Connect with us

Literatura

Un primer acercamiento al poemario “La comedia inútil” de Eduardo Saldaña

Published

on

A simple vista puedes ver
como borrachos en la esquina de algún tango
a los jóvenes de ayer.
Empilchan bien, usan tupé
se besan todo el tiempo y lloran el pasado
como viejo en matiné.

-Seru Girán-

Hay jóvenes que parecen haber sido extraídos de las páginas más sórdidas y conmovedoras de Roberto Bolaño, donde el único camino que existe para desafiar al horror es el de la poesía. Esto puede resultar siendo una heroicidad o una gran simpleza; sin embargo, no deja de ser totalmente conmovedor, más aún cuando los textos reflejan felicidad, sufrimiento y las primeras vivencias.

El viernes de la semana pasada se presentó en la Feria Internacional del Libro de Trujillo “La comedia inútil”, la ópera prima de Eduardo Saldaña. Hace ya algún tiempo que la publicación de un poemario no era tan esperada por gran parte de los jóvenes trujillanos. Esto se puede inferir por dos motivos, el primero es que normalmente cuando un joven publica un libro de poesía en Trujillo no es apoyado por un buen trabajo editorial, cuya función no solamente debe basarse en una  excelente diagramación, corrección y edición del libro, sino que también debe contribuir en su publicitación, en este punto es necesario resaltar el buen trabajo que ha realizado la editorial “Paloma Ajena Editores” por buscar distintos espacios físicos y virtuales para brindar un primer acercamiento a los textos y al autor.  Esto representa también una evolución en su corta historia, ya que marca un antes y un después, teniendo en cuenta que las primeras publicaciones eran folletos y poemarios artesanales. Ahora vienen preparando publicaciones de otros autores, tanto poetas como narradores, y una antología de poesía joven de La Libertad llamada “Todos los ruidos” (pueden leer la convocatoria en su página de Facebook). Lo segundo es que la cantidad de poemarios publicados al año en Trujillo no tienen la calidad necesaria que se requiere para ser entregadas a los lectores, lo cual termina desgastando una atmósfera poca fructífera como la nuestra.

“La comedia inútil” se estructura en 4 partes esenciales. En el epílogo, el escritor Miguel Idelfonso menciona que existe una gran referencia a Dante Alighieri y a su “Divina comedia”, utilizando un espacio físico posmoderno y apocalíptico. En este caso, puedo agregar que las distintas voces líricas que van apareciendo en los discursos poéticos se encuentran perdidos en una especie de “selva oscura” plagada de edificios asfixiantes y barrios marginales donde aprenden a convivir con los amores perdidos, la escasez económica, las desilusiones de la juventud, las enfermedades, los fracasos, la lucha consigo mismo y otros temas más que logran tocar las fibras más íntimas.

La primera parte, titulada Concepci(.)n, comparte un tema ya explorado por otros autores de la región en sus primeras publicaciones poéticas: el entorno familiar. Podemos encontrarlo en “Los heraldos negros” de César Vallejo, “Álbum de familia” de José Watanabe, “Este es mi cuerpo” de Lizardo Cruzado”, y uno más reciente como es el caso de “Cartas a una reina” de Ray Paz Quesquén. No parece ser una coincidencia que este tema aparezca en los primeros libros de poemas publicados por autores, sino que justamente tiene como objetivo ser el cordón umbilical entre el poeta y su pasado, como una forma de reivindicación a lo primigenio.

En esta parte encontramos seis poemas que forman un camino de aprendizaje e iniciación, pues el sujeto lírico predominante en estos discursos utiliza la figura del hermano menor, la madre, el padre y el hogar como preámbulo para poder alejarse y confrontarse consigo mismo hasta encontrar la figura de la mujer amada.

Si Watanabe tomaba detalles muy simples de su entorno familiar para ir consolidando una mitificación de sus raíces, Eduardo Saldaña recurre a la enfermedad y al sentido trágico para lograr un viaje a la semilla familiar:

Por un lado: “Madre está tosiendo/ sus latidos son el código morse que usa para repartir a ciegas/ el cansancio/ sus dedos son flautas alargadas que tocan cada arteria/ del asma”.

Al padre: “¿Me oirás cuando envejezcas y las inyecciones no te alivien? / Yo soy el sucesor de tus gestos agónicos y rebeldes/ soy tu eco/ ¿Por qué me abandonaste cuando mi primer reflejo fue decir tu nombre? /

En este aspecto se puede percibir cierta analogía con la relación cristiana del padre e hijo, pues aquella interrogante como forma acusatoria ante un abandono eminente permite que el lector tenga una variedad interpretativa. Esto se consolida con los siguientes versos:

“¿Por qué mi grito se escucha como tus reclamos? / ¿Por qué sacrificaste al cordero sin esperar ningún milagro? / Sé que jamás podré descubrir la razón que nos hizo parecernos tanto.”

Estas figuras familiares conviven en una atmósfera totalmente deshumanizante:

“Luego los cuartos, pequeñas ratoneras de adobes y vigas/ también están los daños en las paredes prefabricadas/ estigmas de un milagro con la factura que jamás se canceló”.  

Esta descripción del espacio físico sirve como forma de acrecentar la fe, logrando una oposición entre carencias materiales – riqueza espiritual:

“Solo cuando la lluvia desciende hasta ser lengua de barro/ somos lavados y castos como si el Jordán nos perteneciera/ aquí sucedemos/ pájaros carpinteros en la estación más insólitas: escasez”.

En los dos últimos poemas de esta primera parte, “Antielegía para mí mismo” y “Conmemoración”, el sujeto lírico se desprende del entorno familiar para emprender una búsqueda de sí mismo y del amor:

“Todo lo has perdido, chiquillo/ tus años escribiendo confesiones obscenas sobre las ojeras de una muchacha/ tu árbol en llamas trepando desde los pies hasta la madriguera de tu lengua…”

Del sujeto lírico se pueden deducir dos rasgos: lo esquizofrénico al dirigirse hacia sí mismo tomando cierta distancia y su condición de subalterno. El espacio físico que le sirve como iniciación son barrios marginados que representan lo trágico, pero también lo vitalizante, pues se da a entender que en estos contextos se aprende a encontrar el verdadero sentido de una vida sin máscaras y sin ataduras. Mientras el poema se va extendiendo, el estilo se va volviendo más crudo e hiriente

“Solo supiste inventar falsos dioses desnudos bajo la rabia/ arrastrarte hasta la plazuela como un potro salvaje con/ la mandíbula rota/ y en la pista/ sueños derramados entre barras blancas que no aspiraste a recuperar …”

Culminando con una correcta y bolañesca anti-romantización de la poesía: “La poesía/ ese animal en celo/ sería tu ruleta rusa”.

La segunda parte del poemario se titula “Plegaria a los ausentes”. Aquí encontraremos una despersonalización del yo lírico y una variedad discursiva relacionada a lo experimental y a lo lúdico. Los dos poemas principales son: “Tomás Ruiz se deja morir como a los últimos postes al amanecer” y “Vals nocturno”.

El primero es un homenaje a Tomás Ruiz y con él a todos los poetas marginados y excluidos del stablishment literario nacional. Es difícil escribir sobre él y no pensar en lo contrahegemónico y en lo valiente que resultan siendo algunas personas en una realidad que solo les ha dado carencias y sufrimientos. Trujillo tiene mucho que agradecer a Tomás, por su poesía y su loable trabajo editorial que permitió la aparición de voces interesantes como Lizardo Cruzado, David Novoa, José María Gahona, y otros más.

“Las bestias no saben que mendigaste con libros bajo el brazo/ y que conociste los barrotes/ como vértebras de la muerte/ no saben de tus reuniones clandestinas con el silencio/ pero ahora eres libre/ ya nadie te persigue …”

El poema “Vals nocturno” es clave en todo el poemario, ya que aquí se intercambia el discurso individual por uno colectivo con rasgos subalternos, ampliando la perspectiva que se tiene de las urbes y tocando como temas esenciales el paso irremediable del tiempo, las ilusiones perdidas y el fracaso de toda una generación:

“Oh muchachos/ cuánto tiempo ha pasado desde que prometimos no volver/ a mirar atrás y supimos que estábamos jodidos frente a tantas/ horas mal consumidas”.

“Oh muchachos/ al final perdimos el reino donde alguna vez fuimos arcángeles/ huyendo de las farmacias/ tocando fondo más allá del sueño sangrante”.

“ahora solo nos queda como testigo la experiencia y esta danza/ de ataúdes para una fosa comunal donde seremos enterrados/ boca abajo personificando nuestra única fuerza: la mala memoria”.

Estas dos primeras partes representan lo mejor del libro, tanto por el estilo, el ritmo acelerado, el lenguaje y las temáticas que se abordan. La tercera parte “Monólogo de Gabriela – el cantar del caos” no aporta mucho, las atmósferas utilizadas resultan algo monótonas, incluso identificando las distintas voces femeninas que dialogan entre ellas. Los versos son mucho más cortos y pausados, lo cual se opone al estilo de largo aliento que había dado buenos resultados.  

En la cuarta parte, titulada “La sonrisa inútil”, se evidencia gran influencia de los poemas lúdicos y divertidos de “Este es mi cuerpo” de Lizardo Cruzado. Si el poemario empieza con una voz descarnada capaz de enfrentarse a sus recuerdos familiares, a la sociedad y hacia sí mismo, termina siendo consumida por la simpleza que representan el juego de palabras.

Este poemario se emparenta a otros que aparecieron en los últimos años en el Perú y en otros países latinoamericanos, como es el caso de “Los tiempos Jurásicos” de Kevin Castro, “El sueño de Visnú” de David Meza (mexicano), “Ceniza de rinoceronte” de Agustín Guambo (ecuatoriano), entre otros. Estos tienen en común algunos rasgos como el uso de elementos paratextuales, la pluridiscursividad, lo experimental, la intertextualidad y ubicarse, por lo general, en un espacio físico urbano.

Cabe mencionar que el título del libro es extraído de una frase encontrada en la novela “El túnel de Ernesto Sabato y que hay un poema donde se utiliza la voz de María Iribarne para dirigirse a Juan Pablo Castel, su asesino. Además de que en la parte final podemos encontrar distintas fotografías de espacios conocidos de la ciudad de Trujillo (el llamado “parque de los metaleros”, el baipás del Mansiche, etc.)

La poesía es aprendizaje. La pasión desbordada por su afecto a la poesía, la frescura del lenguaje y un estilo ambicioso y torrencial son las mejores armas que Eduardo Saldaña tiene para empezar a consolidar una voz que irrumpe en un ambiente tan adormecido como el trujillano. Espero que no decaiga como otras voces interesantes que aparecieron y que se fueron dilucidando con el pasar de los años. Todo depende exclusivamente de él, las ganas y el talento los tiene.

Hay que leer “La comedia inútil”, cada lector sacará sus propias conclusiones, estoy seguro de que, en su mayoría, serán positivas. Este escrito puede servir como un primer acercamiento.

Aquí comparto el teaser (elaborado por “Paloma Ajena Editores”) y un poema:

VALS NOCTURNO.

En nuestro propio territorio nos movíamos

súbitos y veloces

Seamus Heaney

Nadie descubrió

nuestras zapatillas lanzadas sobre los cables eléctricos como

sueños marginados

nuestro lenguaje mal abreviado violento e impulsivo

que no supimos domesticar sin antes empezar el viaje

nuestro sudor absorbiendo ese aire metafísico del desamparo

buscando un país inocente donde la estrella no nos

cortase los labios resecos con su filo

nuestra fugacidad en los sentidos repartidos cual documentos

de identidad entre los no nacidos para una bandada de pájaros

con blue jeans que deseaban desesperadamente ser siempre jóvenes.

nuestra botella descartable que sorbo a sorbo cumplía

cualquier deseo

nuestras primeas ilusiones en medio de la copulación

de estatuas y árboles que jamás serán violines

nuestra mirada felina cuando alguien nos decía que seríamos

las víctimas del mito destinadas a masticar una humillación

 pública entre hoteles de mala muerte y esa confesión de los

semáforos como canserberos melancólicos corriendo por los

túneles antes de que la madrugada nos hiciera arrepentirnos

 o hasta que Sodoma resplandeciera en nuestros

miembros

oh muchachos

cuánto tiempo ha pasado desde que prometimos no volver a

mirar atrás y supimos que estábamos jodidos frente a tantas horas

mal consumidas

oh muchachos

al final perdimos el reino donde alguna vez fuimos arcángeles

huyendo de las farmacias

tocando fondo más allá del ensueño sangrante

ahora solo nos queda como testigo la experiencia y esta danza

 de ataúdes para una fosa comunal donde seremos enterrados

boca abajo personificando nuestra única fuerza:

la mala memoria

Comentarios

Joe Guzmán Rodríguez. (Trujillo, 1991) Docente. Estudió la carrera de Educación Secundaria, en la mención de Lengua y Literatura, en la Universidad Nacional de Trujillo. Autor de El devenir de lo incierto (Paloma Ajena Editores, 2014). Segundo (2010) y primer (2012) puesto en los Juegos Florales Interuniversitarios de la Universidad Nacional de Trujillo; segundo puesto en el Concurso Nacional de Relato Corto “A toda página” de El Cultural (2012); y menciones honrosas en el Concurso Nacional de Poesía (2016) organizado por la Feria Internacional del Libro de Trujillo, el II Concurso Nacional de Poesía Huauco de Oro (2017) y el XVII Concurso Nacional Juvenil de Cuento “Germán Patrón Candela” (2017)

Cultura

“El niño de las figuritas”, un libro que recorre la intimidad del expresidente Martín Vizcarra

El libro del autor Richard Gallango se presentó el viernes 15 de octubre y ya se encuentra en todas las librerías.

Published

on

Sobre el expresidente Martín Vizcarra se han escrito varios libros. Uno de ellos fue El perfil del lagarto, un libro con muchas erratas y con falta de rigurosidad periodística. Las otras publicaciones fueron complacientes y hasta aburridas. Pero la publicación de El niño de las figuritas, del escritor y director publicitario Richard Gallango es un verdadero relato íntimo de Vizcarra y su entorno.

El libro nos introduce al universo más intimo, sórdido y decadente del expresidente Martín Vizcarra. El niño de las figuritas en sus 125 páginas está colmado de retos, mentiras, negaciones, infidelidades y traiciones; no se guarda nada y nos da un recuento de los movimientos más inverosímiles desde su paso por el Gobierno Regional de Moquegua; los entretelones de la campaña política del 2016; la ascendencia en los cargos más altos de sus amigos moqueguanos; la fina comunicación que sostenía con su “asesor” Richard Swing y la gesta de los famosos contratos con el Ministerio de Cultura.

También el relato nos permite conocer de cerca sus relaciones, intereses personales y las mujeres que le hicieron perder la cabeza y causaron la caída de Vizcarra.

El niño de las figuritas ya se encuentra a la venta en las librerías Vivant Book, Librería Communitas, Librería Sur, Librería El Virrey, y Librería Escena Libre.

Richard Gallango con su nuevo libro.

El autor Richard Gallango, estudió dirección de cine y televisión. Fue corresponsal de prensa extranjera, post productor publicitario y docente en la Universidad San Ignacio de Loyola. En el 2003 se inició como director publicitario en prestigiosas casas realizadoras del mercado peruano.

En el 2006, funda La Mafia Films, casa realizadora dedicada a la publicidad, donde fue director principal hasta el 2018. Actualmente, además de dirigir en Malvado Films, ha publicado para la editorial Inglesa Pearson el cuento “Pedro y los panecillos mágicos” (Pearson, 2013) el cual se ha distribuido en España, Portugal, EE.UU, México y toda Latinoamérica; y el libro “Diario de caminos” (Madreselva, 2021).

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Entrevista | Paul Auster: “En pocos años no va a haber Estados Unidos en el sentido en que lo conocemos aquí y en otras partes del mundo”

Paul Auster acaba de publicar “La llama inmortal de Stephen Crane”, una extensa biografía de mil páginas sobre la corta pero intensa vida de este escritor norteamericano que —hoy olvidado— renovó la literatura estadounidense con una obra “que debería estar a la altura de autores como Henry James o Mark Twain”. Conversamos con Auster sobre este nuevo libro y temas de actualidad como la cultura de la cancelación y la Norteamérica post Trump.

Published

on

Auster recibe virtualmente a un grupo de periodistas latinoamericanos invitados por Planeta en la casa que comparte con su pareja, la también escritora Siri Hustvedt, en las cercanías del Prospect Park de Brooklyn, para hablar sobre Stephen Crane (1871 – 1900) un autor cuyas novelas Magie, una chica de la calle y La roja insignia del valor “cambiaron el curso de la literatura norteamericana. Creo que se lo ha abandonado. Hoy no se lo lee en las escuelas, pero creo que merece estar en el panteón de autores como Nathaniel Hawthorne, Henry James o Mark Twain. Lo que sucede es que vivió tan poco que la gente tiende a olvidarse de él. Escribí este libro para que muchos lectores puedan conocerlo y acceder a su obra”.

Stephen Crane escribió artículos, novelas, relatos y poesía; trabajó como corresponsal de guerra en Cuba y defendió los derechos laborales y sociales. Sobrevivió a un naufragio, fue amigo de Joseph Conrad y gozó en vida de la fama arrasadora que tuvo también F. S. Fitzgerald. Por eso la extrañeza de su olvido en los lectores norteamericanos. La roja insignia del valor fue llevada al cine por John Huston y era lectura obligada para casi todos los estudiantes estadounidenses. Hoy, sin embargo, comparte el mismo destino de La letra escarlata de Nathaniel Hawthorne, recuerda Auster, acusando indirectamente al plan educativo que ha hecho de lado a estos clásicos que funcionan también como una radiografía de ese país continente donde “los abismos entre ricos y pobres son tan hondos como en los de su época. Ahora estamos otra vez donde estábamos hace 120 años. Se desmantelaron los sindicatos, a los trabajadores se los trata como basura y los ricos se enriquecen constantemente. No estaba escribiendo sobre la prehistoria, sino escribiendo sobre Estados Unidos, que no es muy distinto al que era hace 100 años”.

Para Auster, Crane modernizó la forma de contar una historia, abandonando esa literatura que pretendía educar a los lectores. En ese sentido, fue un radical de su tiempo: “Fue en contra de lo que sucedía con la literatura estadounidense en ese momento, le quitó todo lo moralizante, todos los juicios morales que hacían los escritores en la ficción, para contar la verdad. Miraba de una manera cautelosa, tenía una mirada como de fotógrafo o de periodista de investigación que describía lo que estaba pasando antes de ponerlo en tela de juicio. Su primera novela, Maggie, una niña de la calle habla de los barrios abandonados y pobres y de cómo esta niña se convierte en prostituta y muere por eso. El no juzga, solo lo cuenta y esto resulta extraordinario. Desde lo estilístico, él le quitó a la literatura todo lo que se asociaba con la novela del siglo XIX: las descripciones, el color local, las largas peroratas sobre cómo era el cuarto, el paisaje o la ropa. Crane solo escribió sobre lo esencial, desnudó la prosa. La roja insignia del valor es una novela sobre la guerra civil estadounidense en la que jamás menciona el nombre de esa guerra, no dice de qué bando son, no menciona la esclavitud ni a Abraham Lincoln ni a ningún general. Lo que hace es meterse en la mente de un joven de 16 o 17 años que lanzan a la batalla y siente miedo”.

Aunque las personalidades de los escritores sean muy distintas entre sí, hay algo que los une: la dificultad para poder escribir y publicar, alcanzar al menos el ligero brillo de la lectoría, esa búsqueda no solo del reconocimiento literario sino y sobre todo de los lectores. “Crane, sin embargo, pasó por mucho de lo que yo pasé de joven. Vivió el rechazo, dificultades para publicar, ahí es donde me siento muy cercano a Crane. El ser testarudo y persistir es algo que entendí muy bien con él. Tuvo mucho éxito, pero buena parte de su vida fue problemática, tuvo problemas de dinero, una relación, fue corresponsal de dos guerras y estaba en un naufragio, le encantaba jugar póker y todo esto creo que es porque sabía que iba a morir joven”. Auster evalúa entonces su vida como escritor y establece un paralelo entre qué estaba haciendo él a la edad en que Crane -ya una joven celebridad- murió: “¿Quién era yo a los 28 años, la edad en la que murió Stephen Crane? Me acababa de casar, había publicado unos tres libros de poesía, había traducido bastante poesía y había escrito bastantes ensayos literarios y había acumulado 1000 hojas de prosa, que nunca me habían causado demasiada satisfacción. Si me hubiera muerto a los 28 años, habría desaparecido, habría sido como una piedrita que cayó al agua. Creo que mi trayectoria es normal, es típica, comencé a pensar que tenía una carrera a principios de los 30 años, Crane es como Mozart: produjeron muy jóvenes”. Auster nos recuerda que Crane murió de 28 años, víctima de la tuberculosis.

Auster en la intimidad.

Si Crane vivió los grandes cambios de su tiempo, fines del XIX, Auster ha vivido los grandes cambios tecnológicos y sociales del siglo XX, entre ellos los activismos. Hace poco un profesor de la Universidad de Michigan fue separado de la cátedra sobre Shakespeare por haber proyectado la película de Otelo interpretada por Laurence Olivier. ¿Cómo ve esta tendencia global el autor del “Leviatán”? “Me causa mucho pesar la cultura de la cancelación; no es una tendencia muy prometedora en la cultura estadounidense, pero con el poder creciente que tiene la extrema derecha en Estados Unidos no me preocupa tanto este problema. El peligro de Donald Trump y los republicanos que quieren destruir al país me parece más urgente, no vale la pena perder el tiempo en otros asuntos. Esto de la cultura de la cancelación lo hacen chicos jóvenes muy idealistas que están fuera de sí y van a madurar. El problema es que nos van a robar la democracia frente a nuestros ojos, salvo que nos unamos y resistamos a eso. En pocos años no va a haber Estados Unidos en el sentido en que lo conocemos aquí y en otras partes del mundo”.

Entre la cultura de la cancelación, el olvido de los clásicos, los profundos abismos provocados por la pobreza y la realidad, Auster recita de memoria un poema de Crane, que es, además, con el que abre el libro: “En el desierto / vi una criatura, / desnuda, bestial, /que, agachándose en el suelo, / tomó su corazón con las manos / y se lo comió. / Dije: “¿Está bueno, amigo?”. / “Está amargo, amargo”, me respondió, / pero me gusta / porque está amargo / y porque es mi corazón”. Hay un silencio entonces entre Auster y el enorme texto que acaba de compartir: “Es un poema asombroso, es la gente que se está comiendo a sí misma, aferrada a su miseria… creo que psicológicamente es una obra muy profunda”.

¿Qué autores no olvidar entonces? Pues a todos aquellos que retrataron el pase de la sociedad agraria a la sociedad industrial, por ejemplo, escritores que vivieron, como Crane, una época irrepetible, la del adiós al Salvaje Oeste y el de la bienvenida a la prosperidad del Gran Gatsby, el pase a la conversión de Estados Unidos en la potencia capitalista que estuvo atravesada por la esclavitud, el exterminio de los indios y su encierro en las reservas, los movimientos sociales  y las reivindicaciones laborales que luego se extendieron al mundo entero.

Auster se despide recordando que Crane escribió a sus 28 años finales unas 3 mil páginas brillantes, del mismo tenor que Shelley, Keats, Mozart, que produjeron mucho siendo muy jóvenes. “Es tan raro que suceda esto, que resulta notable”, finalizó.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Premio Planeta 2021: Tres hombres detrás de una mujer

Carmen Mola era simplemente un seudónimo. Tres escritores estuvieron detrás de toda su creación literaria y fueron los que recibieron el premio. En las redes protestan las feministas.

Published

on

Mirémonos a las caras y seamos honestos. ¿Quién no quiere ganarse el Premio Planeta? Así sea por el dinero (1 millón de euros para el ganador, más que el Nobel de Literatura) el Premio Planeta es un premio de prestigio. La ha ganado Cela, MVL, Javier Cercas y Posteguillo entre otros. En sí mismo el premio tiene peso en cuanto prestigio. Y lo más curioso es que en los últimos años la han estado ganando autores del gran rival de editorial Planeta, como es el caso de Cercas autor de Random House. En esta oportunidad le tocó a Carmen Mola, un pseudónimo bajo el que se ocultaban tres escritores que cuál guionistas de Netflix crearon el gran fenómeno editorial de la saga de La novia gitana, una trilogía editada por Alfaguara, del grupo Random House, el cual es el fenómeno editorial de novela negra que se impuso apenas anteayer a más de medio millar de novelas en competencia.

 Cómo autora Carmen Mola (detrás de la cual se encuentran tres hombres de mediana edad: Díaz, Martínez y Mercería) es “alguien” todavía reciente en el mundo de los libros, lo cual hace recordar al último premiado “novel” del certamen, como es el caso de Juan Manuel de Prada (Premio Planeta de 1997 por La tempestad). No obstante el bagaje y trayectoria del equipo de escritores tras Carmen, este es un premio en cierto modo reivindicativo de los nuevos narradores, además de revelar el secreto de la misteriosa Mola.

Resulta hasta gracioso, Mola siendo un pseudónimo compitió este año detrás de otro pseudónimo y lo más gracioso es la sorpresa que se llevaron los asistentes al premio y los medios que la cubrían, para quienes Mola no es ninguna desconocida. Quizá una sorpresa incómoda en la era de la corrección y el feminismo, y sin embargo un premio merecido al esfuerzo no de una individualidad sino de una comunidad de autores.

En una entrevista no hace mucho a Mola, “ella” mencionó lo siguiente: “No tengo ningún motivo por el que desvelar mi identidad (…) aunque siempre podemos poner un cero más al cheque”. Pues varios ceros detrás de uno la han sacado del misterio. La saga de la inspectora Elena Blanco ha vendido más de 400 mil ejemplares desde 2018 y todo hace ver qué su número de ventas aumentará cuando se publique La bestia, título ganador del Planeta 2021.

Alegra que este año no se haya perdido después del fiasco del premio Nobel (¿En serio estando Houellebecq y Cartarescu vivos?). A veces los intentos de justicia resultan, sobre todo en arte, injustos. A veces pseudónimo tras un pseudónimo ofrecen la esperanza de la venganza. Este año le tocó a Planeta reivindicar el género de Cervantes, y una cosa que no está demás mencionar, desde este año el premio con mayor dotación de dinero en el mundo es un premio en lengua española. Habrá muchos que criticarán el mercantilismo del certamen, pero una cosa es cierta, como hace falta plata en el bolsillo y reconocimiento a los escritores que se lo toman en serio. Si no fuese por estos premios mercantilistas y la vocación mercenaria de los escritores, seguramente hoy día casi nadie sabría quien fue Roberto Bolaño.

Cabe destacar algo más de esta premiación. O mejor dicho, dos cosas. Primero la prolija producción de Mola (una trilogía en tres años) solo es posible por la obra coral de un equipo de escritores especialistas en el thriller; y segundo, se necesitan tres hombres para escribir como una mujer.

Ah, me olvidaba. Los ganadores dedicaron el premio a aquello que extrañamente los hermana, el padre de cada uno de los autores está muerto. A la memoria del padre, pues.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

“Poetizando” con Julio Barco: Poetas peruanos que celebraron a Miguel Grau, el Caballero de los Mares

El programa de poesía conducido por el poeta Julio Barco.

Published

on

En Poetizando, el conductor y poeta Julio Barco, nos acercó a la poesía peruana dedicada a recordar a Miguel Grau, cuyo heroísmo aún nos enseña y da una lección de coraje.

También se leyó poemas de José Santos Chocano, Carlos Augusto Salaverry, Ricardo Palma y José Gálvez. Así, veremos como la poesía también tiene una dimensión épica, social y crítica para pensar la realidad histórica de nuestro país.

Aquí el programa completo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

FIL Guadalajara 2021: Ministerio de Cultura confirma lista final de la delegación de escritores

Tal como lo publicó Lima Gris, la lista final de escritores está conformada por 66 personas de todas las regiones del país, entre narradores, poetas, autores de literatura infantil y juvenil, ganadores del Premio Nacional de Literatura y del Concurso de Narrativa Gráfica.

Published

on

En la nueva delegación aparecen los 66 nombres que anunció Lima Gris en la publicación que se realizó ayer. Esta tercera lista se hace oficial con la resolución y publicación en el diario El Peruano. La delegación nacional participará en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, considerada como la más importante en el mundo de habla hispana.

El Ministerio de Cultura mediante una nota de prensa informó que: “De acuerdo a los plazos establecidos por la organización mexicana y cumpliendo con los compromisos pactados en su calidad de País Invitado de Honor, se remitió la relación de participantes peruanos y peruanas, conformada por 66 personas (incluye a un acompañante en cumplimiento de la Ley N° 29973, Ley General de la Persona con Discapacidad) de todas las regiones del país, entre narradores, poetas, autores de literatura infantil y juvenil, ganadores del Premio Nacional de Literatura y del Concurso de Narrativa Gráfica”.

El MINCUL también se refirió a las renuncias de algunos escritores: “Ante algunas dimisiones de participantes —lamentadas por el Ministerio de Cultura—, se convocó a escritores de todo el país, a través de las Direcciones Desconcentradas de Cultura, lo que permitió contar con escritores de prestigio nacional e internacional, pero sobre todo con un profundo reconocimiento de las regiones. Todos ellos serán parte de la delegación que estará en México, entre el 27 de noviembre y el 5 de diciembre”.

La información del Ministerio de Cultura también señala: “Esta delegación refleja la variedad cultural, literaria y académica del país, con un énfasis importante en la narración oral y su difusión e investigación; así como en la memoria regional y en los pueblos indígenas y afrodescendientes“.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara es la feria editorial más importante en el mundo de habla hispana. Es un punto de encuentro de autores, agentes literarios, bibliotecarios, libreros y más de mil 600 casas editoriales de 39 países. De igual manera, año a año recibe la visita de más de ochocientas mil personas.

Como lo mencionamos en una publicación anterior, en la actual delegación aparecen nombres de escritoras que habían renunciado pero nunca lo hicieron oficial enviando un documento al MINCUL, es por eso que su supuesta renuncia fue solo un show para la redes sociales. Lamentablemente varios escritores siguieron su ejemplo, pero ellos no consiguieron volver a subirse al avión.

Aquí la lista confirmada por el Ministerio de Cultura.

LISTA-FIL

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Farenheit 051 Ep. 31: Diego Lazarte, Edgar Allan Poe, Luciana Morales

El programa de libros conducido por el escritor Gabriel Rimachi Sialer.

Published

on

En este episodio de Fahrenheit 051 nos acercaremos a uno de los poetas peruanos más interesantes aparecido a inicios de este siglo, Diego Lazarte, que acaba de publicar después de muchos años de silencio un nuevo gran libro de poesía.

Un día como hoy en 1849 fallecía el gran escritor norteamericano Edgar Allan Poe, y hoy conversaremos sobre su importancia e influencia en el arte universal. Finalmente escucharemos a la joven poeta Luciana Morales Muñoz que acaba de presentar su primer libro de poesía.

Un recorrido por México profundo, el terror universal de Poe y la voz de una nueva e interesante poeta peruana, en esta nueva entrega de Fahrenheit 051 el programa de libros del Círculo de Lectores Perú producido por Lima Gris TV y conducido por el escritor Gabriel Rimachi Sialer.

Síguenos en Instagram como circulodelectores.pe

Aquí el programa completo:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Entrevista a la poeta y gestora cultural Karina Medina

Published

on

Karina Medina Paico es docente, poeta, editora y activista cultural. Cursó estudios superiores en la Universidad Superior de Ciencias Aplicadas y actualmente cursa la carrera de pedagogía teatral en la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático. Ha participado en talleres de creación literaria, dramaturgia, poesía y teatro.

Ha publicado en las antologías Rocío de Poemas (2017), Versos de Primavera (2017), Versos de Cristal (2018) y Amor poético (2019) de la Sociedad Peruana de Poetas; así como en los poemarios de poetas reunidos El Peligro de estar vivo (2018), Al lado del Camino (2019) de la editorial independiente Ediciones Marginales y El mar no cesa (2019) de la editorial Ángeles del papel.

Ha sido directora editorial en Ediciones Marginales; y en la actualidad, es fundadora y directora de Pléyades Ediciones (Perú). Su primer poemario personal publicado se llama Pavo Real (Ediciones Marginales 2019). El presente año impulsó, junto a unos amigos, el I Concurso Nacional de Poesía Premio “Carola Bermúdez” 2021. Aquí la entrevista sobre este y otros temas:

¿Por qué y para qué organizar un concurso de poesía?

Organizamos un concurso de poesía porque como escritores y lectores amamos la poesía y siempre estaremos gustosos de involucrarnos en todo aquello que tenga relación con ella. Un asunto relacionado fue este concurso nacional de poesía que lo organizamos por dos razones importantes: Para hacer visibles a todos aquellos que escriben poesía y no han tenido por diversas razones la oportunidad de ser leídos y mostrar lo que tanto aman hacer. Y para difundir todo aquello que con el tiempo debe convertirse en un aporte importante para la literatura nacional.

¿Por qué poesía y no narrativa, por ejemplo?

Porque nosotros escribimos poesía y decidimos empezar este concurso con el género lírico, ya que tenemos más hábito de leer poesía e indagar de ella a nivel nacional y latinoamericano.

¿Los concursos literarios deberían tener apoyo estatal?

Deberían, pero la burocracia lo impide, la argolla y la falta de interés por parte del estado para apoyar a personas no conocidas como nosotros. Lamentablemente, existe exclusión y esto no es victimismo, es una realidad.

Poeta Karina Medina.

También manejas una editorial, ¿Cuán difícil es editar a escritores no ‘mainstrean’, por decirlo de alguna manera?

Fundé Pléyades Ediciones en el 2020, en plena pandemia mundial. Es difícil, pero en esa dificultad siempre encuentro belleza. Resulta que este año quisimos hacer un homenaje a la poesía contemporánea peruana. Los autores de esta primera colección de poesía del año 2021 son no convencionales y seguramente son los que no todos están esperando leer, ya que no son populares…pero a mí me gustan y los quiero, por su trabajo honesto y sacrificado.

Se te ve muy activa en las plataformas alternativas (internet, Facebook, Instagram, etc.), ¿has pensado en “saltar” a medios más formales (prensa, radio, tv. etc.)?

Eso podría responderlo con tanta sinceridad y sonrisa…el asunto es que cuánto quisiera yo poder aportar a mi país con lo poco o mucho que sé hacer, pero es difícil entrar a la TV y la radio; sin embargo, los proyectos seguirán y estoy segura que cuando uno gestiona cultura, arte y literatura, pues estos se van volviendo más consistentes y grandes…así que no dudaría en buscar un lugar en los medios mayores para continuar difundiendo literatura y cultura.

¿Cómo ves la poesía de provincia o del interior de nuestro país?

La poesía en el interior del país es mi favorita, tiene otra mirada, su enfoque es más entrañable, expone quizá las mismas problemáticas nacionales, pero con diferente matiz y ritmo. Es importante descentralizar la difusión de la poesía nacional.

INFORMACIÓN NECESARIA

🔴 CONVOCATORIA

_____________________

I CONCURSO NACIONAL DE POESÍA

“PREMIO CAROLA BERMÚDEZ 2021”

Con motivo del Bicentenario Pléyades Ediciones, anunció la convocatoria del I Concurso Nacional de Poesía Premio Carola Bermúdez 2021 en el que podían participar los peruanos mayores de edad residentes en el país o en el exterior.   Este concurso tiene como finalidad, premiar la creación literaria a nivel nacional, estimulando a las voces desconocidas de la poesía peruana y otorgando, a la vez, el debido homenaje a la poeta, periodista y reconocida ensayista peruana Carola Bermúdez (Chincha Alta 1906 – Lima 1962). Se nos vuelve preciso encontrar y premiar al poeta del bicentenario aún no visibilizado y a tres menciones honrosas propias del concurso.

-‐———

Finalmente, participaron 47 peruanos de distintas partes del Perú, llegando a ser el ganador Raúl Ticona Ancco con su poemario Caja de cambios y siete pequeños boletos perdidos y siendo mencionados honrosamente Gabriel Bazalar, Cristian Huamán y José Córdoba. Una pena que el jurado no haya definido a ninguna mujer entre los nombrados.

Los jurados

– Víctor Salazar Yerén

– Patricia Tauman

– Rodolfo Ybarra

– Rocío Uchofen

– Héctor Ñaupari

– Mirza Mendoza

– Bayron Siriaco

PD: Para los interesados en los conversatorios, transmisiones, convocatorias, etc., de Karina Medina, dejamos aquí su página de fb: https://www.facebook.com/karinajoelly

Comentarios
Continue Reading

Cultura

FIL Guadalajara 2021: Esta sería la lista final de la delegación de escritores

En la nueva delegación se incluye nombres de escritores de las diferentes regiones pero también permanecen algunos nombres de escritoras que renunciaron haciendo show en las redes sociales. Aquí la tercera lista.

Published

on

Tras la sorpresiva salida del ministro de Cultura Ciro Gálvez, uno de los temas más esperados era la tercera lista de la delegación de escritores que nos representarán en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, evento literario que se realizará del 27 de noviembre al 05 de diciembre.

Esta delegación desde un inicio causó polémica debido a que la argolla encabezada por el exministro Alejandro Neyra, invitó en un 80% a escritores que radican en Lima. Ante lo sucedido el gobierno del presidente Pedro Castillo junto con el exministro Ciro Gálvez, optaron por bajar del avión a los invitados de siempre, es decir, escritores que durante años han viajado con todo pagado con el dinero de todos los peruanos. Debido a esto se propuso sumar a la delegación escritores de las diferentes regiones del Perú.

El resultado de todo esto es que la nueva delegación que nos representará en la FIL Guadalajara estaría compuesta por:

FIL Literatura Y Narración oral

1.- César Aguilar Peña – Apurímac

2.- Sheila Alvarado Peña – Lima

3.- Abelardo Alzamora Arévalo – Piura

4.- Dina Ananco Ahuananchi – Amazonas

5.- Ana María Barcia Barbarán – Loreto

6.- Rubén Darío Apaza – Puno

7.- Charlie Becerra Romero – Lima

8.- Miluska Benavides Bendezú – Lima

9.- Hildebrando Briones Vela – Lambayeque

10.- Saturnino Callo Ticona – Tacna

11.- Eugenia Carlos Ríos – Cusco

12.- Mirtha Cartagena Castrillon de Mendoza – Ica

13.- Antonio Cillóniz de la Guerra – Lima

14.- Óscar Colchado Lucio – Áncash

15.- Washington Córdova Huamán – Apurímac

16.- Luis Fernando Cueto Chavarría  – Áncash

17.- Lizardo Cruzado Díaz – La Libertad

18.- Venancio Víctor Domínguez Condezo – Huánuco

19.- Mariela Dreyfus Vallejos – Lima

20.- Yeniva Fernández Huerta – Lima

21.- Alina Gadea Valdez – Lima

22.- Victoria Guerrero Peirano – Lima

23.- Edilberto Jiménez Quispe – Ayacucho

24.-  Gonzalo Macalopú Chiu – Lima

25.- Javier Alejandro Mariscal Crevoisier – Lima

26.- Orlando Mazeyra Guillén – Arequipa

27.- Heriberto Panta Chune – Tumbes

28.- Richard Parra Ortiz – Lima

29.- Yésica Patiachi Tayori – Madre de Dios

30.- Rubén Santiago Potesta Pérez – Pasco

31.- Domingo de Ramos – Ica

32.- Valeria Román Marroquín – Arequipa

33.- María Teresa Ruiz Rosas – Arequipa

34.- David Elí Salazar Espinoza – Pasco

35.- Lily Rubí Sánchez Huacasi – Arequipa

36.-  Roger Santiváñez Vivanco – Piura

37.- Víctor Antonio Tenorio García – Ayacucho

38.-  Jennifer Thorndike Gonzáles – Lima

39.- Máximo Torres Moreno  – Callao

40.- Diego Trelles Paz Diego – Lima

41.- Ana Denise Varela Tafur – Loreto

42.- Selenco Vega Jácome – Lima

43.- Zein Mori Zorrilla Delgado – Huancavelica

44.- María Teresa Zúñiga Norero – Junín

FIL Pensamiento

45.- Zaida Mabel Cáceres Calderón – Arequipa

46.- Alberto Martín Gago Medina – Lima

47.- Jorge Luis Lossio Chávez – Lima

48.- Claudia Rosas Lauro – Lima       

FIL Ciencia                                                    

49.- Carla Arce Tord – Lima  

50.- Carmen Rosa García Dávila – Loreto                                                                

51.- Alejandro Alanya de la Cruz – Huancavelica     

52.- Marcial Berrocal Evanán – Ayacucho

53.- Lastenia Canayo García – Ucayali         

54.- Rosa Choque Gonzáles – Moquegua     

55.- Marisol Llanos Gonzáles – San Martín  

FIL Negocios – Libro y Lectura                                                         

56.- Irina Burgos Chorres – Piura      

57.- Elizabeth  Campos Sánchez – Lima       

58.- César Augusto Castro Aliaga – Junín                 

59.- Dante González Rosales  – Áncash        

60.- Teófilo Gutiérrez Jiménez – Cajamarca

61.- Gabriela Viviana Ibáñez Oviedo  – Lima

62.- Yesenia Montes Ñaupa – Ayacucho      

63.- Pedro Ponce Montoya – Junín   

64.- Brenda Lys Román González – Lima

65.- Marcel Velázquez Castro – Lima

ACOMPAÑANTE EN CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA DE LA PERSONA CON DISCAPACIDAD (Ley N° 29973, Ley General de la Persona con Discapacidad; Reglamento de la Ley N° 29973 Ley General de la Persona con Discapacidad, aprobado mediante Decreto Supremo N° 002-2014-MIMP; y, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad)

66.- Joaquín Del Castillo Campos – Lima

Lo curioso de esta nueva delegación, es que algunos nombres de los que renunciaron se mantienen en la tercera lista, entre ellos figuran: Irina Burgos, Victoria Guerrero y Alina Gadea. ¿El motivo? Según el Secretario General del Ministerio de Cultura Rigoberto Coico, solo se consideró las renuncias formales que fueron presentadas en el MINCUL. Es decir, lo nombres antes mencionados solo hicieron un show y ruido por redes sociales pero nunca enviaron un documento formal señalando su renuncia a la delegación.

Es una pena que las “renuncias solidarias” hayan sido lo que ahora toda la opinión pública puede ver: un gesto vacío que pinta de cuerpo entero los intereses de esas personas.

En esta oportunidad el exministro Ciro Gálvez golpeó la estructura de la argolla enquistada en el MINCUL, y criticó que se haya destinado en la gestión del exministro Alejandro Neyra el monto de 57 mil soles para los gastos de cada uno de los escritores invitados a la FIL de Guadalajara, esto a Ciro Gálvez le costó el puesto, pero su gran gesto quedará en la memoria de los escritores regionales que subirán al avión para estar por primera vez en la feria internacional del libro más importante de Hispanoamérica.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

PUBLICIDAD

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending