Connect with us

Actualidad

PRIMICIA: MINISTRO CARLOS GALLARDO ES “CARA DE ÁNGEL”, CÉLEBRE PERSONAJE DE OSWALDO REYNOSO

Published

on

La designación de Carlos Gallardo Gómez como ministro de Educación, en reemplazo de Juan Cadillo, sorprendió a más de uno, no solo porque es miembro de la Fenatep, sindicato de maestros cuestionado por la prensa y la oposición, sino porque también es un conocido personaje de Los Inocentes de Oswaldo Reynoso, hecho que aparece en algunas revistas de La Cantuta donde Gallardo estudió la carrera de Educación Primaria y donde Reynoso fue profesor. Además, la dedicatoria del libro de cuentos no deja dudas: “A Carlos Gallardo”.

Gallardo Gómez es también magíster en Educación por la Universidad San Martín de Porres, donde también se desempeñó como docente y fue el primer decano del Colegio de Profesores del Perú, asesor de la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana y Director del Centro de Atención a la Comunidad Educativa CACE-Minedu.

Ha ejercido la docencia en la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga, de la Universidad Faustino Sánchez Carrión, Universidad Inca Garcilaso de la Vega entre otras.

Cabe resaltar que Carlos Gallardo fue gran amigo del escritor Oswaldo Reynoso y también aparece en otros cuentos o relatos como “El Escarabajo y el Hombre”.

Dejamos aquí un fragmento de “Cara de Ángel” (abajo pueden leer el cuento completo): “…y anoche un señor dijo que el Jefe hablaba para la juventud y no entendí nada y a mi papá lo tomaron preso por meterse en política y mi mamá siempre dice que era bueno y que la política lo mató y yo no sé nada de política no me interesa tampoco y quisiera cagar en el palacio del Presidente por gusto por joder”.

————

CARA DE ÁNGEL (Cuento)                                     

Febrero. (Un día cualquiera).

2 p.m.

Metió las manos en los bolsillos y fue más hombre que nunca.

“El semáforo es caramelo de menta: exquisitamenta. Ahora, rojo: bola de billar suspendida en el aire”.

El sol, violento y salvaje, se derrama, sobre el asfalto, en lluvia dorada de polvo.

“Así me gusta: bajo el sol, triste, y con las manos en los bolsillos. (Sólo los viciosos tienen esa costumbre). ¡Al diablo con la vieja! Con las manos en los bolsillos. Porque quiero. Porque me da la gana”.

Entró por Moquegua al Jirón de la Unión.

“Esa camisa roja que está en la vitrina es bonita, pero cara. Es marca B.V.D. Todas las vitrinas deberían tener espejos. A la gente le gusta mirarse en las vitrinas. A mí, también. El color rojo de la camisa haría resaltar la palidez de mi rostro. Estoy ojeroso: mejor. Tengo el cabello crecido: mucho mejor. Cara de Ángel: sí. Nunca: María Bonita. Ni mucho menos: Mará Félix. Que no se les vuelva a ocurrir llamarme así; porque les saco la mierda. No tengo cara de muchachita. Mi cara es de hombre. En mi rostro ya se vislumbra una pelusilla un poco dorada que, de aquí a tres meses, será una barba tupida y, entonces, usaré gillete. Si los muchachos del billar supieran lo que hice con Gilda, la hermana de Corsario, nunca volverían a llamarme María Bonita. Se prendió de mi cuello mordiéndome la boca. Por broma dije: Mi boca no es manzana dulce. Entonces la mocosa refregó, violentamente, su cuerpo contra el mío. No quiso que le agarrara las piernas. Tan sólo pude estrujarle los senos. Su ropa interior era de nailon: resbaladiza, tibia, sucia, arrecha. Recuerdo que era roja como la camisa de la vitrina. (Rojo es color de serrano, dice Manos Voladoras, el afeminado de la peluquería, entornando los ojos). Con esa camisa mi rostro estaría más pálido. Me compraría un pantalón negro. Me compraría gafas oscuras. Tendría pinta de trasnochador “dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias de una vida intensa”, como dice Choro Plantado, el borracho de mi cuadra. Y mis diecisiete años, a lo mejor, se transforma en veinte. Ahorititita, le saco la mierda a ese viejo que simula ver la vitrina cuando en realidad me come con los ojos. Está mira que te mira que te mira. Pensará: camisa roja y pichón en cama. Simulo no verlo. Su mirada quema. Seguramente estoy sonrojado. Eso le gusta: inocencia y pecado. Está nervioso. No se atreve a dirigirme la palabra. Clavo mis ojos en los suyos, como jugando, para avergonzarlo. Desvía la mirada. Miro la camisa. Él me mira. Lo miro. Y, él, mira la camisa. Mejor hay que sonreír. Si me voy, él me sigue. Si me quedo, él me habla. ¡Esto es un lío! ¡Un lío! Hace días uno de esos me siguió más de veinte cuadras. No decía nada. Iba detrás de mí: incansable, silencioso, avergonzado. Entré a mi casa. Comí. Salí al cine, con la vieja. Y él, triste, se perdió al llegar a una esquina. ¡Pobrecitos! Parecen perros hambrientos, apaleados, corridos. Pero, ¡qué caray!, uno no puede ser carne de ellos. Por fin se acerca. Habla. Contesto: Sí. Sí, me gusta la camisa… Pero, no lo conozco… ¿Qué? ¿Qué quiere ser mi amigo? ¿Para qué?… ¿Por gusto?, ¿simpatía? No, no lo creo… ¡Ah ya! ¿Obsequiarme la camisa? ¿A cambio de qué?… Ya las paro. ¿A su casa? No, no señor, no, disculpe. Si desea le presento a un amigo… ¿Conmigo? No… ¿a la playa? No, me hace daño el agua salada…  ¿A los ojos? No, al estómago… ¿Al cine? Tampoco. La oscuridad me ahoga. (Con Yoni, sí. Yoni, compañero de clase: loquita: buenas piernas en la oscuridad con chocolate, con fruna. Las piernas de Gilda son mejores. Uno de estos días se las toco). Pierde su tiempo conmigo. Ahí nos vemos”.

Sacó las manos de los bolsillos. Bajó la cabeza. Dio una patada en el aire. Levantó un brazo más arriba de la nuca. Se mordió las uñas. Esbelta y triste quedó su imagen, en relieve, contra el sol. Las tiendas del Jirón de la Unión permanecían cerradas. Poquísimas personas transitaban por el centro de la ciudad. El viento, opaco y caluroso, levantaba hojas de periódicos amarillentas y sucias. La tarde —lenta, sudorosa, repleta de sonidos sordos y lejanos — se levanta la niña. La ciudad soportaba el peso, salvaje y violento, del sol.

“Es una vaina venir por estas calles. Uno siempre se ha de encontrar con locas. Que lo miran. Que lo siguen. Que le hablan. Que le ofrecen hasta el cielo. Y, ¿por qué siempre tienen que mirarme? Mi cara tiene la culpa. Sí: Cara de Ángel. Cuando gano plata en el billar mi vieja cree que ya estoy con uno de esos y, sin averiguar nada, me pega. Hoy me ha pegado. No me quiere. Para ella debo ser ensarte, triple ensarte”.

Metió las manos en los bolsillos y quedó más hombre que nunca.

Elástico y calmo, avanza por el Jirón de la Unión.

“Siempre he sido un tonto. Siempre he querido ser hombre. Pero siempre he fracasado. Tengo miedo de ser cobarde. A los soldados —no sé dónde lo he leído —. Antes de la batalla le dan pisco con pólvora para que sean valientes. En lugar de pólvora, que no puedo conseguir, como fósforos y sigo siendo cobarde, sin embargo. Si uno quiere tener amigos y gilas hay que ser valiente, pendejo. Hay que saber fumar, chupar, jugar, robar, faltar al colegio, sacar plata a maricones y acostarse con putas. He intentado todo, pero siempre me quedo en la mitad, ¿será porque soy cobarde? Mi vieja, también, tiene la culpa. Me trata como si aún continuara siendo niño de teta. Y lo peor del caso es que me trata así delante de los muchachos de la Quinta y me expone a burlas. Siempre tengo que trompearme para demostrarles que soy hombre. El otro día, a las cinco de la tarde, me envió a comprar pan. No quise ir: al Collera estaba en la esquina. (Colorete gritaba enfurecido). Protesté, pero al final, como siempre, se impuso la vieja. Saqué la bici y, pedaleando a todo full, pasé por la esquina. Me vieron. Compré pan. Al volver los vi en la puerta de mi Quinta. Cuando quise entrar, Colorete cogió la bici. Con sonrisa maligna dijo: “Zafa, zafa, no te metas con hombres. Aquí nadies es niñito de casa. Carambola, di: ¿alguna vez has ido a la panadería por mandado de tu vieja? No. Ves. Aquí sólo hay hombres. ¡Hasta cuando no te desahuevas!” Quise pegarle, pero sin darme cuenta dije: “¿Acaso he comprado pan para mi casa? Es para mí. Me gusta comer pan. En las mañanas mi vieja compra para todo el día”. Colorete, poniéndose serio, repuso: dije: “A nosotros también no gusta comer pan”. Y sin darme tiempo, tomó la bolsa y repartió el pan. Comimos, en silencio, sin mirarnos, como si estuviéramos cumpliendo una tarea penosa, colegial, aritmética. Uno a uno los muchachos se fueron. Al final, sólo quedó Colorete. Me asustó con la mirada. Ya no había cólera ni burla en sus ojos: había ternura, extraña, terrible. Cuando se dio cuenta que lo miraba, se avergonzó. Quise darle la mano y decirle: “Te comprendo”. Pero qué difícil es sincerarse sin cebada. Sé que esa tarde Colorete quiso decirme algo, sin embargo, calló: tuvo miedo. Sin decir nada se fue. Esa noche no pude dormir. Resonaban las palabras de la vieja, pobre vieja, pobre: “Ya no sé qué hacer contigo. Toda la plata que te doy te la juegas. Eres un mal hijo. ¿Dónde está el pan? Me vas a matar a colerones”. Esa noche hubiera sido bueno llorar”.

Olor de gasolina en el viento sofocante.

“En estas vitrinas hay relojes, chocolates, esclavas, pantalones americanos, camisas, tabas, ropas de baño. Si uno tuviera plata… Y es bien fácil conseguir dinero. Lo único malo es que la vieja lo averigua todo. “¿De dónde sacaste esa camisa? ¿Quién te la dio?” Y la cantaleta no termina. Hace poco no más, los muchachos del billar, la collera del barrio, planearon el robo de una moto. El trabajito salió como el ajo. El dinero que se consiguió tuvo que gastarse en cine, en carreras, en cebada, en cigarrillos finos. No se puede comprar ropa, para no meterse en pleitos con la vieja. El único que hace lo que le da la gana es Colorete. Grita y se impone y, si el viejo protesta, le saca en cara su negocio, su cantar: el viejo, su viejo es cabrón. Por eso Colorete no sólo roba, sino hasta se vive, públicamente, con un maricón que dicen que es doctor”.

Llega a la Plaza San Martín. El sol opaco y terrible cae sobre los jardines. Obreros, vagos, soldados y marineros duermen en el pasto: sueño sudoroso, biológico, pesado.

“Cómo quisiera estar en la playa: arena; gilas en ropa de baño; carpas de colores, como los circos; espuma; música; olor a mariscos; ojos sedientos de mi cuerpo delgado, elástico y pálido dorado. ¿Y si la Plaza se transformara en playa…? Siento, en no sé dónde, una pereza blanda, como si fuera algodón. Ahora, sube por la garganta y no puedo contener un bostezo delicioso, esperado, que me hace lagrimear. Tengo sueño. Me parezco al gato de la señora vecina cuando se echa patas arriba, hambriento de gata, bajo el sol”.

Medio día. Plaza San Martín: bocinas, pitos, ultimoras, tranvías bulliciosos. El cielo, pesado y ardiente, sofoca. La sangre arde. Cara de Ángel: tendido en el pasto.

“Y si la Plaza fuera un cementerio: cementerio ardiente, sin flores, con muertos enterrados, verticalmente. Entonces vendría el viento marino del Callao y dejaría al ras del suelo cráneos podridos; y los muertos en invierno se juntarían, para no sentir frío; y en verano se echarían en el pasto para que el sol los caliente; y los autos tendrían miedo de atropellarlos; el patrullero, de vez en cuando, les traería comida y emoliente; y en las noches brillarían con los avisos luminosos: mar con botes de colores… Y si los muertos fueran los manifestantes de ayer, hubiera sido formidable que anoche, el Jefe del Partido, encabezando el suicidio colectivo, se hubiera lanzado del balcón, una vez terminado su discurso, y todos, todos, hasta los policías se hubieran muerto y anoche un señor dijo que el Jefe hablaba para la juventud y no entendí nada y a mi papá lo tomaron preso por meterse en política y mi mamá siempre dice que era bueno y que la política lo mató y yo no sé nada de política no me interesa tampoco y quisiera cagar en el palacio del Presidente por gusto por joder y el profesor de historia con la lata de la higuera de Pizarro y que los almagristas lo mataron y que me daba sueño y que me hacía mojar la cabeza y es peligroso dormir con la cara al sol uno quiere despertarse y no puede como si se estuviera muerto y se quisiera resucitar estoy sudando y me gusta el olor de mi cuerpo el olor de las muchachas de mi barrio me arrecha sobre todo en verano tienen olor a pescado a fierro en inverno no se lavan y apestan rico las manos de Gilda olían a marisco a mar las piernas de Gilda buenas buenas buenas esta noche voy a México y no tendré miedo y el viejo si insiste un poco más casi me lleva da asco con viejo pero la camisa roja bonita Colorete es cochino con Yoni tal vez quince días que no me lo toco y parece que revienta con el sol las bolas hacen carambola jardinera dados gigantes que chocan contra el mar siempre siete siete cuando se pierde los senos de Gilda con leche tibia y dulce playa mar ruido olas música azul con verde miel helada con la lengua agridulce retumba en ola en roca el mar roca en agua y ola tumbo en tumbo roca amor en roca Gilda en roca cara sol Yoni mar en cine fruna en mar roca roca en tumbo cara roca mar mar marmarmarmarmar amar amar amaaaaar”.

                                                                         II

4 p.m. del mismo día

—Que no se escape.

La collera del barrio, bulliciosa, en tropel (manada de cervatillos montaraces), llega al Paseo de la República.

—Cruza, cruza, rápido.

Colorete sujeta del brazo a Cara de Ángel que es llevado a la fuerza.

—Cuidado viene auto. (Se agitan como patos).

Atraviesan la calle y se dirigen a la parte más tupida y oculta del Parque de la Reserva. (Pantalones negros, azules celestes; camisas rojas, negras, amarillas se estremecen delirantes entre ramas verdes).

—Sácale la mierda.

El cielo estaba nublado, sucio, triste. El calor es más intenso. Todos están ahí: Corsario, Natkinkón, el Príncipe, Colorete (el capazote de la collera), el Chino, el Rosquita, Cara de Ángel, Carambola.

—Quítale la plata.

Los cuerpos parecen que tuvieran miel y las camisas se pegan, tibias. El olor agrio y ardiente de las axilas se mezcla, violentamente, con el vaho húmedo y suave del césped. Hay furia. Ganas de quedarse en la mitra del Papa. Cara de Ángel, pálido, no puede hablar: tartamudea. Sabe que Colorete le lleva bronca.

—¡Desahuévalo! (Grita Carambola).

Lejos: autos y tranvías pasan veloces. Cara de Ángel quiere correr, abrazar a su mamá y pedirle perdón por todos los colerones.

—Ya maricón, ¡defiéndete! (Empieza Colorete)

Estaban frente a frente, midiéndose. (Gallitos feroces). Los demás hacen ruedo. (Gallinas atolondradas).

—Éntrale, éntrale sin miedo, María Bonita.

Todos ríen. Cara de Ángel sabe que su rival es cobarde y traidor, que sabe dar buenas chalacas, que tiene una zurda fuerte y mañosa, y sabe defenderse la cara y otras cosas y que, además, cuando se ve perdido, “acaricia con la uña” que siempre carga en el bolsillo.

Hay cólera y odio animales en los ojos grandes y biliosos de Colorete. Transpira, cierra y abre los puños, desesperado. Escupe a un lado y a otro, nerviosamente. Cara de Ángel sigue pálido, con las manos en los bolsillos, esperando el ataque. Trata de explicarse el porqué la bronca que le lleva Colorete. Busca en el recuerdo algún incidente ofensivo; pero lo único que recuerda es que siempre fue bueno con Colorete. O a lo mejor, así como existe simpatía natural, espontánea; existe también odio instintivo, natural, espontáneo. De pronto, algo se quiebra, se desmorona, en su interior y se duele por él, por sus amigos, por su mamá. En el pecho siente un charco helado que lo hiere. Cómo quisiera que, de un momento a otro, Colorete le diera la mano, que los muchachos dijeran: “No te asustes, Cara de Ángel, todo esto es un juego: te queremos”.

—¡Desahuévate, María Bonita! ¡Éntrale!

Colorete se avienta furioso, lo toma por la cintura y cae al piso. Ágil, con las piernas, le hace tenaza en el cuello. El rostro de Cara de Ángel se enrojece y las piernas de Colorete ajustan, nerviosas. Sorpresivamente, Cara de Ángel le toma el brazo y se lo tuerce por la espalda; libera el cuello y aprovecha para montarse sobre su rival. Colorete se encabrita y logra incorporarse botando al suelo a su enemigo.

—Espérate, espérate, María Bonita, me voy a quitar la camisa.

Los contendores se quitan la camisa. Colorete, orgulloso, exhibe su pecho moreno y musculoso; Cara de Ángel, pálido y delgado, se avergüenza. Nuevamente, se trenzan. Ahora, Cara de Ángel está echado boca abajo y Colorete está jinete sobre él, torciéndole el cuello ajustando fuerte, al mismo tiempo, qué, ansioso, mete la cara por los sobacos de su rival y aspira con deleite. (Le gusta el olor de mi cuerpo, piensa Cara de Ángel). Voltea el rostro y lo mira. Los ojos de Colorete ya no tienen furia, tienen un brillo extraño que asusta. Es el mismo brillo y la misma ansiedad que vio en los ojos de Gilda la noche que casi le toca las piernas. Cara de Ángel siente miedo desconocido y oscuro. Hay un vacío vertiginoso en el estómago, como si se estuviera en el último piso del Ministerio de Educación y el asfalto negro de la calle atrajera, irresistiblemente. Desesperadas las manos se prenden al pasto y grita.

—¡Estás armado, mostacero de mierda! ¡Déjame!

Cara de Ángel se incorpora furioso. Los muchachos ríen y hacen cargamontón. Colorete sale sudoroso y ordena que le quiten, a Cara de Ángel, el dinero que les ganó en el cracp. Lo aprisionan y le hurgan los bolsillos, pero no encuentran plata. (Cuando fue el baño escondió entre las medias tres libras).

—No hay nada

—Debe habérselas guardado en los zapatos

Cara de Ángel lucha desesperado, no por el dinero, sino porque tiene los pies sucios, las medias están que apestan y le da vergüenza, en pleno verano cuando todos se bañan y andan limpios. Le preocupa la opinión de Colorete. Piensa: ahora, él, me odiará más, sabrá que soy sucio, que no me gusta lavarme los pies. Por fin, lo dominan y le sacan los zapatos, luego las medias y aparecen tres libras húmedas y hediondas. El Rosquita las lava en la pila. Cara de Ángel ha quedado tendido en el suelo, escondiendo los pies. Colorete lo mira con disimulada ternura y expresivo asco.

—Cochino, sucio, sucio. Te creía limpio. Pero me gustas más así: sucio. Un día de estos te agarro, de verdad.

—Esta noche hay cebada. (Grita el Rosquita).

—Oye tú. Hasta ahora nadie me ha dicho mostacero. Tú acabas de decirlo y eso no lo perdono. Saca los dados. Vas a ver quién es Colorete. Vas a jugar conmigo, conmigo, y quien pierde se la corre, aquí mismo.

Cara de Ángel tiene que aceptar el desafío, de lo contrario, hablarán mal de él.

—Tira, tu primero. Número mayor gana. (Dice Colorete).

Cara de Ángel toma los dados, les echa un poco de saliva y los mueve como si estuviera celebrando culto a una deidad misteriosa, sangrienta. Los deja caes suave; ruedan: marcan diez.

—¡Qué lechero! (Grita Natkinkón).

Colorete recoge los dados. Escupe a uno y otro lado. Cierra los ojos y tira los cubiletes: marcan once.

—Córretela. (Ordena Colorete).

Cara de Ángel se tiende al suelo de costado; quiere llorar. Piensa que ya no podrá ir a México; quince días que se ha contenido: ¡para esto!

—Si quieres, mira esta foto. (Dice Corsario).

Del bolsillo trasero del pantalón saca una foto y se la enseña. Se pelean por verla. Cara de Ángel ve una mujer desnuda que está agarrándose los senos. Cierra los ojos y piensa en Gilda.

—Ya, de una vez, o te agarramos entre todos. (Grita furioso, Colorete).

Todos se quedan en silencio. Sólo se escucha, a lo lejos, el ruido de autos y tranvías y, de vez en cuando, pitos; cerca: el respirar agitado de los muchachos. Cara de Ángel siente una profundidad dulce y una humedad turbulenta en la boca. Un olor picante a madera, a manzana, lo transporta a los brazos de Gilda. Corsario le mira el rostro arrebatado. El Chino, como hipnotizado, no deja de mirarlo. Carambola, asustado piensa en Alicia cuando baila; el Príncipe, también piensa en Alicia y recuerda a Dora. Natkinkón, en cuclillas, sonriente, se come las uñas. El Rosquita, gracioso y palomilla, da vueltas y no puede contener la risa pícara. Colorete, solo, distante, con las manos en los bolsillos, sin camisa, con la espalda llena de pasto y sudor respira agitado sin dejar de ver a Cara de Ángel. La tarde se ha detenido. Colorete piensa que está solo, absolutamente solo en el mundo y siente un dolor terrible en los testículos. De pronto, gritan y aplauden; se empujan, unos a otros; miran el cuerpo de Cara de Ángel y se van a la carrera. El Rosquita, por delante, sale del Parque de la Reserva, enseñando las tres libras. Cara de Ángel queda solo echado en el pasto. Los árboles recortan en pedazos el cielo nublado, caluroso, sucio, sucio, sucio.

Comentarios

Rodolfo Ybarra. Ha estudiado matemática pura, física, electrónica y comunicaciones. Ha publicado una veintena de textos entre novelas, cuentos, poemarios y ensayos. Ha dirigido un programa de televisión de contracultura y política, y editado revistas y fanzines. Se expresa también vía el vídeo y la música. Desde el 2007 maneja el blog www.rodolfoybarra.blogspot.com.

Actualidad

Falleció ex primera dama de la nación Susana Higuchi tras una dura lucha contra el cáncer

Así lo confirmó su propia hija Keiko Fujimori.

Published

on

La familia Fujimori se encuentra de luto tras el sensible fallecimiento de la ex primera dama de la nación Susana Shizuko Higuchi Miyagawa, a los 73 años de edad, así lo confirmó la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

A través de su cuenta de Twitter su hija escribió un breve mensaje encomendando el espíritu de su madre a la Virgen Inmaculada Concepción.

Higuchi Miyagawa fue primera dama durante el periodo 1990 -1994, época donde era presidente de la República su ex esposo Alberto Fujimori. Posteriormente, se convertiría en congresista por el partido Frente Independiente Moralizador (FIM) para el periodo congresal 2000 -2005.

El 14 de septiembre de 2000, su bancada realizó una conferencia de prensa. Higuchi se presentó junto a Fernando Olivera y Luis Ibérico en el Hotel Bolívar para difundir los ‘vladivideos’. Videos en donde se ve al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos sobornando a dirigentes políticos, de empresas privadas importantes, de comunicación y de Gobiernos locales. Para que se pusieran a disposición del Gobierno, esto originó la caída del Gobierno fujimorista.

Susana Higuchi, junto a Luis Ibérico y Fernando Olivera, el día de la revelación de los ‘vladivideos’. Foto: difusión.

Tras la caída del Gobierno de Alberto Fujimori, su cargo parlamentario fue reducido hasta el 2001.

Ya en las elecciones generales del 2001, fue reelegida por el FIM para el periodo 2001 -2006.

Estuvo en coma inducido desde hace un mes.

La ex primera dama, debido a su debilitada salud, se encontraba en coma inducido en la clínica Ricardo Palma.

Su salud desde hace meses ya se encontraba resquebrajada, siendo atendida en su vivienda, pero su condición se fue agravando siendo derivada a la clínica.

La última vez que se vio en público a Susana Higushi fue el pasado 6 de junio cuando acudió a votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en la sede de la Biblioteca Nacional del Perú de San Borja.

En aquel entonces, la exprimera dama acudió acompañada de Kenji Fujimori y se le vio con un andador por su dificultad para caminar.

Previamente a esa votación, se recuerda que Keiko y sus hermanos llegaron hasta la residencia de su mamá para tomar desayuno junto a sus hijas y esposo.

“He venido a agradecer a mi mamá por todo el apoyo que me ha dado en la campaña y además para recibir su bendición”, indicó a su salida.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Poder Judicial dicta 8 meses de impedimento de salida del país para ex secretario de Palacio Bruno Pacheco

Brazo derecho de Pedro Castillo viene siendo investigado por presuntamente haber presionado al jefe de la Sunat con la finalidad de beneficiar a empresarios.

Published

on

Su nombre es Arnulfo Bruno Pacheco Castillo y durante las últimas semanas ha aparecido en los titulares de cuanto medio periodístico exista en el Perú, y no exactamente por sus virtudes y logros sino por estar los chats que reveló Lima Gris, conversaciones que lo involucran en presuntos actos de corrupción que han hecho tambalear al mismísimo presidente de la República, Pedro Castillo, quien recientemente se ha salvado de un proceso de vacancia.

El Poder Judicial (PJ) ha dictado 8 meses de impedimento de salida del país contra el ex secretario general del Despacho Presidencial como parte de la investigación preliminar que le sigue el Ministerio Público por las presuntas presiones ejercidas al jefe de la Sunat para favorecer a empresas.

La medida fue emitida por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Lima.

Según precisaron en un mensaje en su cuenta de Twitter, la jueza Ingrid Estacio Soria aceptó el requerimiento del Ministerio Público contra Bruno Pacheco, quien es investigado por el presunto delito de tráfico de influencias agravado contra el Estado.

La magistrada dispuso notificar la decisión a la Policía Nacional del Perú y la Superintendencia Nacional de Migraciones

Este pedido fue realizado por el fiscal anticorrupción Marco Huamán, quien el último lunes formalizó la investigación preparatoria contra Bruno Pacheco.

La sustentación de la Fiscalía

El requerimiento fue sustentado por el fiscal adjunto Edwin Manrique Durand, quien sostuvo que el exsecretario general de Palacio de Gobierno envió mensajes al jefe de Sunat, Enrique Vera, para interceder en beneficio de terceros. Lo cual fue acreditado con impresiones de las conversaciones obtenidas del celular de Vera.

Añadió que Bruno Pacheco no tendría arraigo domiciliario, debido a que consignó un domicilio en el distrito del Rímac, el cual no fue hallado por personal de la Dirección General de Inteligencia (DIGIMIN) que realizó la verificación domiciliaria.

Como parte de esta investigación la Fiscalía encontró 20 mil dólares en el baño privado de la oficina de Bruno Pacheco, dentro de Palacio de Gobierno, durante una diligencia realizada en la sede del Ejecutivo el pasado 19 de noviembre.

El exfuncionario indicó entonces que ese dinero es producto de sus ahorros y del sueldo que percibía como secretario general del Despacho Presidencial, monto que asciende a 25 000 soles.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Gobierno de Castillo estrecha alianzas con Venezuela nombrando a Librado Orozco como embajador en país llanero

Orozco Zapata fue embajador en El Salvador.

Published

on

Tras haber dejado sin efecto la designación de Richard Rojas García como embajador de Venezuela, debido a que el Poder Judicial dictara impedimento de salida del país por seis meses debido a las investigaciones que se le vienen realizando por el presunto delito de lavado de activos, ahora se ha optado por nombrar este martes al diplomático Librado Augusto Orozco Zapata.

De acuerdo a Resolución Suprema N° 167-2021-RE, publicada en el diario oficial El Peruano, Orozco Zapata cumplirá labores diplomáticas en el país llanero.

Según su hoja de vida, Orozco Zapata es embajador en el Servicio Diplomático del Perú. Cursó estudios de Letras y Derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú y es licenciado en Relaciones Internacionales por la Academia Diplomática del Perú. Cuenta con un postgraduado en Relaciones Internacionales en la Universidad de Oxford – Magdalen College, Inglaterra. Asimismo, fue embajador del Perú en la República de El Salvador desde el 01 de agosto del 2018. 

Por otro lado, En otras resoluciones, el Gobierno también nombró a Vitaliano Gaspar Gallardo Valencia como embajador extraordinario y plenipotenciario del Perú en Australia. Lo mismo se hizo con Hubert Wieland Conroy, quien cumplirá funciones en Polonia; Roberto Hernán Seminario Portocarrero en Japón; y Néstor Francisco Popolizio Bardales en República Checa.

Librado Orozco, nuevo embajador de Perú en Venezuela. Foto: Andina.

Richard Rojas, el embajador que no pudo ejercer funciones

Se recuerda que anteriormente el Gobierno de Pedro Castillo había nombrado a Richard Rojas como embajador de Perú en Venezuela, sin embargo, por investigaciones en su contra, no llegó a cumplir funciones fuera del país. El 12 de noviembre, la Fiscalía de Perú solicitó una ampliación del impedimento de salida del país que recae sobre el ex embajador peruano en Venezuela, Richard Rojas, investigado por un presunto blanqueo de capitales de su partido, el oficialista Perú Libre.

Con esta petición, la Fiscalía busca que la prohibición a Rojas aumente de seis a doce meses. Además, al ex embajador también se le considera sospechoso de participar en una organización criminal.

Ya el pasado 21 de octubre el juez Jhon Pillaca Valdez impuso un impedimento de salida a Rojas de seis meses de duración mientras que se le investigaba por el presunto delito económico de Perú Libre.

Ahora, la Fiscalía está fundamentando su pedido en que la presencia del ex embajador en suelo peruano es imprescindible para el avance de la investigación, pues se espera que sea capaz de reconocer una serie de documentos y otros enseres incautados durante el allanamiento.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Clínica Javier Prado se habría negado a atender a menor de edad atropellado porque no contaba con sus datos [VIDEO]

Tuvieron que llamar a la Policía para que recién atiendan al adolescente que permanecía inconsciente.

Published

on

Inhumano. Gracias a un video difundido por las redes sociales se pudo conocer una lamentable historia donde estaría involucrado el personal de la clínica Javier Prado, luego de negarse en un principio en auxiliar a un menor de 15 años que había sido atropellado en la avenida Petit Thouars, a la altura de San Isidro, perdiendo la consciencia a causa del choque.

Fueron los bomberos de la Bomba N°28 de Miraflores, junto a un paramédico de la unidad de rescate de la Municipalidad de San Isidro, quienes acudieron a atenderlo y derivarlo al centro de salud más cercano, dirigiéndose a la mencionada clínica, dándose con la terrible sorpresa, de acuerdo a la clínica, que se requería los datos del menor para activar el SOAT (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito), pero el adolescente, debido al impacto, permanecía inconsciente.

“El problema lo hemos tenido aquí en la clínica Javier Prado, al principio con la encargada de administración y después con el médico de guardia, el doctor Puicón, quien nos dijo que estaba estabilizado, pero lo teníamos que atender en otro lado”, indicó Luis Escude, paramédico de la unidad de rescate de la Municipalidad de San Isidro.

Asimismo, señaló que en el área de administración del lugar les pusieron trabas para que el joven accidentado pueda ser observado por los médicos.

“La encargada de administración nos dijo que no podía activar el SOAT porque el menor estaba inconsciente, entonces no le daba los datos, eso estando el SOAT Mapfre activo”.

Escude agregó que otro de los argumentos fue que en su zona de emergencias no contaban con un médico especialista para atender a la víctima.

“El mismo doctor Puicón salió a decir que su déficit neurológico estaba decayendo y que no tenía un neurólogo para atenderlo, que por eso teníamos que derivarlo a otro hospital”.

“Hemos estado desde que ha ingresado hasta que lo puedan atender por lo menos 40 minutos, con el apoyo de la Policía, ha tenido que venir el fiscal para que nos atiendan”.

El paramédico afirmó que esta no sería la primera vez que un hecho como este se presentaría en esta clínica, vulnerándose así la ley de emergencia.

Respuesta de la clínica Javier Prado

Según comunicado oficial emitido por la clínica Javier Prado, el menor fue atendido de forma inmediata forma inmediata desde su ingreso, cumpliendo los protocolos que establece la ley de atención de emergencia.

“Reafirmamos que el paciente ha sido atendido en todo momento. Sobre su identificación como asegurado por el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), la misma se realizó mientras procedía su atención”, señaló la institución.

El menor de edad se encuentra estable y con pronóstico favorable. Actualmente se encuentra hospitalizado y en observación.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Lisbeth Huamán, la amiga del ministro Hernando Cevallos y los chats calientes [VIDEO]

Continúan apareciendo más evidencias de cómo se obtienen los puestos de trabajo en el gobierno de Pedro Castillo. Lisbeth Huamán, “amiga” del ministro Hernando Cevallos, solicitó favores para sus allegados y entabló una comunicación ardiente con el titular del MINSA.

Published

on

La ex directora de la Oficina de Monitoreo, Evaluación e Impacto del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), Lisbeth Huamán, se encuentra vinculada en audios de presunta corrupción en el MTC. Por ello, fue separada del cargo el 23 de noviembre.

Ayer, en un reportaje difundido en el programa de Beto a Saber, se conoció que Lisbeth Huamán, mediante conversaciones por WhatsApp solicitó trabajo al expremier Guido Bellido y favores y recomendaciones al ministro de Salud, Hernando Cevallos.

¿Quién es Lisbeth Huamán?

La exfuncionaria, postuló por Cusco en las elecciones congresales por el Partido Nacionalista sin lograr una curul. Es licenciada en educación en la especialidad de filosofía, psicología y ciencias sociales por la Universidad Nacional San Antonio Abad de Cusco. Dentro de su experiencia laboral, se conoce que fue jefe de proyectos en la Municipalidad de San Jeronimo.

Le pide trabajo al congresista Guido Bellido

En los de los chats enviado por Lisbeth Huamán a Guido Bellido se lee: “Hola Guido, buenos días. Guidito necesito trabajar, en serio tengo deudas que pagar por favor, quería hablar contigo, tengo un primo en Vivienda que es ingeniero civil, tiene 3 hijos”.

En otro mensaje también se lee: “Guiducha, necesito chamba, tengo que pagar el banco, están que me jode. Me pasas la voz si hay algo”.

Los chat con el ministro Hernando Cevallos

Luego, el 03 de noviembre a las 8:16 pm Lisbeth Huamán le envía el contacto del ministro Hernando Cevallos a su amiga Yura. Junto al contacto Lisbeth escribe: “Amor, llámala para que la entrevistes, es un buen cuadro técnico, y esta limpia, no tiene rabo de paja”. Minutos después, el ministro Cevallos responde diciendo que llamará.

Gracias a la intervención de Lisbeth Huamán, su amiga Yura Toledo consigue una reunión en el MINSA. Grandes privilegios que la amiga del ministro logra gracias a su gran “amistad”.

Los chats calientes con el ministro de Salud Hernando Cevallos

La gran confianza y la atención de los favores entre Lisbeth Huamán y Hernando Cevallos se logra entender en las conversaciones que fueron revelados en el reportaje de Beto a Saber. En los chats que incluyen imágenes intimas, claramente el tono de la conversación pasa al terreno apasionado y carnal.

Entre la conversación de Lisbeth Huamán y el ministro Cevallos del 16 de septiembre se lee:

Lisbeth Huamán: Que sobrado que estas camarada, jajaja

Hernando Cevallos: Hola hermosa, sigo trabajando.

Lisbeth Huamán: Estamos igual. Pero estás bien, con eso basta corazón. Se me vino a la mente tus caricias, jajaja.

Hernando Cevallos: Mmmmm (imagen de tulipán)

Lisbeth Huamán: Exacto, en especial ahí, jajaja

Hernando Cevallos: Quiero verte, aunque sea una imagen.

La conversación se enciende y Lisbeth Huamán comienza a enviar fotos intimas. Junto a una foto recién enviada le pone: “Esta mañana me bañé, jajaja”.

Pero Huamán continúa alimentando la imaginación del ministro Hernando Cevallos. Ahora le pide que el ministro también mande una fotito. “Y tú muéstrame un dedo, jajaja. No tengas temor, escribe lo que piensas. Por favor, jajaja”.

Aquí el reportaje completo.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

El adiós del partido de la estrella

JNE ratifica cancelación de su inscripción como partido al no alcanzar valla electoral.

Published

on

La Alianza Popular Revolucionaria Americana, mejor conocida por sus siglas APRA, viene pasando por uno de sus peores momentos desde su creación en 1924 en México, ya que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ha ratificado su cancelación tras no haber alcanzado los votos ni la presencia necesaria en el Congreso de la República para mantener su inscripción.

La ‘Casa del Pueblo’ ahora luce como una casa fantasma en la avenida Alfonso Ugarte. Foto: diario Extra.

A través de la Resolución 0911-2021-JNE, la misma que confirma la Resolución 633-2021-DNROP/JNE, que declaró infundado el recurso de reconsideración interpuesto contra la cancelación de oficio de dicho partido, el ente electoral le cierra las puertas a uno de los partidos políticos más antiguos del país. La disposición fue publicada este último domingo en el Diario Oficial “El Peruano”.

El recurso de apelación fue interpuesto por José Germán Pimentel Aliaga, personero legal titular del Partido Aprista Peruano, en contra de la Resolución 633-2021-DNROP/JNE, del 14 de octubre de 2021.

Cabe recordar que tras el último proceso electoral, el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) canceló en setiembre pasado la inscripción de 14 partidos políticos que no cumplieron los requisitos para mantener su vigencia, es decir, no alcanzaron el 5% de los votos válidos a nivel nacional ni consiguieron al menos cinco representantes en el Congreso en las elecciones generales de abril último.

Víctor Raúl Haya de la Torre, líder histórico y fundador del APRA, junto a melenudo Alan García. Los militantes apristas de la actualidad no les hacen ni sombra. Foto: archivo diario La República.

Además del APRA se canceló la inscripción de: Democracia Directa; Frente Amplio por Justicia, Vida y Libertad; Frente Popular Agrícola FIA del Perú; Partido Nacionalista Peruano; Contigo; Partido Popular Cristiano; Perú Patria Segura; Renacimiento Unido Nacional; Unión por el Perú y Victoria Nacional.

Asimismo, de Perú Nación, Todos por el Perú y Vamos Perú por no participar en una elección de alcance nacional, como lo exige el artículo 13, literal e), de la Ley de Organizaciones Políticas.

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Atención consumidor: Indecopi ordena el retiro de tres productos que habrían superado el límite de grasas trans artificiales

Se trata de los bimboletes marmoleados (Bimbo), el panetón Bell’s, y el Cheese tris de la marca Frito Lay.

Published

on

En el año 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que el consumo promedio de las denominadas grasas trans artificiales sea en promedio menor al 1% del aporte energético alimentario diario. En la actualidad, muchos productos ofrecidos al mercado, como los snacks o panqueques y sus semejantes, contienen un pequeño porcentaje de grasas trans, perjudiciales para salud del consumidor final.

De acuerdo a la OMS, la cantidad de calorías recomendadas al día está entre las 2.000 y las 2.500 pero la cantidad máxima recomendada de calorías procedentes de la grasa trans no debe de ser más de 20 a 25 calorías al día. Como cada gramo de grasa aporta 9 calorías, la ingesta total de grasa trans no debe de ser más de 2,5-3 gramos al día.

Es debido a ello que la Comisión de Protección al Consumidor N° 3 del Indecopi (CC3) ha impuesto una medida cautelar, ordenando el cese y comercialización de los productos Bimboletes marmoleado de la marca Bimbo, Panetón con pasas y frutas confitadas, de la marca Bell’s; y Cheese Tris de la marca Frito Lay que contendrían grasas trans en una cantidad superior a la establecida por la normativa vigente como es el Decreto Supremo 033-2016-SA.

La decisión tomada con voto en mayoría ordenó a los proveedores Panificadora Bimbo del Perú Sociedad Anónima, Orindale Properties Perú S.A.C., Supermercados Peruanos S.A. y Snacks América Latina S.R.L., comunicar los productos observados a todos sus distribuidores y/o comercializadores, incluyendo a quienes realizan ventas online.

Asimismo, la resolución exige que, en el plazo de siete días hábiles, los cuatro proveedores publiquen, mediante su página web y redes sociales, de tenerlas, la orden contenida en la medida cautelar, para que todos los consumidores puedan conocer el mandato.

También se ordena a las empresas que, en un plazo máximo de treinta (30) días hábiles, contados a partir del día siguiente de notificada la resolución, cumplan con retirar todas las unidades del producto observado que han sido colocadas en el mercado a través de sus diferentes canales de distribución y/o comercialización. 

Las empresas cuentan con un plazo máximo e improrrogable de cinco (5) días hábiles, contados a partir del vencimiento de todos los plazos otorgados, para remitir a la Comisión los medios de prueba que acrediten el cumplimiento de lo ordenado. 

Como se sabe, según lo dispuesto en el artículo 6 del D.S. 033-2016-SA, para el caso de los productos que contengan grasas trans de origen tecnológico diferente de la hidrogenación parcial, la Autoridad de Salud únicamente otorgará la autorización correspondiente, a los productos que no superen el límite de contenido de grasas trans: 2g de ácidos grasos trans por 100 g o 100 ml de materia grasa de manera excepcional, a fin de que permita gradualmente su eliminación conforme al avance tecnológico.

¿De dónde provienen las grasas trans?

Las fuentes de los ácidos grasos trans son dos: natural y artificial o industrial. La fuente natural proviene de los animales rumiantes, como la vaca, la oveja o la cabra. Las bacterias del rumen de estos animales realizan una hidrogenación parcial de una parte de los ácidos grasos oleico (monoinsaturado), linoleico y linolénico (poliinsaturados) que se encuentran en las hojas, tallos y raíces que comen, así como del contenido en los piensos. Estos ácidos grasos trans se absorben y se incorporan a los músculos y a la leche de los animales y por esta razón se encuentran, aunque en pequeña cantidad, en la carne de vaca, cordero y cabrito, así como en la leche entera. Aproximadamente un 5% del consumo total de ácidos grasos trans provendría del consumo de grasa de rumiantes (a través del consumo de productos como la mantequilla, crema, nata, leche entera, carne grasa, etc.).

La fuente industrial de ácidos grasos trans ocurre al hidrogenar parcialmente los aceites vegetales. El proceso consiste en añadir hidrógeno a presión en presencia de níquel, un metal que se utiliza como catalizador de la reacción. Si la hidrogenación es total se forma una grasa saturada, pero si la hidrogenación es parcial se produce una mezcla de ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados cis y trans. Los alimentos horneados como galletas, bollería industrial, alimentos precocinados, snacks y los fritos como patatas fritas, maíz, y otros aperitivos, junto con los helados, cremas y batidos son los alimentos que contienen grasas trans en mayor cantidad.

Una vez consumidos, los ácidos grasos trans se absorben por el aparato digestivo y pasan a la sangre. Se incorporan a la membrana de las células donde sustituyen a los fosfolípidos, que normalmente son las grasas que componen las membranas celulares y éstas pierden o disminuyen su flexibilidad y fluidez, por lo que otras moléculas, como las del colesterol, no pueden acoplarse a la membrana y quedan libres, aumentado los niveles de colesterol en sangre. Además, aumentan la formación de ésteres de colesterol que son causantes del desarrollo del proceso de aterogénesis.

Con información de un artículo elaborado por María Elisa Calle, profesora titular del área de Nutrición, Medicina Preventiva y Salud Pública y delegada del Decano para Nutrición Humana y Dietética Facultad de Medicina. Universidad Complutense (Madrid).

Comentarios
Continue Reading

Actualidad

Ciudadano venezolano ataca a policía en los exteriores de la embajada de Venezuela [VIDEO]

Agente policial lo intervino porque ciudadano extranjero obstaculizaba la vía con su vehículo.

Published

on

El principio de autoridad brilló por su ausencia. Un ciudadano venezolano, que responde al nombre de Luis Matos Molina, se agarró a puño limpio con un efectivo policial el pasado 1 de diciembre en los exteriores de la Embajada de Venezuela, ubicada en el Cercado de Lima.

Ese hecho ocurrió aproximadamente a las 6 de la tarde cuando el efectivo le solicitó al extranjero que despeje la vía ya que lo estaba obstaculizando con su motocicleta, a lo que el sujeto de nacionalidad venezolana reaccionó de manera agresiva, agrediendo al sub oficial César Chávez Aguilar quien venía cumpliendo su labor de resguardo de la sede diplomática.

Un video, que se viralizó inmediatamente por las redes sociales, muestra tanto al extranjero como al agente del orden, agarrándose a golpes ante la pasividad de los demás testigos, quienes arengaban a Matos Molina para que no se deje intervenir.

En las imágenes se muestra incluso a la acompañante del agresor, golpeando con el casco a efectivo policial, y a otros sujetos obstaculizando la detención de Matos Molina, quien posteriormente fue reducido y llevado a la carceleta de la comisaria de Santa Beatriz. Ahí deberá responder por los delitos de resistencia a la autoridad y agresión contra un miembro del orden, según lo estipula el artículo 368 del Código Penal.

Luis Matos Molina, el ciudadano venezolano que atacó al sub oficial Chávez el pasado 1 de diciembre. Foto: captura Exitosa.

“Delicuentes extranjeros están amparados por la justicia”, sostiene el general (R) Pérez Rocha

Ante ese condenable acto de desacato a la autoridad, el general en retiro PNP Eduardo Pérez Rocha, se pronunció sobre el ataque furibundo del sujeto venezolano en contra de un efectivo policial.

En diálogo con Exitosa, Pérez Rocha aseguró que el ciudadano venezolano no puede ser privado de su libertad ni expulsado del país ya que Perú no tiene frontera con Venezuela. Además, aseguró que estos hampones están “amparados” por la justicia peruana porque no existe rigidez en las penas.

Al extranjero no se le va a sancionar con la privación de la libertad. Tampoco se le puede expulsar porque el Perú no tiene frontera con Venezuela […] Por eso es que estos delincuentes siguen cometiendo sus fechorías y están amparados porque no existe una rigidez en el aspecto penal, y no va a pasar nada”, manifestó en el programa Exitosa te escucha.

Por otro lado, rechazó los ataques contra el policía y agregó que este tuvo la oportunidad de detener al extranjero, sin embargo, no lo hizo por falta de personal policial. Esto, según Eduardo Pérez Rocha, está relacionado por la falta de capacitación en este tipo de circunstancias.

“El policía, sin necesidad de orden judicial ni presencia del Ministerio Público, en flagrancia, tiene la facultad de detener. Pero para detener debe tener capacitación y apoyo. Este policía ha estado solo, y con este venezolano que ha estado con otro acompañante”, sostuvo el general en retiro.

Comentarios
Continue Reading
Advertisement

LIMA GRIS TV

PUBLICIDAD

LIMA GRIS RADIO

PRNEWS

PARTNER

CONTACTO

Síguenos en Twitter


LIMA GRIS RADIO

Trending