Connect with us

Actualidad

LO QUE GUARDO DE ELLA

Published

on

Escribo esto camino al cementerio, por la carretera, mientras mi padre conduce. Hemos almorzado casi sin cruzar palabras –como lo hacemos las pocas veces que podemos almorzar juntos- y comprado un arreglo floral con astromelias, gladiolos y girasoles. Los girasoles a mi madre le gustaban mucho.

La carretera es un lugar horrible, una larga y gruesa línea de cemento que parece prolongarse hasta el infinito, sobre la cual desfilan a velocidades voraces vehículos de toda calaña, con maniobras temerarias y echando vapores horrendos. Siempre he tenido miedo de morir en la carretera. El paso de los años no hace sino acrecentar nuestras ansiedades. Mi madre también le temía a la muerte. Varias noches, cuando a veces yo estaba sumergido en la computadora, la escuchaba decir: “ahí pasa la hurraca, cortando la mortaja”, luego escuchaba el chirrido del ave por encima del techo que nos cobijaba. Nos quedábamos en silencio. Entonces seguía en lo mío, desestimando su angustia. A veces los ojos de mi madre se humedecían y me decía “¿Sabes que te amo, hijo?”

Un par de años antes de su final, caminando por el cementerio, vio una tumba al pie de un árbol alto y frondoso. “Cuando muera quiero que me entierren así”, comentó, dejándome la impresión de estar acompañada por un fantasma. Nunca quería usar su conjunto color plomo, de saco y pantalón. “Ese lo voy a usar en mi velorio”, decía. Conforme sus males aumentaban sus referencias a la muerte se hacían constantes. Primero por miedo, luego por necesidad. En los días finales casi parecía abrazarse a la invisible figura de la parca. Duele mucho saber que la persona que amas puede irse en cualquier momento. Duele mucho más saber que la persona que amas desea abandonar este mundo. Es un acto egoísta y lastimero aferrarnos a lo que queremos, intentar hacerlo nuestro a toda costa, cuando en realidad la vida termina enseñándonos tarde o temprano que solo regimos nuestra circunstancia. Mi madre sufría, era justa su partida. Por entonces yo creía en Dios y me quedaba el consuelo de tener un ángel en el cielo que me cuidaría siempre.

A veces me preguntan por qué voy al cementerio si ya no creo en Dios. Qué sentido tiene visitar el camposanto católico si no creo en el más allá; si soy, además, un hereje. Para ser honesto, no sé qué hacer cuando estoy frente a la tumba de mi madre. No le rezo. A veces trato de recordar las cosas que vivimos juntos en los buenos años, antes que la enfermedad la convirtiera en una persona cargada de ansiedades y penas. Recuerdo, por ejemplo, su mano enorme llevando la mía, mientras caminábamos por la carretera central, en Huánuco; su otra mano en mi espalda empujándome en el columpio; recuerdo la vez que me enseñó a bailar vals, recorriendo la pista de un lado a otro, sin quitar los ojos de mi pareja; los días en que, con rigor militar, nos obligaba a mi hermano y a mí a cumplir con los quehaceres del hogar. Y de pronto estoy parado sobre la tierra que cubre sus huesos, frente a una lápida de mármol que tiene grabado su nombre, sin nada que decir. Los recuerdos que guardo de ella se hacen más difusos con el paso del tiempo. La memoria a veces me traiciona. Tengo recuerdos de mi madre que nunca existieron, tengo otros que preferiría que no hubieran existido. Sé que mi madre no existe más, que no habrá juicio alguno sobre mis actos y que no la veré en el cielo que me prometieron cuando niño. Es terrible llevarse secretos a la tumba. Es desquiciante no poder confesarle tus culpas a nadie. Nadie quiere oír las penas ajenas. Ponte a chillar en una red social para que veas como el número de amigos empieza a decrecer, como la gente empieza a postear que te busques un sicólogo y no le jodas la existencia. Luego desean tener amigos leales de por vida. Mi madre era una persona que le escuchaba las penas a todos. Tenía amistades a prueba de balas. Es una de las pocas buenas cosas que aprendí de ella.

Por eso, si hubiera un cielo, sé que mi madre se lo merecería. Y no lo digo como hijo. Lo digo con toda la objetividad de una persona adulta y dañada por el paso del tiempo. Mi madre era una gran persona; lo sé porque el tiempo nos permite darnos cuenta que estamos rodeados de gente de mierda, de viejas de mierda, de persona malsanas, chismosas, envidiosas, cizañeras, personas que desean a diario que te vaya mal en la vida, te pise un camión o que te caiga un piano encima. Mi madre no tenía corazón para esas cosas. Siempre ayudaba a quien podía, sin distinción alguna. No digo que sea una santa, porque pecados tuvo, como todos y quizá peores. Pero en este mundo así nomás no se empeña la vida por ayudar a un desconocido. A veces tus vecinos no dejan ni que cruces el cable de TV por su techo: eso ya dice bastante de lo desagradables que podemos a llegar a ser con nuestro prójimo.

Sé que mi madre anhelaba tener un hijo. Quería ser madre con toda la ilusión de su época, con la ilusión de una mujer criada para atender a su marido y encargarse de su casa. Pero mi madre trabajaba, por necesidad y por ayudar a sus dos padres y unir fuerzas con los ocho hermanos que tenía. Sin perder la esperanza, tuvo tres o cuatro embarazos que terminaron diluyéndose cargados de pena e impotencia. Luego quedo embarazada de Aldo. Tras nueve meses fueron al médico porque no hacía labor de parto. Los médicos le dijeron que el bebé tenía tres días de fallecido. Tardaron tres días más en sacarlo. Los bebés de los diabéticos crecen más rápido, pero ella no lo tomó en serio, como tampoco tomó en serio la enfermedad que la terminó aniquilando. Después del parto fue con mi padre a comprar ropa para vestirlo, luego a buscar un pequeño ataúd, blanco como el corazón de los pequeños que por entonces se iban al limbo católico. Cuando pienso en lo mucho que mi madre nos amó se me parte el corazón de imaginarla haciendo ese trayecto, vestir a su hijo muerto, ver como sus esperanzas se marchan con él. Sé lo que es esa pena, porque yo hice el mismo trayecto solitario cuando ella murió, empujando una camilla rechinante con su cuerpo desnudo cubierto por una sábana blanca, mientras el celular de la empresa en la que trabajaba no dejaba de sonar.

Mi madre decidió renunciar a su trabajo para poder tener un parto seguro. Entonces nací, entre miedo y angustia. Una llegada al mundo más que complicada, con el riesgo de muerte acechando a cada minuto. Nací a los ocho meses. Todos mis llantos preocupaban a mi madre. Siempre creía que me estaba ocurriendo algo malo. Vivir con el temor de que tu sueño cumplido se evapore de un momento a otro es como andar con la vida con un cuchillo al cuello, como caminar por una cuerda floja mirando al vacío.

Es jodido ser el bebé más esperado, es jodido ser la esperanza de la familia, es jodido que tus padres quieran que seas todo lo que ellos no fueron. El infierno esta hecho de buenas intenciones, entendí eso a buena edad. Llegué a desear que Aldo no hubiera muerto, que todas las esperanzas y anhelos recayeran en él. El día que me despidieron de mi primer empleo mi madre me pidió encarecidamente que dijera que estaba de vacaciones. El licor es bueno, el licor adormece los sentidos, anula la conciencia, te llena de felicidad, hace llevadera la existencia. La literatura también salva, en todo el sentido opuesto a lo que el licor hace. Quizá esa relación antípoda los complementa.

Pero mi madre no supo ponerle un alto al licor. Y no tuvo literatura que la salvara. La vida se le fue, lentamente, con mucho dolor. Fueron días y días de arrepentimiento. “Si no hubiera hecho esto”, “si no hubiera hecho esto otro”, “si no hubiera bebido tanto, fumado tanto, comido tanto, pero no hice caso”. Luego se dormía en la misa, otras veces lloraba, y a veces el cura venía a casa a darle la comunión. Quería estar en paz con su conciencia, en paz con el único ser que podía salvarle la vida, convencida de esa fantasía egocéntrica que es Dios. Recuerdo que hice una cadena de oración una semana antes de que ella falleciera. Mi otrora conciencia cristiana diría que Dios me escuchó. Él sabe por qué hace las cosas, me decía el jesuita que me instruyó en la fe. Mi madre sufrió mucho pero murió rápido y sin dolor, solo con una profundad depresión que aún no logro espantar de mi retina. La casa se volvió un lugar silencioso y frío. Mi madre yacía muda con los brazos cruzados sobre la mesa del comedor y la cabeza apoyada sobre ellos: Ya no quería saber nada de la vida.

Mi casa se convirtió en un cenotafio luego que la enterramos. Cada rincón guarda una historia, una figura y un tipo de llanto: El jardín lleno de plantas y flores que ahora no es más que gras quemado y tierra removida por mi perro; la gran ventana donde se ponía a esperar la llegada de la tarde, cuyas cortinas no abro porque a veces creo verla regando el jardín con su cigarrillo en la mano; la sala donde me enseñó a leer con la didáctica más severa, y la cocina que desde siempre fue su fortín de manjares y gentilezas. Están también las escaleras por donde la subimos con mi hermano durante tantas noches como si fuera una reina en su anda; la habitación donde la vi desangrarse, perder la conciencia, sufrir espasmos y colindar con la locura; el hall en donde se atascaba su silla de ruedas y el comedor, donde hace mucho tiempo almorzaba una familia, y donde luego la vi rendirse y abrazar, como si fuera una vieja amiga esperada por años, a la muerte.

Mi madre quiso ser madre. Y creo que, entre sus dudas y tormentos, trató hacer lo mejor que pudo. Y vaya que no es sencillo. Puedo imaginar lo difícil que es hacerse cargo de una vida, echarse al hombro la responsabilidad de construir a una buena persona, sin que el orgullo, la vanidad o la ignorancia echen tu trabajo por tierra. Voy al cementerio porque todavía soy parte de una familia –mi hermano ya formó la suya-, así parezca ser yo el último miembro. Trato de recordar a mi madre porque en su recuerdo me permito vivir aún la calidez de tiempos remotos, porque su sabiduría sigue vigente y porque fue el verdadero pilar de mi casa. Son cosas que solo ahora puedo saberlo, una vez que se ha perdido, y creo que es así que llega siempre la sabiduría. Cuando veo mi casa a la deriva, el jardín marchito y el silencio, pienso en ella, y entiendo cuán grande fue su espíritu, cuán importante fue su presencia. A veces me topo con mi padre, y daría lo que fuera por recorrer con él las calles que recorríamos cuando estábamos todos juntos, por almorzar en aquellos lugares donde mi madre me reprendía por jugar con la comida o llenarme con el refresco. Pero ya no estamos completos, los caminos se han bifurcado, la vida no es la de antes. Ya ni siquiera creemos en el Dios que mi madre adoraba. Todo en nosotros parece estar al borde del extravío. Somos casi como dos extraños que apenas intercambian los buenos días. Y es en esa nostalgia que uno aprende a valorar lo que tuvo, lo que perdió y lo que le queda. Mi madre no podrá saber cuánto he cambiado desde aquella vez en que me porté como un imbécil con ella, la última vez que la vi con vida.

La carretera termina, empieza el camino de grava y los carros desfilan en procesión. Algunas personas van a pie, agobiadas por el calor, con escuálidos ramos de flores y globos plastificados, mi padre estaciona el carro. ¿Aquí estará bien?, me pregunta. Pon las flores, le digo, yo voy a traer un poco de agua. Visitar el cementerio es una de las pocas cosas que todavía podemos hacer juntos, y eso me hace amar más el recuerdo de mi madre porque, como esas estrellas distantes, sigue brillando en mi cielo personal, a pesar que hace mucho que dejó de existir; y aún después de muerta todavía sabe cómo hacer para mantener a su familia unida. Aunque la distancia y el silencio hayan terminado separando nuestras vidas, aún somos uno cuando pensamos en ella.

Comentarios

Luis Humberto Moreno Córdova (Lima 1979) Escritor, estudió Gestión de Recursos Humanos en la universidad de San Martín de Porres. Ha publicado su libro de cuentos "La horas imperfectas".

Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Actualidad

IRTP y TV Perú en zona roja

Una mirada a la colorada entraña del IRTP.

Avatar photo

Published

on

En los últimos años en el Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP) la pugna por el poder ha sido la constante y por ello se han venido realizando tropelías y nombramientos a dedo.

Sus presidentes ejecutivos de turno han sabido encontrar una especie de “imperio” en la entidad estatal, porque colocan a sus allegados en puestos claves, cancelan programas culturales que tuvieron auge durante años y producen otros con tinte ideológico y militancia caviar; e incluso, despiden de forma masiva a trabajadores que llevaban años laborando.

¿Cuáles son las razones?  

El IRTP; no tiene el rigor que tienen los medios privados que inevitablemente están sometidos a resultados de productividad, rating, tiraje y costo beneficio, debido a que en el predio de Santa Beatriz tienen la planilla asegurada y no tienen por qué preocuparse, y sólo les queda gastar el presupuesto asignado por el MEF para asegurar sus planillas doradas.

Actualmente, la televisora estatal se encuentra en manos del magister online Jesús Solari, y prácticamente se encuentra en piloto automático, porque la gerencia de prensa continúa acéfala, sin gerente ni encargado; la gerencia de televisión con la encargada Verónica Flores, y la Gerencia de Radio Nacional, nada menos que a cargo del propio presidente ejecutivo… Jesús Solari.

Entre tanto, el IRTP afronta otro escándalo, porque acaban de despedir a dos periodistas: al caviar proizquierda Carlos Cornejo, por haber editorializado su programa Rimanchik en contra del gobierno de Dina Boluarte, y además sacaron al gerente de Prensa, Carlos Becerra por aumentar el salario a 20 trabajadores que ganaban sueldos bajísimos.

Pero lo más evidente en la gestión de Solari y que ha convertido al IRTP en una entidad de la izquierda caviar, fue el corte de la trasmisión del Concurso Nacional de Marinera en TV Perú, para trasmitir en VIVO los desmanes en Lima, algo similar a lo que hicieron los del partido Morado con la venia de los medios en noviembre de 2020.

Desde hace siete gobiernos El Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú ha carecido de autoridad, monitoreo y fiscalización, y todo por las decisiones de un privilegiado grupo de servidores con cargos de confianza que solamente se han encargado de llevarlo casi al hundimiento.

Finalmente, ¿Cuándo designarán a un Presidente del IRTP que no sea ideologizado y que termine con las incompetencias y repartijas que han golpeado a la televisora estatal desde hace varios años?

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Increíble: PNP detiene a mujeres que postularon al Congreso con palos, escudos y cascos que habrían sido usado en las protestas [VIDEO]

Material incautado se encontraba dentro de un vehículo en Cercado de Lima.

Avatar photo

Published

on

Un arsenal para la guerra. Las recientes protestas en Lima se fueron tornando violentas con el pasar de las horas y todos se preguntaban quiénes se encuentran detrás de ellas, pues se constata una previa organización para movilizar a cientos de ciudadanos con el propósito de vandalizar instituciones del Estado y el ornato público.

Provistos de palos, escudos, cascos y compuestos químicos, los manifestantes poco a poco se han ido asemejando a una guerrilla capaz de poner en jaque el Centro de Lima, obligando a los comerciantes de la zona a cerrar sus negocios de manera prematura; y a su vez, a redoblar los esfuerzos de la Policía Nacional del Perú (PNP) para contener a los violentistas que se disfrazan de seudodemócratas colocándose una bandera del Perú en la espalda.

Tras un operativo, la PNP logró incautar palos, líquidos con compuestos químicos para neutralizar las bombas lacrimógenas, cascos, y escudos, que eran transportados en un vehículo por Maritza del Carmen Sánchez Perales, que fue directora regional de educación de Lima en el gobierno de Pedro Castillo.

Sin embargo, ella no estuvo sola, junto a ella la PNP intervino a Vilma Castillo Ramírez, que registra antecedentes por robo. Lo más increíble de la detención es que ambas fueron candidatas al Congreso de la República.

Maritza Sánchez Perales, y Vilma Castillo Ramírez. Fuente: Reniec.

Para los agentes de la PNP, las inscripciones en los escudos tienen significados relacionados a la violencia y a la muerte, y han sido tomados de la película “Invicto”.

Asimismo, los efectivos del orden señalaron que despliegue logístico de estos materiales, corresponde a la actuación propia de una organización criminal; incluso se logró determinar que el material usado en las violentas protestas que cobran vidas, es recogido en vehículos luego que termina el enfrentamiento.

FUENTE: 24 HORAS.

La PNP informó que queda prohibido, el transporte y utilización de esta logística para las manifestaciones. Sobre la intervención informó que se puso de conocimiento a la Fiscalía para determinar la situación legal de las intervenidas, asimismo ya se investiga las identidades de los líderes que incitan a la violencia.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Municipalidad del Callao no renovó con concesionaria que impone fotopapeletas [VIDEO]

Alcalde Pedro Spadaro indicó que a partir del 28 de mayo se pondrá fin al “monopolio de la imposición de multas”.

Avatar photo

Published

on

Adiós a las fotopapeletas abusivas. El alcalde provincial del Callao, Pedro Spadaro, anunció este martes que no renovará el contrato a la empresa encargada de las fotopapeletas en su jurisdicción, que vence el 28 de mayo, debido a que el consorcio no cumplió con “una serie de factores” y por cometer “abusos”.

En entrevista para RPP, el alcalde chalaco señaló que el Consorcio Tránsito Ciudadano (CTC) tuvo el “monopolio de la imposición de multas” en el Callao durante 16 años, por lo que se pidió una auditoría al contrato de la cual ya se conocen algunas observaciones.

“De acuerdo a lo que hemos informado el día de ayer al Concejo Municipal no se le concederá un solo día más a esta empresa por varios motivos (…) lo que ha sucedido en el Callao es que este Consorcio Tránsito Ciudadano no ha cumplido con una serie de factores que estaban colocados en su contrato”, dijo.

Alcalde del Callao sostuvo que se pone fin a un “monopolio de fotopapeletas”. Foto: GEC.
 

Pedro Spadaro explicó que el CTC no cumplió con la modernización en la semaforización del Callao, no hizo una inversión en el mejoramiento de las vías y denunció una “serie de abusos y arbitrariedades” que sufrió la población por parte de la empresa.

“El esconderse sin la señalización adecuada para imponerle una multa per se solamente por colocarle una multa y que además tenga que reclamar ante un tercero y estos reclamos hasta el día de hoy no se han resuelto, y que además tengan que embargarle cuentas y extraerle el dinero, no es un fin educativo o un fin de mejorar el tránsito en el Callao. Obviamente lo que se ve es un fin lucrativo”, lamentó.

fuente: rpp.

La autoridad municipal anunció que a partir del 28 de mayo la Municipalidad Provincial del Callao asumirá el trabajo de las fotopapeletas y buscar invertir los montos recaudados en señalización, semaforización y mejoramiento de las vías.

“Se imponen aproximadamente dos mil papeletas diarias, de las cuales son notificadas entre 1 200 a 1 600, aproximadamente son entre tres a cuatro millones de soles que la empresa factura mensualmente”, aclaró.

Asimismo, Spadaro informó que se logró una amnistía de fotopapeletas al 80 % de descuento para que los afectados puedan regularizar su situación ante sanciones “impuestas indebidamente”.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Hermana de sujeto fallecido durante las protestas en Lima: “A mi hermano lo mató un objeto contundente duro, no una piedra” [VIDEO]

Familiar de Víctor Santisteban, quien muriera este último sábado en Cercado de Lima, salió a desmentir versiones de algunos medios.

Avatar photo

Published

on

“Digan la verdad”, ese fue el reclamo de Elizabeth Santisteban, hermana del hombre de 55 años quien falleciera el último sábado durante las protestas en el Centro de Lima, indicando que su familiar pereció producto de un “objeto contundente duro”, el cual se trataría de una granada de gas lanzada a muy corta distancia, según algunas imágenes difundidas.

En esa línea, la mujer desmintió las versiones que señalan lo contrario y pidió que se difunda la verdad al respecto, ello como muestra de respeto para su familia.

De igual forma, anunció que los familiares de Víctor Santisteban pretenden llegar “hasta las últimas consecuencias”, a fin de lograr obtener justicia por la muerte de su hermano.

“Acá está, ha sido un artefacto contundente y duro, que si ustedes (prensa) pueden entrar a Twitter, TikTok, Instagram, Facebook, van a ver todos los videos, de que a mi hermano lo mató, le destrozó el cráneo, un objeto contundente duro, no una piedra. Así que yo, Elizabeth Santisteban, hermana del fallecido desmiento a todos los canales que están diciendo que es una piedra. Digan la verdad, que es lo único que pido, respeto a mi familia, digan la verdad. Y, definitivamente, vamos a llegar hasta las últimas consecuencias“, declaró ante la prensa.

FUENTE: EXITOSA.

Tras ello, manifestó que “el que tiene que caer, va a caer” porque afirma que existen videos que apoyan lo que señala. Además, precisó que buscarán “todos los videos” que sean necesarios para las indagaciones correspondientes.

Elizabeth Santisteban no terminó su pronunciamiento ante los medios sin antes dirigirse a la presidenta de la República, Dina Boluarte, a quien le solicitó que los ayude con su caso. 

“Me dirijo a la presidenta, como mujer, como madre, como hermana, que nos mire y nos ayude, porque no basta decir un sentido pésame, queremos actuar“, expresó la hermana del manifestante fallecido.

Lugar exacto donde recibió el impacto Víctor Santisteban. Foto: GEC.

Una muerte que se busca minimizar

De acuerdo al certificado de necropsia se precisa que la causa de muerte del hombre de 55 años es por “contusión y laceración encefálica, fractura craneal y traumatismo craneoencefálico severo”. De acuerdo a lo determinado por el médico que evaluó el cuerpo esto lo originó un “elemento contundente duro”.

Asimismo, alrededor de la muerte de Santisteban Yacsavilca se han tejido una serie de contradicciones y suspicacias que empezaron con los comunicados emitidos por el Ministerio de lnterior y EsSalud, donde primero se dijo una cosa y luego otra.

En su primer comunicado, EsSalud refirió: “Lamentamos informar el fallecimiento del adulto de iniciales V.R.S.Y., policontuso y con traumatismo encéfalo craneano (TEC) grave, nuestro personal hizo todo lo posible para salvarle la vida”.

Casi una hora después, la institución de salud señaló: “El paciente ingresó al hospital de Emergencias Grau en mal estado general con trastorno de conciencia, presentando herida contuso cortante en región retroauricular derecha (detrás de la oreja) producto de un golpe”.

Verdades a medias. Versión de EsSalud varió en cuestión de horas. Fuente: EsSalud.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

PJ dicta 4 meses de prisión preventiva contra 7 sujetos por bloquear la Panamericana Sur

Detenidos fueron encontrados en flagrancia de acuerdo a informe del Ministerio del Interior.

Avatar photo

Published

on

Creyeron, de manera ingenua, que una muchedumbre los iba a proteger para que de manera impune cometan actos vandálicos. El Poder Judicial (PJ) ordenó 4 meses de prisión preventiva en contra de 7 ciudadanos quienes, el último 26 de enero, fueron detenidos en flagrancia por efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP), cuando generaron bloqueos en la Panamericana Sur; así lo informó el Ministerio del Interior (Mininter).

“El Poder Judicial ordenó la prisión preventiva, por un periodo de 4 meses, contra siete personas, quienes fueron detenidas el pasado 26 de enero, durante los disturbios registrados en la Panamericana Sur, en las zonas conocidas como Expansión Urbana y Barrio Chino, en la región Ica”, precisa el comunicado difundido en la cuenta oficial de Twitter del Mininter.

Según detalla, las personas contra las que se dictó dicha medida fueron identificados como: Joel Vega Muñoz, Luis Alcides Castillón Estrada, Yony Mendoza Llamocca, Wilber Huamaní Flores, Felimon Huamani Medina, Ezequiel Benedicto Fernández Ponce y Junior Alexander Guzmán Castillo.

Se conoce que los mencionados ya fueron trasladados hasta el penal “Cristo Rey” de Cachiche, esto por disposición del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Ica. Los detenidos podrían cumplir prisión efectiva hasta por 7 años.

El oficio judicial, que fue enviado al director del mencionado establecimiento penitenciario, indica que dichos sujetos son investigados por el presunto delito de entorpecimiento al “funcionamiento de servicios públicos y otros”, en agravio del Estado y otros.

“Como se recuerda, estas personas fueron detenidas en flagrancia por efectivos de la Policía Nacional del Perú, cuando participaron de los bloqueos de la Panamericana Sur y hasta agredieron a los efectivos con piedras y otros objetos contundentes“, agrega el pronunciamiento.

De igual manera, el Mininter recalca que, entre el 24 y 27 de enero de este año, un total de 44 efectivos policiales fueron heridos como consecuencia de los enfrentamientos contra los manifestantes que bloquearon las vías de Ica.

Sujetos que bloqueen carreteras y ataquen a efectivos PNP continúan siendo intervenidos así escondan sus rostros. Foto: GEC.

En tanto, el Juzgado de Ica aprobó imponer un mes de prisión preventiva a Edwin Apari Huamán (29) y Adan Sanchoma Machari (26), intervenidos por lanzar objetos incendiarios contra policías y bloquear la carretera Panamericana Sur.

Hasta el momento, un grupo de manifestantes continúa bloqueando dos tramos de la carretera Panamericana Sur en Barrio Chino y Expansión Urbana.

La tarde de ayer un grupo de personas limpió la carretera en el kilómetro 290, pero una hora después esta volvió a ser cerrada. 

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Estudiantes de la Universidad Federico Villarreal solicitan a su rectora poder dar alojamiento a los manifestantes dentro de esa casa de estudios

Mediante un comunicado señalan solidarizarse con los ciudadanos que vienen protestando desde hace varios días en la capital.

Avatar photo

Published

on

Estudiantes universitarios se aúnan a las protestas y en esta ocasión le tocó el turno a los de la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV), quienes hace unos días vienen solicitando a la rectora de su casa de estudios, Cristina Asunción, el uso de las instalaciones para poder dar cobijo a los manifestantes que se han congregado en la ciudad, en su mayoría provenientes de regiones del sur del Perú.

A través de una carta abierta enviada el pasado 21 de enero del 2023, la Coordinadora Democrática Estudiantil (COODE UNFV), el frente de estudiantes de diversas facultades y la autora del pedido, se solidarizó con quienes están ejerciendo su derecho a la protesta.

Exigimos a la rectora de la Universidad Nacional Federico Villarreal, Cristina Asunción, a la Asamblea Universitaria y al Consejo Universitario, a permitir el uso de las instalaciones de nuestra alma máter, con el objetivo de apoyar y solidarizarnos con aquellos compañeros y estudiantes que ejercen su derecho de protesta contra la dictadura de Dina Boluarte”, se lee en la misiva.

“Recordemos que, según el inciso A del artículo 4 de nuestro estatuto, uno de los principios de nuestra universidad es la justicia social, la solidaridad, la libertad, la fraternidad, la afirmación de los valores nacional y la defensa de los derechos humanos“, agregó.

En otra parte del comunicado, la COODE UNFV también rechazó la intervención policial a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Indicó que dicho operativo se habría podido evitar si la rectora Jerí Ramón hubiera mantenido el espíritu de diálogo, tal como ocurrió en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

“Los compañeros sanmarquinos venían realizando una medida de lucha en solidaridad con los protestantes provenientes de interior del país. Esto se pudo haber evitado si la rectora de dicha universidad hubiese mantenido el dialogo y abierto la casa de estudios de manera solidaria, tal como ocurrió en la Universidad Nacional de Ingeniería”, precisó.

fuente: COODE UNFV.

Cabe recordar que previamente la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) abrieron sus puertas para albergar a ciudadanos de la región macro sur del país, quienes posteriormente acudieron a las marchas en contra del gobierno de la presidenta Boluarte.

De aprobarse el petitorio por parte de los alumnos de la UNFV esa casa de estudios superiores se convertiría en la tercera universidad pública en albergar a los protestantes.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Designan a nuevos integrantes para el Consejo Directivo de IRTP

A través de la Resolución Suprema N° 001-2023-MC.

Avatar photo

Published

on

Caras nuevas y algunas ya conocidas. El Ejecutivo designó este jueves 26 de enero – mediante Resolución Suprema N° 001-2023-MC – a María Teresa del Carmen Quiroz Velasco, Manuel Ignacio Chiroque Farfán y Owan Néstor Eugenio Lay González, como integrantes del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP).

Resolución Suprema N° 001-2023-MC. Fuente: El Peruano.

El IRTP, es un organismo público ejecutor, adscrito al Ministerio de Cultura, que tiene por finalidad ejecutar actividades y acciones a nivel nacional de difusión de contenidos educativos, informativos, culturales y de esparcimiento.

Perfil de los nuevos integrantes

María Teresa del Carmen Quiroz Velasco es Magister en Sociología y Doctora en Ciencias Sociales, con especialidad en Sociología. Actualmente se desempeña como docente de la Universidad Científica del Sur. Cuenta con publicaciones de libros dedicados a la educación y las comunicaciones.

También se desempeñó como investigadora y profesora principal en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Lima y fue docente en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Fue directora del Instituto de Investigación Científica y es especialista en temas de comunicación, educación, cultura, tecnologías, periodismo, libertad de expresión y autorregulación.

Manuel Chiroque Farfán es especialista en comunicación audiovisual, con estudios de posgrado en marketing. Actualmente es docente y jefe del Laboratorio de Televisión de la Universidad Nacional del Santa, desde donde investiga sobre comunicación transmedia, audiencias multiplataforma, narrativas móviles y video en 360°.

Cuenta con más de 20 años de experiencia en producción y dirección de contenidos televisivos, proyectos multiplataforma; así como en gestión de marca y comunidades virtuales. También fue director del noticiero Primera Edición de Chimbote del 2006 al 2009. Ha presentado ponencias en el Perú y el extranjero, y forma parte de la Comisión Ejecutiva de la Red Iberoamericana de Investigación en Narrativas Audiovisuales – Red INAV, presente en 13 países.

De izquierda a derecha: María Teresa del Carmen Quiroz Velasco, Owan Néstor Eugenio Lay González, y Manuel Chiroque Farfán. Foto: Composición.

Owan Néstor Eugenio Lay González regresa al Consejo Directivo del IRTP, donde participó entre los años 2018 – 2021. Es gestor público y cultural, con licenciatura en Relaciones Internacionales y estudios de maestría en Gestión Pública. Ejerció cargos directivos en el sector público, organismos internacionales y no gubernamentales. Entre ellos, como director técnico del Centro Regional para Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina- CRESPIAL, Centro de categoría 2 de UNESCO.

En el sector público, fue director de Políticas para Población Afroperuana, logrando la aprobación de diferentes normas como el Plan Nacional de Desarrollo para la Población Afroperuana; director del Lugar de la Memoria la Tolerancia y la Inclusión Social y es miembro del directorio de la organización afroperuana Makungu para el Desarrollo y del Foro Peruano de Relaciones Internacionales FOPRI.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Condena a ocho años de prisión y el pago de 10 mil soles a sujeto que realizó apología al terrorismo desde las redes sociales

Medida sienta un precedente para sujetos que enaltezcan a movimientos subversivos.

Avatar photo

Published

on

Creyó sentirse seguro detrás de una computadora y que sus publicaciones no iban a pasar desapercibidas por las autoridades, sin embargo Rodrigo Benjamín Benites Silva acaba de ser condenado por el delito de apología al terrorismo, a través del uso de tecnologías de la información o comunicación (redes sociales), el último miércoles 18 de enero del presente año.

El sujeto realizó una publicación en la red social Facebook, anteriormente, donde enalteció, exaltó y justificó el accionar del cabecilla de la organización terrorista Sendero Luminoso (SL), Abimael Guzmán Reinoso, quien falleció el pasado once de septiembre del 2021.

Al grupo terrorista SL se le atribuyen más de 200 masacres, en todo el país y especialmente en zonas rurales, lideradas por Guzmán Reinoso. Además, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), los asesinados por esta organización ascendieron a más de 32 mil víctimas.

En este escenario, el Ministerio Público y la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Terrorismo consiguieron demostrar que Benites Silva fue el autor del post, en la mencionada plataforma digital, donde se incurrió en el referido delito.

El hecho sienta un precedente en el sistema judicial, tras la disposición del Cuarto Juzgado Penal Colegiado Nacional de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada, debido a que se trata de la primera sentencia condenatoria en este tipo de casos.

El delito de apología al terrorismo se encuentra comprendido en el artículo 316-A del Código Penal, el mismo que fue incluido mediante la Ley N° 30610 publicada el 19 de julio del pasado 2017.

El Poder Judicial determinó, en este marco, un total de ocho años de pena privativa de la libertad efectiva, así como el pago de una determinada suma de dinero, al sentenciado.

“Se dictó la primera sentencia condenatoria por Apología al terrorismo en redes sociales. Poder Judicial impuso en primera instancia ocho años de prisión efectiva y el pago de 10 mil soles por concepto de reparación civil”, informó la Procuraduría.

Sujetos que realicen apología al terrorismo pueden ser condenados hasta con 15 años de prisión. Foto: diario Correo.

Sendero Luminoso nunca fue un movimiento político sino un grupo terrorista

Por otro lado, Milko Alberto Ruiz Espinoza, procurador público especializado en delitos de terrorismo, destacó la medida como un avance, en nuestro sistema judicial, en la lucha contra el terrorismo en el país.

El funcionario reafirmó que cualquier tipo de declaración, expresión o publicación, ya sea en redes sociales u otro escenario, que exalte, justifique o enaltezca el terrorismo constituye el delito de apología sancionado con una pena privativa de la libertad de hasta 15 años.

La misma sanción recae contra aquellos que, en las mismas circunstancias o similares, justifiquen, enaltezcan o exalten a una persona condenada por el delito de terrorismo.

Genocida Abimael Guzmán dentro de una carceleta. Año 1992. Foto: Reuters.

Según la CVR, en su informe final, se contabilizaron pérdidas económicas en el Perú por un total de US$ 9′184,584.648 tras los ataques terroristas entre los años 1980 y 1988. Dicho monto fue calculado por la Comisión Especial del Senado de la República.

Asimismo, la CVR también informó del costo económico para las familias rurales al interior del país, tras finalizar este periodo, que sufrieron directamente los estragos del terrorismo. Esta suma, según la entidad, superó los más de 17.000 soles por familia.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending