Connect with us

Cultura

Bicentenario de la Biblioteca Nacional del Perú: desde sus colecciones fotográficas

Una síntesis histórica que muestra mediante imágenes la evolución de la BNP, sus directores y en especial de sus colecciones fotográficas.

Avatar photo

Published

on

Escribe: Enrique Mori
Bibliotecario-BNP

Un día como hoy, 28 de agosto pero de 1821, el libertador Don José de San Martín decreta la fundación de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), en el cual se señala: “Se establecerá una Biblioteca Nacional en esta capital para el uso de todas las personas que gusten concurrir a ella…”  Su inauguración se realiza el 17 de setiembre de 1822, siendo su primer bibliotecario el clérigo Mariano José de Arce; sus fondos primigenios constaba de 11, 256 volúmenes provenientes de la biblioteca de la Universidad Mayor de San Marcos, de  los Jesuitas y de donativos personales como la biblioteca del General San Martín. El local donde se estableció la Biblioteca Nacional fue en los ambientes del Colegio Máximo San Pablo que pertenecía a la orden de los Jesuitas.

En el transcurrir de los años, la BNP estuvo dirigida por personajes notables como: Francisco de Paula González Vigil, Manuel de Odriozola, Ricardo Palma, quien desde 1881 a 1884 se le encargo el trabajo de la reconstrucción de la 2da. BNP, debido a que en enero de 1881, Lima fue invadida por los chilenos luego de las Batallas de San Juan y Miraflores, sufriendo el saqueo de la biblioteca. Palma al asumir la Dirección de la Biblioteca, informa que de 56,000 vols., solo quedaron 738. La apertura de la BNP, luego del saqueo chileno, se efectuó el 28 de Julio de 1884. La labor de Palma fue propia de un “bibliotecario mendigo”, viéndose los resultados años más tarde, y en 1906, señalaba en su memoria de 1905, que la colección de la Biblioteca era de 40,795 vols.

Antigua fachada e ingreso a la BNP, ubicada en la calle de Estudios (hoy Jr. Ucayali)

Durante los periodos anteriores no se tienen datos o registros de colecciones fotográficas adquiridas o que estén dentro de la misma Biblioteca Nacional, ello también a que el daguerrotipo llega al Perú en Mayo de 1841.

El 10 de mayo de 1943, y bajo la Dirección del Sr. Carlos A. Romero, se produjo un voraz incendio que destruyó casi en su totalidad la BNP. Es llamado el Doctor Jorge Basadre para asumir la dirección y la reconstrucción de la 3ra. Biblioteca Nacional, una de sus tareas fue la urgente necesidad de contar con profesionales de la disciplina bibliotecaria; Basadre señalaba que lo prioritario era la construcción de un edificio para una nueva biblioteca y luego, la creación de una Escuela de Bibliotecarios. Pero donde Basadre enfatizo la labor de la BNP, como permanente y fundamental, era ejecutar una política bibliotecaria en el Perú.

Asumieron, posteriormente, la dirección destacados intelectuales que enriquecieron las colecciones de la BNP personalidades como:

Cristóbal de Losada y Puga  (1948-1961).- Durante su gestión se recibieron valiosas  colecciones como las del Dr. Raúl Porras Barrenechea, el donativo de Heliodoro Valle, Ricardo Palma, Paul Rivet, entre otros. Por entonces la colección eran de 414, 399 libros y folletos; 162,291 manuscritos; siendo el total incluyendo publicaciones periódicas, mapas, etc., de 640,872 documentos, en su memoria señala: “Tenemos una colección de fotografías que constituye una valiosa documentación gráfica acerca de hombres, monumentos y formas de vida característica de nuestro país. Su tratamiento se encuentra casi completo en lo que atañe al montaje; pero no así en lo relativo a las fichas que hagan accesible al estudioso su consulta.”

Ambientes y bibliotecarios antes del incendio de mayo de 1943.

Esta colección se incrementó de 2,872 fotografías en 1950 a 5,550 fotografías en 1959.

Rubén Vargas Ugarte (1961–1962).- Durante su gestión se crea el Registro Nacional del Derecho de Autor. Señala en su memoria que durante el año de su gestión se comenzó la clasificación de la colección de fotografías y grabados, para lo cual se empleó un esquema adoptado, según el sistema Dewey. No informa cantidades de fotografías.

Carlos Cueto Fernandini (1962-1966).- Se crea por ley 10847 de fecha 25 de marzo de 1947 el Fondo San Martín y se asume la administración de las rentas de dicha norma. Engloba a las fotografías dentro de las cantidades generales de materiales como mapas, música, grabados, hojas sueltas, etc. en 64,670 unidades. Hay que puntualizar que “en 1966 dejaron de prestar servicio en el Departamento… los bibliotecarios encargados de las colecciones de música e ilustraciones y, fotografías, por ello es que se observa una baja en el número de unidades clasificadas y catalogadas” ello según refiere a su memoria.

Guillermo Lohmann Villena (1966-1969).- Llegan diversos donativos como el Archivo Manuel González Prada y del Dr. Alberto Ulloa, obras importantes como la “Historia de la Conquista del Perú” de Agustín de Zárate. Se dan mejoras en los servicios de Consulta y Lectura e Investigaciones Bibliográficas. Se engloba las cantidades fotográficas con otras colecciones especiales 76,593 unidades.

Estuardo Núñez Hague (1969-1973).- Se crea la Biblioteca Escolar Piloto José de San Martín a fin de descongestionar a la BNP del público usuario escolar. Se engloba las cantidades fotográficas con otras colecciones especiales en 152,971 unidades.

María Clara Bonilla de Gaviria (1973-1980).- Está considerada como la 1ra directora mujer en ocupar dicho cargo y la 1ra bibliotecaria en asumirlo, durante su gestión se publica el catálogo de autores de la colección peruana de la BNP en 6 tomos que cubre 424 años (1553-1977) es conocido como “El Catalogo Hall”. Es transferida la Escuela Nacional de Bibliotecarios a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. No se registran datos sobre colecciones fotográficas.

José Tamayo Herrera (1981-1982, primer período).- Se adquiere más de 60,000 libros  para la Biblioteca Nacional en Europa, se dan los primeros estudios del nuevo local de la BNP, se realizan los primeros estudios para automatizar la Biblioteca Nacional. No se registran datos sobre colecciones fotográficas.

Héctor López Martínez (1983).- Se da inició al proceso para obtener la autonomía de la BNP. No señalan datos sobre las colecciones fotográficas.

Franklin Pease (1984-1986).- Se da la organización administrativa del Sistema Nacional de Bibliotecas, llegan los donativos de equipos de microfilmación. Señala en su memoria que “la fototeca ha sido incrementada en más de un centenar de unidades y cinco mil negativos”. Refiere, más adelante, que la familia Ugarte Salazar hizo el donativo del archivo fotográfico de Luis S. Ugarte consistente en una serie de negativos en placas de vidrio con fotografías antiguas de personajes de Lima hacia finales del siglo pasado hasta la mitad del 900, siendo un aproximado de cinco mil negativos. No solo fue este el único donativo hubo un centenar de fotografías que incrementaron la fototeca.

Juan Mejía Baca (1986-1990).- Se logra la autonomía económica, administrativa y técnica de la BNP. Se adquiere el más importante fondo fotográfico, el Archivo Courret, consistente en más de 53 mil negativos en vidrio y acetato con un amplio espectro de imágenes de personajes, principalmente, así como de lugares lo que constituyó un verdadero logro ya que representa la memoria gráfica de la nación entre 1863 y 1935 año en que quiebra el estudio y es entregado, en parte, a la familia Rengifo quien luego la ofrece a la BNP.

José Tamayo Herrera (1990-1991, segundo período).- Se instala e inaugura los equipos de computadoras donadas por la IBM poniéndose en marcha la automatización de la BNP. No se registran datos sobre las colecciones fotográficas.

Desaparecida sala de lectura, antes del incendio de Mayo de 1943.

Pedro Gjurinovic  (1991-1992).- Asumió la Dirección en tiempos de crisis organizacional  de la BNP. El 10 de Diciembre de 1991 y mediante el D.S. 28-911-ED es declarado en emergencia, debido principalmente a la escasa asignación económica, el Sistema Nacional de Bibliotecas y la BNP., No hay información sobre las colecciones fotográficas.

Martha Fernández de López (1992-2001) Segunda bibliotecóloga en asumir el cargo de Directora. Sobre las acciones realizadas expreso: “la computarización de la biblioteca; además adelantamos la construcción del nuevo local en San Borja, que permitirá descentralizar funciones, separa colecciones y, sobre todo, contar con una verdadera Biblioteca Nacional, es decir que funcione como  tal;” En el año 1994 se inician trabajos a fin de recuperar el archivo Courret conjuntamente con la Embajada de Francia para ello se digitalizó y recuperó 53,000 placas fotográficas de este estudio. En 1995 se entrega el Archivo Courret en un sistema “SUPER-BASE” con apariencia de Fox-Pro y que visualiza las imágenes digitalizadas gracias al trabajo en el Software “FOTO DE LUXE” además de 14 CDS con las imágenes, en dicho año se realizan diversas exposiciones sobre el archivo Courret pero sobre todo en el Museo de la Nación con el nombre “Memorias de una Ciudad”. En 1998 se inicia el “Proyecto Courret” conjuntamente con la Telefónica de Perú, el cual consistía en colocar las 53,000 imágenes digitalizadas por Internet en un web creado y administrado por la  Telefónica; dicho proyecto se concretó en Diciembre de 1999.

Sinesio López (2001-2006) Se culmina los trabajos de la nueva sede de la BNP y esta es inaugurada el 27 de Marzo del 2006. Es inaugurada la Biblioteca Virtual. Se trasladan las diversas colecciones a la nueva sede. Llega el archivo fotográfico de la revista Gente.

Hugo Neira Samanez (2006-2010). En el 2008 es trasladado el Archivo Courret a la nueva sede de la BNP y se procede a su reguardo con las medidas climáticas necesarias.

Ramón Mujica Pinilla (2010-2016) Se realiza un inventario de sus fondos antiguos y para ello se cierra la BNP. En su memoria señala la existencia de más de 258 mil fotografías, procesadas, sin procesar y en negativos.

Alejandro Neyra Sánchez (2017) No hace referencia a colecciones fotográficas.

María Emma Mannarelli (2018-2019) El Archivo Courret pasa a formar parte de la Biblioteca Digital en nueva plataforma.

Ezio Neyra (2020- en la actualidad) Mas de 30 mil negativos del Archivo Courret es declarado patrimonio cultural de la nación, a un año después del centenario del fallecimiento de Eugenio Courret (1839-1920).

En esta síntesis histórica se a querido mostrar la evolución de la BNP, sus directores y en especial de sus colecciones fotográficas. En este Bicentenario se espera que los años por venir las autoridades, competentes y sobre todo profesionales de la especialidad se esfuercen por el devenir de la institución, del Sistema Nacional de Bibliotecas y por el servicio a los ciudadanos y a los diversos pueblos multiculturales que conforman el milenario Perú.

Comentarios

Cultura

Cenizas de nuestro Patrimonio Histórico (VIDEO)

Cada vez que se incendia nuestro patrimonio histórico, las autoridades solo aparecen para la foto. Tras el incendio de la Casa Marcionelli hacemos un repaso del patrimonio del centro histórico que ha sido devorado por el fuego y luego de ocho años continúan en cenizas.

Avatar photo

Published

on

En los últimos días, la noticia se ha centrado en el incendio que destruyó la Casa Marcionelli, ubicada en el jirón Carabaya en el centro histórico de Lima y que era considerada patrimonio cultural invaluable, por haberse cumplido un centenario de su edificación.

En esa línea, algunos políticos de todos los colores han salido a protestar por la defensa del patrimonio arquitectónico; sin embargo, ¿en Perú realmente, se defiende el Patrimonio Cultural material e inmaterial?

Empecemos por preguntarnos ¿Qué dicen las leyes en nuestro país?

El artículo 21º de la Constitución establece claramente que los patrimonios culturales de la nación están protegidos por el Estado; asimismo, la Ley General de Patrimonio Cultural de la Nación 28296 identifica, registra, declara, protege y conserva los patrimonios; e incluso, el Código Penal, en sus artículos 226º al 231º sanciona con pena de hasta 8 años de cárcel a los responsables de haber alterado o destruido los bienes culturales del Perú.

Sin embargo, a pesar que tenemos leyes por doquier, éstas no se cumplen y en especial en los temas relacionados a cultura; porque como es sabido el Ministerio de Cultura desde que inició sus operaciones hace más de 12 años, simplemente se convirtió en un holograma ubicado en la avenida Javier Prado.

Es por ello, que solamente en el centro histórico de Lima existen cientos de inmuebles con valor monumental; sin embargo, aún permanecen en abandono, y como muestra, mencionaremos algunos casos emblemáticos de patrimonios culturales inmuebles que han sido destruidos y que hasta hoy no se han recuperado:

Como el legendario café literario Palais Concert, ubicado en el jirón de La Unión, y que fue demolido parcialmente, para convertirse en una tienda por departamentos Ripley durante la gestión de la exalcaldesa Susana Villarán que otorgó licencia a la firma chilena para construir su almacén comercial, a pesar que fue declarada patrimonio cultural de la Nación.

Cómo olvidar el incendio de la casona ubicada en la Plaza Dos de Mayo, ocurrido el 16 de octubre de 2014. Esta belleza arquitectónica diseñada por el arquitecto francés Edmond Guillaume y el escultor Leon Cugnot fue construida durante el gobierno de Augusto B Leguía. Sin embargo, a pesar que la exministra de Cultura Diana Álvarez Calderón y la exalcaldesa Susana Villarán salieron ante los reflectores a señalar que sería recuperada, hasta el día de hoy este monumento histórico continúa siendo un escombro.

Posteriormente, fuimos testigos del incendio de la Casa Giacoletti, en la madrugada del 27 de octubre de 2018. Aquel hermoso edificio ubicado frente a la Plaza San Martín, y que fue diseñado por los hermanos Masperi de nacionalidad italiana, ardió en llamas y quedó reducida en cenizas. Y de igual modo el exalcalde de Lima Jorge Muñoz se comprometió a restaurarla, pero nunca cumplió la promesa y mucho menos la exministra de Cultura, Patricia Balbuena que estaba más enfrascada en darle ordenes de servicios a Richard Swing.

Finalmente, acaba de ser destruida en su totalidad la Casa Marcionelli por causa de un fortuito incendio durante la reciente asonada en el centro de Lima; y la ministra de Cultura Leslie Urteaga también salió ante los reflectores para dar un recorrido por la zona afectada del inmueble y posó ante las cámaras de los medios, para afirmar que luego de los resultados de las investigaciones trabajarán con la Municipalidad de Lima para las labores de restauración.

¿Realmente alguien cree en las autoridades? ¿Si tomamos en cuenta que ya fueron destruidos y abandonados a su suerte el Palais Concert, el edificio El Buque, la Casona de la Plaza Dos de Mayo y la Casa Giacoletti?

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Exposición bipersonal de Stefano Bermellón y Juan Carlos Torres en el BTH Hotel

El jueves 26 de enero se inaugurará la bipersonal “El Deseo Constante”, de los artistas Stefano Bermellón y Juan Carlos Torres, en el Art Gallery del BTH Hotel que inicia su apoteósica temporada de exposiciones 2023.

Avatar photo

Published

on

Se inicia la temporada 2023 de exhibiciones en el Art Gallery del BTH Hotel, con el firme y fiel propósito de siempre: apoyar al arte y la cultura en nuestro país, acogiendo a artistas peruanos y mostrar lo mejor de cada uno.

“El Deseo constante” (Citando a Freud sobre la búsqueda infinita de las emociones, es la analogía del pintor buscando la obra perfecta), es la nueva y primera exhibición del año que reúne a los artistas peruanos Stefano Bermellón y Juan Carlos Torres; este último, también curador de la muestra.

Es la búsqueda infinita de las emociones, la analogía del pintor buscando la obra perfecta… Según Freud, la emoción contiene dos elementos distintos: por un lado, las descargas de energía física; por otro lado, ciertos sentimientos (percepciones de las acciones que se producen y sentimientos de placer o desagrado que dan a la emoción sus características esenciales).

“El deseo Constante”– se refiere pues a ese gesto y/o sentimiento e incluso manifestación artística que no se ve saciada; Ese viaje elíptico en búsqueda de la perfección quizás, o de la mejor manera de representar la estética y poética personal del artista, en un entorno sublime y caótico. Pero sobre todo en un mundo tan cambiante y tan velozmente moldeable, capaz de entenderlo solo en los sueños o en los sentimientos y manifestaciones de los artistas.

Las obras de Bermellón al principio se basaron en el figurativo que transitó en el realismo fotográfico; sin embargo, luego de algunos años sus pinturas fueron transformadas al abstracto colorido, con pinceladas sueltas, que resaltaron la contundencia de los colores pasteles. Y actualmente sucumbe a la técnica de la mancha como ingrediente fundamental en toda su obra.

Stefano Bermellón ha participado en numerosas exposiciones colectivas nacionales; asimismo, en la Trygve Lie Gallery de Nueva York. Y actualmente cuenta con 5 exposiciones individuales: Innuendo en 2016; Pigmalión en 2019; Glamour en 2020; Íconos en 2021, y Colors también en 2021.

Estudió Artes visuales en la Escuela de Arte Corriente Alterna y posteriormente en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes; además ha compuesto piezas musicales en piano; y fue primera guitarra de un importante grupo de rock, es así que la música juega un papel importante en su proceso creativo.

Juan Carlos Torres, estudió pintura, escultura y grabado en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú. En el Instituto Toulouse Lautrec, Arquitectura de Interiores, pintura en la Houston Art League, USA y en De Ateliers, Holanda un residenciado en Pintura.

Cuenta con una larga trayectoria y exposiciones individuales en nuestro país. En el 2010 expone “DIOSAS PINTADAS” en la galería de arte Mercedes Giachetti. Buenos Aires. En el 2019 presenta “DE LA LIGEREZA – La mirada distraída” en la galería Tarsila do Amaral. CC. Brasil-Perú.

Los esperamos en la inauguración en el Art Gallery del BTH Hotel este jueves 26 de enero, desde las 7pm. en Av. Guardia Civil 727 San Borja. (A unos metros del Óvalo José Quiñones).

Ingreso libre.

Brindis de honor y catering.

La muestra permanecerá abierta al público por 60 días y el horario de visitas es desde las 10 a.m.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Exposición bipersonal de Stefano Bermellón y Juan Carlos Torres en el BTH Hotel

El Art Gallery del BTH Hotel inicia su temporada 2023 con los artistas visuales Stefano Bermellón y Juan Carlos Torres, con su bipersonal “El Deseo Constante”, que se inaugurará el jueves 19 de enero.

Avatar photo

Published

on

Se inicia la temporada 2023 de exhibiciones en el Art Gallery del BTH Hotel, con el firme y fiel propósito de siempre: apoyar al arte y la cultura en nuestro país, acogiendo a artistas peruanos y mostrar lo mejor de cada uno.

“El Deseo constante” (Citando a Freud sobre la búsqueda infinita de las emociones, es la analogía del pintor buscando la obra perfecta), es la nueva y primera exhibición del año que reúne a los artistas peruanos Stefano Bermellón y Juan Carlos Torres; este último, también curador de la muestra.

Es la búsqueda infinita de las emociones, la analogía del pintor buscando la obra perfecta… Según Freud, la emoción contiene dos elementos distintos: por un lado, las descargas de energía física; por otro lado, ciertos sentimientos (percepciones de las acciones que se producen y sentimientos de placer o desagrado que dan a la emoción sus características esenciales).

“El deseo Constante”– se refiere pues a ese gesto y/o sentimiento e incluso manifestación artística que no se ve saciada; Ese viaje elíptico en búsqueda de la perfección quizás, o de la mejor manera de representar la estética y poética personal del artista, en un entorno sublime y caótico. Pero sobre todo en un mundo tan cambiante y tan velozmente moldeable, capaz de entenderlo solo en los sueños o en los sentimientos y manifestaciones de los artistas.

Las obras de Bermellón al principio se basaron en el figurativo que transitó en el realismo fotográfico; sin embargo, luego de algunos años sus pinturas fueron transformadas al abstracto colorido, con pinceladas sueltas, que resaltaron la contundencia de los colores pasteles. Y actualmente sucumbe a la técnica de la mancha como ingrediente fundamental en toda su obra.

Bermellón ha participado en numerosas exposiciones colectivas nacionales; asimismo, en la Trygve Lie Gallery de Nueva York. Y actualmente cuenta con 5 exposiciones individuales: Innuendo en 2016; Pigmalión en 2019; Glamour en 2020; Íconos en 2021, y Colors también en 2021.

Obra de Bermellón.

Estudió Artes visuales en la Escuela de Arte Corriente Alterna y posteriormente en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes; además ha compuesto piezas musicales en piano; y fue primera guitarra de un importante grupo de rock, es así que la música juega un papel importante en su proceso creativo.

Juan Carlos Torres, estudió pintura, escultura y grabado en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú. En el Instituto Toulouse Lautrec, Arquitectura de Interiores, pintura en la Houston Art League, USA y en De Ateliers, Holanda un residenciado en Pintura.

Juan Carlos Torres y su obra.

Cuenta con una larga trayectoria y exposiciones individuales en nuestro país. En el 2010 expone “DIOSAS PINTADAS” en la galería de arte Mercedes Giachetti. Buenos Aires. En el 2019 presenta “DE LA LIGEREZA – La mirada distraída” en la galería Tarsila do Amaral. CC. Brasil-Perú.

Los esperamos en la inauguración en el Art Gallery del BTH Hotel este jueves 19 de enero, desde las 7pm. en Av. Guardia Civil 727 San Borja.

Ingreso libre.

Brindis de honor.

El horario para visitar la muestra es desde las 10 a.m.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Un “Diablo Bueno”

Lima Gris conversó con el ingeniero Manuel Salas Córdova sobre sus obras y la literatura publicada en torno a la Amazonía.

Avatar photo

Published

on

Existe un lenguaje común para hablar de vivencias o hechos ocurridos en la selva. De ahí que los diversos autores, unos con más ingenio o talento que otros, han ficcionado de manera propia y particular sobre ese universo verde. Como muestrario tenemos a escritores de la talla de Arturo Demetrio Hernández o Francisco Izquierdo Ríos quienes a través de su narrativa, lograron  llevarnos a ese mundo misterioso y único. Pero ellos no están solos los acompañan una pléyade de nombres y de obras como Jenaro Herrera con “Leyendas y Tradiciones de Loreto” (1918), Sacha novela, según se dice  la novela pionera selvática que corresponde a César Augusto Velarde y fue editada en 1928.

Arturo Hernández, recreó las aventuras ocurridas a orillas del Ucayali en sus novelas Sangama (1942), Selva Trágica (1954). El pintor y escritor César Calvo de Araujo publicó en 1963 Paiche y su hijo el poeta César Calvo Soriano dio luz en 1981 a Las Tres Mitades de Yno Moxo y otros brujos de la Amazonía, una obra caleidoscópica sobre el mundo mágico de la Amazonía. Para completar esta lista, no podemos dejar de mencionar a “Pantaleón y las Visitadoras” de Mario Vargas Llosa que fue llevada al cine en 1975 y 1990.

Demetrio, el mitayero

Tres títulos más debemos sumar a este género, pero esta vez nos ubicamos en la selva cusqueña de Kcosñipata (provincia de Paucartambo) para dar título a las novelas Obsesión de Libertad (2016) y Demetrio el mitayero (2022). La tercera entrega, De París al Paititi editada en el 2018, relata una de esas locas aventuras de los que buscan el mítico Paititi y terminan devorados por la selva y sus misterios. Los tres temas son producto de experiencias vividas con los personajes de las narraciones, vale decir que se tratan de novelas realistas.

El autor de esta singular trilogía es el ingeniero químico cusqueño Manuel Salas Córdova, a quién su vocación literaria lo ha llevado a integrar el Círculo Andino de Cultural  con sede en Lima y acceder a la Presidencia del Patronato Regional Cusco.

Manolo siempre supo que lo suyo aparte de las fórmulas y la malta, era la literatura. De ahí que nunca dejó de ser un  lector compulsivo como lo fue su padre a quien nombra en dos de sus novelas y coge las historias que se vivieron en sus  ex haciendas Santa Rosa y Edaphos,  esta última ubicada en las cercanías de la comunidad nativa de Wachipayri (Alto Madre de Dios). En esta especie de paraíso, conoce a personajes como Demetrio Terrazas Hancco, el mitayero, llamado así por su condición de cazador y pescador. Un hombre que vivía de acuerdo a sus propios principios y de tan feo fue bautizado como el “diablo” pero por su bondad, era considerado un diablo bueno.

Salas relata la vida de este personaje de manera lineal, haciendo hincapié sobre el doloroso pasado que lo persigue como una sombra hasta encontrar en el amor y un hogar la calma que se rompe abruptamente por la llegada de un grupo de seudo estudiantes quienes van en busca de  supuestos guerrilleros y gracias  a una maquinaria de engaños y enmascaramientos, urden un plan y lo  acusan falsamente de haberse unido a  un  grupo subversivo, totalmente inexistente en Kcosñipata. Demetrio es asesinado y su manoseada historia sirve a personajes corruptos para obtener grandes ganancias. Son los años de inicios del 60.

Hacemos un alto, para resaltar la maestría con que ha sido relatada esta historia, utilizando un lenguaje claro y directo, así el lector puede recorrer las páginas como si fuera el interlocutor que escucha a un amigo que se la cuenta para dejar constancia de la vida y muerte de alguien que conoció de cerca.

Demetrio, el Mitayero, ha sido presentado en la última feria del Libro en Cusco y espera hacerlo en pronta fecha en el Club Cusco de Lima.

Lima Gris conversó con el ingeniero Manuel Salas Córdova sobre este título y los demás.

Descubro que hay un nexo entre tus novelas, especialmente con Demetrio el Mitayero y Locotone, pues están estrechamente relacionadas con las dos ex haciendas de tu padre Edaphos y Santa Rosa, ubicadas en el distrito de Kcosñipata. ¿Esta narrativa responde a las vivencias que experimentaste en tu niñez y juventud?

Es verdad, mi padre llegó a la Selva de Kcosñipata, a Edaphos entre el río Keros y Sabaluyoc el año 1954, a partir de entonces en mis vacaciones de Julio y de Diciembre yo lo acompañaba, y como todo niño tenía fantasías y me fui familiarizando con las gentes en el fundo, y con sus familias, buscando siempre el equilibrio de edad, así nace mi amistad con la etnia wachipaire, que vivían muy cerca  a la casa de mi padre.

El entrañable Demetrio, feo de rostro pero poseedor de un alma superior, ha sido un personaje que formó parte de vuestra vida. Seguro por ello recogiste y mostraste su singular historia en la novela Demetrio el Mitayero y también como una manera de hacerle justicia.

Demetrio trabajó muy poco tiempo con mi papá, yo lo conocí cuando en una de mis vacaciones, llegó a casa ofreciendo carne de venado y pescado (dorados y boquichicos), y pieles,) y tuvo una larga conversación con mi papá y escuche y capté sus frustraciones, y comprendí porque quería ser independiente; mi padre para ayudarlo le dio un salario para que cuide Edaphos, porque ahí tenía frutales, café y cacao.-Luego me contó toda la historia del buen Demetrio,…de su encuentro con Anita y su amistad con los misioneros americanos de Keros, y cuando sucede la tragedia, mi padre y el misionero hacen lo imposible por conseguir justicia, pero todo esfuerzo fue nulo y frustrante, y pasado el tiempo decidí escribir esa historia como un homenaje a su memoria.

¿Qué relación tuviste con los wachipayris y Matchiguengas? ¿Alguna vez nos contarás sobre sus tradiciones, costumbres y mitos?

Con los wachipaires me familiaricé mucho, porque ellos tenían sus casas muy cerca del fundo de mi papá y trabajaban en agricultura, y  también cocinaban para el; aquella vez, mi papá había sembrado arroz, no recuerdo si fue dos o tres hectáreas, y nos dio la  tarea de cuidar el arrozal y hacer bulla para espantar a los pájaros que destrozaban las espigas, en esta labor estaba yo, Alejandro Jahuanchi, y Martín Wachipaire, así que como adolescentes, jugábamos a la guerra,, salíamos a pescar, nadamos en el rio, y con el permiso respectivo también íbamos a cazar, así nuestra amistad  se fortaleció, mi papá los llevó al Cusco, para que conozcan la ciudad, los hospedamos en casa, con el tiempo Alejandro Jahuanchi fue el curandero de la tribu, el primer profesor y finalmente el jefe, amante de la naturaleza y poseedor de una filosofía de vida que aún admiro; quiero escribir sobre él pero su familia no me envía la información que les pedí.-Con los machiguengas mi amistad no fue muy cercana, conocí algunos en la misión de los Franciscanos en Pillcopata.

Locotone, obsesión de libertad, es tu otra novela en donde el protagonista tiene una relación amical con tu padre. Es el relato bellamente construido de alguien que no pertenece a la zona, si no que deja voluntariamente la civilización para exiliarse en la selva. El tema pudo haberse llevado al cine, ¿Qué falló?

Locotone es un tema apasionante, un personaje riquísimo para desarrollarlo, él contaba sus historias a mi papá y yo lo escuchaba con una atención, que desarrollaba mi imaginación creo que lo que pasaba por mi mente estaba más lograda que un película, sobre él tenía algunos apuntes en cuadernos donde anotaba cosas y pasajes que no quería olvidar. Este tema interesó mucho a un conocido cineasta, pero lamentablemente no se consiguió presupuesto, ya que la inversión debía ser grande debido a que había que movilizar personajes a diferentes zonas de la sierra, la selva y costa y además había muchos personajes.

¿A cuántos escritores que escribieron sobre la selva conoces? ¿Quiénes son tus referentes?

No muchos, solo leí Sangama de Arturo Hernández, Ino Moxo de César Calvo, y  algunas aventuras de fantasía como Tarzán y Jim de la Selva, creo que la selva siempre fue un tema enigmático y apasionante para mi.

¿Se puede escribir novelas siendo ajeno a la profesión de las letras? Tú eses esencialmente un ingeniero químico, ¿Cómo influye tu especialización en esa narrativa?

Me siento responsable como  ingeniero Químico, carrera en la que  trabajé por 47 años, y como escritor creo que soy solo un aficionado, y no veo que las letras y los números o la parte exacta de la ingeniería no puedan combinarse. Desde niño escribí relatos de mis vacaciones, y algunos poemas, ahora después de haberme jubilado tengo tres libros y más de 350 poemas no editados todavía, creo que lo importante es ponerle pasión a lo que haces.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Cineasta peruano Luis Felipe Degregori, fue hallado muerto en una habitación de VMT

Director de cine fue encontrado muerto en Villa María del Triunfo. Según la investigación de criminalística Luis Felipe Degregori habría fallecido hace varios días.

Avatar photo

Published

on

En una pequeña habitación de Villa María del Triunfo el cuerpo del cineasta Luis Felipe Degregori de 68 años, fue hallado en la madrugada de este viernes. Los peritos pudieron encontrar el cuerpo gracias al aviso del dueño de la vivienda, quien llamó a la Policía luego de sentir un hedor extraño.

Según la investigación criminalística, el director de cine ya tendría varios días de fallecido. Hasta el momento se presume que la causa de su muerte fue un ataque al corazón. De igual forma la DEPINCRI viene realizando las investigaciones para establecer la razón de su deceso.

El cineasta Luis Felipe Degregori dentro de su producción cinematográfica dirigió películas como “Ciudad de M”, protagonizado por Santiago Magill y Christian Meier, también el filme “Todos Somos Estrellas”, con la participación de Katia Condos Mariella Balbi, Julián Legaspi y Milena Alva, entre otros.

Tras estudiar cine en Rusia, Luis Felipe Degregori dirigió cortometrajes y trabajó junto a Guillermo Thorndike, quien estuvo a cargo del guion.

Una de sus últimas película fue Chungui, horros sin lágrimas, este documental de Luis Felipe Degregori “combina el recurso visual propio de su producción con la visualidad del retablo (una forma de arte popular ayacuchano), el dibujo y la urgencia del testimonio. Le película es un trabajo de investigación arduo e interdisciplinario que se realizó durante más de dos años: una etnografía visual cruda sobre la historia de un distrito que por su lejanía recién comienza a recibir apoyo del Estado a inicios de la década de 1990”, señaló María Eugenia Ulfe.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Dina sin cultura

Asesores de la presidente Dina Boluarte, se aprovechan de su ignorancia en el sector cultural para colocar a personajes con serias investigaciones.

Avatar photo

Published

on

El Ministerio de Cultura siempre ha sido una cartera para introducir a ministros que se han dedicado a todo, menos a resolver los temas culturales, como la defensa del patrimonio cultural material e inmaterial, el impulso de las industrias culturales y el desarrollo de la interculturalidad.

Y el gobierno de Pedro Castillo no fue la excepción, porque en sus cortos 16 meses de gestión pasaron 5 ministros que nada hicieron por el sector cultural.

El primero fue Ciro Gálvez Herrera (del partido RUNA). Este ministro inauguró el gobierno del lápiz desde el 29 de julio, hasta el 6 de octubre de 2021. Y habría que reconocer que durante su breve gestión dio un duro golpe a la estructura del grupito literario que estuvo enquistado por más de una década en el Ministerio de Cultura, porque corrigió la lista de escritores invitados a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara que elaboró el exministro Alejandro Neyra, donde se priorizaba a la argolla limeña, y la cambió por una lista más inclusiva, con escritores de todas partes del Perú.

La segunda ministra de Cultura fue la activista Gisela Ortiz Perea, que despachó desde el 6 de octubre hasta el 1 de febrero de 2022. Y uno de sus objetivos primordiales fue declarar el Monumento El Ojo que Llora como Patrimonio Cultural de la Nación. Esta declaración causó la protesta de la sociedad civil que en su mayoría ve a este monumento como un símbolo proterrorista; por eso cabe resaltar que dicha escultura es de propiedad de la ONG a la que pertenece la exministra Gisela Ortiz.

El tercer ministro de Cultura fue Alejandro Salas Zegarra (de Somos Perú). Este señor que se dedicó desde el principio a ser vocero y escudero de Pedro Castillo, en lugar de gestionar la cultura, le echó la culpa, a las lluvias por el derrumbe de una parte de la fortaleza de Kuélap ocurrido el 10 de abril de este año y por eso fue promovido, ya que su gestión en el Mincul fue la más larga, porque duró 6 meses; es decir, desde el 1 de febrero, al 5 de agosto del presente año.

Luego vino la ministra de Cultura favorita de Pedro Castillo. Nos referimos a Betssy Chávez Chino (de Perú Libre), y a pesar de haber sido censurada como ministra de Trabajo, por el Congreso de la República, también fue premiada por el expresidente Castillo y por eso la cartera de Cultura siguió quedándose en orfandad gracias al desconocimiento de la abogada tacneña. Chávez Chino solo duró 3 meses y medio en Cultura; desde el 5 de agosto, al 25 de noviembre de este año.

La quinta y última ministra de Cultura del régimen de Castillo, fue Silvana Robles Araujo, una dentista graduada en la universidad Alas Peruanas en el año 2017. Esta congresista de Perú Libre, que durante su vida profesional solo ejerció como odontóloga y que tiene “cero” experiencia en gestión cultural, apenas duró 13 días en el cargo (desde el 25 de noviembre, al 7 de diciembre de 2022), porque Castillo Terrones fue vacado la primera semana de diciembre.

Luego de defenestrar del gobierno a Castillo Terrones, inmediatamente asumió la jefatura de Estado, Dina Boluarte y el portafolio de Cultura siguió quedando a la deriva, porque su primer ministro de Cultura Jair Pérez Brañez, que también fue director de la Dirección General de Industrias Culturales del Mincul, solo fue un esbozo, porque apenas despachó 7 días, debido a su renuncia por las muertes en las protestas al interior del país.

Al parecer, los asesores de Dina Boluarte “le vendieron gato por liebre”, porque como desconoce el sector cultural aceptó una abominable recomendación y por ello el 21 de diciembre terminó designando a Leslie Urteaga Peña como ministra de Cultura. Esta funcionaria tiene graves informes de Contraloría por su gestión anterior en el MINCUL, y a pesar de haber negado conocer a Richard Swing, Lima Gris publicó un video donde aparece bailando con él en el auditorio del Ministerio de Cultura. Eso sin mencionar que actualmente, entre sus principales funcionarios el ministerio de Cultura tiene como secretario técnico a Luis Elías Lumbreras, (hijo del connotado arqueólogo Luis Guillermo Lumbreras); a pesar de contar con graves denuncias por colusión ilegal, malversación de fondos públicos, corrupción y colusión con defraudación patrimonial.

Sin duda, el ministerio de Cultura también es la niña huérfana para la presidenta Dina Boluarte y no solo porque sus 2 ministros no den la talla; sino, porque ella en ninguno de sus mensajes a la nación y mucho menos en su intervención en la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, ha tocado el tema cultural, aunque afirmó que al juramentar a sus ministras bajo el compromiso de luchar contra la corrupción, no será un saludo a la bandera… ¿Pero quién le cree presidenta Boluarte, si usted acaba de designar a una ministra de Cultura como Leslie Urteaga?

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Puro arte y tradición

El antropólogo Rossano Calvo nos habla sobre el arte popular y el Santoranticuy en Cusco.

Avatar photo

Published

on

Era una tradición, una costumbre casi de rigor en Cusco, armar los famosos Nacimientos o Misterios y para recrearlos, los niños iban coleccionando latas de conservas para que vaya creciendo poco a poco el trigo. Algunos solían bajar de los cables de luz callejeros, esas plantas aéreas, tan vistosas para que el Niño Manuelito tuviera un rincón bien acomodado en cada hogar.

Los Nacimientos ocupaban un lugar especial en aquellas antiguas casonas y estaban constituidos por mundos maravillosos de imágenes  como poblanos, pastores, músicos, infantes y una variedad diversa de animales, pequeñas construcciones, puentes, diminutos pueblos. Todo elaborado con la más fina calidad, obra digna de aquellos artistas llamados imagineros y artesanos, que tanta gloria han dado a Cusco.

Pues bien, ese mundo casi ultra terrenal, ha podido ser exhibido en las ferias populares propias de diciembre y denominadas SANTURANTICUY que ocupan el perímetro de la Plaza Mayor de la ciudad Puma. Además de esos célebres Niños con paladar de espejo, Vírgenes, San Josés, Reyes Magos y todos los personajes de los Misterios, en Santuranticuy se puede encontrar  también un paraíso de muñecas (esas chiquilindas muñecas de trapo) y artesanía para rodos los gustos. Es que Santuranticuy es el cúlmen de la creatividad popular. Ahí tenemos los nombres de artistas imagineros como Oscar Ravello Follana, Abraham Aller Escalante, Sabino Lavilla, los Mendivil, Antonio Olave, Santiago Rojas, Edilberto Mérida, Maximiliana Palomino, Sarita Negrón, últimamente con Niños de loza vidreada, Julio Gutiérrez y tantos  otros imageneros y artistas populares.

Antonio Olave.

Estos nombres nos recuerdan a los de los artesanos que los precedieron dos siglos atrás y que la adelantada Trinidad María Enríquez y Ladrón de Guevara los reuniera en la famosa Sociedad de Artesanos del Cusco, fundada en  1876.

El antropólogo y profesor Rossano Calvo, hizo un estudio muy ilustrativo y ameno sobre la “IMAGINERIA Y ARTE POPULAR CUSQUEÑO” (Cusco , febrero del 2020), en el que subraya el enfoque folk-antropológico propuesto por José María Arguedas y Emilio Mendizábal, definiendo esta creación como arte mestizo, diferente al llamado arte “culto o académico”. Cabe resaltar, que este tipo de creaciones fueron primero rechazados por la burguesía para luego ser adoptados como parte de sus usos y costumbres.

Rossano demuestra cómo las minorías dominadas pudieron a través de la artesanía, imponerse culturalmente. Y un ejemplo palpable es la presencia  del Niño Manuelito en la Navidad. Pero el Santuranticuy no va solo, unido a esta famosa feria consideraba Patrimonio de la Nación, ( de ahí que retornó a su denominativo en quechua, dejando el amestizado Santoranticuy) van como acompañantes los famosos villancicos, tal como lo registró el músico Ricardo Castro Pinto, que se cantaban en los templos cusqueños acompañados con el violín, mandolinas, pampapiano o armonio y con el sonido de esos dulces pititos de lata en forma de pajaritos.

Feria Santurantikuy en la Plaza de Armas del Cusco.

Lima Gris, habló con el distinguido estudioso  Rossano Calvo, sobre el arte popular y el Santoranticuy

¿La tradición del Santurantikuy, es originaria de Cusco?

La feria Santurantikuy (compra de santos), que por tradición se efectúa desde muy temprano del día 24, y en la que se encuentra el santoral navideño, el niño Jesús, las artesanías relacionadas y la venta de pastitos y pesebres, antes, también, juguetes artesanales, habría tenido origen en el siglo XVIII dentro de la cultura barroca católica cusqueña.

¿Desde cuándo se inicia el interés de los investigadores por el arte popular cusqueño? ¿Qué elementos fueron propicios para ello?

Esta feria concitó interés de intelectuales como José Uriel García, Emilio Mendizábal, entre otros, encontrando la creatividad de la imaginería popular, junto a los nacimientos de los hogares cusqueños. José Sabogal viniendo al Cusco, lo destacó también en el marco del redescubrimiento de este arte encontrada en ciudades andinas en la que se desarrolló el catolicismo. José María Arguedas en la ciudad de Ayacucho, resaltó este arte como parte de una cultura mestiza andina y tipificó a esta imaginería popular como “Arte Popular”.

Santiago Rojas.

Santurantikuy y Arte Popular e imaginería, ¿cómo fueron evolucionando a través del tiempo?

Gracias a escritores costumbristas y testimoniantes en el tiempo puede verse el patrón barroco vivencial en el que encuentra la pervivencia de la feria y su tradición. El padre José M. Blanco lo describe en 1833, los cambios expresivos son más en lo artístico local. Así, por ejemplo, en la colonia surgió el Niño Manuelito, una versión local del niño Jesús, en el siglo XX, artistas como Antonio Olave, creó varios niños y, otros artistas casi anónimos, dieron rienda suelta a la imaginación barroca andina; así surgió varias advocaciones populares como el niño de la Espina y otros tantos en los poblados, con la aparición del niño Jesús a los niños campesinos y de los poblados. La feria es el espacio de exposición y adquisición de esta imaginería para los nacimientos de los hogares, y así se ha presentado desde que surgió, cada familia también, musealizaron importantes colecciones.

De un anonimato artístico, se ha llegado al reconocimiento de artesanos que ahora ocupan un lugar en la tradición de la cultura popular. ¿Esto ha beneficiado la creatividad o la empobreció al someterla a un gusto más comercial?

La feria tiene atractivo no solo por el arte sino por las creencias del catolicismo barroco al que está relacionada. Advertimos que continúa la recreación artística y, todavía, se busca promover estas creaciones con la premiación que realiza el Instituto Americano de Arte que fundó José Uriel García y con las que han formado un museo de Arte Popular que hoy se encuentra en el boleto turístico de la ciudad.

Niños cusqueños.

¿los artistas en su mayoría son autodidacticas o cómo se forman ahora?

Los artistas populares de este arte, trabajaron bajo la iglesia, luego se independizaron; otros incursionaron autodidácticamente y ahora, hay artistas formados bajo la Escuela de Arte que incursionan en este arte. Hemos encontrado también que en estos nuevos artistas hay quienes conservan la tradición bajo creencia propia, como Sabino Tupa, Abraham Aller, pero también otros artistas lo cultivan con creatividad, como parte de las tradiciones del Cusco. En el caso del que lleva creencia, el artista moldea lo sagrado y así lo transmite.

¿Qué futuro le da tanto al Arte Popular, Imaginería y por ende al Santurantikuy?

Colaboramos en el reconocimiento de esta feria y arte como patrimonio cultural de la nación en el 2009 y allí indica los componentes y día de realización. Sin embargo, los que asumen su administración, como el municipio, no manejan bien y, en los últimos años se ha presentado como una feria de souvenirs turísticos, y cada año, ensayan cambios en el que se advierte el interés comercial. Este año, se anuncia, por ejemplo, que se realizará 3 días, lo que puede ser entendible debido a que se ha incrementado el flujo de concurrentes; sin embargo, debiera respetarse que el día central es el 24, y los otros días, podrían verse como de exposiciones complementarias (con venta obviamente), pero no reinventarlas con nombres como día de compra de regalos y menos en volverla la feria de souvenirs turísticos en la que se expende ponchos, zapatos, chompas de artesanía. Este cambio se advierte en los testimoniantes, siendo niños, se encontraban bajo el imaginario fantástico navideño, ahora, un escenario que va siendo ganado por souvenir turísticos. Aquí evidentemente, falta guiarse por la tradición y la declaración estipulada. He escrito un libro al respecto que ilustra ampliamente esta tradición y su patrimonialización.

Comentarios
Continue Reading

Cultura

Ministra de Cultura Leslie Urteaga, arrastra graves informes de Contraloría y es recordada por bailar con Richard Swing

Dina Boluarte se dispara a los pies, hoy por la mañana designó como ministra de Cultura a Leslie Urteaga Peña, funcionaria que tiene graves informes de Contraloría durante su gestión anterior en el MINCUL. Además, Leslie Urteaga negó conocer a Richard Swing, pero se filtró un video donde aparece bailando con él en el auditorio del Ministerio de Cultura.

Avatar photo

Published

on

Todo indica que la presidente Dina Boluarte, terminó pactando con los personajes oscuros de los caviares y con operadores del gobierno de Humala, PPK, Sagasti, Vizcarra y Castillo, ya que su nuevo gabinete encabezado por Alberto Otárola, tiene en sus filas cuestionados ministros vinculados a casos de presunta corrupción, algunos cuentan con investigaciones en la fiscalía y otros con graves informes de Contraloría.

Una de ellas en Leslie Urtega Peña, actual ministra de Cultura designada por Boluarte. Urteaga durante el tiempo que estuvo en el Ministerio de Cultura, fue una de las funcionarias más cuestionadas, ya que durante su paso por el MINCUL, primero como Directora de Patrimonio Cultural y luego como viceministra, la Contraloría reveló que se omitió sistemáticamente la protección del patrimonio e inclusive el cobro de las multas, tal como la propia Contraloría General de la República incluyó en sus acciones de investigación.

Recordemos que en 5 regiones (Cusco, Ica, Cajamarca, Piura y La Libertad), la Contraloría detectó sendas irregularidades que constituyen graves irresponsabilidades funcionales de quien tenía entonces la Dirección a su cargo y que, inexplicablemente, es hoy día ministra de Cultura. 

En efecto, en la Ficha Resumen – Informe de Control Simultáneo 4086-2019-CG/SOCC-SOO se puede leer: “Doce procedimientos administrativos sancionadores por afectaciones al Patrimonio Cultural de la Nación suscitados en el ámbito de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ica, no fueron tramitados dentro del plazo legal declarándose su caducidad. Asimismo no han sido materia de reevaluación para el inicio de un nuevo procedimiento administrativo sancionador”. Esto aunque parezca increíble, siempre terminó favoreciendo a las empresas que destruyeron nuestro patrimonio cultural.

Otro de los informes sobre Ica fue el N° 013-2019-0CI/5765-SOO, que en su momento fue enviado al exministro de Cultura, Luis Jaime Castillo. En ese informe se señala: “El presente informe se emite a la atención de la denuncia presentada ante el órgano de Control Institucional, sobre supuestos actos de corrupción cometidos por arqueólogas del Área de Patrimonio Arqueológico Inmueble de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ica”.

Pero hay más casos, en el Cusco, hechos tan graves como el que muestran las siguientes fotografías, han quedado igualmente impunes:

Es así que el majestuoso sitio arqueológico de Pisaq, tiene ahora una horrenda construcción de 7 pisos, por la que los infractores no han sido sancionados por el actuar negligente de la DDC Cusco, pero, sobre todo, por esa misma actitud por parte de la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural, que fue dirigida nada más y nada menos que por doña Leslie Urteaga, la misma que inexplicablemente ha sido nombrada por Dina Boluarte como ministra de Cultura.

Esto último forma parte del Informe de Auditoría 3171-2019-CG-SOCC-AC, que abarca el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018, justamente cuando la actual ministra ejercía como Directora de la Dirección de Defensa. Lo que textualmente ha puesto en evidencia el informe de la Contraloría es una serie de:

Al darnos cuenta que Pisaq dañado e impune por obra y gracia de la oficina “liderada” por la entonces Directora General que hoy funge de ministra. Uno se pone a pensar en el dicho popular “el gato de despensero”.

Pero la lista de lugares dañados sin sanción alguna por obra y gracia de la referida dirección, es para generar pánico: Sacsayhuamán (expediente 201410255 y 201519289)Chinchero (expediente 201401587)Ollantaytambo (expediente 201603254) y Pikillakta (expediente 2015025463), son otros lugares en los que la caducidad y el no inicio de nuevos expedientes, han permitido la total impunidad.

Esta es la afectación detectada en Ollantaytambo, que quedará no sólo no multada, sino como violación administrativamente validada:

Eso además de la destrucción en el sitio arqueológico en sí mismo. La inspección de la Contraloría permitió determinar la remoción de 1000 metros de andenería prehispánica en el sector Maskabamba del propio Parque Arqueológico de Ollantaytambo.

Durante la visita de inspección, se constató que se habían llevado a cabo actividades de remoción de andenería prehispánica en 1000 metros lineales, destruyendo andenes prehispánicos sin autorización del Ministerio de Cultura con la finalidad de ampliar la vía de evitamiento, lo cual ha alterado el paisaje arqueológico del sector de Maskabamba del Parque arqueológico de Ollantaytambo.

En este caso la Contraloría encontró responsables directos, como en el caso del exdirector de la DDC Cusco, Freddy Escobar Zamalloa. ¿Es esa la política cultural del gobierno del presidente Dina Boluarte?

Entre las conclusiones del expediente relativo al Cusco, encontramos varias perlas de la incapacidad de gestión y cumplimiento de funciones por parte de la actual ministra de Cultura Leslie Urteaga, donde cometió negligencias e irregularidades suficientes para ser expulsada del aparato público de manera fulminante.

Entonces nos preguntamos ¿Qué tipo de liderazgo en pro del patrimonio cultural ha promovido Leslie Urteaga? Si a esto le sumamos que su gestión fue una de los promotores de la violación al principio de presunción constitucional, sumiendo en la indefensión todo el patrimonio cultural de los peruanos, la respuesta es clara. No actúa, no ha actuado, ni existe razón alguna para suponer que actuará a favor del patrimonio, sino todo lo contrario.

Sobre Piura versa el Informe de Control Específico 5712-2019-CG/SOCC-SCE. El ejercicio de control abarca del 2 de enero hasta el 30 de septiembre de 2019. El fenómeno es el mismo. Dejan de tramitar oportunamente, esperan que prescriba, no hacen nada por reiniciar un expediente nuevo y nadie es sancionado.

Lea con atención el texto de la Contraloría y verá que no sólo se deja de tramitar debidamente para que las multas no prescriban, sino que, en un acto de cinismo total, SE DECLARA LA CADUCIDAD ANTES DE TIEMPO. Así se otorga impunidad a actores de la destrucción del patrimonio en la región.

Y nuestra flamante Viceministra de Patrimonio Cultura e Industrias Culturales se gana esta vez las avemarías a puño y pulso. La Contraloría detecta (y subraya) el rol de la entonces Directora de (in)defensa del patrimonio:

Y con estas acciones, la nueva ministra de Cultura, incurrió en responsabilidades que la Contraloría detalla con nombre y DNI bien detalladitos. Señor Ministro de Cultura, véalo Ud., esta es su oportunidad de demostrar que su gestión rompe palitos con la consuetudinaria disfuncionalidad de su sector:

Lo cometido por Leslie Urteaga es lo siguiente:

  1. No cumplió con dirigir la fase sancionadora del proceso.
  2. Declaró una prescripción en contra de los intereses del Estado cuando NO SE HABÍAN CUMPLIDO LOS PLAZOS.
  3. Contravino la normativa de protección del patrimonio cultural
  4. Inobservó el reglamento de sanciones de su propio sector, y cuyo cumplimiento era su principal función
  5. La Contraloría ha pedido expresamente que se le investigue por presunta responsabilidad administrativa derivada del deber incumplido
  6. Sería merecedora de la sanción administrativa correspondiente.

En la región de La Libertad se realizó el ejercicio de control posterior detallado en el informe 025-2019-2-5765 de la CGR. En este se concluye que:

En este caso se recomienda accionar contra los funcionarios Sandra Yvette Barrantes Corcuera y Cesar Augusto Gálvez Mora. Pero la impunidad parece ser la divisa de las gestiones en el Ministerio de Cultura. Y, claro, si en el Cusco vimos sitios tan emblemáticos perjudicados por estos trámites irregulares, en La Libertad, entre otros, encontramos al propio Chan Chan y a la Huaca de los Reyes. El periodo evaluado en este caso va del 7 de mayo al 25 de julio de 2019, todos meses son correspondientes a la gestión de Leslie Urteaga Peña.

Además, también está el informe con el caso de Cajamarca, materia del Informe de Orientación de Oficio 014-2020/OCI/5765-OO. Allí la Contraloría nuevamente encuentra irregularidades en el trámite de multas:

En este caso la Contraloría recomendó, entonces a la exministra (Sonia Guillén, investigada por el caso Richard Swing) y al exministro Alejandro Neyra, tomar medidas para evitar que esto sea como en los demás casos detallados en este informe, una crónica de la destrucción y la impunidad. Pero Alejandro Neyra durante su gestión solo de dedicó a blindar a Leslie Urtega. Recordamos operadores del gobierno de investigado por corrupción Martín Vizcarra.

Leslie Urteaga mintió: negó conocer a Richard Swing pero video reveló que bailó con él

Una de las primeras personas que negó conocer a Richard Cisneros fue la actual ministra Leslie Urteaga Peña. En una entrevista pasada que dio a RPP, Leslie Urteaga mencionó que ella recién había ocupado el cargo y que no sabía nada de las contrataciones. Hay que señalar que si bien tenía solo días en el cargo como viceministra, la señora no era nueva en la sede central del Ministerio de Cultura. Leslie Urteaga llegó por primera vez al MINCUL en al año 2012, ocupando el cargo de asesora. Luego regresó en el año 2017 para ocupar el cargo de Directora General de Defensa del Patrimonio Cultural hasta que el 15 de mayo de 2020 fue nombrada Viceministra.

Entonces, Leslie Urteaga sabía muy bien lo que pasaba en el Ministerio de Cultura, y además, sabía quién era Richard Swing, ya que en un evento que realizó el MINCUL para sus funcionarios en el mes de diciembre de 2019, la Viceministra Urteaga bailó pegadito en el escenario del Ministerio de Cultura con Richard Swing.

Su reciente designación como ministra de Cultura en el gobierno de Dina Boluarte, revela que los vizcarristas y caviares han retornado al Ministerio de Cultura, institución que se convirtió en una caja chica y donde parece que todo regresará a la terrible época de escándalos como el caso Richard Swing, donde se realizaba una repartija de dinero mediante órdenes de servicios.

Es claro que la presidente Dina Boluarte y el premier Alberto Otárola, ignoran el sector cultural, y hay asesores que se aprovechan de eso para reciclar a oscuros personajes con la finalidad de acelerar el desgaste de la figura presidencial. La presidente debe entender que haber designado a Urteaga Peña es dispararse a los pies.

Pero está historia no acaba aquí. En la segunda parte revelaremos el nombre de un personaje sacudirá Palacio de Gobierno.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending