Connect with us

Cultura

A 15 AÑOS DEL DEBATE LITERARIO

Published

on

(Escritores Miguel Gutiérrez, Alonso Cueto y Fernando Ampuero en Madrid. Foto: Paolo de Lima)

Un 23 de mayo como hoy, de hace quince años, se inició en Madrid el I Congreso Internacional “25 años de narrativa peruana (1980-2005)”. Fue organizado a iniciativa de la Asociación Cultural Mirada Malva, de los escritores Jorge Eduardo Benavides y Mario Suárez Simich, y del consejero cultural de la Embajada peruana en España, Augusto Elmore. El lugar fue el Palacio de Linares, sede de la Casa de América, el año 2005. Este congreso se volvió célebre debido a que posterior a él se produjo un encendido debate literario entre varios de los asistentes que luego fue difundido por los principales diarios del país. ¿Qué queda de ese enfrentamiento entre escritores bautizado en los medios como «debate literario» o «andinos vs. criollos»?

Existe cierta conexión entre el libro La generación del 50: un mundo dividido (1988) y el debate literario del 2005. Miguel Gutiérrez, quien tuvo una participación activa en este último, mencionó alguna vez que se había reavivado una discusión que él creía superada y a la que ahora se añadían nuevos actores y temas:

Pensé que los odios y rencores que suscitó mi libro La generación del 50: un mundo dividido eran cosas del pasado, hasta que un artículo mío —escrito en el 2005 para restablecer la verdad de lo que realmente ocurrió en un encuentro de escritores celebrado en Madrid—, desencadenó una increíble polémica que del territorio de la literatura se extendió a los campos de la cultura y la política (1).

Un antecedente histórico fue el Primer Encuentro de Narradores Peruanos realizado por la Casa de la Cultura del Perú en 1965. En aquella oportunidad se congregaron en la ciudad de Arequipa Ciro Alegría, José María Arguedas, Oswaldo Reynoso, Jorge Cornejo Polar, Tomás Escajadillo, José Miguel Oviedo, Sebastián Salazar Bondy, Eleodoro Vargas Vicuña, Carlos Eduardo Zavaleta, Antonio Cornejo Polar (director de la Casa de la Cultura y organizador), entre otros (2).

En la polémica entre «andinos» y «criollos», en cambio, se rompió el gueto de un congreso literario, probablemente sin proponérselo, y se difundió a través de los más importantes periódicos del país (3).

Los hechos: el congreso en Madrid se desarrolló del 23 al 27 de mayo del 2005 con una asistencia aproximada de cincuenta y cinco personas entre escritores, críticos literarios, editores y profesores. La cantidad de narradores era representativa no solo del periodo estudiado (1980-2005), sino de, por lo menos, un par de décadas antes (4). Fue más variopinta y ambiciosa que la realizada cuatro décadas atrás (de aquel evento solo repitió Mario Vargas Llosa). Participaron en doce mesas temáticas siendo el discurso de inauguración dado por Mario Vargas Llosa y el de clausura por Miguel Gutiérrez. En el primero, el autor de La Casa Verde resaltó que actualmente existen más ventajas en ser escritor de las que había en los años 50, cuando él comenzó. También criticó la supuesta persistencia de una narrativa «telúrica» en el presente siglo y que a algunos les hizo recordar sus postulados de La utopía arcaica (5). En la clausura, Miguel Gutiérrez habló sobre la perspectiva actual de la narrativa peruana y trató de poner paños fríos a ciertas escaramuzas que se habían producido. Dijo que el reconocimiento a la labor del escritor era algo accidental y que, a veces, llegaba tarde (recordó el caso de Arguedas). Además, que lo verdaderamente importante era el proceso creativo y no el tamaño de la foto en los diarios (6).

Miguel Gutiérrez. Foto: Andina.

No obstante, en los cinco días que duró el congreso se produjeron intervenciones en las que hubo ataques explícitos. Algunos de los denominados “criollos” sugirieron a los escritores “andinos” que debían copiar las fórmulas de los cantantes Chacalón o Dina Paucar para alcanzar su propio éxito. A su turno, los andinos denunciaron la existencia de favoritismo en los medios de difusión en Lima e insinuaron que la narrativa andina era superior a la producida por los criollos. En esos días los organizadores notaron que ambas tendencias comenzaron a nuclear a la mayoría de los asistentes en dos bandos reconocibles (e irreconocibles). A diferencia de lo ocurrido durante el encuentro de 1965, en el que los narradores llegaron a discutir sus diferencias en un ambiente de interés y de respeto por lo que decía el colega, en el congreso las fricciones rebasaron las buenas formas. Una de las expositoras, Rocío Ferreira, mencionó:

[…] llama la atención la apatía, la poca curiosidad intelectual y falta de solidaridad y ética profesional que algunos narradores de distintas generaciones que fueron invitados al Congreso en Madrid desplegaron al no escuchar las ponencias de sus colegas y, por el contrario, evidenciaron un exacerbado individualismo (7).

Por ese motivo y para aclarar los malentendidos, Miguel Gutiérrez decidió escribir un artículo a su vuelta a Lima sobre lo que, según su perspectiva, había ocurrido. El artículo salió el 29 de junio en el diario Perú21 y fue la chispa que incendió la pradera. En él reseñó positivamente la organización del congreso, resumió su propia ponencia, y criticó la práctica de los criollos a quienes tildó de ‘secta’:

[…] el malentendido tuvo que ver con la relación del grupo hegemónico que domina los medios de comunicación y los narradores del mundo andino.

[…]

Que la secta mantiene su poder lo prueban los despachos y crónicas desinformantes (publicados en los medios que ella controla) sobre el desarrollo del encuentro.

[…]

Es de conocimiento público que esta corriente [andina] es omitida por el grupo hegemónico en sus informes literarios, así como se margina o se minimiza a sus escritores más representativos.

A los pocos días el escritor Alonso Cueto respondió en el mismo diario:

[…] la hipotética secta debe ser muy inútil, pues los medios mencionan y reseñan obras de Miguel y de otros muchos escritores. La única secta real que existió aquí fue la de la revista Narración, que juzgaba y condenaba escritores en base a su supuesta ideología.

Para no hacer un recuento de todas las intervenciones, me centraré en aquellas en las que Miguel Gutiérrez intercambió argumentos y alguno que otro pullazo con Alonso Cueto, Fernando Ampuero y José Miguel Oviedo (8).

Afirmó Gutiérrez que la narrativa peruana estaba atravesando por un buen momento debido a la producción de las generaciones de los 80 y 90 procedentes de distintas partes del país. En cuanto al tema andinos y criollos, utilizó los términos «mafia», «secta», «argolla» aclarando que lo hacía en forma metafórica y sobre ello se preguntó: «Pero ¿existe todavía un grupo de esta naturaleza? Increíblemente sí, aunque ya no dispone ni mucho menos de ese poder casi omnímodo que detentaba el círculo en su época dorada (los años 50 y los 60)».

Alonso Cueto manifestó su desacuerdo en apoyar a un solo tipo de literatura ya que eso equivaldría a crear trincheras innecesarias. Agregó que: «Debemos “estar” pues solo por la buena literatura, la que surge de la soledad esencial de sus creadores. De lo contrario, corremos el riesgo, entonces sí, de caer en una visión sectaria, y habremos perdido, en realidad, toda esperanza».

Alonso Cueto.

Quizá las intervenciones más punzantes —en todo el sentido de la palabra— fueron las del escritor Fernando Ampuero y las del crítico José Miguel Oviedo. El primero inició su respuesta coincidiendo con Gutiérrez y Cueto en que el Perú de hoy es un país pluricultural que en el plano de la literatura no debería ser dividido en andinos y criollos. Y para entrar en la discusión afirmó que, si los escritores andinos no despiertan interés hoy, es porque no tienen el nivel de un Ciro Alegría o un Arguedas. Luego repitió la comparación hecha en Madrid: «Interesa Chacalón’, interesa Dina Paucar. ¿No es más bien que no se impone un equivalente literario de rasgos claramente andinos que desate pasiones entre los lectores?». En otra publicación se pesa de que el debate no se haya centrado en discrepancias ideológicas o políticas, sino en los ‘lamentos’ de ciertos escritores andinos ante la falta de reconocimiento público o fama. Por último, Ampuero recusó la apreciación que hizo Gutiérrez sobre los escritores criollos:

En su envanecida visión de sí mismo, Miguel Gutiérrez se arroga el derecho de juez supremo y hasta se pone magnánimo. Él osa calificarnos como autores «de nivel medio considerable, incluso los mejores de entre ellos», dando por descontado que lo suyo es lo literariamente encomiable.

Para José Miguel Oviedo, quien no asistió al congreso, pero fue aludido en un artículo: «Gutiérrez inventa una siniestra y gigantesca conspiración, una vasta intriga que parece inspirada a medias entre la novela gótica y la de espionaje, para explicarse todo lo que ocurre a su alrededor y donde él no esté incluido» (9). Añadiendo que el criticado era admirador de Mao Tse-Tung. Mientras tanto Ampuero, en otra publicación, agregó que lo era de Abimael Guzmán. Ante tales arremetidas, Gutiérrez replicó:

[…] remito a los lectores interesados a la extensa entrevista que me hizo el profesor de filosofía Dante Dávila para el libro Del viento, el poder y la memoria (páginas 309-333) publicado por el Fondo Editorial de la Universidad Católica. Todo está ahí dicho con claridad, con el necesario espíritu autocrítico, pero sin desgarramientos ni ominosos complejos de culpa (10).

A esas alturas las publicaciones habían proliferado en ambos bandos y todo hacía pensar que el fuego cruzado no iba a detenerse ni a tratar más sobre literatura (11). Pero, si revisamos con atención en los mismos artículos podremos encontrar reflexiones sugestivas.

Por ejemplo, mientras que para los criollos el problema que originó el debate se debía a la expresión de resentimientos acumulados, reclamos por falta de publicidad o conspiraciones ficticias; para los andinos, su raíz debía buscarse en un detonante más complejo y antiguo: la práctica hegemónica que durante décadas unos grupos sociales han tenido sobre otros. Un problema que trasciende a ambas tendencias y que tiene que ver con la historia misma del país. Donde la literatura solo es uno de los territorios en los que esa dinámica de uso del poder se manifiesta. La socióloga francesa Anouk Guiné, interesada en el tema, lo explicó así:

Decir que el debate «hegemónicos/andinos» es obsoleto equivale a olvidarse de la realidad histórica del Perú y de su impacto sobre la vida literaria. Pareciera que también en este país el «multiculturalismo», muy preciado hoy día en ciertos ámbitos académicos y políticos, hubiera hecho olvidar que la «diversidad» es fruto de relaciones de poder de tipo colonial y racial.

Anouk Guiné.

Una postura que intentó mediar, la del escritor y crítico Gustavo Faverón, sostuvo en aquella oportunidad:

Cuando un escritor con cierto poder en los medios de comunicación capitalinos niega (o desconoce) la dificultad que sus colegas provincianos tienen para acceder a esos medios, ese escritor contribuye, acaso involuntariamente, al doloroso centralismo y al injusto desequilibrio social, económico y político que aleja a Lima del resto del país.

«¿Qué hacer frente a esta realidad?», se preguntó Miguel Gutiérrez intentando contener la polarización a la que habían llegado:

En primer lugar, dar al traste las lamentaciones y no pretender ser admitido en los medios que la secta domina, pues es probable que si se le tocan las puertas alguno podrá ser admitido, pero en condiciones de subordinación. No, lo que hay que hacer es persistir en la creación de calidad cada vez más rigurosa y desarrollar una campaña agresiva estableciendo y fundando espacios, revistas y editoriales alternativos pero muy acordes con la modernidad.

Otro argumento que surgió en el fragor del debate fue considerar la venta de libros como la justa medida para establecer el éxito literario de un autor. Sin embargo, esto fue rebatido con la idea de que es justamente en ese espacio donde opera la influencia de las amistades en la industria editorial. Las recomendaciones o ‘argollas’ ciertamente pueden decidir qué libros verán la luz o qué libros no. Por consiguiente, la venta no garantiza obras trascendentes o siquiera aceptables. Para Raúl Tola: «… incluso bajo ese supuesto, la única distinción que debería importar es la que separa la buena literatura de la mala, y allí las ventas y la presencia mediática no definen nada (pensemos en Paulo Cohelo, si no)». Un enfoque distinto introdujo consideraciones de carácter étnico. Gregorio Martínez señaló a su turno que la literatura andina tiene que atravesar por un tamiz que se enfoca en el color de la piel: «… en la reyerta literaria existe de por medio una cuestión de pinta y pretensión. Siempre ha sido así, en el Perú y en América entera. Esto desde la invasión europea. Todo matiz caucasoide otorga privilegios». Por ello se cuestiona:

¿Acaso la (Escuela) Naval y otras instituciones no exigen examen de presencia? Justamente los ‘regios’ quieren perpetuarse como los exclusivos comensales del exquisito manjar que en castizo se llama gollería. También para trabajar en la TV y en cualquier sitio con buen salario, la pepa caucasoide, no el talento, es condición imprescindible.

Por eso en décadas pasadas grupos como Narración y Hora Zero representaron una irrupción multicultural de escritores mestizos, andinos y amazónicos que supieron enfrentar el centralismo de Lima y el hegemonismo en los medios. Para ello recurrieron a sus propias formas de expresión en base a revistas, libros, recitales, talleres, pronunciamientos, debates, etc. Otros colectivos surgidos en el presente siglo provienen de universidades, centros culturales y de los más diversos rincones del país (12). Estas nuevas oleadas han sabido aprovechar los espacios que brindan las editoriales independientes, el auge de las ferias de libros realizadas en provincias, y la creciente influencia de Internet y las redes sociales. Todos mecanismos legítimos para enfrentar lo que el autor de La violencia del tiempo denominó “el problema entre hegemónicos y excluidos”.

En una entrevista que le hice a Miguel Gutiérrez el año 2013 precisaba su participación en el debate:

En esta famosa polémica a mí me ubicaron como escritor andino o muy ligado a ellos. Pero yo en ningún momento planteé mis criterios en esos términos. En mis textos yo matizo mi posición. Lo que pasa es que el escritor criollo se refiere al escritor limeño y, particularmente, al escritor miraflorino o de San Isidro, mejor dicho, al pituco. Pero, en todo caso, los criollos serían todos los costeños de las grandes ciudades, en ese sentido yo también sería un escritor criollo. En lo que no estoy de acuerdo con mis colegas, que denominan andinos, es que solamente la literatura andina representa al país. Yo no creo eso y más bien estoy por la imagen multiétnica y pluricultural del país (13).

En uno de sus últimos ensayos, La cabeza y los pies de la dialéctica, señaló a manera de conclusión: «Si algo demostró esta inusitada polémica es que también en el aparente territorio neutral de la literatura y el arte el Perú sigue siendo un país dividido en el que se reflejan las exclusiones sociales y étnicas imperantes».

Hechas las cuentas, ¿fue positivo el debate entre andinos y criollos? Al menos para el escritor cusqueño Luis Nieto Degregori lo fue: «Solo a raíz del debate iniciado en el Congreso Internacional de Narrativa Peruana realizado en Madrid en mayo del 2005 los escritores andinos salieron de su relativa invisibilidad». Lo dice porque los medios de comunicación pueden contribuir a la promoción del autor y su obra delante del gran público. Al menos parcialmente. Un diario como El Comercio, por ejemplo, tiene una considerable influencia en el campo de la cultura. Pero como se trata de una empresa privada sus directivos y redactores podrían alegar que ellos promocionan a quienes consideran conveniente. Un argumento casi irrefutable. Sin embargo, existen medios del Estado, es decir, financiados con los impuestos de todos los peruanos, que también hacen programas culturales. Fue el caso del programa televisivo Vano oficio, que dirigía el novelista Iván Thays, que fue acusado por algunos escritores de no ser un espacio plural.

Todo esto explica por qué en Madrid se desbordó el cuestionamiento en torno a la orientación o influencia que tienen los medios.

En el balance final de la española María Ángeles Vásquez, organizadora del congreso, hubo unas de cal y otras de arena:

Lo visto y expuesto en el congreso de Madrid debe servir para que los escritores peruanos acepten sin discrepancias la diversidad y pluralidad expresivas y temáticas de su propia narrativa, que dirijan su esfuerzo a romper el aislamiento académico y mediático, fruto de una inexistente política editorial que los mantiene prácticamente inéditos. Están suficientemente maduros para ello y los avala una irrefutable calidad.

Y dando por concluida su participación en el debate, Miguel Gutiérrez, quien más ataques y objeciones había recibido, dijo:

No me ha hecho feliz esta contienda, pero si en algo puede ayudar a los escritores de provincias, y a todos aquellos que son marginados o silenciados, a persistir en su entrega a la literatura y a luchar por abrirse un espacio propio, entonces todo será justificado.

NOTAS

(1) Entrevista de Ezequiel Maldonado y Angélica Aranguren: “Miguel Gutiérrez: un heterodoxo en la literatura latinoamericana” aparecida en el portal Pacarina del Sur, Revista de Pensamiento Crítico Latinoamericano. Año 2013. P.328.

(2) Mario Vargas Llosa no estuvo presente, pero semanas antes había ofrecido una conferencia sobre el tema en la ciudad de Arequipa.

(3) La mayoría de artículos y entrevistas se publicaron desde fines de mayo hasta septiembre en los diarios La República, El Comercio, El Peruano, Correo, La Primera y, especialmente, Perú21. También opinaron personajes mediáticos como César Hildebrandt, Rosa María Palacios, Beto Ortiz y Augusto Álvarez Rodrich. Los textos fueron agrupados por la revista Ómnibus en una edición especial y a la cual remito la mayoría de citas usadas. http://www.omni-bus.com/congreso/debate/indicedebate.html

(4) María Ángeles Vásquez, directora de Mirada Malva, mencionó que antes de iniciarse el congreso los escritores donaron —para su sorpresa— casi trescientas de sus obras a la Biblioteca Nacional de España.

(5) Ensayo sobre la vida y obra de Arguedas que en 1996 desató una intensa discusión en el campo de la literatura y aun en los de la antropología y la sociología.

(6) Pueden ver el programa de las mesas y los nombres de los ponentes en:  http://www.congreso2005.miradamalva.com/mesas.html

(7) Coincidiendo con Ferreira, uno de los organizadores, Mario Suárez, escribió en El Peruano: «Alonso Cueto […] calificó de “irregular” el contenido de las ponencias presentadas durante el congreso. Respetaría su opinión si hubiera asistido a la mayoría de ellas y no sólo a aquellas en las que participaban sus compañeros de grupo. Si no se hubiera ido de museos y toros con Ampuero y demás satélites […] Pero no sólo no lo hicieron, sino que además Cueto criticó al resto de sus compañeros, a la mayoría de ellos sin siquiera oírlos, y con el agravante de haber sostenido él mismo la más pobre de las ponencias».

(8) Fue tal el aluvión de artículos, entrevistas, cartas que un escritor radicado en Europa por más de cuarenta años, Carlos Meneses, sugirió que con ellos se podía editar un libro: «Eliminadas las mezquindades, ¡dónde no las hay!, y restada algo de fuerza a la pasión con que varios han intervenido, la reunión de textos puede ser todo un éxito».

(9) Voy a omitir otras intervenciones que incurrieron en golpes bajos y medias verdades debido a que distorsionarían lo esencial de este recuento.

(10) Se refiere a las respuestas que dio sobre diversos temas, especialmente en torno al marxismo en la literatura, Abimael Guzmán y Sendero Luminoso.

(11) Escritores como Oswaldo Reynoso rechazaron esta discusión en la que, sin embargo, tenían una clara postura: «Me parece una polémica inútil, que no aclara nada, y da una visión de lo que actualmente es la crisis de la cultura en el Perú. Yo no creo que haya escritores andinos, criollos, limeños, provincianos, exitosos, excluidos… Me parece que esas cosas son tonterías. Lo que toda la vida ha existido en el Perú son grupetes de pitucos que se arrogan la representación literaria del país, porque detrás de ellos están los poderes».

(12) A nivel gremial se pueden considerar dos interesantes experiencias: la Asociación Nacional de Escritores, Artistas e Intelectuales del Perú (ANEA) y, más recientemente, el Gremio de Escritores del Perú.

(13) En revista Sikuri, Año I N.º 1, 2013. “La violencia del tiempo está formada por varias novelas”. P.21.

Comentarios

Cultura

Los 200 arequipeños del Bicentenario

Una entrevista con la escritora Luz Vilca sobre el reconocimiento de los 200 arequipeños del Bicentenario.

Published

on

Arequipa siempre nos sorprenderá, pues la reconocida “República Independiente” como se la suele llamar por su libertad de toma de decisiones (es célebre debido a las revoluciones en contra de los gobiernos de facto y por sus montoneras que nacieron en la independencia y siguieron hasta bien entrada la República) además, por esa pujanza que la situó como la segunda ciudad más importante del país y siendo ya bastante con esto, ahora  nos muestra otro rasgo de su carácter, el haber elegido a 200 personalidades como los “Arequipeños del Bicentenario” aunque no todos nacieron al pie del Misti, siendo este el caso de la poeta puneña Gloria Mendoza Borda, afincada hace años en la blanca ciudad pero que se hizo merecedora del título por su constante trabajo en pro de la cultura de Arequipa.

 ¿Cuál es el valioso caudal de “Are Quipay”?

En primer lugar, ser la cuna del Premio Nóbel de Literatura Mario Vargas Llosa, seguido por nombres no menos valiosos en las letras como Oswaldo Reynoso, Antonio Cornejo Polar, Guillermo Mercado, Carlos Herrera, Rosario Cardeña, Yuri Vásquez, Adriana Buendía. Músicos de la talla de Luis Duncker, Benigno Ballón Farfán, David Honorio, artistas plásticos de la talla de Luis Palao Berastein, Reynaldo Núñez Ureta, agregando a esta selecta nómina, la de los jóvenes ilustradores Víctor Sanjinés, Jessica Pastor, Germán Rivero Silva y Tania Brum.

Las denominaciones como “Arequipeños del Bicentenario” fueron designadas por la Municipalidad Provincial de Arequipa a las personalidades que contribuyeron en lo académico, artístico, científico, deportivo, político y cultural. Para tener un alcance exhaustivo de estos reconocimientos, entrevistamos a la poeta y periodista, Luz Vilca Mamani, quien labora en el área de prensa de la Municipalidad distrital de Cerro Colorado.

Luz Vilca, ha sido ganadora del Primer lugar en el Concurso de Poesía organizado por el Instituto Nacional de Cultura en 1990 y es autora de los libros “Bajas Pasiones” y “Retrato de una Mujer Malvada” 1 y 2, siendo una de las pocas exponentes de la poesía erótica en Arequipa. Ella es una de las 40 mujeres que han sido galardonadas  por la Comisión Provincial del Bicentenario, siendo Lima Gris,  el único medio virtual que ha tenido el privilegio de haber sostenido la charla que reproducimos en esta nota.

Luz vilca recibiendo el reconocimiento.

 ¿Cuál es es el objetivo que persiguen el reconocimiento que se están realizando en la ciudad de Arequipa, cómo se hacen estas nominaciones?

La llegada del Bicentenario de la República, en este año tan singular por la pandemia que estamos viviendo, ha hecho reflexionar a diferentes gobiernos locales a reconocer aquellos personajes que por su trayectoria ciudadana han aportado en el crecimiento y desarrollo de Arequipa.

Se puede destacar a la Municipalidad Provincial de Arequipa, que decidió realizar el reconocimiento a 200 personajes, a los que con apoyo de la Caja Arequipa, se ha colocado una placa en sus viviendas, para que sean reconocidos por sus propios vecinos.

También la Comisión Provincial del Bicentenario realizó un importante reconocimiento a 40 mujeres que destacaron en diferentes ámbitos sociales de la provincia, en las que fui considerada, junto con artistas de gran trayectoria nacional, como Claudia Ballon, Celina del Carpio,  Teresa Arrieta, Norma Zavala, Amalia Moreno,  Mercedes Pino, Teresa Chávez,  Elva Oviedo, entre otras mujeres que de alguna manera hemos contribuido al crecimiento y mejora de nuestra sociedad.

Gloria Mendoza Borda.

Los gobiernos locales, como la Municipalidad de Cerro Colorado, realizaron la condecoración de jóvenes emprendedores que han destacado en el año del bicentenario, además de rendir homenaje a las víctimas de Covid 19.

Los Municipios Distritales de Socabaya, Paucarpata, y el Gobierno Regional realizaron reconocimientos importantes a personajes de la vida artística en general.

En resumen, los reconocimientos se han realizado en vida, a personajes que merecen ser destacadas,  actos que se realizan en las propias viviendas, lo que permite, sensibilizar a los pobladores, que a veces, un vecino suyo, es un anónimo artista que brilla por su gran arte en otros países, tal es el caso del pintos Evaristo Callo Anco, quien  tiene pinturas muy apreciadas a nivel internacional, o  de Percy Murguía Huillca a quien el exclusivo Palacio de Bellas Artes de México, abre sus puertas por ser un magnífico concertista de guitarra, o del cantor popular Delford Cárdenas, quien evoca las mejores melodías tradicionales  y hace bailar con el ritmo tradicional del carnavalito de antaño.

¿Qué requisitos deben reunir los escogidos? ¿Se hará un homenaje colectivo a los designados? ¿Cuándo?

Todos los reconocidos, han sido debidamente sustentados por entidades culturales, sociales, artísticas, que han entregado información sobre los personajes reconocidos.

En el caso de los “Arequipeños del Bicentenario” los homenajes se han realizado en forma presencial en cada una de las viviendas. Y en caso de los gobiernos locales, se ha realizado en ceremonias públicas.

Gran acogida ha tenido estos reconocimientos debido a la transmisión en vivo en la red social Facebook, que permite hacer conocer en tiempo real los acontecimientos.

Fue una singular iniciativa esa de promover que los vecinos sean los que celebren a sus “vecinos ilustres”, ¿Cómo se les convocó? ¿A partir de cuándo se incrementa el movimiento cultural en Arequipa?

Definitivamente el año que estamos viviendo con la pandemia, ha sido totalmente singular y único, recuerdo, que hace algunos años, conversé con un promotor de las industrias culturales de la Municipalidad de Arequipa, sobre realizar un reconocimiento en vida a los artistas y personas que aportan al crecimiento de Arequipa. A veces, muchos, son totalmente ignorados en la sociedad a pesar de tener grandes logros, y lamentablemente, solo los recordamos cuando fallecen.  Fue hace unos meses, que conformó la Comisión de Reconocimientos del Bicentenario, presidida por el Abog, Mario Romel Arce, quien además es Director de la Biblioteca Municipal de Arequipa, quienes acogieron esta idea, plasmándola  en una hermosa realidad, que hoy vemos con alegría y mucho orgullo, que van llegando casa a casa de 200 personalidades arequipeñas.

Arequipa, tiene a la fecha un millón y medio de habitantes, y seis universidades, donde además de formar profesionales de primera línea, también se atiende la parte cultural, muchas universidades tienen casonas de exposición artística o museos, como son  la UNSA, la Universidad Católica Santa María y  Católica San Pablo, por ello el desarrollo artístico es a nivel profesional, además de contar con dos sedes del Conservatorio de Música Luis Duncker Lavalle y la Escuela de Arte Carlos Baca Flor, donde egresan artistas de primer nivel.

La música, es un importante pilar, en Arequipa, existen voces bellísimas y maestros en el arte musical, como la Orquesta Sinfónica de Arequipa, el Coro Municipal de Arequipa, el Coro Monteverdi, además de orquestas de música variada de gran perfomance, buenos grupos de ccaperos tradicionales, y es digno de resaltar a la Municipalidad de Cerro Colorado, que formado una banda de música con profesionales de este arte,  que son el deleite en todas sus presentaciones, en los lugares populares donde participan.

En cuanto a pintura, los artistas plásticos, demuestran toda su gran versatilidad en concursos nacionales y extranjeros, el dominio de la acuarela y óleo.

Poetas y narradores ha logrado reinventarse, con la formación de editoriales y realizar emprendimientos culturales, logrando plasmar en publicaciones de buena presentación y cuidado editorial.

Mujeres que forman parte de los 200 arequipeños del Bicentenario.

¿Por qué está considerada como la segunda ciudad de mayor actividad artística e intelectual en el país? Hablando concretamente de las letras, ¿Cuáles son los géneros que destacan en Arequipa? ¿Qué poetas están en la punta del iceberg? ¿Qué movimientos literarios existen y qué ediciones culturales? ¿En novela cuáles son nombres y géneros de sus más disciplinados representantes?¿Se cultiva la Ciencia Ficción?

Arequipa, es una ciudad que conserva su historia en museos y bibliotecas, además cuenta con un clima maravilloso, con pobladores que son orgullosos de su trabajo por humilde que sea, que gustan de la tradición cultural que practican como las peleas de toros, la comida en picanterías, además de estar ubicado en una zona estratégica en el sur, creo, que ese es motivo que permite inspirarse y crear obras de impacto cultural.

Cómo no inspirarse en un poema cuando recibes de unas manos cariñosas un plato de chupe de camarones que nos transportan al cielo. Cómo no cantar al amor o desamor, con un delicioso vino de Vitor, o un riquísimo Pisco del Valle de Majes. Quién no amaría pintar unas chacras de cebolla cuidado con sus hermosos volcanes Misti, Chachani y Pichu Pichu. Cómo no bailar al son de una pampeña cuando eres feliz de amar a un o una arequipeña trabajadora y fuerte como la lava.

Arequipa, más que un lugar geográfico, es la unión de la raza peruana sobreviviente, que ha logrado desarrollar un personaje especial, orgulloso y trabajador, noble y humilde, y esta raza, quedan los verdaderos representantes de la cultura, músicos, poetas, narradores, cantantes, pintores, que no buscan un reconocimiento social, sino hacer bien su trabajo artístico, con gran devoción y amor.

También existen personajes que han sido homenajeados por su trascendencia social como es Everardo Zapata Santillana quien hizo el libro “Coquito”, y que millones de peruanos, y en América, aprendieron a leer, definitivamente, él es una luz entre todas las luminarias.

Están también historiadores como Eusebio Quiroz Paz Soldán, Hélard Fuentes Rueda, el crítico literario ‘Tito’ Cáceres Cuadros, el escritor ‘Pepe’ Alvear, entre otros hombres y mujeres que han contribuido en lo académico, artístico, científico, deportivo, entre otros.

¿Nombres de las mujeres que destacan en otros espacios que están incluidas la nominación?

Me alegro sobremanera ver la condecoración de Gloria Mendoza Borda, profesora de arte y poeta, muy querida en América, al Centro de Escritoras de Arequipa, que reúne a voces poéticas y narradoras, y otras mujeres que con trabajo han desarrollado acciones sociales y educativas en Arequipa.

¿Cómo se ha incrementado la actividad y participación de las empresas editoras dentro de esta gran movida?

Los escritores se han reinventado, han logrado sacar a luz editoriales independientes, que empiezan a tener su propio espacio, una de ellas es Lily Sánchez, con su editorial Zentauro, que participa en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en México. Me llena de orgullo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Marita Troiano celebra 25 años de la publicación de su poemario “Mortal in Puribus”

Published

on

La poeta, narradora y ensayista, Marita Troiano, presentará la nueva edición de su libro “Mortal in Puribus”, que cumple 25 años desde su primera publicación realizada por Lluvia Editores. La presentación se realizará el 14 de diciembre a las 7 pm vía zoom desde el Centro Cultural de la Universidad de Piura.

Marita Troiano es Licenciada en Sociología y Ciencias Políticas por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Editora del sello Carpe Diem fundado en 1996 y Directora de la Comisión de Escritoras del PEN Internacional del Perú desde el 2006. Organizadora del Concurso Nacional de Poesía de Mujeres Scriptura y del Festival multidisciplinario por el Día Internacional de la Mujer: Arte en el Parque.

Entre sus obras publicadas aparecen: Mortal in puribus (1996 – 1997), Poemas urbanos (1998), Extrasístole (1999), Secreto a veces (2003), La Historia según la Poesía   (2005),   Ad Libitum – Antología personal  (2006),  Dando ansí por ty soy toda erranza  (2010), Mi mundo raro (2018), Poemas que alguna vez soñé(2020)   Antologías: En 1997, Mujer y Poesía, y en el 2017, La Poesía nos une – 50 Poetas del Perú.  Narrativa: La Noche anterior (2001) y Las increíbles aventuras de Rafo, Mati, Nico y Esperanza. Por su destacada labor literaria y continua defensa de los Derechos de la Mujer y la Infancia, fue galardonada en el año 2006 como una de las 40 Latinas más destacadas de la ciudad de Nueva York en el XI Certamen organizado por el Diario La Prensa. Así mismo por su fructífera trayectoria como escritora ha recibido el homenaje del Congreso de la República del Perú a través de la Comisión de Cultura y la Medalla de Honor que otorga la Municipalidad de Chincha.

Mortal in puribus es el primer libro de poesía de Marita Troiano publicado en el año 1996 por Lluvia Editores. Al año siguiente tuvo una segunda Edición por la misma editorial, y este año, precisamente en el mes de noviembre, se cumple un 25° Aniversario de este poemario. Para celebrar este acontecimiento Carpe Diem Editora ha publicado una tercera y especial edición que incluye en sus 192 páginas —además de los clásicos poemas—, poemas inéditos, fotografías, memoria periodística y saludos de poetas amigos a dicha publicación.

Sobre la nueva edición la edición de 25° aniversario de Mortal in puribus, el escritor Isaac Goldemberg mencionó: “Situada entre la tradición y la modernidad, tanto en su concepto de la poesía como en su capacidad innovadora, Marita Troiano nos entrega —en una edición ampliada— Mortal in puribus. Libro polifacético, altamente imaginativo, construido y estructurado con gran sentido artístico y con un repertorio de voces sabias y cautivantes. Precisos, llenos de hermosas y certeras imágenes, estos poemas son revelaciones de un sentido oculto de la condición humana. Para cumplir esa función reveladora, Troiano convoca magistralmente experiencias, sueños y enigmas, logrando lo que debe cumplir toda obra de arte, toda poesía de verdad: alejarse de lo superfluo, de todo aquello que tan solo expone sin revelar nada”.

Por su parte, el poeta Marco Martos, comentó “Pasados 25 años después de la publicación de su primer libro, Marita Troiano sigue siendo la misma mujer que todos los días descubre la poesía como el medio más eficaz de entender los sentimientos humanos. Ese diálogo consigo misma, con la página en blanco y con los generosos lectores, se ha afinado y enriquecido con sus labores de editora y promotora literaria que bien conocemos, y le dan una presencia singular en el proceso de la literatura peruana. Hoy, con esta edición, celebramos los comienzos, el momento en que se empezó a desenrollar el ovillo de la creación literaria de su estro delicado y poderoso”.

De la misma forma, Juan Carlos de la Fuente, expresó: “Hay libros que transforman de alguna manera nuestra visión del mundo. Mortal in Puribus es uno de ellos. Reivindica la sabiduría de lo cotidiano y la claridad de una verdad que no busca refugiarse en un aparente misterio. Poesía apasionada, poesía del cuerpo y el alma; poesía que despoja y arropa. Indispensable para enfrentar la vida con más vida y más amor“.

En la presentación de la edición de aniversario estarán presentes la poeta y documente Ana María García; el poeta, narrador y editor Alberto Alarcón; y el poeta Juan de la Fuente Umetsu.

El libro estará en preventa a 60 soles (incluye el delivery) por Facebook hasta el 10 de diciembre. Luego se podrá encontrar en todas las librerías.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Thanatos vs Kenshin Himura

Samurai X (Rourouni Kenshin, 1996) es un manga/anime canónico dentro del género Shōnen. A pesar que la serie animada puede caer en el melodrama, Kenshin, a través de su lucha diaria por encontrar una razón para seguir vivo, te invita a reflexionar sobre el Thanatos y Memento Mori, aquello que usualmente nadie te invita a debatir durante tu juventud.

Published

on

Por Gerónimo Stoll

Hablar de Rurouni Kenshin es hablar del Arco de Kyoto, la saga de Makoto Shishio en dónde, Samurai X cobró un vuelo histórico, dejando una huella imborrable al consagrarse como uno de los mejores trabajos realizados en el género Shōnen.

Es en aquella monumental saga donde observamos la encarnizada batalla de Kenshin Himura por seguir vivo, sea frente al abandono que siente por la vida cómo al hacer frente a sus antagonistas. Los diálogos, la música, escenarios, reflexiones, combates, trama, argumentos y temas con los que vibra esta saga, gozan de una épica y claridad, que generan tomas de conciencia brutales acerca del valor intrínseco de la vida.

Kenshin y Shishio son la misma persona, son luz sombra e integración, los dos son Hitokiris, sicarios políticos que acabaron con el régimen Tokugawa y familias enteras. Es por ello que las cavilaciones acerca del pasado, resuenan con un eco de culpabilidad. Kenshin se ve superado en combate durante sucesivas ocasiones y decide regresar a su maestro,Hiko Seijuro XIII ya que algo falta en él, algo que no concluyó durante su entrenamiento, algo que se perdió, algo que lo diferencia de Shishio Makoto.

Kenshin usa el drive Tanático mediante una suerte de comportamiento suicida, en lugar de canalizarlo como una energía en complementariedad no competitiva con Eros, el drive que promueve la vida en todas sus manifestaciones.  Kenshin se presta al otro para protegerlo, se entrega totalmente como una especie de autosacrificio ya que siente que su vida, no le importa a nadie, ni siquiera es valiosa para sí mismo. Prácticamente es un kamikaze buena gente.

Sin embargo, Kenshin, gracias a sus seres queridos y maestro, toma conciencia de que su vida es valiosa y que, si él muere, jamás volverá a ver la cara de sus seres queridos. Encuentra una nueva fuente de energía que genera el balance psíquico necesario para enfrentar a Makoto Shishio: la voluntad de vivir. Entiéndase la anterior no como un drive o impulso inconsciente, sino más bien una decisión plenamente consciente y comprometida con la vida en todas sus manifestaciones, con la posibilidad humana, con el actuar para salvaguardar la misma, a sus seres queridos, los oprimidos por la época y finalmente, a sí mismo.  En palabras de Kenshin durante el combate con Aoshi Shinomori:

“Mi deseo de vivir es más fuerte que cualquier elemento, esa es la luz de la gracia que me enseño mi maestro”.

A diferencia de Kenshin, Shishio se alimenta de la violencia y corrupción, algo cotidiano para muchos habitantes del Japón de inicios del período Meiji, víctimas de las consecuencias de la postguerra. No es gratuito, que el fuego sea el elemento característico del principal antagonista en toda la serie, un fuego que consume  todo a su alrededor y lo alimenta para volverse más fuerte, dentro de su fascismo darwiniano chauvinista.

Shishio también pelea por su país al igual que Kenshin, incluso a pesar que éste lo haya traicionado; pero Shishio busca oprimir a quien sea se interponga en su camino, a instrumentalizar a la población para fortalecer el Japón incluso si ello implica, el genocidio. Shishio representa la ideología que llevó al Japón a la segunda guerra mundial y así también, recuerda el accionar del terrorismo: fundamentalista, contradictorio y violento a toda costa; algo que resulta un vaso comunicante con lo que vivió el Perú. Shishio resulta para Kenshin la amenaza de sucumbir nuevamente en un espiral de violencia tanto psíquica como social, derrumbando todo aquello que buscó construir y proteger durante la restauración Meiji. Shishio es un recordatorio de lo Tanático que habita en Kenshin.

Podría decirse que Shishio representa la muerte para Kenshin, por el contrario, la verdadera Parca es Hiko Seijuro XIII, la única persona que ha puesto a temblar a Himura antes de un combate y lo llevó al límite de su vitalidad para encontrar aquella verdad, que le permitiría enfrentarse a su enemigo y obtener la victoria protegiendo a quienes ama, su país, comunidad, amigos, familia y su propia vida. Aún sigue vivo, aún hay posibilidades.

Kenshin Himura se ve embarcado en un viaje interminable y extenuante hacia la expiación, un viaje en el cual la redención, finalmente resulta imposible, razón por la cual muere de lepra. Sin embargo, toda su vida fue alumbrada por el aprendizaje que experimentó gracias a cada individuo con quién se cruzó en este viaje, ya sea un enemigo, aliado, amigo o ser querido, algo que logró aceptar con naturalidad además de la posibilidad de amar. Kenshin cae en cuenta que la voluntad de vivir no sólo es el legado de su maestro, sino que radica en el amor, amor que iluminó su regreso hacia Kaworu Kamiya y sus seres queridos, algo que Shishio jamás supo conservar durante sus batallas al no proteger ni siquiera a Yumi Komagata,  la única persona que lo amaba y comprendía en este mundo.

Y tú, ahora que estamos saliendo de la pandemia ¿vas a lanzar tu vida por la borda descuidando la misma y a tus seres queridos? O finalmente valoraras el milagro de encontrarte aquí, incluso leyendo esta nota, frente a un mundo de posibilidades que te espera al lado de tu familia y amigos, de quiénes siguen aquí contigo y también, luchan para que sigas vivo desde el amor que sienten hacia ti y probablemente, aún no lo entiendes.

Sinopsis Samurai X

Rurouni Kenshin Rurōni Kenshin. (るろうに剣心 -明治剣客浪漫譚- Rurōni Kenshin Meiji Kenkaku Romanta?, Rurōni Kenshin, Historias románticas de un espadachín Meiji), conocida en España como Rurouni Kenshin, El Guerrero Samurái y en América Latina como Samurái X, es un manga escrito e ilustrado por Nobuhiro Watsuki y cuya adaptación al anime fue dirigida por Kazuhiro Furuhashi. Ambientado en los primeros años de la era Meiji del Imperio del Japón, afectando también al argumento acontecimientos sucedidos en el tiempo Bakumatsu de la Dinastía Tokugawa. Su temática acerca de la paz, el amor y la redención, le ha valido una popularidad muy importante en Japón y en todos los países a donde la obra se hizo famosa. Himura Kenshin es el personaje principal que da nombre a la serie. Está basado en el personaje histórico de Kawakami Gensai y en otros personajes históricos como el rōnin Musashi Miyamoto. Extraído de (https://www.ecured.cu/Rurouni_Kenshin#Argumento)

Comentarios
Continue Reading

Arte

Lima Gris estuvo presente en la inauguración de Art Basel en Miami [VIDEO]

Arte Basel, la feria más importante de arte abrió sus puertas en la ciudad de Miami. Nuestro corresponsal Ricardo Terrones, estuvo presente en la noche VIP del evento.

Published

on

Art Basel Miami Beach se abrió a los VIP ayer martes, el Centro de Convenciones de Miami Beach recibió a los visitantes que llegaron de distintos continentes. Desde galeristas, artistas, coleccionistas y público en general disfrutó de lo que se conoce como la mejor feria de arte del mundo.

Con todos los protocolos de seguridad, los visitantes de desplazaron durante todo el día por los diferentes espacios, mientras que desde los parlantes del centro de convenciones se les recordaba cada cierto tiempo cumplir con la seguridad sanitaria. La seguridad es mínima, ya que para ingresar a la feria, los invitados tienen que proporcionar una prueba de Covid negativa reciente o un comprobante de vacunación.

Art Basel es la feria internacional de arte contemporáneo más completa de América del Norte con más de 268 galerías de 35 países que exhiben obras de más de 4.000 artistas. Cada año la feria atrae a miles de marchantes de arte, artistas, coleccionistas y aficionados a Miami durante la feria que se lleva a cabo cada diciembre.

El espíritu de Art Basel vive en lugares grandes y pequeños en toda la ciudad que albergan ferias satélites, fiestas brillantes y eventos en una semana que se conoce como Miami Art Week. El espacio del Centro de Convenciones es solo el comienzo de la semana vertiginosa del arte y la cultura que se adapta perfectamente a Miami.

Aquí un video de nuestra visita a Art Basel.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

¿De qué hablamos cuando hablamos de agentes literarios?

Los escritores latinoamericanos tienen dos serios problemas. Están solos frente a los editores y parecen no saber que sus libros son dinero, mucho dinero.

Published

on

Andrew Wylie, Carmen Balcells y Kareen Spano.

Hace años me tocó conocer a una joven escritora llamada Andrea Todde en la presentación de su tercera novela. La autora tenía 16 años entonces y publicaba desde los 13. Entre las clases en el colegio y la literatura había poco tiempo, y mucho menos para organizar una presentación, y todavía menos para entrevistas. Pues bien, todo eso lo cumplía a la perfección está escolar, viajes a provincia y el extranjero, entrevistas para revisitas y medios de tv, y claro presentaciones de sus novelas con tentempiés incluidos para los engolosinados periodistas culturales.

Cuando me pregunté cómo hacía esto, de dónde sacaba el tiempo y la organización solo tuve que encontrarme con la sonrisa radiante de una simpática mujer con acento de Zamora que me salió con la respuesta cuando apenas rumiaba estás preguntas. Era la madre de la escritora. La mujer tras la cortina que lo organizaba todo y dejaba las manos libres a su hija para que solo se ocupase de escribir y terminara el colegio. Pues bien, más o menos eso es una AGENTE LITERARIA: UNA MAMÁ PARA AL AUTOR. O eso debería ser.

En Perú como en el resto de Latinoamérica hay pocos o ningún agente literario. Y los escritores están a merced de los editores, y que decir de la suerte de no estar organizados. Muchos autores se las apañan solos para difundir, promover, presentar y mover sus obras. Por lo general sin éxito. Y ese es el problema. Zapatero a tus zapatos. Porque como le dijo Patricia a Mario, y Mario tuvo a bien recordarlo cuando ganó el Nobel: Mario, para lo único que tú sirves es para escribir.

Carmen Balcells y los escritores del boom.

Es la economía, imbéciles

Un escritor más allá del halo romántico/trágico de su oficio, es ante todo un humano, y como humano a de sobrevivir para seguir produciendo. Es una cuestión de economía. Escritor que no come, muere. Entonces lo suyo es trabajo, un autoempleo o un emprendimiento según como se quiera ver. Pero el escritor no puede ni debería meterse en la redacción de su nota de prensa, el diseño de la portada de su libro, ni el seguimiento de ventas de su obra en las librerías, en Amazon, o buscarse entrevistas para difusión, o un puesto como conferenciante en la universidad, o tallerista de escritura creativa, ni siquiera debería comprarse los pasajes a la feria de Guadalajara, o conseguir una invitación del Ministerio de Cultura de su país. No, eso no es asunto del autor.

Porque cuando lo hace normalmente lo hace mal o peor. Sean honestos escritores ¿Cuántas veces revisan sus bandejas de entrada de sus correos al día? ¿Sus editoriales cuántas veces al mes les hacen el balance actualizado de venta en ferias y librerías de su última obra? ¿Cuánto control y conocimiento real tienen sobre su obra? ¿Ya consiguieron contactar un traductor al francés? Todo esto que menciono no es capricho, es simplemente gestión y un escritor para lo que sirve es para escribir.

Una buena organización de un evento literario.

Claro, hay editoriales que brindan parte del servicio, pero como editorial sus intereses son precisamente la editorial y no el autor, y eso no es algo malo sino simplemente la defensa de su interés. Entonces  ¿Quién negocia en favor del INTERÉS del autor con la editorial?

Carmen Balcells o el Chacal

En el mundo de los agentes literarios hay dos arquetipos harto conocidos en materia de negocios. Porque la escritura es trabajo y por tanto un negocio (y nadie le estafa un pan a Dios Padre). Están los que como Balcells levantaron autores y promovieron movimientos literarios, o cuando menos los hicieron visibles. Los premios Nobel de García Márquez y Vargas Llosa hubieran sido imposibles sin la existencia de la agente literaria Balcells. Ella contactó, promovió, difundió y consiguió incluso el colegio para los hijos de los escritores, solo para que ellos tuviesen las manos libres para solo escribir. Fue ella de alguna forma la arquitecta del Boom Literario de los 60. Y esto porque vio en los escritores una inversión.

Carmen Balcells.

¿Cuánto tiempo le toma a un escritor hacer una novela? A veces un año, a veces tres. Si tiene hijos, un divorcio en camino y deudas, seguramente más tiempo. Balcells ofrecía soluciones y reducía el tiempo de publicación de un libro a otro. O sea, un sueño, como mamá cuando nos tenía listo el desayuno para ir al colegio.

Andrew Wylie.

Otro arquetipo muy distinto es Andrew Wylie. El Chacal no tiene escrúpulos y supuestamente roba los autores de otros agentes según se cuenta. Con solo diez empleados gestiona los derechos de los libros de Borges, Bolaño, y cuánto muerto existe. Su especialidad: los difuntos. Trafica con autores como quien trafica con bonos del gobierno o bienes raíces. Es frío como sus clientes.

Kareen Spano. Como tú mamá pero sin la correa en la mano

Este año Spano se ha lucido en su primera incursión a la segunda feria del libro más grande del mundo. Normalmente lo que era un desierto en el plano editorial lo está ocupando a nivel de nicho de mercado su joven empresa Sueños Salvajes. Su filosofía está orientada a la representación de un pequeño grupo de escritores y a la importancia de que sus libros vuelen. No todos están en capacidad de comprarse un vuelo, pero el libro dependiendo en que manos esté puede volar muy lejos. Y Spano ha llenado su maleta de libros como un pirata que llena el cofre de oro.

Kareen Spano.

Da gusto que alguien llene este inexplicable vacío comercial en el sector del libro peruano. Que busque conectar autores con reediciones en el extranjero sin necesariamente estar intermediados por los intereses de una editorial; así como encontrar traductores y finalmente hacer que un libro vuele. Uno escribe un libro y no sabes dónde va a ir a llegar, dice Spano. Bueno, pues ella es la chica que presta las alas para que puedan llegar a buen puerto en la ruta estelar del Golden hind.

En Latinoamérica el terreno está sin embargo desde hace años abandonado. Y eso significa siempre una oportunidad.  Salvo sea alguien que te quiera mucho como una mamá o un esposo, nadie velará por tus libros como se merecen. Porque como dice la agente literaria peruana Kareen Spano, no son solo libros, son nuestros hijos, y uno como mamá quiere verlos crecer, llegar lejos Y TRIUNFAR. Porque los escritores merecen tener dinero en el banco.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Annette, de Leos Carax (2021)

Lee la crítica de cine de Mario Castro Cobos.

Published

on

Lo mejor se encuentra sobre todo en el principio y en el final; lo peor está en el medio. ¿Qué es lo mejor? Ese talento para mostrarnos que el éxtasis de la ficción es un juego, una gloriosa mentira. Bailada y cantada en nuestra cara. Emociona, arrastra, y en este caso sentimos su esencia musical, esa nueva realidad creada de la nada, esa fundación de un nuevo mundo donde cualquier cosa podría pasar. La ficción es la puerta milagrosa abierta a no se sabe qué.

Y queremos por si fuera poco que la ilusión se convierta en verdad.

Esto se nos muestra abiertamente con la invasión de la historia en los créditos. Es como si el cuadro se saliera de su marco. Y esa será, en general, la actitud, para bien y para mal. Se podría decir que se trata de agarrar el musical, ese lugar tan lleno de sentimiento, y de flagrante irrealidad, para ver qué hay más allá. Porque algo más debe haber.

No pude dejar de recordar tanto el principio como el final de Inland Empire, de David Lynch —otra película ‘posmoderna’, extrema, a la que se le notan las limitaciones del presupuesto, melodramática, surrealista, demente, con subidas y bajadas en su intensidad—. Annette por supuesto no posee el genio de Inland Empire, pero ambas comparten una muy evidente voluntad de hacer explotar las reglas narrativas y en ese sentido ambas toman no pocos riesgos.

¿Qué está en el medio? La previsible y muy tonta historia, contada —cantada— casi de la manera más tonta posible, es la irrenunciable (para Carax) historia de amor con mayúsculas, con resolución criminal, y también criminal con los matices. La tragedia de una mujer muy dulce (tan dulce que resulta de una pieza) y un hombre muy amargo (tan amargo como un polo complementario también de una pieza, eso sí, interpretado con convicción). Cualquiera se da cuenta de que Carax quiere mostrar la estupidez y el horror así como la maravilla del mundo del espectáculo. ¿Pero cómo hacerlo sin ser al menos un poco estúpido también?

Y aquí llega la aguda invención, la que le da título a la película, la hija del la diva operática y el comediante de stand up tan problemáticamente cómico: Annette. Personaje interpretado por una marioneta. Es el resumen de lo que el espectáculo hace con nosotros, pues la cosa funciona de ida y vuelta. Pero la sorpresa final y uno de los mejores momentos vendrá con la conversión de la marioneta en niña real. La niña de carne y hueso nos muestra en su interpretación el camino que la película tomó solo a medias.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

¡No soy Otaku!

Published

on

Por Gerónimo Stoll

A ella le gusta la animación, manga y música japonesa. Ella y yo nos encontramos y terminamos, pero ¿qué nos unió? El hecho de que estábamos ligados a nuestra apariencia para el juicio de la sociedad, somos un estereotipo por ello y a la vez, a causa de nuestro gusto por la cultura japonesa, ellos intentan avergonzarnos, burlarse y aquí, les presentamos por qué.

Recuerdo bien la frase de un amigo “Los Otakus me pasan de vueltas” porque le fregaron un trip en ácidos. Sí, los otakus pasan de vueltas, a mí también, pero cuando te gusta la animación/manga y música japonesa de diversos géneros, tienes que luchar con el estereotipo del clásico freakie de Arenales que quieren imponerte ¿Por qué uno tiene miedo de enarbolar esos gustos a diferencia del cine francés, el techno alemán o el italo disco? Eso es algo que Yumi Li, me hizo dar cuenta.

El 29 de octubre en el Gato Tulipán conocí a una chica que llamaré Yumi Li. Ella es DJ y en su presentación, me dedicó una canción de Meiko Nakahara “Dance in the Memories” La bailé regocijado de conocer a alguien que, al fin, compartía mis mismos gustos de los cuales, siempre me hicieron sentir vergüenza. Terminamos en una aventura de un mes que, como todo, tiene su final. Lo importante es que pudimos constatar juntos, todos los estereotipos que nos adjudicaban por el gusto hacia la producción cultural japonesa, algo que no lo hacen si les hablábamos sobre nuestros gustos por el french new wave, la escena electrónica de berlín, la movida madrileña, el hip hop de los 90s o el cine de Andrei Tarkovsky.  Agotados, hicimos una lista  a continuación, sobre  los estereotipos y prejuicios si creen que eres otaku:

  1. Piensan que tu fin de semana es vivir en Arenales: Nos gusta el Ramen pero ¡No! Señores, no cohabitamos con el público de Arenales ni dedicamos nuestra vida entera a pasea por las galerías los fines de semana. Tampoco vamos a los festivales de Arenales ni conocemos a nadie de allí. Salvo algún buen proveedor de todos los mangas de Akira o las Ovas de Evangelion en HQ recién saliditas de la sartén.
  2. Piensan que eres Cosplayer: En Halloween a todos nos gusta disfrazarnos, pero , vamos púes, todos los días de la semana usas un disfraz, incluso para trabajar. Otra vez ¡No! Señores ¡No! Detestamos el Cosplay, nuestra identidad se basa en otras fuentes, nos parece ridículo buscar ser como otros, pero sí, en Halloween ella se vista como Kusanagi de Ghost in The Shell y yo como Touji de Evangelion.  Aunque si, a veces usamos un outfit que resembla al de Misato Katsuragui y Pikoro, respectivamente.
  3. Piensan que cantas todas las canciones de un anime y tienes un cancionero pegado en la pared de tu cuarto al levantarte: Otra vez ¡No! Señores ¡No! Nos gusta todo tipo de música y  preferimos la misma, frente al opening y ending de Rurouni Kenshin, pero eso sí, nos encanta el City Pop, Vaporwave, Hip Hop y Future Funk Japonés. ¿Por qué? Porque es genial, al igual que Martial Solal, Miles Davis Ennio Morricone y Tchaikowski.  El tempo, la expertise y las emociones que expresan, nos desbordan toda la miel, pero, jamás nos van a ver en un Karaoke cantandolo.
  4. Piensan que bailas K-Pop:  Por favor, antes que nada, eso es de Corea y otra vez ¡No! No nos gusta, nos gusta bailar Mecano, Rich the Kid, Band-Aid, Pio d’Angio, Snoop Dog, Bee Gees, Daft Punk, Bee Gees, al igual que tú, pero, detestamos el Latin Pop. Eso sí es un bodrio con todas las letras.
  5. Piensan que vas al Peruano Japones y cultivas Sakuras: Nos gustan las Sakuras así como todas las plantas, árboles y flores pero otra vez ¡No! No tenemos bonsáis en la casa ni nos vamos en Miyagui con sabiduría ancestral oculta. Es más, no tenemos certeza de nada, sólo que bailamos, existimos y leemos.
  6. Piensan que eres “loquito alienado”: ¿Tener afición por la cultura japonesa me quita criterio de realidad? ¿Me hace menos peruano o latinoamericano? No me jodan, nos gusta de todo y por qué carajos no se ve con prejuicio o estigma  alguién que gusta del cine de Ingmar Bergman. A veces nos preguntamos, si realmente esas personas que nos estigmatizan, perdieron su cuota cerebral.
  7. Piensan que te vas en Otaku Love: ¡Sí! Efectivamente Porque ¡Sí Señores! Cuando sientes algo por alguién, sólo lo sientes, no hay palabras y sentir, es uno de los mayores despertares de conciencia acerca del abrazador presente que buscamos descubrir. Cuando lo racionalizas, se pierde el fuego. Es-tan-difícil-encontrar-a alguien-tan-linda-que-comparta-esos-gustos, que te dedique una canción de Meiko Nakahara y con la que puedas compartir ese gusto tan estigmatizado que efectivamente, te dices lo mismo que Manuel Gold sobre Za Za Fraysinette
    “Puuuuta Maaaadre… ¡Me Caso! …… 10 veces.”

Amaba a Yumi Li. Lloré un día de lo asustado que estaba porque no sentía eso desde hace cuatro años y me abordó la vorágine del miedo. Lamentablemente, la traicioné con mis palabras, me perdonó en silencio e intenté generar momentos, pero me olvidé de lo que realmente nos atrajo y darle momentos sin pretender ser otra persona, siendo yo, dando desde mi lugar, olvidé tomar la iniciativa, ser más cariñoso, reservado y terminé, siendo un estereotipo de una cara bonita y un alma vacía, al igual como se sentía Piscis en el Lost Canvas, juzgado por su apariencia y no por su corazón y espíritu, la fuente de su voluntad de vivir y entrega por aquellos que ama, aquello que lo motiva a vivir al límite.

****

Olvídate si creen que eres un otaku freakie porque igual te vas en Otaku Love.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Sacan del Ministerio de Cultura a director sin experiencia

La Ministra de Cultura, hace 20 días designó al arqueólogo Miguel Aguilar Díaz, como director de un programa de la DGPAI; sin embargo, se retractó y acaba de dejar sin efecto su designación.

Published

on

La Ministra de Cultura, Gisela Ortiz Perea dio por concluida la designación del Director del Programa Sectorial IV de la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble del Ministerio de Cultura, Miguel Alejandro Aguilar Díaz, a través de la Resolución Ministerial Nº 000346-2021-DM/MC.

Resolución de salida de Aguilar Diaz.

Cabe recordar que la ministra de Cultura, apenas hace 20 días, el 10 de noviembre designó a este arqueólogo, Aguilar Díaz en el cargo de director en la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble, según la Resolución Ministerial N° 000312-2021-DM/MC.

Resolución de designación.

En un artículo de Lima Gris del 12 de noviembre, mencionamos que Aguilar Díaz, es un arqueólogo de la Universidad Federico Villareal y mencionamos que el señor no tenía experiencia en cargos de este tipo, porque no conoce de gestión pública y que ésta sería su primera vez en puestos de confianza; además, se señaló que es allegado a Luis Lumbreras y al exministro de Cultura, Luis Jaime Castillo.

Finalmente, Miguel Alejandro Aguilar Díaz, solo duró en el cargo, 20 días.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

PUBLICIDAD

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending