Connect with us

Cultura

Carlos Revilla, falleció el pintor francés afincado en Perú

A los 81 años el artista de padre arequipeño y madre francesa dejó de existir. Aquí rememoramos una entrevista exclusiva con Carlos Revilla.

Published

on

El artista Carlos Revilla nació en Clermont-Ferrand, la zona volcánica de Francia por excelencia. Hijo de padre arequipeño y de madre francesa; su temprana formación académica en la escuela de Artes de Ámsterdam le permitió adquirir gran destreza en las artes plásticas; luego arribó al Perú, y las puertas del circuito artístico local se abrieron con beneplácito ante su arte neofigurativo, que además tuvo grandes visos de surrealismo, y que luego derivaron a lo que él mismo denominó realismo mágico.

Revilla pintó durante 66 años pintando ininterrumpidamente, acababa de cumplir 81 años, y lo celebró en compañía de su eterna musa; aunque parezca increíble él la pintó siempre, y sin conocerla. Aquella musa es Jeanette Revilla, y fue su compañera por 36 años.

Ante la muerte de Carlos Revilla, rememoramos una entrevista donde nos habló de sus vocaciones artísticas, y su largo trajinar entre Europa y Latinoamérica; de política; de las galerías peruanas; de su amistad con Salvador Dalí; de los paisajes del desierto, las mujeres desnudas, y los monos; todos ellos, elementos fundamentales dentro de sus composiciones pictóricas.

Carlos, tú naciste en Francia en plena segunda guerra mundial

CR: Nací en 1940 cuando las tropas alemanas estaban ingresando a Francia. Tengo algunas visiones de ello, porque yo jugaba fuera de casa en el jardín, y como no tenía juguetes solo jugaba con agua, botellas, y vasos. También veía pasar las tropas alemanas y veía aviones que pasaban volando cerca a nuestra casa. Son recuerdos muy fuertes.

¿Y qué pasó luego?

CR: A mi padre lo trasladaron a Argentina y yo me quedé algunos años porque no teníamos medio de transporte para viajar. Solo había un barco de la Cruz Roja pero estaba lleno de gente y tuvimos que esperar un tiempo para conseguir pasajes. Por eso tuvimos que quedarnos dos años más en Francia, antes de llegar a Buenos Aires.

¿En tu adolescencia tuviste alguna experiencia gráfica o de lectura que te haya impactado?

CR: Por supuesto: La Divina Comedia de Dante. Ahí fue la primera vez que vi al surrealismo. Yo vi el infierno, y fue algo que me impresionó… hasta ahora. Las primeras impresiones que vives de chico te quedan para toda la vida, y son las que te forman el espíritu. Mi amigo Jorge Piqueras me dijo un día: “Si yo hubiera vivido en un mundo de geometría, hubiera sido un pintor geométrico”.

De niño dibujabas, pero cuando fuiste más grande ¿ya tenías la idea de seguir la carrera de arte?

CR: Sí, y no; porque aún no pensaba que se podía hacer una profesión del artista. Porque los artistas eran pobres en esa época, por lo menos los que conocíamos.

¿Tu padre fue severo con tu vocación artística?

CR: Sí, claro; como todos los padres que prefieren que los hijos estudien otra cosa.

JR: Su padre era diplomático, y le hubiera gustado que su hijo sea diplomático; por eso Carlos tuvo que engañarlo al principio, y le hizo creer estudiaría letras; y en realidad estudió arte en Ámsterdam porque era lo que le apasionaba. Él lo descubrió en Brasil con su padre, cuando hicieron una visita al taller del pintor Cándido Portinari.

Obra de Revilla.

¿Qué te pareció el nivel de la escuela de Bellas Artes en Holanda?

CR: Es excelente. Para ingresar tenías que dar un examen, y hacer unos dibujos; luego se reunía un jurado y te aceptaban, o no; según la calidad de tus dibujos.

¿Qué recuerdos sobre tu madre?

CR: La verdad, que no viví mucho tiempo con mi madre porque me fui de casa a los 18 años; y no volví hasta los años 60, época que mi madre ya estaba en Perú. Pero tengo muy buenos recuerdos de ella; era muy buena, y guapa. Ella siempre apoyaba mis tendencias artísticas, y escondía mis cuadros debajo de mi cama para que no los vea mi padre.

JR: Ellos tenían un piano, y Carlos lo tocaba muy bien. Tenía una tendencia artística para lo plástico y lo musical, pero, cuando su padre daba su siesta, le molestaba que el niño Carlos toque el piano; y un día, cuando estaban asignados a Rio de Janeiro, Carlos llegó del colegio y vio que se estaban llevando el piano de la casa. Yo creo que eso fue determinante para que él empiece a pintar.

CR: Es que la pintura no hacía ruido; y por eso no se iban a dar cuenta cuando estaba pintando.

Tenías tu vocación musical

CR: Sí, pero creo que hubiera sido un pianista bastante mediocre, quizás hubiera terminado tocando en los hoteles.

Te formaste en la escuela europea, y todavía no conocías el arte que se hacía en Perú ¿Dónde viste por primera vez algo de nuestro arte?

CR: Fue gracias a una profesora que me daba clases de dibujo. Ella tenía una colección de arte peruano; tenía huacos, cerámicas, cuchimilcos, telas, y plumas. Esa fue la primera vez que vi objetos artísticos peruanos. Me encantó el mundo mágico que tenemos aquí, y comencé a leer literatura latinoamericana. Entonces, yo leía en francés; fue mi primer idioma porque mi madre era francesa; pero cuando llegamos a Argentina yo aprendí español.

¿Cuándo viniste a Perú?

CR: En el año 1960 exactamente, y estuve hasta el año 1962, e hice retratos, porque era la única forma de sobrevivir y ganar un poco de dinero.

¿Era molesto pintar rostros a pedido?

CR: No. Lo pasaba bien, porque conocía gente simpática y agradable a los que les gustaba mi dibujo; y bueno, pagaban bien.

¿El mercado del arte en Perú aún no es vasto?

CR: Yo diría que ha comenzado. Actualmente hay muchos pintores, y muchas galerías. Cuando yo vine en el año 60 apenas había dos galerías.

JR: Es que en esa época la gente tenía tendencia de tener pintura cusqueña, indigenista, y colonial, y no coleccionaban mucho. El sentido del coleccionismo del arte contemporáneo ha ido in crescendo en los últimos años.

CR: Ha crecido rápidamente; lo que sucede es que la calidad de los artistas actualmente es muy mediocre; ha bajado mucho… es como un vacío, y no trasmiten nada.

Hay un cambio radical de las tendencias en el arte. Incluso la pintura ha pasado a ser algo antiguo. Y desde hace mucho en las bienales internacionales abundan las instalaciones de cientos de metros de perímetro. ¿Qué opinas de las instalaciones?

CR: Exacto. Esas instalaciones de ladrillos las vi por primera vez en el año 1960, cuando vivía en Europa. Y mi opinión: depende, hay buenas y hay malas. Hay algunas que son bastante interesantes, pero no dejan de ser instalaciones para decoración de tiendas, o cosas por el estilo.

En Perú hay un grupo de artistas que tienen fama y que venden mucho en Europa ¿Es cierto eso?

CR: Los peruanos que vendían mucho en Paris fueron Leoncio Villanueva y Gerardo Chávez. Pero con respecto a otros pintores peruanos, creo que son más conocidos en el continente americano; sobre todo en Estados Unidos. En Miami por ejemplo, donde se tienen los mejores contactos, porque allí hay más sudamericanos. Yo empecé a exponer en Europa, porque vivía allá. Lo que pasa es que yo tenía una galería muy buena, y muy seria en París.

¿Hay algún artista peruano que te llame la atención?

CR: A ver quién me puede interesar…Polanco.

¿Te trataron bien las galerías peruanas?

CR: Me trataron bien. Yo estuve aquí con la galería Camino Brent que era muy buena; y también estuve con Ivonne Briceño que me representaba con gráfica, y me compraba obras cuando viajaba a Europa. Ella fue la primera que trajo pintores peruanos que vivían en el extranjero.

¿Qué opinión tienes de las galerías en general?

CR: Mira, hay dos tipos de galerías: la galería en que tú pagas para exponer, y eso para mí no tiene ningún valor.  Y tienes el marchand, que es el que tiene una galería y compra tus cuadros;  él los acumula, y luego de un tiempo los vende. Para mí es lo más interesante para un artista.

JR: Él siempre ha trabajado en Europa con un marchand; pero aquí las galerías te dicen lo que tienes que hacer; y eso no nos interesa.

Las galerías son como dictadoras, que te imponen qué temática trabajar, entre otras cosas

CR: Sí, todos. Y no solamente en el Perú; así son los galeristas. No importa que sean americanos, o europeos, todos son iguales. Yo ya no trabajo con galerías desde que la galería Camino Brent cerró

¿Alguna obra tuya que no te haya gustado ha sido confinada al desván?

CR: La obra que no me gusta la destruyo, o la pinto encima, o la rompo.

Pero también hay obras que te han gustado muchísimo ¿Qué sientes cuando se las llevan de tu taller?

CR: Sí claro, las hay. Siempre es duro vender un cuadro, se sufre.

JR: Es como un hijo que has parido, y cuando veo que un cuadro maravilloso se va sufro, porque de alguna manera he participado en la creación.

Dominas la figura humana y el rostro, ¿Cómo lo haces?

CR: Es difícil darle vida y alma a una cara; si no, simplemente sería una máscara mal pintada.

En un “Revilla” siempre hay mujeres desnudas ¿Qué hay detrás de eso?

JR: Carlos antes pintaba mujeres también; pero cuando nos conocimos fue como una revelación, porque él me ha pintado toda la vida. Lo nuestro no es solamente una historia de amor maravillosa porque estamos 33 años juntos, sino, porque me pintaba desde mucho tiempo atrás con las mismas cicatrices que yo tenía, por un tremendo accidente que sufrí mientras vivía en Suiza. Y lo increíble es que ha sido una cosa premonitoria; él pintaba una mujer con las mismas cicatrices en los mismos lugares del rostro sin conocerla, y cuando nos encontramos por primera vez fue algo fuertísimo; porque él se dijo: esta mujer tiene que ser mía.

Eso es increíble; no puede ser real.

CR: Claro que es real; es increíble, pero real.

¿Es verdad que los pintores reflejan sus propias fisonomías en sus pinturas?

CR: Los pintores se pintan ellos mismos; y siempre sale aunque pinten a una mujer. Lo hacía Da Vinci, y Rubens. Por ejemplo, si tú ves los cuadros de Rubens, todos tienen unos ojos especiales, un poco salidos, incluso las mujeres que pintaba; y él era así.

Las influencias siempre existen, pero la idea es encontrar la propia voz. Actualmente hay artistas que se apresuran y de la noche a la mañana desean trascender

CR: Todos quieren imponer su estilo y no buscan precisamente calidad. Ellos buscan estilo, y que sea algo diferente; algo que choque para que la gente se acuerde de lo que hacen.

El acabado de tus obras es en su mayoría gráfico y no se caracteriza mucho por el empaste

CR: Sí claro. No hago empaste, aunque antes lo hacía. En realidad he hecho de todo, incluso hacía expresionismo.

El abstracto ¿Nunca lo hiciste?

CR: Recién ahora lo estoy haciendo, porque quería ver hasta qué punto puedo hacerlo. He hecho 5 cuadros abstractos.

Los monos siempre están en tus pinturas ¿Cuál es la explicación?

CR: El mono representa la ciencia. El mono es un personaje. Nosotros hemos tenido un mono en casa y era sabio.

¿Y los recurrentes desiertos en tus fondos?

CR: Bueno, es el paisaje peruano. Me parece que los desiertos son lugares únicos para la meditación y, además, tienen un colorido fantástico. Me encantan los colores de las arenas y, también, la vegetación amazónica.

¿Qué te marcó de Europa a diferencia de Latinoamérica?

CR: La revolución del 68, eso fue un boom. Yo creo que desde ahí cambió todo.

¿Entonces participaste de las revueltas?  

CR: No, solo lo observé, porque en ese momento yo estaba en Roma y no en Paris. Para mí fue fundamental, porque representó un quiebre de lo que antes era la burguesía, y en lo que luego se transformó. Fueron años muy intensos en Europa en la música, la pintura y el teatro; hubo una explosión de talentos que ya no se ha repetido.

Latinoamérica también tiene una gran riqueza artística

CR: Sobre todo en literatura tuvo una época que ha sido sobresaliente; hablo del boom literario. En pintura no tanto, aunque todavía hay indigenismo; pero la gente que pinta indigenismo piensa que hace pintura peruana y no es así.

¿Y la política en el Perú?

CR: Hay mucha corrupción; aunque yo diría que la hay en todo el mundo. La corrupción es algo mundial; tú ves eso en China, Japón, y en Europa; menos en Suecia, Noruega y Dinamarca, porque esos países tienen una tradición de gente honesta y trabajadora; pero la vida allá es imposible, por el clima y los horarios. Yo creo que la gente está tomando conciencia de lo bien que se vive acá en Lima, y la suerte de tener una capital al borde del mar, como no hay muchas.

¿Cómo fue tu amistad con Salvador Dalí?

CR: Él no era para nada un loco. Era un tipo bastante lucido. Él era muy intelectual pero muy divertido también.

JR: Carlos ha vivido en Cadaqués dos años, ha frecuentado la casa de Dalí y han ido juntos a Barcelona a cenar. Él ha conocido a Dalí ya en un plano más relajado, más cotidiano, y cuando no trataba de impactar.

CR: Nosotros hablábamos de todo. Por ejemplo, él hablaba mucho de las moscas, de cuando se ponía miel en el pecho y dejaba que las moscas fueran hacia él.

En tu pintura hay una especie de sosiego que no linda con la violencia o con la agresividad.

CR: Pero también hay ciertos elementos que pueden demostrar que todavía hay agresividad.

Del surrealismo, pasaste al realismo mágico. Explícanos

CR: En el realismo mágico la situación puede existir en la vida real; en cambio en el surrealismo no, porque todo es mental. Es un arte mental donde inventas cosas, o situaciones, pero no las puedes ver en la vida real; a diferencia del realismo mágico donde al ver a una mujer con un mono, no es algo raro, porque eso puede existir.

¿Harías nuevamente una temática surrealista?

CR: No, ya pasó esa etapa. No sabría a futuro qué cosa me dicte el inconsciente.

¿Cuántas obras has pintado hasta ahora?

CR: ¡Ufff…!

JR: Él tiene 77 años y empezó a pintar desde los 14; quiere decir que tiene 63 años pintando. Entonces, imagínate la cantidad de obras que ha producido. Yo trato de recopilar fotografías de sus obras porque estoy tratando de hacer un catálogo razonado desde hace años, cosa que siempre se hace después que el artista fallece, pero estoy tratando de juntar todo el material para poder hacer un súper libro con toda la producción de las obras más importantes. Pero lamentablemente mucha obra que está en Europa no podemos rastrearla, porque Carlos al principio era más bohemio y no llevaba registro de lo que pintaba,

Carlos Revilla y su esposa.

CR: Tengo fotos en blanco y negro de algunos cuadros, pero no de todos. Tengo un cuaderno con todos los títulos de mis cuadros, pero no las fotos de los cuadros.

Entonces casi toda la obra Revilla está en Europa

CR: No. Yo diría que la mitad en Europa, y la otra mitad en América.

¿Carlos cuál es tu pasatiempo?

CR: Dormir… (Risas) leer, y ver películas.

¿Ha habido amigos entrañables; asistías a las vernissages?

CR: En Europa sí. Ahí sí tenía un grupo de amigos pintores, y nos reuníamos en las galerías y tomábamos vino. Aquí no, porque hay una especie, de no sé qué…

Volviendo a la desacertada política peruana, ¿Tiene arreglo?

CR: Lo que le falta al Perú, y al peruano promedio es cultura. Por ejemplo, la gente que está en el Congreso es totalmente aculturada. La base para todo es la educación y la salud. Si primero se logra una buena educación, luego se pasa a la cultura.

¿La gente cree en nuestra cultura originaria?                             

CR: Yo espero que la gente conozca el pasado que tenemos detrás; pero como no hay cultura, mucha gente no lo sabe. Y cuando, por ejemplo, les muestras los cuchimilcos, te dicen: “qué bonita muñeca”; es decir, no tienen idea de lo que es el patrimonio cultural peruano; si no conoces eso, tu sentimiento de peruanidad será bastante flojo.

Aquí se copia mucho el arte que viene de afuera, pero en exceso se pierde identidad. ¿Estás de acuerdo con la globalización del arte?

CR: No sé. Hacer pintura de esencia peruana es muy difícil porque como tú dices vivimos en un mundo globalizado; y bueno… hay raíces que uno puede adoptar así como hace Gerardo Chávez. Eso depende de cada uno.

¿Alguna vez enseñaste arte?

CR: No, absolutamente. Lo que pasa es que uno quisiera que el alumno haga lo mismo que uno hace y hay que tener un amplio criterio para aceptar cosas diferentes de lo que uno piensa y hace. Y para no invadir eso, yo prefiero no enseñar.

Además de pintura ¿has empleado otras técnicas?

CR: En Europa he hecho escultura, grabado, dibujo, litografía, serigrafía; he hecho un poco de todo. El problema en Lima es la excesiva humedad, las polillas, y el papel que no dura; por eso no hay un gran mercado. En Europa sí hay un mercado enorme en acuarela, dibujo, litografía y serigrafías.

¿Y hurgaste en la fotografía?

CR: Sí. Cuando tenía 14 años en Holanda yo hacía y desarrollaba fotos.

A estas alturas de tu prolongada carrera ¿sientes que ya llegaste a la cúspide del camino artístico?

CR: Yo espero que falte todavía; todo es cuestión de ver la agilidad de cada uno. Creo que puedo trabajar más durante algunos años. Yo creo que sí, que trabajaré hasta el último día de mi vida. Uno muere con la brocha en la mano.

¿Estás preparando algún proyecto?

CR: La verdad que las cosas llegan por sí solas. Llevo 4 meses sin pintar, y no sé… estoy un poco fuera del contexto, pero espero hacer una nueva exposición aquí en Lima. Vamos a ver cuándo, hay que seguir adelante.

Comentarios

Luis Felipe Alpaca es egresado de la carrera de Derecho y Ciencias Políticas y estudió Periodismo en la Universidad Jaime Bausate y Meza; asimismo estudió en la Escuela de Escritura Creativa del CCPUCP, y tiene un Diplomado de Especialista en Derecho Comercial por la Escuela Superior de Negocios. Ha sido Editor de Cultura del Diario 16, y actualmente es Editor General del Grupo Editorial Lima Gris, y es conductor del programa radial Lima Gris Radio por La estación Planicie 91.5 de la FM. Como gestor cultural ha organizado y curado exposiciones de arte y eventos ligados a los derechos culturales. Asimismo es corrector de estilo, y ha escrito más de 400 artículos relacionados a cultura, actualidad y política. Como activista social ha sido miembro de la Red del Patrimonio Cultural con el afán de defender patrimonios inmateriales y materiales como el desaparecido Palais Concert, y el Complejo Arqueológico Puruchuco. Actualmente es miembro del Colectivo Antropoceno Identidad, y ha recorrido distintas regiones del país para brindar apoyo, encuentros y conferencias en universidades con temas relacionados al arte ancestral y la cultura originaria.

Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Cine

Manila en las garras del neón (Maynila Sa Mga Kuko Ng Liwanag, 1975)

Lee la columna de Rodolfo Acevedo.

Published

on

Cercana al melodrama e influenciada además por el neorrealismo y el cine documental, la película de Lino Brocka (Pilar, 1939 – Ciudad Quezon, Filipinas, 1991), Manila en las garras del neón  (según su traducción), narra el viaje del joven julio Madiaga a la urbe filipina, desde su provincia rural, con el fin de buscar a su novia, Ligaya, desaparecida en la capital, a donde fue por una supuesta oferta de trabajo. Al mismo tiempo, la película es una visión de la ciudad, de la vida de sus clases desfavorecidas, del poder y abuso de los sectores adinerados y las fuerzas del orden, de la violencia. Un relato de como la urbe aplasta y devora –o aniquila- a sus habitantes más vulnerables.  

Los primeros planos de la cinta resultan gráficos en la intención del cineasta: secuencia breves de las zonas deterioradas de la ciudad, calles sucias, pequeños comercios y personas ganándose la vida entre las veredas; un blanco y negro sombrío que da paso a un color opaco en el momento que empiezan las acciones y acaba la presentación de los créditos. Brocka parece preparar al espectador antes de introducirlo en ese ambiente difícil y precario. Julio, el protagonista, llega a la ciudad como si arribara al principio de un viaje iniciático, una suerte de descenso que se remarca en la contraposición que generan pequeñas secuencias evocativas (flashbacks), de la vida en el campo, del amor de Ligaya, del mundo de la provincia dejado atrás.  

Pero en esa ciudad terrible, el protagonista también vivirá la experiencia de la amistad y la solidaridad de los colegas trabajadores. Empleado como albañil, participará de los momentos en que los obreros, en sus conversaciones, se instruyen sobre los peligros y las posibilidades del entorno, contando sus vidas, sus proyectos, entablando casi un régimen de camaradería, forjando incluso vínculos duraderos. (La relación con los personajes de Atong y Pol es muestra de ello). Así, la narración establece claramente dos dimensiones del espacio laboral: los obreros que a pesar de sus rencillas, participan juntos de unos destinos signados por la incertidumbre, y por otra parte, el grupo representado por el capataz y el dueño de la constructora que no desaprovechan la oportunidad para estafar a los trabajadores reduciéndoles el salario o imponiéndoles deudas disparatadas. (Algo que los obreros saben y critican, pero que parecen aceptar como parte de las reglas implícitas en que se dan las relaciones con el poder empresarial).   

Después está la noche febril y laboriosa. Más allá de los puestos de los ambulantes y pequeños negocios, los parques son tomados por la prostitución masculina. Julio terminará ejerciéndola después de que sea despedido de la construcción; el hambre y la necesidad de recursos para continuar con la búsqueda de Ligaya no le permitirán demasiados cuestionamientos morales al momento de asumir el alquiler de su cuerpo. Episodio breve, planteado como parte del aprendizaje social del protagonista. Ambiente duro, en donde sin embargo vemos de nuevo la experiencia de solidaridad entre marginados o explotados, a través de unos personajes que guiarán a Julio y que le ofrecerán su ayuda en ese “nuevo mundo”.

A lo largo de la película, la cámara desarrolla una mirada atenta –con el uso mayoritario de planos cenitales y frontales-, crítica del entorno social y físico de la ciudad. Calles atestadas, barrios insalubres (de los más pobres), casitas hechas de tablones apenas elevadas de las corrientes de agua, el ir y venir constante de sus habitantes al borde de la sobrevivencia (la mayoría). Brocka incluye también, el registro de la protesta en una secuencia en donde el protagonista coincide con una manifestación contra el régimen de la época (el de Ferdinand Marcos). La cámara lo hará perderse por unos momentos en la multitud, produciendo la figura de un encuentro entre personaje y personas, equiparando así sus demandas de justicia.   

Hay en la manera de filmar de Brocka un sentido que escapa a lo más obvio de la imagen, y que se percibe en las situaciones construidas –y que no es solo una “puesta en escena”-, sino que llega como la percepción de una inquietud, un clima angustiante presente en casi todos los planos, exceptuando quizás aquellas imágenes en donde el protagonista parece tener sosiego en la mesa con amigos, conversando con los compañeros de trabajo, o en las secuencias evocativas. Esa inquietud, seña de un peligro constante, está transmitida en los colores apagados de la cinta, en el nerviosismo del protagonista durante sus vigilias, en los relatos de los personajes, y en los planos en donde las calles abarrotadas parecieran ocultar peligros invisibles, como si siempre hubiera que cuidarse la espalda.

La búsqueda de Ligaya, impulsa al protagonista a resistir en cada etapa de su travesía, a soportar  los abusos, la muerte del amigo, el maltrato de la policía, el poder de los proxenetas. Es un proceso en el que va acumulando un mayor conocimiento de los peligros que la ciudad le depara, pero a la vez va produciendo en Julio cierta amargura, haciendo que su búsqueda se haga más obsesiva, más desesperada. Cuando finalmente ubique a Ligaya, como era de esperarse, encontrará en ella no a la novia que dejó su pueblo, sino a una madre sometida a una red de prostitución clandestina. Ambos intentarán retomar su relación y huir de Manila, aunque al final les será difícil, fuerzas del orden y mediáticas parecen proteger a los proxenetas de la ciudad. La muerte de ella pareciera mostrarle a Julio lo imposible que es salirse de ese “infierno”, y su venganza, el asesinato del proxeneta chino, lo conducirá al grito de horror de la última secuencia, cuando enfrente al grupo de comerciantes que, en represalia, irán a matarlo.  

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Lourdes Huanca en el Ministerio de Cultura

Lee la columna de Edwin Cavello

Published

on

Yenifer Paredes Navarro, cuñada del presidente Castillo, duró solo unas horas prófuga de la justicia, luego de que el día martes 09 pasado, la fiscalía y oficiales de la DIVIAC llegaran a Palacio de Gobierno para su detención. Recién el miércoles 10, para sorpresa de muchos, la hermana menor de la Primera dama reapareció en una especie de pasacalle rumbo a la sede central del Ministerio Público para su detención, rodeada de ronderos que la “protegían”. Esa misma tarde saltó a los medios la figura de un personaje que en las últimas horas ha cobrado un curioso protagonismo. Se trata de Lourdes Huanca, presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú.

Huanca fue la mujer que apareció sentada junto a Yenifer Paredes en las instalaciones de la sede central del Ministerio Público; la fotografía a los pocos minutos se viralizó en las redes sociales.  Pero la información que nos interesa es que Huanca, durante el año de gobierno del presidente Castillo, ha sido un personaje muy activo en cuanto a la cantidad de visitas a los diferentes ministerios del Ejecutivo. Esta mujer, que hizo el papel de madre al acompañar a Yenifer Paredes, ha tenido una activa presencia en las carteras del Midagri, Minjus, Mujer, Vivienda, PCM e incluso ha visitado Palacio de Gobierno y en varias oportunidades el Ministerio de Cultura.

Precisamente en el Ministerio de Cultura donde ahora Betssy Chávez Chino es la nueva titular, la presencia de Lourdes Huanca ha sorprendido a todos. Por eso nos preguntamos ¿Qué hacía Lourdes Huanca el día jueves 11, dando entrevistas a los medios de comunicación desde la sede central del Ministerio de Cultura? ¿Acaso la ministra preferida del presidente Pedro Castillo, también busca convertir la sede central del MINCUL en una especie de trinchera para la resistencia castillista? La señora Lourdes Huanca no trabaja en el Ministerio de Cultura y no debería utilizar las instalaciones del MINCUL para salir a los medios a defender la figura presidencial.

Al permitir el uso de las instalaciones del Ministerio de Cultura a la señora Lourdes Huanca se estaría cometiendo un delito penal, denominado peculado de uso, ya que se ha permitido que un tercero use determinados bienes del MINCUL para realizar proselitismo político aprovechándose y abusándose de la confianza que le fue otorgada por la Administración Pública.

Aquí la ministra de Cultura, Betssy Chávez, debe responder por el accionar de personajes como Lourdes Huanca. Además, Chávez Chino llegó recién luego de cinco días de ser designada al cargo de ministra de Cultura, a la sede central ubicada en la avenida Javier Prado. A su impresionante desconocimiento del sector, se suma su falta de interés y el poco compromiso que viene mostrando por la cartera de cultura. Lo primero con lo que ha tenido que lidiar la ministra Chávez desde el piso ocho del MINCUL es la papa caliente de la mafia de los boletos para Machu Picchu, una mafia que fue denunciada por Mildred Fernández, directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, de quien Chávez Chino tendrá mucho que aprender. Pero para eso hay que dejar de trasnochar y de salir en pijama a altas horas de la noche para recibir al Presidente.

(Columna publicada en el diario La Razón)

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Escritor Gonzalo León Palma es denunciado por tocamientos indebidos a una niña [VIDEO]

Gonzalo León Palma, escritor de literatura infantil que publica libros con el seudónimo de Frank Infante, fue denunciado por tocamientos indebidos a una menor. La fiscalía pide nueve años de prisión. Nos comunicamos con el denunciado y esta fue su respuesta.

Published

on

Una grave denuncia se presentó anoche en el programa de Al Estilo Juliana en ATV. La grave acusación relata los tocamientos indebidos que presuntamente el escritor Gonzalo León Palma, habría realizado a una niña de 11 años. En el ambiente literario el escritor publica sus libros con el seudónimo de Frank Infante, libro que fue editado por la editorial Mesa Redonda e incluso presentado recientemente en la Feria Internacional del Libro de Lima. Lejos de los libros, Gonzalo Palma es también conocido como vendedor de autos.

En las investigaciones la cámara Gesell arrojó información contundente que el Ministerio Público ha sumado junto a los peritajes que se han realizado. A pesar de las pruebas recabadas, el escritor Gonzalo León negó los tocamientos a la menor de edad, señalando que le tocó accidentalmente la pelvis mientras la abrazaba.

Gonzalo León Palma.

La madre desesperada hizo pública la denuncia debido a que el escritor se paseó por la FIL de Lima firmando libros para niños. Su reciente obra titulada “Fábulas de Infante” fue promocionada por la editorial Mesa Redonda y se presentó el pasado domingo 07 de agosto.

Incluso el propio cantante Pedro Suárez-Vértiz, el 04 de agosto en su Facebook también promocionó el libro invitando a la presentación. En la publicación de su cuenta oficial se lee: “Este flaco le ha vendido autos como a 8 amigos míos, a mi esposa y a mis hijos y siempre que puedo, cuando alguien me pregunta por un auto, le doy su número y lo recomiendo. Hoy mi compadre es jefe de ventas corporativas, y me ha sorprendido con el lanzamiento de “Fabulas de infante”. Un libro de fábulas para niños con historias divertidas y personajes entrañables, que dejan una enseñanza a los pequeños y a los grandes también. Aquí les comparto la invitación a su firma de libros en la Feria internacional del libro de Lima este Domingo 7 de agosto de 3:30 a 6:00 pm, si tienen un tiempo no dejen de ir”.

Todo indica que el cantante Pedro Suárez-Vértiz no conocía de la grave denuncia contra Gonzalo León que publicaba libros con el seudónimo de Frank Infante. En el informe del programa televisivo, también se menciona que los hechos ocurrieron en el año 2019, cuando el escritor era inquilino en una casa del distrito de San Miguel. Según las revelaciones de la niña, Gonzalo León tocó sus partes intimas con la excusa de un abrazo. Situación que se repitió en varias oportunidades. Para ganarse la confianza de la familia, incluso el escritor se convirtió en padrino de comunión de la niña. Cuenta la madre que durante varios días la niña no podía conciliar el sueño debido a las constantes pesadillas.

Lo sorprendente es que Gonzalo León Palma fue capturado por la policía, pero dos días después salió en libertad bajo comparecencia restringida, además, le prohibieron acercarse a la menor en un rango de 300 metros. A pesar que la investigación ha sido demasiado lenta, el 14 de julio pasado, a la madre de la menor le llegó una notificación de la Corte Superior de Justicia de Lima, donde se informaba que el Ministerio Público solicita nueve años de prisión contra el acusado. Además, en el documento fiscal se señala que la versión del procesado Gonzalo León Palma, carece de credibilidad.

Fuente: Al Estilo Juliana.

Nos comunicamos con la editorial Mesa Redonda, responsable de la publicación y distribución del libro “Fábulas de Infante”, que Gonzalo León publicó con el seudónimo de Frank Infante. Desde Mesa Redonda nos mencionaron que han decidido sacar el libro de circulación, esto implica que la publicación no será promocionada ni distribuida debido a la grave denuncia contra el autor.

También nos comunicamos esta mañana vía telefónica con el señor Gonzalo León Palma, pero luego de presentarnos como periodistas nos cortó la llamada. Inmediatamente insistimos y le escribimos vía WhatsApp para recoger su descargo, pero solo nos envío una denuncia policial con el mensaje: “Buenos días, sugiero investigar a la denunciante”. Luego de recibir el chat, nos bloqueó del WhatsApp.

Aquí el reportaje completo del programa Al Estilo Juliana.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

“Sheriff”, ejemplo de insularidad, rigor y prolija versatilidad

Una mirada a la vida y obra de Edgar Gómez Mamani, conocido cariñosamente como “SHERIFF”.

Published

on

Con respecto a la exposición pictórica colectiva “Mi Pueblo es Hermoso”, Moshó, creador de una nueva corriente de pintura para la historia del mundo ORSISMO, una temática universal, sostiene: “El movimiento pictórico en Puno actual, está vinculado por vena modernista al post modernismo y al modo menos personalizado por la necesidad de hallar respuesta de hermandad desde el punto de re-creativo, y lo imaginado es una rotunda praxis. Así ahora, el artista puneño se ve fácilmente mundializado por las redes sociales y los mass media virtuales. Por su puesto, nada extraño para los pintores provincianos. 

A su vez, Moshó, aparece con un ramillete o mejor diré, artistas provincianos, que presidieron a la síntesis pictórica lo hermoso de Huancané, en la sacralidad imperial de los grandes pintores que espera inexorablemente Puno. A ellos, éxitos en la casa de la cultura regional. 

Por todas estas razones la región Puno se distingue, entre otros del país, por albergar en su tierra a destacados artistas plásticos, escritores y músicos. Uno de sus hijos ilustres es Edgar Gómez Mamani conocido cariñosamente como “SHERIFF”, nacido en la tierra de los “Matacuras y Walawalas”, quien se ha convertido en uno de los artistas plásticos más representativos dentro y fuera del altiplano peruano.   

Sobre sus cuadros pictóricos el consagrado escritor peruano José Luis Ayala Olazával dijo: “Edgar Gómez Mamani es un auténtico artista multifacético y adecuadamente formado. Sus trabajos de creación incesante abarcan además dibujos, escultura, caricatura, música, murales y narraciones andinas. El celebrado “SHERIFF”, es además un artista con una gran identidad con su pueblo hispano-quechua-aymara. Con ocasión del Centenario de Huancho Lima, prepara un extenso mural que relata todos los hechos de la gloriosa gesta del aymara, invencible”.  

Me complace de modo especial señalar que el artista plástico Edgar Gómez Mamani nació el 04 de octubre de 1975 en Huancané, en donde transcurrió su infancia frente a la histórica Plaza de Armas de Huancané, desde niño empezó a dibujar hasta que tuvo conciencia de su innata vocación y talento desbordante. Por eso con mucha razón, estudió en la Escuela Profesional de Arte de la Universidad Nacional del Altiplano (UNA) de Puno, donde se ha situado en un marco sin duda complejo, dueño de un estilo propio, exponente de la cosmovisión andina y de la pintura peruana en sus diversos matices. 

Desde temprana edad Edgar Gómez Mamani descubrió su mundo interior. Es un destacado pintor independiente que ha cosechado frutos a nivel internacional.  Vale decir, ha buscado y ha encontrado su propio lenguaje, su universo. Tiene la extraña fuerza expresiva de los grandes brujos del color y la poesía cósmica, heredadas de las culturas mágicas. 

Además, tiene una reputación ganada mediante sus cuadros pictóricos que han sido exhibidos en diferentes galerías de arte y se encuentran actualmente en su atelier de Huancané. Participó en distintos concursos de pintura, también diseñó afiches para las festividades religiosas, brilló con luz propia en concursos de música (sicuris), danzas, entre otros.  

Es altamente reconocido por sus trabajos; tales como, los dibujos de las portadas de los libros: Moho en el bicentenario. 200 años de República interpretado desde el Jardín del Altiplano. Libro de Oro en el Bicentenario del distrito de Vilquechico y muchos más. 

Cabe pues entonces resaltar y exaltar que ha trabajado con maestría en las municipalidades de Sicuani (Cusco), Taraco (Huancané), Huata (Puno), Arapa (Azángaro), Vilquechico (Huancané). También fue el encargado de realizar trabajos de arquitectura mural con talleres de pintura, asimismo se desempeñó en la Institución Educativa Secundaria Varones de Huancané, en la Institución Educativa Secundaria Huatasani, respectivamente.

Debo señalar en estas líneas el esfuerzo e interés mostrado por Edgar Gómez Mamani que es un ejemplo de insularidad, rigor y prolija versatilidad. Pintor, músico, docente, además de presidente de la Asociación Cultural Sikuris Proyecto Pariwanas de Huancané, es un hombre comprometido con la cultura puneña. Protagonista de una vida intensa, plena de retos y logros, digna de ser contada. 

En entrevista con este matutino, anticipó sus futuras exposiciones artísticas en distintos lugares de la región Puno. Sin embargó reconoció la dificultad de realizar exposiciones en el país por la falta de apoyo del Estado peruano. No obstante, “SHERIFF” cumple un rol fundamental en el desarrollo de las artes plásticas en el altiplano peruano, porque trabaja con esmero en la creatividad que nos sorprende cada vez más.  

Debido a su talento y sensibilidad, sus trabajos retratan una vez más los variados rostros del Perú. Este hecho bastaría para calificarlo como uno de los destacados artistas plásticos de la región Puno; absolutamente inconfundible por su lenguaje pictórico y visión del mundo. Edgar Gómez Mamani (“SHERIFF”) merece nuestro profundo reconocimiento, porque es un representante de la cultura puneña. Y eso es absolutamente un orgullo para él y para todo el Perú esencial.  

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Cambios en el Ministerio de Cultura: Ana Ninanya será reemplazada por José Reyes Llanos en la Secretaría General

Con la llegada de la ministra Betssy Chávez al Ministerio de Cultura, los nuevos cambios representarían un retroceso y el retorno de la impunidad a favor de los denunciados por corrupción.

Published

on

Ana Ninanya y José Reyes Llanos.

La llegada de la ministra Betssy Chávez al Ministerio de Cultura, implicaría un retroceso en el recambio de los funcionarios. La nueva gestión abrazaría a burócratas relacionados a la facción de Guillermo Lumbreras, que por varios años han tenido sumergido en la mediocridad al MINCUL.

Uno de lo primeros cambios que realizará la censurada ministra Betssy Chávez, es colocar a José Reyes Llanos como Secretario General en reemplazado de Ana Milagros Ninanya Ortiz, funcionaria que llegó al MINCUL en la gestión del ministro Alejandro Salas.

Los cambios que se harán también implican los viceministerios Interculturalidad y el de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales. Además de los asesores en el gabinete y la Dirección de Comunicación e Imagen Institucional, entre otros.

Presidente Castillo y ministra Betssy Chávez.

Luego de asumir el cargo de ministra de Cultura, Betssy Chávez viajó hasta la ciudad de Tacna, pero el fin de semana el mensaje fue claro: remover a los funcionarios del MINCUL. Es por eso que José Reyes Llanos pasa del Ministerio de Trabajo al Ministerio de Cultura, con él también vendrían otros funcionarios que trabajaron en la gestión de Chávez Chino cuando ocupó esa cartera.

Nuevo Secretario General

Reyes Llanos, es hombre de confianza de Betssy Chávez, y dentro de su perfil figura que es abogado especializado en derecho administrativo, sistemas administrativos, gestión
pública y gestión de proyectos. Dentro de su experiencia en las instituciones del Estado, figura que ha trabajado también en el Instituto Nacional de Salud, Ministerio de Vivienda, Ministerio de Transportes, Ministerio de Cultura en en los años 2018 y 2019, FONAPE, y en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Además, José Reyes Llanos fue nombrado el 09 de setiembre de 2021 mediante la Resolución Suprema N°023-2021-TR miembro ante el Consejo Directivo del Seguro Social de Salud (ESSALUD). La resolución fue firmada por el presidente Pedro Castillo Terrones. Solo duró en el cargo cinco meses.

¿Betssy Chávez blindará a los denunciados por corrupción?

Como lo mencionamos líneas arriba, Betssy Chávez abrazará la facción de Lumbreras, y esto implicará que su hijo Luis Elías Lumbreras, siga laborando en el MINCUL a pesar de las denuncias donde aparece como imputado.

Luis Elías Lumbreras.

Entre las más graves figuran: Peculado de Uso (03º Fiscalía Superior Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima); Peculado (Apropiación o utilización de caudales, en la 02º Fiscalía Superior Penal de Lima); Negociación incompatible (04° Fiscalía Superior Penal de Lima); Corrupción de funcionarios (04° Fiscalía Superior Penal de Lima) y Colusión con Defraudación Patrimonial al Estado ( 01º Fiscalía Superior Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima).

Fuente Ministerio Público.

Lo mismo sucede con el Gary Mariscal Herrera, que actualmente ocupa el cargo de Director de la dirección de Patrimonio Histórico e Inmueble, y cuenta con graves denuncias por maltrato, agresión, maltrato al personal, hostilidad y agresión verbal, acoso laboral, agresión física y psicológica, negociación para sus beneficios personales y destrucción del patrimonio. 

Gary Mariscal.

La realidad es que el exministro Alejandro Salas, no pudo sacarlos del cargo, tampoco la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias culturales. Son estos los personajes que vienen siendo blindados y que ahora se sumará a sus filas otros funcionarios que en años anteriores fueron retirados de la cartera de Cultura.

Incluso se habla que para el viceministerio Patrimonio Cultural, el nombre de una de las amantes de un reconocido arqueólogo aparece en el bolo para reemplazar a la actual viceministra Janie Gómez Guerrero.

A esto se suma que en Palacio de Gobierno no ha pasado desapercibido la designación de Chávez Chino como ministra de Cultura. La Primera dama, Lilia Paredes, expresó su rechazo en la intimidad palaciega y vendría evaluando el retorno a tu tierra.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Betssy Chávez, de ministra censurada a ministra de Cultura

La exministra de Trabajo fue censurada por el Congreso de la República, pero eso no le importó al presidente Castillo y al Premier Aníbal Torres, hoy Chávez Chino es la nueva ministra de Cultura en reemplazo del ministro Alejandro Salas.

Published

on

La llegada de Chávez Chino al Ministerio de Cultura se vino planificando durante varios días en el despacho del Premier Aníbal Torres. En el vientre de la PCM se juntaron en varias ocasiones el presidente Pedro Castillo, Torres Vásquez y la exministra que fue censurada por el Congreso cuando ocupó la cartera de Trabajo.

Como se sabe, Betssy Chávez es una de las ministras preferidas del presidente Pedro Castillo, y las reuniones en la PCM tuvieron como única finalidad buscarle un espacio en el nuevo Gabinete. Tras largas conversaciones, se decidió mover a Alejandro Salas de Cultura, así se abrió un espacio para Chávez Chino. Esto generó un grave problema en la conformación del Gabinete, ya que la primera opción para el ministro Salas fue la cartera del MIDIS, pero ante un tenso clima provocado por la negativa y los reclamos de Dina Boluarte, los planes cambiaron, y Salas tuvo que aceptar el Ministerio de Trabajo, a pesar que desde un primer momento se negó a asumir esa cartera.

Todo este cambalache para la conformación del quinto Gabinete, fue una muestra más de la improvisación del gobierno de Pedro Castillo. Al final la decisión de colocar a la abogada tacneña en el Ministerio de Cultura, fue otro error del mandatario. Lo evidente es que la visita nocturna que hizo el presidente al departamento de Betssy Chávez, fue clave para el retorno de la ministra censurada al círculo de poder en Palacio de Gobierno.

¿Betssy Chávez conoce el sector cultural?

Chávez Chino no tiene ninguna experiencia en el sector cultural. Dentro de su vida académica solo estudió Derecho en la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, ubicada en Tacna, y fue dirigente estudiantil en su época universitaria. De la misma forma que el ministro Salas, Chávez llega a la cartera de Cultura para probar suerte.

La designación de Betssy Chávez en la cartera de Cultura, es una clara muestra del nivel de ignorancia del presidente Castillo y del Premier Aníbal Torres, responsables directos de la llegada de la exministra de Trabajo, quien fue la que autorizó la huelga de los controladores aéreos, huelga que ocasionó la cancelación de vuelos nacionales e internacionales en plena Semana Santa. 

Con el gran desconocimiento de la nueva ministra en el sector cultural, solo se tiene claro que la argolla en el Ministerio de Cultura será cambiada por la argolla de Betssy Chávez, muchos de ellos provenientes del Ministerio de Trabajo. Lamentablemente el MINCUL continúa siendo un tubo de ensayo y un espacio de experimentación para refugiar a bisoños personajes.

¿Betssy Chávez apoyará la lucha contra la corrupción en el MINCUL?

Durante más de una década, el Ministerio de Cultura ha sido escenario de una larga lista de denuncias por corrupción: contrataciones y licitaciones a dedo, destrucción del patrimonio, repartija de premios, entre otros hechos escandalosos como el caso Richard Swing. A esto se suma la reciente denuncia de la existencia de mafias en la venta de entradas a Machu Picchu, denuncia que fue realizada por Mildred Fernández, valiente directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, que viene liderando una frontal lucha contra la corrupción desde la ciudad imperial.

Esperamos que Chávez Chino, a pesar de ignorar los temas del sector, apoye el trabajo que viene realizando Mildred Fernández en Cusco, y que eso se replique en todas las Direcciones Desconcentradas de Cultura del país. La ministra a sus 33 años debe entender que lo bueno se debe de mantener y lo malo se tiene desaparecer.

Una clara provocación a Perú Libre

El retorno de Betssy Chávez al Gabinete, es una clara provocación a la bancada de Perú Libre, no solo porque se sabe de las rencillas de Chávez con los congresistas cerronistas, sino que, además, la censura de Chávez como ministra de Trabajo fue con los votos de Perú Libre. Nueve integrantes de la bancada del lápiz inclinaron la balanza a favor de la censura. Estos fueron Guido Bellido, Waldemar Cerrón, Kelly Portalatino, Margot Palacios, Flavio Cruz, María Agüero, Américo Gonza, Alfredo Pariona y María Taipe, a pesar que la censura fue promovida por la bancada de Fuerza Popular.

Uno de los primeros que disparó contra el nuevo Gabinete fue Vladimir Cerrón, el misil fue dirigido estratégicamente al Premier Aníbal Torres. Mediante un tuit Cerrón señaló: “Ratificación del Premier no suma al Gobierno, por el contrario, la oposición sabe cual será el comportamiento del renovado gabinete, ni siquiera generó una expectativa para distraerlos. Torres como ministro y premier, no tiene logros que mostrar al país”.

Lo que queda claro, es que a pesar que el Ministerio de Cultura tiene poco presupuesto, esa cartera sigue siendo la preferida por los mandatarios de turno para refugiar a hombres y mujeres de su confianza. Pasó con el investigado Martín Vizcarra y Richard Swing hace dos años, hoy sucede lo mismo con Pedro Castillo y Betssy Chávez, recordada ministra que recibió en pijama a altas horas de la noche al presidente.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Estreno: Sonidos, silencios y palabras, de Arturo Hernández López (2022)

Published

on

SONIDOS, SILENCIOS Y PALABRAS consta de tres historias breves que tratan sobre los cambios de costumbres que la gente tuvo que pasar durante la cuarentena y la primera ola del covid. Las tres historias están narradas a través de planos detalles de objetos y tomas de calles para capturar la sensación de vacío y soledad, dos de las principales características que produjo la cuarentena en la gente.

La primera historia, SONIDOS, muestra el inicio de la cuarentena, donde el protagonista pasa por una serie de problemas internos para finalmente adaptarse a la nueva situación. Los ruidos del ambiente como el de las acciones que realiza son el motor de la historia.

La segunda, SILENCIOS, narra la salida de un hombre a la calle en medio de la cuarentena, aprovechando la norma promulgada por el gobierno, pero la utiliza solamente para poder estar fuera de su casa todo el día y pasearse observando las calles desiertas. Aquí la historia se muestra con escenas donde hay pocos ruidos (el sonido lejano de las calles) juntos con otras tomas donde sí predomina el silencio absoluto.

Finalmente, PALABRAS, la historia más convencional de las tres, pues con una voz en off se narra un drama personal apoyada con las tomas detalle. La historia, que ocurre después de la cuarentena y de la primera ola, es una muestra de cómo la epidemia jugó un papel en medio de los problemas personales de la gente.

Película.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Comida de Gusanos: el arte como enfermedad

Una mirada a la novela de Jonathan Diez.

Published

on

¿Se puede ser cuerdo y amar la locura? La respuesta es un rotundo Sí. El policial es todavía un género raro en las letras peruanas, pero un policial sobre un pintor y con un fondo de paisajes de locura es algo que se asemeja a despertar la curiosidad por vivir una pesadilla. Comida de Gusanos de Jonathan Diez, es precisamente eso: vivir una locura y querer quedarse en ella solo por amor a la locura.

Es difícil saber porqué hacemos lo que hacemos, tal vez por eso los escritores solo se dedican a escribir. El oficio de escritor es un oficio de valientes, un ejercicio solitario, se escribe desde uno mismo para uno mismo. Y en lo profundo de esa soledad se está cara a cara con uno mismo. Si no se acaba loco es porque se escribe. Cervantes pudo ser Don Quijote, pero optó por hacer algo más práctico: exorcizarse escribiéndolo.

Jonathan Diez es un escritor limeño perdido entre Francia, Alemania y Luxemburgo. Tiene un perro, le gusta el rock pesado, toca la batería y se pasea por campos sembrados de torres de alta tensión si es que no cerca de centrales nucleares. Da clases de español a despreocupados preadolescentes europeos. Y en todo ese tiempo piensa, piensa, piensa qué escribir, qué contar y por qué sentir lo que siente cuando siente de verdad.

Hincha de Alianza Lima, escribió hasta hace poco en El Peruano, pero su carácter de escritor lo empujó a retirarse pronto frente a las directrices del diario oficial de El Estado. No le gusta las medias tintas ni las cervezas sin alcohol. Defiende su libertad como lo haría un francés del siglo XIX. Su primera aparición como escritor fue con un cuento intimista dentro de la antología Hastío editado y dirigido por Kareen Spano en el año 2020. Su primera novela Comida de Gusanos se publicó este año, 2022, apenas hace unos meses. Esta novela es una rara y bien lograda exploración del alma del artista. Matias, sin tilde, es el protagonista de la historia, un hombre aquejado por una extraña enfermedad desde niño. A través de un misterioso médico, el Dr. Tristán, Matias encontrará en la pintura su tabla de salvación y una cura a su enfermedad. Años después, ya adulto, Matias buscará reencontrarse con su mentor y salvador con el único fin de hacerle un retrato. En el camino conocerá a Violeta, la femme fatal de esta historia, una mujer de identidad escurridiza, un homenaje a Dalí. Entretanto Matias caerá en El silencio, un extraño pueblo donde nada es lo que parece, y en dónde hasta los mendigos traen sorpresas.

Con una estructura narrativa que recuerda a una novela policial, pero con permanentes guiños a la historia del arte y el psicoanálisis, Comida de Gusanos se presta como un raro artefacto dónde la poesía aparece salpicando la historia en un ejercicio de intuición y música que hace justicia a lo que siente y sueña un pintor. Pero sobre todo para graficar los ojos de un demente rodeado de dementes. Y en cuyas páginas la locura puede ser un espejo que quizá podemos comprender más de lo que quisiéramos.

Lo único malo de la novela es que la terminas de leer rápido.

Su libro está disponible en librerías El Virrey, La Familia y ahora también en el stand 22 y 26 de la Feria Internacional del Libro de Lima, también lo encuentras en el stand de Estruendomudo. Imperdible si te gustan las historias de locura y misterio que se transforman en baladas de amor a la orilla de un río de un país sin nombre.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending