Connect with us

Actualidad

Arde la Carretera Central

Published

on

Una vía que une costa, sierra y selva y que ha generado nuevas formas económicas que operan entre lo legal, lo informal y lo delincuencial y que ha creado originales enlaces culturales en una Lima policéntrica, caótica y violenta.

Urbano 1. “Poncho Negro” fundó la Carretera Central. No es una metáfora, es una verdad urbanística. La Carretera Central como concepto utopía y desarrollo. La arteria más larga del Perú. Aquella que cruza el país desde La Punta, Callao y hasta el Lago Titicaca. Que es la tripa robusta de la nueva ciudad y sus economías. Y fue el mítico Ernesto Sánchez Silva (a) “Poncho Negro”, quien dirigió las invasiones al cerro 7 de Octubre en setiembre de 1964, e instaló el lubricante de la vía holista entre Lima y el centro del Perú.

La migración que topa la urbe limeña había comenzado años antes pero es la invasión de los cerros –El Pino, San Pedro, El Agustino– la consolida la urbe dual y más. Como lo afirmaba Aníbal Quijano en su estudio Dominación y cultura: lo cholo y el conflicto cultural en el Perú”. “Todas las ciudades, esas llamadas megalópolis latinoamericanas, sobreviven en una tensión entre lo visible y lo invisible, entre lo que se sabe y lo que se sospecha. El tema aunque recurrente para las ciencias sociales, es harto complejo en estos procesos de hibridez. Así, existe un Perú indudable y patente y otro borroso e incomprensible. Insisto, hay un Perú oficial, otro real y otro más, ese Perú fantástico y virtual”.

La Carretera Central es el panorama y el fin de los sueños. Uno de sus polos fue (es) el mercado mayorista de La Parada. Desde ahí se articularon los ejes para el traslado de los inmigrantes que llegaban a la capital sobre todo de la zona del Valle del Mantaro, Cerro de Pasco, Huánuco y Huancavelica. Al convertirse en emporio comercial, generó miles de puestos de trabajos legales y de los otros. Entonces arribaron a Lima familias enteras que precisamente no venían a vacacionar. Al contrario. Su viaje era la aventura desesperada por la sobrevivencia y en ese nuevo foco urbano engrosaron un contingente pobre, violento entre el desarraigo, la miseria y la discriminación.

El eje Carretera Central tiene las  funciones y negocios más concentrados en Lima. Las otras palancas urbanas serían en Lima Norte, las avenidas Túpac Amaru y la Panamericana Norte entre Comas, San Martín, Los Olivos etc. Aunque el pívot más dinámico estaría ubicado en la avenida Próceres de la Independencia de San Juan de Lurigancho en Lima Este. Y las avenidas Los Héroes y Pachacútec en San Juan de Miraflores de Lima Sur.  Cumple igual función la avenida Huaylas en Chorrillos y es importante también la avenida Gambetta en el Nuevo Callao.

Urbano 2. Lima fue fundada cinco veces. En algunas ocasiones con visión de conjunto y perspectiva urbanísticas y otras, entre la anarquía y la incoherencia. La primera fundación de Lima ocurrió entre los siglos 900 al 1000 DC y es obra del cacicazgo o cultura de los Ichmas en un valle organizado a partir de su ríos y canales. Eran tiempo del Perú pre inca que llega hasta su segunda fundación cuando en 1470 el Inca Tupac Yupanqui invade el valle. La tercera fundación es la española, con Francisco Pizarro el 18 de enero de 1535 que organiza la urbe con otros conceptos, el de las cuadras y manzanas. La siguiente institución es con la independencia de 1821. Pero la fundación más importante se produce en 1950, cuando los migrantes provincianos crean la nueva ciudad que se iría convirtiendo en una megalópolis de más de 10 millones de habitantes.

Así, Lima, se organiza como una ciudad de desplazamientos tectónicos sociales que se incorporan a espacios aglutinantes y yuxtapuestos. Urbe sin plan es megalópolis de perpetua construcción-deconstrucción. En Lima coexiste la fusión simbólica de lenguajes encontrados y complementarios. Por ello resulta una ciudad de interculturalidad-red y formatos activos-creativos violentos, de sobrevivencia en devenires hipermodernos sujetos a un análisis abierto.

Si comparamos a Lima y sus tráfico con urbes como Ciudad de México, Bombay o Hong Kong, en principio habría que analizar, más allá  de su delimitación territorial y su unidad social,  que Lima es la contraposición de lo móvil con lo estacionario. En Lima viven varias ciudades. Aquella de la tradición señera y las otras amalgamas de emporios migracionales asimétrico. Luego existe una Lima anclada en la explosión de su ensanchamiento cultural que viene construyéndose desde la experiencia burguesa tradicional, el criollismo de soleras y el trayecto perpetuo desde el desplazamiento y las experiencias excepcionales de interculturalidad simbólica y asimilación de sus controversias.

Un viajero, un extranjero, que llegue hoy a Lima notara en el acto  que Lima es ciudad de ataderos y cruces. Urbe de contraseñas, códigos y rebases. Lima luce así gramática pública que está escrita entonces en sus muros y paredes de acuerdo a su componente nacional. Ciudad de inmigrantes y desbordes populares, que obedece a una conducta que bien podría remontarse a los sectarios de Bizancio –César Vallejo escribía de Lima: “ahora que me asfixia Bizancio”–, sectarios que a mediados del siglo VII destrozaban imágenes sagradas e íconos argumentando que el verdadero Dios no debía ser reducido a una estatua o a un grabado. Por ello se les llamó iconoclastas. Lima así deviene en sus iconografías, tropicales, azarosas y harto de genética andina.

Urbano 3. Un recorrido por Lima Este, saliendo por la Carretera Central, nos mostrará esa urbe convulsa de nichos populares de la llamada cultura chicha y la estética provocadora de sus afiches y letreros en una alianza entre lo costumbrista y las nuevas tendencias que imperan en la urbe. Bordeando la autopista que serpentea entre los primeros promontorios del valle que va ganando altura con rumbo a la Cordillera de los Andes,  unos muros y rótulos en colores estridentes, se descubren entre las carretillas, los ambulantes raudos y los mototaxis.

En el estudio ‘Chicha Power’ de los comunicadores, Jaime Bailón y Alberto Nicoli se concluye que hoy ‘lo chicha’ está consolidado. Si los sociólogos de otros tiempos aseguraban

Que existían dos lecturas harto diferenciadas en la sociedad peruana. La negativa de trasgresión de las leyes, de algo mal hecho o de informalidad. Y la otra, la del sincretismo, la mixtura de todas las culturas del país ancladas en Lima. Escribía Julio Mendívil: “Al colocar al inmigrante provinciano en Lima como eje de la construcción de una identidad nacional, la chicha debía representar una democratización cultural, pues la imagen del país que había construido la oligarquía criolla excluía a la mayoría de los peruanos al proponer como propios los moldes de nación y cultura llegados de la Europa ilustrada”.

La arteria es  zona de nadie para cientos de nuevos limeños que bajan desde los conglomerados de Huaycán, Huachipa, Carapongo, Vitarte, Ceres o Manchay. Un fin de semana, por ejemplo, se llega a divertirse, se viene a bailar pero también a comer. Desde la Cruz de Yerbateros y hasta más allá de los bordes de Ñaña, los llamados “complejos” o “playas”, chichodromos y hasta discotecas como el Complejo Santa Rosa de Santa Anita, el Lucero, el Cochas, el Hatunwuasi, La Balanza, el Plaza Vitarte, el Playa Central, El Paraíso de Vitarte, La casa del folclore, el Lucerito de Pariachi y otros más, funcionan las 24 horas del día.

El engranaje social de la zona  ha generado la vigorización de las relaciones familiares, de nexos de paisanaje y complicidad barriales. Los espectáculos mejor organizados son los de las fiestas patronales provincianas o carnavales o yunzas. Estas actividades tienen el soporte de sus organizaciones de paisanos que suman en Lima más de ocho mil instituciones. Los seguidores de los grupos chicha, desde los recientes, Clavito y su Chela, Lobo y la Sociedad Privada y los bandas  tradicionales de Pascualillo, Grupo Guinda, Centella o Centeno, ocupan también un lugar protagónico y originan un movimiento masivo sin precedentes que no lo consiguen ni los partidos políticos o las iglesias evangélicas.

Junto a la decena de locales de música andina y de cumbia, la culinaria también oferta es frondosa. Existe una exposición y comercialización de una gastronomía tradicional de chupes, chicharrones, modernizada con potajes que se han puesto de moda como el chancho al palo y antes, las salchipapas. Todo ello en medio de los restaurantes formales  como las cebicherías, las pollerías y los chifas. Llegada la noche la avenida se torna estrepitosa, bullanguera y popular.  La Carretera Central es la fiesta perpetua de la nueva Lima, chillona como una cola de serpiente encendida en la noche.

 

Urbano 4. Hace  un tiempo, a raíz de la muestra “El desborde popular. El Perú moderno de José Matos Mar” en el Museo de Lima Metropolitana,  la cita fue clave para entender  Lima desde un momento radical en su historia. Aquel inicio de un proceso de invasión de migrantes provincianos que se originó a partir de los inicios de la década de los cincuenta del siglo pasado. Matos Mar como buen antropólogo registro con fotografías propia y ajenas (retratos de Carlos Chino Domínguez), aquellos momentos cuando se produce una factura de la urbe limeña aún señorial, y pasa a convertirse en una ciudad convulsa y que dio paso de una épica de los nuevos pueblos, distritos, entonces llamados barriadas que hoy han ganado y conquistado zonas geográfica importantes en el perfil posapocalíptico –como diría Carlos Monsiváis– de Lima.

Según el recordado antropólogo César Ramos Aldana, curador de la exposición: “Los migrantes desafiaron la pobreza y emergieron de pampas, cerros y arenales para fundar una nueva patria sobre esteras y maderas y que hoy aportan al progreso de nuestra ciudad”. La muestra de Matos Mar es narrada a través del amplio registro fotográfico desde la primera invasión en el cerro San Cosme, en El Agustino, hasta la creación de los distritos de Lima Norte y de los nuevos barrios de la ciudad. Cierto, el estudio pone énfasis en La Carretera Central y ahí está el quid del asunto. Mostrar las expectativas de progreso social de los migrantes y las conquistas ciudadanas y sus aportes a la creación de mejores condiciones de vida.

La Carretera Central había generado ese primer momento de ‘el desborde popular’. Recuérdese que si en un censo de la UNMSM, en 1956, se registraba medio centenar de barriadas  que rodeaban la capital [el 9.5% de la población de Lima Metropolitana] en el libro Matos Mar se afirma que ya en la década los ochenta existían 598 de los llamados PP. JJ. (Pueblos jóvenes), es decir, 2’184,000 habitantes. Hoy se ha triplicado la cifra y amplios sectores sociales (el segmento “E”) son incompatibles con las estadísticas por vivir incluso al margen de los reconocido AA. HH. (Asentamientos humanos).  Súmese los estudios de Teófilo Altamirano que en aquel momento descubre que en la capital ya existían más de 70 mil instituciones provincianas afincadas en la urbe con una dinámica voraginosa.

Foto: Daniel Salomón.

En este proceso denso y aglutinante aparece la cultura chicha. Los estudiosos de entonces decía que el fenómeno operaba y se ensamblaba al acervo limeño como una filosofía de lo amorfo, emergente, cortoplacista. Era así el hijo amoral y natural de la república informal y hasta virtual. La diversidad y el multiculturalismo soldado al mapa oficial. Para entender el asunto hay que abrir nuevos espacios de discusión –decían los economistas–, generar planes económicos, revincular la universidad a la vida política y defender la identidad cultural. Proclama babeante para acercar las ideas a la sociedad. Lo virtual a lo real.

Urbano 5. Bien, ‘lo chicha’ ya está instalado con sus mercados y su urbanizadora líder, Los Portales. En la Carretera Central en las zonas de Huachipa, Ñaña, Huampaní, por ejemplo, habita gran parte de la emergente “clase media”. Sí, con comillas. Porque es un corpus social que hasta hoy nadie puede definir. El estamento es flotable y no se parece a la clase media tradicional. Algo la diferencia: es que es el sector con mejor estabilidad económica en el país.

El último informe de Arellano Marketing confirma que esta nueva clase media ya sumó 12 millones y medio de peruanos que mayoritariamente se concentran en los extremos de las urbes. En Lima Este, en distritos como Santa Anita, Ate, El Agustino. Distritos que tienen la misma capacidad adquisitiva y de compra que los habitantes de La Molina, Surco, San Borja o incluso San Isidro.

Por proyección de Lima Este, hay pues en Lima otro tipo de ciudadano que se ha sumado a los que ya existían. Los emergentes. Aquellos que ganan un promedio de 5,000 soles, que tiene casa o terreno propio, que posee auto, que goza de luz, agua, gas, cable e Internet en casa. Que ha enviado a sus hijos a estudiar a universidades privadas o particulares. Que desde el viernes festeja y los domingos sale a la playa o al campo. Que sus compras las realiza en los retail o grandes mercados, que está militando en lo último de la tecnología. Que detesta la combi y prefiere el taxi. Que evita el emporio Gamarra y va de compras al Mall Aventura Plaza.

Ya lo escribí alguna vez, la clase media en el Perú es un oxímoron por vanidosa y un pleonasmo por menesterosa. Un informe del BID dice que el 70 % de la población en el Perú pertenece a la clase media. Extraño como todo del BID, para ello sustentan que para pertenecer a este sector basta con un sueldo de 900 soles mensuales. ¡Cómo! Soy enemigo de las estadísticas. Son las zorras de las matemáticas. Como adicto al mercado Minka sé que nadie posee una camioneta 4×4 —ni china– con esos ingresos y nuestras calles y avenidas van atrancadas de ellas. Sin embargo, ningún smarphone Nokia Lumia 920 o un reloj Maurice Lacroix le otorgan a uno caché y prestigio como una camioneta Land Rover Range Rover v8. Sí, las mismas que corren por la Carretera Central.

La ciudad que creció de la migración esta Lima con sus 43 distritos o reinos ¿Reinos? ¿De qué otra manera se puede denominar a una ciudad donde cada cierto número de cuadras diferentes normas definen las reglas de urbanismo, al punto que en una misma calle se pueden construir edificios de 20 pisos en un lado y en el otro solamente de 2? ¿Qué pensar de una zona geográfica donde cada autoridad cobra impuestos diferentes en montos y en motivos a los de sus vecinos? Así entonces, el submundo social marginal se hace universo y vaga, se aísla entre los extremos de la anomia y la llamada choledad.  Sí aquella de la marginalidad que se alimenta de razones psicológicas individuales como de los procesos de reducción temporal del mercado de trabajo y de la informalidad socio-culturales.

Urbano 6. Como los estudios sobre la nueva Lima de Romeo Grompone, Gonzalo Portocarrero, Sinesio López, Aldo Panfichi o Guillermo Nugent, el libro “Lima y sus arenas. Poderes sociales y jerarquías culturales” de Danilo Martuccelli es un enorme aporte para encontrar otras claves para entender la urbe limeña y sobre los factores socio-históricos que impidieron el advenimiento de una nación, la consolidación del “Pueblo” como actor político, así como el establecimiento de regulaciones sociales menos nocivas tanto a nivel interpersonal como social. Por ejemplo no sobredimensiona la ruptura que significó el régimen fujimorista. Más bien  insiste sobre el papel que tuvo el periodo 1985-1990 en el proceso de transformación que conoció Lima.

Dice Daniel Iglesias que Por los análisis de Martuccelli muestran que Lima mutó enormemente durante el gobierno aprista a tal punto que la figura referente del Pueblo como destinatario del discurso político y de las prácticas de politización dejó de existir. Estas transformaciones se vieron reflejadas, según el autor, en la aceleración del colapso del urbanismo, el crecimiento de la informalidad así como nuevas lógicas de supervivencia en medio de una crisis económica generalizada con fondo de violencia política a raíz de los ataques de Sendero Luminoso.

Y si en la ciudad convulsa, el espíritu festivo esta en cada esquina, existe también  una conducta que caracteriza a la urbe: El “achoramiento”. Léase, violencia ciudadana. La capital del Perú engulle  tres nuevas estructuras sensuales para asumir la sobrevivencia. La megalópolis se atraganta y su cultura funda su imaginario en los subsuelos del erario pasional. La norma se hace licencia. El desorden se respeta y genera la psiquis vitaminizada. La ciudad abriga a sus hijos. El paisaje limeño en un daguerrotipo de melancolías. Un agua fuerte de infracciones la infecta colorida. El proceso redime al pobre e intoxica levemente al rico, que los hay. La justicia es “achorada” y la equidad es su culpa. La educación no sentimental se “achora” y “achora” al alumnado.

Mientras tanto, la orquesta de Clavito y su Chela sigue cantando en Huaycán para el programa Domingo de fiesta de Canal 7. Clavito es un artista sui generis. De ex policía y comando en el VRAEM ahora es la estrella más rutilante de la cumbia peruana. En aquella zona que en sus orígenes fue un bastión de la barbarie del senderismo, hoy el debate sigue encendido. Y Lima sigue siendo la megalópolis del futuro entre las cumbias de borrachos y los salmos celestiales.

(Crónica publicada en la revista impresa Lima Gris número 14)

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Actualidad

Avelino Guillén presentó su carta de renuncia al Ministerio del Interior [VIDEO]

Nunca obtuvo el respaldo esperado por el presidente Castillo, respecto a los cambios en la PNP.

Published

on

Se cansó de esperar sentado. El ministro del Interior, Avelino Guillén, de acuerdo al diario El Comercio, acaba de presentar su renuncia a dicho ministerio, luego de que no encontrara respaldo del presidente de la República, Pedro Castillo, referente a la lista de cambios dentro la Policía Nacional del Perú (PNP).

Lo dejaron solo. Guillén habría presentado su carta de renunciar al Miniter. Foto: diario El Popular.

Guillén Jáuregui, quien desde el 4 de noviembre del 2021 ocupa el cargo de ministerio del Interior, se habría cansado de esperar el espaldarazo del mandatario, ya que desde diciembre del año pasado se deslizaran las disputas entre el aún titular del Interior y el comandante general de la PNP, Javier Gallardo, por los cambios que este último quería realizar en direcciones especializadas de la institución.

Guillén se opuso en todo momento a la lista presentada por Gallardo, pero no recibió el respaldo de Castillo quien se puso del lado del general PNP.

El argumento del ministro para rechazar la propuesta del comandante era que quería pasar al retiro a oficiales con experiencia y trayectoria, como el jefe de la Dircote, Óscar Arriola.

Como se recuerda, según un informe de IDL-Reporteros, publicado en diciembre pasado, el general de la PNP presentó a Guillén una lista de 20 generales que podrían retirarse en su institución. Sin embargo, el ministro Guillén identificó al menos a cinco que estaban considerados entre los mejores de la institución.

En ese momento, fue Guillén quien sostuvo que eso se resolvería con la última palabra del mandatario. En ese sentido, Gallardo descartó que su planteamiento requiera la firma de otros mandos.

“La ley faculta al comandante general, él es el responsable de la administración del recurso humano dentro de la PNP y otros. Por eso (…) presenta su propuesta al ministro del Interior y él, a su vez, traslada esa propuesta al presidente de la República (…) No es cierto que se requiera la firma de otros oficiales para presentar la propuesta”, añadió Gallardo.

Todo eso conllevó a que se generará durante semanas una tensión entre el ministro Guillén y el comandante Gallardo, que habría tenido como punto final la renuncia del primero.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Autor de la escultura gigante de José Carlos Mariátegui en SJL falleció este último martes

Víctor Luján Rodríguez se desempeñó como escultor y docente. Sus obras se encuentran dispersas en distintos lugares del Perú.

Published

on

Los habitantes de San Juan de Lurigancho (SJL) seguramente se habrán topado con una escultura de seis metros de altura del político y filósofo José Carlos Mariátegui, ubicado precisamente en el ingreso a la urbanización que lleva su nombre, pero no estaban enterados del autor de tan magnifica obra ni su ubicación original.

El artista y el ‘Amauta’. Obra actualmente se encuentra a la entrada de la urbanización que lleva el nombre del destacado político. Foto: Facebook de Víctor Luján.

Se trata del escultor Víctor Luján Rodríguez quien recreara, en 1994, a cuerpo entero a nuestro ‘Amauta’. Los vecinos más antiguos seguramente recordarán que en un principio la escultura se situaba al ingreso del distrito, dando la bienvenida, libro en mano, a todos los visitantes.

De acuerdo a Manuel Flores Calderón, dirigente vecinal de SJL, el traslado efectuado durante la gestión del ex alcalde Ricardo Chiroque (1999-2001) tuvo “motivaciones políticas”.

En una nota del diario El Peruano, de fecha 2017, se comenta así los cambios de lugar de la escultura metálica:

«Quien pagó los platos rotos de las pasiones políticas de derecha e izquierda fue la escultura de seis metros de José Carlos Mariátegui (1994). Su enorme imagen metálica, construida durante la gestión del desaparecido alcalde Óscar Venegas Aramburú, daba la bienvenida al distrito en el cruce exacto de las avenidas Próceres de la Independencia con Malecón Checa (donde hoy hay un semáforo y un óvalo). Seis años después, y tras varios y penosos traslados, llegó a la entrada del AA. HH. Mariátegui, desde donde saluda con los Siete ensayos bajo el brazo». (El oro de San Juan, Diario El Peruano, 2017).

Dicho monumento es un homenaje al ‘Amauta’, recordando el centenario de su natalicio, en 1994. Esa escultura fue encargada al artista por el ex alcalde Óscar Venegas Aramburú durante su segunda gestión, en 1993.

Lastimosamente, este último martes, el recordado artista falleció según cuentan sus propios familiares quienes velaron los restos del maestro en su vivienda de Los Cipreses, en SJL.

Además del Mariátegui mencionado, actualmente ubicado en la urbanización de ese nombre en San Juan de Lurigancho, también se le conoce por su escultural del apóstol Santiago en la provincia de Gran Chimú, La Libertad.

Santiago apóstol, ubicado en Chimú – La Libertad, obra de Víctor Luján. Fuente: Facebook del escultor.

Sus trabajos están mayormente ubicados en lugares marginales que no cuentan con gran presencia escultórica.

Sobre Víctor Humberto Luján Rodríguez

Nació en el Distrito de Lucma Provincia de Gran Chimú, La Libertad. Heredó de los legendarios orfebres de la cultura Mochica Chimú su condición innata para el arte escultórico. Estudió en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú. Fue alumno muy destacado. Obtuvo el primer premio de escultura en metales y mención honrosa por excelencia en modelado en su promoción. Obtuvo el Titulo de Artista Profesional. Tiene el grado de Bachiller en Educación por la Univ. Pedro Ruiz Gallo.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Comisión de Cultura del Congreso cita a ministra Gisela Ortiz para que responda sobre monumento ‘El Ojo que Llora’

Citación estaba prevista para este 31 de enero, pero se prorrogó para el 4 de febrero, donde ministra Ortiz acudirá con la viceministra Sonaly Tuesta.

Published

on

Gran polémica ha surgido tras la declaratoria del Ministerio de Cultura (Mincul), encabezado por la ministra Gisela Ortiz Perea, de nombrar como patrimonio cultural de la Nación la escultura denominada ‘El ojo que llora’. Ante ello el congresista de Avanza País Alejandro Cavero remitió una solicitud al presidente de la Comisión de Cultura del Congreso de la República, Alex Flores Ramírez (Perú Libre) para que la titular del Mincul explique los motivos de la Resolución Viceministerial N° 000018-2022-VMPCIC/MC, aprobada por la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Sonaly Tuesta.

“Efectúo el pedido debido a que, como muchos peruanos, considero que no es parte de nuestro patrimonio y no constituye un bien cultural sino una afrenta al pueblo que sufrió los ataques de los delincuentes terroristas”, indicó el congresista Cavero en el sustento de su pedido.

Esa solicitud ha sido respalda por los siguientes parlamentarios, entre otros:

  • Norma Yarrow, de Avanza País (AvP),
  • Diego Bazán, de AvP,
  • Juan Burgos Oliveros, de AvP,
  • Alejandro Cavero, de AvP,
  • María Córdova Lobatón, de AvP,
  • Diana Gonzáles Delgado, de AvP,
  • Jorge Montoya, de Renovación Popular,
  • Adriana Tudela, de AvP,
  • José Williams, de AvP.

Como se recuerda, este memorial de propiedad de la Asociación Civil Caminos de la Memoria tiene como consigna recordar las miles de víctimas que dejó la época de la violencia terrorista, cerca de 70.000 muertos, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

En tanto, El Ministerio de Cultura argumenta que el memorial “El ojo que llora” presenta valor histórico, al constituir una obra de dominio público que permite a nuestra ciudadanía meditar y reflexionar sobre el periodo histórico de violencia ocurrido en nuestro país entre las décadas de 1980 y 2000.

Actual ministra de Cultura fue designada durante años portavoz de los familiares víctimas de la masacre de La Cantuta. Foto: difusión.

De acuerdo a la Resolución Viceministerial N° 000018-2022-VMPCIC/MC, “El ojo que llora” busca convertirse en eje articulador de encuentros, intercambios y memorias, siendo el reflejo de una sociedad democrática y respetuosa de los derechos humanos.

“A través de este lugar, se intenta colaborar en la construcción de una sociedad sin violencia, que progresa a partir de su educación, trabajo y cultura”, precisa el documento publicado en el diario El Peruano.

Por su parte, la Comisión de Cultura del Congreso ha indicado que la citación se pospondrá para el próximo 4 de febrero, en donde la titular de Mincul acudirá acompañada de la viceministra Sonaly Tuesta, para que den sus descargos.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

La Libertad: Pobladores de Virú planifican bloquear la carretera Panamericana Norte

Published

on

Luego de los acontecimientos del Paro Agrario en Virú y Chao en la región liberteña, los moradores volverán a tomar las vías este viernes 28 de enero desde las 00:00 horas, el frente de defensa de la provincia de Virú indico que será una marcha pacifica para evitar inconvenientes.

Fernando Crisólogo, dirigente, manifestó que la medida iba a llevarse a cabo todavía el próximo 3 de abril, pero debido al incremento en el costo del peaje de forma colectiva se decidió salir a marchar, ya que el nuevo costo de 8.90 a 10.10 a los vehículos menores es abusivo.

Otro de los puntos del pliego de reclamos es la exigencia de la construcción del Hospital Virú Minsa, desde 2019 no cuenta con presupuesto y, hoy en día, el expediente técnico tendría observaciones que no son corregidas por el Gobierno Regional La Libertad

Además, también se encuentran como reclamo la construcción del colegio Mixto Virú y del centro de salud en el puente Vírú que hasta la fecha tampoco se ha ejecutado pese a tener partida presupuestal. Allí se podría atender emergencias de accidentes de tránsito, que suceden casi a diario en la carretera.

Foto referencial.

Al igual que el reclamo de las rondas campesinas de la región, también esta el alza de precio de los fertilizantes que afecta a los agricultores, así como el costo del servicio de agua de Chavimochic, la construcción de pozos tubulares, así como apoyo a los trabajadores que vienen siendo obligados a laborar sin estar vacunado por la covid-19.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

No podrá salir

Poder Judicial dicta impedimento de salida a presidente de Repsol Perú y otros funcionarios por 18 meses.

Published

on

Lo último. El Juzgado de Investigación Preparatoria Transitorio de la Corte de Puente Piedra-Ventanilla dictó el impedimento de salida del país por 18 meses contra Jaime Fernández-Cuesta Luca de Tena, gerente general de la Refinería La Pampilla, administrada por Repsol Perú, tras el desastroso derrame de petróleo que hasta la fecha sigue contaminando nuestro litoral y amenaza con expandirse hacia el norte del país. Pasividad de empresa de hidrocarburos resulta aterradora.

Fiscalía ha encontrado una “presunta responsabilidad penal” contra funcionarios de Repsol, incluido el mismo presidente de la multinacional. Foto: revista accionistas Repsol.

Previamente, la medida coercitiva solicitada por la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima Noroeste también alcanza a Renzo Alejandro Tejada Mackenzie, jefe del Terminal Marítimo 2 de la Refinería La Pampilla; Gisela Cecilia Posadas Jhong, gerente de Calidad de Medio Ambiente; y José Gregorio Reyes Ruiz, gerente de Producción.

Según el representante de este despacho fiscal, Ariel Tapia Gómez, se encontró presunta responsabilidad penal por el delito de contaminación ambiental contra los representantes legales y funcionarios de la citada empresa, y los que resulten responsables; por afectar el litoral con el derrame de petróleo crudo.

La tesis fiscal señala que los funcionarios habrían conocido del derrame, en una cantidad superior a los 6 mil barriles de petróleo crudo, e “incumplieron adecuadamente sus responsabilidades funcionales, ocasionando que el vertimiento se desplazara” desde la Refinería La Pampilla de Ventanilla (Callao).

Cabe precisar que el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) detectó petróleo desde Ventanilla, Callao, hasta Chancay, en Huaral. Además, la provincia de Huara también habría sido afectada.

Asimismo, la semana pasada, se detectó contaminación en los Islotes de Pescadores y las Zona Reservada de Ancón, donde el petróleo causó muertes incalculables de fauna marina y grave contaminación de mar y litoral.

El derrame de petróleo ha afectado la vida marina. Daños son incalculables y recuperación podría tardar varios años. Foto: panamericana.pe.

En tanto, El Ministerio Público ampliará la investigación por presuntos delitos de responsabilidad funcional, para incluir a funcionarios públicos de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (Dicapi) de la Marina de Guerra del Perú, el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) y del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA); quienes habrían omitido su labor de fiscalización administrativa.

Estas instituciones del Estado, de acuerdo con disposiciones legales, deben realizar tareas de verificación, fiscalización y control de cumplimiento de los planes de contingencia, ante un derrame de petróleo con afectación al medio ambiente.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Solicitan impedimento de salida del país para presidente de Repsol Perú

Ministerio Público ha solicitado impedimento por 18 meses para Jaime Fernández – Cuesta, y otros funcionarios de empresa de hidrocarburos.

Published

on

Este jueves a partir de las 5 de la tarde el Juzgado de Investigación Preparatoria Transitorio de la Corte de Puente Piedra – Ventanilla evaluará el pedido de impedimento de salida del país por 18 meses, presentado por el Ministerio Público, contra el gerente general de la refinaría La Pampilla, Jaime Fernández – Cuesta Luca de Tena, por las investigaciones que se le siguen en el derramamiento de petróleo ocurrido el pasado 15 de enero cerca a las costas de Ventanilla.

De brazos cruzados. Hasta el momento presidente de Repsol no asume responsabilidades frente al derramamiento de petróleo. Foto: Eleconomista.es

Según informó el Poder Judicial, “el requerimiento fiscal incluye también a los funcionarios de la empresa: Renzo Tejada Mackenzie, Gisela Posadas Jhong y José Reyes Ruiz, investigados por el presunto delito de contaminación ambiental”.

El Ministerio Público también informó sobre su solicitud de impedimento de salida al Poder Judicial y precisó que se trata de Renzo Tejada Mackenzie, jefe del Terminal Marítimo 2 de la Refinería La Pampilla – Repsol.

“Esto, luego que la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Lima Noroeste abriera investigación contra representantes de Refinería La Pampilla S.A., administrada por el Grupo Repsol del Perú S.A.C, por presunto delito de contaminación ambiental, debido al derrame de petróleo”, agregaron en su cuenta de Twitter.

El procurador público especializado en Materia Ambiental, Julio César Guzmán, señaló ayer que el presunto delito de contaminación en su tipo base tiene una penalidad de 4 a 6 años, pero que puede subir hasta 7 años de prisión en su tipo agravado.

Guzmán comentó que los profesionales investigados eran los encargados de controlar los riesgos de la operación de la compañía.

Repsol es multado con 18 millones de soles

En tanto, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) aplicará una multa de 4 mil UITs, equivalente a 18 millones 400 mil soles contra la multinacional Repsol por haber incumplido con una de las medidas dispuesta por la institución ante el derrame de petróleo en el mar de Ventanilla.

La jefa de la institución, Miriam Alegría, explicó que Repsol no ha cumplido con la identificación de las zonas afectadas por el derrame el pasado 15 de enero.

Tampoco ha realizado labores de contención y recuperación del hidrocarburo en las zonas afectadas ni ha culminado las labores de segregación, transporte, almacenamiento y disposición de los residuos peligrosos.

Un mar muerto. Derrame de petróleo ha ocasionado una pérdida incalculable en el hábitat marino. Foto: Andina.

Asimismo, venció el plazo dispuesto por la OEFA para que Repsol realice la conservación, custodia y rescate de la fauna marina afectada en las áreas naturales protegidas, como la Isla Pescadores y la zona Reservada de Ancón.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Periodista Fernando del Rincón ‘se ríe en la cara’ de congresista Waldemar Cerrón [VIDEO]

Luego de que el hermano de Vladimir Cerrón lo tildara de “presunto sicario político de la prensa internacional neoliberal”.

Published

on

“Me río de usted en su cara”, fue lo que respondió el entrevistador de CNN en español, Fernando del Rincón, al parlamentario de Perú Libre Waldemar Cerrón, luego de que éste publicara en su cuenta de Twitter que la entrevista concedida por el presidente Pedro Castillo al medio internacional fue una “emboscada” por parte de un grupo interesado en bajar la reputación del mandatario.

Presunto sicario político de la prensa internacional neoliberal habría emboscado a Pedro Castillo abusando de su amplia vocación democrática. Al desnudo posible conspiración golpista”, escribió el parlamentario oficialista en su cuenta de Twitter tras la emisión de la entrevista.

Ante la acusación, del Rincón aprovechó los primeros minutos de su programa para responderle a Cerrón y lo invitó a brindarle una entrevista. “Me río de usted en su cara. Hay que tener la cara muy dura para no darse cuenta que no hacía ni falta ninguna emboscada. Esto se llama, y se lo voy a decir señor Cerrón, porque me extraña su ignorancia. No necesitaba ninguna emboscada el presidente Castillo, eso se llama suicidio político”, señaló el periodista mexicano.

Del Rincón se mostró sonriente ante lo mencionado por el congresista de Perú Libre, incluso pidió que enfocaran su rostro para dirigirse directamente al hombre que lo había señalado como “sicario político de la prensa internacional neoliberal”. “Solo había que hacer las preguntas correctas y cuando quiera se las hago a usted a ver si es cierto que se necesita emboscar a la gente. Gracias por darme esa relevancia, me pongo la medalla por acá. Muy amable”, dijo señalando su hombro aludiendo a los honores militares.

Periodista de CNN entrevistará a Vladimir Cerrón

Asimismo, el popular entrevistador mexicano adelantó que la próxima semana hará lo mismo con el secretario general del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, y que no necesitará de “ningún tipo de emboscada” para encarar al ideólogo del partido oficialista.

Turno para la mente detrás de Perú Libre. Entrevistador adelanta que conversará con Vladimir Cerrón la próxima semana. Foto: difusión.

Este adelanto se dio durante la emisión de ayer, 26 de enero, en la que el periodista de CNN en español entrevistó al Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez. Previo a la emisión de la conversación con el funcionario, del Rincón se refirió a los comentarios del vocero del partido de gobierno, Waldemar Cerrón, quien lo calificó de “sicario político”.

“Este tweet de Waldemar Cerrón tuvo eco en distintos medios locales y, por supuesto, su propio hermano. Por cierto, Vladimir Cerrón, su hermano, el dirigente nacional de Perú Libre, llamó a mi producción, nos contactó porque quiere un espacio en este programa (…). Señor Cerrón, usted va a tener su espacio en este programa. Con todo gusto, soy el más interesado en que me acompañe”, dijo el hombre de prensa.

No obstante, del Rincón advirtió al también exgobernador regional de Junín que sus preguntas “no son fáciles”, pero aseguró que “no habrá ningún tipo de emboscada, como dice su hermano”.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Poder Judicial condena a 19 años de prisión a ex gobernador de Cajamarca, Gregorio Santos

‘Goyo’ Santos fue sentenciado por los delitos de colusión agravada y lavado de activos.

Published

on

Por favorecer a empresas en los trabajos de conservación y/o rehabilitación de carreteras durante su gobierno, el ex gobernador de Cajamarca, Gregorio Santos fue condenado a 19 años de prisión por el Juzgado Penal Colegiado de la Corte Superior Nacional.

Esta sentencia (9 años por delito de colusión agravada y 10 años por lavado de activos) se debe a las irregularidades cometidas cuando ejerció como gobernador regional de Cajamarca.

Ex gobernador de Cajamarca de pensamiento comunista pasará una larga temporada tras las rejas. Foto: difusión.

El Juzgado Penal Colegiado también sentenció a otros implicados, como Mario Montes Samaniego, quien recibió 16 años de prisión; Antonio Medina Centurión y Mario Cueva Carranza, que fueron sentenciados a 7 años.

Asimismo, César Marcelo Estela Castañeda fue condenado a 6 años de cárcel y Maritza Ayala Sínchez recibió 8 años de prisión. En tanto, Santos Guerrero fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por 3 años y 8 meses.

De igual modo, el tribunal impuso consecuencias accesorias de suspensión de actividades a las empresas Constructora Aterpa Sucursal Perú, Project Construction SAC, Industrial Gráfica San Remo SAC y otras.

Según el fallo, Gregorio Santos negoció y obtuvo el pago de 5 millones 285 mil 800.52 soles, equivalente al 7,5% del costo total de las obras de rehabilitación de carreteras que el GORE Cajamarca contrató con la sucursal peruana de la constructora brasileña en el 2011.

La fiscalía acusó a Santos Guerrero de haberse coludido con empresas para entregarles la buena pro de concursos públicos por el servicio de gestión y conservación de carretera Choropampa-Cospan-Huallobamba en La Libertad y otras.

Por las transferencias bancarias se ha podido establecer que dicha comisión ilícita se dividió en tres partes: el exgobernador regional recibió 2 millones 114 mil 320.20 soles, equivalente al 40% del monto total.

Cabe indicar que Gregorio Santos cumple otra condena de 19 años y 4 meses de prisión efectiva por los delitos de asociación ilícita y colusión al promover que el empresario Wilson Vallejos Díaz se adjudique 12 obras públicas licitadas por la entidad Pro-región, por 133 millones de soles.

Tras dictarse esta primera sentencia, el exfuncionario estuvo prófugo de la justicia desde enero del 2020. Finalmente, fue capturado cinco meses después -el 25 de junio- en un operativo policial en la provincia de Rioja, en la región San Martín.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending