Connect with us

Actualidad

Pamela Mendoza Arpi: “A las mujeres andinas o de barrio se las representa haciendo mofa de su color de piel o de su forma de hablar”

Edwin Cavello Limas

Published

on

Entrevista: Edwin Cavello Limas
Fotos: Jorge Fernández

Pamela Mendoza Arpi es antropóloga, gestora cultural y actriz, con la película Canción sin nombre, ópera prima de Melina León, llegó hasta el Festival de Cine de Cannes para competir en la Quincena de Realizadores, el filme sorprendió en el festival francés y fue elogiado por la crítica.

Como protagonista en Canción sin nombre, Pamela encarnó a Georgina Condori, joven que sufrió el robo de su bebé recién nacido a fines de los años ochenta, durante el primer gobierno de Alan García. Un drama familiar que surge de una investigación y publicación del periodista Ismael León, padre de la directora del filme.

En esta entrevista con Lima Gris, Pamela Mendoza Arpi, quien también es vecina de Villa María del Triunfo, nos habla sobre su rol protagónico, su experiencia en el proceso creativo, su visita al Festival de Cannes, y recuerda a personajes como César Ramos, la maestra Gaudencia, sus padres y otros vecinos y amigos que la ayudaron en la construcción de Georgina Condori.

¿Alguna vez pensaste en participar en una película?

No. Para Canción sin nombre me dijeron que era un audiovisual, no tenía idea de que fuese una película, luego cuando descubrí de que se trataba de una película, tampoco tenía idea que íbamos a llegar hasta el Festival de Cannes, ni siquiera teníamos idea de que posiblemente nos invitarían al Festival de Cine de Lima; ya que el proyecto fue arriesgado, en blanco y negro, además con una mujer neófita en el medio, donde se estaba luchando los fondos y también estabas trabajando con una actriz bien desconocida.

Fotograma de la película Canción sin nombre. Pamela Mendoza protagonizando a Georgina Condori.

La historia de Canción sin nombre, es una problemática que incluso esta institucionalizada, me refiero al tráfico de bebés.

Cuando más alejado estas del poder del Estado, me refiero no solo geográficamente, sino también en el idioma, entonces, estas más sujeto al tráfico de tu vida y de tu libertad, ya sea en el robo de bebés, con tu cuerpo o con tu trabajo. Específicamente a lo del tráfico de niños, en los dos años que estaba trabajando en Villa El Salvador, escuchaba a varias señoras, y en especial a las señoras de los setenta y dos comedores populares de Villa El Salvador, me contaban que cuando iban a las postas por su chequeo en medio de los atentados y huelgas, habían personas que ellos identificaban que no eran del barrio, esas personas se les acercaban y las invitaban a atenderse en otro lugar, o a veces era más directos y les decían: señora no me quieres vender a tu bebito. Esos testimonios que yo he recopilado es algo que nosotros en el presente lo conocemos como folclore, como la historia del saca ojos, o como la historia del pishtaco, que es algo de lo que se ha escrito en antropología y sociología.

Para algunos puede sonar a un mito…

Claro se ha mitificado, para ellas ese es el termino de identificar al agresor, y nosotros en nuestra ceguera lo mitificamos, lo folclorizamos y hacemos una alegoría de que así ellos procesan su miedo durante el tiempo del conflicto armado, pero realmente no deseamos sentirnos incomodos y no les otorgamos el crédito, pero resulta que todo eso es verdad. Canción sin nombre es una película que ha logrado bastante, pero espero que también que logre esa incidencia de que las voces de tráfico, este otro terror que también lo han sufrido las mujeres por su condición de maternidad, deje de estar folclorizada y mitificada, y que realmente se escuchen sus voces.

La historia de alguna forma llamó tu atención, ya que el personaje que es Georgina Condori es de Villa María, es decir, una historia que sucede en tu barrio.

Georgina Condori es una joven de veinte años, migrada de Ayacucho, y está haciendo un esfuerzo en negociar su arte, la forma en que se viste, el idioma que habla, por las formas urbanas de hablar español y trabajar en un mercado. Para efectos de la ficción, Georgina es vecina de Villa El Salvador, aunque la verdadera persona a la que le pasó esto es vecina de Villa María del Triunfo, pero más allá de la territorialidad, a ti como vecina o hija de una familia provinciana te permite hacer empatía, así sea de Lima Norte o Lima Este. En la ficción le roban a la niña al nacer, pero en el caso real le arrebataron a la hija cuando estaba más crecidita y era en una cuna.

La cineasta Melina León en la grabación del filme Canción sin nombre.

La película nace por un artículo escrito hace años por el periodista Ismael León, quien es padre de Melina León, de alguna forma esta publicación periodística es el detonante del filme.

Sí. Por lo que me comentaron, Ismael León, papá de Melina trabajó como periodista en La República, y de hecho esta historia que él estuvo investigando, es una de las historias con la que empiezan, él continuó la investigación no solo en el caso de esta mujer, sino también en el caso de cerca de doscientos niños que fueron traficados. Por lo que llegué a saber, el papá de Melina León, tuvo ciertas amenazas políticas y no pudo continuar.

A eso iba con la pregunta anterior que te hice, fue todo un tráfico institucionalizado.

Sí. Fue un tráfico institucionalizado porque la burocracia administrativa para llevar a un niño recién nacido peruano hacia otro país lo permitió, pues esto no habría sido posible sin el consentimiento, conocimiento, protección, el amparo y la legalización de las autoridades del gobierno de Alan García.

Como fue tu proceso para prepararte como actriz, ya que eres una actriz más de calle y de barrio, pero llevar esto frente a cámaras es otra experiencia.

El primer consejo que me dio Melina, es que cuando uno está en espacio abierto, uno tiende a dibujar los gestos con el cuerpo, uno utiliza las manos para amplificar los gestos, porque mi background es todo el espacio público, pero en cámara no, ya que la cámara es cerrada, entonces lo que me dijo ella es que lo hiciera como lo hago yo diariamente. Eso fue lo único que me dijo, y yo me quedé con eso, en el resto ya fui trabajando emociones propias. Hubo un cambio drástico en mi físico, porque cuando comencé a trabajar con Melina, yo tenía veintiséis años, pesaba cuarenta y seis kilos, y tenía que encarnar a una joven de veinte, y que tenga unos ocho meses y medio de embarazo. De alguna forma que tenga el aspecto un poco joven me ayudó. Trabajé un año para ganar diecisiete kilos para el papel del personaje, más allá de eso mi principal reto fue trabajar las emociones y la voz, porque lo que más quería era darle una voz honesta y justa. No quería que suene a caricatura, no quería impostar un acento por nada del mundo.

Todo un sacrificio…

Para mí deconstruir a la Pamela antropóloga que va a la universidad, festivales y que lee libros de antropología, sociología y filosofía, lo que he tenido que hacer en mi cotidiano durante nueve meses es cambiar varias cosas. Una de ellas fue evitar reuniones con compañeros de academia, evitar salidas nocturnas con compañeros del medio cultural o que son activistas, porque solía pasar que cuando ensayábamos con Melina, funcionaba las emociones, la fuerza, los momentos dramáticos, pero a veces se me salía un empero o palabras de antropóloga, y lo trágico era que justo estaba haciendo quinto año de antropología. También cambié mi tema de tesis, así que comencé a trabajar la Cruz de Mayo de mi barrio, y a través de eso me acerqué a las vecinas que cantan en quechua, de hecho, lo sabía, porque iba a comer, porque cocinaban rico, pero no sabía que habían formado un grupo de canto en quechua, entonces, me reunía con ellas, cocinábamos juntas e iba a visitar al cementerio a algunas dirigentes históricas, así empecé a entrar más a la convivencia, algunos lo llaman el método.  La convivencia me ayudó a tener un acento más honesto, porque yo no imposto la voz, pero sí se ve que es una joven que está en esta diatriba entre el quechua y el castellano, pero lo otro que tenía que trabajar también fue la memoria, así que viajamos a Puquio, porque no regresaba a la casa de mis abuelos desde que tenía cuatro años. En todo el proceso también tuve momentos muy oscuros, y encima se murió César.

Escena de Canción sin nombre.

Cierto, César Ramos falleció en enero de 2017.

Sí. Recuerdo que una vez habían venido unos documentalistas de Londres invitados por la hermana de Pauchi Sasaki, y Melina nos citó en un teatro a mí, Lucio y Tomy, y yo llegaba de estar con César, pero llegué muy mal, y Melina me dijo: sigues tú, canta. Me pararon en el escenario y comienzo a cantar, eso fue terrible porque comencé a llorar mal, empecé a tener un ataque, y ellos no sabían si yo estaba actuando, pero la verdad es que en ese momento yo estaba sufriendo.

Mencionaste que te cuidaste mucho de no caricaturizar al personaje. ¿Te molesta ver a estos personajes caricaturizados en la televisión o en el cine?

Lo que pasa es que he crecido viendo películas y también televisión peruana, y en el humor a las mujeres andinas o de barrio se las representa haciendo mofa de su color de piel, de la forma de hablar, de cómo nos peinamos, y estamos tan atravesamos por esas imágenes, que cuando queremos hacerlo o llevarlo a escena sale eso, yo lo he visto incluso haciendo teatro de barrio, no solo en el cine. Todo esto que he visto me dolía, y digo cuántas cosas más tienes que pasar para que dejemos de ofender la propia representación de nuestras madres y de nuestros mayores, entonces, no quería hacer eso, más allá de que yo lo detecte, sentí que por haber crecido mirando JB o la televisión de la dictadura o el cine de esos tiempos, yo sentía que también era parte del problema, es decir, he sido criada con esa lógica, es por eso que lo tenía tan internalizado que quería esforzarme para no entregar eso.

Sobre el tráfico de bebés, de repente tuviste como referente algunos casos que sucedió en Sudamérica, como lo ocurrido en Argentina en la dictadura de Videla, y la lucha las abuelas de Plaza de Mayo.

Escuchado bastante sobre las abuelas de Plaza de Mayo, también he escuchado juicios y de la forma en como ellas se organizan. Hace poco me escribió una de las abuelas para decirme que están llevando el caso a la ONU. Me dijo que ella vio la película y me felicitó por mi trabajo que la conmovió bastante, ella espera que la película se puede estrenar en mayo en Argentina, y que ellas puedan acompañar el estreno. La verdad que eso no es solamente parte de un territorio, cuando tuve la oportunidad de ir a Francia conocí a un joven de Haití, él se había enterado de la película y me dijo que en su país también está pasando eso. La verdad que eso me conmovió bastante, porque en Cannes encuentras a personas que pueden pagar y pueden ir, pero que un joven que faja trabajando en Francia más de veinte horas, y te diga que se va esmerar por ir a ver tu película, en realidad es una empatía nivel dios, muy conmovedor. Creo que ese fue el recuerdo más bonito de Cannes.

¿Personalmente que ha significado para ti llegar al Festival de Cannes?

He tratado de mantenerme bien tranquila y bien humilde para decir cosas sensatas (risas). Allá nos hemos encontrado con la comunidad de peruanos en Niza, que fueron los primeritos que nos recibieron. Igual te encuentras con historias de personas que han llegado hasta esa zona escapando del terror del conflicto interno. Hemos cantado, hemos comido, hemos bailado, y luego llegamos a Cannes. Allí era todo diferente, fue como estar en una película de ficción, nunca había visto tanto lujo en mi vida, me resultaba un poco grosero, es que realmente había un lujo que muchas veces me preguntaba dónde carajos estoy. Pero interactuando con las personas me di cuenta que Quincena de realizadores, es como un festival bien combativo. Hay mucho cine que está tomando esa ruta de apostar por actores o actrices de formación no tradicional, me encontré con pares de formación a la mía que son de Afganistán, India y Kenia.

Una fuerte variedad cultural.

Una vez estábamos en un coctel y una amiga de Perú me había prestado un blin blin con una cosa que parecía una cabeza de Chavín de Huantar, y del baño salió una chica que tenía algo parecido, pero era de África y ella me vio y las dos nos juntamos, hicimos que se dieran besitos (risas).

Son culturas que se encuentran.

Sí, eso fue bonito, son culturas que somos conscientes de nuestra subalternidad y de nuestra exclusión, y nos encontramos y hablamos de cine y de procesos. La directora de Afganistán Shahrbanoo Sadat, me decía:  mi película ha llegado hasta acá, pero yo no voy a tener la oportunidad de difundirla en mi país, por el momento estamos vetados, no tenemos cine comercial. Conocer a Sadat me hizo entrar en otro momento de poder, ella tiene su amigo que escribió sobre el proceso de Afganistán en un diario, y me dijo que de ese diario va a hacer cinco películas. Ya hizo dos, y las dos han llegado al Festival de Cannes. O sea, nosotros también podemos hacer eso en Perú.

En Canción sin nombre cantas en quechua, pero fue todo un debate para llegar al producto final.

La película se llama Canción sin nombre, y lo que a mí más me tenía tensa es que el protagónico es una cantante y canta en quechua, entonces, mi mamá durante toda mi vida me hizo desaprender el quechua, ella sí ponía su casete y cantaba puquiales, pero no quería que mis hermanos y yo cantemos. Me contaron que cuando tenía cuatro años empezaba a cantar, hablar e insultar en quechua, y mi mamá se molestaba y me resondraba. Más bien el tono de voz que yo tengo, es un tono de voz impuesto, y eso es por toda una historia bien tensa en mi niñez y adolescencia, es un tono que suena académico y chica de universidad, pero para la película tenía que recordar todo eso. En mi batería de canciones tenía varias canciones de puquiales, que es lo que yo he crecido escuchando como Expreso Puquio, Sirena Paccha sirena, pero de ahí cantarlas con esa voz aguda y andina, ese era el reto. Yo me estaba preparando con un profesor de conservatorio, su forma de enseñarme era como para ópera, y me hacía sacar unos sonidos bien agudos, pero lo que me intimidaba es que él me estaba preparando como para un concierto. Yo me sentía más cómoda cuando andaba con la maestra Gaudencia, y el maestro Primitivo los domingos me decía: doña Pamela vamos al club tres regiones, tengo fiesta sarhuina de Navidad. Ahí me encontraba con la maestra Gaudencia, y le pregunté, cómo hacía para cantar, porque mi profesor me decía que dos horas antes no tengo que tomar nada. ¿qué?, con tu chela nomas, me decía la maestra Gaudencia, y nos poníamos a cantar.

¿Es cierto que la canción de la película la tuvieron que cambiar por una observación tuya?

Sí, pero no fue por el cuerpo de la canción, sino porque la canción inicial se llamaba mamaquilla y no era de Perú, sino de Ecuador, y sonaba un poco Novo Andino, fue algo que lo colocaron por mientras, porque tampoco Melina estaba convencida, pero sucede que yo me había percatado que eso no era quechua ayacuchano, y me decían que tratará de identificar qué tipo de quechua era, y ese quechua no lo había escuchado en Cusco ni Ayacucho, de repente es quechua de Cañaris decía, entonces, se lo hice escuchar a mi mamá y me decía que eso no era quechua. Luego viajé con una amiga a Ecuador para presentar una ponencia, ahí me di cuenta que al apellido Quispe lo leían como Qshispe, ahí di cuenta que en Ecuador pronuncian más el shi, entonces lo busqué en Youtube y era una canción de Ecuador. Y si la película va a provincia la gente se iba dar cuenta.

Fue una observación importante para la película, ya que son detalles que importan.

Sí, y luego de eso hubo una respuesta rápida, porque producción ubica al maestro Mario que es de Apurímac, y él viene con esta canción de arrullo Punulla Waway, que es anónima, que es una canción de Apurímac y cien por ciento sureño.

¿Qué tal fue la experiencia de trabajar con Melina León?

A mí lo que me encanta de trabajar con Melina es que ella es bien capa para proponer una idea, pero sobre la idea potenciarla con el aporte de los demás, ella tiene un oído bien activo de escuchar a los demás, además es muy observadora, y creo que todo eso ha funcionado para el guion, porque ni siquiera el guion fue lo que es la película. Uno a veces por ego, y con diez años de trabajo del guion, ha podido decir que esa es su idea y nadie se lo cambia, pero no, en los dos o tres años que ha estado en el Perú ha visto todo el cambio. Creo que la genialidad de Melina está en poder dialogar su propuesta con los demás y rápidamente incorporar lo que funciona para trabajar en colectivo, sea o no lejano para ella, finalmente la película termina siendo un diálogo. Ella se esmera bastante realmente por darle esta estética bien prolija. Lo que me gusta es que Melina ve la forma de dignificar la imagen de nuestro espacio en el cine. Ella se esfuerza bastante por los contrastes, los colores, por encontrar un buen fotógrafo como Inti Briones, y por sentarlo a Inti y a Carlos Ormeño, para que participen de las conversaciones. Creo que eso es un poco la genialidad de Melina.

Una cosa es que desarrolles tu personaje y otra es verte en pantalla ¿qué te pareció el trabajo de Inti Briones?

Cuando estábamos a punto de grabar y se empezó a escuchar entre reuniones el nombre de Inti Briones, yo veía que todo el mundo ponía cara de asombro, y yo decía ¿quién será Inti Briones?, no lo conozco ni en pelea de gallos (risas).  Yo normal, pero eso sí, con la actitud respetuosa y humilde para cualquiera, sea un extra o sea Inti Briones. Antes de profesional, Inti Briones es un ser humano bien humilde, es una persona muy generosa. Más allá de la trayectoria que tengas, yo valoro mucho eso de las personas con las que trabajo. Me he sentido muy cómoda y protegida al trabajar con Inti. A veces ponía marcaciones Inti, y me decía párate acá. También me decía: tú eres una actriz de primeras tomas. Yo no sabía si eso viniendo de él era bueno o malo, después me enteré que era bueno. A veces Melina le decía: pero no quieres otra toma. No ya es suficiente. Pero solo hemos hecho una. Ya es suficiente, vamos para la siguiente escena. Melina se preocupaba, pero Inti le decía que confíe. Las tomas por la cual su trabajo ha sido alabado en Cannes, son tomas que grabamos a las tres de la mañana en Ventanilla con una neblina horrible, y encima el lente de la cámara se empañaba.

¿Qué opinas de Magaly Solier como actriz?

Eso me han preguntado mucho, también de la actriz mexicana Yalitza Aparicio, ya que no venimos de espacios académicos, pero que hemos tenido toda la pasión por construir personajes honestos. Para mí ellas siempre van a ser un referente, y en ese sentido Magaly Solier, Rosa Morffino de Juliana, mi compañero Miguel Salvador de Mapacho son un gran referente, ya que han abierto espacios para actrices y actores de mi condición. Me gusta bastante el trabajo de Magaly Solier, ella tiene esta herramienta que es el canto y, además, su primer idioma es el quechua.

Hablemos sobre el aporte de la mujer con el sentido feminista que ahora se tiene.

Creo que el feminismo es necesario sí, porque te ayuda a tener una mirada en aquellas situaciones de desigualdad en donde no había tantas voces ni participación de mujeres. Más allá de eso creo que las historias o las narrativas ya sea que del feminismo o de otra tendencia de lucha social, a veces tienden a forzarse mucho para encajar o tributarse a eso, creo que no hay que sacrificar tanto las creaciones. Es necesario tenerlo como lente, pero las creaciones tienen que tomar su propio rumbo. Como Canción sin nombre, que sin proponérselo termina siendo una película política, y cuestionadora, entonces, Melina, Inti, yo o los que participamos, tenemos ya como principio moral, y son principios que rigen nuestra vida. Por ejemplo, Inti con las personas que ha trabajado en el tema de la foto han sido mujeres. Tú te das cuenta de eso, está bien para tu método de trabajo, pero no hay que forzarlo porque también se nota.

¿Cómo ves la evolución del cine peruano este año?

En el 23 Festival de Lima he visto que hubo varios favoritos como La bronca y La revolución y la Tierra, tuve la oportunidad de ver La bronca, pero no La revolución y la Tierra. Creo que esto también es que la producción nacional haya mejorado, tiene que ver un poco con el tema de que hay una institución como DAFO, que entrega estímulos económicos, y eso ayuda de alguna forma tener un aliento económico para conseguir herramientas y grabar. Pero debe existir más apertura, pero no solo para un tipo de cine, sino también para el cine comunitario. Por ejemplo, en Ayacucho hay mucha producción de cine.

Eso ocurrirá cuando llegue el día que tengamos una Ley de cine en el Perú.

Sí pues, no tenemos una ley de cine. Ojalá llegue el día, pero por ahora podemos lucharla.

Ahora qué se viene después de Canción sin nombre y haber es el Festival de Cannes.

Comenté a varias personas que me gustaría escribir guiones, como soy antropóloga y he tenido esta primera experiencia en cine me gustaría hacer guiones. De hecho, con Melina estamos empezando un proyecto de un guion, vamos a viajar a un festival de cine de Brasil. También estoy por conocer a alguien muy especial, es un proyecto en el extranjero, espero poder obtener el personaje, es como una especie de Micaela Bastidas, pero de otra parte de Latinoamérica.

¿Qué le dices a los niños que desde ahora te van a tener como un referente?

Que hay más opciones, estamos de repente viviendo una cultura de la mototaxi que está bien, del teatro en el barrio, pero siempre tenemos que buscar más. Si las cosas no funcionan podemos provocarnos e ir por más, tenemos que esmerarnos. No quiero caer en ese cliché de busca tu sueño. Mira, yo, por ejemplo, admiro mucho a Óscar Catacora y a Palito Ortega, conozco a muchos amigos que hacen grandes guiones, también compañeros que hacen lindas obras de teatro en Villa María y Villa El Salvador.

Regresarás a trabajar con los niños y jóvenes del barrio.

Estoy trabajando ahora con Cuchimilco con una amiga, y tengo también un amigo que me dijo para hacer una obra en Villa El Salvador, ahorita está en un taller con niños, voy a esperar que termine el colegio, y en verano veré si hacemos esta obra.

NOTA:

Canción sin nombre es la cinta peruana más premiada del 2019, y con este impresionante bagaje se alista para su presentación en las salas de cine de nuestro país: se estrenará a nivel nacional el 26 marzo de 2020.

(Entrevista publicada en la revista impresa Lima Gris N° 18)

Trailer de la película.

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

MAQUINACIONES: La era del control mental

Raúl Allain

Published

on

Las tecnologías de la información y comunicación están llevando a la sociedad a un nuevo paradigma de convivencia, donde lo virtual cada día gana terreno en todas las actividades cotidianas, pasando por la ciencia, la política, el comercio electrónico, la teleeducación y todos los sistemas de persuasión de masas nunca antes vistos.

Tal como lo he venido sosteniendo en mis artículos, hoy en día es de carácter público que las investigaciones científicas predominantemente se encuentran enfocadas en el estudio del cerebro y de la mente humana y, por ende, del comportamiento de los individuos.

Pero hay secretas intenciones. Los medios han informado que la multinacional IBM viene realizando experimentos en neurociencia (bastantes cuestionados, por cierto) usando nuevas tecnologías como la implantación de nanobots cerebrales en pacientes.

En el ensayo: “Proyecto Cerebro Humano: ¿Existen experimentos secretos con humanos en Latinoamérica?” (https://tinyurl.com/y8tby3vd), David Salinas  Flores – catedrático invitado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos– alerta sobre este problema, dando la voz de alarma acerca de la experimentación humana forzada e ilícita existente.

El investigador señala que hay evidencias de que existiría una red de experimentación ilegal con personas que el Proyecto Cerebro Humano (HBP) ha organizado en asociación con algunos gobiernos corruptos de Latinoamérica y con la participación y encubrimiento de cierta prensa.

Esta red estaría desarrollando una forzada y secreta experimentación humana neurocientífica con implantes y nanobots cerebrales, con los que se estaría obteniendo la fuente real de información del mapa del cerebro humano, a costa de la salud y violando la intimidad de los latinoamericanos.

“La larga lista de experimentos médicos ilícitos y gobiernos corruptos en Latinoamérica que los han permitido oficialmente, obliga a los médicos a estar alerta, investigar y denunciar posibles experimentos neurocientíficos inhumanos que se estén realizando en el Proyecto Cerebro Humano”, señala Salinas.

El Proyecto Cerebro Humano (HBP por sus siglas en inglés) es un proyecto médico-científico y tecnológico financiado por la Unión Europea y dirigido por Henry Makram, cuyo objetivo es reproducir artificialmente las características del cerebro humano, supuestamente con fines médicos.

Esto no es ciencia ficción. Es un hecho que estas corporaciones, presuntamente aliadas con gobiernos corruptos de Latinoamérica, están realizando experimentos ilícitos con humanos para desarrollar el chip neuromórfico True North en hospitales infantiles de México, con miras a crear el primer cerebro artificial, todo ello financiado con más de mil millones de dólares.

En este escenario, el Perú –país donde reina la corrupción e incluso ya se sabe que existen mafias de traficantes de órganos–, tengo razones de fuerza mayor para sospechar que nuestro país en un futuro cercano podría convertirse en una “granja humana” para ensayos tecnológicos de alto riesgo.

Muy cerca de nuestro territorio, en el vecino país de Ecuador, existe otro Silicon Valley denominado “Yachay”, donde IBM estaría haciendo experimentación con comunidades rurales, utilizando como término de fachada las “TIC” (iniciales de tecnología de informática y comunicación), con la finalidad de lograr la interconectividad humana electrónica, y posiblemente implantar la esclavitud digital.

Como ya lo he afirmado en mis ensayos sobre las tentativas de control mental y corporal, podemos afirmar que el Proyecto Cerebro Humano es un nuevo rostro del Proyecto MK Ultra iniciado en la década del cincuenta, y que ahora se está sofisticando mediante neurotecnología invasiva como implantes cerebrales o nanorobots en países pobres.

Es de suma importancia para la humanidad analizar las consecuencias jurídicas, éticas, políticas, ecológicas y económicas del control mental-corporal mediante uso de ondas hertzianas, lo cual significa el mayor crimen en la historia contra las poblaciones del planeta y debe ser detenida.

La principal consecuencia derivada de la conducción y manipulación de frecuencias electromagnéticas es el calentamiento global. Pero además, las ondas hertzianas están invadiendo nuestro subconsciente y repercuten en nuestro modo de vida.

La operación “antenaje” (así la denominé) doblega al hombre y la superficie terrestre también se pervierte, originando un incremento acelerado de la temperatura media global, que muchos llaman “efecto invernadero”. Esta siniestra conjunción corrompe al individuo y a su ecosistema, trastorna la realidad y su desarrollo sociohistórico, generándose la disminución de la esperanza de vida.

Ante esta situación, cabe preguntarnos sobre cómo pueden ejercer su derecho a denunciar este acoso las personas que se sienten amenazadas o vulneradas. ¿En qué instancias podrían efectuarlo? ¿Con qué medios probatorios? ¿Bajo qué legislación o norma del Código Penal?

Existe una falencia de gran dimensión histórica de un Derecho Humano Público en relación con el control mental-corporal, pero que indefectiblemente se torna cada vez más necesario conceptualizar. En España, ante casos de persecución mental, las víctimas de acoso electrónico citan mi artículo “Maquinaciones electromagnéticas: violación de los derechos humanos y la esfera privada” como un documento sustentatorio y referencial (www.viatec.es).

Cabe señalar que recientemente han sido recibidas y aceptadas diversas denuncias por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por parte de las organizaciones Viactec España, Pacts International, Fredoom for Targetal Induviduals y Targeted América creándose el Día Mundial contra la Tortura Electrónica, teniendo como fecha el 31 de julio.

Esperemos que pronto en nuestro país y en el mundo se debata y promulgue la legislación para salvaguardar el derecho de las personas a no convertirse en víctimas de la doblegación electromagnética.

Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (Naciones Unidas): https://www.ohchr.org/SP/Issues/Torture/SRTorture/Pages/SRTortureIndex.aspx?fbclid=IwAR1I1LDEOlEBjx99yOuEZ3xC2JzDTEmjCVq-mGWmDV2VZoZ0G2v2J3vSngg)


ÚNETE A LA CAMPAÑA MUNDIAL CONTRA LA TORTURA ELECTRÓNICA

El 31 de julio de 2020, únete a esta campaña contra el acoso electrónico compartiendo esta imagen para promover nuestra protesta virtual a través de todas las redes sociales.

¿Qué harás ese día?

1.- Haz una publicación sobre tortura electrónica en tu red social favorita.

2.- Mencione # o @ a un político, un periodista y un medio o periódico.

3.- Usa las etiquetas: #BastaDeTorturaElectrónica #StopElectronicTorture.

Siéntase libre de compartir esta imagen libre de derechos de autor que hemos creado.

No estás solo.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Cuidado con el factor «R» en Amazonas

Elmer Torrejón Pizarro

Published

on

Nuestra Región Amazonas, no ha sido considerada dentro de las regiones que siguen en cuarentena; por tanto, desde el 01 de julio las normas relacionadas con el contexto de la pandemia, se flexibilizarán en nuestro departamento; a pesar que los indicadores sobre contagios, siguen aumentando peligrosamente en provincias como Utcubamba, Bagua y Condorcanqui. ¡Entre los pueblos Awajun y Wampis!

Es lamentable que, en estos momentos, nuestras comunidades más vulnerables como los pueblos indígenas, estén sufriendo con mayor fuerza el azote de la pandemia, a pesar que muchas voces (y desde mi atalaya), hemos advertido y dado propuestas con anticipación (hace como dos meses) la intervención especializada en las comunidades indígenas, ¡No nos hicieron caso! Hoy vemos las consecuencias. En nuestros pueblos indígenas de Amazonas, el COVID-19 está contagiando exponencialmente a sus ciudadanos.

En los círculos de la estadística epidemiológica, “R” es el número de reproducción de una enfermedad infecciosa, que nos manifiesta en promedio, cuantas personas van a ser contagiadas por 01 persona infectada antes de que se recupere (o muera). Si la tasa de “R” es 5, significa que una persona va a contagiar a 05 personas más, indicando que la enfermedad crece; si la tasa de “R” es 3, se contagia a 03 personas más (la enfermedad crece). Si “R” es 1, significa que la persona en promedio contagiará a solo una persona, lo que significa que la enfermedad se mantiene; PERO SI EL “R” ES MENOR A 1, puede que la persona infectada no esté contagiando a ninguna, por tanto, la enfermedad desaparece. ¡Este es el ideal que debemos encontrar, que el «R» sea menor que 1.

Estos días vengo siguiendo y revisando un portal estadístico que analiza datos del COVID-19 en nuestras regiones (https://huaynodata.com/), y con mucha preocupación he visto que hasta el 27 de junio el famoso “R” era encabezada por la Región Amazonas con un R=1.33; es decir, de todas las regiones, Amazonas lideraba los contagios promedio entre personas a nivel nacional ¿PREOCUPANTE VERDAD? El valor de la tasa “R”, depende de varios factores como el tiempo de incubación de la enfermedad, factores nutricionales u otras enfermedades de las personas que pueden comprometer su sistema inmunológico, las condiciones ambientales, los factores demográficos, comportamiento social, socioeconómicos y climáticos.

Amazonas tiene en su mayoría población rural, con altos índices de pobreza, desnutrición y anemia sobre todo en nuestras poblaciones indígenas, donde históricamente la exclusión y el olvido por parte del Estado, les ha hecho vulnerables generacionalmente en todos los sentidos. Por tanto, se entiende cómo ese factor “R”, ha aumentado en Amazonas peligrosamente, consolidando a nuestra región como líder (por ahora), en el promedio de contagios de una persona con otras con las cuales interactúa.

Personalmente creo que los documentos, cartas y solicitudes por parte del Gobierno Regional, para que nuestra región sea considerada dentro de los departamentos donde continúe la cuarentena, debería haberse hecho antes que el Gobierno Nacional emita el último Decreto Supremo (N° 116-2020-PCM) sobre la Nueva Convivencia Social y prórroga del Estado de Emergencia Nacional, sustentando pragmáticamente, la preocupante situación del crecimiento de contagios en nuestra región, y particularmente en nuestras comunidades nativas. No lo han hecho, esperemos que el Ejecutivo haga caso a las diversas voces de las autoridades y ciudadanía, para la continuación de la cuarentena en Amazonas.

Por ahora queda al Gobierno Nacional, al Gobierno Regional y su Comando Covid-19, trabajar duro para disminuir en Amazonas a menos de 1, la tasa promedio de “R», y ese es un GRAN DESAFÍO EN LOS PRÓXIMOS DÍAS. Necesitamos estar unidos y articulados para hacer frente a esta pandemia. Los amazonenses hemos dejado huella histórica en nuestras piedras de Kuelap, ahora nos toca hacer un solo puño y un solo corazón para disminuir el preocupante “R”, que está contagiando de sobremanera a nuestras poblaciones vulnerables.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Venta de drogas continuó durante el confinamiento social obligatorio

Según estudio de Cedro, los consumidores lo adquirieron en la calle o vía delivery. Experto afirma que falló inteligencia policial y no descarta actos de corrupción.

Raúl Vela

Published

on

Ver a policías y militares en las calles hacer cumplir las medidas de restricción social para controlar la cadena de contagio del covid-19 mereció durante las primeras semanas de la emergencia sanitaria nacional el aplauso de propios y extraños.

De un momento a otro, Lima se convirtió en casi una ciudad fantasma. Y lo mismo sucedió en Trujillo, Chiclayo, Arequipa, etc. Esta nueva realidad, llevó al presidente Martín Vizcarra a afirmar, el 23 de marzo último, que la delincuencia se había reducido en casi 85 % gracias al patrullaje constante de la policía. Al día siguiente, varios medios de comunicación resaltaron la buena noticia.

Sin embargo, un reciente estudio de Cedro titulado Hábitos, Salud y Cuarentena revelaría que la historia de la disminución de la delincuencia no estaba bien contada. Que escondía u obviaba ciertas aristas.

De acuerdo con este estudio, que se presentó en el XXXIV aniversario de esta ONG (26 de junio), el 12,6 % de los 293 encuestados de ambos sexos, de 18 a 59 años, reveló que consumió sustancias ilícitas (marihuana, cocaína en polvo y pasta básica de cocaína) durante la restricción social y toque de queda. Y que las drogas la compraron en la calle (7,3 %), mayormente, o por delivery (2,5 %); o sea, durante el periodo de mayor seguridad. ¿Cómo hicieron los microcomercializadores de drogas para seguir vendiendo su ilícita mercancía, cuando solo se podía salir a las calles para trabajar, ir a los mercados o supermercados y farmacias?

Mayoría de consumidores fueron adolescentes.

Para César Ortiz Anderson, presidente de la ONG Aprosec, los resultados de Cedro revelarían que se falló en la inteligencia policial, que no se continuó trabajando en este tema, más aún cuando se sabe que el consumo de drogas está emparentado con la violencia.

“La policía conoce los lugares donde se expande las drogas; también sabe que muchos delincuentes usan el delivery para transportar estas sustancias, que lo esconden entre sus prendas. Y que el 80 % de los motorizados son extranjeros. Por eso llama la atención la muestra de Cedro”, afirma Ortiz Anderson.

Sobre cómo se explica que la venta de drogas continuara durante la cuarentena, el representante de Aprosec no descarta la corrupción. “A pesar que han pasado muchos ministros por esta institución, lamentablemente la corrupción continua. Y continúa porque nadie de los que estuvieron ha tenido los cojones para extirpar de raíz este flagelo que tanto daño le ha hecho a la policía. Por ejemplo, ¿quién está preso por la compra de mascarillas de papel que se distribuyeron a los efectivos policiales para protegerse del convid-19, y que originó que muchos se contagiaran y murieran en el ejercicio de sus funciones? Hasta ahora nadie. Sin embargo, gente acusada por corrupción está saliendo de las cárceles para no contagiarse del virus valiéndose de su edad. Con ese mismo argumento, muchos adultos mayores presos sin sentencia debieran salir”, sostiene indignado.

Lima Gris se comunicó con el área de Coordinación de Medios e Imagen de la PNP para solicitar conversar con algún vocero sobre este tema, pero al cierre de la nota, nadie se comunicó.

De acuerdo con el estudio de Cedro, la droga ilícita que más se consumió durante la cuarentena fue la marihuana (2,7 %). Le sigue la cocaína (0,7 %) y la PBC (1 %).

Milton Rojas, uno de los responsables de la muestra, dice que la mayoría de los consumidores son jóvenes adolescentes, lo que revelaría un gran desinterés de los padres de preocuparse por sus hijos. “El olor de la marihuana es fuerte, no es posible que los progenitores no se hayan dado cuenta”, dice.

César Ortiz cree que los padres no se meten porque sienten haber perdido autoridad con sus hijos, y también porque algunos le tienen miedo. “Urge trabajar el tema de salud mental”.

Precisamente, hace algunos días Lima Gris informó que el Gobierno a pesar del incremento de los problemas de salud mental en el país, que ha originado un mayor consumo de alcohol y tabaco, aún no había transferido los recursos al Plan Nacional de Salud Mental. Dinero que todavía no se transfiere, según el doctor Carlos Bromley, director ejecutivo de Salud Mental de la Diresa del Minsa.

Según Cedro, en Lima hay 1700 puntos de venta de drogas (PBC y marihuana, principalmente) al menudeo. Estos son Callao, Lima Cercado, Breña, Comas y Los Olivos.

Para César Ortiz, las Fuerzas Armadas solo deben apoyar con inteligencia.

Propuestas

A pocos días de levantarse las medidas restrictivas en la mayor parte del país, una de las principales preocupaciones de la población es la delincuencia.

Mientras las medidas dictadas para que la cuarentena sea acatada por la población eran rígidas, escuchar en los noticieros hechos de robos era algo poco común.  Sin embargo, desde que se flexibilizaron dichas medidas, la delincuencia reapareció nuevamente.

Según César Ortiz, la delincuencia ahora está más agresiva que antes, ya no les importa que sea de día, que la comisaría esté a solo metros de ellos. “Estos malhechores lo único que les interesa es la plata, y si para ello deben golpearte y matarte, lo harán sin ningún escrúpulo”, asegura.

“El retorno de la delincuencia será sangrienta si las autoridades no se anticipan. Por eso, propongo que se trabaje mucho en inteligencia. Y para este trabajo, las Fuerzas Armadas si pueden apoyar con la logística que cuentan”.

Sin embargo advierte que nada de ello dará resultados positivos si paralelamente no se arma una estrategia integral y coordinada con los demás operadores de justicia, que permita que los delincuentes sean castigados.

“Hoy contamos con una fiscalía que no acusa a pesar de las pruebas, y si lo hace, el Poder Judicial los absuelve. Por otro lado, tenemos un sistema penitenciario con una sobrepoblación; es más, por la pandemia, la política del Gobierno ahora es mandar a sus casas a los menos peligrosos. Y continuar con este statu quo es peligroso porque generas impunidad y una sensación en la población de sálvese quien pueda”, afirma.

Sobre la propuesta de que los soldados salgan a las calles a combatir la delincuencia juntamente con la policía, dice que ellos han sido formados para la guerra, por lo que no aconseja que realicen ese trabajo.

Entre los delitos que aumentaran en los próximos días, Ortiz Anderson sostiene que el principal será contra la propiedad privada y pública.

La cuarentena más larga de América Latina llegará pronto a su fin en la mayor parte del Perú en medio de muchas preocupaciones por parte de la población. Al tema sanitario, el aumento de los problemas de salud mental, al galopante desempleo, ahora se suma la inseguridad ciudadana. ¿El Gobierno cómo afrontará las consecuencias colaterales del covid-19? ¿Las medidas que se tomen tendrán éxito? Solo el tiempo lo dirá.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

La juventud como una de las Bellas Artes

Roberto Ramírez Manchego

Published

on

Para los antiguos griegos aquel que moría joven era el favorito, el amado por los dioses. Si se considera que Sócrates fue condenado a beber la cicuta por el hecho de corromper a la juventud, se puede deducir que los jóvenes griegos eran el mejor fruto de la polis. Muchos siglos después, en la Europa de 1774, la lectura del “Werther” de Goethe propiciará suicidios colectivos entre la juventud, que intentaba emular el destino de su protagonista literario.

“Sé hombre y no sigas mi ejemplo” era la advertencia que un azorado Goethe colocó en la segunda edición de “Werther” ante la escalada de suicidios; sin embargo, para una época que comenzaba a  deslizarse por los márgenes de los moldes clásicos, no era descabellado que quienes sentían el arte como una segunda piel estuvieran dispuestos a ofrendar su recién descubierta juventud. No es otro concepto el  “Vive rápido, muere joven y deja un cadáver bonito” del siglo pasado. Claro, que esta vez encapsulado, convertido en receta, en prescripción médica.

Pero ¿Qué tiene la juventud que después de varios siglos sigue conservando su encanto hasta volverse, en nuestros tiempos, en una etapa indefinida? Porque, hoy más que ayer, todos sabemos cuándo se inicia, pero su final parece ser una cuestión de la subjetividad: quien se siente viejo a los treinta años es porque ha perdido la fe, la fe en la juventud, claro está. Alguna aproximación quizás se encuentre en la conocida frase “pecado de juventud”. Porque desprendido de sus resonancias religiosas viene a significar una especie de impunidad generacional. Pues la juventud es también deseo de inmortalidad, arrojo, rebeldía; no en vano el primer golpe de estado en el Perú lo dio Diego de Almagro “El Mozo” a la edad de veinte años.

“Espero morir antes de hacerme viejo, las cosas que hacen (los viejos) son demasiado frías” cantaban “The Who” en el clásico “My generation”. La rica insolencia de la juventud. La juventud preñada de sueños.

Joseph Campbell en “El hombre de las mil caras” encuentra un patrón narrativo en los rituales del mito del héroe en diferentes culturas de la antigüedad; en una época donde las sociedades se erigían en base a los rituales, el tránsito a la adultez era un momento crucial. Pero ¿Qué le espera a una cultura occidental que hace mucho se desprendió de los rituales del paso a la adultez? Quizás la literatura tenga alguna respuesta.

En “Bienvenido Bob” de Juan Carlos Onetti asistimos a una especie de “road movie” espiritual donde se puede ver condensado el tránsito del personaje Bob hacia su adultez; el narrador anónimo, que es novio de la hermana de Bob y víctima de los ímpetus de este, nos informa del pensamiento de un Bob juvenil, con ocasión de evitar la boda de su hermana: “Usted no se va a casar con ella porque usted es viejo y ella es joven. No sé si usted tiene treinta o cuarenta años, no importa. Pero usted es un hombre hecho, es decir deshecho, como todos los hombres a su edad cuando no son extraordinarios” “Claro que usted tiene motivos para creer en lo extraordinario suyo. Creer que ha salvado muchas cosas del naufragio. Pero no es cierto” “Usted es egoísta; es sensual de una sucia manera. Está atado a cosas miserables y son las cosas las que lo arrastran. No va a ninguna parte, no lo desea realmente. Es eso, nada más; usted es viejo y ella es joven”

Ahora veamos a Bob, después de diez años, que es el lapso en el cual el narrador anónimo vuelve a encontrarlo: “Hablo con él, sonrío, fumo, tomo café. Todo el tiempo pensando en Bob, en su pureza, su fe, en la audacia de sus pasados sueños. Pensando en el Bob que amaba la música, en el Bob que planeaba ennoblecer la vida de los hombres construyendo una ciudad de enceguecedora belleza para cinco millones de habitantes, a lo largo de la costa del río; el Bob que no podía mentir nunca; el Bob que proclamaba la lucha de los jóvenes contra los viejos, el Bob dueño del futuro y del mundo. Pensando minucioso y plácido en todo eso frente al hombre de dedos sucios de tabaco llamado Roberto, que lleva una vida grotesca, trabajando en cualquier hedionda oficina, casado con una mujer a quien nombra “mi señora”; el hombre que se pasa estos largos domingos hundido en el asiento del café, examinando diarios y jugando a las carreras por teléfono”

El proyecto juvenil de Bob, al parecer ha fracasado  y el narrador anónimo, cual Virgilio guiando a Dante por el infierno, será su cicerone: “No sé si nunca en el pasado he dado la bienvenida a Inés con tanta alegría y amor como diariamente le doy la bienvenida a Bob al tenebroso y maloliente mundo de los adultos. Es todavía un recién llegado y de vez en cuando sufre sus crisis de nostalgia. Lo he visto lloroso y borracho, insultándose y jurando el inminente regreso a los días de Bob. Puedo asegurar que entonces mi corazón desborda de amor y se hace sensible y cariñoso como el de una madre. En el fondo sé que no se irá nunca porque no tiene sitio donde ir; pero me hago delicado y paciente y trato de conformarlo. Como ese puñado de tierra natal, o esas fotografías de calles y monumentos, o las canciones que gustan traer consigo los inmigrantes, voy construyendo para él planes, creencias y mañanas distintos que tienen luz y el sabor del país de juventud de donde él llegó hace un tiempo. Y él acepta; protesta siempre para que yo redoble mis promesas, pero termina por decir que sí, acaba por muequear una sonrisa creyendo que algún día habrá de regresar al mundo de las horas de Bob y queda en paz en medio de sus treinta años, moviéndose sin disgusto ni tropiezo entre los cadáveres pavorosos de las antiguas ambiciones, las formas repulsivas de los sueños que se fueron gastando bajo la presión distraída y constante de tantos miles de pies inevitables”

Como se ve en el cuento de Onetti, la adultez no es más que la cadena, la repetición, la burocracia del espíritu; tema compartido por Vargas Llosa hacia el final de “Los cachorros”; Cuéllar, el protagonista, ha muerto prematuramente y sus compañeros después de unos años: “Eran  hombres  hechos  y  derechos  ya  y  teníamos  todos  mujer,  carro,  hijos  que  estudiaban  en  el  Champagnat,  la  Inmaculada  o  el  Santa  María,  y  se  estaban  construyendo  una  casita  para  el  verano  en  Ancón,  Santa  Rosa  o  las  playas  del  Sur,  y  comenzábamos  a  engordar  y  a  tener  canas,  barriguitas,  cuerpos  blandos,  a  usar  anteojos  para  leer,  a  sentir  malestares  después  de  comer  y  de  beber  y  aparecían   ya   en   sus   pieles   algunas   pequitas,   ciertas   arruguitas.”

“Cuando uno es joven y las flores que caen no se recogen” dirá Heraud. La nostalgia de la juventud irrealizada. Lo que un dia fue no será. Aunque más profundo es no haber sido nunca. Onetti, otra vez, ejemplifica muy bien esto en “El posible Baldi”. Brevemente: Baldi es un abogado que conoce a una joven y en la conversación se hace pasar por un personaje inventado, que a fuerza de cargarlo de veracidad, se le hace más real y más interesante que él mismo, entonces:

Comparaba al mentido Baldi con él mismo, con este hombre tranquilo e inofensivo que contaba historias a las Bovary de plaza Congreso. Con el Baldi que tenía una novia, un estudio de abogado, la sonrisa respetuosa del portero, el rollo de billetes de Antonio Vergara contra Samuel Freider, cobros de pesos. Una lenta vida idiota, como todo el mundo” “Porque el Dr. Baldi no fue capaz de saltar un día sobre la cubierta de una barcaza, pesada de bolsas o maderas. Porque no se había animado a aceptar que la vida es otra cosa, que la vida es lo que no puede hacerse en compañía de mujeres fieles, ni hombres sensatos. Porque había cerrado los ojos y estaba entregado, como todos. Empleados, señores, jefes de las oficinas.” 

La existencia absurda. El mito de Sísifo. Banquete existencial.

“Pareces una puta vieja que recuerda su juventud, Zavalita – dijo Carlitos. En eso tampoco nos parecemos. Lo que me ocurrió de muchacho se me borró y estoy seguro que lo más importante me pasará mañana. Tú parece que hubieras dejado de vivir cuando tenías dieciocho años”

“Conversación en la Catedral” Vargas Llosa

Quizás Zavalita se jodió por pensar mucho, así las cosas, quien dedique su juventud a pensar en la lenta pérdida de la misma, estará también jodido. Aunque para conjurar esos temores sólo habría que entregarse a la estética de la  época. Pues nuestra época es estéticamente juvenil; basta mirar una foto de un siglo atrás: los niños y los jóvenes son adultos en potencia, al menos en cuanto al vestido se refiere. Hoy eso ha dado el giro contrario. La moda juvenil ha extendido sus tentáculos. Los adultos comparten con los jóvenes el look despreocupado e informal de los universitarios en los campus norteamericanos. En un mundo juvenil los superhéroes de acción han retomado su reinado. Un polo de Batman, una gorra de Superman, una mochila del Capitán América o de Hulk ya no es privativo de los niños ni de los adolescentes. Así un paseo por cualquier avenida principal de la capital puede transformarse en una convención de superhéroes.

Si antes los mayores guiaban a los menores en el descubrimiento de la ciudad, hoy son los jóvenes quienes guían a sus padres y abuelos en los meandros del universo digital. La ciudad del futuro. Los paradigmas han cambiado. La juventud es lo mainstream y hay espacio para todos. Quizás la medida de la juventud sea la pura subjetividad: quien se sienta joven lo será.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Panorama actual

Doan Ortiz Zamora

Published

on

La pandemia y los cambios realizados han traído detalles que en la escena normal (en todo caso en el sentido rutinario) parecían ser llevaderos, o no preocupaban lo demasiado o no querían preocupar por conocimiento o por intereses específicos. El Perú es un pañuelo, como acaricia la frase cotidiana su enunciación en el argot criollo. Un pañuelo para limpiar los espejos que reflejan nuestros rostros en cada despertar, mostrando esa mutación y transmisión de cada sentido por día al cuadrado en estos momentos de confinamiento.

Un pañuelo que limpiaba las lágrimas de alegría de un pueblo al ver por vez primera en los últimos 30 años al Perú en un mundial y en una final de copa América con el tan ganador, endiosado y monstruoso Brasil. Un pañuelo que intenta limpiar las lágrimas resecas de la desnutrición, el analfabetismo, el desempleo y los colmillos de la corrupción. Un espacio ignorado, que toma mucha importancia en campaña de justas electorales, siendo un estribillo feroz al resumir un acto propuesto que no se encuentra desarrollado o estrictamente no está en los planes.

Los modos cambiaron en esta pandemia, el discurso de las autoridades se convirtió en un elemento más esforzado, tenía un aire de preocupación, hasta de congoja; sin embargo, las falencias se alimentaban en el pantano de la desidia y esperaban un navío preparado para su naturaleza que de algún modo los salvaguarde o llene simplemente una esperanza con sabor a populismo.

En la zona rural miles de niños caminan un número considerable de horas para escuchar en una radio que apenas batalla con la transmisión y el tiempo en una colina, hondonada, llanura, etc; enfrentándose a todos los obstáculos que demanda la zona rural y heroicamente son afrontados por estos próceres anónimos que no necesitan contar anegables hazañas para demostrar que el sacrifico y el esfuerzo son alimento del espíritu y de la fortificación de bases para el futuro. No obstante, lo dicho es totalmente falso en casos particulares que la actualidad nos provee.

Un rechoncho sujeto entra al Congreso de la República, en su caminar anuncia una arrogancia, que su misma extravagancia cabila un juego con la huachafería. Anuncia una suerte de título nobiliario, explica todo lo que ha hecho en su vida, podría llenarnos toda la tarde explicando lo que trata un examen o todo lo que se puede hacer para obtener un diploma, se contornea azucaradamente y se autonombra: “Márquez de las Causas rellenas y el arroz con papa” (ofrecemos una disculpa a la comida peruana). El tipo no puede explicar como llegó allí, ha formulado mil disparates y aún no puede explicar.

Su estadía en el ministerio es un caso para los ufólogos y para el mismo desconcierto. La imagen mental de un elefante dentro de una habitación sin acceso solo con un pequeño orificio acumulando luz es un caso explicable y argumentable, a diferencia de la anomalía del ser – cetáceo que representa la injusticia, la burla de un país que tiene los suficientes argumentos para salir adelante, pero es casi imposible con tanta mediocridad y los intereses de los arribistas que siempre van a buscar obstaculizar la línea disciplinada y merecida de todas las acciones que exige el desarrollo del País.  

La lógica en el Perú parece ser un teorema mitológico que ya no tiene validez, la productora de un programa de televisión donde se ganan la vida respondiendo un contundente: “paso”, a la respuesta de la ecuación: x +15 = 18, o a la respuesta de en qué departamento se encuentra Chavín de Huántar; recibieron del gobierno un monto de tres millones de soles del estado como parte del programa Reactiva Perú.

Mientras que centenares de artistas en nuestro país pasan por momentos difíciles y angustiosos debido a la crisis mediática. Lo más rentable, desde la cultura talk show impartida desde los noventas, es entretener con la estupidez, ese es el concepto de entretenimiento para las mayorías: la hedionda estupidez. Y es camuflada de una manera agresiva con el típico: “hay que adaptarse al cambio”. Las situaciones seguirán, los nuevos personajes están por nacer o enérgicamente ya nacieron y caminan en la horripilante consecuencia de lo mostrado, además el advenimiento de nuevos lotes de incoherencia llegarán y navegaran en nuestra tan incolora y desértica sociedad.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Viernes Literario: Bosque de palabras

Pavel Ugarte

Published

on

En el Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales, quiero hablar de la naturaleza, pero también de la naturaleza de la palabra. Aquella con la cual hacemos amigos o también los perdemos, la palabra con la que oramos o también conjuramos una reflexión. Las palabras crecen como los bosques que se nutren de árboles y a su vez de hojas.  Debemos recordar que los homínidos provenimos de los frondosos bosques del África y nuestra relación con los árboles es científica y espiritual al mismo tiempo. Científica no sólo por el importante rol que juegan en nuestros ecosistemas sino también porque estamos compuestos de los mismos elementos comunes en los organismos vivos: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. También gozamos de una relación espiritual. Podríamos enumerar cientos de mitos alrededor del mundo como también los aspectos metafísicos, psicológicos y místicos que caracterizan a los árboles como símbolos extraordinarios que inspiran admiración y sentido de lo sagrado.

“Las teorías cada vez más aceptadas de la física cuántica junto a la Teoría de Gaia de James Lovelock o el postulado de los Campos Morfogenéticos de Rupert Sheldrake, nos permiten concebir una naturaleza animada (no mecánica), con propósito, para nada neutra, una naturaleza unificada que conforma una gran red de vida e inteligencia. Los nuevos paradigmas científicos que avanzan junto al despertar de la consciencia humana nos posibilitan reconocer que la Naturaleza en sí es la morada de distintas inteligencias que cohabitan un mismo espacio. Con ello, podemos abrazar de nuevo su aspecto sagrado original tal y como lo vivenciaron y expresaron los antiguos”, nos dice “Conciencia Arbórea”, un movimiento que viene sumando no solo acciones sino también estudios para retomar la relación hombre-naturaleza sin esa abstracción llamada Medio Ambiente. Somos un solo organismo así sea difícil de comprender pero estudios como los de Phillippe Descola son precursores y esclarecedores.

Los bosques tropicales cubren casi el 15% de la superficie del planeta y contienen alrededor del 25% del carbono de la biósfera terrestre. Su vital importancia se debe a que su existencia permite el equilibrio ecológico en el planeta: proporcionan oxígeno, permiten que el agua de lluvia se filtre al subsuelo y se recarguen los mantos acuíferos manteniendo los suelos fértiles para producir materia orgánica. Debemos considerar también que son el hogar no solo de aves, plantas y animales, en los grandes bosques del mundo todavía habitan pueblos milenarios de cosmovisión única. Al dejar que esos pueblos desaparezcan, se desvanecen también su cultura y su entendimiento de la naturaleza. Los bosques no sólo deben ser entendidos como fuentes de recursos madereros o de materias primas. Son espacios de conocimiento donde nacieron los medicamentos, las resinas y nuestros alimentos.

La reciente crisis vivida en el mundo debe reorientar nuestra huella ecológica y asumir una conciencia colectiva de respeto y protección a la vida en sus diferentes manifestaciones. Los bosques y los árboles son apenas el vínculo más puro y equilibrado de esa relación que existe entre todos los seres vivos de la tierra. Donde habita un árbol habita la memoria. Recordemos el Árbol de la Vida en el Génesis, el ficus desde el que Buda alcanzó la iluminación, el manzano de la isla de Avalon en las historias del rey Arturo o los diferentes mitos de la Amazonía donde las plantas, aves, animales y árboles, fueron hombres, mujeres o niños. Como un árbol, las palabras echan raíces y esperemos estas sean aquellas que nos ayuden a remover la tierra.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

PRODUCTORA DE «ESTO ES GUERRA» RECIBE 3 MILLONES DE REACTIVA PERÚ

Mientras las pequeñas y medianas empresas mueren o agonizan por la falta de liquidez, productora de «entretenimiento» recibe millones de «Reactiva Perú».

Gabriel Rimachi Sialer

Published

on

El Estado peruano lanzó el programa «Reactiva Perú» para que los bancos canalicen préstamos a las empresas golpeadas por la pandemia con el fin de asegurar el pago a sus proveedores y empleados durante la paralización por la cuarentena. Solo entre abril y mayo se han entregado más de S/24 mil millones de soles entre empresas medianas y grandes. Uno de los grandes cuestionamientos a este programa es que el monto mayor de dinero se ha entregado a unas pocas empresas grandes (algunas de ellas investigadas por delitos graves de corrupción), mientras las pequeñas empresas agonizan y mueren a solo días de levantarse la cuarentena.

Registro de Producciones PROTV S.A.C. (Fuente: SUNAT)

Una de las empresas que ha sido beneficiada con S/ 3´094,097.00 soles, es Producciones PROTV S.A.C., de propiedad de Mariana Rodríguez del Villa y Diego Antonio Quijano Landaeta. Esta empresa es la productora del cuestionado reality «Esto es guerra», las telenovelas “Ven baila quinceañera”, “Te volveré a encontrar”, entre otras, y del programa del mediodía “En boca de todos”, todas ellas producciones que facturan millones por la publicidad que contratan y en la que sus integrantes –por ejemplo los de “Esto es guerra”- ganan entre 8 y 10 mil dólares mensuales (como salió a la luz hace algunos días) y sus conductores facturan el doble (recordemos que en un sonado «escándalo» de la farándula se filtró que Jazmín Pinedo abandonó la conducción su programa en Latina -donde ganaba S/45,000 soles mensuales- por un «mejor sueldo», y fue demandada por este canal por S/450,000 soles).

Fuente: MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS

Una las cosas que llama mucho la atención es que, si bien el gobierno creó el programa “Reactiva Perú” para ayudar a que no mueran las empresas, se ha lavado las manos al decir que quienes deciden a quién se entregan los préstamos son los bancos. Los bancos manejan su filtro y ahí es donde se decide a quién sí y a quién no se le da este dinero que para miles de empresas pequeñas y medianas -que no han recibido nada- significaría el continuar con vida y alejarse de la quiebra. Hay que recordar que aún en cuarentena el programa “En boca de todos” siguió al aire y facturando por las tandas publicitarias. No era, en ese sentido, una empresa que “necesitara” de la inyección del dinero de “Reactiva Perú” para “sobrevivir”.

Mientras tanto la gente ve, desde sus casas, cómo se reparten al Perú por televisión.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

«Cuando gobernar es quitar la vida», por Umberto Jara

Umberto Jara

Published

on

El médico Oscar Ugarte sigue brindando entrevistas con preguntas complacientes en su intento de distraer y encubrir su gravísima responsabilidad y, como suele ocurrir, en las personas sin escrúpulos está recurriendo a las mentiras, una actitud que agravia aún más a los muertos por falta de oxígeno y a los que, lamentablemente, seguirán falleciendo.

Nos cree tontos. Esta mañana en Canal N varió su posición y admitió ser el único responsable de haber firmado la Resolución Ministerial N° 062-2010/Minsa que elevó de 93% a 99% la exigencia en el grado de pureza del oxígeno. El día anterior había dicho que, cuando firmó esa oprobiosa resolución, se le había pasado revisar el informe técnico y que “quizás detrás de eso había intereses”.

Los intereses existieron y ese fue el origen del negociado y no puede afirmar que no participó porque es mentira que se le pasó un informe técnico. Ese informe “técnico” fue realizado en su propia gestión y está en el expediente Nº 08-116593-001 que corresponde al año 2009. Ugarte asumió el ministerio de Salud el 14 de octubre de 2008. Es falso que se le haya pasado un informe. Si la memoria le falla que haga el siguiente ejercicio: el expediente fue recibido y validado por la abogada Desilú León Chempén, burócrata en varios sectores que trabajó con él y el día de hoy es Secretaria General de la Presidencia del Consejo de Ministros nombrada por el premier Vicente Zeballos y designada, en marzo pasado, gran casualidad, como secretaria técnica de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel contra el COVID-19.

En resumen, detrás de estos cargos de nombres pomposos algo está claro: el negociado del oxígeno medicinal lo originaron el médico Oscar Ugarte y la abogada Desilú León el año 2010, y hoy día forman parte del actual gobierno. Por eso, Ugarte, el ministro de Salud Víctor Zamora y el premier Vicente Zeballos, todos ellos a cargo del tema COVID-19, no solicitan la derogatoria del oligopolio otorgado a las corporaciones Linde y Air Products. Tampoco el presidente de la República toma la iniciativa. ¿Por qué no derogan la norma que beneficia a las dos corporaciones mientras los peruanos se mueren por asfixia? ¿Por qué solamente la han suspendido durante la pandemia en lugar de dejar sin efecto el negocio? Solo hay dos razones y las dos deben ser investigadas y sancionadas: o quieren mantener el negociado que ya lleva 10 años de vigencia, o tienen temor a que las empresas favorecidas filtren información que los ponga frente a una acusación penal.

Todo bribón ejerce el cinismo y Ugarte, además, lo exhibe ante las cámaras. En la complaciente entrevista de esta mañana en Canal N sostuvo, presumiendo que los ciudadanos somos ignorantes, que “en ese momento la farmacopea americana y la europea no tenían precisión al respecto y que en ese momento no había todavía otros elementos de juicio”. Si seguimos el razonamiento de Ugarte entonces todos los pacientes que usaron oxigeno al 93% antes del año 2010 —cuando él elevó la exigencia a 99%— tendrían que estar muertos o habrían sufrido envenenamiento porque ese es el oxígeno que se usaba en el país. Pero basta preguntar a médicos honrados y capaces para saber que el estándar conocido como Oxygen 93 percent, contiene no menos de 90% ni más de 96% de oxígeno, por tanto, exigir el 99% carece de todo sentido, salvo que se quiera hundir el mercado local para darle un oligopolio a las corporaciones Linde y Air Products, cosa que efectivamente hizo Ugarte y que hoy mantienen Vizcarra, Zamora, Zeballos y Ugarte.

Hay algo mucho peor en la mentira grotesca utilizada por Ugarte. El oxígeno medicinal se usa como tal desde 1,780, es decir, la humanidad entera ha sobrevivido guerras, pandemias, intervenciones quirúrgicas, cuidados intensivos sin necesitar el oxígeno medicinal al 99% y Ugarte viene a decirnos que en el año 2010 “la farmacopea americana y la europea no tenían precisión al respecto”. Es evidente que quien sí tenía precisión para el negociado era Ugarte, quien con esa resolución se trajo abajo la industria del oxígeno, llenó las arcas de dos corporaciones extranjeras y ahora miles de peruanos mueren y otros se angustian por un balón de oxígeno. La situación es criminal porque no se trata de una producción complicada y cada hospital podría producirlo, pues, una pequeña planta de oxígeno puede generar varios litros por minuto, y una de mayor envergadura 120 toneladas por día. No hay razón para que la gente muera por falta de oxígeno.

El gobierno no puede escudarse en “el colapso sanitario” y sus absurdos seguidores que aplauden la miseria moral, no pueden decir “le pasó a las más grandes potencias”. No. Para nada. No se trata de muertes por Covid-19, se trata de muertes por falta de oxígeno que afecta a todo tipo de pacientes, desde recién nacidos hasta ancianos, y ese oxígeno se podía producir en cantidad y sin problemas.

Usted que lee estas líneas mire el video que está al final. Ocurrió hace unos días. Son bebés recién nacidos en Tarapoto que necesitaban estar en incubadoras y se acabó el oxígeno. Desesperadas enfermeras trataron de darles respiración manual. Fue inútil. Murieron varios bebés. Algún miserable pondrá alguna barbaridad o duda en sus comentarios. A ver si se atreve a preguntarle a la Sra. Kelly Yobana Rengifo Angulo lo que se siente al perder a mellizos que habían nacido prematuros y necesitaban respirar en una incubadora.

Estamos tolerando demasiado. El individuo que finge ser presidente de la República y su miserable ministro de Salud, nunca quisieron convocar equipos profesionales para manejar la crisis originada por esta pandemia. Optaron por refugiarse en su entorno encabezado por un gabinete ministerial de burócratas incapaces. El presidente Vizcarra nos sigue insultando con sus conferencias de prensa usando información tergiversada o falsa o efectista como la del día de hoy: en aparente acto justiciero hace exigencias a las clínicas pero no se ocupa de soluciones inmediatas que están al alcance. ¿Por qué no encara de ese modo “valiente” a las empresas que han generado el colapso del oxígeno?

¿Y el complaciente periodismo? ¿no se da cuenta que están encubriendo muertes? A viva voz investigaban hasta a un ladronzuelo de billeteras y ahora son silenciosos espectadores mientras repiten y repiten “quédate en casa”. ¿Eso es periodismo? ¿Qué les dirán a sus hijos mañana? ¿A ellos también les mentirán y no les contarán que guardaron silencio mientras morían recién nacidos y las madres se desesperaban y doblaban de dolor? ¿Están seguros los periodistas complacientes que mañana no necesitarán atención médica y que también les puede tocar? ¿Qué lleva al periodismo a encubrir tanto?

En nuestras narices están las evidencias de corrupción. Verán que en un tiempo, esperemos no lejano, Vizcarra y su corte encabezada por Zeballos y Zamora quedarán más al desnudo. Pero hoy ¿van a seguir impunes mientras mueren miles de peruanos y no por Covid-19?

Un inteligente amigo me hace notar que este gobierno “esperó” 100 días para darse cuenta de que el problema del oxígeno se iba a presentar. El primer día ya se sabía que el Covid-19 ataca los pulmones, bastaba un simple razonamiento para generar, desde el primer día, una producción mayor. ¿Por qué no lo hicieron? Que no se refugien en la ineptitud. La razón es evidente: el negociado. Si había mucho oxígeno el precio bajaba. Si se ponía fin al oligopolio fundado por Ugarte y continuado por Vizcarra, esas dos empresas pasaban a tener competencia y perdían el mercado porque no es complicado producir oxígeno: lo hizo en unos días un sacerdote en Iquitos. Reparemos en algo más. ¿Cuál es la solución que anunció el ministro de Salud Zamora? La importación de oxígeno. No la liberación del mercado para producir internamente sino la importación. Precios altos, comisiones, negocio. ¿Alguien quiere seguir creyendo que el gobierno de Vizcarra es honesto? Es más ruin que uno deshonesto: genera muertes. Mire el video y respóndase.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending