Connect with us

Cultura

Viernes Literario: Milenaria, no “Millennial” / Territorios ancestrales de la poesía peruana

Avatar photo

Published

on

La poesía que se escribe a la vera de los Andes es milenaria, no “millennial” ni “pandemian”. Como se hizo con nuestra historia, se pretende usar un prisma occidental ajeno a nuestro contexto, para querer entender expresiones artísticas que nacen bajo otra lectura de la naturaleza, el mundo y el universo. La poesía no tiene fronteras, lo habito todo, es cierto. Sin embargo, nace y se desarrolla en un territorio que no necesariamente es físico sino también espiritual. El territorio tiene un valor colectivo y está enlazado a la identidad, la cultura y la cosmovisión de los pueblos. 

Para ubicar esa poesía, debemos recurrir a las fuentes escritas del siglo XVI como también a las expresiones rituales que sobreviven en las naciones K’ana o Q’ero, en la actualidad. La poesía es consustancial a la ritualidad andina y siempre estará presente entre la música, la danza y el teatro. Para Sebastián Salazar Bondy, en “Mil años de poesía peruana” (1964): “La poesía peruana es de tono menor -entendida la palabra en su acepción musical, sin asomo, contra lo que muchos a veces interpretan, de desmedro cualitativo, es decir, melancólica y aquejada de nostalgia. Poesía en general romántica, la de los poetas peruanos es y sigue siendo, salvo muy pocas excepciones…”. A la distancia de ese texto, me permito discrepar pues si bien SSB, acierta en ciertos puntos de su análisis, el trasfondo está tiznado por una visión colonial de los Andes: “Los cronistas consignan cánticos y oraciones prehispánicas y en el folklore perduran joyas de un delicado cancionero erótico y campesino, cuyas traducciones al español han influido en los poetas cultos desde Mariano Melgar”.

De la colonialidad al criollismo peruano, que también se expresa en la literatura, se calificó y sigue calificando la poesía andina de nostálgica, melancólica y romántica cuando en realidad manifiesta, como otras altas culturas de la antigüedad, una estrecha relación con el movimiento astronómico del cosmos que rige e influye en las fuerzas de la naturaleza que se visibilizan en la tierra. Si releemos cómo se interpretó nuestra cultura, esos “cánticos” son poemas y el “folklore” es la cultura viva que resiste y persiste en comunidades andinas o amazónicas. Un ejemplo concreto es la visión del cielo. En los himnos a “Viracocha Señor del Universo”, Manco Inca increpa: “óyeme, desde el mar de arriba en que permaneces. Desde el mar de abajo en que estás, creador del mundo…” (Cesar Toro Montalvo, Manual de Literatura Peruana, Tomo I, 1990).

En la mitología amazónica cusqueña, los matsiguenga, kakinte, ashaninka, yine yami y nanty, de las familias lingüísticas “arawak”, y “yura” de la familia lingüística “pano”, consideran al firmamento un río celestial que también tiene cauce en la tierra. Su poesía y ritualidad expone una fuerte relación espiritual con “el gran río”, donde se desenvuelve su visión y relación con la vida y la muerte. Aunque tienen distintas lenguas y expresiones culturales, comparten la certeza de que el bosque y el río proveen recursos esenciales para su subsistencia material y psíquica.

Su poesía está impresa en su lengua, en su historia y en sus mitos. “El origen de la yuca y otras plantas” como también “Los hijos de Kashiri” son los bellos testimonios orales que respaldan mi afirmación y se respaldan con escenarios naturales como el turquesa “Yoyato” o el Pongo de Maenique donde reside “Tasorinchi” con su incólume pedestal de piedra (El rostro amazónico del Cusco, 2005). Sin Qoyllurit’i o el Intialabado, sería difícil entender la poesía del mundo andino y sus naciones a su vez vinculadas a la Amazonía. Estos territorios ancestrales de la poesía, no se divisan desde Lima ni la franja costera que mira el mar, pero también es andina. Son invisibles para los ministerios de educación, cultura y ambiente porque para el neocoloniaje esos espacios están “deshabitados” y necesitan de la extracción de sus recursos para el “desarrollo”. Sin embargo, en el corazón de cada peruano existe un territorio espiritual donde se puede refundar el Perú, solo es necesario encontrarlo, leer y releer nuestra historia, asumir que la identidad es otro poema que aún nos falta escribir.

Comentarios

PAVEL UGARTE CÉSPEDES Cusco - Perú / La Convención, Quillabamba, 1985 Antropólogo, escritor y poeta. Premio Regional de Cultura Cusco 2015, con el libro de poesía “Repatriación de las Aves”. Su último poemario “Andesground” ha sido traducido al inglés, francés e italiano en una edición realizada por la editorial mexicana Valkiria el 2019. Es parte de las antologías “El Color de las Palabras” (Antología del Festival Internacional de Poesía Jauría de Palabras, 2019); “5to Festival Caravana de Poesía” (Amarti, 2018) “PACHAMAR” (Antología de Poesía Latinoamericana, Chile, 2018), “Enero en la Palabra” (Municipalidad Provincial del Cusco, 2018), “Antología de los Ganadores del Premio Regional de Cultura Cusco” (DDCC, 2017); “Enero en la Palabra / Memoria Impresa”, (Biblioteca Regional Cusqueña, 2015), La Lira Rebelde Libertaria (Lima, 2014), “Tratado de la página en blanco” (Cusco, 2012) y “Convergencias / Muestra de Poesía Peruana Contemporánea”, Editorial Río Negro (Lima, 2011). Ha publicado los libros “Animal Urbano y la Otra Ópera” (Cascahuesos Editores, 2011), “Vermut” (Compilación del Premio Nacional Juvenil de Poesía Javier Heraud, 2012), “Rareza Dura” (Cusco, 2012), y plaquetas como Cementerio de Hallazgos (2009), Vermut (2008), Animal Urbano en la Noche Mineral (2007). Recientemente, el escritor Juan Alberto Osorio, ha reseñado su poesía en el libro “Literatura Cusqueña”, editado por la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco (Chaska Mayu, 2018). Ha escrito para museos de suma importancia en la ciudad del Cusco y también a nivel nacional, como el Lugar de la Memoria de Huancayo (2015), el Coro Alto del Templo de Santo Domingo Qorikancha (2016) y el Museo de la Capilla Loreto en la Compañía de Jesús el 2018. Ha vinculado sus estudios de antropología con la producción literaria editando publicaciones como el Mapa Literario del Cusco (2017, 2018) donde cristaliza una apuesta por la historia, antropología y cultura impresa. Es columnista de la revista cusqueña Ideario como también de la revista web Lima Gris. Junto a otros jóvenes profesionales ha conformado el Centro de Investigaciones Bibliográficas CVSCO, con quienes realiza el rescate bibliográfico de la ciudad capital histórica del continente. Parte de su trabajo se encuentra registrado en el fanpage Pavel Ugarte / Poesía Peruana como en diversos sitios de la web. En la actualidad se desempeña como gestor en el Área Cultural de la Corporación Educativa Khipu en el Cusco.

Cultura

Eva Ayllón y Jean Pierre Magnet llevan su romance musical al Teatro Peruano Japonés

La ‘Dupla de Oro del Perú’ vuelve a reunirse para ofrecer dos únicas presentaciones, jueves 3 y viernes 4 de octubre, con el marco musical de La Gran Banda y los experimentados músicos de la banda de la ‘Diva del Criollismo’

Avatar photo

Published

on

Para el beneplácito de sus seguidores, Eva Ayllón, ‘Primera Voz del Perú’ y el destacado músico y saxofonista Jean Pierre Magnet volverán a reunirse sobre las tablas para ofrecer “Celebrando”, un espectáculo único e irrepetible que se llevará a cabo por dos únicas fechas: jueves 3 y viernes 4 de octubre, en el cálido Teatro Peruano Japonés . Este encuentro musical contará con la sólida compañía de La Gran Banda, orquesta dirigida por Magnet y con los experimentados músicos que acompañan a la maestra del criollismo.

Eva y Jean Pierre, ambos artistas recientemente designados ‘Personalidades Meritorias de la Cultura Peruana’, tienen un romance musical de más de dos décadas, tiempo en el que se han afianzado como una de las duplas musicales que más ha calado en el gusto popular. Con un concepto creado por Magnet, en este concierto veremos a una Eva completamente versátil, interpretando géneros –más allá de sus clásicos criollos- que van desde el blues, hasta el bolero y el rock.

“Queridos amigos, tengo el placer de anunciar este doble concierto con mi amiga del alma Eva Ayllón y con La Gran Banda en el Teatro Peruano Japonés. Estoy renovando los sonidos, los arreglos y la orquestación, prometo que los vamos a sorprender. Contaremos con la excepcional compañía de Gigio Parodi en la percusión, Mariano Liy en el bajo, Carlos Ayllón (hijo de Eva) en la batería; y, en los coros, las talentosas July Pumarada y Sofía con Z. Las entradas ya están a la venta en Joinnus”, invita al público Jean Pierre, quien está de visita en el sur de Francia, la tierra de su padre.

La aplaudida dupla reaparecerá en vivo, luego del concierto virtual sin audiencia que realizaron en el 2021, a causa de la pandemia, show que fue grabado, solo en streaming, en el Gran Teatro Nacional. “La última vez que nos presentamos con público fue en el Teatro Peruano Japonés, en el 2019. De allí que, cinco años después, Eva y yo estemos tan ilusionados con nuestro reencuentro musical y, cuánto mejor, con la presencia de nuestro público”, acota Jean Pierre.

El título “Celebrando” hace alusión al próximo cumpleaños de Magnet, quien en septiembre cumplirá 75 años de vida, 65 de los cuales los ha pasado tocando el saxo. “Este concierto es mi forma de agradecer todo lo bueno que me ha dado la vida por contar con la cercanía de la música. Los invito a acompañarme en esta celebración”, refiere el artista de Marca Perú, quien recientemente fue invitado por la Embajada de Perú en Italia para ofrecer un concierto conmemorativo por los 150 años de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Jean Pierre Magnet y Eva Ayllón tienen un idilio musical de más de 20 años. “Me impresiona siempre la versatilidad de Eva. Ella me hace vibrar en el escenario y me ha enseñado mucho, musicalmente hablando. La considero la mejor cantante del Perú”, reafirma Jean Pierre. Temas emblemáticos como “Europa”, “Caruso”, “Voy a apagar la luz”, “Esta tarde vi llover”, “Somos novios”, “Guaranguito” y “José Antonio”, entre otros, serán parte infaltable del repertorio de “Celebrando”.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Savia Andina celebra sus 49 años con William Luna

Durante su casi medio siglo, se ha constituido en uno de los mejores referentes del más auténtico folclore boliviano

Avatar photo

Published

on

Uno de los grupos más importantes e influyentes de Bolivia: Savia Andina, llegará a nuestro país para ofrecer un extraordinario concierto, cumpliendo su 49 aniversario, junto al cantautor peruano William Luna como invitado especial.

El espectáculo se llevará a cabo el domingo 4 de agosto del 2024 desde las 6 p. m. en el Gran Teatro Nacional, de San Borja, que se vestirá de gala para recibir a esos dos grandes exponentes de la música folclórica.

Durante estas casi 5 décadas, Savia Andina se ha constituido no sólo en uno de los mejores referentes del más auténtico folclore boliviano, sino también del más refinado estilo recurriendo únicamente a instrumentos acústicos.

Savia Andina ostenta cerca de medio centenar de producciones musicales y numerosos reconocimientos, como el de la Organización de Estados Americanos (OEA). Ha compartido escenario con artistas de la talla de Ángela Carrasco, Chayanne, Julio Iglesias y Miguel Bosé, entre otros.

Por su lado, el intérprete de “Niñachay” y “Linda wawita”, presentará una selección de sus mejores temas, entre baladas, huaynos y sayas, siempre con su característico sello andino contemporáneo.

Las entradas están a la venta en Teleticket.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La Asociación Peruano Japonesa presente en la 28.ª Feria del Libro de Lima

Se presentarán los libros Aparejos para exhumar la poesía, Umetsu y Más allá del haiku.

Avatar photo

Published

on

La valiosa oferta de literatura, poesía y cursos de la Asociación Peruano Japonesa (APJ) llegará a la Feria del Libro (FIL) de Lima 2024, cuyos visitantes tendrán acceso a distintas manifestaciones de la cultura nikkei y japonesa.

Del 19 de julio al 6 de agosto, el Fondo Editorial de la APJ participará de la FIL Lima desde el stand 164, que compartirá con la Embajada del Japón, donde ofrecerá a precio de oferta la variedad de más de 40 publicaciones de su catálogo, que incluye libros de literatura japonesa, la serie del Premio José Watanabe Varas, las series Memorias de la Inmigración y Aportes Nikkei, entre otras.

Como parte del programa, se presentarán además las tres más recientes publicaciones. Asimismo, se realizarán talleres y actividades a cargo del área de Cursos del Centro Cultural Peruano Japonés.

Presentaciones

La más reciente publicación del Fondo Editorial, Aparejos para exhumar la poesía, será presentada por su autor Víctor Coral, quien abordará las reflexiones sobre el acto de la escritura que plasma en sus más de 50 poemas. El encuentro será el sábado 27 de julio a las 2:00 p. m. en el auditorio Jorge Eduardo Eielson, con la participación de Boris Espezúa, director de la Biblioteca Nacional del Perú, en los comentarios.

Quien también presentará el poemario de su autoría es Juan de la Fuente, quien trae de vuelta la memoria de su abuelo Makizo Umetsu para indagar en su propia identidad. Umetsu será presentado el jueves 1 de agosto a las 6:00 p. m. en el auditorio César Vallejo. Participan el autor, junto a Miguel Ángel Zapata y Jorge Kishimoto en los comentarios.

Por último, Miguel Ángel Vallejo y Doris Moromisato presentarán Más allá del haiku. Antología de autores nikkei latinoamericanos, texto en el que Koichi Hagimoto e Ignacio López-Calvo compilan la obra de autores nikkei de Argentina, Brasil, Chile, México y Perú. La cita es el sábado 3 de agosto a las 3:00 p. m. en el auditorio Francisco Izquierdo Ríos.

Talleres

Paralelamente, el área de Cursos del Centro Cultural Peruano Japonés ha preparado talleres gratuitos para los asistentes a la FIL Lima. Así, sus docentes enseñarán idioma japonés básico y demostrarán la técnica del dibujo manga, kirigami, furoshiki, origami, ikebana y sumi-e.

PROGRAMA DE LA APJ EN LA FIL LIMA

Lunes 22 de julio

Taller: Introducción al dibujo manga

Aprende la técnica del dibujo manga para dibujar un rostro. Luego podrás diseñar tus propios personajes.

  • Hora: 2:00 p. m.
  • Auditorio: Martín Adán
  • Profesor: Mauricio Medina
  • Capacidad máxima: 30 personas

Martes 23 de julio

Taller: Kirigami, el arte de cortar papel

A partir del arte de cortar el papel, podrás formar dinosaurios, robots y diversas figuras.

  • Hora: 5:00 p. m.
  • Auditorio: Martín Adán
  • Profesor: Anthony Llanos
  • Capacidad máxima: 30 personas

Jueves 25 de julio

Taller: Furoshiki, envoltura de regalo con pañuelos

Descubre cómo utilizar el pañuelo para envolver regalos, llevar libros, entre otros fines.

  • Hora: 3:00 p. m.
  • Auditorio: Jorge E. Eielson
  • Profesora: Miriam Ykemiyashiro
  • Capacidad máxima: 30 personas 

Sábado 27 de julio

Presentación de Aparejos para exhumar la poesía

Víctor Coral, autor, presenta el poemario en el que reflexiona sobre el acto de la escritura en sí mismo. Lo acompaña en los comentarios Boris Espezúa, director de la Biblioteca Nacional del Perú.

  • Hora: 2:00 p. m.
  • Auditorio: Jorge E. Eielson
  • Capacidad máxima: 60 personas 

Domingo 28 de julio

Taller: Aprendiendo japonés para niños

Conoce algunas palabras básicas en japonés y parte de la cultura del país asiático.

  • Hora: 11:00 a. m.
  • Auditorio: Martín Adán
  • Profesora: Neyde Kanashiro
  • Capacidad máxima: 30 personas 

Martes 30 de julio

Taller: Origami, el arte del doblado en papel

Conoce la técnica para armar figuras realizando dobleces en una hoja de papel.

  • Hora: 6:00 p. m.
  • Auditorio: Martín Adán
  • Profesora: Norma Shimohira
  • Capacidad máxima: 30 personas 

Martes 31 de julio

Taller: Sesión demostrativa de Ikebana

En la cultura japonesa, la disposición de las flores puede transmitir elegancia y armonía. En este taller podrás apreciar las diversas técnicas del Ikebana.

  • Hora: 3:00 p. m.
  • Auditorio: Jorge E. Eielson
  • Profesora: Teresa Wakabayashi
  • Capacidad máxima: 60 personas 

Jueves 1 de agosto

Presentación de Umetsu

A través de poemas, fotografías e ilustraciones Juan de la Fuente reescribe su historia familiar y rescata del olvido a su abuelo Makizo Umetsu. Participan Juan de la Fuente, autor, y en los comentarios Miguel Ángel Zapata y Jorge Kishimoto.

  • Hora: 6:00 p. m.
  • Auditorio: César Vallejo
  • Capacidad máxima: 200 personas 

Jueves 1 de agosto

Taller: Sumi-e, aprende la técnica del dibujo con tinta

Conoce esta técnica de pintura monocromática a base de tinta. En este taller te enseñaremos a pintar un bambú.

  • Hora: 6:00 p. m.
  • Auditorio: Jorge E. Eielson
  • Profesora: Mónica Aritomi
  • Capacidad máxima: 20 personas 

Sábado 3 de agosto

Presentación de Más allá del haiku. Antología de autores nikkei latinoamericanos

Miguel Ángel Vallejo y Doris Moromisato presentan el texto de los profesores Koichi Hagimoto e Ignacio López-Calvo que reúne por primera vez las voces literarias nikkei de América Latina, incluyendo los géneros literarios de poesía, ensayo, cuento, novela y autobiografía.

  • Hora: 3:00 p. m.
  • Auditorio: Francisco Izquierdo Ríos
  • Capacidad máxima: 60 personas 

Datos

Feria Internacional del Libro de Lima

  • Stand 164: Fondo Editorial de la APJ y Embajada del Japón
  • Fechas: del 19 de julio al 6 de agosto.
  • Horario: de lunes a domingo de 11:00 a. m. a 10:00 p. m.
  • Lugar: Parque Próceres de la Independencia, avenida Salaverry cuadra 16, Jesús María
  • Entradas a la venta en Teleticket. Menores de 6 años y mayores de 65 años: ingreso libre.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Editorial Caja Negra vuelve a ser denunciada por presunta estafa

La Editorial Caja Negra dirigida por Claudia Ramírez fue denunciada por más de 30 escritores por no cumplir con sus sueños de ver publicados sus libros. A esto se suma una nueva denuncia del escritor cubano-estadounidense Julio Enrique Cepero, a quien tras un año de incumplimiento la editorial evita responder los mensajes y no imprime el libro por el que se pagó en su totalidad.

Avatar photo

Published

on

La denominada editorial independiente ‘Caja Negra’ que es dirigida por Claudia Ramírez Rojas, nuevamente es denunciada por un autor cubano-estadounidense, que luego de afincarse desde hace once años en Perú y tras haber publicado diversos libros en diferentes países, quiso cristalizar el sueño de ver impreso su nuevo libro en tierras peruanas. Sin embargo, la directora de dicho sello editorial que firmó un contrato con él en julio de 2023, hasta el momento, no ha revisado el manuscrito que le enviaron, no lo ha editado, ni lo ha impreso. Asimismo, no responde puntualmente a los correos ni mensajes de WhatsApp que Julio Enrique Cepero le envía. Y si lo hace, su respuesta es además de extemporánea, parca y no da muestras de querer cumplir con el trato pactado.

Contrato incumplido

El 17 de julio del 2023, el autor Julio Enrique Cepero firmó un contrato de publicación con Claudia Ramírez Rojas, en su calidad de representante del ‘Grupo Editorial Caja Negra’ y en cuyos términos establecidos en sus respectivas clausulas, ambas partes se comprometían a cumplir con sus obligaciones. Por su parte, el autor cumplió con abonar a la editorial la suma respectiva de S/ 4,300 soles, por el concepto de edición, corrección, diseño, diagramación e impresión de su nuevo libro, el poemario: “Viajando por los bolsillos de la memoria”.  

Claudia Ramírez, directora de la Editorial Caja Negra.

Por otra parte, la Editorial se comprometió, a través del mismo contrato, a imprimir 500 ejemplares del libro en mención con un máximo de 200 páginas y a realizar los tramites legales ante la BNP para adquirir el ISBN y el número de Deposito Legal. Asimismo, a organizar la debida presentación y/o lanzamiento, distribución en librerías y la promoción respectiva. Sin embargo, ha trascurrido prácticamente un año, de lo pactado y de la firma del contrato y a la fecha, no existe libro alguno.  

Contrato celebrado con Editorial Caja Negra.

El registro de los correos electrónicos y mensajes de WhatsApp

Sorprendentemente, la tolerancia de Julio Cepero es “a prueba de balas”, porque luego de varios meses de espera, sin obtener respuesta de los avances de su libro, él continúa guardando la compostura y a través de mensajes electrónicos, reiteradamente le pide a la dueña de la editorial Caja Negra que revisen su manuscrito.

En uno de los mensajes de WhatsApp de fecha 2 de enero del 2024, Julio Cepero escribe: “Feliz año. Claudia sabes cuándo comenzará la revisión de mi manuscrito. Espero desde noviembre y no pasa nada. Gracias por tu atención”. Y Claudia Ramírez apenas responde: “Hola Julio. Buenos días”. Posteriormente, el 11 de enero Cepero vuelve a escribir: “Buen día Claudia: Espero tengan mucho trabajo y esa sea la situación de que no reciba contestación a mis correos. Le escribo por correo electrónico y por WhatsApp a la señorita Editora, Laura y no recibo ninguna respuesta. Me parece que, si los lee, solo se necesita unos minutos para contestarme, sea lo que fuese el cometido de su información. No me agrada que se ignore lo que reciba. Creo que he firmado un Contrato con ustedes y como autor que sería de ustedes me merezco esa atención. Sea cual fuese lo que me tenga que informar que se haga. Cuando era Editor en jefe de una publicación en Nueva york, me tomaba mi tiempo, tan pronto recibía un correo para darle la respuesta rápidamente, concisa y clara. Saludos cordiales de siempre. Julio Enrique Cepero”.

Seguidamente, la respuesta de Claudia Ramírez que pretende ser correcta, finalmente denota indiferencia: “Buenos días Julio. Espero te encuentres bien. Lamento mucho si has sentido ello, hoy mismo veo la situación y el avance, vamos a mejorar la comunicación”. Entonces Cepero responde: “No tengo ninguna comunicación desde antes de noviembre. Te parece bien eso? Gracias. Es que no ha habido ningún avance. Solo quisiera saber si seré publicado o no”. En tanto, Claudia continua con sus respuestas escuetas y nada convincentes: “Claro que sí. Ahora lo veo Julio y resuelvo”. 

En otro mensaje Julio Cepero escribe: “Buenas noches. Me parece que, como dicho popular peruano, me están paseando. No me digan más fechas de primera revisión si no lo van a cumplir. Saludos”. Y en lugar de responder al reclamo y entablar un dialogo de explicaciones, la respuesta de Claudia Ramírez fue totalmente parca: “Hola Julio. Buenas noches. Mañana mismo te escribo”. Seguidamente, el 22 de febrero, Cepero le escribe: “Buen día Claudia. Recibieron mi primera revisión el pasado 2 de febrero? Gracias. Saludos cordiales”. La respuesta de Claudia Ramírez, prácticamente se hizo habitual: “Buenos días Julio. Sí, lo veo con Laura”.

El 9 de marzo, Cepero muestra su incomodidad y reclama que se han burlado de él. Vuelve a pedir que lo atiendan y escribe: “Buen día Claudia. Es la primera vez que una editora me ignora completamente. Envié una carta-correo electrónico y se han burlado. Lo menos que podrían haber hecho es contestarme. No sé si esa es la manera de trabajar de ustedes. Díganme, por favor, si a pesar de tener un contrato con ustedes, me podrían atender como es debido. Ya veré lo que pueda hacer”

En el correo electrónico del 5 de marzo del 2024, Julio Enrique Cepero le escribe a Claudia Ramírez para solicitarle información sobre el estado de su obra y que luego de enviar su manuscrito tras haberle hecho la primera revisión, él no recibió respuesta, e indica que no comprendía lo que le podía estar pasando a su proyecto. Además, aclaró que solamente tuvo una llamada de ella (Claudia Ramírez) el año pasado.

“Si ha existido algún problema con mi obra, por favor, creo que lo más lógico era ponerse en contacto conmigo, ya fuese por WhatsApp o por correo electrónico. Ya le dejo en sus manos la elaboración de los próximos pasos, Otra cosa, por el momento, no puedo hacer. No le molestaré más con mis interrogantes. Me disculpará si piensa que soy impaciente. Creo firmemente, que me merecía otra atención como cualquiera de otros de sus autores. Mis deseos porque disfrute de un gran día. Un saludo cordial, Julio Enrique Cepero”.

Asimismo, en otras conversaciones de WhatsApp se nota claramente la capacidad evasiva de la representante de Caja Negra, Claudia Ramírez. Y en una conversación de chat del 24 de marzo del 2024, Julio Cepero en modo amable escribe: “Buen Domingo de Ramos”. Seguidamente Claudia Ramírez responde: “Buenas tardes Julio. Sí llegué a leer tu texto. Yo no voy a dejar de publicar tu libro”.

Posteriormente, trascurridas dos semanas, el 8 de abril, el autor Cepero, prácticamente le reclama que su manuscrito lo entregó un año atrás, pero que a pesar de todo aún tiene la ilusión de que su libro sea publicado en el mes de julio de este año y escribe: “Hoy cumplo 11 años en el Perú. Pensaba celebrarlo con que el libro hubiese sido publicado. Falló mis perspectivas. Espero que pueda ocurrir antes de julio cuando el manuscrito cumple un año en tu poder. Bendiciones”.  

¿Quién es el autor Julio Enrique Cepero?

Julio Enrique Cepero (74 años), es un escritor, experimentado periodista y poeta, de nacionalidad cubana-estadounidense; radicado en Lima desde hace once años. Ha cursado estudios en la Universidad de La Habana, Universidad Nacional de Costa Rica, Kean University of Union, y en el Middlesex County College, ambos en Nueva Jersey, Estados Unidos. Ha colaborado para diferentes medios de comunicación de Latinoamérica y de Estados Unidos de América. Fue reportero, Jefe de Redacción, Director de Arte de diversas publicaciones y semanarios en Nueva Jersey, Nueva York y Florida. Entrevistador de figuras del arte, de las letras y del espectáculo desde los Estados Unidos para medios de comunicación en España, México y Venezuela. Reportajes realizados en México, Puerto Rico y Canadá. Relacionista en Publicidad de CBS Discos- NY (Actualmente Sony), Publicista de PolyGram -División Latina de Nueva York en los años noventa con figuras de España, Puerto Rico, México, Venezuela, Colombia, Argentina, Chile y Perú.

Es autor del poemario “Sentires en los caminos”, Rincón/Cove Editions -Miami, Florida, en 2009, siendo ganador del Premio Arte 2010 como al mejor autor del año, otorgado por la Organización Arte de la ciudad de Nueva York. Obtuvo el Premio de Poesía Giulia Gonzaga 2009, Italia. Edición bilingüe (Español-Italiano). Asimismo, el Premio de Poesía Simón Bolívar 2010, Edizioni Lo Spazio – Fendi, Italia. (Edición Español-Italiano). Fue finalista del Primer Certamen Mundial de Excelencia Literaria en poesía y aforismos, Seattle, Estado de Washington, EE.UU., en 2015 al igual que en la Antología de Biblioteca de Autores Latinoamericanos (M.P. Literary Edition –EE.UU.). Sus obras han sido publicadas en varias Antologías del Instituto de Cultura Peruana, en Miami. Antología de Poesía Latinoamericana de Imaginante Editorial en Buenos Aires Argentina. Antología de Artes con Letras en Madrid, España; entre otras de la nación española. Publicación del poemario Travesías a Largos Vuelos, 2018, Letrame Grupo Editorial -Madrid, España. Publicación de En el Tiempo de los Tulipanes Rojos, 2022, Editorial Adarve -Madrid, España.

Escritor Julio Enrique Cepero.

El hombre de letras, ante su impotencia y desilusión por lo que viene atravesando con la editorial Caja Negra, acudió a nuestra redacción y nos dijo:

“Deseo decirle que es la primera vez que me sucede un problema con una editorial. Mis manuscritos siempre fueron agilizados y publicados en un menor tiempo en editoriales españolas como Letra me Grupo Editorial, Adarve, Grupo Caudal de Madrid, así como en los Estados Unidos, Italia y Argentina. Acudí a ustedes, porque me siento impotente ante tanta negligencia. Puse todos mis sueños que por primera vez pudiese publicar un libro en la tierra donde vivo y que la he hecho muy mía”.

Además, el escritor mencionó: “Creo que he sido muy educado. La última vez que llamé y me contestó me dijo: dame un tiempo. Yo le dije: tú me has estado paseando, me has engañado y la ética tuya como editora está por los suelos”.

Al cierre de este informe, Lima Gris, intentó comunicarse con la directora del ‘Grupo Editorial Caja Negra’, Claudia Ramírez Rojas, para que nos dé sus descargos sobre este tema; sin embargo, no respondió a la llamada ni a los mensajes. Asimismo, conversamos con el autor perjudicado, Julio Enrique Cepero y nos manifestó que nunca se habría imaginado pasar por una situación tan bochornosa y sobre todo en Perú, considerando que él ya había publicado diversos libros en distintos países y sin mayor contratiempo.

Desafortunadamente, el modus operandi de la editorial Caja Negra ha perjudicado a varias decenas de autores que en algún momento soñaron con tener en sus manos y oler el papel de las paginas impresas de su nueva publicación.

Aquí las declaraciones de Julio Enrique Cepero sobre la Editorial Caja Negra, dirigida por Claudia Ramírez Rojas.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Rómulo Sulca, una vida de película

El cineasta peruano estrenará su película “Érase una vez en los Andes” el 05 de septiembre en Lima. Aquí una entrevista con Lima Gris.

Avatar photo

Published

on

Llegamos hasta la ciudad de Huancayo para conversar con uno de los jóvenes cineastas más talentosos que vive en el centro del Perú. Con películas como “Teloneras” y “Érase una vez en los Andes”, viene cosechando premios y sorprendiendo tras su célebre estreno internacional en el Festival de Cine de la India.

Rómulo Sulca es un apasionado y cuestionador cineasta que se ha ganado un importante espacio en la cinematografía nacional. En esta entrevista nos habla de su infancia, sus películas, su paso por la Escuela de Cine y Televisión San Antonio de los Baños de Cuba, la nueva ley de cine y el cuestionado Dafo del Ministerio de Cultura.

Además, nos dice: “Yo creo que, si no hubiera sido por mi madre, no hubiera escrito un guion y mucho menos me hubiera tomando el tiempo en buscar fondos”.

Rómulo, si bien tú naciste en Ayacucho, actualmente radicas en Huancayo y has comenzado a hacer cine viviendo más de 20 años en esta región ¿Qué te impulso a radicar lejos de tu tierra?

Yo creo que las circunstancias de la vida, se podría decir, porque perdí a mi madre en 1992 y a consecuencia de esto quedo huérfano de mi madre, mi padre pasa a la clandestinidad y yo llego a parar en un albergue, acá en Huancayo, que es el Inabif, y luego paso a otro albergue que El Rosario, me quedé en ese albergue hasta el 2004.

¿Qué edad tenías?

Yo tenía como 15 o 16 años, y ya literalmente ya había tenido una vida acá en Huancayo. Como dicen los huancaínos ya era un adoptado más. Siempre digo que Huancayo es mi pequeña patria adoptiva porque de alguna forma lo poco que tengo, lo pongo que sé, Huancayo me lo ha permitido.

¿Gracias al periodismo descubres el cine?

Cuando estaba a punto de terminar el colegio, mi papá, después de volver de la clandestinidad, me dice “bueno, tú tienes que ser abogado”. Entonces, ahí viene la decisión de uno, qué cosa quiere, a qué se quiere dedicar.

Yo siempre he visto a un tío que todos los años lo recordaban, era el tío que nunca lo había conocido, pero todos los años lo recordaban a Jaime Ayala Sulca, era un tío muy famoso en Huanta que fue asesinado por el capitán Álvaro Artaza Adrianzén, entonces me puse a estudiar en una escuelita, en unos talleres y vi la cámara y dije a partir de acá “me llevo con la cámara, pero detrás de la cámara”.

¿Qué inquietud tenías en ese momento? Porque tus inquietudes han cambiando con los años.

Es un documental que hicimos sobre el Parque de la Identidad que se llama ‘Parque de la Identidad’; es un mediometraje. No sé dónde está ahorita, pero supongo que el chico que lo ha editado aún debe de conservarlo porque fue parte de la tesis de una escuela que fuimos a estudiar.

Primero me han fascinado las historias más allá del tema documental. Yo comencé por el tema de escribir y buscar historias, entonces es ahí donde me comencé a sumergir en el documental porque antes de eso yo no conocía el documental como tal. Si tú ves ese documental del Parque de la Identidad, es más un documental como para televisión o a lo Alejandro Guerrero, una vaina así.

Ya cuando comienzo a sumergirme en el documental, voy descubriendo el cine directo, el cine guerrilla, o sea, documentales. A partir de ahí ya van mis necesidades de poder grabar al ser humano. Quiénes somos, qué somos realmente. Va por ahí más o menos la idea.

Hace un momento Hablaste de tu infancia, Leonardo Favio, el cineasta argentino, también vivió en un albergue, él llegó a filmar la película ‘Crónica de un niño solo’ ¿Crees que está pendiente contar los años que viviste en el albergue?

Sí, tengo un montón de historias que me gustaría poder contarlo, pero creo que también es un tema de decisión; creo que es una forma de hacer catarsis porque también no es el tema de haber vivido en el albergue, sino también cómo llegué a vivir en el albergue. Es como una pequeña búsqueda.

Personalmente tengo pendiente hacer un documental del albergue de todos los chicos que han crecido conmigo. En esa época de los que estaban, más o menos, a mi edad, nos llamábamos hermanos. De vez en cuando me encuentro con alguno de ellos y siempre me mencionan “oye, ¿cuándo vas a hacer un documental de nosotros?, estás contando cosas que no deberías. ¿Por qué no cuentas la real?”, una cosa así. Yo creo que no solo tengo un pendiente, sino una deuda con el albergue donde he crecido y también con la gente con quienes he compartido parte de mi vida, de mi infancia, mi pubertad, mi adolescencia. 

Como te decía, la realidad siempre va a superar a la ficción. He conocido a diferentes niños, a diferentes chicos que venían de diferentes circunstancias y creo que si uno escribiría un libro yo haría una película. Sería locazo.

Después de este tránsito por los cortometrajes te lanzas a hacer tu película ‘Teloneras’, algo más arriesgado ¿Qué experiencia te ha dejado teloneras?

Teloneras como proyecto lo comencé a hacer en la universidad. Literalmente, ‘Teloneras’ para mí fue un camino de aprendizaje, de viaje, y también de mucho conocimiento, porque gracias a ‘Teloneras’ pude más o menos entender cómo iba a resistir para hacer una película, porque no es lo mismo hacer un ‘corto’ que hacer un ‘largo’, no son los mismos procesos que hacer una película para salas de cine que tener una mezcla, un color, etcétera. Entonces, creo que ha sido una experiencia y todo un viaje, pero también de mucho aprendizaje.

En ‘Teloneras’ he aprendido que muchas veces al no ser de Lima y no pertenecer a ese pequeño círculo se pone difícil obtener fondos. Más allá de todo eso creo que ‘Teloneras’ me ha dado mucha enseñanza. Es un documental que personalmente yo no creía que iba a tener lo que ha tenido; en mi vida iba a creer que iba a entrar a salas comerciales. Cuando nosotros hicimos ‘Teloneras’ éramos cuatro amigos, un cusqueño y los demás éramos todos huancaínos, unos chiquillos, unos locos. Marcio, el fotógrafo una vez me dijo “cómo vas a hacer una película acá en Huancayo, en Lima, y que no sé qué”, pero dijimos “hay que hacerlo, vamos a hacer algo en nuestra vida. Mientras estemos jóvenes hay que arriesgarnos”, y, bueno, el resultado fue chévere.

¿Por qué este tema de la vida de las mujeres y su paso por la música vernacular?

Tengo familia que son cantantes, mi prima hermana por parte de mi mamá es cantante, se llama Ruth Maritza Ricra Castillo que ha estado mucho tiempo en el sur –Puno, Juliaca-, es más, ella iba a ser una de las teloneras, que al final no quiso. Y luego en el documental de ‘Teloneras’ está otra de mis primas por parte de mi papá que se llama Yadira Sulca. Entonces, vengo de una familia que está intentando hacer arte, porque antes mi familia se dedicaba a la crianza de animales, a labrar la tierra y a ser arrieros. Ahora, como que te da la opción de tener familia que se dedica al arte.

Cuando hice un corto que se llama ‘Telonera’, con Ruth, prima hermana de mi mamá, yo veía cómo ella se transformaba de ser una niña bien chiquita, flaquita, pero luego cuando se ponía el traje se transformaba y se subía al escenario era otra cosa. Más o menos eso quería hacer en el documental.

¿Cómo ha sido ese momento de ser telonero en el cine?

Es como una ironía, pero también creo que es lo que uno busca, pero hace sus propios méritos para dejar de ser telonero y para llegar a ser el que va a terminar con la presentación, una cosa así. Entonces, creo que el esfuerzo y la perseverancia ayuda a que puedas tener esa chance, esa oportunidad.

¿Te gusta que te etiqueten como ‘cineasta regional’?

Cuando me dicen ‘cineasta regional’ los limeños como que me fastidia, pero yo siempre por ironía, por burla, siempre digo “soy cineasta regional”, pero cuando nació los fondos para el cine regional allá en el 2006 ni siquiera eran cineastas regionales, eran videastas regionales, hay que tenerlo muy en claro. Es como que, en el arte, los que hacen arte son los ‘blancos’, y los que hacen artesanía son los cholos. Los que hacen cine son los de Lima, los ‘blancos’, los pitucos, y los videastas son los provincianos. Muchas veces me molesta, pero como que he aprendido a asimilarlo, pero ya no de esa forma. Cuando salgo del país siempre me preguntan de dónde vengo, porque a veces me confunden si soy mexicano o boliviano; “no, yo vengo de Perú”, “ah, eres de Lima”, dicen, “no, yo no vengo de Lima, yo vengo de Huancayo”, “ah, de Huancayo, ¿y dónde queda eso?”, entonces, uno tiene que estar explicando. Ya he aprendido a asimilarlo, pero de otra forma, darle mi propia forma de alguien que hace cine no en Lima sino en el interior del país.

Después de toda experiencia en ‘Teloneras’ te lanzas por algo más arriesgado que es ‘Érase una vez en los Andes’, una película que ha tenido su primer estreno internacional nada menos que en la India y donde ha cautivado al público hindú, pero además has abierto una puerta para la cooperación internacional entre Perú y la India.

Nosotros el año pasado terminamos la película más o menos en agosto y estábamos como que en la búsqueda de a dónde enviarla, si íbamos a un festival acá en el Perú, o si íbamos a un festival europeo; entonces, yo por un amigo conocí al programador del Festival de Cine de la India, en Goa, y le escribo y me dice “mira, la convocatoria está abierta hasta tal fecha” y creo que faltaban días para esa fecha así que envié la película y creo que pasó unos treinta días y me escribió, me dijo “Rómulo, nos interesa tu película y queremos que se estrene acá, pero quiero que me confirmes dos cosas, si la película va a ser su premier mundial acá”, “sí -le digo- va a ser la premier mundial”. “ok”, me dicen, luego me mandaron los pasajes y todo el rollo. Nos fuimos con la actriz protagonista de la película. Fue una experiencia muy chévere poder estrenar mi película en un festival, creo que es uno de los catorce o quince festivales de clase A que existen en el mundo. Para mí ha sido una ventana muy chévere, pero también de aprendizajes, de ir tocando puertas.

Cuando yo fui a Goa conocí a otra peruana que me hacía de traductora allá, que era de la selva, de Pucallpa me parece, ese día me ayudó con la traducción, pudimos tener chances de conversar con otra gente.

Ahora, hace poco me acabo de enterar que después de esto tanto la DAFO como el Ministerio de Cultura con el Instituto de Cine de la India están viendo cerrar una coproducción internacional. Que la película ‘Érase una vez en los Andes’ sirva como caballito de batalla para que se pueda concretar esto es chévere. Esperamos que nosotros más adelante también podamos buscar fondos ya no solo en el país sino también en el extranjero.

Sobre la película ‘Érase una vez en los Andes’, el equipo está conformados por gente de Huancayo y Ayacucho, pero también hay integrantes extranjeros ¿Qué puertas más te abrió la Escuela de Cine San Antonio de los Baños?

Creo que la escuela más que abrirme puertas me ha ayudado a abrir más los ojos, verlo desde allá es distinto a verlo desde acá; por ejemplo, cuando estuve en la escuela supe un poco más de mi ascendencia. Mis dos apellidos son quechua, y yo tampoco entendía muy bien eso. Mi apellido Ricra, Sulca, como que son los últimos descendientes de los Wari, una cosa así. Yo creo que más allá de todo, eso me ha ayudado a tener un tipo de seguridad con lo que yo quiero hacer, a lo que me quiero dedicar, si realmente vale la pena hacer esto, y si de esto voy a vivir.

Si tú le preguntas a mucha gente que hace cine en el Perú te van a decir que de cine no se puede vivir porque el cine es efímero, estrenas una película cada cinco o seis años. ¿Tú crees que vas a vivir de eso? Es difícil, y más si es una película que va a ir a festivales, a competencias, que va a estar en un nivel, creo que es sumamente complicado. Eso de ir a una escuela de cine te abre los ojos al mundo.

¿Por qué te decidiste tener una italiana en la dirección de fotografía?

A Sara Brusciano ya la conozco desde el 2020 en la escuela y al principio nos caíamos bien mal, es como que la tipa era muy italiana, muy europea; entonces, yo cuando vuelvo al Perú, en plena pandemia comienzo a buscar directores de fotografía en el Perú, porque yo quería trabajar con una directora de fotografía peruana. Mucha gente tal vez me diga que soy feminista y todo ese rollo, pero yo quería trabajar con una directora de fotografía mujer porque la actriz protagonista es mujer y yo quería tener una sensibilidad desde la cámara de mujer. Entonces comienzo a buscar una directora de foto en el país y lamentablemente como que no hay. Con una o dos personas que nos topamos en el camino presupuestamos y era demasiado lo que pedían, entonces es ahí que yo le comienzo a buscar a Sara Brusciano y le digo “mira, Sara, tengo un proyecto y no sé si te pueda interesar”; entonces Sara me dice “bueno, mándame tu guion”, le mando el guion y me dice “Ok, vamos”. Ella me dice te cobro tanto y arreglamos. Cruzó el Atlántico en plena pandemia y se subió a los Andes, a los cuatro mil metros a morirse un poco de frío y encima que era vegetariana. Nada, fue una experiencia tanto para ella como para mí y no solo tuve a una extranjera, también tuve al actor chileno que viene de Santiago de Chile. La directora de sonido que es mujer, ella es boliviana y también la conocí en la escuela de Cine de Cuba. Igual con el tema de ella fue buscar sonidistas mujeres, porque iba a trabajar con una niña, una menor de edad, iba a trabajar con comunidades quechua hablantes y yo creo que no es lo mismo que un varón ponga un micrófono. Por esa razón fue que decidí buscar a una mujer. La primera persona que se me pasó fue Marcela Navia porque también la había conocido en la escuela, y cuando le dije se apuntó; ella también vino.

Además, estábamos haciendo una película sobre la guerra con Chile, donde habían participado los chilenos, los bolivianos y los peruanos, y también los europeos, entonces era como juntar un poco todo eso. Fue chévere, de verdad, y todos eran nuevos. Por ejemplo, Marcela nunca había hecho un ‘largo’, Sara nunca había hecho un ‘largo’, es más, hasta ahora no ha hecho su segundo ‘largo’ todavía. Sara Brusciano siempre ha trabajado como foquista u operadora de cámara. Igual para mí fue mi primera película.

Esta película ‘Érase una vez en los Andes’ todavía no se estrena en el Perú. Estamos ante la expectativa de ver la historia que cuentas. ¿Cuándo será estrenada?

Después de su estreno en la India la película se presentó en Estados Unidos, en Miami, estuvo en Connecticut, ahí ganamos un premio, luego estuvo en el Festival de Cine de Dallas, ahora se va a Inglaterra y hace poco estuvo en Festival de Cine Al Este, en Lima, en Cineplanet Alcázar; ahí tuvimos dos funciones que se agotaron, y a pesar que Cineplanet nos pidió una función más nosotros no pudimos por un tema de contratos.    

El estreno comercial de la película está planteado para el 5 de setiembre que la distribución comercial la está llevando, el que ha distribuido Manco Cápac, Yana Huara, es el que ha distribuido Willaq Pirca. Estamos a la expectativa de poder ver cómo hacemos para poder traer al actor chileno desde Chile.

Queremos hacer el lanzamiento de la película allá en Sarwa, ahí donde hemos grabado, y esperamos que al público peruano le guste y que vayan a ver el estreno de la película. Si no les gusta ya nos dedicamos a otra cosa para ya no molestar con nuestras historias.

¿Por qué elegiste este tema de la guerra con Chile? Un tema que todos los peruanos lo tenemos atravesado.

Cuando era niño siempre se hablaba de los chilenos. Que los chilenos tal, que los chilenos cual, que los chilenos nos quieren quitar todo y no sé qué. Eso lo he tenido desde niño, desde la escuela, los profesores, etc. Pero cuando yo ya estaba en la universidad a mi mano llega un cuento de Umberto Chavarría Muñoz que se llama ‘La guerra de la Cruz del Sur’ y lo leo, me gusta, una cosa así y luego voy investigando si ese cuento tiene algo de validez, algo de realidad acá en el Valle del Mantaro, en Huancayo, y luego converso con el mismo autor y me dice “sí, acá habían chilenos”, y comienzo a trabajar un poco el guion, no sabía cómo darle forma al personaje principal que se llama Margarita, entonces se me vino a la mente mi madre. Mi madre murió muy joven a sus 22 años, entonces a partir de ahí usé el quechua como lengua materna. Así terminamos de escribir el guion de ‘Érase una vez en los Andes’.  

Más allá de esa cosa que nos ha tenido como peruanos y como chilenos, para mí ha sido el tema de mi madre. Yo creo que, si no hubiera sido por mi madre, no hubiera escrito un guion y mucho menos me hubiera tomando el tiempo en buscar fondos, viajara allá, acá, aprender, conocer gente para hacer una película.

Se está hablando sobre la nueva Ley del Cine, se está cuestionando el tema de cómo se reparten los fondos. ¿Cuál es tu opinión respecto a todo este debate?

Lamentablemente el proyecto que está planteando Tudela, en lo personal, desde un punto de vista general no tiene nada de validez porque ella nunca ha convocado a los gremios cinematográficos. Por ejemplo, nunca ha convocado a la CRIP, a la CIP, a la ARCP o a tantas asociaciones que hacen cine en el interior del país. Ella nunca ha querido escuchar, y es más nunca ha tenido esa intención.  De frente ha planteado un proyecto de ley.

Cuando ella presentó el proyecto, cuando llegó para el debate en el Congreso, ella ni siquiera defendió su proyecto en el Pleno. Desde ahí yo creo que parte de un tema de legitimidad porque no tiene la aprobación de los gremios cinematográficos, no solo de las regiones, sino que tampoco de Lima.  

Ahora, los planteamientos que está haciendo la nueva ley ya lo veremos cuando se haga la reglamentación, porque desde que se han creado los fondos para el cine regional allá en el 2006 en adelante siempre hubo gente ganando que no eran de la región. Imagínate, Javier Corcuera ganando un fondo por Cusco, y así sucesivamente. Te puedo mencionar un montón de gente que ha ganado fondos de otras regiones residiendo en Lima. Ahora con esta nueva ley ¿cómo se va a prevenir eso?, ¿cuál es su estrategia de la señora Adriana Tudela?

Hay cineastas limeños que le sacan la vuelta a las propias reglas.

Claro. Los propios cineastas sacándole la vuelta a los propios cineastas. No se sabe cómo se va a hacer el nuevo planteamiento. De que va a afectar, va a afectar a todos, porque es una nueva ley, es una nueva forma de hacer cine en el país. Pero va a depender mucho de la reglamentación de este nuevo proyecto de ley. Ella plantea que, para cualquier cineasta, sea regional o limeño, haga cine le va a pedir el 70%, o sea, si una película cuesta un millón de soles yo tengo que conseguir 300 mil para poder conseguir los 700 mil; si yo no logro conseguir esos 300 mil, entonces no voy a pedir el fondo.

Y así sucesivamente pasará con los demás cineastas regionales, porque las grandes empresas que te pueden apoyar están en Lima, o sea yo tendría que ir a tocarle la puerta a Coca Cola, a Alicorp, a Movistar, entonces, ¿tú crees que me van a abrir la puerta? Si no me abren ¿qué hago?, no voy a poder postular.

Si la gente de cine regional no postula, ¿ese fondo qué va a pasar?, ¿va a volver al Estado? Y la otra gran pregunta que yo me hago en este nuevo proyecto de ley es que también abre a productoras extranjeras. Por ejemplo, una película ‘gringa’ que cuesta 50 millones de dólares, viene con sus 25 millones y al Estado peruano le pide otros 25 millones ¿cuánto va a quedar para los cineastas peruanos? Creo que va a depender mucho de la reglamentación para conocer cómo se va a manejar todo eso.

¿A qué películas regresas siempre?

‘Los Muertos’, de Lisandro Alonso, ‘Cómprame un revolver’, de Julio Hernández Cordón, y ‘La infancia de Iván’ de Andréi Tarkovski.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Muestra Itinerante “Barbarie y vaciedad” del artista Ricardo Terrones

Historias y visiones desde la espiritualidad del hombre.

Avatar photo

Published

on

Este proyecto artístico de más de sesenta obras, entre dibujos, acuarelas, acrílico, cerámica, se dio como inicio el 2023 en el Museo Metropolitano de Lima, a cargo del curador y crítico Juan Peralta. Luego el proyecto se convierte en itinerante por la importancia de la temática que exhibe la peregrinación de los nodos culturales más importantes de las regiones del Perú.

Tras el éxito en Lima la muestra pictórica viajó al norte del país, exactamente a la ciudad de Chiclayo, donde se estuvo presentando en el Centro Cultural Ochocalo. Ahora, la ruta itinerante continúa, esta vez la muestra se presentará en la ciudad de Cajamarca y la inauguración será el sábado 20 de julio a las 7:00 pm en la Casona Miguel Espinach, ubicado en Jirón Cruz de Piedra 613.

Sobre el recorrido itinerante de la muestra “Barbarie y vaciedad” en la ciudad de Chiclayo, el artista mencionó “Muy pocas veces se muestran estas propuestas de exposiciones en el norte del Perú. Es así que entre los invitados comentaban que verdaderamente estaban viendo obras de arte, con un profundo mensaje del contexto político y poético. Me aclararon que por primera vez estaban escuchando a un artista que pueda manejar un discurso y desarrollar un concepto sólido sobre su propuesta artística”.

Terrones también agregó: “En este nuevo recorrido estamos llevando la mita de la muestra que se expuso en el Museo Metropolitano de Lima. Son treinta obras, entre dibujos, cerámica y acrílicos”.

Un recorrido por el Perú profundo

“Este proyecto tiene que ver mucho con el contexto político y poético de la barbarie deshumanizante  que sucedió hace dos años en el país, (Puno, Ayacucho, Junín, Cusco, Lima etc.) abriendo una herida enorme en los pueblos del Perú profundo. En cuanto a las matanzas y abusos que pisotearon los derechos del pueblo peruano, tiene responsabilidad desde la propia presidenta hasta los altos mandos de la policía, ejercito y políticos en general, que mostraron un vacío en cuanto al existencialismo por la sensibilidad de la vida de nuestros hermanos peruanos”, mencionó el artista.

La muestra seguirá recorriendo otras ciudades del país, como Perú, como Arequipa, Piura, Trujillo y Cusco. La inauguración en Cajamarca será el 20 de julio. Ingreso Libre.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

La herencia del Danzaq

Conoce al artista Roberto Saire Llana.

Avatar photo

Published

on

Domingo, 5 de diciembre del 2004, Roberto Saire Llana, ha sido nominado como el Mejor Danzaq del Año, en el evento realizado en el Rotary Club de Ate, Vitarte, por la Asociación de Danzantes de Tijeras Músicos del Perú (ADATIN PERU).

Converso con este maestro de la danza, nacido en Lima, de raíces quizá chankas pero bautizado a la edad de cinco años con los ritos de la iglesia católica, en el templo Matriz de Puquio. Tendría unos cinco años en ese entonces y un año más, a los seis, fue introducido en la tradición de la danza de las Tijeras, llevado por su padre, el músico Don Silvestre Saire Marca quien tenía en la sangre, la música antigua de los abuelos como su suegro, el gran arpista andino Pedro Llana Jacinto de Puquio, compositor solo de oídas, sin un pentagrama, pero sensible y soberbio intérprete de sus propias melodías. “Cuántas se habrán perdido e incluso otros, se las apropiaron y les pusieron su nombre como suyas”, me dice el Danzak Saire, con impotencia contenida.

El, que tiene como sombra protectora al mismo sol, (pero creo que también el dios illapa ha fecundado en sus venas, pues es incontenible en su trabajo, en el ritmo diario de la vida. Puro nervio), nació a la vida de la danza de Tijeras, a los seis años como QAQAÑITI de Puquio (el que pisa la nieve), bajo la estricta disciplina de su padre y maestro, que no le perdonaba un giro mal hecho, una actitud discordante. “Era severo y nada afectuoso, pero todo su potencial de cariño se volcaba en su actitud de protección y guía”, lo recuerda Roberto.

El puquiano es el hijo antepenúltimo de nueve hermanos, los otros también danzantes son Richard (Inticha de Puquio), Fredy (Rasu Ñiti de Puquio) y (por favor agrega los nombres de tus otros hermanos).

El inicio en la danza ocurrió a los 6 años y tuvo su primer vestuario haciendo su bautizo o PACHATINKAY, era el año de 1986. Así empezaron las competencias con otros niños en diversas localidades ayacuchanas hasta llegar a 1990, en que fue ganador en el evento “Mini danzante de Tijeras” en el pueblo de Rantay, Huancavelica y su primera plaza en las fiestas costumbristas que duran una semana, fue en el pueblo de Pullo, Parinacochas. Tenía 16 años.

Trayectoria de un danzaq

Roberto Saire, radica en Lima, en el distrito de Villa María del Triunfo (Av. Dos de mayo 1185, Nueva Esperanza), donde ha creado la Escuela de Danza de las Tijeras de Puquio, con alumnos de 15 y 19 años. Subrayo lo de Puquio, pues existe este mismo baile en Apurímac, Huancavelica y Ayacucho”, nos aclara.

“El danzaq, llega a su máxima expresión a los 25 años, de ahí puede seguir o retirarse o convertirse en Maestro. Yo asumí mi vocación primero como danzante y ahora soy gestor cultural, coreógrafo y educador”

“Logré ser parte de la delegación del Perú, con 24 danzantes de tijeras en el año nuevo del 2011, representando a nuestro pueblo en Hong Kong, al ser declarada esta manifestación artística y folklórica, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

Roberto Saire, ha sido calificado por la Escuela Nacional de Folklore “José María Arguedas” como artista profesional tradicional del Perú en la Danza de las Tijeras en el 2023. Asimismo, fue embajador por la paz, por la UPF ( ), organización de las Naciones Unidas, en el 2021.

Actualmente es director general de la Escuela Danza de las Tijeras de Puquio, Ayacucho, reconocidos como puntos de cultura y acreditados en el Programa Rentoca del Mincul.

La vestimenta del Danzaq, es especial y utilizo la narración “La Agonía de Rasu Ñiti” de José María Arguedas, para describirla. El guante, la chaqueta ornada por espejuelos, el pantalón de terciopelo, las zapatillas, el tapabala, el sombrero lleva borlas de hilo dorado y el vestuario se complementa con las famosas tijeras. Roberto Saire, nos explica que este instrumento es de doble acero, una hoja más larga (macho) que la otra (hembra). Toda esta indumentaria llega a pesar unos 12 kilos.

Los instrumentos musicales que se utilizan son el arpa y el violín, de origen hispánico. Posiblemente, sostiene, esta danza fue parte del movimiento del Taky Onkoy (enfermedad de la danza), surgido en Ayacucho y extendido hasta Cusco y Huancavelica en 1565, y liderado por Juan Chocne, siendo reprimido por los “extirpadores de idolatrías”.

Ellas también son danzaq

Esta manifestación cultural, también atapó a las mujeres. En Huancavelica, nos dice Saire, existen mujeres que participan de este baile. Y nos cuenta que, en Ayacucho, más propiamente en San Antonio de Chipao, hizo su aparición en 1990 Isabel Rojas, primero bailarina de huaylillas y posteriormente discípula en la danza de las Tijeras de Richard Saire, hermano de Roberto. Logró hacer algunas presentaciones demostrando gran talento y disposición, pero al contraer matrimonio y convertirse en madre, se eclipsó poco a poco.

La Danza de las Tijeras se presenta en Ayacucho generalmente en las fiestas religiosas, pero en otras localidades, es en Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes. Saire nos anuncia que este año, se ha preparado un festival en el mes de octubre el cual tendrá lugar en la Costa Verde. (Aclara este aspecto)

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Familias de zonas periféricas realizan “Viaje literario” en Casa de la Literatura Peruana

Cultura para todos.

Avatar photo

Published

on

Por más cultura y arte para todos, niños y familias de escasos recursos vienen disfrutando cada semana de la experiencia “Viajeros literarios, ¡el mundo es un libro!”, una amena iniciativa que busca formar nuevos públicos culturales y que se realiza gratuitamente en la Casa de la Literatura Peruana, un espacio cultural que funciona en la antigua Estación Desamparados y que hoy en día es un recinto histórico de múltiples ambientes que ofrecen experiencias educativas y literarias a sus usuarios.

A la fecha, se ha recibido a más de 500 personas de comunidades como Villasol de Jicamarca, El Paraíso de Villa María del Triunfo, Flor de Amancaes, Barrios Altos, Cantagallo, Pamplona Alta, entre otras, y continuará hasta fin de año.

Viajeros de primera clase

La experiencia inicia con la llegada de los buses a la alameda Chabuca Granda y continúa con un recorrido guiado por la Plaza de Armas, donde las familias conocen la historia del Centro Histórico de Lima y su vasto valor patrimonial. Luego los visitantes llegan a la Casa de la Literatura, donde, a manera de estaciones, van asistiendo a diversos servicios culturales como teatro familiar, narración oral de los Abuelos Cuentacuentos, proyección de cine (cortos peruanos), bebetecas, talleres educativos y finalmente entrega de libros, loncheras saludables y kits de abrigo para este frío invierno.

“Es un programa muy útil y divertido para nuestros niños para que vean otras cosas que así nomás no hay en sus comunidades ni en sus colegios, y mejor si lo hacen acompañados de sus padres o hermanos. Esperamos que continúen con esta bonita experiencia”, refiere la señora Mery Jillahuanca, dirigenta de Lomas del Paraíso de VMT.

Más viajeros

En la Casa de la Literatura, entidad adscrita al Ministerio de Educación, se asegura que esta estrategia está planificada para todo el año y que se proyecta traer a viajeros de más comunidades e incluso del interior del país. “La Casa seguirá abriendo sus puertas a más sectores de la población, porque con estrategias como esta y otras que tenemos en regiones queremos permitir un mayor acceso y facilitar la formación de públicos en el sector cultural y educativo”, asegura Juan Yangali, director de Caslit.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

PUBLICIDAD

PRNEWS

PARTNER

 

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending