Connect with us

Literatura

Soñar no cuesta nada

Published

on

Soñé que el Covid-19 se llevaba a Vizcarra y a todos sus ministros y gerentes de la Confiep. Soñé también que los Picasso, los Brescia, los Romero, los Añaños y otros malos empresarios se iban detrás del dizque presidente. Y que los politicastros de izquierda y de derecha tomaban lejía industrial para salvarse. Soñé que Phillips Butters se ahogaba en un montón de baba junto a Aldo Mariátegui y Mónica Delta y Magaly Medina que reclamaba porque le hagan respiración boca a boca mientras Juliana Oxenford se desgañitaba “en vivo y en directo”.

Y otros peleles y pobres diablos de la gran burguesía corrían con un balón de oxígeno en la espalda y vi mezclados entre ellos a Kenji Fujimori y a Daniel Urresti y a Cipriani y a Jimy Santy y a Chibolín con su banda rojiblanca y varias señoritas que decían “todes”, “todes”, “cuidemos nuestra ‘cuerpa'”. Y un montón de bataclanas, sátrapas y chicos ‘realitys’ tosían como perros y caían por el desagüe junto a jueces corruptos y malos policías que disparaban al aire y se atoraban comiendo langoy y otros desperdicios malogrados que repartía un conocido bufón metamorfoseado en “gobernador regional”, mientras el alcalde de Lima con una cara de pánico, caía por un w.c . junto a sus regidores y otros mandamases de otras comunas venidas en desgracia; y miles de niños lo señalaban con el dedo.

Estos pequeños eran ángeles, pero abajo estaba un aprista panzón y endemoniado que, con su gran boca, lo fagocitaba todo, junto a otros expresidentes, asesinos, rateros, violadores, vendepatrias y narcotraficantes que ardían en un perol sobre el que bufaba un animal híbrido con la cara de Meckler, Donald Trump y Alejandro Toledo. Y a un costado Beto Ortíz reía con su rostro grasoso y Jaime Bayly vomitaba una sanguaza horripilante desde Nueva York y para el mundo entero, cosa que celebraban con bombos y platillos la CNN y la CBS y hasta Caracol y Andina de Radiodifusión Nacional y un largo etcétera.

Y al final de todo, cuando parecía que vendría lo peor y entre truenos y centellas y hasta se empezaban a levantar los cadáveres de renegridos enganchaesclavos como Manuel Ulloa Elías y hasta Mariano Ignacio prado que se robó en costales la plata en la guerra con Chile y otros zombis iban tomando posesión en la casa de Pizarro y una retahíla de grotescos payasos se iban sentando en el congreso, por fin el pueblo se despertó de su largo e histórico letargo, sano y fuerte, y asumía, para siempre, el control de su destino.

Comentarios

Cultura

Premio Huauco de Oro, de poesía y cuento, cierra a fin de Marzo de 2021 (sobre un premio nacional) por Julio Barco

En tiempos de crisis y desazones me resulta interesante contarles que nuevamente, por quinta vez consecutiva, se activa el concurso nacional de poesía y cuento El Huauco de Oro.

Published

on

Como bien sabemos, en  este país, todo acto en pro de la cultura es una gesta necesaria, que consolida las diversas actividades humanas donde se dan aportes como la comunicación, el ejercicio de la libertad o el pensamiento crítico; asuntos que si bien suenan gaseosos e ingrávidos son de vital importancia para nuestra condición humana.

En ese sentido, el regreso de este premio trae una cola larga de recuerdos. En mi caso, tuve no la suerte pero sí el gozo de ganar un año el primer puesto a nivel nacional. Asunto que, entre otros temas, me permitió conocer Cajamarca y Celendín, vivir dos días en las periferias de Sucre —distrito que generosamente convoca para todo el Perú uno de sus mayores trofeos—, y disfrutar de su hermosa y festiva noche.

En esencia, Sucre es una ciudad de  calles llenas de mercados y losetas, y el interminable viaje de centro de Cajamarca al centro de Sucre, ex Huauco. Cielo límpido, los sombreros de generosa víscera redonda son el símbolo de la zona. En el mismo distrito, el escritor y promotor cultural Elmer Castillo, parte también de la Asociación Cultural Letras Huauqueñas, fue vasto y generoso como el mismo viento helado y fresco que danza entre los cerros, sigilosamente vivo, y retoza después por las plazas y calles y bodegas de Sucre.

Siendo el Premio Copé, el Premio Watanabe, el premio Poeta Joven del Perú premios de ya lograda fama, es el Huauco de Oro es un premio no menor que, con empuje, seguirá premiando a  los nuevos talentos nacionales. Por eso, es de mérito que la regencia municipal, con el alcalde David Torres Abanto, apueste con énfasis en su desarrollo. Entusiasma pensar que en algunos años, sin duda, será un radar más para ver los pulsos estéticos que sacudieron el país. Se trata de crear semilleros, se trata de hacer arquitecturas vastas.

A modo de cierre, invito a toda la manada de escritores que pueblan nuestro país— tanto a los poetas como a los escritores, como a los no definidos ni identificados, binarios o cuánticos—a pulir sus mejores trabajos, a buscar los epígrafes que mejor abran el umbral de sus poemas, a terminar sus viejos proyectos y a participar en este concurso que tendrá diez finalistas, tres premios, dos con incentivo económico y otro con diploma. No hace falta mandarlo en papel, todo es virtual, así que no se lo pierdan. Aprovechen. Yo con el dinero de premio me compré los diarios de Julio Ramón Ribeyro y un libro de Adam Zagajewski sobre la vida de Rilke pero esa ya es otra historia.

Aquí les dejo las bases del jurado:

V Concurso Nacional de Cuento y Poesía, “Huauco de Oro” 2021

BASES

1. Esta convocatoria es para todos los escritores peruanos mayores de 16 años, residentes en el Perú o en el extranjero. Pueden participar con trabajos de Poesía y Cuento o en ambos, con un solo trabajo por género. Están impedidos de participar aquellos que hubieren obtenido este Premio en ediciones anteriores.

2. Los trabajos se presentarán en lengua castellana, en tamaño A-4, con un máximo de 30 líneas por página, en letra Arial 12 e interlineado de 1,5. Los márgenes deben ser de 2.5 por los 4 lados. Todas las páginas numeradas en la parte inferior derecha.

3. Las obras o trabajos, de tema libre, deberán ser originales e inéditas; no debiendo haber sido publicadas ni total ni parcialmente en ningún formato (incluido Internet), ni haber sido premiadas en ningún otro concurso, certamen o actividad literaria. Tampoco deben estar concursando en otros certámenes.

4. La simple presentación de los trabajos constituye una Declaración Jurada de autoría, y se asume que el texto enviado al concurso es inédito, original y de autoría del remitente.

5. Los cuentos y poemas se presentarán en un solo correo por género, de la siguiente manera:

5.1. Se remitirá dos (02) archivos al correo letrashuauquenas@gmail.com, con el siguiente Asunto: V Concurso Nacional de Cuento y Poesía, “Huauco de Oro” 2021.

5.2. El primer archivo Word contendrá la obra, en cuya portada solamente irá el nombre de la obra y el seudónimo del autor.   El archivo será enviado de la siguiente manera:

CATEGORÍA: Nombre de la obra.

ej.1: POESÍA: Respirando.

ej.2: CUENTO:  Mi  pueblo.

5.3. El otro archivo Word contendrá los datos del autor: Seudónimo y título de la obra, nombres y apellidos del autor; dirección de residencia, número de teléfono,  correo electrónico, fotocopia del DNI o Pasaporte. El archivo será enviado de la siguiente manera:

SEUDÓNIMO: Nombre de la obra.

ej.1: CHIVETE: Al atardecer .

ej.2: GORRIÓN : Pueblo lejano.

6. La extensión de los cuentos no tendrán más de mil (1,000) palabras y no menos de ochocientas (800). Los poemas tendrán como máximo trescientos versos (300) y como mínimo doscientos cincuenta (250).

7. El plazo de admisión quedará abierto desde el día de la publicación de estas bases y hasta el  30 de marzo de 2021 hasta las 11:59 pm. Con posterioridad a dicho día no será admitido ningún envío.

8. El Jurado estará integrado por representantes del mundo académico-literario y sus decisiones serán inapelables.  El jurado calificador designará el primer y segundo puesto en ambas categorías y tendrá la facultad de declarar desierto el premio o designar las menciones honoríficas y finalistas que considere pertinentes.

9. El fallo se hará público el 04 de mayo de 2021 a través de los medios y redes sociales, al público general y directamente al ganador del premio.

10. Los premios son:

Primer puesto, en ambas categorías: S/. 2,000 (dos mil nuevos soles), Trofeo y Diploma.

Segundo puesto, en ambas categorías: Premio otorgado por los auspiciadores.

Menciones Honoríficas y Finalistas: Diploma.

Todos los trabajos premiados serán publicados en un libro digital y difundido en redes sociales.

La premiación será en acto público el día 13 de mayo del 2021, a las 6:00 pm, en el Centro de convenciones del Barrio Minopampa, Sucre, Celendín, Cajamarca, Perú.

11. La presentación de obras a este concurso supone por parte de los autores la aceptación de las presentes bases.

12. En caso de imprevisto, la Asociación Cultural Letras Huauqueñas y el Jurado Calificador se reservan el derecho de interpretar y decidir sobre supuestos no recogidos en las presentes bases.

La Comisión Organizadora

Sucre 13 de enero de 2021

Fan Page del concurso: https://www.facebook.com/letrashuauquenas/

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Comentario sobre “Pájaros en la boca” de Samanta Schweblin

Published

on

Un cuento es un destello —José Donoso— o una epifanía —James Joyce—. Todo cuentista es un joyero —Norman Mailer— o simplemente un pozo con mucha agua que debe ser regularmente controlado para que no se seque —Ernest Hemingway—. Para algunos narradores los talleres sirven al proceso de escritura, para otros simplemente se aprende con los errores y sin recibir consejos de nadie, las teorías no sirven – William Faulkner-.

Según la narradora argentina Samanta Schweblin, un cuento es una travesía placentera, así sea uno terrible o grotesco. Esta definición engloba la naturaleza de su estilo y de su escritura. Ganadora de muchos premios como el premio Casa de las Américas (2008), el Premio Juan Rulfo (2012) , el premio de Narrativa Breve Ribera del Duero (2014) y finalista del Premio Booker Internacional (2017), entre otros, representa una de las máximas exponentes de la narrativa argentina e hispanoamericana de los últimos años junto a Mariana Enríquez, Pola Oloixarac y Ariana Harwicz.

Harold Bloom, en su texto “Cómo leer y por qué”, menciona que el cuento moderno está dividido en dos tradiciones rivales: la chejoviana y la kafkiano-borgiana. En la primera, los cuentos se ponen en marcha de golpe, terminan elípticamente y no se preocupan por llenar los huecos que uno esperaría encontrar cubiertos en los relatos. Se establece así una fidelidad al realismo y a la existencia ordinaria. En la segunda se tiene como base lo fantástico y lo fantasmagórico.

Ambas vertientes enriquecen la narrativa del siglo XX y de lo que va del presente siglo. En algunos escritores, estas tradiciones aparentemente tan opuestas o lejanas terminan unificándose para consolidar un solo bloque narrativo. Este es el caso de Samanta Schweblin, ya que en su narrativa ambas tradiciones están muy presentes. Gran lectora y heredera de la narrativa norteamericana (Raymond Carver, Flannery O’ Connor, etc.) del siglo XX que tiene a Chejov como gran influencia narrativa (hay que tener en cuenta que en muchos casos se percibe una atmósfera siniestra y oscura en ese realismo), también se nutre del absurdo kafkiano y de la tradición del cuento rioplatense donde lo fantástico linda con lo cotidiano.

Esto se percibe claramente en el libro “Pájaros en la boca y otros cuentos”, publicado en el 2009. Aquí encontramos veintidós relatos que se mueven entre lo real-cotidiano y lo fantástico, lo cual otorga una riqueza temática y polisémica a la interpretación que cada lector hace de ellos. Oscuros, pesimistas, fabulosos, todos plantean situaciones adversas y confusas donde a veces se puede escapar y en otras solo aceptar trágicamente lo que nos depara la vida y el destino. Cuentos como “Irman” o “El hombre sirena” representan ambas tradiciones ya mencionadas anteriormente.

Entre las diversas características que se encuentran en el libro, tenemos la ausencia de referencias topográficas, las referencias y atmósferas ambiguas, lo tácito y subrepticio de los desenlaces, un predominio del lenguaje sencillo y nada ornamentado y la verosimilitud como elemento primordial en la construcción del discurso literario.

Incluso en los textos catalogados como fantásticos, se debe tener en cuenta que la realidad es el único fundamento adecuado para la construcción de atmósferas y personajes literarios. La característica literaria de la verosimilitud demarca este espacio. Flanery O Connor mencionaba en su texto “El arte del cuento” que todo escritor que escribe un relato fantástico debe mantenerse más estrictamente atenta al detalle concreto que quienes escriben en una cuerda naturalista, por ello es que no se debe desligar los discursos fantásticos de un base social, política y económica de un territorio.

De todo este conjunto de relatos, el cuento que, según mi criterio, explora con mayor profundidad la degradación de las relaciones familiares y presenta de manera explícita las situaciones que alteran una posible normalidad cotidiana, generando una verosimilitud tensa y oscura es el cuento que da nombre al título del libro: “Pájaros en la boca”.

El recurso principal de esta historia es lo grotesco que aparece en el entorno familiar, profundizando una atmósfera que de por sí ya es muy conflictiva. Hay dos padres separados, una infelicidad que ronda cada de sus vidas y una hija (Sara) de por medio que para alterar más esta atmósfera empieza a comer pájaros vivos. Esto genera dudas y el deterioro mental de los padres, la ambivalencia y la oposición de personalidades. Mientras que por un lado este hábito alimenticio de la niña le genera salud y hermosura; por otro lado, los padres se van direccionando a la pérdida de la lucidez. Este detalle da a entender una ruptura de relación entre estos tres personajes.  

El cuento se puede dividir claramente en cuatro momentos explícitos:

  • La indiferencia familiar: presente en el diálogo inicial de los padres.
  • La presentación de la conducta anormal de la hija: el padre se entera de que su hija come pájaros vivos.
  • El conflicto entre padre e hija: la madre envía a su hija a vivir con el padre, dejando cajas con pájaros dentro para no alterar la anormalidad.
  • Una aparente normalidad en la vida cotidiana: el padre se muestra dubitativo e incierto ante la conducta de su hija.
  • La lejanía de la madre y la aceptación del padre ante la conducta de la hija: la madre desaparece, lo cual genera que sea él quien empiece a buscar los pájaros para que su hija siga devorándolos. Ante un nerviosismo inicial, llega una sosa tranquilidad al no tratar de alterar la anormalidad en el que están inmersos.

Ninguno de los dos padres tiene la voluntad de transgredir la conducta grotesca e inaudita de Sara. Solo son tristes acompañantes de una situación anormal.  La historia es narrada por el padre, lo cual da entrever una posible alteración de los datos, ya que todo va a girar desde su perspectiva. Hay detalles en su narración que dan la desgastada relación con su ex mujer y con su hija.

En el primer caso, ante el diálogo inicial con su ex mujer, menciona lo siguiente:

“Hola- dijo ella, y entró sin que yo alcanzara a decir nada-. Tenemos que hablar.

Señaló el sillón y obedecí, porque a veces, cuando el pasado toca a la puerta y me trata como hace cuatro años, sigo siendo un imbécil”.

En el segundo caso, se torna más agresivo ante la impresión que tiene de su hija:

“Sara estaba en el sillón. Aunque por ese año ya había terminado las clases, llevaba puesto el jumper de la secundaria, que le quedaba como a esas colegialas porno de las revistas”.

Se puede llegar a la idea de que el hecho de que la hija empiece a comer pájaros es el último eslabón de un conjunto de problemas y conflictos vividos ya hace algún tiempo. La conducta de ninguno de los tres es lúcida. La familia, lejos de ser un espacio de convergencia y unión, empieza a funcionar como un espacio de desconfiguración de la normalidad. Se percibe cierta desconfianza entre ellos, más entre los padres, claro, ya que, en lugar de unirse y superar el problema de su hija, empiezan a echarse la culpa y a distanciarse más de lo que ya estaban. Sus conductas grotescas exponen situaciones límites. El hogar como espacio de protección es alterado y se metamorfosea a uno de violencia y horror. Lo grotesco del accionar de la hija genera angustias en sus padres. 

Lo grotesco, según Wolfgang Kayser, es todo aquello que en su condición de deformidad desarticula el orden fijo del mundo familiar produciendo angustia. Esta sensación es la que se posesiona de la conducta de los padres de Sara, quien emocionalmente se mantiene neutra e indiferente ante ellos, debilitándose o vigorizándose por la alimentación de los pájaros. Además, hay que tener en cuenta que esta angustia ante lo grotesco aparece con la desarticulación del mundo familiar.

Kayser también señala que lo esencial de lo grotesco en su naturaleza ambigua y su carácter inarmónico que, por el contexto, perturba tanto al individuo como a su entorno, volviéndolo inestables. Es lo que sucede en la historia, ya que hay una transgresión de los parámetros de la normalidad y en la conducta y mente de los padres. A ello hay que agregar que la conducta de Sara se ve enfocada desde un humor disolvente. Un ejemplo claro es en este en diálogo que mantiene con el padre:

“Comés pájaros, Sara –dije.
–Sí, papá.
Se mordió los labios, avergonzada, y dijo:
–Vos también.
–Comés pájaros vivos, Sara.
–Sí, papá.

Ella está construida en base a un trastorno límite de sus actos y personalidad, hallándose en medio de una conducta aparentemente estable y de la locura misma. Incluso el padre piensa seriamente en internarla a un centro psiquiátrico.  Inquieta, perturba, da la sensación de que aparentemente es una persona peligrosa para la sociedad, incluso cuando una especie de agorafobia se va apropiando de ella.

Lo grotesco en este cuento ayuda a exhibir un estado de salvajismo inherente a toda persona, devolviéndole un carácter confuso, real y descarnado. Este tópico que es central en la mayoría de los demás cuentos, representan la anormalidad, la angustia, la repugnancia y el miedo a no saber cómo actuar al ser testigos de estas irreverencias. Además, hay que considerar que la aparición de la anormal conducta de Sara, conlleva a cuestionar la conducta de los padres, del entorno familiar y del lector mismo.

La literatura de Samanta Schweblin parece decirnos que el mundo es una casa extraña y que la escritura consiste en decidir ir a los espacios más oscuros y ocultos para descubrir quiénes somos. En lo tenebroso de lo cotidiano está nuestro verdadero rostro.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Ministerio de Cultura: Presidente Sagasti anunció que transferirá 20 millones para los artistas

Published

on

Ministro Alejandro Neyra, presidente Francisco Sagasti y Susana Baca.

La pandemia que vivimos todos los peruanos desde el año pasado, ha menoscabado la salud y la economía de todos nosotros; sin embargo, nadie puede negar que el sector cultural y artístico han sido uno de los más golpeados económicamente hablando, porque dejaron de percibir ingresos durante más de 10 meses.

En esa línea, hace dos días la cantante y exministra de Cultura, Susana Baca, le pidió a su amigo el presidente Francisco Sagasti a través de una carta, que como ella y sus colegas artistas la estaban pasando mal económicamente, necesitaban de apoyos de parte del Estado.

Lo curioso, es que Francisco Sagasti hizo caso exprés al pedido de su amiga Susana, e incluso la visitó hasta Santa Bárbara en Cañete y esto fue lo que anunció: “En primer lugar para anunciar de que tenemos un pequeño programa de apoyos económicos a los artistas, algo que Susana y muchos otros artistas han venido reclamando… sabemos que esta pandemia los ha afectado duramente y los artistas son absolutamente necesarios en nuestra vida cultural y en nuestra vida como país, no solo para alegrarnos, sino, para hacernos sentir nuestra identidad cultural; hacernos sentir lo que somos como país, y por eso hemos hecho un gran esfuerzo. El ministro de Economía y Finanzas finalmente, ha accedido a buscar una manera de dar apoyo a los artistas, y próximamente estaremos publicando un Decreto de Urgencia en el cual anunciaremos que se reanudan estos apoyos”.

Sin embargo, la plata no viene sin un pedido previo, porque el mandatario también pidió una condición:

“Pero además de eso, he venido a pedirle un favor especial a Susana y en realidad a todos los artistas en momentos tan difíciles, tan complicados como lo que estamos viviendo ahora con una crisis de salud, crisis económica, crisis social, crisis política y también crisis de valores. He venido a pedirles a través de ella a todos los artistas, y también con el apoyo del Ministro de Cultura, que los artistas se unan a una campaña para cuidarnos los unos a los otros, para respetar los protocolos y que tenemos que usar mascarillas, mantener distancia, lavarnos las manos y estar en lugares ventilados como este hermoso pueblo de Santa Bárbara en Cañete y que nos ayuden los artistas a promover este tipo de comportamiento que es absolutamente necesario para que todos los peruanos y peruanas podamos luchar con éxito contra la pandemia”. 

Ahora bien, por más que en estos momentos cruciales, la situación crítica en el país obligue a poner prioridades como el abastecimiento de oxígeno a lugares que no pueden adquirirlo, también es cierto que nadie se niega a que el gobierno apoye a los artistas; en este sentido, el ministro de Cultura Alejandro Neyra afirmó que el MEF ya ha autorizado destinar 20 millones de soles a favor de los artistas. Sin embargo, cuando ese dinero llegue a las canteras del Mincul ¿Cómo lo distribuirán? Si tomamos en cuenta cómo administraron un fondo similar durante el año pasado.  

Recordemos:

El gobierno anterior, a través del MEF durante 2020 destinó al ministerio de Cultura una inyección económica de 50 millones de soles (Decreto de Urgencia 058-2020) para que sean distribuidos a toda la legión de artistas nacionales como una modalidad de bono y/o subsidio; sin embargo, en el ministerio de Cultura variaron la naturaleza original de ese fondo y crearon las denominadas Ayudas Covid, que se clasificaron en 8 líneas de apoyo económico, tanto para Industrias Culturales y Artes, como para Patrimonio Cultural Inmaterial.

Esas ayudas, no eran otra cosa que una convocatoria abierta para que la gente postule al apoyo económico y sustente el fondo requerido, a través de un concurso que tenía una serie de requisitos, donde incluso pedían que los artistas postulantes presenten un proyecto que estuviera listo con antelación.

Esa ayuda no se distribuyó de forma equitativa ni transparente y por ello hubo cuestionamientos. Por ejemplo, en la adquisición de libros, donde incluso intervino el Congreso y la propia Contraloría General de la República.

En suma, esos 50 millones, en su mayoría alentaron e inyectaron dinero a empresas culturales sólidas, y en menor medida, a personas y artistas naturales que realmente lo necesitaban por su alto grado de vulnerabilidad. 

Entonces, esta vez ¿cómo se distribuirán esos 20 millones? Si tomamos en cuenta que la señora Susana Baca, prácticamente y según lo que podemos leer en la redacción de su misiva, ha pedido ayuda para sus colegas músicos y no precisamente para toda la diversidad de artistas en todas sus expresiones:

“No dejes que ahora el desafío del cargo en el día a día te desvié de ese sentimiento, ayúdanos a sobrevivir con dignidad; nadie quiere ver a mis compañeros músicos vendiendo golosinas en los ómnibus, ver a mis amigos músicos dejando de ser los artistas que somos para convertirnos en mendigos, para recibir las sencillas monedas de la gente, porque ya no hay espacios de trabajo”, le pide la señora Baca a Sagasti.

Queremos creer, que la señora Susana Baca por la emoción que la embargó al escribir esas líneas, no pretendió excluir a los “artistas” que realizan artes visuales, escultura, literatura, poesía, dramaturgia, cine, teatro, actuación, arte vivo, danza, decima, performance, fotografía, entre otras inacabables actividades ligadas al arte.

Solo cabe, esperar el anunciado Decreto de Urgencia para poder colegir los detalles y alcances del apoyo a los artistas y esperamos que esta vez, la ayuda sea equilibrada y no apoye a esa gama de influencers, youtubers y tiktokers que se han vuelto un inevitable virus y que, de hecho, también se subirán al carro de artistas.  

Comentarios
Continue Reading

Cultura

El Bicentenario es el año más traumático de nuestra historia

Published

on

El reconocido poeta, Jorge Flórez Áybar, nació el 9 de noviembre de 1942 en Puno, se halla aislado literariamente. La entrevista se le pidió hace varios meses; y hemos esperado todo este tiempo pacientemente. Adujo que se encontraba atareado. Ahora que ha culminado dos textos más: “Andanzas de un viejo poeta” (poesía) y “El evangelio según Gamaliel” (ensayo) nos abrió un espacio. He aquí las respuestas. 

¿En qué medida las vivencias de su infancia han influido en su obra?

Nací en el año 1942, durante la II Guerra Mundial. Y creo que esos hechos han marcado mi vida. La violencia, la miseria, el hambre, la muerte son temas permanentes en casi todas mis obras. Si revisamos los cuentos que se hallan en “La danza de la lluvia” será una fotografía mía, personificada en el protagonista de las narraciones, Alexánder Petrova. En mi poesía, desde “Las huellas del tiempo” hasta las “Andanzas de un viejo poeta”, pasando por los poemarios “Dile que me estoy muriendo” y “El mito de la caverna” encontraremos hechos que ocurrieron a lo largo de mi vida, hechos que aun llevo a cuestas. Vivencias que las encontraremos también en mis tres novelas. Es que nadie puede escribir solo lo que sueña. La realidad y la ficción van de la mano. 

¿Cuál de los dos factores predomina en su actividad poética: La inspiración o el oficio? 

Algunos poetas jóvenes creen que el poeta nace: entonces se aferran a esa idea y se encierran en esa burbuja llamada inspiración, la misma que se convierte en un laberinto irracional surrealista. El poeta se hace con la lectura, con la investigación, con la teoría literaria, con la meditación, y en ese proceso nace en nosotros una conciencia literaria. Y cuando estamos ubicados no olvidamos nuestra cultura, ella emerge como una planta desde el fondo del “yo poético”. Y creo que nadie ve el mundo de un modo imparcial porque responde a su cultura y si es algo que no cabe en nuestro esquema mental nos parece raro, extraño. Este largo proceso configura nuestra personalidad y asumimos nuestro papel de escritor con oficio. ¿Por qué hay tantos poetas? Para responder esta pregunta acudo al crítico puneño, Eustaquio Kallata, que residía en la ciudad del Cusco. A él le hicieron la misma interrogante en aquella ciudad y él respondió: “En el Cusco solo hay dos poetas y medio: Luis Nieto y Arturo Castro y el medio puede ser cualquier poeta que abunda en las calles, plazas o cafetines de medio pelo”. Y para no caer en la mediocridad tenemos que estar investidos de esos recursos que hemos señalado. 

Si tuvieras que elegir a un escritor puneño para charlar un rato, ¿a quién elegirías? 

Mi ausencia en Puno duró casi catorce años, me trasladé a la ciudad de Arequipa y posteriormente al Cusco. Después de ese lapso, en la década del 70, decidí volver a la tierra donde nací. No conocía a mucha gente; yo era para muchos un extraño. Samuel Frisancho Pineda fue uno de los primeros en acogerme, me tendió la mano más allá de la simple amistad. El diario “Los Andes” se convirtió en mi tribuna; cuando él viajaba yo me quedaba al frente del periódico. Uno de esos días apareció en el umbral de la oficina un hombre con unas hojas en la mano y me dijo si lo podía publicar. Lo leí rápidamente y le sugerí que al título podríamos añadirle unas comillas. Aceptó. El artículo salió, pero él no volvió. Después de dos semanas nuevamente apareció en el umbral de la puerta. Me dijo que se había escondido por las cosas que él había expresado en su breve ponencia. Desde esa vez fuimos grandes amigos. Dirigimos dos revistas: “Mosaico” y “Titikaka”, con él me hubiera gustado conversar. Pero se fue hace poco. Era un hombre salido de la naturaleza (o de los Andes). Iba cargado de una alforja llenecita de tradiciones, costumbres, creencias, mitos. A él lo menciono en algunos poemas. Nunca podré olvidar su fino humor. Siempre nos despedíamos con una sonrisa que debía continuar al día siguiente. No podré perdonarme el no haber ido a sus exequias. Volviendo a tu pregunta, creo que Feliciano Padilla puede llenar ese gran vacío. Es un académico que conoce ampliamente la literatura más allá de nuestras fronteras. Sus novelas trascienden lo ideológico; el lenguaje y la composición son estructurados bajo este paraguas. Más allá de esta apreciación deseo recordar un hecho político. Padilla estuvo preso en la década del 80; la policía de ese entonces lo buscaba por sus ideas radicales. Era una época de violencia, persecución, de tortura. Yo era presidente de la ANEA (Asociación Nacional de Escritores) y el poeta, Jóspani, Secretario de Defensa, ambos redactamos un manifiesto a la opinión pública ante el encierro injusto del político, Feliciano Padilla. A los pocos días lo dejaron libre. Salió con una frazada y otras pertenencias. Lo curioso de este hecho radica en que nunca hemos hablado del asunto. Padilla recién empezaba a trabajar en el campo de la literatura. Creo que ambos hemos crecido en la narrativa (cuento y novela). 

¿Existe algún poema que le hubiera gustado componer?  

Todos los poetas en algún momento de su existencia desearon, sin duda, escribir un gran poema como el español, Jorge Manrique. Un solo poema y pasar a la historia para siempre. En el libro que acabo de publicar, “Andanzas de un viejo poeta” hay un poema, “La chujlla”. Deseaba hasta la locura que fuera un poema central, un poema que nucleara no solo mi historia personal, sino la historia de un pueblo. Pero fracasé. La pandemia salvaje y bárbara desatada por un dictador me tuvo encerrado en cuatro paredes. Estuve lejos de los amigos, incluso de las tumultuosas aguas del Titikaka. Ahora dicen que estoy libre, pero no me dejan viajar. Mis 78 años tienen el peso de una montaña. Sin embargo, no maldigo haber nacido en este país que se jodió en el momento que España nos invadía. Ahora nos estamos cayendo a pedazos. 

Alguna anécdota que le haya ocurrido en su trayectoria periodística. 

Sobre la anécdota; te cuento que yo empecé a escribir en el diario “El Comercio” del Cusco. En ese tiempo era estudiante universitario. Este oficio lo traje conmigo. Soñé con tener mi propia trinchera. Como te conté, con el escritor Gallegos dirigimos “Titikaka”. Yo tenía mi columna: “Mosaico” y escribía con el pseudónimo de Alexánder Petrova. Era una columna muy leída. El empresario Parodi era un fanático de nuestra revista. Cada vez que le dejábamos un ejemplar nos decía: “Saluden al poeta Alexánder Petrova”. 

El 2021 se conmemora el Bicentenario del país, ¿cuál es el reto del escritor puneño? 

El reto es complejo porque vivimos en un mundo globalizado. Donde las ideas sobreviven. El mundo occidental es brutal; y en nombre de su cultura hace denodados esfuerzos para destruirnos. Borrarnos. La cultura de un pueblo nace en sus raíces. Incluso, el poeta Neruda, a pesar de su ideología dogmática no pudo librarse de ella. La cultura araucana subyace en su poesía. Scorza tenía razón cuando instó que los escritores crearan y defendieran su territorio. Y ese territorio era la literatura, un espacio amurallado por sus propias fronteras: la tradición, las costumbres, la religión, la filosofía, las creencias. Claro, que defender todo no solo es heroico, sino utópico. Pero, más allá de la literatura, creo que el Bicentenario es el año más traumático de nuestra historia. Las fisuras marcadas por la política, la salud y la economía se verán reflejadas en nuestros rostros y como nos castraron ideológicamente no habrá protestas en las calles, todas estarán en silencio como un cadáver insepulto. 

Si le pidieran un comentario sobre la literatura puneña, ¿Cuál sería su opinión? 

Yo me pregunto si realmente existe una literatura puneña. En todo caso, cómo caracterizarla frente a la literatura del país. ¿Existe una literatura nacional? Somos un país multilingüe y pluricultural y cada etnia construye su propio canon literario. En el último Congreso sobre literatura sostuve que en nuestra nación existen por lo menos algo más de cinco cánones literarios: la literatura andina, la afroperuana, la amazónica, la de las prisiones y la que se edifica en la capital. Cada una de ellas con sus propias características como respuesta a su contexto. Estas observaciones no han sido tomadas en cuenta por los historiadores de la literatura en nuestro país. 

El año 2004 publiqué un ensayo, “Literatura y violencia en los Andes”. Era un esbozo de literatura peruana, vista desde Puno. Era un ensayo, sin duda, desafiante. Era “la otra literatura”. Me atreví a plantear una nueva periodización de la literatura; y, por otro lado, consideré a algo más de 100 escritores; 40 puneños y el resto de todas las regiones del país. El objetivo era ubicar a la literatura andina en un contexto mayor. Ese doble carácter molestó a los críticos limeños, dijeron que era un libro que no debió circular. 

Volviendo a tu pregunta debo expresar que la literatura en Puno se halla en buen pie. En la década del 20 al 30 fuimos la capital de la literatura en el país. Luego, en la década del 80 hay un nuevo auge. Los poetas y narradores ampliaron el mapa literario; pero cojeamos en el ensayo. 

Finalmente, algún mensaje a los jóvenes que quieran dedicarse a la literatura. 

La literatura es vasta y solo se accede a ella, si hay una profunda vocación. Solo la lectura profesional nos hace críticos. La investigación profundiza la meditación. Vargas Llosa es un ejemplo: crea y maneja teoría con una metodología propia. Lástima que se halle en la vereda de enfrente. No comparto sus opiniones sobre literatura. 

Mi vocación literaria nació en los primeros años de la secundaria. En el último año dirigí una revista literaria. Y ese año tuve mi primer libro, “María” de Jorge Isaac. Fue un obsequio de una compañera de aquellos años. En la Universidad hice estudios de lengua y literatura. Tuve como profesores a grandes poetas: Luis Nieto y Andrés Alencastre. La vida del cholo Nieto es singular; fue un político sin ambages, un luchador social; fue expulsado del país por Sánchez Cerro el año 1932, ese mismo año salía al exilio Gamaliel Churata. Nieto estuvo en Bolivia donde publicó su primer libro de poemas, “Los poemas perversos”. Tenía 22 años. Después estuvo en Chile, y publicó “Puños en alto”. Fue un poeta de toda la vida; escribió algo más de 20 poemarios. Mi maestro dijo: “Chile aportó mi ubicación política”. El año 2032 celebraremos los cien años de la poesía del Gran Cholo Nieto. 

Qué puedo decir a los jóvenes de hoy que tienen cierta inclinación por la literatura. Y si les digo que no traicionen la vocación que hay en ellos, ¿me harán caso? Hoy los jóvenes ya no leen; hay una crisis de lectores. Hasta puedo asegurar que muchos libros por culpa de ellos se han convertido en la tumba de sus autores. Sin embargo, al final de todo este caos, hay una luz blanca reflejada por las páginas de un libro, un libro es como un amigo, siempre espera. 

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La soprano Blanca Galdos presentó su placa: “Honrar la vida”

Published

on

Hoy sábado por la noche, dentro de la Feria del Libro de Huancayo, se presentó el disco “Honrar la Vida” de la cantante y declamadora Blanca Galdos, quien desde hace buen tiempo nos viene sorprendiendo con su voz melodiosa que escarapela la piel. Luego de viajar a México, Centroamérica y el Brasil, podemos decir que Blanca ya era hora de que oficializara su placa donde hay catorce temas que van desde “A mi hermano Miguel” hasta “Llego con tres heridas” o “La Oración del Labriego” de Felipe Pinglo y “Te quiero” de Mario Benedetti, entre otras joyas imperdibles de la música peruana y universal.

Cabe anotar que para este trabajo contó con la participación del maestro Coco Linares, premio “Personalidad Meritoria de la Cultura Peruana”; asimismo como el apoyo del maestro de canto Luciano Garrido y de sus hijos, también músicos: Enrico y Francisco Garrido, entre otros personajes ilustres de la música y la intelectualidad peruana entre los que está su señor padre que entregó el cuadro que ilustra la placa: el pintor Enrique Galdos Rivas.

Aquí las palabras de Blanca Galdos sobre el evento:

Les cuento que estaba prevista esta presentación para el año que pasó, pero ello, como comprenderán, fue imposible. Pero las cosas se concretan, aunque se demoren y hoy, resulta gratísimo para mí y para quienes me aman, que mi trabajo pueda difundirse a través de un espacios de arte y de cultura como es la Feria.                              

Yo agradezco esta bendita oportunidad y me alegro de que mi disco se llame Honrar la Vida, porque es un recordatorio perenne de que estamos aquí para algo y por algo y ello, tiene que ver mucho con la gratitud, con la generosidad, con la humanidad, con nuestro ser, aún en tiempos tan dolorosos en donde casi todos hemos perdido seres amados e irremplazables. Pero también, tiempos de amor.                                                                               

                                                                                                            Honrar la Vida!

Aquí la trasmisión del evento en la Feria del Libro de Huancayo:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Los caminos de Santiago

Published

on

Santiago Risso, me hizo llegar a través del PDF su antología final 3ª con el título de PUERTOS editada el 2020 por Gaviota Azul y que tiene como carátula un hermoso velero pintado por el artista plástico Bruno Portuguéz. La edición de 64 páginas y el apéndice biográfico del autor, reúne 33 poemas que vendrían a ser un compendio de la trayectoria  creativa de Santiago, pues como  especifica la Antología personal, contiene tres ediciones:

La primera, de noviembre de 2016, la segunda de marzo del 2017 y la tercera corresponde a agosto del 2020. De ahí, que los estilos que encontramos en sus poemas son divergentes y diversos, y quizá no del todo personales pues notamos influencias foráneas.

Así en Yn Abstracto, es posible acercarnos a los versos Nerudianos, en la Cascada viajamos por un romanticismo extraño y llegamos al abstraccionismo paralelo al barroquismo con el poema a Gamaliel Churata.

Su Pax: vox clamantis in desierto, habla por sí mismo en un lenguaje gongorista, pero muy trabajado. El mar, esa dulce y terrible extensión de infinito, lo atrae, por algo siente un amor incondicional por el Callao, puerto en donde vivió y trabajó por una época, amén de ser el lugar de nacimiento de su esposa.

Hospital, es una conversación poética con su amigo Raúl Zurita que nos lleva poéticamente por caminos profundamente sensibles. En estos versos igual que en Prosa de Nueva York, encontramos a un Risso que se desnuda impotente ante el dolor y la soledad. Versos como: Zurita: / El mar del Callao está picado / Las olas revuelven incontenibles garfios, bateas, escafandras / y demás pecados mortales / Zurita:/ ayer visité Vigil y toda luz de esperanza/ se hizo añicos () Más adelante nos revela su impotencia: No puedo escribir arañando el dolor// …Al enterarme, Zurita, que un niño/ con la ternura y la belleza de mis hijos/ señala travieso con muñones / a la fogata que hace a Dios con sus manitas./ No tengo perdón Zurita/ He escrito este poema/ y te lo enviaré por email/ con mis dedos talqueados/ de eXtraña finura.

Creemos que en estos poemas, se encuentra el verdadero poeta, no hace gala de virtudes poéticas, simplemente arroja aquello que le quema. Sin embargo en nuevos poemas como Tarde de Andar por San Vicente o los experimentales Mujer Impresa, Soledad Onán o Generación genacen genio, vuelve a los primeros ensayos lingüísticos aunque con un mejor trabajo del vocabulario.

Santiago Risso, nacido en Lima en 1967, ha sido subgerente de Cultura y Turismo en la Municipalidad Provincial del Callao, como también director del Centro Cultural Augusto Cazorla, columnista en varios diarios y corresponsal de la revista española Alhucema. Es fundador del Grupo Cultural Mammalia (nombre extraño que corresponde a los mamíferos del cuaternario), pero en fin, tratándose de poetas y de poesía, todo es posible.

Entre sus ediciones tenemos títulos como los poemarios: Rey del Charco (1995), Cuesta, Peldaño (1999), Transmutaciones (Fondo Editorial de la Biblioteca Nacional del Perú) editado en el 2000.

Fue incluido en varias antologías y traducido al inglés, italiano, francés, quechua, guaraní y alemán, Diversas revistas como  La Tortuga Ecuestre, Poetas en Busca de Editor (Perú) y Eskeletra (Ecuador), Carmín (Argentina), Diturva (México) Preside la asociación Mammalia Comunicación & Cultura.

Otro logro antes de la pandemia fue su trabajo como organizador de la promoción lectora a través de Poesía en el Puerto, Ejercítate leyendo, Lectura bajo el árbol. Además ha obtenido premiaciones así en 1993, el Primer Puesto en el segundo Premio de Poesía JOSÉ MARÍA ARGUEDAS. EN 1998 EL Primer Puesto en el Primer concurso nacional de Poesía ANDRÉS AVELINO CACERES, como también la primera Mención Honrosa en el Concurso Poético Libre (Caxias do Soul-Brasil) y un Primer Puesto en Poesía en el concurso literario “Cuenta tu historia, escribe tu futuro” de la DD del Callao en el 2011.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Los festivales culturales que migraron a lo digital

Published

on

Cuando se inició la emergencia sanitaria y surgió el confinamiento social el circuito cultural en Perú se vio afectado. Las galerías de arte, los cines, los teatros, las bibliotecas y los museos tuvieron que cerrar sus puertas. De golpe se cancelaron importantes ferias y festivales culturales; sin embargo, en el país algunas de esas organizaciones han sido tenaces y se reinventaron con el único fin de no truncar sus misiones y sus ofertas culturales. En ese sentido, importantes marcas como el Festival de Cine de Lima, el Festival de Cine Al Este, el Hay Festival Arequipa y la Alianza Francesa de Lima asumieron el reto e inauguraron sus eventos de forma no presencial utilizando como herramienta, la tecnología para ingresar al mundo virtual.

Revista impresa Lima Gris N° 20.

Lima Gris conversó con cada uno de sus directores para que nos den sus impresiones sobre los avatares que tuvieron que afrontar en esta pandemia que le declaró la guerra a la cultura.

Iniciada la pandemia muchos festivales fueron cancelados; solo algunos festivales lograron organizarse a pesar de tenerlo todo en contra. Marco Muhletaler, director del 24º Festival de Cine de Lima, mencionó:El miedo estaba ahí todo el tiempo. Yo creo que sí, fuimos muy claros en el momento de que lo que haríamos era llegar a hacerlo, y hemos tenido idas y venidas básicamente por temas de recursos, hasta que fuimos encontrando los aliados, los soportes y las plataformas. Yo quería estar seguro de que íbamos a poder atender al público de la mejor manera posible, porque quería que las películas se puedan ver bien, que los cineastas y los distribuidores con quienes trabajamos hace más de 24 años, puedan confiar en nuestra plataforma para tener una buena manera de exhibir sus películas, y cuando lo tuvimos, recién lo anunciamos”.

Marco Muhletaler director del CCPUCP y del Festival de Cine de Lima. Foto: PUCP.

En la ciudad blanca el Hay Festival también migró a lo virtual, con una clara premisa: resistir.  Ángela Delgado Valdivia, directora de Desarrollo del Hay Festival Arequipa 2020, señaló:La situación fue compleja y difícil. Cuando se decretaron las medidas de confinamiento estábamos a casi dos semanas de hacerlo en Gales, pero la decisión se tomó rápido y se migró a lo digital. A Arequipa no le tocaba otra solución que atender a las medidas de seguridad por la pandemia y seguir adelante. Lo que quiere el Festival es sentar continuidad y dejar un precedente; dejar el alma, y dejar la huella”.

Ángela Delgado. Foto: Julio del Carpio.

Otro de los festivales de cine que fue golpeado por la pandemia es el XI Festival de Cine Al Este, dirigido por David Duponchel. Para él, el tema económico fue importante ya que se tuvo que realizar una inversión onerosa para migrar a lo virtual. “Pienso que ha sido más caro, porque se ha tenido que hacer una plataforma. Nosotros, lo que hemos tenido como suerte en esta edición, es la respuesta de los directores”, señaló Duponchel.

Otro importante eje cultural en el Perú, es sin duda la Alianza Francesa. Para su director Nicolás Mezzalira, ha sido una experiencia intensa migrar en corto tiempo a lo virtual.“El teatro lo tuvimos que parar, pero hemos logrado terminar con suerte nuestro gran festival llamado Temporada Alta de Teatro Experimental, que fue hasta la quincena de febrero. Pero sí tuvimos que anular luego toda la temporada de artes escénicas y también la galería de artes visuales; aunque esta galería se ha reiniciado hace un mes y medio cumpliendo con los protocolos y ya está funcionando con un aforo súper reducido; pero el teatro todavía no. Y el cine según la fase cuatro abrirá a fin de mes”, explicó Mezzalira.

Con la pandemia también se tuvo que prescindir de muchos trabajadores; Marco Muhletaler manifestó: El equipo fue mucho más pequeño. Tuvimos que adaptar la organización a las realidades de esta nueva forma de hacer festival. Algunos empezaron a aprender cosas nuevas, y tuvimos que estar en otras posiciones a las habituales. Para muchos, era como aprender a hacer algo nuevo”.

Pero como en toda crisis, también aparecen nuevas oportunidades, una de ellas fue nuevos puestos de trabajo en áreas de comunicación digital y community manager. En ese sentido, Ángela Delgado precisó: “Nuestro equipo de comunicaciones del Festival tomó contacto con cada una de las personas y grupos presentes que están involucrados en el asunto de community manager, o de emprendimientos culturales y comunicativos a partir de la plataforma internet. Hemos dado más énfasis y creo que se lo seguiremos dando al equipo de comunicación digital que es tan necesario y tan pertinente en este tipo de estrategias”.

Una de las preguntas pertinentes ante la nueva experiencia virtual fue ¿cuál será la respuesta del público? David Duponchel afirmó: “Aproximadamente sumado a todo lo que es gratis, siempre ha sido entre diez mil y doce mil espectadores. Este año todavía no tenemos las cifras, pero lo que ha pasado es que hay más miradas de películas; entonces hubo menos gente que ha comprado su ticket. Pero la gente también ha visto más películas porque había películas gratis y también hubo un pago que hacer y había una preventa que nos ha ayudado también a pagar algunos derechos de películas”.

David Duponchel. Foto: Al Este de Lima.

En el caso de la Alianza Francesa, Mezzalira explicó: “En abril fue 40% menos. Somos una sociedad sin fines de lucro, pero el 90% de los ingresos de la Alianza Francesa vienen de las clases; entonces si haces el cálculo: 40% sobre el 90% es un golpe súper fuerte. El mercado del idioma no ha sufrido mucho con referencia a los otros mercados; como, por ejemplo, el de los restaurantes, que han sido destrozados durante seis meses. Y te puedo decir que octubre de 2020 fue mejor que octubre de 2019 en volumen de inscripciones, y por eso hemos mantenido todos los sueldos y todos los empleos al cien por ciento”.

Ante una crisis provocada por la pandemia, el respaldo de algunos auspiciadores se mantuvo en algunos casos; en otros, se tuvo que bregar ante la ausencia de marcas. Marco Muhletaler mencionó: Nosotros contamos con la colaboración del BBVA que se ha mantenido este año tal cual, y estamos muy agradecidos por seguir apostando por el Festival de Cine. La verdad, es que tampoco hicimos una campaña muy agresiva para salir a buscar a otros auspiciadores, pero ahí se unieron algunos auspiciadores en el camino”.

Además, agregó: “El Festival se ha hecho con casi el 8% del presupuesto regular y las entradas tenían los precios más bajos. Una entrada era para toda una familia, o para un grupo de personas que comparten una pantalla; pero también la virtualidad llevaba a otras salidas desde el punto de vista presupuestal; porque no teníamos deudas tan grandes en pasajes y en hoteles y otros costos que son muy altos”.

Por su parte, Ángela Delgado manifestó: Se han portado súper bien, porque sabemos que es un año difícil. Y si ustedes ven nuestra lista de patrocinadores, son empresas que nos han seguido casi desde el primer año; fieles, sólidas y comprometidas con los objetivos. Ahora, es evidente que el monto ha descendido por las propias circunstancias y lo entendemos bien. Lo que no entendemos y en esto me permito ser muy cuidadosa con lo que estoy diciendo: es que haya instituciones como el Gobierno Regional de Arequipa que se comprometió a un patrocinio para el Festival, pero lamentablemente no contestó nuestras cartas; lo ha hecho recién hace unas semanas diciéndonos que no pueden por la pandemia, pero nosotros también nos cuestionamos y nos gustaría saber qué tipo de políticas y qué tipo de consideración tienen hacia el área cultural”.

Una de las estrategias que utilizaron los festivales virtuales, fue la preventa. Una importante herramienta que evitó que el golpe económico sea más fuerte. En ese sentido, David Duponchel afirmó: “Hemos vendido mucha preventa a 29 soles, pero también había muchos estudiantes y por eso este año hemos vendido muchos tickets, pero al final hay poca recaudación porque tienes que cobrar 12 soles a los estudiantes nacionales para que vean 60 películas, pero atrás de esas 60 películas hay titulación y está la plataforma que tiene un costo. Lo que pasó realmente es que se divide el ingreso de dinero con el cine; por ejemplo, Cineplanet te toma la mitad, más el impuesto de la municipalidad, y no te queda mucho sobre el boleto final y eso es un problema, porque los festivales todo el tiempo no pueden contar con el apoyo del Estado, porque también se tienen que sostener”.

Pero cada festival también tuvo sus propias limitaciones; en algunos casos la ausencia de público fue mayor. Para Marco Muhletaler este año: “Ha sido menor y necesariamente tenía que ser así, porque recordemos que este año el Festival tuvo 30 películas, versus las 167 películas que tuvo el año pasado en su sección principal, más otras 300 en la sección de la Muestra Itinerante. Por otro lado, se pensaba que por el hecho de que sean virtuales los tickets iban a ser ilimitados. Pero los distribuidores nos marcaron a nosotros un numero de tickets y el universo total de tickets que nosotros podíamos vender ha sido de 15 mil, pero eso no significaba que eran 15 mil personas y de acuerdo a la estadística que hicimos, cada ticket vendido significaba que cada día era visto por 2 personas en promedio”.

Instituciones comola Alianza Francesa en plena pandemia apostaronpor una inyección cultural permanente, para ellos las redes sociales jugaron un papel importante como plataforma. Estamos muy orgullosos de todo el equipo, porque tuvimos una semana donde sabíamos qué hacer y lo hicimos con una onda un poco ligera, desde el 16 de marzo subimos una canción por ahí, un libro y una visita virtual al Museo del Louvre. Pero como actividad más fuerte empezamos a partir de la quincena de abril con danza en casa y luego nos tomó como dos semanas para montar el primer festival en línea en danza. Y eso no se improvisa; la política cultural tiene que ser muy clara porque consideramos que los artistas iban a ser muy impactados”, destacó Nicolás Mezzalira.

Nicolás Mezzalira. Foto: Rqphoto.

En todo cambió se suscitan también nuevos problemas. La tecnología es un gran aliado, pero muchas veces hay cosas que suceden de forma inesperada. Marco Muhletaler nos cuenta ese curioso momento del Festival de Cine de Lima: “Sin duda este año el tono que debía tener toda la comunicación no era celebratorio. Celebrar la fiesta del cine no era el enfoque en ese momento, pero sí era el momento propicio para seguir viendo cine y pensamos que debería ser un espacio de conversación, difusión y de reflexión sobre dónde estábamos en ese momento y en la inauguración hicimos un conversatorio sencillo pero profundo a la vez. Y en la clausura llegamos a hacer lo mismo, pero tuvimos la primera baja fuerte de internet en toda la emisión del festival, porque no habíamos tenido ni un solo problema serio, pero en plena clausura se cortó la trasmisión a la mitad y tuvimos que grabarla para poder emitirla, pero el público fue muy cálido también”.

Otro de los retos que tuvieron que afrontar los festivales, fue la difusión en los medios de comunicación. Vender un evento virtual en plena pandemia no fue una tarea fácil. David Duponchel detalló: “Ha bajado y ha subido. Internacionalmente ha subido; hemos tenido un montón de artículos en Argentina y hemos tenido artículos en la prensa de América Latina. Y nacionalmente un poco menos, porque no tuvimos televisión local este año. Solo en cable estuvimos en Wantan Night y en prensa escrita, en El Comercio y Correo”.

Al pasar de un festival presencial a uno virtual, sin duda se pierde algo, pero también se gana. Para los directores de los festivales, ¿qué se perdió y qué se ganó con esta nueva experiencia?

Marco Muhletaler: “Yo creo que ganamos la posibilidad de que el contenido sea más democrático y llegue a más regiones del país. Ahora, lo que más perdió el Festival es el espacio de comunicación y de encuentro físico que no solamente se vive en las salas, porque se viven en los pasillos, en la cafetería, en la sala de prensa y en el día a día”.

Ángela Delgado: “Si somos conscientes de las circunstancias, creo que vamos ganando en presencia mediática a nivel internacional; vamos ganando en conocimiento respecto al Festival hacia diversos públicos. Qué hemos perdido… yo creo que eso es temporal y momentáneo. Se pierde la calidez del contacto directo, eso es un factor humano irresistible y además imprescindible en el contacto humano porque es nuestra propia naturaleza”.

David Duponchel: “Lo que hemos perdido son quizás los encuentros que uno hace en un festival y la calidad de la proyección, porque hay películas que necesariamente se tienen que ver en una sala de cine. Pero también sentí que ganamos en las clases virtuales, porque hubo como un calorcito que lo vivimos en directo y los contactos con mi equipo… nos hemos visto casi siempre vía conversa”.

Nicolás Mezzalira: “Yo vengo de las artes escénicas de la calle y siempre militaré para que volvamos a los espacios físicos, porque creo que a nivel antropológico las artes escénicas es más que presenciar un espectáculo. Es recrear el círculo mágico de la palabra, el enlace social y el vínculo social. Somos animales y necesitamos abrazarnos. Y la otra cosa es que el arte y la cultura están ahí para eso, y no es casualidad que sea el sector más impactado por todos, porque al final arte y cultura es donde desde miles de años nos hemos encontrado nosotros. Y se ha ganado algo para capacitaciones, porque todas esas herramientas como zoom, y google earth, todo eso existía antes del 16 de marzo, pero no estaba en nuestro pensamiento y a nadie se le había ocurrido hacer un Congreso Mundial de las Alianzas Francesas con zoom, en lugar de que todos vayan a París”.    

(Articulo publicado en la revista impresa Lima Gris N° 20)

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Se inició la undécima edición de la Feria del Libro de Huancayo (FELIZH) y tuvo como invitado estelar a Mario Vargas Llosa

Evento se realizará por primera vez de manera virtual.

Published

on

La literatura no puede parar. El reconocido escritor peruano fue el encargado de inaugurar la feria a través de una videoconferencia que fue transmitida en las redes sociales.

Desde Madrid, su lugar habitual de residencia, Vargas Llosa destacó la participación en el certamen de su amiga, la escritora nicaragüense Gioconda Belli.

Esta no fue la única aparición del Nobel en la feria, pues también recibió un homenaje de parte de los organizadores y mantuvo una charla magistral titulada “Literatura en los Andes” junto al escritor y periodista peruano Raúl Tola, también residente en la capital española.

En la inauguración de la FELIZH también intervino el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, quien destacó el esfuerzo de los organizadores por hacer la feria por primera vez de manera virtual, un paso que el año pasado ya dio la Feria Internacional del Libro (FIL) de Lima, entre otros espacios culturales.

Por su parte, el presidente de la FELIZH, Willy Mateo, invitó a toda la población del Perú, que nuevamente está confinada desde inicios de mes, y del extranjero a seguir las 90 actividades culturales que se desarrollarán hasta el 28 de febrero.

Junto a Vargas Llosa y Belli, en la feria participarán otros 30 autores extranjeros como el español Hernán Migoya, el colombiano Santiago Gamboa, la ecuatoriana Margarita Laso, la mexicana Leticia Luna o la venezolana Belkys Arredondo. Entre las actividades programadas también se le realizará un merecido homenaje al importante historiador y sociólogo de origen huancaíno, Nelson Manrique Gálvez, por su aporte a la comprensión del proceso histórico de nuestro país.

Todas las actividades las podrá seguir desde el Facebook Live del evento.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending