Connect with us

Cultura

Monumental Callao: Ministerio de Cultura apoya al Proyecto Fugaz vinculado al investigado Gil Shavit

Published

on

Ministro de Cultura Alejandro Neyra y Gil Shavit.

En el Callao conviven todo tipo de expresiones culturales; sin embargo, la sociología de aquella provincia constitucional ha sufrido cambios radicales como la privatización de su puerto, y el incremento de bandas criminales que se disputan el cobro de cupos y la venta de droga. Asimismo, hace algunos años surgió una empresa denominada Fugaz Arte de Convivir vinculada a Gil Shavit, investigado por corrupción en el caso Odebrecht junto a Félix Moreno. Recordemos que a Shavit, empresario intermediario en la recepción de las coimas, se le ha embargado seis departamentos, cinco predios, tres oficinas, dos camionetas, entre otros, por un total de S/12,9 millones.

A pesar de todos estos antecedentes, el Proyecto Fugaz continuó alojado en una casona republicana de estilo inglés. Allí se iniciaron una serie de eventos artísticos a través de sus galerías de arte y otros negocios. El hecho es que dicho proyecto luego empezó a realizar pintas de murales en los alrededores que al principio cumplían con las normas del respeto al patrimonio y al imaginario de la zona monumental del Callao; pero después, perdieron el control y empezaron a realizar muralizaciones en lugares que estaban prohibidos por la ley, es decir, comenzaron a atentar contra el patrimonio.

Luego la empresa Fugaz a través de La Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del ministerio de Cultura, fue multada con S/. 63 mil soles por realizar un mural de grafitis en un predio que en realidad es declarado Monumento Histórico de la Zona Monumental del Callao y por incumplir conjuntamente las normas del Reglamento Nacional de Edificaciones.

Patrimonio Arquitectónico intacto.
Atentado al patrimonio gestionado por el Proyecto Fugaz.

Pero lo más sorprendente fue, que luego de nueve meses de la sanción, el propio Ministerio de Cultura en plena pandemia y justo cuando hubo el cambio de ministros; es decir, de Sonia Guillén a Alejandro Neyra, emitió una decisión que favoreció a Fugaz, según el oficio N° 000489-2020-DGPC/MC y en cuyo contenido otorga “Opinión favorable para el uso de los muros de los inmuebles declarados Monumentos, de Valor Monumental y los inmuebles de entorno en espacios urbanos de carácter público, Ambiente Urbano Monumental y/o zona Monumental para el pintado de murales siempre y cuando se cuente con consentimiento de los propietarios, y este sea para promover el desarrollo de la expresión artística libre, la cual tendrá carácter temporal y reversible…”

En suma, a pesar de los antecedentes que tiene Fugaz por haber afectado a los patrimonios históricos inmuebles en el Callao, el ministerio de Cultura primero lo multa y luego lo premia, porque ahora esta empresa ya puede realizar el pintado de sus grafitis y murales en inmuebles declarados monumentos, y todo ello sin que antes haya existido algún expediente técnico que evalúe las intervenciones.

Por su parte, nosotros una vez más nos preguntamos ¿Cuál es la verdadera labor de la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Leslie Urteaga, más allá de conocer a Richard Swing? ¿Hasta cuándo el ministro Alejandro Neyra mantendrá en su puesto a esa cuestionada viceministra?  

Otro atentado arquitectónico en la casona del centro histórico en la plaza Gálvez declarada Patrimonio Cultural del Callao. Foto: Facebook de Latido Americano.

Sucede que la Dirección Desconcentrada de Cultura del Callao (DDC) desde hace buen tiempo emitió los informes que arrojaban el detalle de las intervenciones de hasta 60 pintas no autorizadas en inmuebles declarados históricos en el barrio porteño. Dichos informes se remitieron a la sede central del ministerio de Cultura en Lima, para que se concretaran las sanciones pertinentes contra la empresa del procesado, Gil Shavit, pero resulta que hace unos días destituyeron al director de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Callao, Juan Augusto Fernández Valle según la Resolución Ministerial N° 000256-2020-DM/MC, que fue firmada por el ministro Alejandro Neyra. Y en su reemplazo nombraron a César Augusto Benavides Pastor.

Resolución Ministerial N• 256-2020-DM-MC del 04 de octubre que destituye del cargo a cargo Juan Augusto Fernández Valle, exdirector de la DDC Callao.

Conversamos con el exdirector de la DDC del Callao, Juan Fernández Valle para que nos explique el porqué de su salida y otros aspectos relacionados a la gestión cultural del puerto:

Juan Fernández Valle.

¿Hasta cuándo estuvo usted como director de la DDC de Cultura del Callao?

Estuve hasta el 04 de octubre, me parece.

Tengo entendido que usted fue anteriormente director de la DDC y después volvió

Yo he sido director del Callao desde el año 2013. Y de allí estuve unos meses porque me llamaron para encargarme de todas las Direcciones Desconcentradas en la época de Diana Álvarez Calderón y luego regresé al Callao. Yo solamente salí brevemente de noviembre de 2015 a mayo de 2016, y desde junio de ese año regresé a la DDC Callao hasta octubre de este año.

Todos sabemos que el Callao tiene una riqueza cultural patrimonial, arquitectónica, histórica…

Y arqueológica también. Nadie se acuerda de la riqueza arqueológica. El Callao tiene 47 sitios arqueológicos y nadie se acuerda.

Precisamente, lo menciono porque la mayoría de ciudadanos que residen en Lima desconoce de esta riqueza que usted menciona. Y en ese sentido, se ha promocionado mucho que la empresa Fugaz a través del arte ha recuperado y ha puesto en valor gran parte de la zona monumental del Callao; porque se habla que el puerto ha sido abandonado con sus patrimonios materiales e inmateriales, y se critica a la DDC de Cultura que en los últimos años ha abandonado justamente esos patrimonios que usted menciona.

Bueno, eso es un desconocimiento de la gente, porque la DDC es desconcentrada, no es descentralizada. O sea, no tiene funciones autónomas. Además, la DDC Callao nunca ha tenido presupuesto para el cumplimiento de sus funciones. Todos los logros que yo he tenido en mi dirección han sido por apoyo de amistades y donaciones de terceras personas; porque no hay ningún interés ni de la Municipalidad, ni del Gobierno Regional, ni de nadie. Entonces, si usted es propietario de su casa, luego la arregla y la pinta porque es su casa; pero imagínese que su casa es un inmueble declarado Patrimonio, usted igual está obligado a mantener ese inmueble, pero como no es una casa moderna que usted la pinta y la cambia porque se tumba una pared, eso tiene un permiso del ministerio de Cultura para la puesta en valor. Porque el ministerio da la autorización mediante un proyecto; pero eso lo hace la sede central y no lo hace ninguna Dirección Desconcentrada. Una DDC no restaura casas, no construye, ni pinta, porque las casas son privadas, y porque eso es una obligación por ley del propietario; de presentar un proyecto al ministerio y la sede central lo aprueba y el propietario entonces arregla su casa.

Pero lo que usted menciona no parece tan sencillo

Eso no es una opinión mía; así es la ley. El problema es que la gente no sabe y dice que el Estado la arregle. Si el Estado empieza a arreglar las casas privadas, tendría que arreglar mi casa y la de usted también. Entonces, ese es el desconocimiento de la gente. Es muy fácil meterse a internet y ponerse a criticar, pero la DDC no tiene presupuesto, y no hay apoyo ni del Gobierno Regional, ni de la Municipalidad Provincial del Callao, a pesar de que según la Ley Orgánica de Municipalidades y la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales tienen funciones compartidas con el ministerio de Cultura. Pero usted ve que no hay absolutamente ningún tipo de política cultural, ni siquiera vinculada al tema patrimonial, ni menos a otros temas.

Cuando usted menciona que la DDC del Callao no tiene presupuesto ¿A qué se refiere?

El presupuesto de la DDC del Callao es para pagos de servicios (agua, luz, internet), los sueldos de los trabajadores, y una caja chica para gastos menores. Pero no hay presupuesto para ningún tipo de acción, ni para infraestructura cultural… no hay.

¿Entonces, qué labor realizan las DDC, al menos reportan los problemas?

Algunas tienen recursos. Algunas son Unidades Ejecutoras, y algunas trabajan muy estrictamente con otros organismos del Estado que financian las actividades. Porque como le señalé: el ministerio de Cultura tiene funciones compartidas con los Gobiernos Regionales y Locales, pero a veces estas instituciones descuidan esa función. En el caso del Callao en estos años nunca ha habido ningún tipo de apoyo ni del Gobierno Regional, ni de la Municipalidad. Entonces, todo lo hemos tenido que hacer solos. Por ejemplo, usted ve que tenemos el primer y único museo de sitio arqueológico en el Callao que costó 50 mil dólares gracias a donaciones privadas y no le costó ni un sol al Estado peruano. Hemos colocado cercos perimétricos en siete sitios arqueológicos y no le ha costado un sol al Estado, porque tampoco tuvimos de dónde sacarlo. Hemos recuperado un inmueble republicano del siglo XIX en la zona monumental del Callao que es la Casa Uku Shikina (esquina de los jirones Libertad y el jirón Necochea) que ha sido arreglada con el apoyo de terceras personas.

Atentado al patrimonio arquitectónico realizado al costado de la Fortaleza Real Felipe.

Usted menciona que los Gobiernos Locales y Regionales en el Callao nunca han apoyado a la cultura. Sin embargo, ha visto pasar a varios ministros de Cultura durante su gestión en todos estos años en la DDC. Entre los que pasaron ¿Qué ministro/a ha oído sus informes sobre la problemática cultural en el Callao?

Bueno, yo he informado siempre al ministerio de todos los problemas al margen de los ministros. A veces las personas cambian por temas coyunturales. Como usted ha visto, han desfilado muchos ministros, pero siempre he informado al ministerio.

Pero dígame ¿Usted realmente ha tenido apoyo de la sede central del ministerio; o ha sentido que éste ha hecho oídos sordos cuando entregaba sus informes?

No podría decir eso, porque yo he formado parte del ministerio. No es que haya oídos sordos; lo que pasa es que el Estado está mal organizado; entonces no es un tema de voluntades, ni de cólera, ni de oídos sordos como usted lo llama; sino, es un tema de que el Estado está muy mal estructurado, porque no hay institucionalidad cultural fuerte. Por ejemplo, ningún candidato propone Políticas Culturales. Usted ve que en Municipalidades y Gobiernos Regionales los funcionarios no son gestores culturales. Son de cualquier especialidad, pero menos de Gestión Cultural. Entonces, no saben armar Políticas Culturales, no saben nada del Patrimonio, no saben nada de Industrias Culturales, y simplemente se dedican a hacer actividades que no tienen ningún impacto social, ni generan el fortalecimiento de la identidad.

Artistas que participan del Proyecto Fugaz.

¿A pesar que tenemos un Viceministerio de Patrimonio Cultural?

Como le digo; eso no es culpa del Viceministerio. El tema es que no hay Políticas Culturales y no hay articulación. O sea, tenemos un ministerio de Agricultura, pero igual, la gente trata mal a la tierra; entonces, ya no es culpa de un ministerio. Tenemos un ministerio del Interior, pero igual hay una inseguridad. Lamentablemente, no hay políticas culturales regionales, ni municipales… no hay. Y eso es un gran problema, porque usted ve que las Municipalidades y los Gobiernos Regionales hacen cursos, turismo, o cosas deportivas que no tienen nada que ver con el tema cultural, ni patrimonial, ni con el fortalecimiento de la Identidad, ni las Industrias Culturales, ni la lucha contra la discriminación… y eso es cultura; pero ni lo saben siquiera.

Si es un problema estructural, entonces tendría que haber una reingeniería en las instituciones del Estado

Exactamente, porque es un tema social y es culpa de todos nosotros; no es culpa de solo un ministro, porque es un tema estructural. Nadie tiene bibliotecas en sus casas, nadie lleva a su hijo a un museo y más bien lo llevan al estadio de fútbol. Nadie le compra a su hijo un libro porque le compran una pelota. Hay un desprecio por nuestra cultura. Somos una sociedad discriminadora donde queremos parecer norteamericanos y despreciamos todo lo que es nuestra cultura de los pueblos originarios, que son andinos y amazónicos y despreciamos a la cultura afroperuana. Y esa primera educación de la casa, luego uno la lleva a la profesión y al trabajo. Entonces, usted ve a un alcalde y a un gobernador que no sabe nada de Gestión Cultural porque prefiere pues, hacer cosas populistas, pero no fortalecer la identidad y la cultura que es un derecho humano y debe ser democratizada; porque la obligación de mi gobernante es darme acceso a bienes y servicios culturales.

Pero eso está en la propia Constitución peruana

Está en la Constitución, está en la Ley Orgánica de Municipalidades, está en la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales y está en la Ley del Ministerio de Cultura. Y si usted quiere que me queje contra alguien, tendré que quejarme contra el país, porque es un tema estructural.

Para Monumental Callao esto es una intervención artística.

Cambiando de tema. En el Callao se han realizado muchos murales que no han respetado parámetros temáticos, ni inmuebles declarados patrimonios culturales ¿Cuándo usted permaneció en la DDC estuvo en contra de las muralizaciones de la empresa Fugaz?   

Los murales es una forma de arte efímero, sobre todo los grafitis que es un arte popular callejero y clandestino, porque los chicos pintan y se desaparecen porque es un tema de protesta; hasta allí está bien. Lo que pasa es que hay expresiones artísticas muy clásicas y hay otras que son muy modernas. Ahora, el Callao no tiene centro histórico, lo que tiene es una Zona Monumental, porque el centro histórico se destruyó en el terremoto de 1,746. O sea, el área fundacional se destruyó y ahora se llama Zona Monumental y esta zona concentra inmuebles, concentra espacios urbanos y calles que forman parte del Patrimonio Cultural de la Nación y que requieren un tratamiento especial, porque en zonas monumentales hay una serie de requisitos. Al principio, esta firma no los pidió y se les empezó a hacer procesos administrativos sancionadores y esos procesos son largos, porque usted tiene que levantar sus descargos y defenderse; sino, se vician y se caen, así como se cae un juicio porque alguien hizo mal un trámite. Y eso demora; pero nosotros lo hemos empezado y simplemente hemos informado, pero quien resuelve es la sede central del ministerio y por eso les empezaron a colocar multas a estas personas que hicieron estas afectaciones.

¿Directamente quién impone las multas?

La Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del ministerio de Cultura. Y como le digo, la Dirección es Desconcentrada; no es Descentralizada y las funciones son limitadas porque tienen que ser coordinadas con los órganos de la sede central.

Pero bajo su gestión usted impulsó las multas de esas acciones

Yo no he multado. Yo he informado y se han procedido a hacer las multas a quienes afectan el Patrimonio Cultural y dentro de ellos, a esas personas que usted menciona.

Entonces, le pregunto directamente ¿Usted por qué ha salido de la DDC del Callao hace unos días?

No lo sé; porque no me han dado razones. Simplemente, me han agradecido por todos los logros que hemos tenido. El cargo es de confianza; usualmente, la gente dura muy poco tiempo en cargos de confianza, pero yo he tenido la suerte de durar siete años para poder servir al Callao, porque es la tierra de mi familia. Mi abuelo era estibador en el puerto y mi tío era un gran jugador del Sport Boys, y mi abuelo nadaba con Carpayo en La Punta y trajeron el Waterpolo. Entonces, yo estoy muy contento de haber podido servir al Callao porque soy un servidor público y mi especialidad es la política cultural. Hemos hecho todo lo que hemos podido. Lamentablemente no ha habido interés de otros organismos del Estado y tampoco ha habido interés de los medios de comunicación, porque casi nunca han estado presentes con todos los logros que hemos tenido. Usted va al museo arqueológico y se queda impresionado; pero nadie lo ha publicitado, porque no llama la atención, porque a la gente le gusta las noticias medio llamativas.

Se dice que en el ministerio de Cultura lo han destituido porque usted ha ido en contra de las muralizaciones de la empresa Fugaz ¿Qué tiene qué decir?

Yo he cumplido con las normas, y las normas decían que no se puede hacer este tipo de acciones sin cumplir las normas. Y tal es así, que el ministerio me dio la razón y por eso les impuso multas y yo continué con mi trabajo. Ahora como usted verá, mi trabajo no se circunscribió solamente a ese tema, mi trabajo era muy amplio. Usted también tome en cuenta que yo no tenía recursos, ni tenía apoyo de ningún organismo, ni de la Municipalidad, ni del Gobierno Regional. Yo envié doce cartas al actual alcalde del Callao y jamás me respondió y jamás me dio una cita. Ya pasaron dos años de gestión municipal y dígame usted una sola obra en gestión cultural de parte del Gobierno Regional y de la Municipalidad del Callao. Usted que es un comunicador y que es un hombre informado, dígame solamente una obra.

No tengo conocimiento de alguna obra importante en cultura.

Es que no tienen nada, porque se han dedicado a otras cosas; porque no tienen políticas culturales, porque priorizan el futbol y otras cosas pues.

Pero insisto. ¿Ha habido algún incidente cercano con respecto al tema de los murales de Fugaz que hayan provocado su salida?

Bueno, con el cambio de autoridades en el ministerio de Cultura hubo unas reuniones entiendo. Y al final les han autorizado hacer sus murales; eso había sido lo último ya. O sea, la sede central del ministerio de Cultura les ha autorizado con una serie de normas y requisitos y justo llegó la pandemia y han hecho sus pintas… sus cosas y ya lo ha supervisado directamente la sede central del ministerio.

Artistas invitados por el Proyecto Fugaz en Monumental Callao.

¿Y usted se reunió personalmente con el ministro Alejandro Neyra?

Sí, me he reunido con él algunas veces; lo conozco, es un buen gestor. Ya ha sido ministro anteriormente y nos hemos reunido. Él es chalaco y hemos quedado en muy buenos términos y me agradeció por todos los logros que hubo en el Callao. Y como es un cargo de confianza, es voluntad de las autoridades el permitirle a uno retirarlo; entonces, dijeron que finalizaban mis funciones y me han dado una resolución agradeciendo mis servicios.

¿No hay ninguna rencilla, ni algún sinsabor de su parte?

No. Porque es un cargo de confianza. Nosotros estamos y venimos; y mientras estamos tenemos que servir a nuestra sociedad. Yo he tenido cargos desde los veintitantos años. Tengo un título, dos posgrados, siete libros publicados, soy catedrático universitario y tengo un montón de premios y medallas. O sea, soy un profesional en lo mío. Y siempre he salido con las manos limpias, mi apellido limpio y con muchos logros. 

¿Usted conoce al nuevo director de la DDC del Callao, el señor César Benavides Pastor?

No. No lo conozco; no podría opinar porque no lo conozco. El día que yo lo esperé, él no estuvo, pero vino después y ya no nos pudimos comunicar. Pero ya hice mi entrega de cargos. He dejado todo ordenado.

Si pudiera hacer un balance de su gestión en la DDC ¿Cómo la calificaría?

Tendría que preguntarle usted a la gente del Callao. He trabajado sin recursos; soy un hombre honrado, he puesto mis recursos incluso, he pedido apoyo de muchas personas que sin ser del Callao me han apoyado bastante y ahí están los logros. Hay una ampliación de la infraestructura cultural: tenemos Palacio Inca de Oquendo, tenemos Huaca Culebras, tenemos siete cercos perimétricos en las huacas que estaban totalmente abandonadas y ahora están limpias y con letreros. Tenemos la recuperación de un inmueble republicano, le hemos dado mucha vida cultural a la sede de la Dirección de Cultura, hemos homenajeado a artistas chalacos, hemos fortalecido la identidad, hemos luchado contra la discriminación racial, hemos promovido ordenanzas contra la discriminación, porque es un tema tan fuerte y a nadie le importa. No tengo ningún juicio ni nada. Como llegué me voy.

Usted en este momento ya no es funcionario público y quiero preguntarle como ciudadano ¿Qué opina de la empresa Fugaz y su Monumental Callao?

Bueno, ha habido algunas cosas interesantes como las galerías de arte, como los restaurantes que han dado ingresos económicos a la gente de la zona. Pero, por otro lado, también si usted se da cuenta, no hay ningún tipo de fortalecimiento de la identidad chalaca. Y todos esos murales que hay son de temas ajenos. Primero, que nunca ha habido murales en la Zona Monumental del Callao; no es un tema tradicional del Callao y lo malo es que hay una idealización de temas que no son del Callao.

Las temáticas de los murales siempre son importantes, además del respeto a los inmuebles que son declarados patrimonios históricos culturales

Pero esos murales no tienen nada que ver con el Callao pues; tienen que ver con las caras de los que trabajan en esa empresa, tienen que ver con cosas que no forman parte de la identidad del Callao. Además, esos murales no son una recuperación; simplemente es pintar encima de un monumento que se cae, pero no hay restauración. Usted ve que los monumentos se incendian, se demuelen, se caen; pero no hay una restauración. No hay una recuperación en verdad.

Otro atentado al patrimonio arquitectónico. Un mural de un venado con flores.

Pero Fugaz siempre se ha publicitado en sus redes y en la televisión; incluso, El Comercio les dio grandes portadas, con titulares que decían que ellos han recuperado muchas zonas del Callao donde antes había delincuencia y que luego han transformado a los jóvenes marginales para convertirlos en jóvenes de bien. ¿Usted qué opina de eso?

Bueno, si ellos lo dicen… seguramente tendrán sus motivos.

Por otro lado, se habla de gentrificación. ¿Es verdad que en esa zona del Callao se está iniciando una gentrificación silenciosa?   

Las acciones que están haciendo son de arte moderno, y no tienen nada que ver con la identidad, con la historia, con el patrimonio del Callao. Sus temas son totalmente ajenos porque jamás han estado. O sea, es algo artificial. No están hechos por chalacos; viene gente de afuera, vienen extranjeros y, por ejemplo, el Presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso que también es chalaco los denunció y otros congresistas más. Y a la sociedad civil tampoco le ha gustado todas esas acciones. Ahora, gentrificación en verdad no hay, al menos todavía. Todo el mundo habla de esa palabra, y ni la conocen. Y para que se dé una gentrificación, ya tendría que empezar a venir una nueva población de afuera que transforme el barrio; pero eso no se está dando todavía, porque no hay restauración, no hay obras, no hay una construcción, no hay nada. Solamente son pintas en monumentos que necesitan una puesta en valor; pero no se está dando.

En todo caso, la Casa Ronald se recuperó

La Casa Ronald no estaba destruida pues. La Casa Ronald es de cemento y de los años 20; solo la pintaron y la arreglaron. Le pusieron focos, y le dieron vida cultural con las galerías. Y si usted se da cuenta, los restaurantes, las galerías y las tiendas están hechas para un público que no es chalaco. Está ordenado para un público de afuera, para un turismo. Por eso es que traían buses con gente, pero en sí no hay una recuperación para los chalacos… para el Callao. La Zona Monumental del Callao es una ciudad portuaria que estaba súper vinculada al mar; y toda la vida social, cultural y económica giraba en torno al mar. Por eso es que toda la gente que vivía en el Callao antiguo, vivía del mar, ya sea a través de tiendas, con los barcos y el turismo. Y todo eso se perdió cuando se privatizó el puerto. Ya no hay vida allí, tal es así, que mi bisabuelo era estibador, pero ahora un chalaco no puede ser estibador porque los trabajadores del puerto son extranjeros. Antiguamente venían los barcos, traían las cosas y usted en su tienda vendía todo: la cultura, los libros, la ropa, la moda, los discos, todo, todo llegaba… y eso ya se perdió. Por ejemplo, yo recuerdo que de niño me acercaba al puerto y miraba los barcos; ahora los barcos no se pueden mirar, porque está todo cerrado. Eso ha provocado una caída económica de la Zona Monumental del Callao y las familias antiguas se han ido retirando. Entonces, hoy el Callao Monumental es como un gran pueblo joven, porque, así como la gente invade terrenos, también invaden casonas abandonadas, y casi toda la gente que vive allí ha invadido y son posesionarios, porque las familias originales ya se han retirado. Pero estas personas no son dueños y obviamente hay una vida muy pobre; hay mucha vulnerabilidad allí y hay mucha delincuencia. Eso no se puede negar porque es real. Nosotros lo hemos visto muchas veces; es un problema social y multilateral. Y si alguien lo quiere maquillar, es su problema, pero es la verdad y no se puede ocultar esa verdad, porque simplemente con pintar fachadas no está usted cambiando nada.

Entiendo que el trabajo tiene que ser sostenido en los temas de memoria y la recuperación de la…

¡Identidad! El chalaco tiene una fuerte identidad y tiene derecho a que no se vulnere su identidad. Usted no puede traer cosas de la selva y las caras de los trabajadores de esa empresa, porque eso no es parte del Callao. Ni siquiera hay una imagen de la Virgen del Carmen de la Legua, ni siquiera del Señor del Mar, ni siquiera de Miguel Grau; ni siquiera de la participación del Callao en la independencia, ni del Callao en la guerra; ni siquiera una cara de un solo artista chalaco, ni siquiera de Óscar Avilés. O sea, nadie… nadie. No hay nada del Callao; todas son puras pintas modernas de cosas ajenas. Imagínenme a mí que me vaya a Loreto y empiezo a pintar tapadas coloniales en una ciudad de la selva; o me voy a Trujillo y empiezo a pintar puras cosas incaicas cusqueñas.

Ministro Alejandro Neyra y Viceministra Leslie Urteaga.

También hay una frase que suena a desacierto ¿por qué dicen Callao Monumental y el barrio de Castilla?

No existe ningún barrio de Castilla; eso fue un invento de ellos. Castilla es un jirón, que es conocido porque allí había delincuentes. Y lo que hacen ellos es idealizar el tema de la delincuencia con un fin turístico. O sea, están aprovechando e idealizando la delincuencia como algo exótico para gente de afuera. Si usted le pregunta a un chalaco si está contento de que pongan a delincuentes chuceados en los murales, obviamente le va a decir que no.

Sin embargo, Fugaz ha difundido esa idea del barrio de Castilla hace tiempo y en Lima se desconoce lo que usted dice.

Y la prensa le publica eso, pues. Nosotros hemos hecho una gran actividad cultural y la prensa jamás ha hecho ningún tipo de eco a eso. Pero estos señores han hecho una actividad que es cuestionable y toda la prensa está a favor de ellos.

Finalmente, pensamos que su salida de la DDC es una especie de represalia, porque usted se opuso a las pintas de los murales de Fugaz.

Eso tendría usted que preguntarle a quienes decidieron retirarme, pues. Yo no puedo opinar por otras personas.

Comentarios

Cultura

Fahrenheit 051: Episodio 07. Distopía y Poesía

Published

on

George Orwell escribió, entre 1947 y 1948, una de las distopías de política ficción más famosas y terribles de la literatura: “1984”. Una historia donde el gobierno controla absolutamente todo (incluyendo el amor y el sexo y la libertad incluso de pensar), y donde Winston Smith tendrá que vivir la experiencia de “desafiar” al sistema que controla el mundo en esa parte de Oceanía.


De Oceanía nos vamos a Ecuador, donde vive y escribe la talentosa narradora y poeta Lucrecia Maldonado, autora de novelas, ensayos, poemas y una de las más prolíficas escritoras de literatura infantil y juvenil de Ecuador. Ella escribió un hermoso cuento titulado “El señor Jesús”, que compartiremos. Viajamos de regreso al Perú y nos internamos en la selva donde el poeta Raúl “Chino” Mendizábal lee uno de sus últimos textos.

Mendizábal es uno de los poetas cuya obra ha sido publicada y recogida en libros, revistas, antologías y colecciones de varias partes del mundo; estudió literatura en la PUCP pero abandonó la carrera para dedicarse a la escritura y la carpintería. Su voz así ha recorrido mundo. Hoy la escucharemos. Esperamos que disfruten el programa.

Aquí el programa completo:

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Fahrenheit 051: Rodolfo Ybarra, Cortázar y Benedetti

Published

on

En esta edición de “Fahrenheit 051” conversamos sobre “Revolución caliente”, la gran novela de Rodolfo Ybarra que recorre la historia del Perú a través de las vivencias de unos jóvenes anarquistas. Obra de largo aliento que es necesaria leer.

De la novela al cuento más increíble de Cortázar, “La noche boca arriba”, un juego de espejos donde el sueño y la pesadilla se funden para desarmar al lector. La poesía llega en la voz del uruguayo Mario Benedetti, que nos emociona al darle voz a un padre que le cuenta a su pequeño hijo porqué es necesario luchar para ser libres.

Que disfruten el programa.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Frente a Frente: Entrevista al artista plástico Ricardo Terrones

Published

on

Lima Gris TV lanzó al aire el programa de entrevistas “Frente a Frente”, conducido por Edwin Cavello Limas. En el primer programa estuvo como invitado el artista plástico Ricardo Terrones, egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes del Perú.

Con Terrones conversamos sobre su reciente viaje a Miami, su paso por la Escuela Nacional de Bellas Artes, sus recuerdos en Chepén, la coyuntura política y sobre sus nuevos proyectos internacionales.

Además, el artista peruano esta próximo a estrenar su documental, un trabajo cinematográfico que refleja sus años de vida dedicados al arte.

Aquí el programa completo.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Fahrenheit 051: Episodio 5. Dos pasiones, Fútbol y Poesía

Published

on

Eduardo Galeano tenía 9 años cuando siguió por la radio la transmisión de aquel Brasil-Uruguay de al final del mundial de 1950. A partir de ahí su pasión por el fútbol se convirtió en una obsesión analítica que lo llevó a escribir cientos de artículos y crónicas a lo largo de su vida, y que reunió en un libro titulado “Cerrado por fútbol”.

Del Uruguay nos vamos a la Argentina de Samanta Schwebling, una de las narradoras más importantes de su generación y que ha cosechado premios y buenos comentarios de la crítica, comentamos su cuento “Matar un perro”. La poesía llega en la voz del laureado poeta Miguel Ildefonso, Premio Nacional de Literatura de Perú.


Un recorrido por el sur de América que amplía el panorama que tenemos de nuestra literatura. Que lo disfruten.

Comentarios
Continue Reading

Cine

Amiel Cayo: “El arte es fundamental para construir mejores ciudadanos”

Published

on

Amiel Cayo es protagonista de la película peruana Retablo, que cuenta con más de 27 premios a nivel internacional, es hablada en quechua y a través del cual nos expresa sentimientos encontrados del ser humano, además es la ópera prima del cineasta peruano Álvaro Delgado Aparicio que se estrenó días atrás en la ciudad lacustre de Puno. Charlamos con el artista plástico, actor puneño y promotor cultural, Amiel Cayo acerca de su carrera artística. 

Hablemos sobre sus inicios en el teatro y el cine. 

Me inicié como actor de teatro a la edad de los 16 años, junto con el director y actor cusqueño Raúl Tomaylla y otros artistas fundamos la agrupación Escena Inka en el año de 1986, con el que hicimos tres montajes: El médico a Palos del dramaturgo francés Moliere, La Rebelión de las Zampoñas del dramaturgo puneño Alfredo Macedo Arguedas y Jatun Juez del dramaturgo cusqueño Jiliat Zambrano. En 1987 cierro esta etapa inicial y en 1988 fundo el Centro de Investigación y Producción Teatral Yatiri, institución con el cual desarrollamos una intensa actividad teatral durante más de diez años; paralelamente, me voy incorporando al grupo Yuyachkani de Lima, con quienes trabajé veinte años. 

En cuanto al cine, he incursionado hace unos diez años, participando hasta el momento en ocho producciones, de los cuales seis ya han salido al público, dos están en proceso de edición y una última que vengo grabando; aparte, también he realizado cortometrajes y participado en la serie de TV Perú El último Bastión. 

Aparte de la película Retablo ¿qué otras películas grabó? 

Participé en las películas: NN, del director Héctor Gálvez, La Deuda, del director Barney Elliot, Extirpador de Idolatrías, del director Manuel Siles, El Viaje Macho, de Luis Basurto, Retablo, del director Álvaro Delgado Aparicio. 

Willka Nina ¿es su mejor obra literaria? 

Hasta la fecha afirmaría que sí. La narrativa no es mi profesión, es algo que voy desarrollando en mis tiempos libres, con el afán de sistematizar mi experiencia y que esta se pueda transmitir a las futuras generaciones en forma de relatos o historias que perennicen mi visión sobre la vida. 

¿Cuál es el mensaje de sus libros El gato pany y El zorro y el cuy?   

El Gato Pany, es un libro que contiene dos historias para niños, está la historia de un niño que adopta un gato como mascota, pero con la llegada de los aparatos tecnológicos a su hogar la relación con su gato se quiebra; pero finalmente en un acto heroico, Pany, su gato logra salvar del ataque de un perro a su amo; esta acción valerosa de Pany, hace que el niño valore más el vínculo con su mascota. El mensaje obviamente es como la tecnología que se introduce en los hogares, produce el resquebrajamiento de la familia, si permitimos que esto así suceda. La otra historia, El Zorro Antuco, se refiere al valor que uno debe tomar, enfrentando un inminente peligro para afrontarlo. 

El Zorro y El Cuy, es una adaptación del cuento de tradición oral para el teatro; pero, en esta obra pude recrear otras historias basadas en la fábula. El tema de fondo que abordo en esta historia, es la problemática de la tenencia de tierras, del cual nuestros hermanos comuneros, dueños legítimos de las tierras desde sus ancestros, son despojados por parte de los grupos de poder, para realizar diversas actividades que finamente depredan las riquezas y nos dejan un suelo contaminado e inservible para seguir habitando. 

Escena de la película Retablo.

¿Verdad que de no ser actor, artista plástico, dramaturgo y narrador qué le hubiese gustado ser? 

Soy muy feliz con lo que hago; en mi vida desde niño he tratado de hacer otras cosas, como vender caramelos, helados, trabajé como ayudante de ladrillero, de joyero y otros oficios menores; pero el arte siempre ha sido mi gran sueño y un reto permanente para seguir superándome; eso no lo cambiaría por nada. Yo vivo del arte y para el arte. 

¿Qué nos puede hablar sobre las máscaras que elabora Ud.? 

Desde la edad de seis años, aprendí a dibujar y pintar, a los catorce años, me integro al Grupo Quaternario, gran colectivo de artistas plásticos, donde destacan hasta el día de hoy maestros como Aurelio Medina Pacheco-Moshó, Martín Gómez, José Luis Barriga, entre otros, de quienes me he nutrido como artista; sin embargo, al empezar la actividad teatral, las artes plásticas pasaron a un segundo plano; años más tarde, cuando conozco al grupo Yuyachkani, descubro que la máscara es un elemento extraordinario para la representación, y a la vez es una obra de arte plástica. Entonces me interesó construir máscaras y hasta el día de hoy no he dejado de hacer máscaras. Fue una manera de canalizar mis habilidades en las artes plásticas, en un elemento teatral y de la danza. La máscara me acompaña siempre y el cual también es reconocido en el Perú y otros países. 

Puede citar actores puneños, nacionales y/o extranjeros, que han influido en su gestión operadora? 

En Puno, no hay actores que han trascendido, del cual yo pueda haber tomado como influencia; por lo menos no los conozco. En el Perú, mi gran referente han sido mis propios compañeros y compañeras del grupo Yuyachkani, de quienes he aprendido el sentido de profesionalismo en el teatro y el arte en general. De los extranjeros, he aprendido de actores del Grupo Odin Teatret de Dinamarca, su disciplina y profesionalismo con el que se entregan a su trabajo es algo que siempre voy a admirar. 

¿Ud. Cree que existe una juventud que se quiera dedicar al cine y al teatro? 

Hay mucho temor en los jóvenes en tomar al arte como una opción de vida, debido a que el mercado para el arte es limitado. Hace falta políticas culturales que permitan el desarrollo de las artes en las ciudades del Perú. Las autoridades de turno, no toman al arte como una alternativa de desarrollo social y económico, solo lo ven como un gasto innecesario; sin embargo, esta visión de la cultura debe ser desterrada. El arte es fundamental para construir mejores ciudadanos. Los teatros, galerías de exhibición, deben convertirse en centros culturales con una administración profesional, para que estos espacios cumplan con los objetivos y fines para que has sido construidos. En nuestra región hay teatros que están cerrados y los pocos que abren, no tienen las condiciones técnicas para ofrecer al público obras y espectáculos de calidad. No existen arquitectos e ingenieros con la capacidad suficiente de construir verdaderos espacios para realizar estas actividades, para ejemplo, tenemos el Teatro Municipal de Puno, remodelado hace unos años atrás, pero en vez de mejorar la infraestructura, han deformado el recinto y prácticamente hacer una actividad de artes escénicas es complicado. La corrupción que también campea en estos proyectos hace mucho daño a las ciudades. 

Junro a la actriz Magaly Solier en la película Retablo.

Alguna anécdota curiosa que haya ocurrido en su vida teatral. 

En mis inicios como actor, he realizado teatro en las plazas, donde aprendí a dominar al público con humor fino, sin caer en lo grotesco. Recuerdo que traté de crear un personaje niño llamado Manuelito el lustrabotas, para esto encontré en la casa de mi abuelo Ignacio Coaquira, un gorro viejo de aviador, el cual era la característica del personaje, pero, un día el gorro desapareció y con él también los sueños de seguir desarrollando este personaje. 

¿Cuál de los dos factores predomina en su actividad literaria: la inspiración o el oficio? 

Para mí es la inspiración. Como te mencioné, no soy un literato de oficio, sino que solo por la necesidad de plasmar en escritura ideas o historias que de pronto asaltan mi mente y para no dejarlos ir u olvidarme, los escribo. Tengo varios cuadernos donde tengo en manuscrito historias, que algún día los revisaré para que sean publicados. 

Bien, a esta altura se impone una definición: ¿cuál debe ser el rol del cineasta peruano en un país dependiente y subdesarrollado, como el nuestro? 

Definitivamente el cine debe ser industria para que tenga un verdadero desarrollo; para esto, se tienen que involucrar diferentes entidades tanto privadas como gubernamentales. Estamos luchando por una ley de cine que favorezca el desarrollo de esta actividad en todo el país, ya que el cine genera muchos puestos de trabajo, en diferentes niveles; al mismo tiempo, el cine, también es una manera de promover el desarrollo de nuestro país. ¿Cuánto conocemos de EEUU por sus películas? La galardonada película Retablo, del cual soy protagonista, está dando conocer al mundo, nuestra cultura, nuestro idioma quechua y la gente en diferentes países está empezando a valorar todo este legado. Por eso es importante el desarrollo de la industria cinematográfica para un país como el nuestro. 

Algún mensaje para los jóvenes que se quieran dedicar al teatro y al cine 

El arte en general, es una profesión digna, como cualquier otra profesión, el cual requiere de mucha dedicación, disciplina y estudio. El talento no es todo, es solo una mínima parte del cual podemos empezar; pero, sin la disciplina y la mística jamás vamos a lograr obras que trasciendan en el tiempo y que se conviertan en herramienta de transformación social. 

Comentarios
Continue Reading

Cine

Conoce a los ganadores de los premios Oscar 2021

A pesar de la pandemia, la 93ª ceremonia de los premios repartió los galardones a lo mejor del cine en el 2021.

Published

on

Directora de cine Chloé Zhao.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos un año más reparte los premios Oscar sobre el escenario de Union Station, la estación de trenes situada en el centro de Los Ángeles. 

Aquí la lista de los ganadores:

Oscar a “Mejor película”

-El padre (The Father)
-Judas y el Mesías negro (Judah and the Black Messiah)
-Mank
-Minari. Historia de mi familia 
NomadlandGANADORA
-Una joven prometedora (A Promising Young Woman)
-Sound of Metal
-El juicio de los 7 de Chicago (The Trial of the Chicago 7)

Oscar a “Mejor actriz”

-Viola Davis, por La madre del blues (Ma Rainey’s Black Bottom)
-Andra Day, por Los Estados Unidos contra Billie Holiday (The United States vs. Billie Holiday)
-Vanessa Kirby, por Fragmentos de una mujer (Pieces of a Woman)
Frances McDormand, por Nomadland – GANADORA
-Carey Mulligan, por Una joven prometedora

Oscar a “Mejor Actor”

-Riz Ahmed, por Sound of Metal
-Anthony Hopkins, por El padre – GANADOR
-Chadwick Boseman, por La madre del blues (Ma Rainey’s Black Bottom)
-Gary Oldman, por Mank
-Steven Yeun, por Minari

Oscar por “Mejor canción original”

– Judas y el mesías negro – GANADORA
– El juicio de los 7 de Chicago
– Husavik
– La vida por delante
– Una noche en Miami

El Oscar a ‘Mejor banda sonora’ se lo lleva Trent Reznor, Atticus Ross y Jonathan Batiste por sus composiciones para ‘Soul’

Oscar por “Mejor edición”

– El Padre
– Nomadland
– Promising young woman
– Sound of metal – GANADOR
– El juicio de los 7 de Chicago

 El Oscar a “Mejor fotografía”

– Judas y el mesías negro
– Mank – GANADORA
– Noticias del gran mundo
– Nomadland

Oscar a “Mejor diseño de producción”

– El Padre
– Ma Rainey’s black bottom
– Mank – GANADOR
– News of the world
– Tenet

Mejor actriz de Reparto - Yuh-Jung Youn

Oscar a “Mejor actriz de reparto” 

– Maria Bakalova por ‘Borat’.
– Glenn Close, por ‘Hillbilly: Una elegía rural’.
– Olivia Colman por ‘El padre’
– Amanda Seyfried, por ‘Mank’.
– Yuh-Jung Youn, por ‘Minari’ – GANADORA

El Oscar a “Mejores efectos visuales”

– Love and monsters
– The midnight sky
– Mulan
– The one and only Ivan
– Tenet – GANADORA

Oscar a “Mejor documental” 

– Collective
– Crip Camp
– The mole agent
– My octopus teacher – GANADOR
– Time

Oscar por “Mejor corto documental”

– Colette – GANADORA
– A concerto is a conversation
– Do not split
– Hunger Ward
– A love song for Latasha

Mejor Película Animada  - Soul

Oscar por “Mejor película animada”

– Onward
– Over the moon
– A shaun the sheep movie: Farmaggedon
– Soul – GANADORA
– Wolfwalkers

Oscar por “Mejor corto de animación”

– Burrow
– Genius Loci
– Si algo ocurre, te quiero – GANADOR
– Opera
– Yes-people

Oscar a “Mejor Cortometraje” se lo lleva “Two Distant Strangers”, inspirado en la muerte de George Floyd.

Oscar por “Mejor sonido”
– Greyhound
– Mank
– News of the world
– Soul
– Sound of metal – GANADOR

Mejor Director - Chloé Zhao

Oscar a “Mejor director”

– Thomas Vinterberg, por ‘Otra ronda’.
– David Fincher, por ‘Mank’.
– Lee Isaac Chung, ‘Minari’.
– Chloé Zhao, por ‘Nomadland’. – GANADORA
– Emerald Fennell, por ‘Promising Young Woman’.

Oscar por ‘Mejor diseño de vestuario’

– Emma
– Ma Rainey’s black bottom – GANADORA
– Mank
– Mulan
– Pinocchio

Oscar a ‘Mejor maquillaje y peluquería’
– Emma
– Hillbilly elegy
– Ma Rainey’s Black Bottom – GANADORA
– Mank
– Pinocchio

Mejor Actor de Reparto - Daniel Kaluuya

Oscar por ‘Mejor Actor de Reparto’

– Sacha Baron Cohen, por ‘El juicio de los siete de Chicago’.
– Daniel Kaluuya, por ‘Judas y el mesías negro’. – GANADOR
– Leslie Odom, por ‘Una noche en Miami’.
– Paul Raci, por ‘El sonido del metal’.

Oscar por “Mejor película internacional”:

– Another round – GANADOR
– Better Days
– Collective
– The man who sold his skin
– Quo vadis, Aida?

Oscar a “Mejor Guión Adaptado”

– Borat
– El Padre – GANADOR
– Nomadland
– Una noche en Miami
– El tigre blanco

Oscar por “Mejor Guion”

– Judas y el mesías negro
– Minari
– Promising young woman –  GANADORA
– Sound of metal
– El juicio de los 7 de Chicago

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Comprar libros en tiempos de coronavirus, por Julio Barco

Published

on

Sí, las épocas, como sugiere de Adorno, no dan para la poesía, sin embargo, algunos seguimos nutriendo la mente con bellas lecturas, libros encuadernados y viejas ediciones difíciles de encontrar. Para los lectores desprevenidos, se siguen bebiendo libros en algunos puestos de nuestra destartalada ciudad.

Ir es situarse en el contexto inmediato: lleva alcohol en chisguete, tapabocas doble y sencillo para el pasaje. Los buses van lentos y melancólicos, todos se arremolinan en la danza furibunda que es el tráfico de las periferias de Lima alrededor del mediodía. Bien, el silencio fúnebre llena las callejuelas de la avenida Rivagüero —garganta vasta de El Agustino—, tan solo matizadas por alguna muchacha en bluyín que espera silenciosamente el bus, o algún niño que le dice a su mamá “¿hay vida en Marte?” y ella sigue incólume observando su teléfono celular.

La cosa es no contagiarse de este bicho que ronda, elegantemente, con sus tenazas hirsutas, los tristes pulmones de nuestros vecinos. Se sabe de su ambición por multiplicarse de modo incesante, por ende, se exige cuidado.

La realidad hierve de matices. Y es obvio: los sábados se da citan todos los encuentros. Sonrisa de los jóvenes trapecistas que se trepan a un tractor para molestar a los dos conductores colgados. Luego seguirán danzando con acrobacia en cada semáforo rojo. El chofer es un viejo, cruzado de arrugas, pero bien plantando en su lucidez. Doma el bus como si fuera un potro.

Los que van a comprar libros en estas fechas deben saber que existe el puesto de Ángel Yzquierdo Duclós. Lugar hogareño, clavado al borde de Gamarra, justo en la estación 28 de Julio, —yo ahí bajo, observo para ambos lados y camino sereno— donde se da espacio en un local pegado a vendedores de zapatos, de ropa usada, de goma y alcoholes para zapateros; en curiosa simetría con el caos, los libros de Ángel son un bosque selecto. Llega otro amigo de Ángel, que se identifica por su hábito de curiosidad. Charlamos de la virtud.

-¿Tú crees que la izquierda es radical? Radicales son esos de la derecha que matan a los pobladores, les pagan poco. Mira, ¿sabes cuánto gana un policía? Cinco mil soles. ¿Y un profe? De mil quinientos a dos mil soles.

-Todo esto ya está comprando –advierte Ángel–, pero yo no voy a seguir citando el Manifiesto del Partido, mejor hablemos de otros temas.

Se observa ya la calle ahíta de pasos. Una flaca con su amiga pasan como una estela en la mar. Observo las ediciones de Valdelomar enfundadas en plásticos cuidadosamente doblados, a la manera duclosiana. Leo el título: “La ciudad de los tísicos” Su amigo sentencia:

-A ese Castillo le tienen miedo. La gente de la derecha de siempre. Esa misma gente que defiende las injusticias de la realidad.

Ángel apura su cerveza negra. Los ojos titilan. La señora, la “gringa”, que vende ropa usada nos llama la atención: guarden su chela, esto no es cantina. Hay ofertas de camisas a cinco soles, de pantalones de tela pulentas a cuatro soles, de chompas manga larga cuello de tortuga a diez soles. Regresa a su puesto y el vendedor de chucherías para remendar zapatos le lanza una risotada a Ángel. Su amigo sentencia:

-Aquí te tienen controlado Ángel. Mira a este viejo– me dice su amigo risueño–, ahí donde lo ves, hace algunos años era todo un galán. Estaba de novio con una chica bien bonita.

Ángel eleva el vaso de la chela. Da una reverencia solemne a la tarde grisácea, color llanto de agua empozada con gráciles mosquitos yertos, y vuelve a observar silenciosamente la calle. No solo es un selecto librero, sino también un poeta de factura memorable y un escritor intempestivo de valses. Pero, especialmente, es el autor de aquellos famosos versos: “soy un ave volando en el Campo de Agramante”, que lo conectan tanto con Baudelaire como con su sello único.

-Y esa flaca de Ángel era bien bacán. Bien humilde. Ángel la llevaba a comprar a Gamarra pero ella quería aquí, ¿no Ángel? Pucha, bien humilde. No sé por qué la perdió. Yo que él, si me dejaba, le hubiera dicho que me suicidaba para que no se vaya. Pero este tío… ahí donde lo ves, ya lleva…

-Treinta y seis años –sentencia Ángel, secando el vaso– y este primero de abril recién los cumplí, pero aquí en este puesto llevo quince años; antes todo era en la calle, vereda y otros puestos.

-¿Tú qué edad tienes? –pregunta el amigo.

Le digo mi edad.

-Mira que Ángel lleva más años vendiendo aquí que tu edad. Qué increíble, ¿no campeón?

Termino la botella y Ángel, solícito, me saca la bolsa con libros. Nos despedimos sin omitir el deseo de un siguiente y fecundo encuentro. Adentro van algunos tomos sobre la historia del Perú, la guerra del Pacífico, selección de artículos de Federico More, unos cuentos de Antonio Gálvez Ronceros, una novela de Daudet, un libro sobre un coloquio de escritores en Cusco (con Hinostroza y Ribeyro entre los invitados), un estudio de los nudos de Eielson… entre otros temas. Achispado por la cerveza negra, salgo a la vereda de Aviación. Camino entre jóvenes venezolanos, entre vendedoras de ropa, entre señoras que sentadas en una silla blanca de plástico te invitan a entrar a un prostíbulo, entre taxistas y gente apurada que no pide permiso, entre los primeros vendedores de mazamorra de la tarde, con su bandeja de madera con la mazamorra morada dentro de vasijas redondas que límpidamente guardan la masa morada con la canela embalsamada encima… ubico un taxi y cuadro el precio. Subo y lo primero que hago es abrir —ansiosa, feliz y rápidamente— la bolsa. Y ojeo el primer libro, y me detengo a escuchar la emisora que discurre: conferencias de Castillo en Trujillo, canciones de José José. Qué triste fue decirnos adiós. Sin embargo, mi atención se pega como molusco a las páginas que tengo entre mis manos. Y leo algunas líneas de Coloquio de Literatura y Sociedad. Ribeyro responde:

-¿Ocupación?
–No tengo
–Profesión.
–No tengo ninguna profesión
–Qué hace entonces?
–Escribo de cuando en cuando.
-¿De qué vive?
–De mis ahorros y de mis derechos de autor.

Cierro el libro, saco un billete, pago y me limpio las manos con alcohol. Finalmente, bajo a la altura del hospital Bravo Chico y camino directo al paradero de las mototaxis.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

“Es que somos muy pobres”, por Juan Rulfo

Un cuento del escritor mexicano Juan Rulfo, donde expresa la percepción de su vida, y refleja su tristeza por el sufrimiento de los pobres ante las injusticias sociales.

Published

on

Aquí todo va de mal en peor. La semana pasada se murió mi tía Jacinta, y el sábado, cuando ya la habíamos enterrado y comenzaba a bajársenos la tristeza, comenzó a llover como nunca. A mi papá eso le dio coraje, porque toda la cosecha de cebada estaba asoleándose en el solar. Y el aguacero llegó de repente, en grandes olas de agua, sin darnos tiempo ni siquiera a esconder aunque fuera un manojo; lo único que pudimos hacer, todos los de mi casa, fue estarnos arrimados debajo del tejabán, viendo como el agua fría que caía del cielo quemaba aquella cebada amarilla tan recién cortada.

Y apenas ayer, cuando mi hermana Tacha acababa de cumplir doce años, supimos que la vaca que mi papá le regaló para el día de su santo se la había llevado el río.

El río comenzó a crecer hace tres noches, a eso de la madrugada. Yo estaba muy dormido y, sin embargo, el estruendo que traía el río al arrastrarse me hizo despertar en seguida y pegar el brinco de la cama con mi cobija en la mano, como si hubiera creído que se estaba derrumbando el techo de mi casa. Pero después me volví a dormir, porque reconocí el sonido del río y porque ese sonido se fue haciendo igual hasta traerme otra vez el sueño.

Cuando me levanté, la mañana estaba llena de nublazones y parecía que había seguido lloviendo sin parar. Se notaba en que el ruido del río era más fuerte y se oía más cerca. Se olía, como se huele una quemazón, el olor a podrido del agua revuelta.

A la hora en que me fui a asomar, el río ya había perdido sus orillas. Iba subiendo poco a poco por la calle real, y estaba metiéndose a toda prisa en la casa de esa mujer que le dicen La Tambora. El chapaleo del agua se oía al entrar por el corral y al salir en grandes chorros por la puerta. La Tambora iba y venía caminando por lo que era ya un pedazo de río, echando a la calle sus gallinas para que se fueran a esconder a algún lugar donde no les llegara la corriente.

Y por el otro lado, por donde está el recodo, el río se debía de haber llevado, quién sabe desde cuándo, el tamarindo que estaba en el solar de mi tía Jacinta, porque ahora ya no se ve ningún tamarindo. Era el único que había en el pueblo, y por eso nomás la gente se da cuenta de que la creciente esta que vemos es la más grande de todas las que ha bajado el río en muchos años.

Mi hermana y yo volvimos a ir por la tarde a mirar aquel amontonadero de agua que cada vez se hace más espesa y oscura y que pasa ya muy por encima de donde debe estar el puente. Allí nos estuvimos horas y horas sin cansarnos viendo la cosa aquella. Después nos subimos por la barranca, porque queríamos oír bien lo que decía la gente, pues abajo, junto al río, hay un gran ruidazal y sólo se ven las bocas de muchos que se abren y se cierran y como que quieren decir algo; pero no se oye nada. Por eso nos subimos por la barranca, donde también hay gente mirando el río y contando los perjuicios que ha hecho. Allí fue donde supimos que el río se había llevado a la Serpentina, la vaca esa que era de mi hermana Tacha porque mi papá se la regaló para el día de su cumpleaños y que tenía una oreja blanca y otra colorada y muy bonitos ojos.

No acabo de saber por qué se le ocurriría a la Serpentina pasar el río este, cuando sabía que no era el mismo río que ella conocía de a diario. La Serpentina nunca fue tan atarantada. Lo más seguro es que ha de haber venido dormida para dejarse matar así nomás por nomás. A mí muchas veces me tocó despertarla cuando le abría la puerta del corral, porque si no, de su cuenta, allí se hubiera estado el día entero con los ojos cerrados, bien quieta y suspirando, como se oye suspirar a las vacas cuando duermen.


Y aquí ha de haber sucedido eso de que se durmió. Tal vez se le ocurrió despertar al sentir que el agua pesada le golpeaba las costillas. Tal vez entonces se asustó y trató de regresar; pero al volverse se encontró entreverada y acalambrada entre aquella agua negra y dura como tierra corrediza. Tal vez bramó pidiendo que la ayudaran. Bramó como sólo Dios sabe cómo.

Yo le pregunté a un señor que vio cuando la arrastraba el río si no había visto también al becerrito que andaba con ella. Pero el hombre dijo que no sabía si lo había visto. Sólo dijo que la vaca manchada pasó patas arriba muy cerquita de donde él estaba y que allí dio una voltereta y luego no volvió a ver ni los cuernos ni las patas ni ninguna señal de vaca. Por el río rodaban muchos troncos de árboles con todo y raíces y él estaba muy ocupado en sacar leña, de modo que no podía fijarse si eran animales o troncos los que arrastraba.

Nomás por eso, no sabemos si el becerro está vivo, o si se fue detrás de su madre río abajo. Si así fue, que Dios los ampare a los dos.

La apuración que tienen en mi casa es lo que pueda suceder el día de mañana, ahora que mi hermana Tacha se quedó sin nada. Porque mi papá con muchos trabajos había conseguido a la Serpentina, desde que era una vaquilla, para dársela a mi hermana, con el fin de que ella tuviera un capitalito y no se fuera a ir de piruja como lo hicieron mis otras dos hermanas las más grandes.

Según mi papá, ellas se habían echado a perder porque éramos muy pobres en mi casa y ellas eran muy retobadas. Desde chiquillas ya eran rezongonas. Y tan luego que crecieron les dio por andar con hombres de lo peor, que les enseñaron cosas malas. Ellas aprendieron pronto y entendían muy bien los chiflidos, cuando los llamaban a altas horas de la noche. Después salían hasta de día. Iban cada rato por agua al río y a veces, cuando uno menos se lo esperaba, allí estaban en el corral, revolcándose en el suelo, todas encueradas y cada una con un hombre trepado encima.

Entonces mi papá las corrió a las dos. Primero les aguantó todo lo que pudo; pero más tarde ya no pudo aguantarlas más y les dio carrera para la calle. Ellas se fueron para Ayutla o no sé para dónde, pero andan de pirujas.

Por eso le entra la mortificación a mi papá, ahora por la Tacha, que no quiere vaya a resultar como sus otras dos hermanas, al sentir que se quedó muy pobre viendo la falta de su vaca, viendo que ya no va a tener con qué entretenerse mientras le da por crecer y pueda casarse con un hombre bueno, que la pueda querer para siempre. Y eso ahora va estar difícil. Con la vaca era distinto, pues no hubiera faltado quién se hiciera el ánimo de casarse con ella, sólo por llevarse también aquella vaca tan bonita.

La única esperanza que nos queda es que el becerro esté todavía vivo. Ojalá no se le haya ocurrido pasar el río detrás de su madre. Porque si así fue, mi hermana Tacha está tantito así de retirado de hacerse piruja. Y mamá no quiere.

Mi mamá no sabe por qué Dios la ha castigado tanto al darle unas hijas de ese modo, cuando en su familia, desde su abuela para acá, nunca ha habido gente mala. Todos fueron criados en el temor de Dios y eran muy obedientes y no le cometían irreverencias a nadie. Todos fueron por el estilo. Quién sabe de dónde les vendría a ese par de hijas suyas aquel mal ejemplo. Ella no se acuerda. Le da vuelta a todos sus recuerdos y no ve claro dónde estuvo su mal o el pecado de nacerle una hija tras otra con la misma mala costumbre. No se acuerda. Y cada vez que piensa en ellas, llora y dice: «Que Dios las ampare a las dos».

Pero mi papá alega que aquello ya no tiene remedio. La peligrosa es la que queda aquí, la Tacha, que va como palo de ocote crece y crece y que ya tiene unos comienzos de senos que prometen ser como los de sus hermanas: puntiagudos y altos y medio alborotados para llamar la atención.

«Sí,» dice, «llenará los ojos a cualquiera donde quiera que la vean. Y acabará mal; como que estoy viendo que acabará mal.»

Ésa es la mortificación de mi papá.

Y Tacha llora al sentir que su vaca no volverá porque se la ha matado el río. Está aquí, a mi lado, con su vestido color de rosa, mirando el río desde la barranca y sin dejar de llorar. Por su cara corren chorretes de agua sucia como si el río se hubiera metido dentro de ella.

Yo la abrazo tratando de consolarla, pero ella no entiende. Llora con más ganas. De su boca sale un ruido semejante al que se arrastra por las orillas del río, que la hace temblar y sacudirse todita, y, mientras, la creciente sigue subiendo. El sabor a podrido que viene de allá salpica la cara mojada de Tacha y los dos pechitos de ella se mueven de arriba abajo, sin parar, como si de repente comenzaran a hincharse para empezar a trabajar por su perdición.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIBRERÍA

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending