Connect with us

Arte

Un Ministerio de Cultura en piloto automático contra el arqueólogo Pieter van Dalen

Published

on

Escribe: Edwin Cavello Limas

Ex vicedecano del Colegio de Arqueólogos del Perú, Pieter Van Dalen, fue detenido en el sitio arqueológico “Cementerio Macaton”, ubicado en Huaral, al norte de Lima, junto a nueve personas en un operativo contra el patrimonio cultural de la nación, dirigido por el Mayor PNP Abel Cruz. La ministra de cultura, Sonia Guillén, explicó que no se trata de una afectación al patrimonio cultural, pero sí una violación a los decretos 044 y 057 de inmovilización nacional. ¿Qué pasó exactamente?

Arqueólogo Pieter Van Dalen y su equipo.

El arqueólogo Pieter Van Dalen, contaba con la resolución directorial N° 000067-2020-DGPAlMC emitida por el ministerio de cultura, que le autoriza “la ejecución del “Proyecto de investigaciones arqueológicas con escuela de campo sobre las prácticas mortuorias del Cementerio de Macatón, Huaral, Temporada 2020”. Es así que en cumplimiento de dicha resolución el arqueólogo Van Dalen inicia las excavaciones científicas en el Cementerio de Macatón en Huaral, con la participación de un equipo de 30 arqueólogos que ponen al descubierto valiosos contextos funerarios los que estaban siendo retirados minuciosamente o exhumados con la aplicación de los rigurosos métodos y técnicas de la arqueología.

En el trascurso del desarrollo de la importante investigación se dio el estado de emergencia nacional declarado por el Gobierno, el cual dispuso el aislamiento social obligatorio en todo el territorio del Perú para evitar el incremento de casos COVID-19, es así que en vista de los valiosos hallazgos de incalculable valor cultural, según la carta emitida por el arqueólogo Pieter Van Dalen a la Ministra de Cultura, en la que manifiesta que el día 16 de abril coordina con el funcionario del Ministerio de Cultura Miguel Falconi, supervisor del proyecto arqueológico en referencia:

“En horas de la mañana (aprox. 9:00 am) el supervisor me llamó telefónicamente para indicarme que en el marco de la cuarentena y el Decreto Supremo 044-2020-PCM, se suspendían las supervisiones hasta que finalice la cuarentena, que por su salud e integridad no podía venir el día 19 de marzo, dando prioridad a la misma ni bien se termine la cuarentena. En ese momento informé que muchas tumbas se encontraban abiertas y con los materiales arqueológicos expuestos, por lo que se requería retirar estos materiales para salvaguardar la integridad de los mismos, remitiendo fotografías vía WhatsApp”.

[scribd id=455296739 key=key-oGmiOUzIwO9dZilxXDSf mode=scroll]href=”https://www.scribd.com/user/364212970/Edwin-Cavello-Limas#from_embed” style=”text-decoration: underline;”>Edwin Cavello Limas on Scribd

Lima Gris tuvo acceso a una comunicación mediante WhatsApp del tres de abril del presente año, a 19 días del estado de emergencia por el COVID-19, la conversación se realizó entre el arqueólogo Pieter Van Dalen y el funcionario del Ministerio de Cultura Miguel Falconi, quien es supervisor del proyecto arqueológico en cuestión. Es así que Van Dalen le escribe comunicándole “te voy mandando fotos de las unidades que ya se acabaron de excavar”. El supervisor Miguel Falconi respondió “lo ideal sería que tomes todas las medidas necesarias para evitar afectación al sitio Pieter”.

Es claro el compromiso de estos dos profesionales en la protección del patrimonio cultural de la nación y que el ministerio de Cultura tenía conocimiento de la prosecución del proyecto dirigido por Van Dalen.

A lo antes ya señalado se suma que el Ministerio de Cultura a través de sus instancias correspondientes, no han elaborado y mucho menos ha dado a conocer una directiva que contenga protocolos o planes de contingencia para la protección del Patrimonio Cultural, mueble e inmueble expuesto en procesos de excavaciones arqueológicas, menos han emitió un documento que especifique qué hacer con el Patrimonio Cultural que se encuentra en peligro mientras dure la cuarentena.

Algunos de los restos arqueológicos encontrados.


Nos preguntamos ¿cuál es la función del Ministerio de Cultura? una de sus funciones es proteger y salvaguardar el patrimonio cultural de todos los peruanos.  El hecho concreto es que dicho organismo no viene cumpliendo con sus funciones. Esta es una muestra más que el ministerio de Cultura se encuentra en piloto automático.

En las circunstancias ya expuestas ¿qué debió hacer el arqueólogo Pieter Van Dale? Aquí las dos opciones.

1.- Dejar los valiosos hallazgos funerarios conformados por fardos, vasijas y otros objetos arqueológicos a su suerte, y que en un 99% hubieran sido robados por estar el sitio surcado por trochas usadas por mototaxis.

2.- Continuar las excavaciones arqueológicas poniendo en buen recaudo el valioso material arqueológico consistente en fardos funerarios y sus objetos asociados.

Policía interviniendo el sitio arqueológico en Huaral.

Según el reglamento de intervenciones arqueológicas, todo arqueólogo que desarrolla un proyecto aprobado por el Ministerio de Cultura firma una carta de no afectación al Patrimonio Cultural de la Nación, es así que si el arqueólogo Pieter Van Dale dejaba dicho valioso material arqueológico abandonado, dicho arqueólogo sería objeto de una denuncia penal en su contra. Por lo ocurrido y ante la ausencia de una directiva y/o protocolo de parte del ente rector del patrimonio Cultural, solo le quedó poner en salvaguarda el material cultural que había evidenciado antes del inicio del estado de emergencia nacional por el COVID-19.

Ministra de Cultura Sonia Guillén.

 ¿EL MINISTERIO DE CULTURA MIENTE?

Sin tener en consideración el estado del material cultural mueble evidenciado por arqueólogo Pieter Van Dalen  en grave peligro de perderse, el día 04-ABRIL-2020 el Ministerio de Cultura mediante comunicado de prensa en relación al operativo realizado por la Policía Fiscal PNP – DIRPOFIS el día cuatro de abril en el sitio arqueológico cementerio Macatón en Huaral, que concluyó con la retención del arqueólogo Pieter Van Dalen y un grupo de 09 personas, el Ministerio de Cultura, informó a la opinión pública lo siguiente:

• Que el Ministerio de Cultura, lamenta los hechos ocurridos y deslinda responsabilidad en el accionar de este grupo de personas quienes realizaban labores de excavación arqueológica durante el estado de emergencia nacional declarado por el Gobierno, el cual dispone el aislamiento social obligatorio en todo el territorio del Perú para evitar el incremento de casos COVID-19.

 • El citado arqueólogo (Pieter Van Dalen) cuenta con autorización para ejecutar un proyecto de investigación en este sitio arqueológico; sin embargo, esta quedó suspendida por la actual situación que atraviesa el país, habiéndosele también comunicado por vía telefónica el pasado 16 de marzo.

 • El Ministerio de Cultura rechaza el irresponsable e injustificado accionar que puso en riesgo la integridad de las personas.

En dicho comunicado parece más del Ministerio de Salud, ya que no hace referencia a la disposición de resguardo inmediato del sitio arqueológico Cementerio Macatón en Chancay   y las excavaciones y contextos funerarios evidenciados por Van Dalen. Esa información del Ministerio de Cultura constituye una evidencia más de que esa institución se encuentra en piloto automático. Lamentablemente no existe un liderazgo.

En el comunicado del Ministerio de Cultura hay un error. Hay que aclarar que el sitio arqueológico Cementerio Macatón se encuentra en Huaral, y no en Chancay como señala el comunicado del MINCUL. Además, el arqueólogo Pieter Van Dalen señala en la siguiente entrevista que el Ministerio de Cultura nunca le comunicó por ninguna vía la cancelación de la excavación.

Conversamos con el arqueólogo Pieter Van Dalen y le preguntamos sobre las diferentes declaraciones vertidas por la Ministra de Cultura, Sonia Guillén, referente a su accionar en el sitio arqueológico Cementerio Macatón en Huaral, Van Dalen respondió en exclusiva para Lima Gris.

“Son lamentables las declaraciones de la Ministra de Cultura Sonia Guillén, porque el Ministerio de Cultura tenía conocimiento de las acciones que estábamos realizando en estos días en el cementerio de Macaton, en salvaguarda y por la protección de la integridad de los materiales arqueológicos que se encontraban expuestos al momento del inicio de la cuarentena. Es paradójico, porque el Ministerio de Cultura no ha desarrollado ningún protocolo para salvaguardar estos materiales, si alguna de las personas que todos los días transitan por medio de la zona arqueológica se lleva alguno de estos materiales o los destruyen, el Ministerio de Cultura me denuncia por destrucción del patrimonio cultural, porque me han hecho firmar una carta de compromiso de responsabilidad penal ante cualquier afectación en el sitio, entre febrero y octubre de 2020; pero al tomar las acciones de defensa, dice que no tienen conocimiento y piden que me denuncien.

Estoy contra la espada y la pared. Al iniciar la cuarentena el Ministerio de Cultura no ha desarrollado ninguna acción para revocar esa responsabilidad, no han tenido ninguna comunicación formal conmigo. En ningún momento he actuado de mala fe, todas mis acciones han sido por la protección del patrimonio cultural. Así como los médicos su objetivo es salvar vidas y el abogado busca la justicia, los arqueólogos buscamos la protección del patrimonio cultural, el cual es de todos los peruanos”.

El arqueólogo Pieter Van Dalen, con un rostro que expresaba su extrañeza e impotencia ante lo difundido por diferentes medios de prensa, nos respondió la siguiente pregunta ¿Usted a qué atribuye que la ministra este tomando los hechos ocurridos en el sitio arqueológico en Huaral para brindar diversas entrevistas en su contra?

“La ministra de cultura está lavándose las manos, porque la protección del patrimonio cultural peruano es entera responsabilidad del Ministerio de Cultura; sin embargo, promueve en los medios una “cacería de brujas” contra un arqueólogo al que el mismo ministerio ha dado la responsabilidad de proteger el sitio de Macatón (sin revocar esta responsabilidad en la cuarentena), por el solo hecho de autorizarlo a realizar una investigación científica, exponiéndome luego al linchamiento mediático en redes sociales. Es lamentable que ningún medio de comunicación me haya dado la oportunidad de defenderme de estas acusaciones”.

El dos de abril dentro de las acostumbradas conferencias de prensa diarias que brinda el presidente Martín Vizcarra con motivo de la cuarentena a causa de la pandemia del COVID-19, Lima Gris, preguntó al mandatario ¿Cuáles son las medidas económicas propuestas por el Ministerio de Cultura, dentro del ámbito de su competencia? ya que Colombia, por ejemplo, viene apoyando a los artistas y gestores culturales más vulnerables. El presidente Vizcarra respondió a nuestra interrogante refiriendo que había encargado a la Ministra de Cultura para que realice una evaluación de esta parte de la población. Tenemos que resaltar que la Ministra de Cultura no estaba presente en la conferencia de prensa ese día.

Esa ausencia de alguna forma fue el reflejo de la actual gestión del Ministerio de Cultura. Una ausencia que se extiende a nivel nacional ante la falta de liderazgo y ante la inacción de un ministerio que debería trabajar realizando lo que le corresponde dentro de sus funciones como institución.

Que alguien le avise a la ministra Sonia Guillén, que esto es una cuarentena y no unas vacaciones.

ACTUALIZACIÓN

En el supuesto que una persona tramite un salvoconducto atribuyéndose una actividad que no se condice con la realidad, podría cometer el ilícito penal de falsedad genérica, ello en aplicación del Articulo 438 del Código Penal, que prescribe lo siguiente: “cuando una persona altera la verdad intencionalmente y con perjuicio a terceros, será́ reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años.”

Si una persona realiza una excavación arqueológica sin el permiso respectivo o con el permiso suspendido, podrían cometerse las siguientes infracciones:

  • De naturaleza administrativa: En aplicación del literal e) del articulo 49 de la Ley 28296- Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación, corresponde aplicar una multa a la persona que realice excavaciones en sitios arqueológicos o cementerios, sin tener la autorización correspondiente del Ministerio de Cultura.
  • De naturaleza penal: En aplicación del Articulo 226° del Código Penal, la persona que sin autorización excava o remueve monumentos arqueológicos prehispánicos, siempre que conozca el carácter de patrimonio cultural del bien, será́ reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años

Comentarios

Cultura

Descubre la dualidad de Junno en su nueva canción “Nada va a cambiar”

Desde Costa Rica, la agrupación liderada por Andrés Salazar presenta nuevo material nacido de la espontaneidad en tiempo de pandemia.

Published

on

Junno es una de las promesas del underground costarricense. El proyecto liderado por el músico y compositor Andrés Salazar hizo su aparición en la escena de San José a mediados del 2019 y meses después, en 2020, debutó con su primer EP “Entre seres violentos”. Este 2021 nos presenta su nuevo sencillo “Nada va a cambiar”, una canción reflexiva y lúdica en simultáneo.

“Nada Va a Cambiar” se ambienta en la resaca del personaje después de una noche de excesos y cómo se dirige a esos mismos excesos sin importar nada, haciendo alusión a que es un adicto. Lo que me motivó a escribir esta canción es que alguien muy cercano a mí sufre de adicción desde hace años y aunque han habido lapsos en los  que todo está bien, de alguna forma todo vuelve a estar mal y comprendí que realmente nada va a cambiar”, comenta Junno sobre la canción.

En su primer álbum publicado en 2020, Junno nos sorprendió con un sonido pop bastante influenciado por los ochentas en el que destacan los sintetizadores y ritmos bailables. En “Nada va a cambiar” Junno no se aleja de aquel sonido pop y nos propone un nuevo sonido a partir del blues al que le añade un carácter festivo, enérgico y alegre. Lo interesante de esta pieza es su dualidad tan opuesta: como bailar en medio de la penumbra.

Escucha la canción en las principales plataformas digitales.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Agujero (2019), de Mario Castro Cobos

Published

on

Cine de contemplación – Cine político – Cine de la realidad – Documento & Experimento – Loca inmediatez sabiamente azarosa del registro – Cine prepandémico. Cine independiente: no gasto plata, uso mis ojos.

Agujero, (Perú, 2019, 87 min). Un personaje no identificado vuelve a Lima el día que un expresidente muere luego de abrirse un agujero. ¿Qué clase de ciudad encontrará ahora, a su vuelta? ¿Busca algo en particular o solo recordar, pensar y sentir? Mirar es en ocasiones estar escondido a plena luz espiando a través de un agujero. Y es lícito soñar que, mirando de cierta manera, la ciudad puede entregarte su secreto.

Puedes ver Agujero aquí

Más películas del mismo director:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Fahrenheit 051: del canibalismo y otros demonios (y el fútbol de Alianza Lima)

Published

on

En esta segunda entrega de Fahrenheit 051, el programa de libros conducido por el escritor Gabriel Rimachi Sialer, abordan el tema del canibalismo en la historia y la literatura a través de la novela “Cadáver exquisito” de la escritora argentina Agustina Bazterrica, una novela de zombies del escritor Poldark Mego y las tácticas y estrategias futboleras del Alianza Lima, en un libro recientemente aparecido. La narradora Alina Gadea nos ofrece, además, uno de los mejores poemas del gran vate Juan Gonzalo Rose.

Fahrenheit 051 hace un recorrido por las mayores tentaciones del ser humano: la comida, el fútbol y la poesía. Porque la poesía, cierto es, también alimenta. El menú está servido.

Aquí el programa completo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Fernando ‘Coco’ Bedoya: “En el arte es más fácil perderse que encontrarse”

Published

on

En el programa Encuentros, conducido por Luis Felipe Alpaca en Lima Gris TV, se contó con la participación del pintor y grabador Fernando ‘Coco’ Bedoya.

El integrante y fundador de los emblemáticos colectivos artísticos Paréntesis y E.P.S. Huayco, radica en Argentina desde hace más de 40 años y a través de un diálogo hilarante conversó sobre el arte político, el conceptualismo, la felicidad, los momentos duros que pasa un artista, las iconografías, los recuerdos de sus obras símbolos, como la chapita Coca-Cola y el concepto del libro Coquito.

Asimismo, se refirió al profesor Pedro Castillo y su rol de candidato ganador con caballo y sombrero; pero, se mostró desconcertado que, en Perú, la candidata presidencial Keiko Fujimori finalmente, haya pasado a la segunda vuelta electoral. 

Aquí la entrevista con el artista peruano.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Vallejo: a 83 años de su muerte, por Julio Barco

Published

on

HOY se cumplen 83 años de la muerte de César Vallejo. Esta es una fecha especial primero porque se trata de un autor que irradia no solo a nivel nacional sino a nivel internacional y es ya un clásico de la literatura universal, sin embargo, para los que no conocen nuestra realidad, se asombraran de saber que nació en este país y fue aquí donde cosechó sus primeros triunfos y derrotas. Cuando, hace meses, viajé al sur, lo que más sentí fue un diálogo relacionado a todo el movimiento de Vallejo. Sucede que es una lectura que te abre la propia necesidad de escritura.

Vallejo habló en peruano e hizo de ese hablar un diálogo universal, logrando unir nuestra experiencia como tribu con las tribus de todo el globo. Ese tono quejoso, agudo, tierno, niño, intenso, trágico de sus versos es el llanto de un hombre que sentía todo el mundo y su tragedia. Y como todo gran artista, no hizo otra cosa que hablar de sí mismo, aunque genialmente cambiando y experimentado los temas.

Esto, claro, es un trabajo que tuvo mucho peso por la sensibilidad y genio del propio Vallejo. Es significativo como, en realidad, al artista verdadero no le hace falta que nadie le hable sobre su talento, ya que él mismo es un espejo y lo conoce gracias al esfuerzo con el que se aplica. Así era Vallejo, pedante porque conocía sus capacidades, altivo como una espada. Ya lo veo con sus cabello largo y encendiendo las cóleras.

Es que el talento, en el Perú, es una trampa. Atrae a todos, pero los perros pitbull ladran. Vallejo.  Él, que nació en el ande de Trujillo, la zona de Santiago de Chuco, no estuvo alejado de lo que se hacía a nivel internacional. Leí las revistas de la época y subrayaba. Sabía de las modas surrealistas, imaginistas, ultraístas. Asunto que eventualmente criticará en sus artículos periodísticos con tinte de crítica estética.

Antes de todo es un gran lector de la cultura, de la política, de la moral, de Capitalismo, de la época. Una esponja.

Los vanguardistas de su tiempo vivían más pegados a buscar lo nuevo en estéticas que se pegaban al mero ritmo supeficial de lo nuevo. Lo nuevo nacia por experimento; en Vallejo por necesidad.

El poeta genuino no necesita grupos ni aventuras estéticas rutilantes, solo envolver el arte con su ser. Esto es algo que no se comprende en épocas donde toda la exploración es síntesis de lo nuevo.

No es jugar por jugar. Vallejo lo sabía. ¿Dónde algo es arte y mero artilugio? Antes del autor que todos conocemos, está el joven que perdió un concurso de poesía en su universidad, el pelucón que embriagado de arte caminaba con sus amigos de la bohemia de Trujillo en las playas de Huanchaco y por la plaza central, embadurnados con el gozo de escribir de forma auténtica, de no perder el criterios mínimos de arte y de rigurosidad que un trabajo de ese nivel requiere, estimulando, algunos como Haya de la Torre o Antenor Orrego, la crítica y el tesón que pensar con lucidez necesita.

Este es pues el joven que también fue condenado a prisión, en un caso que todavía hoy nos deslumbra porque Vallejo, que como muchos jóvenes practicaba la rebeldía como una forma de “ser auténticamente él mismo” se vio envuelto en un caso de incendio de un establecimiento que lo condenó a pasar más de medio año preso. Sin esa autenticidad jamás habrá dado tantos pasos. Era valor. Era deseo de fuerza. Y esto afectó pues su naturaleza ya ensimismada y le dio el sustrato necesario para escribir su obra cumbre de vanguardia: Trilce (1922), recordemos que ya era autor de la obra Los heraldos negros. La segunda tiene un toque de modernismo, en  cuanto forma y esencia, y la segunda es una exploración desde el abismo, no obstante, antes de pasar a estos dos textos, hay que añadir que siendo genial Vallejo la pasó bastante mal a nivel nacional.

El escritor peruano Fernando Iwasaki en la tumba de César Vallejo en París.

Tuve detractores, enemigos y gente, como Clemente Palma, que lo sentenció a la imposibilidad de escribir poesía. Una vez en Europa decidió no volver. Su estadía en el viejo continente fue una aventura existencial que lo llevó a su muerte, que venía anunciando. Sin embargo, ya había preparado el camino. Primero escribiendo la obra Los heraldos negros, por ejemplo, que ya demuestra una sensibilidad a flor de piel, originalidad y modo de ser auténtico.

Recordemos que la primera versión de esta obra fue leída atentamente por Antenor Orrego y eventualmente, tras consejo, Vallejo la reescribió. Sin embargo, no solo y exclusivamente hay influencia rubendariana sino –especialmente– un sorbo de la música de la poesía del siglo de Oro. Esos toques literarios que dan vueltas sobre la propia subjetividad, evocan a Quevedo, por ratos a Lope de Vega. Sin olvidar que Vallejo le dedicó su tesis a estudiar la El romanticismo en la poesía castellana (1915) Este es el Vallejo que hoy recuerdo, aquel que todavía no cruzaba el océano. Aquel que aprendía a vivir, buscando una forma natural y propia de armar su arte. A los ochenta y tres años de su muerte, Vallejo, aquel juzgado por la mediocre intelectual de su tiempo es hoy la estrella que brilla en el Parnaso.

Un autor que nadie puede bajarse con críticas ramplonas o voraces absurdos. Si para Martín Adán nuestro primer clásico era José Santos Chocano, yo creo que el segundo es Valdelomar y, con justicia, el tercero cae en aquel trujillano que revolucionó el arte peruano y universal.

Comentarios
Continue Reading

Fahrenheit 051 / Gabriel Rimachi Sialer

Fahrenheit 051: El programa sobre libros de Lima Gris TV

Published

on

En este primer programa, conducido por el escritor Gabriel Rimachi Sialer, se aborda el tema de la pandemia y la ciencia ficción: una distopía como el clásico “Fahrenheit 451”, su origen y su extraordinario destino, acaso tan extraordinaria como la propia vida de su autor, Ray Bradbury; y la antología “Cuentos peruanos de la pandemia”, trabajo realizado por el crítico literario y poeta Ricardo González Vigil para el sello Mascaypacha.

Libros, pandemia, poesía con Alessandra Tenorio y las recomendaciones librescas en esta primera entrega de “Fahrenheit 051”. Que lo disfruten.

Aquí el primer programa:

Comentarios
Continue Reading

Pintura

En la noche larga y crepuscular

Published

on

El artista Ricardo Terrones en la galería "Gary Nader Art" en Miami.

Por Carlos Cabral Nunes

Albers[1], Breton[2], Kafka[3] y Beuys[4] se juntan para conversar y hay una silla vacía, sin embargo, un silencio se cierne sobre la mesa y un matiz, un escalofrío sobre los hombros.

Escribo en un proceso automático; las líneas se vuelven del color de un pincel en el reemplazo vernáculo de los centauros, que buscaba en la infancia. Todo me resulta doloroso ahora, lento, en los albores de este nuevo mundo en el que las certezas se mutilan en cada viaje o trozo de papel. Las verdades aplastadas en la bondad de los ogros sin vaciar el vacío o el cadáver pospuesto de Stalin, siendo su reverso y todo disuelto un líquido infame en la voz del tiempo.

El significado que le doy aquí es solo el del fin de la era. Hay un nuevo rumor. Quizás un acantilado reinventado. Todo estaba sin hacer nada, como un caparazón al revés.

El trabajo, siempre el trabajo, desgarrándose, consumiéndonos, entregándome a él. Y aquí, un desafío para hablar de alguien a quien nunca he visto, ni siquiera escuchado. Solo y solo la grabación escasa de algunas imágenes, reproduciendo obras de las que no tengo olor, ni siquiera percepción de escala, y mucho menos textura o alguna textura reflexiva que el vagar de las horas, en la intimidad iluminada, permitiría. Aún así, resistiendo en un momento primigenio, acepto el desafío con la sana esperanza de un Oppositorum[5] salvífico, ya que, en su interior, vienen reliquias hechas con vagar de relojeros. Allí no hay prisa. No hay urgencia, no hay silencio. La silla vacía no pertenece a este autor.

Estamos, probablemente siempre lo hemos estado, ante el exceso, de todo y nada, de lo absoluto, inmaterial, de la energía o de su ausencia. Nada está contenido, todo se expande y se esparce. También lo es el proceso pictórico. Hay un comienzo en la ausencia que se desvanece a un trazo de tinta, como una inmolación, un regalo diáfano. Naturalmente, el entonces, posiblemente, conjunto de trabajos que Ricardo Terrones viene realizando a lo largo de los años, en el lugar adecuado para un lugar del firmamento amoral de las pictoestrellas, que ya no existe. Todos partieron de la misma luminaria. Todos ocupaban una silla, ahora vacía. Uno encima del otro, haciendo tierra y humus de donde surgen voluntades y mañanas cantantes. Terrones está destinado a esas savias fertilizadas, ahora se hacen fertilizantes en él. Diría que la construcción de una lengua comienza con el alfabeto. Debemos rechazar lo obvio, el exceso. Define cada detalle, cada innovación en profundidad, y deshaciéndose de todo lo demás, el accesorio, de lo que ya no está. Pero la irreverencia de los gestos, atemporales, impide la purificación ungida del diácono. Por tanto, nos queda mirar el error y percibir en él una humanidad sublime. Ricardo es así, lleno de rutas perdidas en el camino soñado por dónde camina. Allí falta un discurso coherente, una articulación adecuada o un diálogo entusiasta al comienzo del viaje. Falta aquí una gran verdad, como diría el poeta[6], pero sobre todo falta la capacidad servil del tiempo, de la madurez del tiempo, en un progreso discursivo que puede aspirar a ser único, transformador. En un desafío de ser habitantes de un mundo nuevo. Quizás. Uno que sigue intacto, sin desperdicio, donde los gestos se hacen una ofrenda, para vagar.

Hay una especie de cruce ontológico en lo que Terrones me mostró de él. En esto, en su declaración hecha selección o conjunto de obras, habito, más que en el pasado obsoleto que ad infinitum[7] conserva la red digital[8]. Hay una exótica mezcla de arte que dejaron los incas[9] y los aztecas[10], fusionándose con la ascendencia de los macondos[11] y bosquimanos[12], de la que Artaud[13] pudo hablar, sin saberlo, solo intuyendo, fruto de su encuentro, en tierras mexicanas, con Cesariny[14] y su poética metafórica, que es un encuentro hermoso pero paradójico, aceptación simbólica, fundadora del Surrealismo, propuesto por Lautréamont[15]. Hoy, entre otros, Maludi[16] ha intentado, alucinado frenéticamente, en un trance profundo, seguir este camino. Terrones lo hace cerebralmente. Allí no hay sacudidas automáticas, mucho menos improvisación o explosión. Hay una búsqueda estoica en la construcción rigurosa de la obra, en el proceso narrativo primero, en su posterior formulación esquemática, en la forma en que luego se realiza el cuadro. De hecho, existe un cerebro completo que realiza su función. Pero, diría Beuys, ¿Qué hay de malo en eso? Ninguno, dijo Breton, especialmente si puede ignorar la profundidad de lo que dice, ficticio.

Terrones establece, de manera simultáneamente intuitiva, un vocabulario propio del que quizás ni siquiera se dé cuenta todavía, como el niño que llora por su padre la primera vez, como si padeciera algún temblor común. O el anciano, en el acantilado final, mortal, destrozando la vida en un último suspiro. Allí también resistirá una palabra, en su propio idioma, reinventado por cada autor, por tanto, personal. También la serie de Ricardo Terrones. El predominio del color. La síntesis de materia. La constante evocación de figuras proto-clásicas y neo religiosas o de ascetismo animista, profundos lazos de raíces culturales, americanas indias, ancestrales, llevando un código genético que no se quiere deshacer ni modificar. Así son los detalles y las piezas que creó singularmente, en una lógica narrativa fragmentada y multidimensional, como en una catedral sus piedras inspiradoras, laboriosamente unidas, configurando el paisaje y la esperanza de una idealización eterna del lugar perfecto, donde descansar por fin en las altas riberas de un río, como un cartero elaborando sueños universales, meticulosamente, en Hauterives[17].


[1] Josef Albers. Ver algumas referências que relevo aqui: https://mz.leskanaris.com/8255-biography-of-josef-albers-modern-artist-and-influent.html

[2] Andre Breton: Ver algumas referências que relevo aqui: https://www.thecollector.com/7-intriguing-facts-about-andre-breton/

[3] Franz Kafka. Ver o conjunto da sua obra reunida em livro, aqui: https://www.vanderbilt.edu/olli/class-materials/Franz_Kafka.pdf

[4] Joseph Beuys. Ver algumas referências que relevo aqui: https://walkerart.org/collections/artists/joseph-beuys

[5] coincidentia oppositorum. Ver algumas referências sobre o conceito aqui: https://link.springer.com/referenceworkentry/10.1007%2F978-0-387-71802-6_118

[6] Mário Cesariny. Poema: https://www.poetryinternational.org/pi/poem/4902/auto/0/0/Mario-Cesariny-de-Vasconcelos/Words-to-Prince-Epaminondasa-Lad-with-a-Great-Future/en/tile

[7] Conceito filosófico de infinito potencial. Ver algumas reflexões aqui: http://www.revistaespacios.com/a15v36n22/153622E1.html

[8] “Ricardo Henry Terrones Mayta nace en la ciudad de Trujillo, Chepén, Perú, en 1976, residiendo en la actualidad en Lima.”    http://crucitagutierrezsegovia.blogspot.com/2015/07/mis-amigos-pintores-ricardo-terrones.html

[9] Artigo sobre arte Inca em: https://www.khanacademy.org/humanities/art-americas/south-america-early/inca-art/a/inka-an-introduction

[10] Artigo sobre arte Asteca, disponível em: https://www.ancient.eu/Aztec_Art/

[11] Arte Maconde: https://africa.uima.uiowa.edu/peoples/show/Makonde

[12] Bosquímanos. Ver artigo sobre arte e xamanismo em: http://www.faculty.umb.edu/gary_zabel/Courses/Phil%20281/Philosophy%20of%20Magic/My%20Documents/Cave%20Art%20and%20Trance.htm

[13] Informação sobre a viagem de Antonin Artaud ao México, sob a forma de tese em: https://docs.lib.purdue.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=2151&context=clcweb

[14] A poética metafórica de Mário Cesariny, apresentada sob a forma de tese, em: https://ubibliorum.ubi.pt/bitstream/10400.6/3413/2/A%20met%C3%A1fora%20na%20poesia%20surrealista%20de%20Cesariny.pdf

[15] Isidore Ducasse, Conde de Lautréamont, proferiu um dos aforismos mais significativos, para os Surrealistas, “Belo como o encontro fortuíto entre uma máquina de costura e um guarda-chuva, numa mesa de dissecção”, no canto sexto,capítulo I dos “Cantos de Maldoror”, disponível em: https://docplayer.es/33512747-Los-cantos-de-maldoror.html

[16] Houston Maludi: http://www.caacart.com/pigozzi-artist.php?i=&m=101

[17] Le Palais Idéal du Facteur Cheval. Ver informação em: http://www.facteurcheval.com/

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Walter Jilapa y sus 30 años de labor literaria

Published

on

Como dijera José Luis Ayala Olazával: “Los pueblos que valoran y honran a sus intelectuales como a sus más destacados ciudadanos en vida, se valoran y honran a sí mismo. Al mismo tiempo, que esa trascendental acción sirve para estimular a las nuevas generaciones, es el resultado de lo que es capaz una sociedad en permanente ejercicio de los valores éticos, morales, cívicos como patrióticos y realización de sus aspiraciones sociales”. 

Es por esta razón que estimamos trascendente la figura emblemática del reconocido escritor Walter Jilapa Santander, nacido el 11 de junio de 1972 en Juliaca, con una dedicación de 30 años a la cultura puneña. Entonces afirmamos pues enfáticamente, que es uno de los exponentes del mundo mágico de las letras, no solo en el campo de la poesía sino también de la literatura peruana. 

Poetas José Luis Ayala Olazával y Walter Jilapa en la FIL de Puno.

Este destacado poeta cursó sus estudios de Educación en la Especialidad de Lengua y Literatura, también tiene una maestría y doctorado en Educación. Es miembro activo de la Casa del Poeta Peruano. En el año 2013, recibió la “Medalla de Oro de la Cultura” en el Encuentro Internacional de Poesía en la ciudad de Bambamarca, departamento de Cajamarca. 

Después de lo cual representó al Perú en el IV Encuentro Internacional de Escritores “Sin Fronteras” de Argentina, siendo declarado visitante ilustre, asimismo brilló con luz propia en el VI Encuentro Internacional de Escritores “Por la senda de la Palabra” de Ecuador, recibiendo la llave de la ciudad. 

Vale decir, es un hombre generoso adornado por la sencillez y por su amor a la poesía, la docencia, el ajedrez, la política, la odontología y, sobre todo, por cultivar, con sutileza y sinceridad, la difícil amistad en estos tiempos aciagos. 

Debo señalar en estas líneas el esfuerzo e interés mostrado por Walter Jilapa Santander, que se ha convertido en un orfebre de la palabra, además está preocupado por la cultura puneña. Tiene en su haber “Versos de guerra y paz”, “Oro”, “El lenguaje del viento”, Doctor en el Perú” y “Fogata humana”. Está por publicar “Tokoro, poesía esencial de Juliaca”. 

Poemas suyos han sido publicados en diarios, revistas nacionales e internacionales y al mismo tiempo, en diversas antologías poéticas, tales como: “30 voces contemporáneas en la poesía puneña”, “Necesitarse”, “Arquitectos del alba”, “Pitágoras de ruiseñores” y “Los amantes vienen al puerto”.

EN LAMPA. Destacadas figuras literarias posan al lado del poeta juliaqueño Walter Jilapa.

Es interesante su poemario “Fogata humana”. Walter Jilapa Santander dice: Hoy me encontré con mi infancia/ pasos tambaleantes atrapando el equilibrio de Newton/ Hurtando palabras al idioma de Cervantes/ Oraciones a la filosofía de Sócrates/ desafiando la hidrogravedad de Arquímedes con aquel barquito de papel/ Escalando las vocales de la vida/ Cuentos interminables cerraban mis párpados junto a estrellas de púrpura/ El lápiz de carbón la matemática mis fieles aliados/ Sumaba alegría a muchedumbre a flor de labios/ Restaba tristeza en ausencia de mi padre/ Multiplicaba el pan nuestro de cada día/ Dividía optimismo a carrera derrotada/ Hoy me queda el espejo de memoria/ El mayor deseo de reencarnarme niño.   

Por eso con mucha razón Walter Jilapa Santander sacará a luz la antología “Tokoro, poesía esencial de Juliaca”, que es un trabajo de recuperación de algunas voces supuestamente postergadas de la literatura juliaqueña, pertenecientes a diferentes generaciones; sin embargo en su gran mayoría a la Generación de Fin de Siglo. 

Cabe pues entonces resaltar y exaltar que esta antología poética se instaura en un panorama estético de la poesía juliaqueña, familiarizado con todos los aportes de las más recientes teorías literarias, como en un campo propicio a la rigurosa investigación, en el que aparecen obras fundamentales de nuestra tradición literaria, que marcan una orientación para presentar a la poesía que se ha escrito en Juliaca. 

PREMIACIÓN. En la Casa de la Cultura de Puno fue reconocido el poeta juliaqueño.

Por ello mismo nos llama la atención que entre los autores reseñados figuren nombres tan importantes, como son: Luis de Rodrigo, José Parada Manrique, Alberto Valcárcel Acuña, Jesús Cáceres Velásquez, Vicente Benavente Calla, Roberto Belarmino Mamani Mendoza, Gaby Arce Muñoz, Héctor Cano Cáceres, Percy Zaga Bustinza, Gloria Mendoza Borda, Luis Zambrano Rojas, Hernán Jiménez Camacho, Alberto Chambi Pérez, Norma Melgar López, Samuel Álvarez Enríquez, Fidel Mendoza Paredes, Gabriel Apaza Mamani, Walter Zea Mamani, Darwin Bedoya Bautista, Rudy Frisancho Gallegos, León Isaac Quispe Huaranca, entre otros. 

Si bien es cierto, la antología “Tokoro, poesía esencial de Juliaca”, no sólo se justifica, sino que se hace necesario, el mismo que podría generar debates a partir de alcances y planteamientos ideo-estéticos; pero es indiscutible su valía para dilucidar una visión totalizadora de las letras juliaqueñas, ello debido a que Walter Jilapa Santander siempre se ha mantenido impermeable y honesto a la vez. 

Lo que está fuera de discusión, es el buen gusto con que se ha realizado la selección de los poetas y de sus poemas. Se ha escogido con criterios muy personales, pero no ambiguos. ¿Faltan otros? por supuesto que faltan muchos, como lo reconoce el propio Walter Jilapa Santander, cuya antología poética también es una invitación a revisar el proscenio poético juliaqueño. 

Por todas estas razones Walter Jilapa Santander es un escritor que cincela las palabras desde la otra orilla, desde la otra condición humana y visión del mundo, desde las sociedades ancestrales que no tienen necesidad de asimilarse a la globalización ni a cánones de la cultura oficial. 

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending