasado desapercibida si por esa suerte de albures, no hubiera despertado el interés del  investigador Johnny Zevallos Estupiñán, egresado de la especialidad de Literatura de San Marcos. Su tesis de Licenciatura fue sobre Nurerdin Kan.

Datos históricos

Después de declarada la Independencia del Perú en 1821, el general José de San Martín, abolió la esclavitud de vientre, es decir que a partir de esa fecha, nadie nacía esclavo en el Perú. Sin embargo, el decreto no fue respetado y la esclavitud siguió hasta que el Presidente Ramón Castilla el 3 de diciembre de 1854, decretó el fin del comercio inocuo de los africanos. Para reemplazar la mano de obra, en 1849 se realizó un acuerdo con el gobierno de China,  permitiendo la emigración de trabajadores del sur de ese país  (especialmente cantoneses) para que mediante un contrato de enganche, laboraran en las haciendas, islas guaneras y en la construcción de las líneas férreas. Los contratos obligaban a aquellos hombres a permanecer ocho, diez o más años, al servicio de sus patrones, en condiciones las más de las veces, inhumanas.

En 1874, se firmó entre Perú y China, el Tratado de Comercio, Navegación y Amistad para suspender este tipo de contratos, pero permitiendo la inmigración voluntaria. Los viajeros se establecieron en la calle limeña denominada Capón, abriendo novedosos negocios de seda, porcelanas y sus típicos restaurantes ofreciendo una selecta variedad de platos que han enriquecido la gastronomía nacional.

Y la novela

Nurerdin Kan, es el nombre de aquél Príncipe indú, que viajó junto los cantoneses en el bergantín “Doria” y les sirvió de guía y protección. Una de las incidencias subrayadas por el autor en aquél viaje, fueron los amagos de rebelión de los chinos, por las malas condiciones. Llegados al puerto del Callao, debieron sufrir los insultos de los mataperros y el asalto de malhechores. Una vez instalados en la hacienda norteña “Las palmas” del español Rodrigo Trueba, inician sus penosas labores.

El escritor huachano Johnny Zevallos, presentó recientemente esta novela en el marco virtual de la FIL 20. Y es él quién nos muestra los alcances de la edición y  brinda datos importantes sobre su autor que fue dejado en el olvido, seguramente porque mostró una de las grandes taras del país: la trata de personas.

He aquí la entrevista:

1.- ¿Cómo consiguió esa joya literaria, porque, por el resumen que me pasó, capto que se trata de una excelente novela?

Todo comenzó cuando llevé el curso de Literatura Peruana del Siglo XIX en la Universidad de San Marcos con el profesor Marcel Velázquez en 2002, quien me encomendó realizar una investigación sobre revistas limeñas decimonónicas. El espacio ideal para realizar esa indagación fue la Biblioteca Nacional. Estuve revisando varias publicaciones y cuando llegué al semanario “El Correo del Perú”, que se publicó entre 1871 y 1878, descubrí esa novela, pero al principio no le presté mucha atención. Pasados algunos años recordé el semanario y la novela “Nurerdín-Kan”, y volví a ella. Lo que encontré fue algo fascinante, pues se trataba de un documento de ficción que retrataba la inmigración china al Perú cuando todavía estaba vigente el tráfico de culíes. Decidí entonces investigar sobre el tema y se convirtió en mi tesis de licenciatura. Algo que me sorprendió mucho es que no hubiera ninguna indagación, desde el ámbito literario, sobre la migración asiática a nuestro país.

2.- ¿Quién fue este Trinidad Manuel Pérez? ¿Era de Lima? ¿Ejerció el periodismo solo en el semanario, que fundó en 1871? ¿Se sabe de otros medios en donde ejerció el oficio?

Trinidad Manuel Pérez fue un dramaturgo trujillano, que perteneció a la Bohemia, agrupación del gran tradicionista Ricardo Palma. Escribió dos dramas de corte social como son “El emigrado español” y “La industria y el poder”. Es importante mencionar que Pérez formó parte de la Sociedad de Artesanos de Lima y Callao; quizá ello habría sido un punto interesante para señalar su inclinación por los sectores populares. Lamentablemente, no tenemos muchos datos sobre Trinidad Manuel, a excepción de lo que nos legó Palma en “La bohemia de mi tiempo”. Sin embargo, es importante indicar que “El Correo del Perú” marcó un antes y un después en el periodismo nacional, pues fue el primer periódico gráfico peruano. Registró por primera vez grabados en muchas de sus páginas y ello se debió a que Pérez viajó a Europa e importó la maquinaria de prensa más moderna de su tiempo.

3.- La historia debe estar registrada antes de 1872 naturalmente, dado que la venida de los chinos fue a partir de 1849 en pleno gobierno de Ramón Castilla. ¿Se especifica la fecha?

En efecto, la historia de la novela transcurre en 1860 cuando el hacendado español Rodrigo Trueba decide adquirir culíes para “Las Palmas”, latifundio de su propiedad. Sin embargo, el relato no empieza allí, sino con el arribo del príncipe indio Nurerdin-Kan desde el puerto de Macao en el barco chinero “Doria” hacia el Callao. Es interesante remarcar ello, porque la narración se produce entonces en dos espacios distintos y la voz del narrador une ambos espacios a manera de vasos comunicantes. Se trata sin duda de una proeza literaria para la época en que se escribió. Ahora, es cierto, los culíes llegaron por primera vez al Perú en 1849 por insistencia de los terratenientes Domingo Elías y Juan Rodríguez.

4.-Si en 1874 se suprimió este tipo de trabajo bajo contrato, que resultó ser una nueva esclavitud, ¿cómo es que en la Guerra del 79 muchos se alistaran en el ejército chileno?

Esa es una buena pregunta. Algunos historiadores sostienen que el maltrato que recibieron en las haciendas, y sabiendo eso los soldados chilenos, parece que los liberaron de esa opresión (ya que se seguía practicando clandestinamente) y los enrolaron en sus filas. Claro está, no todos los culíes o excluíes lo hicieron. Hay algunos estudios sobre ese tema como los de Humberto Rodrígez Pastor o Richard Chuhue. Es un tema verdaderamente apasionante cómo es que se produjo este episodio en nuestra historia y ahora también en la literatura.

5.- ¿El texto que tiene es completo o solo llega hasta cuando a los chinos los llevan a la hacienda del norte? ¿Qué criterios primaron para que no se continuara editando la novela? Imagino que muchos hacendados enviaron cartas al semanario para que su director dejara de editarlo.

La única publicación que existía de esta novela es la de “El Correo del Perú” y la narración se interrumpe cuando los culíes llegan a Las Palmas, hacienda de Rodrigo Trueba. Algunos terratenientes enviaron misivas al semanario indicando que no era cierto lo del maltrato a los culíes; sostenía que, por el contrario, a los chinos se les trataba bien en el Perú, lo cual la historia ha desmentido evidentemente. Ahora, creo yo que esa es la verdadera razón de por qué no se continuó con la novela e, incluso, apareciera sin firma. Alberto Tauro fue el primero en sostener que el autor de esta era el mismo director del semanario; sin embargo, no explica por qué. Esto me apasionó más todavía y me hizo ver que era necesario encontrar las razones de por qué Pérez era el autor y lo hice. Tauro dice que la falta de imaginación sería el motivo de por qué no siguió publicándola. Con el descubrimiento de esas cartas se demuestra que no es así.

Trinidad Manuel Perez.

6.- ¿Se sabe si existen otros textos similares a esta novela?

En el siglo XIX se publicó un drama titulado “El santo de Panchita” de Manuel Ascensio Segura, donde se menciona a lo chino como demoníaco, mientras que Juan de Arona recoge algunos poemas satíricos sobre los culíes. Ya en el siglo XX, José Santos Chocano cuenta con poemas satíricos también. Pero quizá quien sí continuó con una conciencia más clara sobre la inmigración fue el escritor chino-peruano Siu Kam Wen en su conjunto de relatos “El tramo final”. Digamos que el diplomático Fernando de Trazegnies ha recogido las peripecias de los culíes siguiendo una trama similar a la de “Nurerdin-Kan” en el primer volumen de “En el país de las colinas de arena”.

7.- Hay personajes relevantes que son los que manejan la trama como los hacendados. Pero ¿el príncipe indio es el contratista o solo es responsable de trasladar a los chinos? Por otra parte, Rosa Trueba, la joven lectora, es un ejemplo que ya lo toman en cuenta doña Clorinda y Mercedes Cabello. ¿Entre los chinos no hay personajes importantes?

El príncipe indio Nurerdin-Kan intenta escapar de su destino ante la muerte de su amada Ofelia, quien aparentemente es una joven europea, pues el protagonista advierte un parecido de ella con la rubia Rosa Trueba. Él se embarca en el “Doria”, el bergantín que traslada a los chinos, y en un principio es confundido con un culí, pero de inmediato los consignatarios se percatan de que es distinto. Procura defender a los asiáticos en todo momento y los protege de los maltratos. Ahora, me llamó la atención el papel de Rosa como joven lectora y apasionada de las novelas románticas francesas; incluso, discute sus lecturas con el hacendado inglés Mr. Hudson, quien la pretende. Además, se presenta como lectora de los testimonios de los viajeros europeos del siglo XIX al arribar a Oriente. Es probable que esta novela haya influenciado a Clorinda Matto o a Mercedes Cabello, pues ambas fueron colaboradoras de “El Correo del Perú”. En cuanto a los chinos, sí hay algunos personajes importantes como Asén y Aloe se rebelan en el barco y en el camino a la hacienda. Achón fallece en la travesía debido a las terribles condiciones del viaje. Es interesante que Pérez registrara el nombre de algunos chinos, pues de acuerdo con los registros ellos decían llamarse A Sen o A Chon, pues el prefijo A significaba señor. Todo esto nos indica el error que cometían los consignatorios de los nombres asiáticos.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Francia, la Copa del Mundo y la implantación colonial

El fútbol es el espacio de los encuentros y desencuentros, de los dominados y dominadores, del placer y del dolor, de la benevolencia y de la más terrible venganza. El fútbol es como la poesía, un hermoso centauro que une la facultad pensante y racional con lo sensitivo y energizante (Ezra Pound, dixit).

Joe Guzmán

Published

on

El fútbol va mucho más allá de un grupo de personas que corre tras una pelota. En él también hay una evocación al pasado y una reivindicación social y colectiva. Ver a Maradona metiéndole dos goles a Inglaterra en una Copa del Mundo, cuatro años después de la guerra de las Malvinas, no solo te hace disfrutar, sino que te ayuda a reflexionar en la importancia que tiene el fútbol en el imaginario colectivo, en la acumulación de recuerdos alegres y dolorosos que forman parte de la vida misma.  

El fútbol es cultura. Entendamos por esta al conjunto de ideas, tradiciones, realizaciones y características de un pueblo, que constituyen el progreso de las conductas humanas en los distintos campos. Uno de estos es el del deporte, en este caso el fútbol, considerado como una manifestación cultural, pues constituye uno de los tantos mecanismos que permiten la socialización de las personas. En este campo no solo el desarrollo de la actividad física es determinante, sino también la forma que tienen los integrantes de un equipo en establecer una idiosincrasia de juego y de identidad, a ello se le suma el conjunto de saberes tácticos que emplean, un modelo de conductas que debería guiarse por los valores y lo ético (digo debería porque en muchas ocasiones no es así, ya que la picardía y la viveza muchas veces tienen una mayor trascendencia). En el fútbol, el sujeto individual se construye en relación con los demás sujetos, hasta alcanzar la unidad colectiva.

Ya Jorge Valdano, campeón mundial con Argentina, menciona que en el fútbol podemos encontrar dos rituales: “el de identidad y el de la imaginación del mundo”. La razón y la fantasía. La lógica y el azar. El talento y la constancia. La justicia y la injusticia. Esto es lo hermoso del fútbol, porque a pesar de que sea una construcción social histórica, los resultados, en algunas ocasiones, van a estar condicionados por situaciones fortuitas.

He colocado el campo del deporte (el del fútbol para ser más exactos) en el plano de lo cultural. Es preciso señalar que toda sociedad gira en torno a tres ejes esenciales: lo político, lo económico y lo cultural, por lo tanto, el fútbol va a adquirir una función importante en la relación que tenga con los dos ejes ya mencionados. Referente a lo económico, somos testigos de cuánto millones de dinero se mueve en el mundo del fútbol en la actualidad, lo cual en algunos casos le da un rasgo de superficialidad y termina desgastando el talento de un futbolista.

Gianni Infantino, Presidente de la FIFA.

Respecto a lo político es un tema muy significativo e interesante, pues el fútbol no solo se debe delimitar al resultado final de un partido o a una copa levantada, sino que se debe tener en consideración los distintos elementos o fenómenos sociales productos de los intereses de poder que una nación puede tener.

En este caso lo que vamos a desarrollar será el del colonialismo como factor determinante en la obtención de la Copa Mundial por Francia en el 2018, pues la inmigración y el pasado colonial hicieron de ese país una muestra de diversidad étnica en la que sobresale grandemente lo africano. La subordinación de la raza blanca en la selección francesa captó mucho la atención de los hinchas y de los periodistas. 

Para poder consolidar este planteamiento vamos a describir cierto recorrido histórico sobre el colonialismo en África, para finalmente mencionar el número considerable de futbolistas franceses que tienen un origen africano. Ryszard Kapuściński menciona que el Siglo XX ha sido extremadamente fascinante y desastroso, la enmarcan la Primera y Segunda guerras mundiales, las dictaduras, los regímenes totalitarios, el fascismo y la colonización y descolonización del continente africana. Sobre esto último agrega que el conflicto social y racial es una de las heridas más grandes de África.

Sobre la colonialidad del poder, en el contexto que estamos situándonos, se puede mencionar que la noción de la raza instaura la hegemonía del blanco europeo y la marginación de aquellos que no lo son. Asimismo, la condición colonial va a denigrar y negar la identidad del colonizado, esto se efectuará desde distintas perspectivas: el lenguaje, la religión, etc.

El recorrido histórico del continente africano no puede llegar a comprenderse en su totalidad sin analizar el periodo de dominación colonial europea. La distinta cosmovisión de la realidad, las dinámicas sociales que van a imponer las potencias europeas van a marcar y tergiversar la idiosincrasia de África.

Los estudiosos Cooper y Burbank, en su libro “Imperios, una nueva visión de la historia universal”, señalan que el proceso colonizador hacia el continente africano se dio mediante los desarrollos tecnológicos que sirvieron como elementos de dominación (barco de vapor, el telégrafo, la ametralladora, etc.). También afirman que el motivo principal de las potencias europeas en colonizar África fue alcanzar el poder imperial dentro de la propia Europa. Respecto a lo primero, coindice con Fanon “la esclavitud de África se desarrolla mediante el florecimiento del capitalismo europeo”.

En el siglo XIX, Francia, Alemania y Gran Bretaña entraron en competencia para ver quien se consolidaba al convertir su estado nación en imperio. Algunos historiadores coinciden en que Francia buscó colonizar el continente africano por el simple hecho de solo competir con Gran Bretaña. En 1844 fundó el Gran Bassam , ciudad de Costa de Marfil (fue la capital de la colonia francesa), Abisinia o Etiopía, situado en el Cuerno de África, y Gabón, situado en la costa oeste de África central. Así fueron buscando aglomerar más territorios africanos a su dominación: Congo, Costa de Marfil, Argelia, Túnez, etc.). En el siglo XX organizará dos grandes federaciones: África francesa del Oeste y África ecuatorial francesa. Tuvieron entre sus colonias a Mauriania, Senegal, Sudán, Costa de Marfil,Guinea, Nigeria, Congo, Gabón, entre otros.

Caricatura francesa de Bismarck. Conferencia sobre el Congo en 1884 .

Pero el proceso de colonización no fue pasiva, sino que también hubo casos de resistencia y lucha armada por parte de los africanos. Para ello colocaré dos citas de Ryszard Kapuściński:

  • “Argelia es el país donde la lucha fue más enconada y larga, pero también en otros muchos lugares fueron necesarias guerras sangrientas”.
  • “El conflicto social y racial fue profundísimo, y es una de las heridas más grandes de África”.

La segunda mitad del siglo XX estuvo determinada por el proceso de descolonización. En 1960 diecisiete países africanos, en su gran mayoría excolonias francesas, obtuvieron la libertad. Este conflicto de dominación entre Francia y algunos países africanos permitió que se desarrolle un tipo de colonia llamado “Implantación”, ya que existe una penetración cultural y étnica, pero sin homogeneizar el tejido cultural y social (nuestro país pasó por lo mismo a manos de los españoles), alcanzando una mezcla racial. Este tipo de colonia se diferencia de la de “trasplantación” (aniquilación e imposición de lo homogéneo) y de la de “superposición” (no existe una penetración cultural intensa)

Ahora, volviendo al fútbol, a sabiendas de todo lo expuesto anteriormente, podemos afirmar que tanto el proceso de dominación colonial y la fusión racial entre Francia y algunos países africanos permitió que aquel desarrolle una capacidad futbolística más completa, lo cual hizo que consiguiese su segunda copa mundial. Hay que tener en cuenta que la primera la consiguió de local, algo que quizás le resta un poco de mérito a la segunda copa ganada en tierras rusas. La pregunta que cabe formularse sería por qué los franceses no consiguieron mucho antes una plenitud futbolística debido a la colonización. La respuesta sería que quizás los prejuicios europeos no permitieron una identidad heterogénea de razas, ya que consideraban a la africana como “inferior”.

Vamos haciendo una diferencia entre las dos selecciones francesas que ganaron la Copa del Mundo.

De los 22 jugadores que formaron parte de la lista de Francia en el Mundial de Fútbol FIFA 1998, solo tres poseen una descendencia africana. Estos son: Zinedine Zidane (de ascendencia argelina), Marcel Desailly (nacido en Ghana) y Vieira (nacido en Senegal). Es importante saber que otros pocos jugadores tienen sus orígenes en las antillas francesas.

Selección francesa 2018.

De los 23 jugadores que formaron parte de la lista de Francia en el Mundial de Fútbol FIFA 2018, organizado en Rusia, solo cuatro tienen padre y madre nacidos en Francia continental. Estos son: Lloris, Pavard, Thauvin y Giroud. Solo dos provienen de ascendencia de las Antillas francesas: Varane y Lemar. Lo trascendental es que 13 jugadores provienen de una descendencia africana, ya sea porque ambos padres son africanos o solamente uno de ellos. Estos son: la estrella juvenil Kylian Mbappé, Pogba, Rami, Dembelé, Fekir, Kanté, Mendy, Matuidi, Nzonzi, Tolisso, Mandanda (nacido en Congo) y Umtiti (nacido en Camerún).  Los demás jugadores que completan la lista tienen su descendencia en otros países europeos y asiáticos.

Es innegable que a la gran exquisitez del manejo de balón que caracterizó al fútbol francés, se sumó la resistencia, el biotipo y la potencia africana, formando una gran selección cuyo mérito sobresaliente es el equilibrio entre estos dos aspectos. Enorme mérito del director técnico y del trabajo de menores que tiene la Federación Francesa de Fútbol.

Podemos concluir entonces que Francia posee una cultura interrelacionada, híbrida y heterogénea, la cual permitió que se potencie futbolísticamente a nivel mundial. Lo curioso es que no puedo dejar de pensar en cuántas copas mundiales habrían ganado los países africanos si no se hubiera dado una implantación colonial en su contexto geográfico. A ello hay que sumarle que la selección francesa no es la única que posee jugadores con descendencia africana, otro claro ejemplo es la selección belga, solo 12 de los 23 jugadores son de padre y madre belgas, ocho son de origen africano, 2 de otros países europeos y uno de América.

El fútbol no solo es diversión, sentimientos y táctica, también es un espacio de confrontación histórica y política. Si Michel Platiní mencionaba que “un equipo de fútbol representa una manera de ser, una cultura”, a ello podríamos añadir que, en algunas ocasiones, una selección de fútbol también representa dominación, intereses y poder. Detalles que van más allá de lo deportivo. 

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending