Connect with us

Cultura

«Ojos de gato», por Angello Alcázar

En esta apasionante novela, Margaret Atwood nos recuerda una y otra vez que en el mundo de los niños las pequeñas cosas son mucho más grandes y misteriosas de lo que aparentan.

Published

on

Después de Alice Munro (Premio Nobel 2013), Margaret Atwood es quizás la escritora canadiense más famosa en el mundo. A lo largo de casi seis décadas, Atwood ha producido de manera incesante en géneros tan diversos como la poesía, el cuento, el ensayo y la novela. Su obra más popular es El cuento de la criada (The Handmaid’s Tale, 1985), una novela especulativa —es decir, perteneciente a la misma estirpe de clásicos como 1984 de George Orwell y Un mundo feliz de Aldous Huxley— que lleva al lector de la mano en una realidad distópica en la que las mujeres fértiles son utilizadas como meras incubadoras.

Temprano este año, cuando todavía vivía en la tierra de Atwood y la pandemia del coronavirus era poco menos que un murmullo, hallé en una librería de viejo uno de los primeros ejemplares de Ojo de gato (Cat’s Eye, 1988), la novela que le siguió a El cuento de la criada. Debo decir que no solo me deslumbró de principio a fin, sino que, por momentos, me pareció más lograda que su antecesora. Incluso ahora que han pasado varios meses desde aquella primera lectura, todavía la abro para releer algunos pasajes memorables, convenciéndome cada vez más de que es una verdadera joya de la literatura en lengua inglesa.

Ojo de gato versa sobre la historia de una pintora llamada Elaine Risley que vuelve a Toronto luego de una larga ausencia, con ocasión de una exposición retrospectiva de su obra. Conforme avanza la trama, Elaine —que también funge de narradora— evoca varios episodios de su infancia y primera juventud que transcurrieron en esa gran urbe que a sus cincuenta y pico de años recorre como un aparecido. Recuerda a sus padres y su hermano mayor Stephen, las idas y venidas con los hombres que alguna vez amó, y, sobre todo, a su amiga Cordelia, cuya sombra no ha dejado de perseguirla en todos esos años.

Precisamente uno de los elementos que de inmediato salta a la vista es la concepción del tiempo que tiene Elaine y que Atwood ha sabido plasmar con maestría en el aspecto formal. La estructura entremezcla el pasado y el presente como si ambos discurrieran en una misma dimensión espacial, en lugar de seguir una cronología con partes fácilmente separables. En la primera página, la narradora describe al tiempo como una serie de transparencias líquidas superpuestas la una a la otra. “Uno no mira hacia atrás en el tiempo, sino hacia abajo, como con el agua”, añade. No es gratuita, pues, la cita de Stephen Hawking que aparece en el epígrafe: “¿Por qué recordamos el pasado y no el futuro?”

En medio del agitado viaje en la memoria en el que se embarca la protagonista, el abuso se impone como un tema cardinal para comprender su personalidad y los traumas que aún lleva a cuestas. Al igual que Atwood, Elaine pasó la mayor parte de su infancia en bosques alejados de la civilización debido a que su padre era entomólogo. Por ello, luego de que su familia se instala en Toronto y se ve obligada a ir a la escuela, tiene mucha dificultad para entender los códigos de las niñas de su edad; de hecho, confiesa que se siente más cómoda rodeada de niños, a quienes considera más predecibles.

Cubierta de la primera edición de Ojo de gato (1988)

El maltrato psicológico al que la somete Cordelia hace de Elaine una niña insegura que cuestiona todo a su alrededor y se refugia en la soledad, a menudo haciéndose daño a sí misma. Además de martirizarla con constantes críticas sobre su físico y su comportamiento, Cordelia les pide a las otras niñas del grupo que reporten todo lo que hace dentro y fuera de la escuela. El ojo de gato del título es en realidad una canica que muy pronto se transforma en el único soporte emocional de Elaine, tal y como lo manifiesta en el siguiente pasaje: “Es temporada de canicas; todos tienen canicas en sus bolsillos […] Cordelia no sabe del poder que tiene este ojo de gato, que me protege”. Sin duda, una de las virtudes de la novela es recordarnos una y otra vez que en el mundo de los niños las pequeñas cosas son mucho más grandes y misteriosas de lo que aparentan. Y si de pronto somos capaces de orientarnos en medio de la oscuridad es gracias a la mirada luminosa de la narradora.

Ornada con un estilo que combina el humor y la solemnidad de manera magistral, la prosa de Atwood no admite ripios y consigue mantener la tensión del relato hasta el final. Asimismo, a pesar de que las frases son por lo general breves y sencillas, abundan las descripciones llenas de detalles que a primera vista podrían parecer superfluos, pero que realmente sirven, en su conjunto, para auscultar la complicada vida interior de la protagonista. Las descripciones de los cuadros de Elaine merecerían un aparte por la precisión y la sensibilidad de su factura (cosa que no debería sorprender demasiado, considerando que en su adolescencia Atwood había contemplado la posibilidad de dedicarse a las artes plásticas).   

A propósito de las claves autobiográficas que ha desperdigado la autora en la novela, hay un documental de 1984 titulado Margaret Atwood: Once in August en el que el director australiano Michael Rubbo fracasa rotundamente al tratar de convencerla de que sus ficciones no pueden ser entendidas prescindiendo de su biografía. En una escena en la que ambos están pintando acuarelas a la orilla de un lago en Ontario —curiosamente, mientras ella pinta un atardecer, él la retrata—, Atwood le explica a Rubbo que descree de esas teorías debido a que el arte es algo que trasciende al individuo y que, al hacerlo, toca fondos comunes de la experiencia humana. Entonces no se imaginaba que cuatro años más tarde publicaría una novela que no solo reafirmaría esa verdad, sino que con el tiempo se convertiría en una de sus más contundentes valedoras.

Comentarios

Angello Alcázar. Estudiante de Sociología y Literatura en la Universidad McGill, Canadá. Devorador de libros, nadador, amante de las lenguas, el cine y el teatro.

Cultura

¿De qué hablamos cuando hablamos de agentes literarios?

Los escritores latinoamericanos tienen dos serios problemas. Están solos frente a los editores y parecen no saber que sus libros son dinero, mucho dinero.

Published

on

Andrew Wylie, Carmen Balcells y Kareen Spano.

Hace años me tocó conocer a una joven escritora llamada Andrea Todde en la presentación de su tercera novela. La autora tenía 16 años entonces y publicaba desde los 13. Entre las clases en el colegio y la literatura había poco tiempo, y mucho menos para organizar una presentación, y todavía menos para entrevistas. Pues bien, todo eso lo cumplía a la perfección está escolar, viajes a provincia y el extranjero, entrevistas para revisitas y medios de tv, y claro presentaciones de sus novelas con tentempiés incluidos para los engolosinados periodistas culturales.

Cuando me pregunté cómo hacía esto, de dónde sacaba el tiempo y la organización solo tuve que encontrarme con la sonrisa radiante de una simpática mujer con acento de Zamora que me salió con la respuesta cuando apenas rumiaba estás preguntas. Era la madre de la escritora. La mujer tras la cortina que lo organizaba todo y dejaba las manos libres a su hija para que solo se ocupase de escribir y terminara el colegio. Pues bien, más o menos eso es una AGENTE LITERARIA: UNA MAMÁ PARA AL AUTOR. O eso debería ser.

En Perú como en el resto de Latinoamérica hay pocos o ningún agente literario. Y los escritores están a merced de los editores, y que decir de la suerte de no estar organizados. Muchos autores se las apañan solos para difundir, promover, presentar y mover sus obras. Por lo general sin éxito. Y ese es el problema. Zapatero a tus zapatos. Porque como le dijo Patricia a Mario, y Mario tuvo a bien recordarlo cuando ganó el Nobel: Mario, para lo único que tú sirves es para escribir.

Carmen Balcells y los escritores del boom.

Es la economía, imbéciles

Un escritor más allá del halo romántico/trágico de su oficio, es ante todo un humano, y como humano a de sobrevivir para seguir produciendo. Es una cuestión de economía. Escritor que no come, muere. Entonces lo suyo es trabajo, un autoempleo o un emprendimiento según como se quiera ver. Pero el escritor no puede ni debería meterse en la redacción de su nota de prensa, el diseño de la portada de su libro, ni el seguimiento de ventas de su obra en las librerías, en Amazon, o buscarse entrevistas para difusión, o un puesto como conferenciante en la universidad, o tallerista de escritura creativa, ni siquiera debería comprarse los pasajes a la feria de Guadalajara, o conseguir una invitación del Ministerio de Cultura de su país. No, eso no es asunto del autor.

Porque cuando lo hace normalmente lo hace mal o peor. Sean honestos escritores ¿Cuántas veces revisan sus bandejas de entrada de sus correos al día? ¿Sus editoriales cuántas veces al mes les hacen el balance actualizado de venta en ferias y librerías de su última obra? ¿Cuánto control y conocimiento real tienen sobre su obra? ¿Ya consiguieron contactar un traductor al francés? Todo esto que menciono no es capricho, es simplemente gestión y un escritor para lo que sirve es para escribir.

Una buena organización de un evento literario.

Claro, hay editoriales que brindan parte del servicio, pero como editorial sus intereses son precisamente la editorial y no el autor, y eso no es algo malo sino simplemente la defensa de su interés. Entonces  ¿Quién negocia en favor del INTERÉS del autor con la editorial?

Carmen Balcells o el Chacal

En el mundo de los agentes literarios hay dos arquetipos harto conocidos en materia de negocios. Porque la escritura es trabajo y por tanto un negocio (y nadie le estafa un pan a Dios Padre). Están los que como Balcells levantaron autores y promovieron movimientos literarios, o cuando menos los hicieron visibles. Los premios Nobel de García Márquez y Vargas Llosa hubieran sido imposibles sin la existencia de la agente literaria Balcells. Ella contactó, promovió, difundió y consiguió incluso el colegio para los hijos de los escritores, solo para que ellos tuviesen las manos libres para solo escribir. Fue ella de alguna forma la arquitecta del Boom Literario de los 60. Y esto porque vio en los escritores una inversión.

Carmen Balcells.

¿Cuánto tiempo le toma a un escritor hacer una novela? A veces un año, a veces tres. Si tiene hijos, un divorcio en camino y deudas, seguramente más tiempo. Balcells ofrecía soluciones y reducía el tiempo de publicación de un libro a otro. O sea, un sueño, como mamá cuando nos tenía listo el desayuno para ir al colegio.

Andrew Wylie.

Otro arquetipo muy distinto es Andrew Wylie. El Chacal no tiene escrúpulos y supuestamente roba los autores de otros agentes según se cuenta. Con solo diez empleados gestiona los derechos de los libros de Borges, Bolaño, y cuánto muerto existe. Su especialidad: los difuntos. Trafica con autores como quien trafica con bonos del gobierno o bienes raíces. Es frío como sus clientes.

Kareen Spano. Como tú mamá pero sin la correa en la mano

Este año Spano se ha lucido en su primera incursión a la segunda feria del libro más grande del mundo. Normalmente lo que era un desierto en el plano editorial lo está ocupando a nivel de nicho de mercado su joven empresa Sueños Salvajes. Su filosofía está orientada a la representación de un pequeño grupo de escritores y a la importancia de que sus libros vuelen. No todos están en capacidad de comprarse un vuelo, pero el libro dependiendo en que manos esté puede volar muy lejos. Y Spano ha llenado su maleta de libros como un pirata que llena el cofre de oro.

Kareen Spano.

Da gusto que alguien llene este inexplicable vacío comercial en el sector del libro peruano. Que busque conectar autores con reediciones en el extranjero sin necesariamente estar intermediados por los intereses de una editorial; así como encontrar traductores y finalmente hacer que un libro vuele. Uno escribe un libro y no sabes dónde va a ir a llegar, dice Spano. Bueno, pues ella es la chica que presta las alas para que puedan llegar a buen puerto en la ruta estelar del Golden hind.

En Latinoamérica el terreno está sin embargo desde hace años abandonado. Y eso significa siempre una oportunidad.  Salvo sea alguien que te quiera mucho como una mamá o un esposo, nadie velará por tus libros como se merecen. Porque como dice la agente literaria peruana Kareen Spano, no son solo libros, son nuestros hijos, y uno como mamá quiere verlos crecer, llegar lejos Y TRIUNFAR. Porque los escritores merecen tener dinero en el banco.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Annette, de Leos Carax (2021)

Lee la crítica de cine de Mario Castro Cobos.

Published

on

Lo mejor se encuentra sobre todo en el principio y en el final; lo peor está en el medio. ¿Qué es lo mejor? Ese talento para mostrarnos que el éxtasis de la ficción es un juego, una gloriosa mentira. Bailada y cantada en nuestra cara. Emociona, arrastra, y en este caso sentimos su esencia musical, esa nueva realidad creada de la nada, esa fundación de un nuevo mundo donde cualquier cosa podría pasar. La ficción es la puerta milagrosa abierta a no se sabe qué.

Y queremos por si fuera poco que la ilusión se convierta en verdad.

Esto se nos muestra abiertamente con la invasión de la historia en los créditos. Es como si el cuadro se saliera de su marco. Y esa será, en general, la actitud, para bien y para mal. Se podría decir que se trata de agarrar el musical, ese lugar tan lleno de sentimiento, y de flagrante irrealidad, para ver qué hay más allá. Porque algo más debe haber.

No pude dejar de recordar tanto el principio como el final de Inland Empire, de David Lynch —otra película ‘posmoderna’, extrema, a la que se le notan las limitaciones del presupuesto, melodramática, surrealista, demente, con subidas y bajadas en su intensidad—. Annette por supuesto no posee el genio de Inland Empire, pero ambas comparten una muy evidente voluntad de hacer explotar las reglas narrativas y en ese sentido ambas toman no pocos riesgos.

¿Qué está en el medio? La previsible y muy tonta historia, contada —cantada— casi de la manera más tonta posible, es la irrenunciable (para Carax) historia de amor con mayúsculas, con resolución criminal, y también criminal con los matices. La tragedia de una mujer muy dulce (tan dulce que resulta de una pieza) y un hombre muy amargo (tan amargo como un polo complementario también de una pieza, eso sí, interpretado con convicción). Cualquiera se da cuenta de que Carax quiere mostrar la estupidez y el horror así como la maravilla del mundo del espectáculo. ¿Pero cómo hacerlo sin ser al menos un poco estúpido también?

Y aquí llega la aguda invención, la que le da título a la película, la hija del la diva operática y el comediante de stand up tan problemáticamente cómico: Annette. Personaje interpretado por una marioneta. Es el resumen de lo que el espectáculo hace con nosotros, pues la cosa funciona de ida y vuelta. Pero la sorpresa final y uno de los mejores momentos vendrá con la conversión de la marioneta en niña real. La niña de carne y hueso nos muestra en su interpretación el camino que la película tomó solo a medias.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

¡No soy Otaku!

Published

on

Por Gerónimo Stoll

A ella le gusta la animación, manga y música japonesa. Ella y yo nos encontramos y terminamos, pero ¿qué nos unió? El hecho de que estábamos ligados a nuestra apariencia para el juicio de la sociedad, somos un estereotipo por ello y a la vez, a causa de nuestro gusto por la cultura japonesa, ellos intentan avergonzarnos, burlarse y aquí, les presentamos por qué.

Recuerdo bien la frase de un amigo “Los Otakus me pasan de vueltas” porque le fregaron un trip en ácidos. Sí, los otakus pasan de vueltas, a mí también, pero cuando te gusta la animación/manga y música japonesa de diversos géneros, tienes que luchar con el estereotipo del clásico freakie de Arenales que quieren imponerte ¿Por qué uno tiene miedo de enarbolar esos gustos a diferencia del cine francés, el techno alemán o el italo disco? Eso es algo que Yumi Li, me hizo dar cuenta.

El 29 de octubre en el Gato Tulipán conocí a una chica que llamaré Yumi Li. Ella es DJ y en su presentación, me dedicó una canción de Meiko Nakahara “Dance in the Memories” La bailé regocijado de conocer a alguien que, al fin, compartía mis mismos gustos de los cuales, siempre me hicieron sentir vergüenza. Terminamos en una aventura de un mes que, como todo, tiene su final. Lo importante es que pudimos constatar juntos, todos los estereotipos que nos adjudicaban por el gusto hacia la producción cultural japonesa, algo que no lo hacen si les hablábamos sobre nuestros gustos por el french new wave, la escena electrónica de berlín, la movida madrileña, el hip hop de los 90s o el cine de Andrei Tarkovsky.  Agotados, hicimos una lista  a continuación, sobre  los estereotipos y prejuicios si creen que eres otaku:

  1. Piensan que tu fin de semana es vivir en Arenales: Nos gusta el Ramen pero ¡No! Señores, no cohabitamos con el público de Arenales ni dedicamos nuestra vida entera a pasea por las galerías los fines de semana. Tampoco vamos a los festivales de Arenales ni conocemos a nadie de allí. Salvo algún buen proveedor de todos los mangas de Akira o las Ovas de Evangelion en HQ recién saliditas de la sartén.
  2. Piensan que eres Cosplayer: En Halloween a todos nos gusta disfrazarnos, pero , vamos púes, todos los días de la semana usas un disfraz, incluso para trabajar. Otra vez ¡No! Señores ¡No! Detestamos el Cosplay, nuestra identidad se basa en otras fuentes, nos parece ridículo buscar ser como otros, pero sí, en Halloween ella se vista como Kusanagi de Ghost in The Shell y yo como Touji de Evangelion.  Aunque si, a veces usamos un outfit que resembla al de Misato Katsuragui y Pikoro, respectivamente.
  3. Piensan que cantas todas las canciones de un anime y tienes un cancionero pegado en la pared de tu cuarto al levantarte: Otra vez ¡No! Señores ¡No! Nos gusta todo tipo de música y  preferimos la misma, frente al opening y ending de Rurouni Kenshin, pero eso sí, nos encanta el City Pop, Vaporwave, Hip Hop y Future Funk Japonés. ¿Por qué? Porque es genial, al igual que Martial Solal, Miles Davis Ennio Morricone y Tchaikowski.  El tempo, la expertise y las emociones que expresan, nos desbordan toda la miel, pero, jamás nos van a ver en un Karaoke cantandolo.
  4. Piensan que bailas K-Pop:  Por favor, antes que nada, eso es de Corea y otra vez ¡No! No nos gusta, nos gusta bailar Mecano, Rich the Kid, Band-Aid, Pio d’Angio, Snoop Dog, Bee Gees, Daft Punk, Bee Gees, al igual que tú, pero, detestamos el Latin Pop. Eso sí es un bodrio con todas las letras.
  5. Piensan que vas al Peruano Japones y cultivas Sakuras: Nos gustan las Sakuras así como todas las plantas, árboles y flores pero otra vez ¡No! No tenemos bonsáis en la casa ni nos vamos en Miyagui con sabiduría ancestral oculta. Es más, no tenemos certeza de nada, sólo que bailamos, existimos y leemos.
  6. Piensan que eres “loquito alienado”: ¿Tener afición por la cultura japonesa me quita criterio de realidad? ¿Me hace menos peruano o latinoamericano? No me jodan, nos gusta de todo y por qué carajos no se ve con prejuicio o estigma  alguién que gusta del cine de Ingmar Bergman. A veces nos preguntamos, si realmente esas personas que nos estigmatizan, perdieron su cuota cerebral.
  7. Piensan que te vas en Otaku Love: ¡Sí! Efectivamente Porque ¡Sí Señores! Cuando sientes algo por alguién, sólo lo sientes, no hay palabras y sentir, es uno de los mayores despertares de conciencia acerca del abrazador presente que buscamos descubrir. Cuando lo racionalizas, se pierde el fuego. Es-tan-difícil-encontrar-a alguien-tan-linda-que-comparta-esos-gustos, que te dedique una canción de Meiko Nakahara y con la que puedas compartir ese gusto tan estigmatizado que efectivamente, te dices lo mismo que Manuel Gold sobre Za Za Fraysinette
    “Puuuuta Maaaadre… ¡Me Caso! …… 10 veces.”

Amaba a Yumi Li. Lloré un día de lo asustado que estaba porque no sentía eso desde hace cuatro años y me abordó la vorágine del miedo. Lamentablemente, la traicioné con mis palabras, me perdonó en silencio e intenté generar momentos, pero me olvidé de lo que realmente nos atrajo y darle momentos sin pretender ser otra persona, siendo yo, dando desde mi lugar, olvidé tomar la iniciativa, ser más cariñoso, reservado y terminé, siendo un estereotipo de una cara bonita y un alma vacía, al igual como se sentía Piscis en el Lost Canvas, juzgado por su apariencia y no por su corazón y espíritu, la fuente de su voluntad de vivir y entrega por aquellos que ama, aquello que lo motiva a vivir al límite.

****

Olvídate si creen que eres un otaku freakie porque igual te vas en Otaku Love.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Sacan del Ministerio de Cultura a director sin experiencia

La Ministra de Cultura, hace 20 días designó al arqueólogo Miguel Aguilar Díaz, como director de un programa de la DGPAI; sin embargo, se retractó y acaba de dejar sin efecto su designación.

Published

on

La Ministra de Cultura, Gisela Ortiz Perea dio por concluida la designación del Director del Programa Sectorial IV de la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble del Ministerio de Cultura, Miguel Alejandro Aguilar Díaz, a través de la Resolución Ministerial Nº 000346-2021-DM/MC.

Resolución de salida de Aguilar Diaz.

Cabe recordar que la ministra de Cultura, apenas hace 20 días, el 10 de noviembre designó a este arqueólogo, Aguilar Díaz en el cargo de director en la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble, según la Resolución Ministerial N° 000312-2021-DM/MC.

Resolución de designación.

En un artículo de Lima Gris del 12 de noviembre, mencionamos que Aguilar Díaz, es un arqueólogo de la Universidad Federico Villareal y mencionamos que el señor no tenía experiencia en cargos de este tipo, porque no conoce de gestión pública y que ésta sería su primera vez en puestos de confianza; además, se señaló que es allegado a Luis Lumbreras y al exministro de Cultura, Luis Jaime Castillo.

Finalmente, Miguel Alejandro Aguilar Díaz, solo duró en el cargo, 20 días.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

El retorno de Grita Lobos con “Katalaxia Remixes”: darkwave y techno psicodélico para el desenfreno

Published

on

Luego de cuatro años de silencio discográfico, el proyecto electrónico peruano Grita Lobos emerge del misterio para presentar la versión alternativa de su álbum Katalaxia, esta vez apostando por remixes que reemplazan las guitarras y la distorsión por el baile y el desenfreno.

Titulado “Katalaxia Remixes”, Grita Lobos presenta un álbum que recoge remixes de su anterior entrega “Katalaxia”, publicado en 2017. Mientras que el álbum original tiene mucha presencia de guitarras, distorsión y frecuencias noise, en este nuevo álbum se re-mezclan las pistas originales pero en clave de electrónica dance.  Es decir, este disco se puede bailar.

 “Katalaxia viene del griego Katalasso, que significa reconciliar a las personas alejadas y una de las maneras de incentivar la intención de reconciliar, es a través de la Ayahuasca. Por eso el álbum original parte de esas dos ideas y estas remezclas las profundizan. Los remixes parecen oscuros y siniestros, como puede ser el momento más intenso de una sesión de ayahuasca, pero muy rápido uno entra en un estado de celebración y comunidad”, comenta Grita Lobos! respecto al álbum. 

La pauta sonora de “Remixes Katalaxia” está claramente marcada por la electrónica, pero convergen importantes cuotas de darkwave, minimal house y techno psicodélico creando un ambiente luminoso, festivo y prediseñado para bailar.

Escúchalo aquí:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Kareen Spano en la FIL Guadalajara

La agente literaria Kareen Spano llegó hasta la FIL Guadalajara para promover a autores peruanos.

Published

on

La agente literaria Kareen Spano Klein, quizá la única agente literaria de Perú en años, realiza su primera incursión internacional en la FIL Guadalajara. Su enfoque es simple y claro: “la literatura es un trabajo y el trabajo debe producir dinero. El escritor debe ver ese dinero en su bolsillo”.

A diferencia de otros agentes en Latinoamérica, cuyo rol está más asociado a defender las grandes editoriales trasnacionales, el trabajo de Spano está dirigido a defender los intereses de su cartera de representados a través de su empresa de Agencia Literaria Sueños Salvajes. En 2020 Spano antologó, editó y consiguió el financiamiento para la publicación de HASTÍO, antología deliciosa del sinsabor (Zumbayllu, un brazo de Editorial CampoLetrado).Un libro raro que reúne a 20 autores de seis países (Argentina, Perú, Finlandia, USA, Bulgaria, etc.).

Kareen Spano y Mónica Maristáin, ex editora de la revista Playboy México en la Fil Guadalajara.

Ese mismo año, pero publicado ya el año 2021, Spano redescubre y obtiene junto a editorial Gato Viejo un premio de incentivo económico del Ministerio de Cultura del Perú. Con este fondo reeditan por primera vez desde 1989 El cuarto de los trebejos, la única novela de la poeta más importante junto a Javier Heraud y César Calvo de la generación del 60, Carmen Luz Bejarano. Quizá el redescubrimiento editorial más importante del año 2021.

¿Pero, quién es Spano?

Tiene 45 años mechándose con la muerte en la escritura. Ha sido actriz por 30 años, autora de una obra dramática, un par de antologías, consultora editorial, couch narrativo, guionista de la serie de radio novela de RPP Mi novela favorita, entre otros trabajos. Y es madre de dos hijos.

Sus autores

La cartera de autores de Spano incluye de un filósofo y managment español a una danza terapeuta argentina, pasando por poetas y narradores. Aquí una pequeña muestra de su valija en Guadalajara.

Manolo Alcázar. Natural de Bilbao, es PhD, MBA, filósofo, speaker y autor de una serie de libros de Managment. Con 40 mil copias vendidas internacionalmente es uno de los autores referenciales para directivos empresariales en cuestión de Gobierno de personas, desde un enfoque de filosofía aplicada que va más allá del mero especialista gerencial. Su libro Antivirus Mental arrasó en ventas durante la pandemia y su libro Persona es el perfecto marco para acercarse y comprender mejor al ser humano desde una organización sea empresarial, gubernamental o incluso familiar. Ha publicado en editoriales de prestigio como Pearson, Ariel, Rialp, Planeta, Prodec.

¿Alguna vez has pensado que estará pensando La Monalisa? Dulcinea Segura Rattagan quizá tenga la respuesta. Natural de Buenos Aires, en 2018 publicó su primera novela Modelo Viva (actualmente agotado), una novela en lengua española quizá única en su género por abordar la mirada y pensamiento de las modelos de pintura. Basada sobre su experiencia como modelo de desnudos para las escuelas de bellas artes en Barcelona, Dulcinea nos cuenta qué es lo que ve la mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres. Es autora de relatos en varias antologías. Con un estilo reflexivo, corporal. Su prosa es una mezcla de la poesía de Paul Claudel con la corporeidad escultórica de Camille Claudel y un toque de rareza, como un bello horror. Es danza terapeuta y su trabajo de escritura involucra siempre el cuerpo, lo erótico incluso en el aliento, la postura de un brazo quieto como un pensamiento estancado, o los ojos verde amarillo fuego en un vagón.

Elvis Herrada. Este escritor ha hecho de todo. Viajo a una cumbre de escritores en Luxemburgo reuniendo financiamiento a partir de vender sus libros en los buses de Lima. ¿Cuántos escritores con cojones conoces que hagan eso? Saliendo incluso en las noticias por su tenacidad por alcanzar ese vuelo. Se ha desempeñado como periodista de investigación, espectáculos, policial y un largo etcétera. Y como escritor ha publicado en varias antologías. Quizá su cuento más importante sea Historia de un animal-niño-chico. Si lo tuyo es leer algo bello que te hará llorar, este es el cuento. Aquí un extracto. Y él no sabía qué decir porque su papá le cortó la lengua, y como ya no había nada por suceder, se durmió mirando el suelo de algodón y plumas que se convertirán en una suave y espumosa convulsión.

Kenneth O’Brien. Un autor difícil  con nombre de poeta romántico del s. XIX, pero tenaz. La bestia ambulante y 20/39/04 son dos de sus poemarios mejor logrados. Con casi una media docena de poemarios publicados en 15 años, lo suyo no es una aventura sino una dedicación a la escritura que no ceja, no se detiene y va para más. Para ser una escultura/ te mueves mucho… / para ser una orilla/ te precipitas/ para ser un filósofo/ plancha tu perro.

Y claro, está Spano que también es escritora. Pero como diría Kipling, esa es otra historia.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

El outsider del arte peruano: José Carlos Vargas

Conoce el trabajo de uno de los artistas peruanos que nos deslumbra con su obra escultórica.

Published

on

“Entonces, Yavé formó al hombre con polvo de la tierra y sopló en sus narices aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida”( 2 del Génesis). Esta cita bíblica, es una de las más hermosas referencias a la creación del primer ser humano habitante de la Tierra, teniendo a Dios como al más perfecto escultor. Y de esas mismas manos, nació la mujer.

Y por siglos de siglos, los escultores cogieron materia blanda como la arcilla o dura, así el mármol y la piedra, para crear las mejores obras de arte que atravesando los siglos han llegado hasta nosotros, a excepción de aquellas destruidas por catástrofes o el fanatismo de grupos extremistas.

Perú, de grandes obras escultóricas, tiene creadores de esta disciplina como Juan Thomas Tuyro Túpac Inga, Baltazar Gracián, Daniel Lozano, Carmen Saco, Artemio Ocaña, Benjamín Mendizábal Vizcarra, Aldo Chaparro, Jorge Piqueras, Tilsa Tchuyida, Carmen Saco y otros nombres más.

“Las manos y el pensamiento son todo”. Así se enuncia en su página web, José Carlos Martín Vargas Mendoza (Lima,1976), escultor a casi tiempo completo, como también  disciplinado dibujante y narrador. Lo descubrimos en la exposición Los Camélidos del Tahuantinsuyu que se viene realizando en la Galería de Arte del Centro Cultural Mansión Eiffel (Jr. Ucayali N0 170, Cercado de Lima). El artista se hizo presente con un conjunto de  de alpacas de excelente talla.

Pero no es este el único trabajo, pues como fuimos descubriendo a través de una conversación por WhatsApp, su trayectoria es muy amplia y en su página web resume parte de esta a partir de su egreso de la Escuela Superior Autónoma de Bellas Artes en 1999, en la especialidad de Dibujo. El artista, obtuvo el Primer Puesto de su promoción, egresando con Medalla de Oro. Algunas obras escultóricas suyas se exhiben en parques del Perú y del extranjero.

Su trabajo personal se caracteriza por la combinación de materiales y técnicas, partiendo de los cómics. Este amigo de la Historia y de los mundos oníricos, obtuvo valiosos reconocimientos, habiendo sido finalista en los concursos metropolitanos de historieta juvenil (Calandria) 1992/94 y obtuvo el Primer Puesto de Creatividad de Arboles Navideños, que adornaron el Jockey Plaza en el 2005.

Entre otros logros tiene el segundo puesto en el Salón de Artistas por la Paz, en Buenos Aires (2011), participó dos veces sucesivas en la Bienal Internacional INTERBIFEP XVI y forma parte del museo Vírgenes del Mundo (Paraguay). Tiene exposiciones a nivel nacional e internacional.

Le preguntamos qué planes tiene para el 2022 y nos responde que desea  terminar su galería “Esculturas Vargas”, una retrospectiva de los 20 años que lleva como empresa con obras ejecutadas por encargo y dar por concluidos proyectos que comenzó durante la pandemia, entre estos, los dibujos eróticos basados en personajes de Disney e inspirados en Manara y Frazzeta, aunque menciona “sé que hay que ser consciente que realizar algo así en estos tiempos es muy osado, pero creo que el arte debe buscar un poco eso de moverte de tu asiento. Se tiene que ser un tanto atrevido con tu arte, pero tener buena factura a la vez”.

¿Y cuál es la diferencia para ti, entre erotismo y pornografía?: “Erotismo, es algo sugerente y pornografía, es algo explícito, grotesco”.

En esta multiplicidad de actividades, no pudo faltar el rock y Juan Carlos, formó parte el 2002 de un grupo bautizado con el título Maupassiano de “Horla, nombre que recogió de uno de los cuentos de este inquietante escritor francés.

Esta es la entrevista que sostuvimos con el artista.

La escultura, por la elaboración de los trabajos, es una de las disciplinas menos asumidas en general, pues se prefiere la pintura o el muralismo. ¿Qué te inclinó hacia esta especialidad?

Muchas gracias por esta entrevista.

Llegué a Bellas Artes de manera casual, recuerdo que estaba con mi madre, pensamos que era una iglesia al verla  de afuera y una vez adentro, descubrimos que se trataba de la escuela de Bellas Artes. Tenía la intención de ir a la especialidad de pintura, pero  cuando conocí el taller de escultura, descubrí que esta especialidad  iba con mi temperamento. Me es difícil estar quieto o sentado sin hacer nada a no ser  que este dibujando, y esto de crear volúmenes, tocar, crear formas siempre me pareció  algo mágico como jugar a ser Dios, eso de crear vida de la nada, me resulta fascinante,  aunque tampoco el color me es indiferente.

Por lo visto, eres uno de los pocos que ha tenido la fortuna de vivir con su trabajo artístico en el Perú, pues según leo y por lo que me contaste, has sido solicitado incluso en el extranjero. ¿A qué atribuyes esa particularidad?

Tuve la oportunidad de realizar varios proyectos,  y esto de ser buscado,  me parece que es una mezcla de suerte y el estar preparado para asumir cada reto. Verás, siempre estoy dibujando o modelando me encuentro practicando, entonces desarrollas cierta habilidad cuando sientes verdadera pasión.

Hace unos años, me escribió un tipo a mi correo, me preguntó  si era el autor de una imagen de Juan Pablo II que había encontrado en redes, le dije que sí, y quiso saber más: ¿qué tamaño tenia? Le respondí que 70cm. me dijo si podría realizar una similar para Medellín (Colombia) de 2.50. al principio pensé que se trataba de una broma, pero cuando se comunicó conmigo por teléfono, y posteriormente me envió el 50% del costo por mi trabajo me di cuenta que todo iba en serio, anécdotas similares tengo varias, entonces hay que trabajar siempre y utilizar las redes para promocionar tus trabajos.

Noto que transitas entre un existencialismo vivificante y otro derrotista, en tu concepción personal sobre el mundo, ¿qué lecturas te sustentaron esos criterios?

Bueno desde muy pequeño la tuve clara con esto del  arte, es una suerte temeraria, no es fácil dedicarse de lleno a tu pasión,  hay momento gratificantes donde la perseverancia y un poco de locura trae buenos resultados. Trabajar muchas horas  en soledad y a veces en silencio te ayudan a conocerte, un estado de introspección necesaria. El secreto es saber convivir con tus luces y tus sombras, ambas deben permanecer en equilibrio, pues los extremos no ayudan a la creatividad, soy consciente que estamos de paso ,entonces  escogí  el existencialismo  pues hoy en día con tanta tecnología , no tenemos tiempo de pensar, nos volvemos  consumidores de lo que vemos, o nos venden. Por otro lado, derrotista no creo que sea el termino, digamos un realista nato,  está claro que los tiempos  en que vivimos son  muy difíciles, pero un mar  calmo no te ayudara a desarrollarte. Me interesan diversas disciplinas como la Filosofía, Psicología, además  los cuentos breves y la música. Entre los personajes históricos nombro a  Marco Aurelio, Platón, Nietzsche, Carl Jung, Freud, Mauppasant, Poe, Camus, Sabato, Ribeyro y otros.  Un libro que  encierre el pensamiento de todos ellos, posiblemente sea, “El principito” mi libro de cabecera.

El conjunto de alpacas que muestras en la exposición sobre los camélidos, me da una idea de que tienes un conocimiento bastante cercano respecto a estos animales andinos. ¿Estuviste en alguna localidad de la sierra?

La escultura que presenté en la expo de camélidos “Las alpacas Suri”(2021), se trata de un proyecto que iba a realizarse para el bicentenario en Milán (Italia) el 2020 y que ya había sido  aprobado por el embajador, pero por cosas de la pandemia no se pudo concretar, entonces  teniendo esta maqueta de base, que inicialmente fueron alpacas de la raza “huacaya” la llevé a la exposición “Camélidos del Tahuantinsuyo”, sin embargo como para el proyecto debían ser de mayor tamaño, me dediqué a investigar un poco más sobre las alpacas Suri, apoyado solamente  de imágenes y algunos videos.

Me dices que si bien eres escultor, te atrae más el dibujo y la narrativa ¿Alguna vez has editado tus trabajos tanto escritos como el de los grafos?

Sí, me atrae mucho la narrativa junto con los dibujos y ambos pude presentarlos en algunas publicaciones; la primera fue a través de una revista del concurso de historieta juvenil por el año 1994 y posteriormente en publicaciones de libros de dibujo contemporáneo. Realicé también colaboraciones en revistas de comics. Tengo proyectos pendientes en ese formato que espero concretarlos pronto.

Tienes una serie de dibujos eróticos, de muy buena factura, y me parece que es como una especie de rebelión contra este sistema que denominas trashumano, porque nos ha confinado a un mundo de miedo y negaciones: ¿Es así? ¿alguna vez los expondrás?

Cuando empezó la pandemia, en mi taller se quemaron algunos fluorescentes y literalmente quedo en tinieblas, quizás mimetizándose con la realidad que se empezaba a vivir, las tiendas cerradas, no se podía salir y  el mundo se había convertido en un pueblo fantasma, en esas circunstancias empecé a  pensar como muchos, ¿Y si este es el final de todo?  Y en respuesta al caos, realicé algunos proyectos pendientes que los tenía  guardados en el baúl de la procastinación. Como tenía material para dibujar y lidiar con la oscuridad empecé  la serie de dibujos eróticos basados en personajes de cuentos infantiles de Disney y un libro ilustrado que lo  he dejado a medias y tiene el nombre de “TRANSHUMANISMO o el poder oscuro,” En cuanto a los dibujos eróticos, sí he pensado en  exponerlos, esa es la idea, no quiero realizar cosas para postearlas solamente en redes, espero encontrar una galería valiente.

Pero por otro lado, tienes un aspecto religioso bastante soterrado. ¿Cómo combinas esos  sentimientos tan opuestos?

El realizar imaginería religiosa, es  parte de este oficio y le guardo profundo respeto, pero no creo tener un lado religioso soterrado ,mi tendencia  va por lo espiritual, realizar imágenes religiosas, dibujos eróticos o juguetes, parte del  uso pleno del oficio y la imaginación, no los veo  opuestos  es una misma unidad, algunas mentes buscan etiquetar estilos, en lo personal  me gusta estar en constante auto-descubrimiento, el buen arte no tiene límites.

 Te has valido de muchos recursos como el rock para mostrar tu disconformidad, con el sistema, la narrativa que guardas por ahí, ¿también tiene ese contexto?

La música te ofrece otras posibilidades, pero ambas coinciden en transmitir un mensaje, una sensación si es cierto también  una disconformidad. Como experiencia te cuento que  formé parte de una banda post punk  hace muchos años, cuando mi cabello estaba más largo y mis ideas eran más cortas. Disfruté esa etapa de mi vida pero ya fue,  la mayoría de temas relacionados al desamor, el suicidio y la realidad social eran de mi autoría, pero  seguir sobre esa línea, no sé, no me veo, hay más cosas por hacer, aunque siempre seré un crítico de la realidad en que vivimos, pues no podemos meternos dentro  de una burbuja.  Uno no es la misma persona de hace 10 años, ni siquiera de hace un año, vamos evolucionando o involucionando depende de cada uno.

Comentarios
Continue Reading

Arte

Entrevista con el artista peruano Miguel Ángel Velit

Published

on

Las obras del artista Miguel Ángel Velit se encuentran en el espacio urbano de la ciudad de Lima, su trabajo en base a metal lo podemos apreciar en parques y calles de nuestra capital, pero también en países como Estados Unidos o China.

En esta entrevista Velit nos detalla su reciente incursión al Estado de Búfalo en Estados Unidos, donde el 30 de agosto creó e inauguró una de sus esculturas gracias a una beca norteamericana.

Velit también se desarrolla en la pintura, actualmente sus obras se encuentras en diferentes colecciones privadas y museos alrededor del mundo.

En la entrevista también se habló de Carlos Regazzoni, uno de los más excéntricos artistas argentinos que conoció Miguel Ángel Velit en su estadía en Argentina.

Aquí la entrevista completo.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

PUBLICIDAD

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending